¿A qué edad se puede quitar un lunar?

¿Cómo eliminar un lunar de forma segura?

¿A qué edad se puede quitar un lunar?

Posiblemente te has preguntado alguna vez si se puede eliminar ese inestético lunar o verruga que sobresale en alguna parte de tu cuerpo. O que quizás se irrita de vez en cuando, comienza a sangrar o que incluso salen pelos del mismo.

¡Seguro que tiene una solución! Pero antes que todo, lo más importante es realizar un diagnóstico dermatológico prequirúrgico correcto para evitar problemas en el futuro. Ahora te explico el porque.

¿Por qué es importante hacer un diagnóstico preciso?

El primer paso para realizar un tratamiento exitoso es realizar un correcto diagnóstico de esta verruga o lunar.

Existen diferentes lesiones dermatológicas que pueden presentarse como lesiones sobreelevadas en la piel tanto benignas como malignas.

Dentro de los diagnósticos diferenciales de lunares y verrugas existen muchísimos y solo un dermatólogo está entrenado para su correcto diagnóstico. Aquí les dejo algunos pocos ejemplos:

  • Nevus dérmico
  • Carcinoma basocelular
  • Melanoma nodular
  • Xantelasma
  • Queratosis seborreica
  • Nevus dérmico
  • Angioma
  • Verruga vírica
  • Acrocordones

Como puedes ver, muchas veces lo que llamamos lunares o verrugas pueden tener diferentes diagnósticos y por ende el tratamiento será muy diferente en cada caso. En algunos casos incluso nos podemos encontrar con lesiones malignas como el melanoma o carcinoma basocelular que se pueden presentar clínicamente como verrugas.

Por ello, es importante acudir a un dermatólogo antes de realizar una intervención de cualquier lesión.

En nuestra profesión estamos acostumbrados a hacer diagnósticos precisos mediante la dermatoscopia y en casos difíciles incluso mediante microscopía confocal que nos permitirán eliminar un lunar con seguridad.

¿Te gustaría saber cómo realizamos un diagnóstico avanzado dermatológico de las diferentes lesiones cutáneas?

¿Lunar o verruga es lo mismo?

Una de las cosas que más veo en mi consulta son pacientes que acuden para que les queme las “verrugas”. Sin embargo, rara vez las lesiones que los pacientes interpretan como verrugas lo son. Saber la diferencia entre un lunar y una verruga es muy importante para que evites aplicar tratamientos en casa que pueden empeorar la situación.

Un lunar es un grupo de células llamados melanocitos que son generalmente marrones o negras y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Normalmente aparecen antes de los 20 años y la mayoría son benignos.

Aquí podemos ver la diferencia entre diferentes diagnósticos. Los lunares planos de nacimiento (Birthmark) y el lunar o nevus dérmico (Mole) están constituidos por melanocitos y son lesiones benignas. La verruga (Papilloma) es una lesión benigna causada por la proliferación del virus papiloma humano. Por último, el melanoma también se puede manifestar como un lunar aunque tiene algunas características atípicas.

En cambio, las verrugas son lesiones víricas producidas por el virus del papiloma humano (VPH).

Estás verrugas tienen diferentes presentaciones clínicas dependiendo del lugar en el cual se manifiesten.

De esta forma podemos encontrarnos en la consulta con las verrugas palmares y plantares, las verrugas genitales (condilomas) y las verrugas planas en los niños.

Diagrama que muestra verrugas plantares producidas por el virus del papiloma humano

Es importante saber que son las verrugas víricas son contagiosas y pueden seguir apareciendo más si no se tratan. Pero esto no lo trataré en este post.

Una vez hayamos realizado el diagnóstico correcto de un lunar dérmico u otra lesión benigna deberemos elegir el procedimiento más adecuado. Existen diferentes técnicas quirúrgicas que se deberán valorar dependiendo del diagnóstico inicial de la lesión para lograr el mejor resultado estético. Entre las diferentes técnicas quirúrgicas podemos encontrar:

  • Biopsia con sacabocados (punch biopsy): Se coloca un sacabocados circular sobre el lunar con lo cual logramos quitar el lunar con el mínimo diámetro posible.
  • Excisión mediante afeitado (shave): Lo reservamos para lesiones sobreelevadas que parecen verrugas en el cual afeitamos la lesión a nivel de la piel. El resultado estético es excelente.
  • Excisión quirúrgica: normalmente lo utilizamos en lesiones planas en las cuales requerimos quitar toda la lesión para hacer un correcto diagnóstico. En este caso se deben utilizar puntos de sutura.
  • Láser ablativo o láser de CO2: En lesiones cutáneas benignas y no melanocíticas podemos utilizar el láser de CO2 para la vaporización de la misma. Tiene un resultado estético excelente.
  • Crioterapia: Solamente en algunas lesiones benignas confirmadas mediante dermatoscopia podemos aplicar crioterapia. La crioterapia utiliza nitrógeno líquido para generar temperaturas extremadamente frías (-196°C) y así destruir las células. Si bien es un procedimiento rápido y fácil de hacer en la consulta los resultados estéticos son peores por lo que prefiero utilizar otros métodos.

Diagrama en el cual mostramos cómo realizamos la exéresis de un lunar mediante un afeitado para poder biopsiarlo y realizar el estudio histológico. Posteriormente la base del lunar es destruida de forma segura mediante láser.

Posteriormente, todas la lesiones que quitamos requieren de un estudio histológico para descartar signos microscópicos de cáncer de piel. No es raro que un cáncer de piel aparezca sobre un lunar y hay veces que la única pista para el diagnóstico sea el estudio microscópico de la lesión.

Aquí vemos el tratamiento de un lunar en la espalda mediante un láser de CO2. Se puede ver en la imagen como el pequeño haz de luz incide sobre la piel haciendo una vaporización muy controlada de la lesión.

¿Qué puedo esperar después de eliminar un lunar?

Una vez quitado un lunar vendrá una fase de recuperación o regeneración de la piel. En esta fase será fundamental utilizar alguna crema regeneradora o láminas de silicona para conseguir el mejor resultado estético posible.

Otra cosa muy importante será evitar al máximo el sol y utilizar una crema con protección solar diariamente para evitar una pigmentación anómala de la cicatriz.

Si todo va bien podremos observar muy buenos resultados como el de la siguiente foto.

Ejemplo de la eliminación de lunares mediante láser de CO2. En la primera foto se aprecian 2 pápulas que corresponden a lunares dérmicos. La siguiente foto se aprecia una pequeña cicatriz en fase de recuperación. En la tercera foto se pueden observar los resultados unos meses después que es prácticamente imperceptible.

¿Existe algún riesgo al eliminar un lunar?

El mayor riesgo después de la cirugía es que el sitio se pueda infectar. Si sigues cuidadosamente las instrucciones que te dejaremos para cuidar la herida hasta que sane es muy raro que pase esto.

¿Puedo quitar mis lunares en casa?

Nunca deberías aplicar un tratamiento antiverrugas o intentar quitar algo de tu propia piel si no sabes el diagnóstico.

Muchas veces nos encontramos en la consulta con lunares muy irritados por tratamiento que no corresponden y que terminan dejando una cicatriz o hiperpigmentación residual.

Esto es algo que vemos muy frecuentemente en nuestra consulta y es por ello que decidí es escribir el siguiente artículo: ¿Por qué no es una buena idea quitar un lunar en casa?

Pero no todos las preocupaciones son estéticas. El mayor problema asociado con la eliminación de algo de tu piel por tu cuenta es que no hay manera de saber si estás quitando una lesión benigna o una maligna.

En la Unidad de Melanoma del Hospital Clínic de Barcelona nos encontramos repetidas veces con pacientes o gente no capacitada para realizar un adecuado diagnóstico que queman lesiones malignas.

Esto lleva a un diagnóstico tardío de lesiones malignas que pueden ser potencialmente mortales.

Take home message

En conclusión, siempre te recomiendo acudir un dermatólogo para valorar correctamente tus lunares u otras lesiones en la piel y elegir en conjunto el mejor tratamiento para tu caso.

Источник: https://www.sebastianpodlipnik.com/eliminar-lunar/

Lunares: Tipos, tratamientos y síntomas

¿A qué edad se puede quitar un lunar?

Cuando hablamos de lunares normalmente pensamos en pequeños puntos marrones oscuros que incluso dan un toque de personalidad, pero por desgracia esto no siempre es así y a veces una falta de control de nuestros lunares puede desencadenar es un melanoma maligno. Así que para que estés al tanto de todo sobre los tratamientos para eliminar lunares, tipos y síntomas para detectar lunares te contamos detalladamente a continuación.

Síntomas para identificar lunares cancerígenos

Los lunares son manchas en la piel de diversos tamaños formados por la acumulación del pigmento melanina. Aunque más tarde hablaremos del uso de diversos métodos para eliminarlos, primeramente tenemos que conocer los síntomas para identificar lunares cancerígenos para ver si presenta células malignas o si solo son lunares normales.

¿Conoces la técnica ABCDE? Es un sencillo método para detectar posibles señales que te marca que un lunar NO es maligno:

  • Si el lunar es Asimétrico
  • Si tiene los Bordes irregulares o no están bien definidos
  • Si tienen un Color poco uniforme e incluso sombras de tonos azulados, rojizos o blancos
  • Si el Diámetro es mayor de 6 milímetros de ancho
  • Si su Evolución es constante en cuanto a color, forma y tamaño

A parte si el lunar te pica o sangra y presenta costras que no se curan con el paso del tiempo, son señales de un posible lunar maligno.

Tratamientos para eliminar lunares por un dermatólogo

Para buscar tratamientos para eliminar lunares primero debes pasar una revisión por un dermatólogo en Málaga que te aconseje para la eliminación de lunares, que sepas que hay las siguientes opciones según tipo de lunar y localización de éste:

  • Cirugía: se realiza con anestesia local, tras su eliminación se dan varios puntos y el paciente puede hacer vida normal. La cicatriz es mínima.
  • Láser CO2: es rápido e indoloro y no es necesaria la anestesia local, además hay menor riesgo de dejar cicatriz.
  • Afeitado: utilizado cuando el lunar tiene un relieve considerable, se usa anestesia local aunque no es necesario puntos y la cicatriz es mínima.

¿Cuándo suelen aparecer los lunares?

  • Nevus congénitos: no son los más frecuentes entre todos los tipos de lunares que existen, pero son aquellos que vemos desde el nacimiento o las primeras semanas de vida.
  • Nevus adquiridos: lo normal es que los lunares aparezcan a lo largo de la vida, apareciendo a partir de los dos años de edad, aumentando tanto el tamaño con el número de lunares desde la infancia hasta los treinta o cuarenta años.

Dentro de los tipos de lunares adquiridos a lo largo de la vida podemos diferenciar varios tipos según donde suelen aparecer:

  • Nevus compuestos: lunares planos, a veces con pelos y de color marrón. Frecuentes en niños.
  • Nevus junturales o de la unión: lesiones planas, redondeados y de color variable. Aparecen en la adolescencia.
  • Nevus congénitos:  son de diferentes tamaños, cuanto más grandes son mayor riesgo tienen de ser malignos.
  • Nevus intradérmicos: son lesiones abultadas, de color carne y muy típicas en la zona de la cara. Aparecen en etapas avanzadas de la vida.
  • Nevus displásicos: de todos los tipos de lunares que existen son los que tienen mayor riesgo de evolucionar a cancerígenos. Tienen forma irregular y de colores muy variables. Pueden aparecer a cualquier edad aunque influye la tendencia familiar.

¿Dónde suelen aparecer los lunares?

Los lunares pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, desde las manos y pies hasta en el cuero cabelludo, las axilas o incluso debajo de las uñas. La media es de entre 10 y 40 lunares por persona.

¿Cómo prevenir la aparición de lunares malignos?

Las medidas que te puedes ayudar a prevenir la aparición de lunares malignos o en caso de su previa existencia la complicación de estos, son las siguientes:

Estate atento a los cambios: examínate de forma regular la piel para detectar anomalías o cambios que puedan indicar la presencia de melanomas. No olvides observarte zonas más escondidas como las axilas, las palmas de los pies y manos incluso glúteos y área genital.

A pesar de este control personal es recomendable un examen de piel profesional de regular periodicidad.

Cuida y protégete la piel: estarás cansado de escucharlo, pero una vez más, protégete del sol o de las camas solares. La radiación ultravioleta está directamente relacionada con el riesgo de sufrir un melanoma.

Para ello evita las horas en las que los rayos solares son más fuertes, entre las 10 a.m y las 4 p.

m, usa protector solar todo el año incluso los días nublados y cúbrete lo mejor posible con el uso de gafas de sol, sombreros, etc..

Por último es muy típico recurrir a las lámparas de bronceado y las camas solares y son un recurso que si se consigue evitar puede prevenir la aparición de lunares malignos e incluso en el peor de los casos padecer cáncer de piel.

Esperamos que toda esta información te haya sido de utilidad para analizar el estado de tus lunares o de alguien de tu entorno, pero por supuesto si observas algún lunar con aspecto atípico o que crece o sufre cambios no dudes en consultar con un médico especialista.

Источник: https://clinicasanisalud.com/tratamientos-para-eliminar-lunares/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: