¿Afecta la raza al embarazo?

Discriminación Por Embarazo

¿Afecta la raza al embarazo?

La discriminación por embarazo consiste en tratar a una mujer (empleada o solicitante de empleo) de manera no favorable por embarazo, parto o alguna afección médica relacionada con el embarazo o el parto.

Discriminación por embarazo y situaciones laborales

La Ley de Discriminación por Embarazo (PDA, por sus siglas en inglés) prohíbe la discriminación por embarazo cuando se trata de cualquier aspecto del empleo, como la contratación, el despido, la remuneración, las asignaciones laborales, los ascensos, el despido temporal, la capacitación, los beneficios complementarios, tales como licencia y seguro médico, y cualquier otro término o condición de empleo.

Discriminación por embarazo y discapacidad temporal

Si una mujer está temporalmente incapacitada para realizar su trabajo debido a una afección médica relacionada con el embarazo o el parto, el empleador u otra entidad cubierta deberá tratarla de la misma manera que trata a cualquier otro empleado temporalmente discapacitado. Por ejemplo, el empleador quizá tenga que otorgar tareas pasivas, asignaciones alternativas, licencia por discapacidad o licencia sin goce de sueldo a las empleadas embarazadas si también dispone eso para otros empleados temporalmente discapacitados.

Además, los impedimentos derivados del embarazo (por ejemplo, diabetes gestacional o preeclampsia, una afección caracterizada por hipertensión inducida por el embarazo y proteínas en la orina) pueden ser discapacidades en virtud de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés).

Un empleador quizá tenga que proporcionar una adaptación razonable (como licencia o modificaciones que permitan que una empleada realice su trabajo) para una discapacidad relacionada con el embarazo, si eso no implica una carga onerosa (dificultades o gastos significativos).

La Ley de Enmiendas a la ADA de 2008 permite que sea mucho más sencillo demostrar que una afección médica es una discapacidad cubierta. Para obtener más información sobre la ADA, consulte http://www.eeoc.gov/spanish/laws/types/disability.cfm. Para obtener información sobre la Ley de Enmiendas a la ADA, consulte http://www.

eeoc.gov/laws/types/disability_regulations.cfm (En Inglés).

Discriminación por embarazo y acoso

Es ilegal acosar a una mujer por embarazo, parto o alguna afección médica relacionada con el embarazo o el parto.

El acoso es ilegal en los casos en los que es tan frecuente o grave que genera un ambiente laboral hostil u ofensivo, o cuando da lugar a una decisión laboral negativa (p. ej., que la víctima sea despedida o asignada a un puesto inferior).

La persona acosadora puede ser el supervisor de la víctima, un supervisor de otra área, un compañero de trabajo o una persona que no trabaje para el empleador, como un cliente.

Licencia por embarazo, maternidad y guarda legal

En virtud de la PDA, un empleador que permite que empleados temporalmente discapacitados se tomen una licencia por discapacidad o una licencia sin goce de sueldo deberá permitirle lo mismo a una empleada que esté temporalmente discapacitada por su embarazo.

Un empleador no puede singularizar afecciones relacionadas con el embarazo para procedimientos especiales a fin de determinar la capacidad para trabajar de una empleada.

Sin embargo, si un empleador exige que sus empleados presenten una declaración del médico sobre su capacidad de trabajar antes de conceder una licencia o pagar beneficios por enfermedad, el empleador puede solicitarles a las empleadas afectadas por afecciones relacionadas con el embarazo que presenten tales declaraciones.

Además, en virtud de la Ley de Licencia por Razones Médicas y Familiares (FMLA, por sus siglas en inglés) de 1993, una persona que ha sido padre/madre recientemente (incluidos los padres adoptivos y de crianza) puede reunir los requisitos para una licencia de 12 meses (sin goce de sueldo o paga si el empleado/la empleada obtuvo o acumuló ese período de licencia) que podrá usarse para el cuidado del niño. Para reunir los requisitos, el empleado/la empleada deberá haber trabajado para el empleador durante los 12 meses previos a tomarse la licencia, y el empleador deberá tener una cantidad específica de empleados. Consulte http://www.dol.gov/whd/regs/compliance/whdfs28.htm.

Embarazo y leyes laborales

Las empleadas embarazadas pueden tener derechos adicionales en virtud de la Ley de Licencia por Razones Médicas y Familiares (FMLA), que hace cumplir el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Las madres lactantes también pueden tener derecho a extraerse leche en el lugar de trabajo conforme a una disposición de la Ley de Normas Laborales Justas que hace cumplir la División de Horas y Salarios del Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Consulte http://www.dol.gov/whd/regs/compliance/whdfs73.htm.

Para obtener más información sobre la Ley de Licencia por Razones Médicas y Familiares o sobre el receso para madres lactantes, visite http://www.dol.gov/whd o llame al 202-693-0051 o al 1-866-487-9243 (voz), 202-693-7755 (TTY)

Источник: https://www.eeoc.gov/es/discriminacion-por-embarazo

Presión arterial alta en el embarazo

¿Afecta la raza al embarazo?
Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/highbloodpressureinpregnancy.

html

Otros nombres: Alta presión en el embarazo, Preeclampsia, Toxemia del embarazo

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias.

La presión arterial alta, o hipertensión, es cuando esta fuerza es demasiado alta. Hay diferentes tipos de presión arterial alta en el embarazo:

  • Hipertensión gestacional: Es la presión arterial alta que desarrolla mientras está embarazada. Comienza después de las 20 semanas de embarazo. Por lo general, no tiene otros síntomas. En muchos casos, no le hace daño a usted ni a su bebé, y desaparece durante las 12 semanas después del parto. Sin embargo, aumenta el riesgo de hipertensión en el futuro. A veces puede ser grave, lo que puede provocar bajo peso al nacer o nacimiento prematuro. Algunas mujeres con hipertensión gestacional terminan desarrollando preeclampsia
  • Hipertensión crónica: Es la presión arterial alta que comienza antes de la semana 20 del embarazo o antes de quedar embarazada. Algunas mujeres pueden haberla tenido antes de quedar embarazadas, pero no lo supieron hasta que chequearse la presión arterial en su visita prenatal. A veces, la hipertensión crónica también puede terminar en preeclampsia
  • Preeclampsia: Es un aumento repentino de la presión arterial después de la semana 20 de embarazo. En general, ocurre en el último trimestre. En casos raros, los síntomas pueden no comenzar hasta después del parto. Esto se llama preeclampsia posparto. La preeclampsia también puede provocar daños a algunos de sus órganos, como el hígado o el riñón. Los signos de estos daños pueden incluir proteína en la orina y presión arterial muy alta. La preeclampsia puede ser grave e incluso poner en riesgo la vida tanto de usted como la de su bebé

¿Quién está en riesgo de preeclampsia?

Usted está en mayor riesgo de preeclampsia si:

  • Antes del embarazo tuvo presión arterial alta crónica o enfermedad renal crónica
  • Tuvo presión arterial alta o preeclampsia en un embarazo anterior
  • Tiene obesidad
  • Tiene más de 40 años
  • Está embarazada con más de un bebé
  • Es de raza negra
  • Tiene historia familiar de preeclampsia
  • Tiene ciertas condiciones de salud, como diabetes, lupus o trombofilia (un trastorno que aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos)
  • Usó fertilización in vitro, donación de óvulos o inseminación de donantes

¿Qué problemas puede causar la preeclampsia?

La preeclampsia puede causar:

  • Desprendimiento de placenta, donde la placenta se separa del útero
  • Pobre crecimiento del feto, causado por la falta de nutrientes y oxígeno
  • Parto prematuro
  • Bebé con bajo peso al nacer
  • Parto de feto muerto
  • Daño a sus riñones, hígado, cerebro, sistema cardiovascular y otros órganos
  • Mayor riesgo de enfermedad cardíaca para usted
  • Eclampsia, que ocurre cuando la preeclampsia es lo suficientemente grave como para afectar la función del cerebra, causando convulsiones o coma
  • Síndrome HELLP, que ocurre cuando una mujer con preeclampsia o eclampsia tiene daño al hígado y las células sanguíneas. Es raro, pero muy serio

¿Cuáles son los síntomas de la preeclampsia?

Los posibles síntomas de preeclampsia incluyen:

  • Presión arterial ata
  • Demasiada proteína en la orina (proteinuria)
  • Hinchazón en su cara y manos. Sus pies también pueden hincharse, pero muchas mujeres tienen los pies hinchados durante el embarazo. Por lo mismo, los pies hinchados por sí solos pueden no ser un signo de un problema
  • Dolor de cabeza que no mejora
  • Problemas de visión, incluyendo visión borrosa o manchas
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • Dificultad para respirar

La eclampsia también puede causar convulsiones, náuseas y/o vómitos, y poca producción de orina. Si termina desarrollando el síndrome HELLP, también es posible que tenga sangrado o moretones con facilidad, fatiga extrema e insuficiencia hepática.

¿Cómo se diagnostica la preeclampsia?

Su proveedor de salud controlará su presión arterial y orina en cada visita prenatal. Si su presión arterial es alta (140/90 o más), especialmente después de la semana 20 de embarazo, es probable que su proveedor le pida algunas pruebas, como análisis de sangre u otras pruebas de laboratorio para buscar proteínas adicionales en la orina y otros signos de la enfermedad.

¿Cómo se trata la preeclampsia?

A menudo, dar a luz puede curar la preeclampsia. Al tomar una decisión sobre el tratamiento, su proveedor de salud tendrá en cuenta varios factores, como qué tan grave es, cuántas semanas de embarazo tiene y cuáles son los posibles riesgos para usted y su bebé:

  • Si tiene más de 37 semanas de embarazo, es probable que su proveedor quiera que usted dé a luz al bebé
  • Si tiene menos de 37 semanas de embarazo, su proveedor de salud vigilará de cerca a usted y a su bebé. Esto incluye tomarle pruebas de sangre y orina. El monitoreo del bebé a menudo implica ultrasonido, control de la frecuencia cardíaca y del crecimiento del bebé. Es posible que necesite tomar medicamentos para controlar la presión arterial y prevenir convulsiones. Algunas mujeres también reciben inyecciones de corticoides para ayudar a que los pulmones del bebé maduren más rápido. Si la preeclampsia es grave, es posible que su proveedor desee que el bebé nazca más temprano.

Los síntomas generalmente desaparecen dentro de las 6 semanas posteriores al parto. En casos raros, es posible que los síntomas no desaparezcan o que no comiencen hasta después del parto (preeclampsia posparto). Esto puede ser muy serio y debe tratarse de inmediato

  • Preeclampsia (Enciclopedia Médica) También en inglés

Источник: https://medlineplus.gov/spanish/highbloodpressureinpregnancy.html

Enanismo

¿Afecta la raza al embarazo?

  • Tamaño de texto más grande

Aquí encontrará información sobre el enanismo que desconoce mucha gente.

El enanismo:

  • se caracteriza por tener baja estatura. Según Little People of America (Gente pequeña de EE.UU.), una organización cuya misión es la defensa de las personas con enanismo y sus familias, esto significa tener una altura máxima de 4 pies y 10 pulgadas.
  • puede ocurrir en familias donde ambos progenitores tengan una estatura promedio.
  • a menudo es causado por una de más de 400 displasias esqueléticas. Estas afectan el crecimiento de los huesos y los cartílagos y, a menudo, conducen a una estatura baja desproporcionada.

El tipo más frecuente de enanismo es la acondroplasia.

El enanismo no es:

  • una discapacidad intelectual. La mayoría de las personas con enanismo tiene una inteligencia normal. 
  • una enfermedad que se deba «curar». La mayoría de las personas con enanismo viven vidas largas y satisfactorias. 
  • un motivo para asumir una incapacidad. Las personas con enanismo van a la escuela, trabajan, conducen automóviles, se casan y tienen hijos, igual que cualquier persona de estatura promedio.

¿Cuáles son las causas del enanismo?

La mayoría de los tipos de enanismo son causados por un cambio genético (mutación) en un óvulo o espermatozoide que ocurre antes del inicio del embarazo (concepción).

Otros se deben a cambios genéticos heredados de uno o ambos padres. Los cambios genéticos ocurren al azar. No hay nada que un padre pueda hacer antes o durante el embarazo para evitar que ocurra este cambio.

Un asesor genético puede ayudar a determinar las posibilidades de tener un hijo con enanismo.

Dependiendo del tipo de enanismo, es posible que dos padres de estatura promedio tengan un hijo de baja estatura. También es posible que dos padres con enanismo tengan un hijo de estatura media.

¿Cuáles son los tipos de enanismo?

Las personas con enanismo tienen baja estatura. Pero hay muchas cosas que causan enanismo. Cada causa tiene sus propias características y rasgos físicos únicos.

Por lo general, el enanismo causado por una displasia esquelética provoca una estatura desproporcionadamente baja. Esto significa que las extremidades (brazos y piernas) y el tronco no tienen la misma proporción que las de los individuos de estatura media.

Los dos tipos posibles de desproporción son: de tronco corto y de extremidades cortas.

  • Enanismo de tronco corto: El torso de estas personas es más coro en comparación con la longitud de las extremidades. 
  • Enanismo de extremidades cortas: Las extremidades son cortas en comparación con la longitud del tronco.

La displasia esquelética más frecuente es la acondroplasia. Se trata de un enanismo de extremidades cortas que afecta a una de cada 25.000 personas en todas las razas y grupos étnicos.

Las personas con acondroplasia tienen un tronco relativamente largo y brazos y piernas más cortas de lo normal.

Esto se nota más en la parte superior de los brazos y las piernas (llamado acortamiento rizomélico).

Otras características comunes son las siguientes:

  • una cabeza de mayor tamaño provista de una frente prominente 
  • nariz con un puente aplanado 
  • manos y dedos cortos 
  • parte baja de la espalda más arqueada de lo normal (lordosis lumbar) 
  • piernas arqueadas

La altura promedio de un adulto con acondroplasia es de alrededor de 4 pies.

La displasia diastrófica es una forma diferente de enanismo de extremidades cortas. Afecta aproximadamente a uno de cada 100.000 nacimientos. Las personas con este tipo de enanismo tienen las pantorrillas y los antebrazos cortos (lo que se conoce como «acortamiento mesomélico»). Es posible que además presenten:

  • un paladar hendido
  • cambios en el oído externo (también conocido como «orejas con aspecto de coliflor»)
  • pulgares en una posición diferente (también conocidos como pulgares de autoestopista)
  • pies zambos (pies orientados hacia adentro o hacia abajo)
  • curvaturas de la columna que pueden cambiar con el tiempo

La mayoría de las personas con displasia diastrófica tienen unos cambios articulares que les limitan el movimiento. Las personas con displasia diastrófica a menudo se benefician de dispositivos de ayuda, como muletas, un andador o una silla de ruedas para desplazarse

Las displasias espondiloepifisarias (SED, por sus siglas en inglés) son unas displasias esqueléticas de tronco corto que afectan a la columna vertebral y a los extremos de los huesos que forman las articulaciones (epífisis).

Junto con la acondroplasia y la displasia diastrófica, son uno de los tipos más frecuentes de enanismo. En un tipo de SED, la escasa longitud del tronco puede pasar desapercibida hasta que el niño alcanza la edad escolar.

Hay otros tipos de SED que son claramente visibles desde el nacimiento.

Los niños con SED también pueden:

  • nacer con pies zambos y/o paladar hendido
  • tener diferencias en la vista y/o el oído.
  • tener problemas de inestabilidad de la columna y / o curvas en la columna que cambian con el tiempo
  • desarrollar de forma precoz una movilidad articular reducida y/o artritis

¿Cómo se diagnostica el enanismo?

La mayoría de las mujeres embarazadas se someten a una ecografía prenatal para medir el crecimiento del bebé alrededor de las 20 semanas de embarazo. En esa etapa, las características de la acondroplasia aún no se notan.

Los médicos pueden sospechar una acondroplasia antes del nacimiento si una ecografía realizada a finales del embarazo muestra que los brazos y las piernas del bebé son más cortos de lo normal y la cabeza es más grande de lo normal.

Pero muchos niños con acondroplasia no reciben el diagnóstico hasta después del nacimiento.

Los médicos pueden identificar algunos otros tipos de displasia esquelética al comienzo del embarazo.

Pero también hay niños que no reciben este diagnóstico hasta que tienen varios meses o varios años de vida, que es cuando se enlentece su crecimiento.

El profesional del cuidado de la salud puede tomar radiografías después del nacimiento para verificar si hay cambios en los huesos. Los médicos también usan pruebas genéticas antes y después del nacimiento para confirmar el diagnóstico.

Posibles complicaciones y tratamientos

Cada afección que causa enanismo tiene sus propias posibles complicaciones médicas, las cuales pueden cambiar con el tiempo. Pero los médicos pueden tratar muchas de estas complicaciones.

Los niños con enanismo son atendidos por médicos que se especializan en ortopedia, neurocirugía, otorrinolaringología y neumología. Algunas afecciones médicas se tratan con cirugía. Estas operaciones se llevan a cabo bajo anestesia, que es más arriesgada en las personas pequeñas debido al tamaño menor de su cuerpo y de sus vías respiratorias.

Debido a su menor estatura y a sus diferencias en el crecimiento óseo, los niños con enanismo suelen aprender a darse la vuelta, a sentarse y a andar a edades diferentes que los niños de estatura promedio. Estos no se consideran retrasos, sino diferencias en el desarrollo. Los niños con enanismo aprenden a hacerlo por sí mismos en su propio momento y de su propia forma.

Las personas con enanismo deben intentar mantener un peso saludable. Unos pocos kilos de más pueden afectar la espalda y las articulaciones. Es importante que encuentren actividades físicas seguras y que les agrade hacer.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Las personas con enanismo pueden llevar vidas sanas y activas. La Ley de Estadounidenses con Discapacidades protege sus derechos.

Los tipos de displasia esquelética y la gravedad de las necesidades médicas varían de persona a persona. En general, con la atención médica adecuada, la esperanza de vida no se ve afectada por el enanismo.

Los padres pueden ayudar a sus hijos a llevar la mejor vida posible promoviendo su independencia y autoestima desde el principio.

A continuación, encontrará algunos consejos generales a tener en cuenta:

  • Trate a su hijo según su edad y nivel de desarrollo, no según su tamaño. Por ejemplo, un niño de 2 años no debería utilizar un biberón, incluso aunque tenga el tamaño de un niño de solo 1 año. Y, si espera que un niño de 6 años ordene su habitación, no haga una excepción con su hijo solo porque sea más pequeño. 
  • Realice cambios en el entorno de su hijo para promover la independencia. Puede optar por opciones simples y económicas como extensores de interruptores de luz o taburetes. 
  • Trate la displasia esquelética de su hijo como una diferencia, no como un problema. Su actitud y sus expectativas pueden tener una gran influencia sobre la autoestima de su hijo. 
  • Pregunte a su hijo cómo quiere que se refiera a su enanismo. Hay quien prefiere hablar de «persona pequeña» o de «personas de baja estatura».
  • Haga todo lo posible por mantener la calma y una actitud positiva al responder a las reacciones de otras personas. Aborde las preguntas o comentarios lo más directamente posible, y comente algo especial que tenga su hijo. Este enfoque demostrará a su hijo que usted percibe todos los atributos que lo hacen único. Y ayudará a su hijo a responder a este tipo de situaciones cuando usted no esté a su lado.
  • Si se meten con su hijo en la escuela, no lo pase por alto. Hable con sus profesores y con la dirección del centro para asegurarse de que su hijo está recibiendo el apoyo que necesita. Ofrezca trabajar con la escuela para educar a otros sobre el enanismo.
  • Ayude a su hijo a conocer su afección y las posibles necesidades de atención médica a medida que su hijo crece y se vuelve más independiente.
  • Anime a su hijo a encontrar una afición o actividad con la que disfrute. Revise con su médico qué deportes debe evitar. La música, el arte, las computadoras, la escritura o la fotografía también son opciones maravillosas para explorar.
  • Permanezcan activos juntos como familia. En caso necesario, elijan o adapten las actividades para que se pueda unir su hijo.
  • Remita a sus familiares y amigos a sitios web que los puedan ayudar a aprender cosas sobre el enanismo, como:
  • Busque apoyo en grupos como Little People of America. Conocer a otra gente con enanismo, tanto compañeros de su misma edad como adultos, puede enseñar a los niños a saber cuánto pueden llegar a conseguir.

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/dwarfism-esp.html

¿Afecta la raza al embarazo?

¿Afecta la raza al embarazo?

Aunque en nuestro país todavía hay pocas parejas interraciales (a pesar de que la población inmigrante ha aumentado considerablemente en los últimos años), en otros países como Estados Unidos -donde estas uniones son muy habituales- son comunes los estudios sobre si el hecho de que el padre y la madre sean de diferentes orígenes étnicos puede influir en el embarazo, o si unas razas son más propensas que otras a contraer determinadas enfermedades gestacionales. Pero, ¿cuánta verdad hay en esta afirmación?

Indice

Matrimonios mixtos en España

Los matrimonios entre personas de distinta nacionalidad han aumentado en España en los últimos años un 172%, lo que supone el 15,4% del total de matrimonios celebrados en el país, según un estudio elaborado por el Instituto de Política Familiar.

El trabajo concluye que, de seguir esta tendencia, en 2020 una de cada cinco bodas será “internacional”. El estudio afirma además que tres de cada cuatro matrimonios entre extranjeros tienen algún cónyuge español.

Esto supone el 14,2% de los matrimonios en España, una tendencia al alza, puesto que en el año 2002 sólo se producían la mitad de uniones mixtas, el 8,5% del total. Se sigue percibiendo una mayor proporción de hombres extranjeros, mayoritariamente latinos, casados con mujeres españolas (un 61%).

Esta tendencia se refleja en los neonatos: el 17,6% de los nacidos tiene al menos uno de los progenitores extranjero. El porcentaje se ha multiplicado por cuatro desde 1996, y en seis comunidades autónomas —Baleares, Cataluña, Madrid, Murcia, La Rioja y Comunidad Valenciana— los recién nacidos con al menos un progenitor extranjero suponen más del 20%.

Más representativo del grado de mestizaje es el siguiente dato: si bien el 17,6% de los nacidos en España tiene al menos uno de los progenitores extranjero, el 11,51% fue de parejas mixtas, es decir, tiene un progenitor español y otro extranjero. En 1996 este mismo dato era tan sólo del 1,81%.

Este incremento ha hecho que también en España nos planteemos hasta qué punto la raza o el origen étnico de una persona puede afectar al embarazo.

¿Existen diferencias que afecten al embarazo?

“No se puede hacer una distinción absoluta –explica María José Rodríguez, ginecóloga en el Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes (Madrid)- entre los embarazos de las mujeres inmigrantes y los de las españolas.

No existe tampoco una patología que sea específica de aquéllas: los síntomas, las molestias, el desarrollo de los fetos, el tipo de parto… no se va a ver influenciado por la procedencia de la mujer.

Pero sí es cierto que existen algunas diferencias”:

1- Son más frecuentes los embarazos no deseados y por lo mismo también más frecuentes las interrupciones voluntarias de los mismos. De hecho, casi la mitad de los abortos que se realizan en España son a mujeres inmigrantes. La explicación para ello es sencilla: desconocen la forma de acceder a los métodos anticonceptivos.

Muchas de ellas traen un método prescrito en su país pero cuando terminan los comprimidos, o si portan un DIU éste caduca, no saben dónde acudir para seguir realizando una planificación.

Posiblemente desconocen cómo acudir al médico de Atención Primaria o al Ginecólogo y el primer contacto con ellos va a ser cuando ya se ha producido el embarazo.

2- La tasa de fecundidad es por lo mismo más elevada entre las emigrantes que en las españolas. También se quedan embarazadas mucho más jóvenes y el tiempo que transcurre entre embarazos es menor.

3- Las mujeres que llevan más tiempo viviendo en el país realizan los mismos controles en el embarazo que las españolas, pero cuando apenas hablan el idioma o ignoran que gracias a la Ley de Extranjería pueden recibir asistencia sanitaria gratuita, tardan más en acudir a los controles o directamente lo hacen a los servicios de urgencias de los hospitales, en los que se realiza la captación de la mujer y se la deriva a las consultas. Sin embargo, dependiendo del momento en que esto se produzca, va a ser posible o no realizar determinadas pruebas que son específicas de unas semanas en concreto: ecografía del primer trimestre y medida del pliegue nucal, test O’Sullivan entre las semanas 24-28, etc.

4- No debemos olvidar la dificultad del idioma, especialmente entre las inmigrantes musulmanas (que en Madrid son el colectivo mayor) y chinas.

Hay que señalar la solidaridad de sus compatriotas que muchas veces las acompañan para servir de intérpretes, pero cuando esto no es así es muy difícil explicar las pruebas, los consejos o los tratamientos.

Algunos laboratorios farmacéuticos han hecho una buena labor elaborando materiales (consentimientos informados o preguntas más frecuentes) que han distribuido a los médicos para facilitar el entendimiento con estas pacientes.

 

5- Otro problema que hemos encontrado es que en algunos países, sobre todo de Sudamérica, las pacientes son sometidas a cesáreas electivas en cada uno de los embarazos y nos encontramos con mujeres con 2, 3 o incluso 4 cesáreas que de nuevo han quedado gestantes.

En España se aconseja un máximo de 3 cesáreas, y si la mujer lo desea y autoriza, en la tercera se procede a ligar sus trompas, por lo que era excepcional superar ese número de cirugías.

Las mujeres inmigrantes no desean un método definitivo y por eso están expuestas al riesgo de una nueva gestación y de la rotura de útero.

6- Entre la población musulmana es importante el mes del Ramadán, porque aunque la mujer embarazada está exenta de su cumplimiento, muchas lo llevan a cabo, lo cual les puede hacer rechazar cualquier medicamento, así como ciertas pruebas diagnósticas, exámenes ginecológicos, o a tomar alimento con la periodicidad que lo necesita el feto, lo que puede tener desafortunadas consecuencias.

“Hay enfermedades –afirma Mª José Rodríguez- que son más prevalentes en unas razas que en otras. Entre las que complican la gestación, es conocido que la preeclampsia y la eclampsia son más frecuentes en la raza negra, pero también aparecen en las caucasianas”.

Otros estudios, como los llevados a cabo por los Centros para el Control y Prevención de enfermedades de Estados Unidos, sugieren que aunque las mujeres afroamericanas y las blancas tienen las mismas complicaciones en el embarazo, las primeras tienen más riesgo de morir por problemas surgidos durante la gestación o el parto.

Los datos estudiados de 1988 a 1999, extraídos de estadísticas nacionales con datos de los registros de altas hospitalarias y otras fuentes, han demostrado la igualdad en la incidencia de problemas gestacionales en mujeres de ambas etnias, pero las mujeres negras eran dos a tres veces más propensas a morir a causa de dichos problemas.

El estudio no concluye con datos o motivos por los que existen estas diferencias en las tasas de mortalidad, según el equipo que ha llevado a cabo la investigación “se debería descifrar una interacción compleja de factores biológicos y de los servicios de salud” para conocer las causas. Esto mismo es lo que opina la Dra. Rodríguez.

“Más que la raza, puede influir la procedencia, pues las gestantes pueden ser portadoras de enfermedades parasitarias endémicas en sus países y prácticamente desconocidas en el nuestro.

Por ejemplo, entre la población boliviana o de algunas regiones de Argentina es frecuente la enfermedad de Chagas; por eso, en regiones de nuestro país como Cataluña, en las que estas inmigrantes suponen un colectivo numeroso, está indicada la determinación de la serología, pues con un simple tratamiento al recién nacido la enfermedad se cura para siempre.   Además, en muchos países no está sistematizado el uso de vacunas, por lo que las mujeres pueden estar expuestas a enfermedades que en España casi están erradicadas gracias a la vacunación de los niños, como son la rubéola y el sarampión. De hecho, en los últimos años se han dado varios casos de rubéola congénita en hijos de mujeres inmigrantes no inmunizadas después de varias décadas sin ningún caso. Por tanto, podemos decir que cuando las inmigrantes llegan a España no constituyen grupos de riesgo específicos; sin embargo, las situaciones de pobreza con las que se encuentran durante el proceso migratorio pueden contribuir a la presencia de determinadas enfermedades”.

Factores que pueden influir en un deficitario control del embarazo

– La mayoría de los países de origen no tienen sistematizada la atención médica antenatal, por lo que muchos inmigrantes siguen actuando como en su país de origen, acudiendo a los servicios de salud sólo en casos graves.

– A pesar de la cobertura sanitaria que todas las mujeres embarazadas inmigrantes tienen en España, hay unos requisitos administrativos que se exigen para obtener la tarjeta sanitaria.

Por otra parte, la situación de irregularidad puede hacer que se retraigan a la hora de acercarse al sistema sanitario, por miedo a que la identificación previa a la atención pueda traducirse en acciones legales contra ellas.

– Muchas mujeres, marroquíes sobre todo, aceleran los trámites para venir a España durante el embarazo o incluso pocas semanas antes del parto, por miedo a dar a luz en su país, y generalmente hacen su primera visita en España en las últimas semanas, sin aportar datos de control previo.

– Una alta proporción de mujeres inmigrantes que no van a poder disfrutar de baja maternal y van a estar trabajando hasta el último día, tienen pocos apoyos tras el parto y viven en condiciones de hacinamiento con otras familias. Ello influye de forma negativa no sólo en el cuidado del embarazo, sino también del recién nacido. “Una mujer que controle su gestación –concluye Mª José Rodríguez- va a tener el mismo problema independientemente de su lugar de procedencia. De hecho, en mujeres inmigrantes que realizan los controles aconsejados para el seguimiento del embarazo no hemos observado mayor índice de prematuridad, malformados o complicaciones gravídicas”.

TodoPapás ha desarrollado un test de síntomas de embarazo que propone a la mujer una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/afecta-la-raza-al-embarazo-1324

Consejos para un embarazo saludable de tu perra

¿Afecta la raza al embarazo?

Si te preguntas qué dar de comer a una perra gestante, no eres el único: ¡la mayoría de los dueños se hacen la misma pregunta! Es importante saber que las comidas formuladas para perros adultos no proporcionarán los nutrientes adicionales que la perra necesita durante la gestación, por lo que tendrás que introducir algunos cambios en su dieta para alimentarla adecuadamente.

Para mantenerse lo más fuerte, sana y feliz posible durante toda su gestación, tu perra necesitará un refuerzo adicional de proteínas y energía, que puede encontrar en una fórmula habitual para cachorros.

Recomendamos cambiar lentamente la alimentación de tu perra por una fórmula de alta calidad para cachorros hacia la semana 3-4 de gestación, introduciéndola gradualmente durante un periodo de 7-10 días para evitar alterar su estómago.

Debe seguir con esta nueva fórmula hasta después de haber dado a luz y de que sus cachorros se hayan destetado.

Lo que debes dar de comer a tu perra dependerá también de su estado físico ya los problemas de salud que pueda tener en la actualidad o que haya tenido en el pasado, por lo que debes consultar a tu veterinario antes de cambiar su dieta.

Si tu perra sigue una dieta especial por motivos de salud, o si tiene un estómago sensible, habla con tu veterinario antes modificar su plan de alimentación habitual.

Incrementar la ingesta de comida

Igual que nosotros, las perras pueden experimentar náuseas del embarazo en las primeras semanas de gestación, así que deja tiempo para que su cuerpo se adapte antes de aumentar su ingesta de alimentos.

A partir de la quinta semana de gestación, empieza a incrementar sus raciones un poco más cada semana hasta alcanzar aproximadamente un tercio más de lo habitual en la semana 9. Para entonces, el peso de la mamá habrá aumentado alrededor de un 25%, lo que es completamente normal, pudiendo aumentar incluso algo más si está esperando una camada grande.

Para más información sobre alimentar a tu perra durante el embarazo visita nuestra página especializada.

Asegurarte de que la mamá beba mucho es tan importante como proporcionarle la dieta adecuada (especialmente si la alimentas sólo con comida seca).

Mantenerse hidratada es esencial para conservar la salud durante el embarazo; así pues, debe tener siempre abundante agua limpia a su disposición.

Facilítale el acceso a la misma, sobre todo en las últimas fases de la gestación, dejando a su disposición varios boles de agua en las zonas de la casa donde suele pasar más tiempo.

Ejercicio

Como parte del cuidado de una perra gestante, los paseos regulares la ayudarán a mantenerse fuerte, para estar preparada para la llegada de los pequeños. Durante la gestación, evita el adiestramiento intensivo, las exhibiciones e incluso el enseñarla a obedecer, ya que puede ser estresante y los choques y golpes de otros perros bulliciosos contra su tripa podrían dañar a los cachorros.

Los paseos son una forma magnífica para que las futuras mamás se mantengan en forma y preparadas para hacer frente sin dificultades al parto y nacimiento de sus cachorros.

Intenta que los paseos sean más cortos y más regulares durante la gestación, ya que es muy probable que la mamá se sienta un poco más incómoda y cansada a medida que avanza la gestación.

Intenta dar de tres a cinco paseos cortos al día.

Vacunaciones para perras embarazadas

Las madres transmiten su inmunidad a los cachorros a través de la leche, por lo que lo ideal sería asegurarse de que esté al día de sus vacunas antes del apareamiento, para que sus niveles de anticuerpos estén al máximo.

Si las vacunas de tu perra no están al día durante la gestación, consulta a tu veterinario. Algunas vacunas pueden ponerse durante el embarazo, pero tendrás que saber cuáles son seguras tanto para la mamá como para los futuros cachorros.

Desparasitación perras embarazadas

Una parte importante del cuidado de una perra gestante es continuar con sus tratamientos contra las pulgas y los parásitos intestinales.

La mamá puede transmitir ascárides y anquilostomas a los futuros cachorros, por lo que debes tratarla con productos cuyo uso sea seguro durante la gestación. Consulta este tema a tu veterinario, porque los cachorros también van a necesitar desparasitarse periódicamente durante sus primeras semanas de vida.

Por suerte para las perras, suelen disfrutar de embarazos tranquilos y partos sin complicaciones. No obstante, algunas veces pueden surgir complicaciones durante la gestación canina, por lo que debes conocer los signos de alarma a los que debes estar atento.

Las perras tienen mucha más tendencia que las gatas a sufrir eclampsia durante o después de la gestación. Se trata de un trastorno provocado por el déficit de calcio.

Los síntomas de la eclampsia son espasmos, nerviosismo y agitación.

Si observas alguno de estos síntomas en tu perra, llama inmediatamente a tu veterinario porque la eclampsia puede ser muy peligrosa para la salud de tu perra si no se trata rápidamente.

Cesárea en perras

Si ves que tu perra se está esforzando para dar a luz pero no consigue hacerlo, puede ser necesario practicarle una cesárea para extraer a los cachorros.

En algunos casos, la cesárea de tu perra puede programarse de antemano: esto suele hacerse en las razas de perros cuya cabeza es especialmente grande, como los carlinos y los chihuahuas. Debido a la forma de su cabeza, los bulldogs siempre tendrán que nacer por cesárea.

Para más información sobre las complicaciones que pueden presentarse durante la gestación canina, visita nuestra página «»Cuestiones que requieren especial atención durante el parto canino»»

En las últimas fases de la gestación, tu perra buscará un lugar privado para relajarse y dar a luz tranquilamente. Puedes ayudarle a construir un «nido» en el que se sienta calentita, cómoda y segura para el nacimiento de sus cachorros.

Una caja de cartón con mantas, sábanas o toallas limpias le encantará. Coloca el nido en un lugar tranquilo donde no la molesten los niños ni otras mascotas. No es raro que las futuras mamás elijan un lugar distinto del nido que has construido, pero intenta animarla amablemente a volver al lugar de tu elección.

Mantén el nido a temperatura ambiente (no olvides comprobar que no haya corrientes de aire) para que tanto ella como sus cachorros estén cómodos.

Источник: https://www.purina.es/perros/salud-y-nutricion/embarazo/consejos-para-embarazo-saludable-perra

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: