Alimentación en bebés prematuros

La alimentación complementaria de bebés prematuros con taza en lugar de biberón ayuda al éxito de la lactancia materna

Alimentación en bebés prematuros

Aunque el sitio Web www.evidenciasenpediatria.es está dirigido mayoritariamente a profesionales de la salud, la información médica visible en su área pública es de libre acceso para cualquier usuario.

Por ello, queremos aclarar que el uso de estos contenidos por parte de la población no reemplaza en ningún momento la relación entre el médico y el paciente.

Para obtener información específica sobre un caso concreto, consulte siempre a su médico.

Declaración de privacidad

www.evidenciasenpediatria.es tiene el compromiso de proteger la privacidad de los usuarios. La presente declaración de privacidad explica las prácticas de recogida y tratamiento de datos que se siguen en el sitio www.

evidenciasenpediatria.es. Al acceder al sitio y proporcionar sus datos, usted (el usuario) estará otorgando su consentimiento a las prácticas de recogida y tratamiento de datos que se describen en esta declaración de privacidad.

Recogida de datos personales

www.evidenciasenpediatria.es solicitará al usuario datos que lo identifiquen personalmente (datos personales) o que permitan a www.evidenciasenpediatria.

es ponerse en contacto con el usuario cuando ello sea necesario para poder prestarle un servicio o realizar una transacción que el usuario haya solicitado, como por ejemplo recibir información acerca de productos y servicios de www.evidenciasenpediatria.

es, solicitar boletines informativos por correo electrónico, unirse a un servicio o sitio especial de acceso limitado, inscribirse en un evento o en un curso de formación, o cuando el usuario compre, descargue o registre productos procedentes de www.evidenciasenpediatria.es.

Los datos personales que se recaben pueden ser, entre otros, su nombre, correo electrónico, profesión, centro de trabajo, ciudad y país.

El Sitio puede recopilar ciertos datos acerca de la visita del usuario, tales como el nombre del proveedor de servicios Internet y la dirección IP (Protocolo Internet) mediante la cual tiene acceso a Internet; la fecha y la hora de acceso al Sitio; las páginas del Sitio a las que ha accedido y la dirección del sitio Web desde la que ha llegado al Sitio. Estos datos ayudan a administrar y mejorar el Sitio y a analizar tendencias. Algunos de nuestros sitios recopilan información acerca de su hardware y software para proporcionar un servicio solicitado. Esta información es de carácter anónimo y no permite ser asociada a usuarios concretos e identificados.

Uso de los datos personales

Los datos personales recogidos en este Sitio serán utilizados con la finalidad de gestionar su funcionamiento y proporcionar los servicios o realizar las transacciones que el usuario haya solicitado o autorizado.

Con esta finalidad, www.evidenciasenpediatria.es puede utilizar los datos personales para proporcionar al usuario un servicio más efectivo, para mejorar el Sitio y cualquier producto y servicio de www.evidenciasenpediatria.

es relacionado.

Cuando el usuario se inscriba para recibir el boletín de novedades o dé su consentimiento para recibir publicidad por correo electrónico, www.evidenciasenpediatria.

es podrá utilizar enlaces personalizados o tecnologías similares para realizar un seguimiento de cuáles son los enlaces incluidos en correo electrónico sobre los que el usuario hace clic; www.evidenciasenpediatria.

es podrá asociar esta información a otros datos personales del usuario, con el fin de proporcionarle informaciones o comunicaciones por correo electrónico que se ajusten más a sus intereses.

Cada comunicación por correo electrónico incluye un enlace para darse de baja de la suscripción, que permite al usuario dejar de recibir ese tipo de comunicaciones. www.evidenciasenpediatria.

es podrá revelar datos personales referentes al usuario si así se lo requiere la ley o si de buena fe considera que dicha acción es necesaria para: a) cumplir las normas legales o cumplir cualquier requerimiento judicial dirigido a Evidencias en Pediatría o al Sitio; b) proteger y defender los derechos y propiedades de www.evidenciasenpediatria.

es, o c) actuar en circunstancias urgentes y extraordinarias para proteger la seguridad personal de los empleados o representantes, lectores o terceras personas de www.evidenciasenpediatria.es.www.evidenciasenpediatria.es se compromete al cumplimiento de su obligación de secreto de los datos de carácter personal y de su deber de tratarlos con confidencialidad y asume, a estos efectos, las medidas de índole técnica, organizativa y de seguridad necesarias para evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, de acuerdo con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y demás normativa aplicable.

El usuario responderá, en cualquier caso, de la veracidad de los datos facilitados, reservándose www.evidenciasenpediatria.es el derecho a excluir de los servicios registrados a todo usuario que haya facilitado datos falsos, sin perjuicio de las demás acciones que procedan en Derecho.

Control sobre los datos personales

Salvo si se indica lo contrario en esta declaración, los datos personales que el usuario proporcione en el Sitio no serán compartidos, sin el permiso del usuario, fuera de www.evidenciasenpediatria.es.

Acceso a los datos personales

Cualquier usuario registrado puede en cualquier momento ejercer los derechos de acceso, oposición, rectificación y, en su caso, cancelación, mediante petición escrita dirigida a Lúa Ediciones 3.0, S.L. C/Avda.

de Burgos, 39-1º iz – 28036 Madrid (España), indicando en el sobre: «Web evidenciasenpediatria.es» o mediante correo electrónico a la dirección lopd@evidenciasenpediatria.com y adjuntando fotocopia del DNI o equivalente.

En el sitio Web, una vez identificado con su usuario y contraseña, pinchando sobre su nombre, le aparecerá una nueva pantalla que le permitirá acceder a su información personal y modificar sus datos.

Seguridad de los datos personales

www.evidenciasenpediatria.es tiene el firme compromiso de proteger la seguridad de los datos personales referentes a sus usuarios; www.evidenciasenpediatria.es emplea diversas tecnologías y procedimientos de seguridad para ayudar a proteger los datos personales del usuario frente a accesos, usos o revelaciones no autorizados.

Por ejemplo, los datos personales proporcionados por el usuario son almacenados en unos servidores informáticos a los que hay acceso limitado y que se encuentran en instalaciones controladas. Además, siempre que www.evidenciasenpediatria.

es transmite datos personales sensibles (tales como el número de la tarjeta de crédito) a través de Internet, los protege empleando técnicas de cifrado, tales como el protocolo Secure Socket Layer (SSL).

Protección de los datos personales referentes a menores

www.evidenciasenpediatria.es es un sitio para público profesional y no recopila de forma deliberada datos personales referentes a menores.

Aplicación de esta declaración de privacidad

Si el usuario tiene preguntas acerca de esta declaración, puede ponerse en contacto con www.evidenciasenpediatria.es.

Cambios a esta declaración de privacidad

Si en algún momento esta declaración de privacidad es modificada o actualizada, se comunicará al usuario mediante un aviso llamativo en el sitio Web o enviándole directamente una notificación.

Se anima al usuario a revisar periódicamente esta declaración de privacidad para así estar informado de la forma en que www.evidenciasenpediatria.es está protegiendo sus datos.

Si el usuario continúa utilizando los servicios, se entenderá que sigue aceptando los términos de esta declaración de privacidad y de todos los cambios realizados.

www.evidenciasenpediatria.es agradece los comentarios o sugerencias que el usuario pueda proporcionar en relación con esta declaración de privacidad. Si el usuario considera que www.evidenciasenpediatria.

es no ha cumplido esta declaración de privacidad, le rogamos se ponga en contacto con nosotros de forma electrónica y realizaremos los esfuerzos razonables para determinar y solucionar el problema rápidamente.

Descarga de responsabilidades

www.evidenciasenpediatria.es no se responsabiliza del uso que pueda darse a la información contenida en esta Web. La medicina es una ciencia en evolución, que debe ser personalizada a cada niño y adolescente.

Enlaces salientes

Esta página ha incluido enlaces a otras páginas que podrían resultar de interés a los profesionales visitantes. Ello no supone ninguna propiedad ni responsabilidad sobre los contenidos de dichos enlaces, su actualización o condiciones de acceso; no obstante, estas condiciones son comprobadas de forma periódica por el equipo de la Web.

Enlaces entrantes

Está permitido realizar enlaces a esta Web, situación que promovemos y alentamos. No se necesita ningún tipo de autorización previa.

No obstante, aquellos enlaces provenientes de entidades con ánimo de lucro y de e-comercio deberán ser autorizados previamente por el equipo de la Web de Evidencias en Pediatría.

En todos los casos, los enlaces deberán suponer una visualización completa de la Web, es decir, no dentro de frames (marcos) ajenos, y siempre permitiendo que la dirección correcta de este sitio Web aparezca en la barra del navegador.

Códigos de conducta en la red

Esta Web suscribe los criterios del proyecto Webs Médicas de Calidad (WMC) y el Código de la Fundación Salud en la Red (HON Code).

Источник: https://evidenciasenpediatria.es/articulo/7065/la-alimentacion-complementaria-de-bebes-prematuros-con-taza-en-lugar-de-biberon-ayuda-al-exito-de-la-lactancia-materna

Los bebés prematuros tendrían que empezar a comer a los seis meses de edad corregida

Alimentación en bebés prematuros

Si cuando tienes un bebé a término es difícil encontrar el consenso sobre cuál es el mejor momento para que un niño empiece a tomar otros alimentos que no sean leche, porque unos dicen que a los seis meses y otros que a los cuatro, imaginad el follón que puede llegar a ser si el bebé es prematuro, que a los seis meses es más pequeño con la corrección de edad, teniendo quizás cinco, cuatro o menos meses.

Muchas madres no tienen claro cuál es el mejor momento para que empiecen a comer, porque no es lo mismo hablar de un bebé de seis meses que nació a término que de un bebé de seis meses que nació, por poner un ejemplo, dos meses antes. La realidad es que los bebés prematuros tendrían que empezar a comer a los seis meses de edad corregida.

Los padres de hijos prematuros tenemos bastante claro qué es esto de la edad corregida, pero las personas de a pie quizás no lo tengan tan claro, así que por si acaso lo explico. Un bebé nace a término cuando ha estado gestándose 37 o más semanas.

Todo bebé que nazca antes de esas semanas se considera prematuro y, en consecuencia, debe corregirse la edad para que, a la hora de evaluar la maduración, el peso, la talla y otros factores, no haya sorpresas ni disgustos innecesarios.

Dicha corrección se hace en base a las 40 semanas (bebé a término es entre 37 y 42 semanas). De este modo, si un niño nace, por ejemplo, en la semana 32, ocho semanas antes de la 40, siempre se deberán corregir dos meses de edad: cuando cumpla dos meses será un recién nacido y cuando cumpla seis meses, tendrá en realidad cuatro meses.

Empezando a comer

Antiguamente, y dado que la mayoría de niños tomaban leche artificial y no existía la recomendación de amamantar hasta los seis meses de manera exclusiva, la mayoría de bebés tomaban ya con 3 meses zumo de frutas o empezaban a probar cereales. Como en la actualidad no hay tanta prisa porque ya se ha demostrado que lo mejor que puede tomar un bebé los primeros seis meses es leche, la mayoría de bebés no empieza a comer hasta entonces.

Imaginad por un momento que las recomendaciones siguieran igual, con los bebés tomando fruta y cereales a los 3 ó 4 meses. Un bebé prematuro podría estar comiendo ya con 1 ó 2 meses de edad corregida, algo impensable y para nada recomendable.

Si una madre compra cereales de los que dicen «a partir de los cuatro meses» y le da a su bebé prematuro de cuatro meses, quizás ni los digiera, ya que será más pequeño, y hasta esa edad, hasta los cuatro meses reales, los bebés tienen muy poca capacidad de asimilar los cereales.

Los bebés prematuros, además, necesitan el mejor alimento posible. Pesan poco, han nacido pequeños, antes de tiempo y tienen que crecer fuera lo que no han crecido dentro.

Esto quiere decir que lo que más les conviene es tomar leche materna y hacerlo igual que los demás bebés, hasta que tengan seis meses, pero no desde que nacen, sino seis meses de edad corregida, para llegar en igualdad de condiciones.

Luego, a partir de los seis meses, se les empieza a ofrecer comida igual que al resto de niños.

Pero, ¿no hará una anemia?

Una de las razones de que los bebés empiecen a comer a los seis meses es la de empezar a darles alimentos ricos en hierro, que es junto al zinc lo que a un bebé amamantado de manera exclusiva le puede empezar a faltar.

Todo depende del momento en que le cortaron al bebé el cordón umbilical. Si latió un ratito, los dos a tres minutos que se recomiendan, puede tener reservas hasta el año de vida.

Si lo cortaron enseguida, los seis meses pueden marcar ese momento.

Además, los bebés prematuros suelen tener más riego de hacer anemia que los nacidos a término y muchos ya tienen pautado un suplemento de hierro desde el nacimiento, precisamente para prevenirla.

Todo esto para decir que el modo de actuar dependerá bastante de lo que indique el pediatra de cada bebé aunque, como digo, lo más recomendable es corregir la edad, empezar a darles comida a los seis meses, y si se teme por una posible anemia seguir con el hierro pautado, o iniciarlo hasta que coma a diario alimentos ricos en hierro (carne y legumbres, básicamente).

No por darle antes la fruta, los cereales, la verdura y el pollo va a engordar más el niño (precisamente porque excepto los cereales todo tiene menos calorías que la leche materna), así que no hay razón para andar con prisas a la hora de quitar leche y dar alimento y sí hay razón para seguir dando el pecho de manera exclusiva a los bebés que más se aprovechan de sus propiedades.

En Bebés y más | La edad de los prematuros debe corregirse durante los dos primeros años, La leche materna para los bebés prematuros, Decálogo de derechos de los bebés prematuros

Источник: https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/los-bebes-prematuros-tendrian-que-empezar-a-comer-a-los-seis-meses-de-edad-corregida

La alimentación de los bebés prematuros

Alimentación en bebés prematuros

Si lo normal es tener dudas con la alimentación de nuestros hijos, cuando son prematuros mucho más.

¿Le alimentará más la lactancia materna o engordará más con el biberón? ¿Cómo tengo que hacer la introducción de alimentos? ¿Tengo que actuar conforme a la edad que tiene o a la edad corregida? ¿Qué es la edad corregida?

En este artículo os intentaré solventar las dudas que tenéis en la alimentación de vuestrosbebés nacidos antes de término.

La leche materna, esencial en bebés prematuros

En las unidades de neonatos deberían dar información sobre lo importante que es la lactancia materna para los bebés prematuros. Pero desafortunadamente no suele hacerse y la falta o la mala información hacen que muchas madres den el visto bueno a los biberones de “refuerzo”.

Lo mejor es que el bebé tome lactancia directamente del pecho de la madre. Se suele decir que a veces el pezón es demasiado grande para un bebé tan pequeño. No suele ser así.

Si al bebé le cuesta cogerse (muchas veces por inexperiencia o mala colocación del bebé) puede darse un biberón (o jeringuilla) con la leche materna. Nada le va a alimentar más.

No es cierto que la leche de fórmula le haga engordar más rápido, en absoluto.

La leche materna se adapta a las necesidades del bebé. Si es prematuro, también.

La leche materna le proporciona immunoglobulina IgA, lactoferrina, linfócitos, neutrófilos, proteínas y todo lo que el bebé necesita para crecer saludablemente.

La leche de madres con partos prematuros tiene más proteínas, sodio, cloro, hierro y defensas para luchar contra las infecciones que la leche de una mujer con el parto a término.

Es totalmente normal tener poca leche al principio. Como hemos dicho en varias ocasiones, la producción aumenta con la succión (Con el bebé o con los extractores de leche). Además los bebés prematuros no comen grandes cantidades.

Por todo esto, priorizar la leche materna en bebés prematuros es totalmente recomendable.

Si queréis dar el pecho a vuestro bebé pero se os hace difícil o tenéis dudas, os recomiendo que contactéis con un “grupo de apoyo a la lactancia materna” de vuestra ciudad, os ayudarán y enseñarán como debe hacerse.

¿Cuándo empezamos con la alimentación complementaria en bebés prematuros?

Esta es una de las preguntas que se hacen muchos padres de niños prematuros.

¿Empezamos a los 6 meses de edad o a los 6 meses de edad corregida?¿Qué es la edad corregida?

Un bebé nace a término cuando ha superado las 37 semanas de gestación. Si nace antes es un prematuro y se debe corregir la edad para valorar correctamente peso, talla, etc…

Esta corrección se hace en base a las 40 semanas de gestación.

Os voy a poner un ejemplo para que entendáis lo de la edad corregida.

Si un bebé ha nacido a las 32 semanas de gestación (8 semanas antes de las 40 semanas), cuando cumpla 6 meses tendrá 4 meses de edad corregida.

Esto es importante, ya que si seguimos con la recomendación de que hasta los 6 meses el bebé es un lactante, si no corregimos la edad, en vez de introducir los alimentos a los 6 meses se los estaríamos introduciendo a los 4.

En el caso de los bebés alimentados con leche artificial, en ocasiones los pediatras empiezan a hacer la introducción a los 4 meses, que sin corregir la edad serían los 2 meses. El aparato digestivo, renal y hepático del bebé no estará en absoluto preparado para digerir estos nuevos alimentos.

Por tanto, los bebés prematuros siempre deben empezar con la introducción de alimentos corrigiendo la edad a las 40 semanas de gestación.

La anemia

Los bebés prematuros suelen tener más riesgo de anemia que los nacidos a término (por este motivo es importante cortar el cordón umbilical cuando deja de latir. Si se hace de esta manera, el niño tendrá reservas hasta el año de vida, aunque por desgracia, esto tampoco suele hacerse).

Por este motivo se les puede pautar suplementos de hierro (si existe anemia) hasta que empiecen a comer carne, legumbres, huevos y demás alimentos ricos en este mineral.

Imágenes: c u rr y, Rafael Goetter,  benklocek  y Ana María.

Источник: https://www.pequerecetas.com/alimentacion/infantil/la-alimentacion-de-los-bebes-prematuros/

La alimentación del bebé prematuro

Alimentación en bebés prematuros

20 Mayo 2016 – Publicado por Planeta Mamá

La alimentación con leche materna es parte del protocolo de cuidados y nutrición que debe recibir el bebé prematuro. ¿Cómo será alimentado si aún no puede mamar? ¿Qué pasa si recibe leche artificial?

Los bebés prematuros o de muy bajo peso inicialmente son nutridos por alimentación parenteral, que consiste en alimentar por vía endovenosa para luego comenzar con la alimentación oral, que antes de las 32 semanas debe administrarse a través de un tubo, gavage o sonda naso gástrica dado que el bebé no puede succionar.

Alimentación con leche materna

Las madres de bebés prematuros producen una leche especial para sus hijos, con mayor valor en proteínas, calorías, sodio y menos lactosa que la “leche a término” (37-42 semanas de edad gestacional).

El calostro -líquido medio amarillento que segregan los pechos inclusive antes del parto o de que se produzca la bajada de la leche- es riquísimo en anticuerpos, posee leucocitos o glóbulos blancos, es fácilmente digerido, tiene propiedades laxantes, previene la ictericia neonatal y contiene hormonas de crecimiento, además de otros nutrientes que no deben ser desperdiciados. Ofrecerlo al prematuro, aunque sea en pequeña cantidad, produce un gran efecto para su desarrollo.

El protocolo de alimentación fue uno de los cambios más importantes introducidos en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales. De esta forma, se dio prioridad a la alimentación con leche materna y se modificaron pautas alimenticias a seguir en niños prematuros.

Actualmente, se incorpora la leche humana lo más pronto posible siguiendo los protocolos establecidos para su utilización y cuidando la esterilidad al máximo.

¿Cómo extraerse leche para alimentar al bebé?

Es importante que la mamá practique la extracción manual de leche varias veces al día, idealmente cada tres horas, ya que le permitirá mantener una buena producción de leche aunque, al principio, el bebé requiera una muy escasa cantidad.

La extracción manual de la leche debe realizarse cuando el bebé se encuentra hospitalizado y es alimentado por gavage o sonda gástrica, cuando el bebé no sabe mamar o se fatiga al succionar.

Hay varias maneras de retirar la leche de los pechos. La mamá puede realizar la extracción con sus propias manos o utilizar un sacaleche manual o bombas eléctricas.

La mamá deberá procurar:

  • Que la extracción sea en un ambiente cómodo y tranquilo
  • Estar descansada
  • Dormir bien
  • Alimentarse adecuadamente
  • Ingerir más líquidos que lo habitual, con excepción de bebidas alcohólicas
  • No fumar, ya que disminuye la producción de leche
  • Extraer la leche entre 6 y 8 veces al día, idealmente cada 3 horas, para mantener una buena producción
  • Realizar un baño diario, no siendo necesaria una higiene extra para la extracción de la leche

Para extraer la leche se deben seguir los siguientes pasos:1- Lavar y secar las manos y los brazos.2- Realizar un masaje suave sobre los pechos con la yema de los dedos con movimientos circulares. Esto evita la congestión y el estancamiento de la leche.3- Rotar suavemente el pecho desde la parte superior hacia la areola.

3- Colocar el pulgar encima y los dedos medio e índice formando una C.4- Empujar los dedos hacia las costillas y luego presionar hacia adelante.5- La leche debe recogerse en un recipiente de plástico colocado debajo del pecho.

El aprendizaje de este movimiento es muy importante porque permitirá ayudar al bebé cuando comience a mamar.

No hay una regla para realizar la extracción de la leche; puede alternarse la extracción de un pecho y el otro, o intentar vaciar primero uno y luego el otro. La recolección manual debe realizarse también en casa respetando las normas de higiene y conservación.

Para tener en cuenta:

No debe sorprender el aspecto de la leche. El hecho de que parezca aguada se debe a que posee 87 por ciento de agua. Al principio es posible que la leche extraída sea poca.

La “leche del final” es aquella que queda en el pecho materno luego de que el bebé fue amamantado.

Esta leche posee una mayor concentración de grasas que la leche inicial, y es la que da la sensación de saciedad al bebé y lo nutre mejor.

Cuando se extrae manualmente, debe ser guardada en recipientes plásticos separando la leche inicial de la final, prefiriendo esta última para lactar al bebé y pudiendo utilizar la leche inicial si el bebé quedó insatisfecho.

¿Cómo conservar la leche materna extraída?

La leche extraída debe ser conservada de 6 a 8 horas a temperatura ambiente y hasta 24 horas en la heladera. Siempre debe ser etiquetada (con el nombre y apellido del niño, fecha y hora) y guardada.

En el caso de tener una gran producción de leche o cuando el bebé no es alimentado momentáneamente con ésta, puede ser congelada en el freezer por tres meses.

Para transportarla de la casa al hospital debe colocarse el recipiente en un pote de telgopor con hielo o en un recipiente térmico portátil.

La enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos debe mantener a la mamá informada acerca de la cantidad de leche y a qué intervalos debe administrarla al bebé.

Alimentación artificial

Cuando no es posible la alimentación materna, se le proporciona al bebé con bajo peso al nacer leche artificial adaptada a sus necesidades.También puede utilizarse como complemento cuando los bebés no ganan peso alimentándose sólo con leche materna.

En este caso debe administrarse utilizando una cucharita o un gotero plástico para que el uso de la mamadera no interfiera en la lactancia materna.Es importante que las mamás sepan preparar adecuadamente la leche de fórmula.La proporción de leche y agua (hervida) debe ser de acuerdo a las instrucciones médicas a fin de evitar infecciones o episodios de diarrea.

Si es imprescindible la utilización de mamadera, ésta deberá estar esterilizada o hervida para cada toma.

Las mamás que no pueden amamantar y necesitan recurrir a la alimentación artificial deben saber que igualmente el amor y los cuidados alimentan.

¿Cómo darle la leche al bebé?

La leche puede ser dada al bebé por la mamá o por el papá, incorporándolos tempranamente al cuidado del bebé, o por el personal de la UCIN, administrándosela a través de sonda, gotero, vasito o cuchara.

Es importante ofrecer al bebé el pecho materno tan rápidamente como su estado lo permita.Es necesario que la mamá pase el mayor tiempo posible con el bebé internado, ya que él la reconoce y la necesita.

De esta forma puede poner el bebé al pecho para que, poco a poco, aprenda a mamar aunque no pueda extraer la leche.

Promover el contacto físico con el bebé ayuda a fortalecer el vínculo afectivo y facilita la transferencia de inmunidad materna a través de un sistema de exportación inmunológica.

La mamá, al ingerir y respirar involuntariamente antígenos (bacterias, virus hospitalarios), hace que su organismo produzca anticuerpos (inmunoglobulina) específicos que, por medio de sus glándulas mamarias, son transferidos al bebé a través de la leche.

Fuente: Asociación Argentina de Padres
de Niños Prematuros (Apaprem)

Источник: https://www.planetamama.com.ar/nota/la-alimentacion-del-bebe-prematuro

Cómo es la nutrición de los bebés prematuros

Alimentación en bebés prematuros

Los casos de niños de muy bajo peso (menos de 1.500 g) o de peso extremadamente bajo (menos de 1.000 g) es difícil que puedan mamar directamente del pecho materno y por eso necesitan para nutrirse unas estrategias diferentes.

Con ellas, se intenta conseguir que el bebé prematuro tenga un crecimiento igual al que tendría si estuviera en el útero materno, vigilando su antropometría y comprobando que las gráficas de peso, talla y de perímetro cefálico coinciden con las de un bebé en esas semanas de gestación. Se trata de unas metas nutricionales difíciles.

La intención de los pediatras es conseguir que estos niños tengan un desarrollo neurológico y físico óptimo, sin abandonar los aspectos psicológicos y de maduración para los que es tan importante el contacto y la lactancia materna, además de prevenir enfermedades a largo plazo.

La lactancia materna en prematuros

Las madres de niños prematuros producen leche prematura o leche pretérmino. Esta leche presenta una mejor absorción de grasas, es más rica en proteínas, calcio y fósforo, necesarios para el niño prematuro. Además, la leche materna tiene ventajas sobre la leche artificial porque aporta defensas y contribuye a un mejor desarrollo del cerebro del bebé.

Durante el tiempo que los niños prematuros permanecen ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), es posible que las madres no puedan amamantarlos debido a la inmadurez de sus reflejos de succión y deglución, por lo que tendrán que extraer la leche de sus mamas poco tiempo después del parto. Siempre que sea posible, es preferible que se alimente al niño con leche fresca (no congelada), ya que la leche materna recién extraída es más calórica (la leche del final de la extracción tiene más grasa y más calorías).

En la primera semana de vida, la mayoría de los bebés prematuros necesita alimentarse entre ocho y doce veces al día (se recomienda no dejar pasar más de tres horas entre tomas para evitar la deshidratación). Posiblemente preferirá tomas de poco volumen, pero frecuentes, aproximadamente cada 2 horas.

En estos casos también se aplica la succión no nutritiva, es decir, que chupen del pecho de la madre, no para comer, sino para ir acostumbrándose y facilitar la transición de la alimentación por sonda a la alimentación oral.

Es importante que las madres de prematuros aprendan técnicas de extracción con un sacaleche, así como los métodos de almacenamiento y transporte de la leche materna.

A medida que pasan los días, la composición de la leche materna cambia, adaptándose al bebé. Sin embargo, a veces esta leche materna se enriquece con suplementos especiales (proteínas, minerales y vitaminas) porque los bebés prematuros tienen mayores necesidades que los bebés a término.

El médico y las enfermeras indicarán a los padres cuándo el niño puede mamar directamente del pecho. Es posible que mame despacio y que necesite hacer pausas durante la toma.

La lactancia artificial en prematuros

Las fórmulas lácteas especiales para bebés prematuros son  leches modificadas que aportan más calorías que las fórmulas de inicio, tienen una cantidad reducida de lactosa, y contienen mayores cantidades de proteínas y minerales  (calcio, fósforo, zinc  y magnesio). Las grasas (20-50%) son triglicéridos de cadena media, más fáciles de digerir. Los prematuros deberán tomar estas fórmulas específicas hasta que alcancen un peso de 3.000 g aproximadamente.

También existen leches para recién nacidos de bajo peso o “fortificadas”, que proporcionan calorías, proteínas  y minerales en una cantidad intermedia entre las fórmulas de inicio y las explicadas anteriormente, que se suelen recomendar a los prematuros tras las leches para prematuros como mínimo durante 6 meses.

Suplementos nutricionales

Los bebés prematuros, una vez superados sus problemas médicos, empiezan una etapa de crecimiento acelerado.

Por ello, desde los 15 días de vida hasta cumplir un año de edad, se les dará además un suplemento de vitamina D para prevenir el raquitismo, ya que estimula la absorción de minerales (calcio y fósforo) en el intestino.

Cuando sea posible, conviene que los bebés paseen al aire libre, puesto que la luz solar es otra fuente natural de vitamina D.

Источник: https://www.natalben.com/nutricion-bebe-prematuro

Alimentación del niño prematuro

Alimentación en bebés prematuros

Controlar la alimentación en el niño prematuro es muy importante para poder crecer a un ritmo cercano al de los bebes que siguen dentro del útero.

Se define al prematuro como el recién nacidomenor de 37 semanas de gestación, contando desde el primer día después de la fecha de la última menstruación de la madre.

A pesar de que existe unanimidad en la definición del recién nacido prematuro, hay controversia para definir los subgrupos de prematurez. La terminología de los subgrupos usada es:

  • Prematuro extremo:< 28 semanas.
  • Muy prematuro: 28 a < 32 semanas.
  • Prematuro moderado: 32 a < 34 semanas.
  • Prematuro tardío: 34 a 37 semanas.

Alimentación en el prematuro

El Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría define la alimentación ideal del niño prematuro como la que consigue un crecimiento a niveles intrauterinos sin someter a un estrés a sus inmaduras funciones metabólicas y excretoras.

Los bebés nacidos antes de 34 a 37 semanas, con frecuencia, tienen dificultad para alimentarse de un biberón o de las mamas debido a que tienen problemas para coordinar la succión, la respiración y la deglución.

Por eso, es posible que los neonatos muy pequeños necesiten obtener su alimentación y líquidos por vía intravenosa. A medida que se van fortaleciendo, pueden empezar a recibir leche materna o leche de fórmula por medio de una sonda.

La sonda se introduce hasta el estómago a través de la nariz o boca, lo que se denomina alimentación enteral por sonda nasogástrica.

La cantidad de leche se incrementa muy lentamente, especialmente para los bebés muy prematuros.

Esto reduce el riesgo de contraer una infección intestinal llamada enterocolitis necrosante, según un artículo publicado en la revista “Cirujía y Cirujanos”.

A la hora de reducir el riesgo de que el prematuro padezca este tipo de enfermedades intestinales, se puede valorar la introducción de probióticos en las fórmulas de leche, tal y como apunta un estudio publicado en el año 2019. Además, esta clase de microorganismos pueden ayudar a fortalecer el sistema inmune de los prematuros, que suele encontrarse debilitado.

La leche materna

La leche materna es el alimento mejor tolerado por el prematuro, con un vaciado gástrico más rápido y menos retenciones que cuando es alimentado con fórmulas artificiales. Posiblemente, la baja osmolaridad de la leche materna, su especificidad de especie y sus cualidades defensivas hacen posible que proteja a los niños prematuros frente a la enterocolitis necrotizante.

Además, los prematuros alimentados con leche materna que están sometidos al Método de la Madre Canguro sufren menos infecciones nosocomiales. Son niños que permanecen en contacto piel a piel con su madre lo más pronto, de forma continua y prolongada posibles.

La madre segrega inmunoglobulinas A específicas frente a los gérmenes de su piel y frente a los gérmenes del área neonatal que ella ha ido incorporando y que son los responsables de las infecciones nosocomiales.

La composición de la leche materna varía según sea leche de madre de niño a término o leche de madre de niño prematuro. Durante las primeras 24 semanas, las madres de los prematuros segregan una leche cuya composición se adapta a los requerimientos estimados de nutrientes de sus hijos. Solo su contenido en calcio (Ca) y fósforo (P) resulta inferior.

Se recomienda suplementar esta leche a partir de la  semana 4 – 6, que es cuando se vuelve ‘madura’, con preparados que contengan proteínas y minerales. Otros suplementan el calcio y fósforo para minimizar la baja densidad ósea y el raquitismo bioquímico que se encuentra en las primeras semanas de vida en prematuros alimentados con leche de su propia madre.

La leche de la madre del prematuro contiene una serie de aminoácidos que son necesarios para el desarrollo del sistema nervioso central del bebé. Además, contiene una serie de sustancias que le han hecho catalogar al pecho materno como un órgano inmunitario.

También contiene ácidos grasos de cadena media y larga que se han relacionado con un mayor coeficiente intelectual. Tiene más colesterol que la leche ‘madura’ y mucho más que las fórmulas artificiales.

En el niño prematuro la alimentación es diferente

Es fundamental en los bebés prematuros controlar los requerimientos hídricos. Estos niños tienen mayor dificultad para mantener el equilibrio apropiado del agua en el cuerpo y pueden resultar deshidratados o sobrehidratados.

Algunos bebés necesitarán continuar tomando suplementos nutricionales después de salir del hospital. Para los bebés lactantes, esto puede significar uno o dos biberones de leche materna fortificada por día, así como suplementos de hierro y vitamina D.

Algunos bebés necesitarán más suplementos que otros. Esto incluye a los bebés que no son capaces de ingerir un volumen de leche insuficiente para obtener las calorías que necesitan para crecer adecuadamente.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/alimentacion-del-nino-prematuro/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: