¿A qué edad juegan solos los niños?

¡Mi hijo no sabe jugar solo!

¿A qué edad juegan solos los niños?

Mi hijo no sabe jugar solo, suele ser una de las muchas frases que oímos decir a las madres, entre las que yo misma me cuento.

Este es un post dedicado a todas ellas y a todos los padres que también están ahí. Un post que tiene como objetivo ver porqué nuestros hijos no saben jugar solos y por qué es necesario que aprendan a hacerlo.

 Te invito a seguir leyendo para aprender todo esto y algo más.

Mi hijo no sabe jugar solo ¿Por qué? ¿Edad o costumbre?

En muchas ocasiones cuando hablo con otras mamás, uno de los temas que suele repetirse en nuestras conversaciones es sobre el modo de jugar que tienen nuestros hijos. Normalmente nos solemos quejar que no saben jugar solos y que nos reclaman por y para todo.

Claro, es normal que ante esta situación nos preguntemos si es que no son capaces de jugar solos por edad o porque son muy dependientes o bien … por lo que sea.

La edad es un factor determinante

Los niños muy pequeños todavía no saben jugar solos, es normal. Cierto que pueden estar breves momentos entretenidos mirando algunos juguetes que tienen a su alrededor.

Tocando, observando, explorando … pero aún no han aprendido a jugar propiamente. Además no es recomendable dejarles largos ratos sin supervisión.

Los padres o cuidadores debemos estar cerca para evitar que puedan lastimarse.

Sin embargo, a partir de los dos años ya pueden empezar a jugar solos sin que un adulto intervenga e interaccione con ellos todo el tiempo.

Niños dependientes

Algunos niños quieren que siempre estemos con ellos, todo el tiempo, jugando con sus muñecas, haciendo puzzles, leyéndoles un libro o haciendo castillos de arena. Es normal que quieran hacerlo, porque nosotros somos su mejor juguete y fuente de estímulo durante sus primeros años.

Sin embargo también es cierto que cuando nuestro hijo nos reclame todo el tiempo para jugar, ya sea en casa o en el parque, debemos saber que es bueno le dejemos jugar solo. Aunque al principio nos cueste un poco a todos. De este modo evitaremos que se vuelva dependiente del adulto a la vez que fomentamos su autonomía.

Jugar solo es necesario y beneficioso para los niños

El juego individual o en solitario, al contrario de lo que muchas mamás y papás piensan, no es malo, es más, los niños a partir de los 2 añitos ya saben perfectamente distraerse solos jugando con sus cosas.

Es muy importante que jueguen de vez en cuando solos para su desarrollo cognitivo y emocional. Al jugar solo, sin la intervención constante de un adulto, permitimos a nuestro hijo explorar el mundo que le rodea. De este modo aprende otros modos diferentes de jugar y de relacionarse con sus cosas y entorno. 

Jugando solos, nuestros hijos aprenden a tomar decisiones por ellos mismos y si se equivocan nadie les dice nada como por ejemplo «cariño, así no», «de este modo no vas a poder», o frases por el estilo, es posible que te reconozcas ¿verdad?

Recordemos que también es importante que vayan jugando solos para desenvolverse en el terreno del juego simbólico. Este empieza sobre los 2 años, cuando ves a tu hijo, por ejemplo, cogiendo su muñeco, acostándole en una cunita y hablándole. Esto es juego simbólico espontáneo.

Jugando solos, nuestros hijos pueden hacer y decir cosas que quizás delante de un adulto no harían porqué están prohibidas o porqué se sienten un poco avergonzados, como por ejemplo decir alguna palabrota o poner caras interesantes. 

Qué significa dejar jugar solo a un niño

Dejar jugar solo a nuestro hijo no significa que le dejemos solo en una habitación, sin ningún tipo de supervisión. Ni tampoco que vayamos a un parque infantil y nos sentemos en un banco tres o cuatro metros más lejos.

No, no hablo de este tipo de juego a solas. Esto no favorece para nada lo que estamos intentando.

Hablo de estar juntos, cada cual realizando sus propias tareas y estando disponible cuando nuestros pequeños nos reclamen para resolver alguna dificultad.

Evitar que se sienta abandonado

Si lo que queremos es que nuestro hijo aprenda a jugar solo lo que deberíamos evitar es dejarle en una habitación a solas, donde lo que probablemente sentirá es abandono y desinterés por nuestra parte hacia él-

Si lo que pretendemos es que nuestro pequeño de dos o tres años vaya cogiendo el hábito de jugar él solito, porque así lo necesitamos todos, debemos empezar poco a poco.

Primero jugaremos juntos, para ir dejando pequeños espacios en los que sólo jugará él o ella, nosotros permaneceremos a su lado pero sin intervenir de ninguna manera.

Cuando hayamos conseguido que nuestro hijo vaya jugando solo, ya sea haciendo construcciones con bloques, plastilina, mirando cuentos, pintando o lo que quiera hacer en ese momento. Nosotros podremos hacer una actividad distinta, ya sea responder un correo electrónico, planchar, leer o lo que deseemos hacer. 

Es importante saber que a esta edad, dos o tres años, es normal que nuestros pequeños nos vayan reclamando. Que quieran que estemos por ellos. Tampoco hay nada de malo en atenderles siempre que nos lo pidan, aunque sea para decirles «ahora no puedo cariño, te ayudo cuando termine». 

La clave: no abusar

Poco a poco, veremos como nuestro pequeño va cogiendo el hábito y podrá jugar individualmente sin nuestra ayuda. Pero cuidado, jugar en solitario es beneficioso para su desarrollo pero no abusemos de ello. Dejar que siempre estén jugando solos también les priva de nuestra atención y participación en su mundo emocional.

Para ellos y para nosotros es fundamental encontrar el equilibrio entre juego en solitario y juego compartido. El tiempo de juego en común proporciona también una gran cantidad de ventajas que no deberíamos menospreciar. Aprende más sobre este tema en el siguiente post: Aprender a jugar solos, sin instrucciones de papá o mamá.

Si este post te ha parecido interesante te invito a compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás interesados en estos temas.

Pero antes de irte permíteme que te deje mis últimas 10 entradas en la sección de Escuela de Padres. Quizás alguno llame tu atención y decidas quedarte un poco más conmigo.

Si es así, te agradezco el tiempo y la confianza depositadas en mi.

Источник: https://www.mamapsicologainfantil.com/mi-hijo-no-sabe-jugar-solo/

5 tips para que tu hijo aprenda a jugar solo

¿A qué edad juegan solos los niños?

¿Te sorprende que tu hijo no juegue solo? Uno de los problemas que más le preocupa a los padres es que los niños de hoy en día no saben jugar solos. Necesitan a algún adulto para que juegue con ellos o por lo menos para que esté presente.

Los padres no sabemos cuál es la razón. Puede ser porque son muy dependientes de nosotros o porque simplemente no saben jugar solos. Aprender a jugar solos es importante para todos los niños

Algunos de nuestros hijos solo quieren que juguemos siempre con ellos aunque tengan otros hermanos de edades parecidas. Siempre quieren que estemos presentes. Incluso cuando están en el parque o la playa donde hay otros niños para jugar.

Jugar con los padres es beneficioso y normalmente un estímulo para su creatividad. Pero también tienen que aprender a jugar solos y a desarrollar su propio mundo interior.

Aprender a jugar solos

Los padres tenemos que saber que los niños también necesitan jugar solos. El juego en solitario es necesario para el desarrollo cognitivo y emocional de los niños. A partir de los dos años ya pueden empezar a jugar perfectamente sin ayuda de un adulto.

Si los niños no juegan solos, no aprenderán a explorar el mundo ni a relacionarse con otros niños y con su entorno. Es una de las formas en la que los niños aprenden a tomar decisiones por sí mismos.

Crear su propio espacio personal

Además gracias al juego individual, los niños van creando su propio espacio personal. Un lugar propio donde pueden hablar o jugar sin que esté delante un adulto. Si los niños encuentran alguna dificultad pueden consultarnos. Pero en este tipo de juego tenemos que dejar que los niños jueguen solos.

Adquirir el hábito de jugar solo

Lo más importante es que empiece poco a poco. Primero podemos intentar jugar juntos y en algún momento dejar que juegue solo el niño.

Para este entrenamiento podemos jugar con ellos a hacer construcciones o puzzles. En algún momento tenemos que decirle que siga él solo porque nosotros tenemos que hacer alguna actividad.

Puede ser responder una llamada de teléfono o un correo electrónico, por ejemplo. Una actividad que dure pocos minutos.

Lo que no es buena idea es empezar dejándole jugar solo más de cinco minutos. Seguro que se agobiará y se sentirá abandonado. Con paciencia y tiempo, lograremos que poco a poco vayan cogiendo ese hábito.

Si no aprenden a jugar solos

Los niños de 2 o 3 años solo quieren estar con nosotros. Para muchos padres a veces se convierte en una situación agobiante porque no pueden hacer nada más. Por su bien y por el nuestro propio, tenemos que intentar que vayan cogiendo el hábito de jugar solos. Aprenderán a divertirse, a no aburrirse siempre que estemos haciendo una tarea y a disfrutar de su autonomía.

Poco a poco, veremos cómo nuestro pequeño va cogiendo el gusto a jugar individualmente. Y nos sorprenderá lo rápido que lo hará sin nuestra ayuda. Todo un mundo creativo se despliega para nuestros hijos.

Equilibrio en el juego

Pero cuidado, jugar en solitario es beneficioso para su desarrollo si se trata de un rato. Dejar que siempre estén jugando solos también les priva de nuestra atención y participación en su mundo emocional. Hay que buscar un equilibro entre el juego individual y el que disfrutan con otras personas ya sean padres, abuelos o hermanos y  amigos de su edad.

Los niños tienen que disfrutar de todos los tipos de juego. No es bueno que nunca jueguen en solitario pero tampoco que lo hagan siempre de forma individual.

Y mucho menos si se trata de juegos electrónicos con el ordenador, la consola o la tablet.

Los niños no pueden estar todo el día jugando con dispositivos electrónicos en solitario porque les puede crear dependencia cuando van creciendo.

Ponles desde pequeños un horario para el juego con dispositivos electrónicos y no lo utilicen como niñera para que estén entretenidos. A la larga les puede crear más problemas que beneficios.

Para los niños y para nosotros es fundamental encontrar el equilibrio entre juego en solitario y juego con otras personas. Intentad que los niños adquieran el hábito de jugar solos cuando son pequeños pero no permitáis que abandonen el juego con otras personas.

Источник: https://eresmama.com/5-tips-para-que-tu-hijo-aprenda-a-jugar-solo/

Juguetes inteligentes para cada edad

¿A qué edad juegan solos los niños?

  • Tamaño de texto más grande

Si alguna vez se ha maravillado de la cara de concentración que pone un niño al tratar de encajar un bloque en un agujero cuadrado o al atajar una pelota en el aire, usted entiende que jugar no es sólo una diversión. Es un trabajo serio — y los juguetes son las herramientas del empleo.

Pero cuando se trata de juguetes que entretienen y educan al mismo tiempo, no todos son iguales. A continuación encontrará información, por edades, sobre cómo los niños juegan y sobre los juguetes que no sólo entretienen sino que también ayudan a que los niños entiendan el mundo que los rodea, aprendan aptitudes sociales y emocionales, y estimulen y desarrollen el cerebro.

Bebés: Cómo juegan

El juego durante el primer año de vida se limita a la exploración. Los bebés utilizan los cinco sentidos para comprender el nuevo e interesante mundo que los rodea: ¿El objeto es blando o duro? ¿Pegajoso o áspero? ¿Qué pasa si lo dejo caer? ¿O si me lo pongo en la boca? La mayor parte del juego consiste en «saborear» o poner el objeto en la boca, agitarlo, golpearlo o dejarlo caer.

Cuando el bebé desarrolla nuevas aptitudes motoras, el juego es más coordinado y complejo. Por ejemplo, a los aproximadamente 4 meses de edad, los bebés comienzan a tratar de agarrar objetos, como por ejemplo un sonajero. A los 6 o 7 meses, ese sonajero puede pasar de una mano a la otra.

Y a alrededor de los 9 meses, comienzan a desarrollar una prensión de pinza que capacita a los bebés para recoger objetos pequeños, como bloques u otros juguetes pequeños adecuados para su edad.

Durante esta época, el juego es por lo general una actividad solitaria, pero el juego con otros bebés, y la imitación de actividades, es común al final del primer año de vida.

A medida que su bebé crece, la interacción con otros bebés se torna muy importante. Pero la verdad es que usted es el «amiguito» preferido de su bebé.

Seguramente haya visto que al hacer bailar una marioneta frente a la cara del bebé, la reacción de éste ha sido arrebatarla de sus manos para llevársela a la boca.

O probablemente alguna vez haya gritado de alegría cuando usted se inclina hacia él y le dice: «¡Te voy a agarrar!»

Estas interacciones ayudan al bebé a aprender el idioma, las relaciones sociales y las causas-efectos. Una vez que los bebés comienzan a comprender la manera en la que las cosas se relacionan unas con otras dentro del entorno y saben qué sabor, olor y sonido tienen, y cómo se sienten al tacto, están listos para pasar a la siguiente etapa de desarrollo: entender cómo funcionan.

Juguetes inteligentes para bebés

  • Móviles musicales sobre la cuna del bebé. Los objetos en movimiento que se colocan sobre la cuna del bebé estimulan la vista y desarrollan la capacidad de atención del niño.
  • Espejos. Al comienzo, el bebé estará fascinado por el cambio de expresiones de su cara al mirarse en un espejo. Con el paso del tiempo, su bebé se dará cuenta que el niño que babea y sonríe en el espejo es realmente un reflejo de sí mismo. Una vez que esto sucede, los bebés tienen más conciencia de sí mismos, lo cual impulsa más descubrimientos sobre sí mismos, a medida que aprenden sobre las partes de su cuerpo y dónde están.
  • Cono de aros. Este juguete clásico consiste de un cono donde se apilan aros de diferentes tamaños y colores. Al principio, los bebés simplemente disfrutan agarrando y mordiendo los aros. Más adelante, los usan para practicar aptitudes motoras finas, tratando de colocar los aros en el cono. Son útiles para los niños pequeños que ya caminan porque con ellos aprenden los colores y los números, cuando usted los cuenta en voz alta al apilarlos en el cono.
  • Juguetes para arrastrar y empujar. Estos juguetes son aptos para practicar el equilibrio y el desarrollo de los músculos gruesos que permitirán a su pequeño caminar. Cuanta más actividad haga su bebé empujando y arrastrando, más desarrollará los músculos necesarios para correr y trepar. Más tarde, alrededor de los dos años de edad, los niños los usarán para controlar la velocidad que han adquirido.

Niños de 1 a 3 años: cómo juegan

Si piensa en su bebé como un pequeño científico, utilizando los cinco sentidos para comprender el mundo que lo rodea, su niño de entre 1 y 3 años es verdaderamente un ingeniero tratando de entender cómo tomar estos objetos y hacerlos funcionar. Y esto sucede no solamente como consecuencia de un cerebro más curioso sino también gracias a aptitudes motoras finas más desarrolladas y a músculos más fuertes.

Los niños entre 1 y 3 años son más conscientes de la función de los objetos. Por lo tanto, es más probable que apilen bloques, balbuceen en un teléfono de juguete o usen un vaso para niños más grandes. Además, comienza el concepto de jugar a que se es otra persona. Es posible que a la noche su pequeño se lleve un muñeco a la cama o que diga «chucu-chu» mientras tira de un tren de juguete.

Este tipo de juego sienta las bases para el juego que hará durante la época preescolar. Usar el temporizador del horno de una cocina de juguete o hacer sonar la sirena de un camión de bomberos de juguete, significa que su hijo tiene un mayor entendimiento ya que ahora comprende que cada elemento tiene una función diferente.

Durante esta época, su niño también comenzará a diferenciar los colores y las formas — por lo tanto, elija juguetes que tengan colores vivos, brillantes y atractivos para las pequeñas manos del niño.

A los dos años de edad, la mayoría de los niños pueden patear una pelota, dibujar garabatos con un crayón y armar una torre de cuatro o más bloques de altura.

A los tres años, pueden hacer rompecabezas simples y pedalear un triciclo.

Espere ver mucha repetición, ya que esa es la manera en la que los más pequeños dominan las nuevas aptitudes y aprenden a controlar el mundo que los rodea.

Juguetes inteligentes para niños pequeños que ya caminan

  • Pelotas. Toda actividad que se realiza con una pelota, hacerla rebotar, rodar, atajar o arrojar, estimula las aptitudes motoras gruesas, la coordinación entre la vista y las manos, y la destreza.
  • Juguetes para separar por formas. Los rompecabezas, los vasos o bloques que encajan unos con otros y los recipientes con agujeros por donde se meten bloques de diferentes tamaños, ayudan al desarrollo de la coordinación entra la vista y las manos y de las aptitudes para resolver problemas.
  • Juguetes mecánicos. Los juguetes o las cajas que se abren automáticamente, o que contienen botones o palancas, ayudan a mejorar las aptitudes motoras finas y la solución de problemas, y enseñan sobre la relación entre la causa y los efectos.
  • Juguetes para juegos de roles. Las cocinas de juguete, los equipos de médico y los palos de golf ayudan a los niños a comprender la manera en la que funciona el mundo, imitando lo que usted y otros adultos hacen. Las muñecas y los animales de peluche permiten pretender ser otra persona u objeto (un té para osos, ¿quizás?) y ayudan al desarrollo social y emocional enseñándoles a los niños a expresar sus emociones y a cuidar a la persona u objeto que quieren.

Niños en edad preescolar: cómo juegan

Los bebés analizan los objetos mediante el uso de los cinco sentidos. Los niños pequeños que ya caminan (entre 1 y 3 años) comienzan a entender cómo funcionan.

Ahora, como niños en edad preescolar, utilizan estos juguetes y otros objetos para lo que han sido diseñados, pero les adjudicarán muchas otras posibilidades: Una manta que se coloca sobre una mesa ratona se convierte en un escondite secreto.

La arcilla se puede utilizar para hacer pizza y usted tendrá que «probarla».

Para el niño en edad preescolar, el mundo se convierte en un lugar mágico sin límites — y ellos son los amos y señores de todo. No es poco común que los niños de esta edad piensen que tienen poderes mágicos, que luchan contra «monstruos», y que logran vencerlos. También es posible que crean que pueden convertirse en princesas, hadas u otras criaturas fantasiosas.

Por lo general, los niños en edad preescolar lo llevarán a un mundo de fantasía donde usted tendrá que cumplir algún rol. Es también durante esta época que los amigos imaginarios suelen «aparecer». Este tipo de juego de fantasía es crucial en el desarrollo de los niños dado que los ayuda a confrontar sus miedos, ansiedades, esperanzas y sueños.

A medida que el niño en edad preescolar aprende nuevas destrezas, le dirá continuamente «mamá, papá, ¡miren!» y buscará su aprobación y apoyo por sus nuevos logros. El deseo de comunicarse con otros se extiende a los amigos, a medida que los niños en edad preescolar comienzan a aprender las concesiones mutuas que se deben realizar al jugar de manera cooperativa.

El juego donde se pretende ser otra persona se torna más elaborado. Los niños perciben el mundo de una manera más avanzada. Por lo tanto, no se sorprenda de que el niño sepa exactamente cómo hacer funcionar los dispositivos electrónicos o los juguetes eléctricos (como un automóvil controlado por radio o un videojuego).

El juego en sí mismo se torna más físico. ¿Por qué caminar cuando se puede saltar?

Juguetes inteligentes para niños en edad preescolar

  • Trabajos artísticos y manualidades. A medida que las aptitudes motoras mejoran, las actividades como sostener un crayón, hacer un dibujo de los miembros de la familia y usar tijeras seguras para cortar y pegar, aumentan la coordinación, alientan la creatividad y fomentan la autoestima.
  • Bloques y elementos para construir. Construir una torre (y saber qué hacer para que no se caiga) estimula las aptitudes de solución de problemas y la coordinación entre la vista y las manos. Los niños en edad preescolar usarán su imaginación para construir edificios, vehículos y animales a partir de elementos simples de construcción.
  • Rompecabezas. Los rompecabezas ayudan a aumentar la coordinación y la destreza, y a comprender las relaciones espaciales (dónde se encuentran los objetos en relación con otros) y el pensamiento lógico.

Los niños mayores: cómo juegan

Los niños de la escuela primaria tienen un talento que nunca antes habían tenido. Comprenden el mundo que los rodea y ahora están en camino hacia el dominio de aptitudes que en el pasado los desafiaban, como por ejemplo atajar una pelota o hacerle una trenza a una amiga.

Este es el momento donde el talento y los intereses comienzan a mostrarse —un niño de 4 años que disfrutaba de que le leyeran ahora ama la lectura; un niño de 5 años que se interesaba por la música ahora desea tocar el piano.

La capacidad física, como las aptitudes motoras finas y gruesas, comienzan a perfeccionarse. Los niños aprenden a andar en bicicleta y en patinetas. Las manualidades y los trabajos artísticos son más intrincados. Los niños suelen pasar horas tejiendo brazaletes o dibujando tiras cómicas.

La relación entre amigos tiene más importancia, y es posible que su hijo esté más interesado en jugar con sus compañeros que con usted. Pero recuerde que aún cuando el niño madura, usted es el compañero de juegos más importante —por lo tanto, trate de encontrar tiempo para jugar con el niño uno a uno. Las noches para jugar en familia es una de las maneras de pasar tiempo juntos.

Y ahora es el momento de intentar aventuras que los niños antes no podían hacer, como andar en bicicleta todo terreno, pero que ahora con su supervisión pueden.

Juguetes inteligentes para niños mayores

  • Saltar la soga. Al saltar la soga con amigos, los niños aprenden a turnarse y a llevarse bien con los compañeros. Todos esos saltos, y la coordinación necesaria, alientan el desarrollo motor grueso y las aptitudes para resolver problemas.
  • Cartas y juegos de mesa. Los juegos de cartas como «war» (guerra) o «crazy eights» (los ochos locos), o los juegos de mesa como las damas o el ajedrez les enseñan a los niños sobre estrategia, turnos y justicia. Anime a los niños a cooperar y ayúdelos a aprender a controlar las emociones que surgen de ganar o de perder.
  • Instrumentos musicales. Aprender a tocar el piano, el violín, la guitarra o cualquier otro instrumento mejora la capacidad para prestar atención y las aptitudes motoras finas.
  • Juguetes de ciencia. Los juegos de química, los binoculares, los telescopios u otros juegos que promueven el descubrimiento y la solución de problemas, ayudan a mejorar la capacidad en matemáticas y ciencia, y desarrollan la imaginación.

El juguete perfecto: usted

Un bebé que fija la mirada en un móvil que se coloca sobre la cuna; un niño de menos de 3 años que apila bloques; un niño en edad preescolar que pinta con acuarelas — son todas actividades que se pueden hacer de manera independiente.

Pero no subestime su papel. Después de todo, es usted el que colocó el móvil, lo encendió y alentó al bebé a seguirlo. Es usted el que primero enseñó al bebé a apilar los bloques. Y cuando se sienta a su lado mientras éste pinta, colorea o lee una historia, usted le está dando la atención que necesita para fortalecer su autoestima y sentirse querido y seguro.

Los juguetes son las herramientas que ayudan a que los niños se desarrollen, pero los padres son los que alimentan este crecimiento.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD

Fecha de revisión: junio de 2018

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/smart-toys-esp.html

El juego es aprendizaje: cómo juegan los niños según su edad

¿A qué edad juegan solos los niños?

El juego es la gasolina para el cerebro de los niños y niñas. Necesitan jugar para poder desarrollarse íntegramente como seres humanos.

Dice Tania García, experta en educación respetuosa y asesora familiar, que solemos preocuparnos por la alimentación, la higiene y la educación escolar de nuestros hijos, pero «nos olvidamos de que lo que realmente ellos necesitan en todas sus etapas de desarrollo, es jugar».

Pero, ¿cuál es el papel del juego en el desarrollo de nuestros hijos? ¿Cómo debe ser? ¿Cómo evoluciona la forma de jugar a medida que crecen los niños?

Los valores del juego

Asegura la fundadora de Edurespeta que cuanto más jueguen los niños libremente, mejor será su desarrollo físico, mental y, por tanto, emocional.

«Con estas áreas bien adquiridas, serán capaces de lograr absolutamente todo lo que se propongan y deseen».

Mediante el juego, los niños aprenden a comunicarse, socializar, empatizar, a quererse, a mejorar la seguridad en sí mismos, a entenderse y entender a los demás, a respetar y ser respetados.

Entre sus beneficios más claros:

Es tal su importancia que está recomocido como un derecho fundamentel de los niños, reconocido en la Convención sobre los Derechos del Niño, con la misma importancia que la educación o la salud.

El juego, explica Tania García, «es la herramienta más maravillosa que tienen los niños y que tenemos para ayudarles en su crecimiento».

Por esa razón, asegura que «el cuidado que proporcionamos a nuestros hijos debe incluir tiempo para jugar (a pesar del ritmo trepidante que llevamos hoy en día)».

Pero el juego evoluciona y cambia en función de cada etapa evolutiva de los niños y niñas. El psicólogo Jean Piaget fue el primero en investigar sobre estas etapas y en darlas nombre.

Advierte la experta en educación que las edades recomendadas son orientativas y no pueden tomarse al pie de la letra, porque «no todos los niños viven las mismas experiencias con los mismos años y todo es absolutamente natural y respetable». Y añade que:

«Para respetar verdaderamente a nuestros hijos e hijas, no debemos guiarnos por estadísticas o pautas cerradas. Cada niño es un mundo y tienen todo el derecho a pasar por etapas antes o después, o ni siquiera pasarlas. Lo importante es saber estar en cada momento, tratando a los niños como necesitan emocionalmente, con respeto, amabilidad, amor y empatía».

Y partiendo de esta premisa, Tania nos explica los diferentes tipos de juego.

Juego Funcional

Es el tipo de juego que predomina de los cero a los dos años.

Basado en su totalidad en el área sensoriomotriz, consiste en repetir acciones que les causan bienestar. Estas repeticiones las realizan con su propio cuerpo, con un objeto o con otras personas.

Puede ser: meterse las manos a la boca, morder, mover los brazos, realizar sonidos…

Este juego suele ser en paralelo, es decir, los niños juegan solos o con una persona o personas adultas, pero todavía no juegan a la vez al mismo juego con otros niños. A esta edad, la mayoría realiza sus propios juegos.

Juego simbólico

De los 2 a los 7 años.

Basado en el área preoperacional, es decir, esa época en la que los niños y niñas todavía no tienen un pensamiento lógico. Es el más conocido de la infancia. Se trata de realizar acciones o representar personajes que no suelen estar presentes en ese momento.

Puede ser: hacer de doctora, de policía, de profesor, de banquera, de electricista, escenificar que están en el mercado, en una tienda de ropa, en un garaje…

Juego de reglas

De los 7 a los 12 años.

Basado en el área de las operaciones concretas, donde la lógica empieza a tener sentido para los niños. Se trata de realizar un juego siguiendo sus reglas.

Puede jugarse en solitario (un solo niño sigue unas reglas y realiza un juego sin otros jugadores) o en grupo, varios jugadores siguiendo las mismas reglas.

Puede ser: parchís, juego de la oca, ajedrez, cuatro en raya, 'pilla pilla'…

También hay otros tipos de juego en función del espacio en donde se encuentren los niños (juegos de exterior e interior), de sus intereses y motivaciones (diferentes áreas: matemáticas, emociones, lenguaje, psicomotriz…), de los materiales disponibles (caseros, comprados hechos, o sin necesidad de ningún material), del objetivo del juego (mejorar su autoestima, liberar el estrés, fomentar el respeto, la empatía o la solidaridad), etc.

El papel de los padres

Es muy importante para el buen desarrollo de la salud emocional de los niños y niñas. Así que según la experta en educación respetuosa y autora de 'Educar sin perder los nervios', deberíamos, entre otras cosas:

  • Jugar con ellos siempre que quieran, con independencia de su edad. Tenemos que mostrarnos participativos, amables y sin juicios sobre su manera de jugar, sus objetivos o sus frustraciones. Hay que ser respetuosos, por tanto, con su capacidad emocional a la hora de jugar y todo lo que envuelve.

  • Dejar que inventen reglas nuevas, que imaginen, que prueben y no ofuscarnos imponiendo 'adultismo'. Porque eso, realmente, no es respetar ni jugar.

  • Aprovechar el juego para afianzar el vínculo, fomentando la confianza mutua, el cariño y el buen humor. Adecuándonos a su edad y entendimiento y sin reírnos nunca de ellos.

  • No esperar a que ellos inicien un juego, animarnos a iniciarlos nosotros basándonos en sus gustos y prioridades.

  • Asegurarnos de que jueguen diariamente. Hay que elaborar el horario semanal de nuestros hijos (si son bastante mayores, podemo hacerlo juntos) de manera que dispongan de varias horas de juego libre al día. Este tiempo de ocio no incluye actividades extarescolares ni los recreos del colegio. Tania insiste en que:

«Es mucho más importante asegurarte del juego diario que del establecimiento de rutinas en otras áreas que sin duda aprenderán más adelante, si tienen sus horas de juego cubiertas».

  • No hay que molestarlos si no te requieren para jugar con ellos. Mejor no estropearles el momento, porque cualquier rato de juego es beneficioso para su salud y hay que cuidarlo.

Tanía García, nos anima a recordar por último una frase de Francesco Tonucci:

“Todos los aprendizajes más importantes de la vida, se hacen jugando”.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Día Internacional del Juego 2018: hay que recuperar el tiempo de juego para nuestros hijos, Por qué jugar con plastilina es importante para el desarrollo de los niños

Источник: https://www.bebesymas.com/desarrollo/ninos-necesitan-jugar-todos-dias-tipo-juego-cambia-edad-como-cual-su-funcion

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: