¿A qué edad se puede poner un tampón?

Contents
  1. Todo sobre la menstruación
  2. ¿A qué edad les viene a las niñas la menstruación? 
  3. ¿Cómo sabré si se está acercando mi primera menstruación? 
  4. ¿Por qué les viene la menstruación a las niñas?
  5. ¿Las menstruaciones son regulares cuando una niña empieza a menstruar? 
  6. ¿Cuánto duran las menstruaciones?
  7. ¿Con qué frecuencia viene la menstruación? 
  8. ¿Debería usar compresas, tampones o copas menstruales?
  9. ¿Qué cantidad de sangre se pierde en una menstruación?
  10. ¿Tendré la menstruación durante el resto de mi vida?
  11. ¿Qué es el síndrome premenstrual?
  12. ¿Todas las niñas tienen dolores menstruales?
  13. De cara al futuro
  14. Una guía para utilizar tu primer tampón
  15. ¿Qué son los tampones y cómo funcionan?
  16. ¿Qué tamaño de tampón debería usar?
  17. Estoy nerviosa; ¿qué debería hacer para insertar el tampón más fácilmente?
  18. ¿Qué pasa si aún así no lo consigo?
  19. ¿Qué es el TSS?
  20. ¿Cómo usar tampones femeninos con o sin aplicador?
  21. ¿Qué son los tampones?
  22. ¿De qué están hechos los tampones y cómo se utilizan?
  23. ¿Son seguros los tampones?
  24. ¿Qué debo saber a la hora de usar el tampón por primera vez?
  25. El tampón necesita humedad para absorber y expandirse.
  26. Cómo enseñarle a tu hija adolescente a usar un tampón por primera vez
  27. Explica a tu hija cómo funciona un tampón
  28. ¿Cómo elegir el mejor tampón?
  29. Consejos para la colocación del tampón por primera vez
  30. ¿Qué es el síndrome de shock tóxico?
  31. Mitos y malentendidos sobre los tampones
  32. Hay muchos mitos y malentendidos sobre los tampones:
  33. ¿Duele insertar o retirar un tampón?
  34. ¿Podré sentir un tampón cuando está dentro de mí?
  35. ¿Un tampón se puede “perder” dentro de mi vagina?
  36. ¿Se puede “salir” un tampón?
  37. ¿Puedo perder mi virginidad si uso un tampón?
  38. ¿Los tampones pueden causar síndrome de choque tóxico?
  39. ¿Cómo puedo puedo reducir las probabilidades de sufrir de TSS?
  40. ¿Con qué frecuencia debería cambiarme el tampón?
  41. ¿Puedes orinar mientras tienes un tampón puesto?
  42. ¿Puedes botar los tampones en el inodoro?
  43. ¿Puedo usar tampones a partir de mi primer periodo?
  44. ¿Puedes bañarte mientras tienes un tampón puesto?
  45. ¿Los tampones caducan?
  46. ¿Está bien usar tampones si tienes un DIU?
  47. Los tampones y cómo usarlos con seguridad
  48. ¿Qué son los tampones y cómo se usan?
  49. ¿De qué están hechos los tampones?
  50. ¿Cómo evalúa la FDA la seguridad de los tampones?
  51. ¿Son seguros los tampones reutilizables?
  52. ¿Qué debe saber sobre los tampones y el síndrome de shock tóxico (TSS, por sus siglas en inglés)?
  53. Consejos de seguridad para tampones

Todo sobre la menstruación

¿A qué edad se puede poner un tampón?

La menstruación (conocida coloquialmente como «la regla») es cuando sale sangre del cuerpo de una niña a través de la vagina. Es una señal de que la niña se está acercando al final de la pubertad. La pubertad es cuando tu cuerpo pasa de parecer el propio de una niña a parecerse más al propio de una chica o de una mujer adulta. 

Hay mucho que aprender sobre la menstruación.  Aquí encontrarás las respuestas a algunas de las preguntas que las niñas se hacen más a menudo.

¿A qué edad les viene a las niñas la menstruación? 

La mayoría de las niñas tienen su primera menstruación a aproximadamente los 12 años de edad. Pero está bien tenerla en cualquier momento entre los 10 y los 15 años de edad. El cuerpo de cada niña tiene su propio calendario. 

¿Cómo sabré si se está acercando mi primera menstruación? 

Hay algunos signos de que una niña va a tener pronto su primera menstruación.  Entre ellos, se incluyen los siguientes: 

  • Ya lleva varios años llevando sostén o sujetador. 
  • Tiene vello corporal en sus partes íntimas y en las axilas. 
  • Pierde un líquido trasparente y denso (llamado flujo vaginal) por la vagina. 

¿Por qué les viene la menstruación a las niñas?

La menstruación ocurre debido a cambios en las hormonas del cuerpo.  Las hormonas envían mensajes al cuerpo.  Estas hormonas hacen que el recubrimiento interior del útero (lo que se podría convertir más adelante en el vientre materno) aumente de tamaño.

Esto hace que el útero esté preparado para que el óvulo (de la mamá) y el esperma (del papá) se unan entre sí, que la célula resultante se pegue al recubrimiento interno del útero, crezca y se acabe convirtiendo en un bebé. Si la mujer no se queda embarazada, el recubrimiento se romperá y saldrá en forma de sangre. Este mismo proceso ocurrirá cada mes.

Por eso, la mayoría de las niñas, chicas y mujeres adultas tienen la menstruación aproximadamente una vez al mes. 

¿Las menstruaciones son regulares cuando una niña empieza a menstruar? 

Durante los primeros años en que una niña empieza a menstruar, sus menstruaciones pueden no ser regulares.  Esto es normal al principio. Pero, cuando una niña lleva unos 2 o 3 años menstruando, la menstruación le debería venir aproximadamente una vez al mes. 

¿Cuánto duran las menstruaciones?

Las menstruaciones suelen durar unos 5 días. Pero pueden ser más cortas o más largas. 

¿Con qué frecuencia viene la menstruación? 

La menstruación suele venir una vez al mes. Pero algunas niñas la tienen cada 3 semanas. Y hay otras que las tienen solo una vez cada 6 semanas. 

¿Debería usar compresas, tampones o copas menstruales?

Hay varias formas distintas de recoger la sangre de la menstruación. Tal vez necesites experimentar un poco para descubrir cuál de ellas te funciona mejor. Algunas niñas solo usan un método mientras que otras alternan entre varios métodos distintos. 

  • La mayoría de las niñas usan compresas la primera vez que tienen la menstruación.  Las compresas están fabricadas con algodón y se venden de muchas formas y tamaños diferentes. Disponen de varias tiras adhesivas que se pegan a la ropa interior. 
  • Muchas niñas prefieren usar tampones en vez de compresas, sobre todo cuando quieren hacer deporte o nadar. Un tampón viene a ser un tapón de algodón que las niñas se meten en la vagina. La mayoría de los tampones disponen de un aplicador que ayuda a colocárselo bien. El tampón absorbe la sangre. No te dejes puesto un tampón durante más de 8 horas seguidas porque puede aumentar el riesgo de que contraigas una infección grave llamada síndrome de choque tóxico. 
  • Algunas niñas prefieren usar una copa menstrual.  Para usar una copa menstrual, una niña se la debe introducir dentro de la vagina. La copa recoge la sangre hasta que se retira y se vacía. 

¿Qué cantidad de sangre se pierde en una menstruación?

Aunque pueda dar la sensación de que se pierde mucha sangre, una niña solo suele perder unas pocas cucharadas de sangre en cada menstruación.  La mayoría de las niñas necesitan cambiarse de compresa, tampón o copa menstrual entre 3 y 6 veces al día. 

¿Tendré la menstruación durante el resto de mi vida?

Cuando las mujeres tienen entre 45 y 55 años, dejan de tener la menstruación (lo que recibe el nombre de menopausia).  Las mujeres también dejan de tener la menstruación cuando están embarazadas. 

¿Qué es el síndrome premenstrual?

El síndrome premenstrual es cuando una niña tiene síntomas emocionales y físicos justo antes de que la venga la menstruación y/o durante la primera parte de la menstruación. Una niña con síndrome premenstrual puede: 

  • tener malhumor 
  • estar más triste o más preocupada de lo habitual 
  • sentirse muy hinchada 
  • tener espinillas

¿Todas las niñas tienen dolores menstruales?

Muchas niñas tienen dolores menstruales cuando menstrúan, sobre todo en los primeros días de la menstruación.  Si los dolores menstruales son muy molestos, puede ayudar ponerse una manta o almohadilla eléctrica sobre el vientre y usar medicamentos.   

De cara al futuro

La menstruación es una parte natural y saludable de la vida de una niña. No se debería interponer en hacer ejercicio físico, pasárselo bien y disfrutar de la vida.  Si tienes alguna pregunta sobre la menstruación, consulta con tu médico, uno de tus papás, tu profesor de la asignatura de salud, la enfermería de tu escuela o tu hermana mayor.  

Источник: https://kidshealth.org/CookChildrens/es/kids/menstruation-esp.html

Una guía para utilizar tu primer tampón

¿A qué edad se puede poner un tampón?
Recuerda

  • Usar tampones no afecta tu himen o tu virginidad.
  • Cambia tu tampón cada 4-6 horas y usa toallas femeninas durante la noche para disminuir el riesgo de sufrir síndrome del choque tóxico.
  • Nunca uses tampones para absorber ninguna otra cosa que no sea flujo menstrual.

Puedes sentirte nerviosa por usar un tampón por primera vez.

Es normal sentirse nerviosa, especialmente si tienes preguntas sin responder sobre los tampones.

¿Qué son los tampones y cómo funcionan?

Los tampones son productos usados para absorber tu flujo menstrual. Están hechos de algodón suave compactado en forma de cilindro, de modo que se puedan insertar fácilmente por la abertura de la vagina.

Un tampón absorbe tu flujo menstrual, o sangre, antes de que tenga la oportunidad de dejar el cuerpo, así que se los considera protección “interna”, a diferencia de las toallas femeninas que son protección “externa” durante el período.

Los tampones vienen en muchos tamaños y absorciones. Los puedes comprar en la mayoría de las farmacias y mercados.

¿Qué tamaño de tampón debería usar?

Es una buena idea usar el tampón tamaño “mini” cuando estás aprendiendo a usarlos por primera vez. También es más sencillo insertarlos cuando tu flujo menstrual es de moderado a abundante, ya que le permite al tampón deslizarse más fácilmente.

Estoy nerviosa; ¿qué debería hacer para insertar el tampón más fácilmente?

Siguiendo las simples guías a continuación, así como las instrucciones que vienen con los tampones, tu primera experiencia con los tampones debería ser sencilla. Recuerda, mientras más te relajes, más fácil va a ser la inserción. Cuando estás nerviosa, tus músculos se tensan, lo que puede hacer más difícil insertar el tampón.

Preparación: Antes de que insertes el tampón, repasemos tu anatomía para que sepas dónde insertarlo.

Es una buena idea usar un espejo para mirar tu vulva o el área exterior, que es todos tus genitales femeninos (partes) que puedes ver.

La uretra es de donde sale tu orina (pis), el ano es de donde salen las heces (popó) y justo en el medio está la entrada de tu vagina. Por aquí es por donde insertarás el tampón hasta tu vagina.

Es normal sentirte nerviosa la primera vez que usas un tampón. Se vuelve más sencillo.

Instrucciones para insertar un tampón con aplicador:

  1. Lávate las manos con agua y jabón. Con las manos secas, quítale el envoltorio al tampón. Si se te cae el tampón al piso, tíralo a la basura y comienza otra vez con un tampón nuevo.
  2. Siéntate o párate en una posición cómoda. Algunas mujeres prefieren subir una pierna al asiento del retrete o la tina, mientras que otras prefieren ponerse en cuclillas. Luego de encontrar la posición más cómoda para ti, sostén el tampón con los dedos con los que escribes. Sostén el centro del tampón, donde el tubo interior más pequeño se introduce en el tubo exterior más grande. Asegúrate de que la cuerda sea visible y que apunte hacia afuera de tu cuerpo.
  3. Con tu otra mano, abre los labios mayores (los pliegues de piel alrededor de la abertura vaginal) y posiciona el tampón en la abertura de la vagina. (Ve la imagen 1)
  4. Presiona gentilmente el tampón por la abertura, apuntando a la parte baja de tu espalda. Detente cuando tus dedos toquen tu cuerpo y el aplicador, o el tubo exterior, esté completamente dentro de la vagina. (Ve la imagen 2)
  5. Una vez que el aplicador, o el tubo exterior, esté dentro de tu vagina, usa tu dedo índice para tirar del tubo interior (el tubo donde se puede ver la cuerda) a través del tubo exterior. Esto empuja el tampón dentro de la vagina.
  6. Una vez que el tubo interior esté totalmente adentro, usa tu pulgar y dedo medio para remover el aplicador o tubo exterior. (Ve la imagen 3) Asegúrate de que la cuerda cuelgue por afuera de tu abertura vaginal. Más tarde, cuando estés lista para remover el tampón, toma de la cuerda y gentilmente tira de ella hacia abajo hasta que el tampón entero salga.
  7. Recuerda lavarte las manos antes y después de que te insertes o remuevas un tampón.

Cómo insertar un tampón con un aplicador

Instrucciones para insertar un tampón sin aplicador:

    1. Lávate las manos con agua y jabón. Con las manos secas, quítale el envoltorio al tampón. Si se te cae el tampón al piso, tíralo a la basura y comienza otra vez con un tampón nuevo. El tampón debe estar completamente sellado en una envoltura de plástico. Si no lo está, elige otro tampón y quítale el envoltorio con las manos limpias.
    2. Lee las instrucciones en la caja de los tampones.
    3. Con las manos limpias, quítale el envoltorio a un tampón y tira fuerte de la cuerda para asegurarte de que esté firmemente sujeta al tampón.
    4. Siéntate o párate en una posición cómoda. Algunas mujeres prefieren subir una pierna al asiento del retrete o la tina, mientras que otras prefieren ponerse en cuclillas. Luego de encontrar la posición más cómoda para ti, sostén el extremo del tampón, el lugar donde el tampón se abolla. Asegúrate de que la cuerda sea visible y que apunte hacia afuera de tu cuerpo.
    5. Con tu otra mano, abre los labios (los pliegues de piel alrededor de la entrada vaginal) y posiciona el tampón en la abertura de la vagina. (Ve la imagen 1)
    6. Presiona gentilmente el tampón por la abertura, apuntando a la parte baja de tu espalda.
    7. Una vez que el tampón esté dentro de tu vagina, usa tu dedo índice para empujar el tampón más hacia adentro.
    8. Asegúrate de que la cuerda cuelgue por fuera de tu abertura vaginal. Más tarde, cuando estés lista para remover el tampón, toma de la cuerda y gentilmente tira de ella hacia abajo hasta que el tampón entero salga.
    9. Recuerda lavarte las manos antes de insertar un tampón y otra vez luego de quitarte uno.

Si insertaste el tampón correctamente, no deberías sentirlo. Si te sientes incómoda en cualquier forma, podrías haber insertado el tampón incorrectamente o puede que no lo hayas puesto lo suficientemente dentro de tu vagina.

Si esto sucede, solo remueve el tampón y empieza otra vez con un tampón nuevo. Recuerda que la práctica hace a la perfección. Si no lo consigues en el primer intento, seguramente tengas éxito en tu segundo intento.

En lugar de frustrarte y rendirte, ¡relájate y prueba de nuevo!

Si insertaste el tampón correctamente, no deberías sentirlo. Si te sientes incómoda en cualquier forma, podrías haber insertado el tampón incorrectamente o puede que no lo hayas puesto lo suficientemente dentro de tu vagina.

Si esto sucede, solo remueve el tampón y empieza otra vez con un tampón nuevo. Recuerda que la práctica hace a la perfección. Si no lo consigues en el primer intento, seguramente tengas éxito en tu segundo intento.

En lugar de frustrarte y rendirte, ¡relájate y prueba de nuevo!

¿Qué pasa si aún así no lo consigo?

Si no puedes insertarte un tampón luego de muchos intentos, haz una cita con tu proveedor de salud. Un motivo que podría causar esto es que podrías haber nacido con una abertura muy pequeña en tu himen, lo que evita que puedas insertar tampones. Esto solo sucede en alrededor del 2% de las adolescentes, pero podría ser un problema.

Un espejo a menudo es útil cuando estás intentando insertar un tampón por primera vez, para poder ver exactamente dónde está tu abertura vaginal. También puedes intentar usar una pequeña cantidad de lubricante vaginal en el extremo del tampón para ayudarlo a deslizarse hacia adentro.

¿Qué es el TSS?

El TSS es el Síndrome de Shock Tóxico (Toxic Shock Syndrome en inglés). Una infección rara pero peligrosa si la contraes. Puede ocurrir en chicas que usan tampones.

Los tampones en sí mismos no causan TSS. El TSS es causado por bacterias, generalmente llamadas Staphylococcus aureus. Cuando hay un tampón en tu vagina, se crea el ambiente perfecto para el crecimiento de diferentes tipos de bacterias, incluyendo a la Staphylococcus aureus.

Las bacterias producen una toxina que causa una enfermedad grave. Es menos probable que las adolescentes más jóvenes tengan anticuerpos contra la toxina producida por estas bacterias.

Probablemente nunca contraigas TSS, pero es bueno saber cuáles son los síntomas y cómo disminuir tu riesgo.

Para disminuir tu riesgo de desarrollar TSS, sigue estos consejos al utilizar tampones:

  • Ten cuidado al insertar tampones. Lávate las manos antes de insertar o remover un tampón. (Asegúrate de que tus uñas no estén puntiagudas o astilladas para evitar lastimarte la piel).
  • Cámbiate los tampones al menos cada 4-6 horas o más frecuentemente de ser necesario.
  • Elige la absorción del tampón correcta. Usa tampones más pequeños cuando tu flujo sea más ligero. El TSS es muy raro, pero es más probable con tampones súper absorbentes solo cuando tienes un flujo abundante. No uses estos a menos que tengas flujo abundante.
  • Alterna entre usar toallas femeninas y tampones. Intenta usar toallas por la noche, y tampones durante el día.
  • No uses tampones para absorber nada que no sea tu flujo menstrual. Solo inserta un tampón una vez que se presente la sangre menstrual.

Si tienes fiebre, mareos, sarpullidos o vómitos mientras usas un tampón, retíralo de inmediato y contacta a tu proveedor de salud inmediatamente o ve a la sala de emergencias más cercana.

Los síntomas del TSS pueden parecerse a los de la gripe. Si suceden mientras estás en tu período y usando un tampón, podrían indicar el TSS. De otra forma, podría indicar que tienes alguna otra infección.

Cualquiera sea el caso, deberías ver a tu proveedor de salud.

Los síntomas del TSS (Síndrome de Shock Tóxico) generalmente aparecen rápidamente y pueden incluir:

  • Síntomas como los de la gripe (dolor muscular; dolores de cabeza; ojos, boca y garganta enrojecidos)
  • Fiebre alta repentina
  • Mareos, desmayos o aturdimiento
  • Vómitos
  • Un sarpullido similar a una quemadura de sol
  • Diarrea

Esperamos que nunca tengas que preocuparte por el TSS. De todas formas, es buena idea conocer los síntomas, por si acaso. Si tú o alguien que conozcas desarrolla síntomas, remueve el tampón y llama o ve a la sala de emergencias más cercana.

período, síndrome del choque tóxico, tampon

Источник: https://youngwomenshealth.org/2007/07/27/tu-primer-tampon/

¿Cómo usar tampones femeninos con o sin aplicador?

¿A qué edad se puede poner un tampón?

El uso de tampones puede hacer que apenas nos demos cuenta de que tenemos la regla. Durante la mayor parte de nuestra vida, las mujeres convivimos con la menstruación. Aproximadamente desde los 12 hasta los 50 años, tenemos la regla y solo buscamos una cosa: estar cómodas durante esta fase del ciclo menstrual.

Los tampones femeninos pueden ser muy útiles mientras menstruamos. Sus características lo convierten en el compañero indispensable para que las mujeres de cualquier edad puedan usarlo con confianza, seguridad, confort y eficacia.Te mostraremos todo lo que debes saber acerca del uso de los tampones para mujeres y la fase menstrual será mucho más cómoda.

¿Qué son los tampones?

Durante el periodo fértil de la mujer, aproximadamente cada 28 días, la regla es la forma que tiene el útero de desprenderse de su revestimiento y expulsar los restos del óvulo que no ha sido fertilizado. Ese es el sangrado llamado menstruación.

En estas fechas, las mujeres contamos con varios métodos para controlar el flujo menstrual: las toallas sanitarias, también denominadas toallitas higiénicas o compresas, y el tampón. La diferencia entre ambos productos es el uso externo o interno.

Aunque son dos productos ampliamente utilizados, existen dudas y temores alrededor del tampón.

La timidez, en muchos casos, nos obliga a aceptar falsos mitos: que producen el Síndrome del Shock Tóxico (SST), que no se pueden usar si eres virgen, que afectan el himen o que duele ponérselo. ¡Vamos a despejar tus dudas!

¿De qué están hechos los tampones y cómo se utilizan?

Los tampones están fabricado con fibras naturales, entre las que predomina el algodón. Su recubrimiento facilita su postura, haciendo que la introducción y la extracción del tampón sea suave y deslizante.

Su forma termina en una punta redondeada que permite su inserción sin molestias. Van equipados con un fuerte cordoncito que queda por fuera de la vagina, del que se tira suavemente para extraerlo.

Existen tres tipos de tampones: los que se usan sin aplicador, los de aplicador de cartón y los de aplicador de plástico. Los tres modelos son completamente seguros y su diferencia radica en la forma en que elegimos ponernos el dispositivo y de lo que nos resulte más confortable.

Todos ellos destacan por su comodidad y porque no notas que los llevas puestos. El método de uso es idéntico: retiras el envoltorio, introduces la punta en tu vagina y lo empujas suavemente hasta que lo hayas insertado. En cuanto los uses, verás que resultan tremendamente cómodos y te mantienen a salvo de malos olores.

¿Son seguros los tampones?

Muchas mujeres sienten miedo por el Síndrome de Shock Tóxico, lo que difiere de las conclusiones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. Los problemas surgieron en los ochentas y se debieron a cambios en la industria y al comportamiento personal de las mujeres que lo usaban.

Es el mismo síndrome que puede aparecer en niños que usan pañales desechables, sobre los que también se lleva un estricto control. Por ello, si notas alguna molestia o fiebre, acude al médico, pero en la actualidad el SST es prácticamente inexistente.

El control de calidad y seguridad de los tampones es realizado por personal ajeno a la marca que los fabrica, para garantizar que cuenten con el visto bueno de expertos independientes, autoridades sanitarias, científicos y médicos.

Estos expertos revisan la seguridad de los materiales de los tampones y sus aplicadores; el grado de absorción; su predisposición a desarrollar bacterias perjudiciales o si modifican la composición bacteriana de la vagina.

Pero lo más importante es que la FDA asegura la eficacia y seguridad de todos los tampones comercializados y que cumplen con todas las normas, incluso en la revisión previa al lanzamiento al mercado del tampón.

¿Qué debo saber a la hora de usar el tampón por primera vez?

Lo más importante es que erradiques el miedo al SST. Cualquier cosa que introduzcas en tu vagina podría producirlo: tampones, esponjas absorbentes, las copas menstruales o los diafragmas. La probabilidad de padecerlo es mínima y, aunque no lo creas, depende más de tus hábitos de higiene.

Lava tus manos con agua y jabón. Quita el envoltorio al tampón, tanto si es con o sin aplicador, tómalo entre los dedos pulgar e índice. Elige una postura cómoda, la mayoría de las mujeres prefieren poner un pie sobre la taza del baño y eso las deja en una posición más abierta para terminar el proceso.

Si es sin aplicador, coloca el tampón con la punta redondeada en la apertura de la vagina. Empuja suavemente, hasta que notes que está dentro y no te molesta. El cordón quedará por fuera.

Si es con aplicador, saca la parte trasera del aplicador. Colócatelo como te hemos comentado. Pon la punta del aplicador redondeado en la vagina y empuja suavemente el dispositivo trasero, que se encargará de realizar la introducción del tampón.

Por cierto, casi todas las mujeres hemos tenido que hacer algunos ensayos. A partir de aquí, procura cambiar el tampón teniendo en cuenta tu flujo menstrual. Elige el tampón que se ajusta a la cantidad de flujo menstrual que tengas: medio o súper.

No los uses si no tienes la regla o si la cantidad de flujo menstrual es demasiado pequeña.

El tampón necesita humedad para absorber y expandirse.

Todo dependerá del volumen del sangrado y de lo que vayas a hacer. Puedes combinarlos perfectamente con las compresas o toallas diarias, que podrás utilizar, por ejemplo, para dormir. Ambos productos conseguirán que tu regla sea natural y muy cómoda, gracias a su suavidad y seguridad.

¡Por último, anímate a probar los tampones! Millones de mujeres de todas las edades lo usan en todo el mundo, con un resultado fantástico. Haz que tu menstruación te resulte más cómoda y disfruta en cada situación, con una protección higiénica y segura, gracias a ellos y a las toallitas diarias.

¿Los has probado ya? Cuéntanos cómo ha sido tu experiencia y cómo te llevas con tu periodo desde que usas tampones.

Fuentes:

Источник: https://www.lakotex.com.pa/contenidos/producto/es-bueno-o-peligroso-usar-tampones

Cómo enseñarle a tu hija adolescente a usar un tampón por primera vez

¿A qué edad se puede poner un tampón?

De entre todos los cambios físicos y psicológicos que comienzan a experimentar nuestros hijos cuando se adentran en la adolescencia, la llegada de la primera menstruación suele ser el que más dudas genera en las niñas.

Entre las principales preocupaciones asociadas a este hecho, está el uso del tampón por primera vez: «¿me dolerá ponérmelo?», «¿cuándo es buen momento para usarlo por primera vez?», «¿qué debo tener en cuenta?»…

Seguro que son muchas las preguntas que se hace tu hija acerca del uso de este producto, y es importante que se las resuelvas con naturalidad, para evitar incidentes y riesgos asociados. ¡Te damos algunas claves que pueden ayudarte!

Explica a tu hija cómo funciona un tampón

Antes de usar un tampón por primera vez es recomendable que expliques a tu hija cómo funciona exactamente, mostrándole uno, dejando que lo observe y te haga las preguntas que considere oportunas.

Explícale que al introducirlo dentro de la vagina, el tampón, fabricado en algodón compacto, irá expandiéndose a medida que absorbe el flujo menstrual, impidiendo que este salga de su cuerpo.

¿Cómo elegir el mejor tampón?

Al igual que ocurre con las compresas o toallas sanitarias, los tampones también tienen diferentes niveles de absorción en función de la cantidad de flujo o del momento del periodo en el que nos encontremos.

Explica a tu hija las diferencias entre uno y otro, y anímala a elegir el que más se adapte a sus necesidades a través de la observación y el conocimiento de su propio cuerpo y sus ciclos menstruales.

Existen tampones con aplicador y tampones de inserción manual. Quizá al principio sea más cómodo y fácil que utilice los tampones con aplicador, pero no está de más enseñarle ambos modelos para que pueda probar aquel con el que se siente más cómoda.

Consejos para la colocación del tampón por primera vez

El momento de ponerse un tampón por primera vez puede ser complicado, ya que los nervios tensan los músculos haciendo que la inserción sea más difícil.

Por eso, es recomendable que le expliques a tu hija previamente (mediante una demostración simulada), cómo debe hacerlo, poniendo énfasis en la importancia de que esté tranquila para facilitar el momento.

Te compartimos algunos consejos que pueden ser de utilidad para esta primera vez:

  • Recomienda a tu hija que elija un momento del ciclo donde más flujo tenga, para que la inserción del tampón sea más sencilla.
  • Recomiéndale que comience con un tampón pequeño y con aplicador.
  • Dale ideas sobre las diferentes posturas que puede adoptar a la hora de colocarse el tampón, y que facilitarán el momento.
  • Explícale que no debería notar el tampón en su interior, por lo que si le molesta, le roza, le duele, o siente que se le sale, debe intentarlo de nuevo. Colocarse correctamente y de forma rápida un tampón es cuestión de práctica.
  • Recuérdale la importancia de lavarse correctamente las manos antes y después de colocarse el tampón, y de no tirar el aplicador ni los envoltorios por el inodoro.

¿Qué es el síndrome de shock tóxico?

Aunque en la caja de tampones se advierte acerca del síndrome del shock tóxico (SST) y su relación con el uso de este producto, es muy importante que informes a tu hija sobre ello, y le expliques las precauciones que debe tomar para minimizar riesgos.

El síndrome de shock tóxico es una infección grave pero poco común causada por las toxinas que generan las bacterias estafilococo y estreptococo, y está asociado al uso de tampones.

Aunque se trata de un riesgo muy pequeño y muy poco frecuente, hay algunas cosas que podemos hacer para minimizarlo aún más:

  • Cambiar el tampón cada cuatro horas, o con mayor frecuencia si se necesita, pero nunca debe pasarse más de ocho horas con él puesto.
  • El tampón debe tener la absorción adecuada al flujo menstrual, pues se ha relacionado el SST con el uso de tampones súper absorbentes. Por ello, solo se recomienda utilizar la máxima absorción cuando el flujo menstrual es muy abundante.
  • Combinar el uso de tampones con el de compresas u otros métodos, especialmente por la noche.
  • El tampón solo debe utilizarse durante la menstruación, y jamás para absorber el flujo vaginal común o colocárselo antes de que baje la regla.

Al igual que ocurre con otros muchos momentos que irán descubriendo nuestros adolescentes, la llegada de la primera menstruación y todo lo que conlleva puede estar repleto de incertidumbre y miedos. Por eso es tan importante que nuestros hijos tengan confianza para hablar con nosotros, y sepamos resolver sus dudas con total naturalidad.

Источник: https://www.bebesymas.com/consejos/como-ensenarle-a-tu-hija-adolescente-a-usar-tampon-primera-vez

Mitos y malentendidos sobre los tampones

¿A qué edad se puede poner un tampón?

Este artículo también está disponible en: English, português

*Traducción: Carolina Tafur

Desde su invención, los tampones han sido los causantes de pánico moral, aprensión por motivos de salud, protestas por impuestos y pautas publicitarias ridiculas.

Hay muchos mitos y malentendidos sobre los tampones:

  • ¿Puedes perder tu virginidad si usas un tampón?
  • ¿Se puede salir un tampón?
  • ¿Qué pasa si usas un tampón por mucho tiempo?

Sigue leyendo para encontrar las respuestas a estas preguntas.

Descarga Clue app para hacerle seguimiento de la duración y los cambios de tu ciclo.

4.8

más de 2M+ calificaciones

¿Duele insertar o retirar un tampón?

No debería doler. Tal vez quieras probar diferentes tipos de tampón — con o sin aplicador — para ver cuál prefieres. Algunas veces insertar o retirar un tampón puede ser algo incómodo porque tu vagina está seca o tu flujo es muy ligero.

Usar una pequeña cantidad de lubricante a base de agua debería ayudar a aliviar la resequedad, haciendo así más fácil la inserción del tampón o el aplicador. Si sientes resequedad o incomodidad al retirar el tampón, prueba cambiarte a uno de absorción más ligera. Si sigues experimentando dolor vaginal al usar tampones, consulta con un profesional de la salud.

¿Podré sentir un tampón cuando está dentro de mí?

No. Si te pones un tampón correctamente (al fondo de la vagina), no lo podrás sentir. Los tampones están diseñados para ir en la parte superior de la vagina, es decir, en la parte más alejada de la apertura vaginal. Si puedes sentir el tampón, prueba empujarlo un poco más al fondo.

¿Un tampón se puede “perder” dentro de mi vagina?

No. El cérvix (al final de la vagina) tiene una pequeña abertura que solo permite el paso de la sangre y el semen. Si tienes dificultad al quitarte un tampón, puja como si fueras a hacer popó.

Ponerte de cuclillas puede ayudar. Mueve los dedos dentro de tu vagina y trata de palpar al fondo hacia la parte posterior.

Cuando puedas sentir el tampón o el hilo del tampón, tómalo entre tus dedos y sácalo.

¿Se puede “salir” un tampón?

Usualmente no. Cuando insertas un tampón de manera adecuada (al fondo del canal), la vagina lo mantiene naturalmente en su sitio, aún cuando estés corriendo o haciendo cualquier actividad. Si pujas muy fuerte mientras haces popó, puede que el tampón se salga. Si eso pasa, ponte uno nuevo.

¿Puedo perder mi virginidad si uso un tampón?

No. La virginidad no es un concepto físico o médico. Es una idea cultural sobre la que hay muchas definiciones y opiniones. Los conceptos de virginidad en ocasiones están asociados a la idea de que la apertura vaginal esta cubierta por una membrana (el himen), la cual se “rompe” durante el sexo vaginal.

La corona vaginal, también conocida como el himen, consiste en pliegues delgados de tejido mucoso que se encuentran 1 o 2 centímetros dentro de la apertura vaginal (1). En el folleto La corona vaginal: mitos en torno a la virginidad, Anna Knöfel Magnusson de la RFSU (la Asociación Sueca para la Educación Sexual) escribe:

Cada corona es diferente en tamaño, color y forma. Es ligeramente rosada, casi transparente, y puede parecerse a los pétalos de una flor, a una pieza de un rompecabezas o a una media luna. En la mayoría de los casos, es flexible y elástica.

Muy rara vez, los pliegues del tejido mucoso cubren la totalidad de la apertura vaginal.

En tal caso, puede que sea necesario hacer una consulta con ginecología para realizar la apertura del canal vaginal, con el propósito de permitir el paso de la sangre menstrual, la inserción de un tampón y el sexo penetrante.

No solo la inserción de cosas (como tampones, copas menstruales, juguetes o dedos) en la vagina puede causar la disminución gradual de la corona vaginal. La actividad física básica diaria también puede causar esto.

Los cambios hormonales que ocurren en la pubertad también pueden cambiar la forma y elasticidad de la corona vaginal (2). Independientemente de si usas tampones o no, tu corona vaginal (si es que tenías una, para comenzar) desaparecerá con el tiempo.

Aún no se sabe mucho sobre la anatomía y la función de la corona vaginal, y más investigación es necesaria.

¿Los tampones pueden causar síndrome de choque tóxico?

Probablemente no, pero es bueno contar con información al respecto. El síndrome de choque tóxico (TSS) es una enfermedad poco común que afecta a 1 en 100.000 personas que menstrúan (3).

Más de la mitad de los casos que se reportan de TSS están asociados al uso de tampones. Sin embrago, este problema puede afectar a personas de todas las edades, e incluso a hombres y niños. Usar un tampón por mucho tiempo (más de 8 horas) está asociado con el TSS (4).

Los síntomas del TSS comienzan de repente y pueden empeorar rápidamente.

El TSS puede ser fatal si no se trata rápidamente, por lo que saber reconocer los síntomas es muy importante (5,6):

  • Temperatura alta (fiebre) de 39°C (102.2°F) o mayor
  • Síntomas de gripe tales como dolor de cabeza, escalofríos, dolores musculares, dolor de garganta y tos
  • Sensación y manifestación de enfermedad
  • Diarrea
  • Erupción generalizada parecida a las quemaduras de sol
  • Enrojecimiento intenso de la esclerótica, los labios y la lengua
  • Mareo y desmayos
  • Dificultad para respirar
  • Desorientación, somnolencia y pérdida de conocimiento

El TSS es una emergencia médica.

Si bien estos síntomas pueden ser causados por una enfermedad diferente al TSS, es de suma importancia contactar de inmediato a un profesional de la salud si presentas una combinación de los síntomas anteriormente mencionados.

Las probabilidades de que tengas TSS son muy bajas, pero no debes ignorar estos síntomas. Si tus síntomas son severos o empeoran rápidamente, dirígete al hospital más cercano o llama una ambulancia inmediatamente.

¿Cómo puedo puedo reducir las probabilidades de sufrir de TSS?

Usa tampones con un menor grado de absorción y cámbialos con frecuencia. Evita usar un tampón por más de 8 horas.

Alternativamente, también puedes usar otro producto de higiene menstrual, como toallas o una copa menstrual. Las copas menstruales no generan riesgo de TSS.

Solo ha habido un caso documentado de TSS asociado al uso de una copa menstrual, cuando una mujer se arañó la pared vaginal mientras se ponía la copa (7).

¿Con qué frecuencia debería cambiarme el tampón?

La mejor manera de saber si debes cambiar el tampón es jalar suavemente el hilo. Si comienza a salir con facilidad, es hora de cambiarlo; si no, puedes dejarlo por un poco más de tiempo. No te quedes con un tampón por más de 8 horas, ya que esto incrementa el riesgo de desarrollar el síndrome de choque tóxico (8).

Un tampón de absorción ligera saturado puede retener hasta 3 ml de fluido, mientras que un tampón súper absorbente puede retener hasta 12 ml (9,10). La pérdida normal de sangre en cada periodo está entre 5 y 80 ml (11). Si cada dos horas empapas un tampón o una toalla higiénica, esto se considera como un sangrado menstrual intenso y deberías consultarlo con tu profesional de la salud.

¿Puedes orinar mientras tienes un tampón puesto?

Sí. No tienes que cambiarte el tampón cada vez que orinas, pero tal vez quieras poner el hilo dentro de tu vagina o apartarlo mientras lo haces para que no se moje. Esto es solo por comodidad y es poco probable que tengas problemas de salud si accidentalmente orinas el hilo del tampón.

Algunas personas hacen popó con un tampón puesto. Otras deciden cambiarse el tampón después de terminar. Ambas opciones están bien. Cuando hagas popó y estés usando un tampón, ten cuidado de no untar el hilo. Las bacterias que viven en los intestinos pueden causar infecciones de la uretra y la vejiga (12).

¿Puedes botar los tampones en el inodoro?

Es mejor no hacerlo. Los tampones están diseñados para absorber líquido y expandirse, por lo que pueden tapar inodoros y cañerías, especialmente si las tuberías son viejas, o si es un inodoro ahorrador de agua o un pozo séptico.

La mayoría de los tampones no son biodegradables, e incluso aquellos que lo son no se desintegran en el sistema de aguas residuales.

Envolver el tampón (y su aplicador) en papel higiénico y botarlo en la basura es la mejor opción para cuidar tu plomería y el medio ambiente.

Descarga Clue para hacerle seguimiento a tus métodos contraceptivos

4.8

más de 2M+ calificaciones

¿Puedo usar tampones a partir de mi primer periodo?

Sí. Si así lo deseas, puedes usar tampones desde el inicio de tu primer periodo. Asegúrate de leer las instrucciones del paquete o preguntar a un familiar, profesional de la salud o amig@.

Escoge el nivel de absorción adecuado para tu flujo (mini o bajo para poca cantidad de sangre, normal o súper, si tu flujo es más intenso).

Si tienes dificultad para ponerte el tampón, prueba uno con aplicador o aplica una pequeña cantidad de lubricante a base de agua al tampón para que su inserción sea más fácil.

¿Puedes bañarte mientras tienes un tampón puesto?

. Puedes usar un tampón en la ducha o en la bañera. Los tampones (y copas menstruales) también son excelentes opciones cuando vas a nadar durante tu periodo.

Si no puedes o no quieres usar ninguno de los dos, hay un par de opciones más: si tu flujo es ligero, puedes usar trajes de baño absorbentes o trajes de baño oscuros para evitar dejar manchas.

Los trajes de baño con tela absorbente a prueba de agua se ven como calzones de bikini normales pero tienen una capa oculta de tela anti-derrames que ayuda a absorber la sangre menstrual.

Puedes usar una toalla higiénica antes y después de nadar

¿Los tampones caducan?

Sí. Si los tampones se mantienen en su empaque original y se almacenan en un lugar seco, su vida útil es de aproximadamente cinco años. Los tampones son sanitarios pero no están esterilizados, por lo que pueden albergar bacterias y moho si se guardan en un lugar húmedo (como el baño).

Lo más importante a lo que se debe prestar atención es el empaque: ¿Tienes un “tampón de emergencia” que ha estado rodando en tu maleta por semanas y el empaque está dañado? Si es así, no lo uses. Un tampón que está sucio o mohoso puede causar una infección vaginal. Si experimentas comezón o irritación después de usar tampones, consulta con tu profesional de la salud.

¿Está bien usar tampones si tienes un DIU?

Sí. Inmediatamente después de la inserción de un DIU puede que experimentes un sangrado leve. No uses tampones para este sangrado.

Después de que el sangrado de inserción desaparezca, está bien usar tampones o una copa menstrual si tienes un DIU.

Los hilos del DIU se extienden unos pocos centímetros desde el cérvix, por lo que no deberían interferir con la postura o extracción de un tampón

Descarga Clue ahora y registra información diaria sobre tu periodo para que aprendas a conocerte mejor.

Artículo publicado originalmente el 29 de agosto de 2018

¡Hola, soy Steph! Te enviaré historias educativas y entretenidas sobre salud menstrual y compartiré consejos y trucos para sacar el máximo provecho a tu aplicación Clue.

Источник: https://helloclue.com/es/articulos/cultura/tampones-preguntas-y-malentendidos

Los tampones y cómo usarlos con seguridad

¿A qué edad se puede poner un tampón?

Image

Caption

Los tampones aprobados por la FDA deben usarse una sola vez y luego desecharse. No se debe usar un tampón más de una vez.

English

Si usa tampones durante su período (o menstruación), es importante saber cómo usarlos de manera segura. Tenga en cuenta esta importante información de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) y comparta esta información con otras mujeres que puedan usar estos productos.

¿Qué son los tampones y cómo se usan?

Los tampones son un método para absorber el flujo menstrual durante su período. Los tampones están diseñados para insertarse en la vagina con o sin un aplicador.

Quizá le sorprenda saber que la FDA regula los tampones como dispositivos médicos. Los tampones aprobados por la FDA deben usarse una sola vez y luego desecharse. No se debe usar un tampón más de una vez.

¿De qué están hechos los tampones?

Los tampones aprobados por la FDA están hechos de algodón, rayón o una mezcla de ambos.

Las fibras absorbentes que se utilizan en los tampones aprobados por la FDA y que se venden hoy en día se fabrican mediante un proceso de blanqueo sin cloro elemental, lo que también evita que los productos tengan niveles peligrosos de dioxina (un tipo de contaminante que se encuentra en el medio ambiente).

¿Cómo evalúa la FDA la seguridad de los tampones?

Antes de que los tampones puedan venderse legalmente en los EE. UU., deben pasar por la revisión de la FDA para determinar si son tan seguros y eficaces (sustancialmente equivalentes) como los tampones que se comercializan legalmente.

Como parte de la revisión de la FDA, los fabricantes envían datos que incluyen los resultados de las pruebas para evaluar la seguridad de los materiales utilizados para fabricar tampones y aplicadores (si cuentas con ellos), su absorbencia, fuerza e integridad, y si los tampones aumentan el crecimiento de ciertas bacterias dañinas o cambian los niveles normales de bacterias en la vagina.

¿Son seguros los tampones reutilizables?

Los tampones reutilizables pueden conllevar riesgos adicionales de infecciones como infecciones por levaduras, hongos y bacterias.

Aunque es posible que haya oído hablar de los tampones reutilizables, la FDA no ha autorizado o aprobado estos productos. La FDA no recomienda el uso de tampones reutilizables.

Los únicos tampones autorizados o aprobados por la FDA están diseñados para un solo uso.

¿Qué debe saber sobre los tampones y el síndrome de shock tóxico (TSS, por sus siglas en inglés)?

El síndrome de shock tóxico (TSS) es poco común y es causado por una sustancia tóxica producida por ciertos tipos de bacterias. La sustancia tóxica producida por la bacteria puede causar daños a los órganos (incluyendo la insuficiencia renal, cardíaca y hepática), shock e incluso la muerte.

Las tasas de casos de TSS asociados con los tampones han disminuido significativamente a lo largo de los años. Una razón es que la FDA evalúa si un tampón mejora el crecimiento de las bacterias que causan el TSS antes de que el producto pueda comercializarse legalmente.

Solo los tampones aprobados por la FDA pueden comercializarse legalmente en los EE. UU. Además, una etiqueta para los tampones más informativa, así como los esfuerzos educativos de la FDA y los fabricantes, pueden haber contribuido a la reducción de los casos de TSS.

Para obtener más información sobre el TSS, lea los consejos de seguridad para los tampones a continuación.

Consejos de seguridad para tampones

Es posible que desee hablar con su proveedor de atención médica sobre si los tampones son adecuados para usted. Si usa tampones, considere lo siguiente:

  1. Siga todas las instrucciones en la etiqueta. Aunque haya usado tampones antes, lea las instrucciones en el paquete.
  2. Lávese las manos antes y después de usar un tampón. Esto ayudará a reducir la propagación de bacterias.
  3. Use tampones solo cuando tenga su período. No debe usar un tampón en ningún otro momento o por ningún otro motivo.
  4. Cambie el tampón cada 4 a 8 horas. Nunca use un solo tampón por más de 8 horas seguidas.
  5. Use el tampón de menor absorción necesario. Si puede usar un tampón hasta ocho horas sin cambiarlo, puede que la absorción del tampón sea demasiado alta.
  6. Comuníquese con su proveedor de atención médica si tiene dolor, fiebre u otros síntomas inusuales. Si siente malestar, dolor u otros síntomas inesperados como secreción inusual al intentar insertar o usar un tampón, o si tiene una reacción alérgica, deje de usar tampones y comuníquese con su médico.
  7. Conozca los signos del síndrome de shock tóxico (TSS) y cómo reducir su riesgo. Los síntomas y signos de TSS pueden incluir fiebre súbita (usualmente de 102 °F o más), vómitos, diarrea, desmayos o sentir que se va a desmayar al ponerse de pie, mareos o un sarpullido que parece una quemadura solar. Si tiene uno de estos síntomas durante su período o poco después de su período, deje de usar tampones y busque atención médica de inmediato. Para reducir su riesgo de TSS, use el tampón de menor absorción necesario, use un tampón por no más de 8 horas y luego deséchelo, y use tampones solo cuando tenga su período.

Si ha tenido molestias o se ha enfermado como resultado del uso de un tampón, considere reportarlo a MedWatch, el programa de información de seguridad y de reportes de eventos adversos de la FDA. La información proporcionada a MedWatch ayuda a la FDA a garantizar que los tampones sigan siendo seguros y eficaces.

Источник: https://www.fda.gov/consumers/articulos-en-espanol/informacion-sobre-los-tampones-y-como-usarlos-con-seguridad

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: