¿A qué edad se puede dejar solo a un niño?

Dejar o no a los niños solos en casa

¿A qué edad se puede dejar solo a un niño?

Esta no sería la única pregunta a plantearnos, sino que deberíamos incluir la edad a la que están preparados para quedase sin la supervisión de un adulto.

La BBC informaba esta semana acerca de los padres que habían sido detenidos en 2014 y 2015 en Gales e Inglaterra, porque las autoridades habían descubierto a sus hijos en casa solos, y desatendidos.

Imagino que la intervención se produce porque al menor le ocurre un accidente, o tiene alguna urgencia; o quizás porque se trate de niños de muy corta edad, y adultos de fuera de la familia (vecinos, amigos …) lleguen a la conclusión de que es inadecuado que permanezcan sin la presencia de los padres en el hogar.

Para mí es importante que nos centremos en esa “desatención” (supuesta o real, según qué años tengan los menores), pero también en la edad, que si es muy baja, nos llevará directamente a la primera.

Quiero decir con esto, que no son lo mismo 7 años que 12; sin pasar por alto que habrá adolescentes de 13 capaces de cuidar de sí mismos durante un tiempo, pero incapaces de – además – atender a sus hermanos.

No quiero liaros mucho, por eso me centraré en algunos aspectos de la normativa española, y los consejos que la británica NSPCC, ofrece al respecto.

NSPCC es una organización dedicada a prevenir la crueldad hacia los niños, desde la que se postula que “merece la pena luchar por todos los menores de edad”.

Como en otros países europeos, Reino Unido carece normativa clara y específica acerca de si los niños se pueden quedar o no solos; pero sí que se considera la negligencia (omisión, o descuido involuntario) como punible; así que, en todo caso dependerá más de la valoración, o de como se apliquen las normas existentes.

La asociación aconseja a todas las madres y todos los padres no dejar solos a los bebés o niños pequeños, ni siquiera “para bajar un momentito a por el pan”

Pueden pasar muchísimas cosas en 10 minutos: una quemadura al tostar el pan, una caída desde gran altura o que el más pequeño se asfixie con un cuerpo extraño, y el hermanito no sepa como reaccionar.

Tampoco deben quedarse solos aunque estén dormidos, imagina por un momento el momento de despertar y darse en cuenta que no están papá ni mamá, seguro que es muy angustioso para ellos: la noción del tiempo que tienen es muy diferente a la nuestra, y unos minutos les pueden parecer horas.

¿Y en España, se pueden dejar a los niños solos en casa?

Para empezar, la recomendación de aplicar el sentido común es aplicable en cualquier contexto, pero además…

Nuestro Código Civil, menciona en un artículo que “Se considera como situación de desamparo la que se produce de hecho a causa del incumplimiento, o del imposible o inadecuado ejercicio de los deberes de protección establecidos por las leyes para la guarda de los menores, cuando éstos queden privados de la necesaria asistencia moral o material” Por lo tanto, ante un posible desamparo, los padres pueden enfrentarse a una sanción, y en el peor de los casos la pérdida de la tutela.

La mejor guía para tomar la decisión, es recurrir a información consensuada, y valorarla en función de la madurez del niño (que incluye su capacidad de reacción o responsabilidad), también de la confianza que tenemos (o somos capaces de tener en nuestro hijo).

Y cuando hablo de información consensuada, puedo remitidos a la edad que muchos profesionales de la psicología, pediatría,… señalan como mínima para que la prole se pueda quedar sola en casa.

Es entre los 9 y los 12 años, pero vinculados como he mencionado, a otros factores (responsabilidad, madurez, capacidad resoluta,… quizás sean demasiadas cosas que pedirle a un niño, ¿o no?).

Y desde luego, estoy pensando todo el rato en ausencias breves, porque claro… dejar a un menor de 11 solo durante la jornada laboral de sus padres, se me antoja del todo inapropiado, y conozco más de una casa en la que así sucede.

Entonces ¿puedo dejar a mis hijas e hijos solos en casa mientras voy a hacer la compra?

Y quien dice la compra, dice realizar una gestión, pero lo que no soy capaz de aceptar es que se permita que un hijo / una hija pasen una hora o varias sin la presencia de un adulto, porque los progenitores tienen ganas de tomar un café, o de irse de copas.

La respuesta la tienes tú

Un niño solo (con edad suficiente) en casa que sabe prevenir riesgos, no es una situación de desamparo, pero moléstate en planificar, organizar, y supervisar a esa niña o ese niño que se van a quedar sin adultos un tiempo. Si es necesario, haz una prueba previa.

Además, piensa en lo siguiente:

  • ¿Has hablado con los niños sobre “qué harían si” (si se hubieran dejado el grifo abierto hasta que el agua se saliera de la pila, si llamara por teléfono alguien que no conocen, etc…)? Pensar en el “como sí” es una actividad muy educativa que ayuda a pensar en abstracto.
  • ¿El niño o la niña son responsables?
  • ¿Se les da bien prepararse una merienda sencilla?
  • ¿Se sienten cómodos al pensar sobre quedarse solos?
  • ¿Tienes una casa segura?

La postura de la NSPCC

  • No dejar jamás a un bebé o niño pequeño solo en casa.
  • No dejar a niños menores de 12 años por mucho tiempo en casa sin que un adulto esté presente.
  • Pensar siempre en las necesidades particulares del niño que se queda a cargo de un hermano mayor (medicación, intolerancias,…).
  • Imagina que un peque de 4 se queda con su hermano de 15, ¿confías en que el mayor no lo perderá de vista y estará pendiente?
  • Establece reglas claras, como por ejemplo: cuando vean que papá o mamá llaman coger siempre el teléfono, no encender determinado electrodoméstico, no salir, números a los que llamar si tienen una emergencia.
  • Diles a qué hora volverás, y cumple con tu promesa.
  • Llámale de vez en cuando si pasas más de una hora fuera de casa.
  • Con menos de 16 años, es mejor que no se queden solos por la noche.

Cuando hablamos de seguridad infantil, siempre aclaramos que es necesaria la prevención para evitar riesgos; y este tema no es muy diferente

Por último, imagino que muchas veces las familias “no tienen más remedio” pues la conciliación familiar y laboral es inexistente, claro que para hacer las cosas mal y poner en riesgo a los niños que no quieren o no saben estar solos, vale la pena echar mano de familiares, servicios extraescolares, amigos de confianza, etc, al menos mientras son pequeños.

Imágenes — (Segunda a Cuarta respectivamente) Morten Liebach, yoshimov, Philippe Put

Источник: https://madreshoy.com/dejar-o-no-a-los-ninos-solos-en-casa/

¿Cuándo puedo dejar a mi hijo solo en casa?

¿A qué edad se puede dejar solo a un niño?
Fotograma de la película 'Solo en casa', protagonizada por Macaulay Culkin. Un niño se enfrenta a ladrones tras el 'olvido' de sus padres, que se van de vacaciones sin él.

EM

Todos sabemos que la mayoría de edad llega a los 18 años en España, pero a nadie se le ocurre pensar que los chavales van a estar acompañados por papá y mamá hasta esa fecha. La educación es un proceso de soltar amarras, cada día un poquito, hasta que los chicos vuelan con sus propias alas.

«¿Cuándo puedo dejar solo a mi hijo en casa?» es una pregunta que los padres nos tenemos que hacer en algún momento.

Parece un tema fácil pero no lo es porque, a la hora de decidir cuándo dejar al niño sin compañía con totales garantías, la respuesta es: cuando él esté preparado por su grado de autonomía.

La pregunta de marras pone a prueba también el grado de madurez emocional de los progenitores, si manejan sus miedos y pueden apoyarse el uno al otro para fomentar la independencia de su hijo. Nuestra educación no nos sirve de referencia.

¿A qué edad se quedó usted solo en casa? ¿Dejaría a su hijo entonces sin vigilancia? Los chicos ahora van por delante en muchas cosas, como ocurre con la tecnología, sin embargo, parecen menos autónomos en otras, acostumbrados a que sus papás hagan por ellos las tareas.

La ley no se define en este sentido porque no recoge la edad mínima en la que un menor puede quedarse solo sin la supervisión de un adulto. Habla de sanciones y consecuencias legales si los padres han incurrido en desamparo. A veces la línea que separa el ayudarles a salir del cascarón y el abandono negligente no está clara.

En España, el informe Accidentes de la población infantil española realizado por la Fundación Mapfre y la Asociación de Pediatras, arroja el dato de que el 9,1 % de los menores de 12 años se quedan solos en casa en algún momento.

¡El 5% tienen menos de cuatro años! En Italia, muchos colegios han avisado a los padres para que recojan a sus hijos hasta los 14 años, los casi adolescentes no pueden estar solos ya que se les prevé incapacidad jurídica.

En general, los padres saben que han de dejar espacio a sus hijos, pero en la práctica les cuesta confiar. Su protección es miedo.

Los progenitores de Elena van a terapia para dejar que su hija viaje en metro sola con ¡17 años! También hay progenitores desentendidos o que trabajan mucho y no pueden ocuparse de sus hijos, si bien la mayoría superan los recelos y ayudan a sus hijos a crecer, aunque sea un poco más tarde que antes.

Aunque la medida para dejar a los niños solos es su madurez, los psicopedagogos sugieren que entre los 11 y 14 años hay que empezar a ayudarles para que asuman la responsabilidad de quedarse en casa sin adultos. Antes les será más difícil resolver situaciones complicadas si surgen.

Piense en algunas de estas preguntas: ¿Es responsable y hace lo que se le pide? ¿Sabe quedarse en su habitación? ¿Cómo reacciona ante situaciones imprevistas? ¿Sabe controlar el tiempo? Si sale usted un momento de casa, ¿cómo reacciona? Hay algunos aspectos que indican que ya está preparado: sabe cuidar de sí mismo (vestirse, comer), no es impulsivo, es capaz de reaccionar en caso de emergencia, sigue las instrucciones que le ha dejado y, sobre todo, no tiene miedo a estar solo. ¿Su hijo flojea en algunos de estos puntos? ¿Cómo conseguir que adquiera más autonomía? Ayudándolo a confiar en sí mismo sin forzar sus tiempos.

Lo mejor es hacer pequeños ensayos para que, poco a poco, consiga manejarse en situaciones distintas.

Primero quedarse solo en su habitación sin reclamar su atención, después permanecer en casa mientras usted sale unos minutos para sacar a la mascota o tirar la basura.

Cuando tienen 12 años puede ir al cine cerca, dejando la cena preparada, con la vecina de confianza al tanto y con el móvil cargado. No olvide preguntarle cómo se ha sentido.

Cuando son adolescentes las cosas cambian. En estos casos son ellos los que quieren quedarse solos porque se sienten mayores.

La familia ha de dejar claro que no se trata de hacer lo que le dé la gana, sino que es una responsabilidad asociada a su madurez.

Irse puntualmente es diferente a dejar a los quinceañeros todas las tardes de la semana solos sin supervisión. Por muy mayores que parezcan, aún necesitan sentir la presencia y el apoyo de sus progenitores.

Los padres tenemos que manejar nuestra ansiedad: si estamos nerviosos transmitimos a los niños inseguridad o mensajes contradictorios. La protección excesiva se puede convertir en una educación en el temor. No hay que olvidar que la autonomía es un proceso de todos, padres e hijos.

No le meta miedo. Es mejor decir: «¡Si un desconocido llama a la puerta, no abras!». A: «¡Ten cuidado!».

Poner normas de conducta.

Mejor en un sitio visible y por escrito para que sepan qué hacer en su ausencia.

Hacer pasos previos

Antes de quedarse solos en casa pueden ir a la tienda de al lado o a comprar el periódico. No deje a ningún hermano menor a cargo al principio.

Enseñarle a actuar en caso de emergencia

A llamar al 112, a sus padres, a familiares cercanos, al vecino, y saber qué hacer si saltan los plomos.

Establecer protocolos.

Decir a qué hora estará de regreso. Pedir que mande un mensaje de que todo va bien. Actividades programadas, como ver una película.

Источник: https://www.elmundo.es/vida-sana/mente/2017/10/16/59df9796268e3e2b028b45f1.html

¿A qué edad puede quedarse un niño solo en casa?

¿A qué edad se puede dejar solo a un niño?

Por diferentes motivos como el trabajo o el ocio, muchos niños se quedan solos en casa, y en algunas ocasiones, por desgracia, esta acción ha acabado con algún que otro susto o en tragedia.

¿Cuál es la edad recomendada para dejar solo a un menor en el domicilio? ¿Qué comportamientos debe tener el niño? ¿Existe alguna consecuencia penal por dejarlos solos? Para dar respuesta a estas cuestiones, hemos contado con un experto en Psicología y con un miembro de la ONG Educo.  

¿Qué edad contempla la legislación española?

La ley española no fija una edad en la que puede dejarse solo a un menor”, señala Clarisa Giamello, responsable de Relaciones Internacionales e Incidencia Política de Educo, quién señala que el Código Civil contempla el desamparo de menores en el artículo 172. En caso de que la ley considere que se ha producido tal desamparo, “los padres tendrán que hacer frente a la sanción correspondiente, que incluye la cárcel e incluso la pérdida de la tutela”, añade Giamello. 

Fernando Miralles, profesor de Psicología en la Universidad CEU San Pablo, también destaca la primera sanción a la que pueden enfrentarse los progenitores: “El artículo 229.1 del Código Penal puede llegar a penalizar a la persona que deje a un menor solo en casa, y dicha pena puede llegar a ser de uno a dos años de prisión”.

Edad recomendada para dejar solo a un menor

La mayoría de los expertos creen que es una decisión que debe tomarse, en general, entre los 9 y los 12 años, dependiendo de cómo sea el niño o niña, de su madurez”, señala Giamello. Según Miralles, “desde el punto de vista de la Psicología, a un menor de edad se le podría dejar solo siguiendo las pautas que nos marque el propio sentido común”.

Además de la edad del niño/a, hay que tener en cuenta otra serie de aspectos a la hora de dejarles solos, como “la seguridad del hogar, del barrio, el horario del día y la cantidad de tiempo, si deben asumir el cuidado de hermanos, cocinar…”, indica la responsable de Educo.

¿Qué características debe tener el niño?

Los padres pueden observar en el niño/a una serie de comportamientos que indicarían si se podrían quedar solos o no: “primero, que sepan entretenerse ellos solos, y después y lo más importante, que tengan un nivel de razonamiento suficiente para que, ante el menor problema, sepan llamar al móvil de sus padres o cuidadores, y en casos excepcionales, al teléfono de ayuda 112”, explica Miralles. Para efectuar estas llamadas, es necesario que estos números de contacto estén escritos en una hoja junto al teléfono fijo del domicilio.

Dentro del desarrollo de niños y niñas, constantemente fomentamos su autonomía, que aprendan a vestirse solos, comer solos, entretenerse y generar sus propios espacios de juego”, indica Giamello. “El quedarse solo o sola en casa debe darse en un proceso gradual, acompañado por los padres y adaptado a las circunstancias de cada hijo”, añade.

El empleo, un causante de esta situación

Muchos menores que se quedan solos en casa se encuentran en esa situación porque sus padres tienen que ir a trabajar: “Vemos que muchas familias con empleos precarios tienen que dejar a sus hijos e hijas solos, no por una decisión de crianza, sino por la demanda de sus empleos”, comenta la responsable de Educo. En estas situaciones, “‘el dejar solo” es un recurso de conciliación laboral y no un elemento de desarrollo en la vida de los niños, por lo que todas las familias deberían tener opciones que les ayudasen a poner siempre el desarrollo de sus hijos en primer lugar”, añade Giamello.

Consejos para los padres

Miralles da algunos consejos para dejar de forma segura solos a los menores en casa:

  • No dejarles solos antes de los 8 o 9 años.  
  • Enseñar al menor a pedir ayuda, a un vecino o por teléfono.  
  • Indicar la localización en la casa de las linternas en caso apagón.  
  • Ante un fuego o incendio, explicarles que la primera acción que deben realizar es salir del domicilio y solicitar ayuda.
  • Google +
  • E-mail
  • Imprimir

Источник: https://cuidateplus.marca.com/familia/nino/2018/08/15/-edad-quedarse-nino-casa-166668.html

¿A qué edad se puede dejar solo a un niño?

Home > Hogar > Seguridad en casa > ¿Cuál es la edad legal para dejar niños solos en casa?

  8 min 

8 Min de lectura Muchos padres se preguntan desde cuándo podrán dejar a sus hijos solos en casa o si existe una edad legal para esto. Te contamos qué dice la legislación vigente y consejos para que dejar a nuestro hijo a cargo del hogar sea un éxito.

Es complicado calcular el momento en el que un niño puede quedarse solo en la casa. Cada niño o niña tiene una madurez diferente y estará antes o más tarde preparado para estar solo en el hogar. Debido a la multitud de particularidades, es difícil determinar una edad aproximada que sirva como referencia.

Actualmente, la ley española no recoge una edad mínima en la que se regule la posibilidad de dejar a un menor solo en una vivienda.

Sin embargo, el artículo 172 del Código Civil determina que se puede considerar como situación de desamparo la que “produce de hecho o a causa del incumplimiento, o del imposible o inadecuado ejercicio de los deberes de protección establecidos por las leyes para la guarda de menores, cuando estos queden privados de la necesaria asistencia moral o material”.

De este modo, si la ley considera que los padres han incurrido en el desamparo de sus hijos al dejarlos en casa solos cuando aun no están preparados para ello, se dará lugar a una sanción que puede llegar a acabar en pena de cárcel o la pérdida de tutela de los vástagos. No hay por lo tanto una edad concreta, pero sí que se valora que el niño tenga la madurez y capacidades necesarias para permanecer solo en el hogar

¿Hay una edad, según los expertos, para dejar a los niños solos en casa?

Cada experto tiene unas pautas de referencia, como pueden ser su personalidad y su responsabilidad, que fijan como adecuadas para valorar si un menor puede quedarse solo en casa.

Consideran en su mayoría que dichas aptitudes no se alcanzan hasta los siete años, pues es complicado que hasta esa edad un menor alcance conciencia de riesgo o sea capaz de resolver con éxito situaciones complicadas.

El tramo de edades que aconsejan para que los niños empiecen a estar en casa sin supervisión de sus mayores es de los nueve a los doce años.

Estos datos contrastan con los recogidos en un informe promovido por la Fundación Mapfre y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria cuyo título es “Accidentes de la población infantil española” y que indica que el 9,1% de los menores de 12 años se quedan en casa solos y que de estos el 5% tiene menos de cuatro años. Estamos hablando por lo tanto de menores sin las capacidades necesarias para cuidar de sí mismos y menos aún de un hogar. Concienciar a los padres de que este tipo de conductas es inadmisible es muy importante.

¿Cómo preparar a los niños para cuando se queden solos en casa?

Antes de hacer que nuestros hijos se queden al cargo de la casa, es conveniente preparar la situación. Te comentamos los puntos importantes que tienes que tener en cuenta:

  • Enseña a tus hijos a ser autónomos. Aplaude las decisiones que tomen que conlleven un aumento de responsabilidad y fomenten su confianza. No sobreprotejas a tus niños y déjales libres para que, siempre de un modo seguro, puedan ir creciendo poco a poco y ser capaces de hacer las cosas por su cuenta.
  • Déjale tiempo solo de manera progresiva. Si piensas dejar a tu hijo solo en casa durante periodos prolongados es mejor hacerlo paulatinamente. De este modo es mejor empezar dejando al niño en su habitación de manera solitaria durante un periodo de tiempo sin molestarle. Analiza cómo se siente o si requiere que estéis con él pasado un rato. Posteriormente es el momento de empezar a hacer salidas del hogar muy cortas, como ir a tirar la basura. Será entonces cuando nuestro hijo esté solo en casa durante unos minutos, pero sabiendo siempre que volverás inmediatamente. Pregúntale cómo se ha sentido y empieza a hacer que los momentos en los que se queda en la vivienda sean cada vez más prolongados.
  • Dale unas instrucciones claras. Cuando se va a dejar a un niño solo en casa es preciso que se detalle qué puede hacer y qué no. Cuando se produzca tu primera salida es incluso bueno que las dejes recogidas por escrito y que pueda leerlas si es necesario. Entre las indicaciones principales debería estar no abrir la puerta a extraños  y no utilizar aparatos que conlleven riesgo (como los electrodomésticos), mucha precaución en la cocina con niños. Además, si son pequeños no está de más instalar una puerta de seguridad para niños.
  • Apunta números de contacto. Es imprescindible que si tu hijo siente la necesidad de hablar contigo pueda llamarte. Deja apuntado tu número de teléfono e indícale que llame si surge algo. Deja también un par de teléfonos de contacto por si sucede alguna emergencia. Educarle sobre los servicios de urgencia como la policía, bomberos y el servicio de urgencias médicas ambulancia será algo positivo en el caso de que aparezca un problema.
  • Llámale o envíale mensajes. Decide un medio de comunicación con el que te puedas poner en contacto con él o ella y dile dónde estás y cuando piensas que volverás. Conseguirás transmitirle confianza y además evitarás que surjan brotes de ansiedad.
  • Deja al niño ocupado en algo. El tiempo pasa más rápido cuando hacemos algo que nos gusta. Una actividad que le mantenga distraído hará que no eche tanto de menos vuestra presencia y evitará que se mueva por la casa y pueda realizar acciones que conlleven riesgos. Ver la televisión, jugar o hacer deberes son algunas de las acciones que mantienen al niño concentrado.
  • Déjale comida preparada. Aunque el tiempo que se quede solo el niño sea pequeño y no coincida con unas horas cercanas a la comida o a la cena, es conveniente dejar siempre alimento disponible por si tiene hambre. Este consejo también es aplicable si se decide dejar solo a una mascota. Además, al dejárselo preparado, evitamos la posibilidad que intente cocinar por su cuenta y utilice objetos peligrosos como el horno o la vitrocerámica.

No existe una edad legal para dejar niños solos en casa (sí para que viajen en avión) por lo que serán los padres los que deben de valorar, según la madurez y responsabilidad de sus hijos cuando es el momento idóneo. Antes de dejar solo a un niño en la vivienda es conveniente explicarle una serie de reglas e indicarle qué hacer si sucede algún imprevisto.

Siguiendo estas indicaciones no debería suceder ningún problema, pero ante las travesuras que puedan hacer mientras están solos en casa, no está de más contratar un Seguro de Hogar MAPFRE que cubra tu casa y sus habitantes ante los imprevistos que aparezcan.

CALCULA TU PRECIO

También te puede interesar

5 Min de lectura La llegada de un bebé a casa es uno de los acontecimientos más importantes de nuestra vida y los adultos estamos obligados a asegurarnos de que contamos con los elementos o dispositivos necesarios que permitan su desarrollo en un entorno seguro. De esa manera podremos prevenir accidentes domésticos evitables que pueden suceder dentro de la vivienda.

3 Min de lectura Las vigas de nuestra casa conforman el esqueleto sobre el que se sustenta nuestro hogar, y de ellas depende el vigor y la dureza que tenga la obra.

Sin embargo, muchas veces no solo se trata de una cuestión arquitectónica, sino que al estar a la vista, son también un elemento estético al que hay que cuidar.

Por ello, repasamos cómo llevar a cabo el mantenimiento de las vigas de madera.

2 Min de lectura Si tienes niños en casa seguro que haces todo lo posible para que no sufran ningún percance y haya seguridad por todos los rincones.

Es recomendable seguir estos consejos para hacer tu casa segura.
¡No olvides contratar tu Seguro de hogar con MAPFRE que te ofrece asistencia en caso de rotura de cristales!

Источник: https://www.hogar.mapfre.es/hogar/seguridad-en-casa/cual-es-la-edad-legal-para-dejar-ninos-solos-en-casa/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: