¿A qué edad puede comer un bebé avena?

¿Es malo darle AVENA a un BEBÉ? – Beneficios y Recetas

¿A qué edad puede comer un bebé avena?

Últimamente, la sociedad se encuentra muy concienciada con todo aquello relacionado con el medio ambiente y con la alimentación sana.

Es muy habitual ver en cualquier supermercado productos ecológicos y libres de azúcares o edulcorantes que están sustituyendo a productos procesados.

La avena, por ejemplo, es un cereal que cada vez se usa con más frecuencia en los hogares españoles para elaborar diversas recetas o añadirlo a la leche o yogures como sustituto a los cereales industriales. Pero, ¿pueden tomar avena nuestros bebés?

En este artículo de paraBebés vamos a ver si es bueno o no darle avena a un bebé, si se puede dar papilla de harina de avena a un bebé, si pueden tomar leche de avena y cómo prepararla para su consumo.

La avena es un cereal que cuenta con multitud de propiedades muy beneficiosas para nuestro organismo. Tiene un alto contenido en fibra, puede ayudar a controlar el colesterol y es un alimento que tiene un gran poder saciante.

Por lo general, las cajas de cereales industriales que vienen expresamente preparadas para los bebés y que podemos adquirir en cualquier tienda de alimentación, llevan avena entre sus ingredientes, pero, además, suelen llevar mucho azúcar añadido.

Por lo tanto, hacer papilla de avena casera a nuestro bebé, es una de las formas más saludables de ofrecerle cereales, es más económico y sabemos todos los ingredientes que contiene.

Al final de este artículo podrás ver la receta para elaborar la papilla de harina para bebés.

La leche o bebida de avena original está compuesta únicamente por dos ingredientes básicos: agua y avena.

Por lo tanto, se puede ofrecer a partir del inicio de la alimentación complementaria, que según la Organización Mundial de la Salud es alrededor de los 6 meses de edad siempre y cuando los bebés cumplan el resto de requisitos (haber perdido el reflejo de extrusión, mantenerse sentado sin apoyo, mostrar interés por la comida).

Hay que tener en cuenta, que los bebés son lactantes y hasta el año de edad su alimento principal debe ser la leche, ya sea materna o de fórmula artificial, y esta no se puede sustituir en ningún caso por otro tipo de bebidas.

Por lo tanto, hasta los 12 meses podremos usar la bebida de avena para preparar recetas y, a partir de esa edad, los niños y niñas pueden beber pequeñas cantidades siempre y cuando no interfiera con la cantidad recomendada al día de leche materna, de fórmula o de vaca.

Una vez que hemos visto los beneficios de la avena tanto para los bebés como para los adultos, vamos a descubrir algunas recetas para ofrecérsela a nuestros bebés:

Papilla de harina avena

Es importante cocer la harina para que no resulte indigesta a nuestro hijo o hija.

Puesto que las leches de fórmula y la leche materna no es aconsejable llevarla a ebullición porque pierden propiedades, la mejor opción es cocer la harina durante 15 o 20 minutos en agua y luego, si queremos, podremos añadir la leche que consideremos oportuna. Si deseamos darle más sabor, podemos cocerla directamente en bebida de avena, ¡le dará un sabor muy dulce!

Porridge de avena

Esta es una receta tradicional de Inglaterra que no nos llevará más de 10 minutos. Solo tenemos que cocer a fuego lento copos de avena en la bebida que elijamos (agua, bebida de avena, leche de vaca…).

Durante el tiempo que lo tengamos puesto en el fuego, debemos remover para que no se pegue al fondo del cazo y, así, la avena irá soltando una especie de gelatina que dará la textura ideal al porridge.

Después, podemos añadir fruta a trozos, canela, cacao puro en polvo… ¡tiene un montón de posibilidades!

Galletas de avena y plátano

Esta es, quizás, una de las recetas favoritas de las familias que practican Baby Led Weaning, un método que se caracteriza por dar comida sólida a los bebés desde los 6 meses dejando que ellos se autorregulen y tomen una actitud totalmente activa en su alimentación.

Estas galletas tienen una consistencia blanda y son muy saludables. Bastará con machacar un plátano con un tenedor, añadir una cucharada de copos de avena y hornear a 170 grados durante 10-15 minutos. Podemos añadirlas canela, coco rallado…

¡a los peques les encantarán!

Tortitas de avena

Las tortitas pueden ser otra opción de desayuno saludable siempre y cuando nuestro bebé tenga todos los ingredientes previamente introducidos. Para ello necesitaremos:

  • Un huevo
  • 45 gr de harina de avena
  • 90 gr de leche de avena
  • 75 gr de manzana rallada
  • Una pizca de canela

Mezclamos todos los ingredientes y echamos una cucharada de la mezcla en una sartén antiadherente con una gota de aceite hasta que se dore por ambos lados.

En el siguiente artículo encontrarás otras 10 ideas para los desayunes de bebés.

Como podemos comprobar, dar avena a nuestro bebé es muy bueno y no tiene ninguna contraindicación, ya que es un excelente cereal natural que le aportará muchos bebeneficios a su organismo. Las opciones para consumirla son infinitas, por lo que solo tienes que elegir la que más te guste. ¿Cómo le gusta la avena a tu bebé?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo darle avena a un bebé?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación del bebé.

Bibliografía

  • Gomez, M. (2018) Recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría sobre la alimentación complementaria. Recuperado de https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-aeped-sobre-alimentacion-complementaria
  • Gottau, G. (28 de mayo de 2018). Todo sobre la avena: propiedades, beneficios y su uso en la cocina. Recuperado de: https://www.vitonica.com/alimentos/todo-sobre-la-avena-propiedades-beneficios-y-su-uso-en-la-cocina
  • Llorca, J. (2018). Sin dientes y a bocados. España. Vergara.

Источник: https://www.parabebes.com/es-malo-darle-avena-a-un-bebe-4543.html

Beneficios de la avena para los bebés y recetas para cuidarlos

¿A qué edad puede comer un bebé avena?

Publicada 12 febrero 2019

Desde el nacimiento hasta los seis meses, la leche materna es el principal alimento para los pequeños, pues obtienen los nutrientes para su crecimiento. Pero cuando termina este periodo, ¿qué comida nutritiva y de fácil digestión les puedes dar? La respuesta es ¡avena para los bebés!

Entérate de los beneficios de este supercereal y aprende a preparar recetas en este artículo, ¡sigue leyendo!

¿Por qué es buena la avena para los bebés?

La avena contiene vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y carbohidratos de fácil digestión que pueden fortalecer las defensas de los pequeños ante diversas enfermedades.

Además, algunos de sus activos van a ayudar a que los bebés no padezcan problemas estomacales, algo muy común en el primer año de vida.

De acuerdo con el sitio web MomJunction, la avena es un cereal ligero que, a diferencia del arroz o el trigo, puede ser consumido sin preocupaciones de alergia al gluten. No obstante, te recomendamos visitar al pediatra para que te dé más información.

¿A qué edad puede comer avena?

Tu bebé puede consumir avena y otros sólidos a partir de los seis meses. Esto se debe, según la Clínica Mayo, a que a partir de entonces los niños empiezan a coordinar su boca para mover los alimentos.

La avena puede ser un gran complemento de la leche materna o fórmula que beba y puedes prepararla como puré. Si tienes en mente acompañarla con fruta, te aconsejamos que solo sea una, así te vas a asegurar que no sea alérgico al ingrediente.

Aliada para la digestión

La avena es una gran comida para bebés, ya que facilita el trabajo digestivo y evita problemas como el estreñimiento. Esto se debe a su alto porcentaje de fibra llamada beta-glucano, así como de mucílago, elemento que fortalece las paredes intestinales.

Protege contra las alergias

Si un bebé es alérgico al gluten, presente en alimentos como el trigo, lo más recomendable es darle avena. Este supercereal carece de dicho elemento, por lo que es seguro darle papillas con alguna fruta, además de que le brinda diversas vitaminas y minerales para todo el cuerpo.

Desarrolla y refuerza sistemas

Los minerales que tiene la avena ayudan en la conformación de sistemas y huesos durante la primera etapa del bebé. Estos son calcio, hierro, zinc, fósforo, potasio, sodio y magnesio. Ahora mismo te decimos brevemente cómo funcionan:

  • El calcio, fósforo y magnesio fortalecen tanto los huesos, como los dientes.
  • El hierro controla los niveles de hemoglobina y combate la anemia.
  • El potasio y el sodio ayudan a mejorar las funciones del sistema nervioso.

Estimula el buen crecimiento

Las vitaminas del supercereal colaboran en el crecimiento óptimo de tu bebé. Algunas de ellas son folato, vitamina B6, vitamina K, vitamina E, tiamina, riboflavina y niacina.

Y, por si fuera poco, la avena también es rica en antiinflamatorios denominados avenantramidas, capaces de aliviar la hinchazón.

Fortalece el sistema inmune

Es importante proteger de enfermedades a tu hijo o hija y para ello ¡está la avena! Los beta-glucanos también ayudan en la producción de células en el sistema inmunológico, así tu bebé tendrá más defensas contra infecciones.

¿Cómo preparar avena para los bebés?

Ya que conoces los beneficios de la avena para los bebés, te recomendamos las siguientes recetas en las que deberás usar únicamente hojuelas de avena integral, no instantánea.

Papilla de avena con trocitos de fruta

Hierve la avena en agua hasta obtener una consistencia de papilla y corta en pequeños trozos frutas suaves como mango, plátano o pera madura.

Puré de avena y manzana

Corta la manzana en gajos, hiérvelos y hazlos puré. Por otro lado, hierve la avena y, hecha papilla, revuélvela con la manzana y agua.

Puré de avena y verduras

Si quieres darle otro sabor a tu bebé, realiza esta receta: hierve avena, verduras como zanahoria o papa en trozos y chícharos. Cuela los ingredientes y mézclalos en un plato para hacerlos papilla. Sirve sin agregar condimentos.

¿Qué te parecen los beneficios de la avena para los bebés? Esperamos que esta información te ayude, solo recuerda darle el cereal a partir de los seis meses, usar únicamente hojuelas de avena integral y no agregar en las recetas condimentos como sal o azúcar comercial.

Si tienes algún otro consejo o beneficio sobre la avena para los bebés, escríbelos en los comentarios o en nuestras redes sociales.

Integra la avena en la alimentación de los niños, da clic y mira las poderosas razones.

Summary

Источник: https://granvita.com/tips-y-recetas-saludables/vida-saludable/beneficios-de-la-avena-y-recetas-faciles-para-tu-bebe/

Beneficios de la avena en la dieta de los niños

¿A qué edad puede comer un bebé avena?

Descubre los beneficios de la avena y qué es lo que la convierte en el cereal ideal para pequeños y grandes

Los cereales son uno de los alimentos básicos para tener una dieta saludable y equilibrada, y en los últimos años ha habido un cereal que ha ido ganando terreno y cada vez más personas optan por incluirlo en sus dietas.

Nos referimos a la avena, un cereal que contiene minerales, vitaminas y antioxidantes, además de una alta cantidad de fibra cuando se consume sin refinar.

A lo largo de este artículo os descubriremos todos los beneficios que nos aporta el consumo de avena y que la convierten en el cereal ideal para incluir en la dieta de pequeños y grandes.

6 beneficios de la avena

La avena es un cereal muy completo que nos aporta una gran cantidad de energía, lo que la hace ideal para tomarla en el desayuno y empezar el día con las pilas recargadas. Además, también es beneficiosa para muchas otras cosas. Aquí algunas de ellas:

1.  Ayuda a prevenir la obesidad

La avena tiene más de un 65% de contenido en carbohidratos, de los cuales solo un 1% representan carbohidratos simples o azúcares sencillos. El resto son polisacáridos como el almidón y fibra, convirtiendo a la avena en un alimento que nos aporta energía de manera más prolongada en el tiempo.

Los carbohidratos sencillos son muy poco recomendables en la dieta infantil, ya que diversos estudios han encontrado una relación directa entre estos carbohidratos simples y la obesidad, por lo que su consumo debería limitarse al 10% de la energía diaria.

2. Favorece el tránsito intestinal

Una parte del almidón presente en la avena no se digiere, con lo que acaba desempeñando funciones similares a las de la fibra, estimulando el tránsito intestinal y protegiendo contra el estreñimiento.

Además del almidón, la avena se diferencia de otros cereales por un alto contenido en grasa vegetal, haciéndolo un cereal más completo por contener los tres macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas).

3. Protege contra el cáncer

Gracias a sus propiedades laxantes, nos ayuda a eliminar algunas sustancias cancerígenas, protegiéndonos de algunos tipos de cáncer, como por ejemplo el de colon.

Además, también tiene propiedades antioxidantes, protegiendo contra radicales libres, que, además de aumentar el riesgo de numerosos tipos de cáncer, incrementan el riesgo de enfermedades celulares y su envejecimiento prematuro.

4. Perfecta contra la diabetes

La avena contiene una gran cantidad de fibra soluble. La fibra soluble hace que la digestión sea más lenta y por lo tanto haya una liberación de energía más prolongada. Eso favorece el equilibrio de azúcar en la sangre, disminuyendo la necesidad de insulina en niños diabéticos.

5. Aliada en el desarrollo y crecimiento de los niños

La avena también contiene una gran cantidad de minerales, destacando el manganeso, que forma parte de huesos y tejidos, y al llegar a la adolescencia está involucrado en la creación de muchas hormonas necesarias para el desarrollo óptimo. También encontramos otros minerales, como el fósforo, el selenio, el zinc, el hierro o el cobre.

6. Ayuda a reducir el colesterol

Este cereal también estimula la excreción de sales biliares, reduciendo así el colesterol (especialmente el LDL, conocido como colesterol malo). La prevención del colesterol nos puede proteger de futuras enfermedades cardiovasculares.

Cosas a tener en cuenta ante el consumo de avena

La avena es uno de los pocos cereales que no contiene gluten, pero contiene una proteína muy similar llamada avenina.

Muchos celíacos toleran bien la avena, pero es mejor introducir con precaución este alimento en la dieta de los bebés celíacos para ver cómo reaccionan a esta proteína.

Podemos empezar a introducir la avena en la dieta de los bebés a partir de los 6 meses de edad.

También debemos tener en cuenta que no podemos consumir la avena cruda en seco, y aún menos los bebés y los niños, ya que el almidón presente en la avena es muy difícil de digerir de esa forma, pudiendo causar un gran dolor de estómago. El líquido en el que se remoja o cocina la avena ablanda las membranas y facilita su ruptura, con lo que se hace de más fácil digestión.

Cómo agregarla gradualmente

Uno de los beneficios de la avena es que podemos encontrarla en diferentes formatos y se puede preparar de muchas maneras y combinarla con diferentes alimentos. Lo habitual es añadirla en los desayunos, aunque también podemos hacer recetas saladas e incluir copos de avena. Aquí os dejamos algunas ideas:

1. Papillas de avena

Esta es una buena manera de empezar a introducir la avena a la dieta de nuestro bebé. Podemos empezar a introducir avena a partir de los 6 meses de edad y la podemos añadir a la papilla o mezclarla con leche. En estado puro es un cereal que tiene una cocción muy larga, similar al arroz, pero podemos encontrar variedades semi-procesadas para facilitar el proceso.

2. Avena en guisos

Otra manera de introducir la avena es como parte de comidas más elaboradas. Por ejemplo podemos usarla como sustituto del pan rallado si trituramos bien los copos, de manera que disminuimos ligeramente el contenido calórico del rebozado y la cantidad de sodio.

Además podemos usarla para espesar salsas, como sustituto de la harina en una bechamel, o por ejemplo para hacer masa de pizza casera.

3. Avena con fruta

Si añadimos avena a los batidos o zumos naturales, creamos una combinación perfecta para sustituir un desayuno o una merienda, ya que aporta energía que se libera lentamente, vitaminas y minerales.

4. Dulces con avena

Tanto si la usamos en formato de harina o en copos, la avena puede ser un buen ingrediente a la hora de elaborar galletas, magdalenas, bizcochos caseros o barritas energéticas.

¡Te interesará seguro! Menús para niños: 10 ideas para aprender a comer sano y 1 ejemplo de menú

 Esperamos que estas ideas os hayan animado a empezar a incorporar este alimento tan completo a la dieta de vuestros pequeños, además de la vuestra propia. Como hemos visto, nos aporta una gran cantidad de beneficios y seguro que nos hará sentirnos más sanos y equilibrar nuestra dieta.

«Tartas para bebés» «¡SOMOS LA LECHE! Los 6 beneficios de la lactancia materna exclusiva que debes conocer.»

Источник: https://bitpadres.com/alimentacion/beneficios-avena-dieta-ninos

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: