Alimentos para la anemia en niños

Alimentos para la anemia en niños

Alimentos para la anemia en niños

Indice

  • ¿Cómo afecta la anemia a los niños?
  • Alimentos ricos en hierro

¿Cómo afecta la anemia a los niños?

La anemia es una disminución en el número de glóbulos rojos (o hematíes) en la sangre o en los niveles de hemoglobina. Esto hace que la sangre no transporte el oxígeno adecuado al organismo, causando una serie de síntomas bastante característicos:

– Cansancio

– Palidez

– Sensación de frío constante

– Falta de apetito

– Somnolencia

– Debilidad muscular

– Decaimiento

– Dificultad para respirar

– Problemas de rendimiento escolar

En los niños la anemia es relativamente frecuente ya que los pediatras alertan que hasta un 50% de menores de 3 años puede padecer en algún momento esta enfermedad. Las causas principales de la aparición de la anemia en niños son:

1- Alimentación pobre en hierro.

2- Parasitosis intestinal que provoca pérdidas de sangre ya que los gusanos se alimentan de la sangre.

3- Consumo de leche de vaca en menores de 6 meses que puede causar una enteropatía perdedora de glóbulos rojos, enfermedad en la cual se produce una salida de los hematíes y con el tiempo, anemia.

4- Ciertas infecciones como paludismo, tuberculosis, infección urinaria, etc.

5- Dieta pobre en vitamina B12, ácido fólico o vitamina E.

El tratamiento normalmente consiste solo en administrar suplementos con hierro y B12 al niño mientras sea necesario y llevar una dieta adecuada rica en ambos nutrientes.

Alimentos ricos en hierro

Estos alimentos son fuente de hierro, pero también de vitamina B12 y de ácido fólico.

– Carne de vaca, pollo y pescado

– Legumbres: alubias, garbanzos, lentejas y soja

– Yema de huevo

– Guisantes, espinacas, coliflor, brócoli, remolachas (verduras de hoja verde oscuro)

– Frutas, especialmente uvas y mango

– Mariscos de concha (mejillones, almejas)

– Carne rojas y vísceras (hígado sobre todo)

– Lácteos suplementados con hierro

– Calabaza

– Frutos secos

La absorción de hierro es más efectiva cuando es ingerido con el ácido ascórbico o ácido cítrico, encontrados por ejemplo en la naranja y en el limón. Así que cuando le des al niño un alimento rico en hierro, acompáñalo de una naranja de postre y evita los lácteos (queso, yogures, flanes, natillas…) en la misma comida.

Asimismo, la lactancia materna prolongada es la mejor manera de prevenir y evitar la anemia infantil ya que la leche materna es rica en hierro. 

Anemia infantil

Definición:

Es el descenso de la hemoglobina. La hemoglobina es una sustancia presente en los glóbulos rojos de la sangre, que se encargan de transportar el oxígeno a todos los tejidos del cuerpo.

Síntomas:

– Cansancio – Palidez en la piel, en la parte interna de los párpados y en la raíz de las uñas – Sensación de frío – Falta de apetito – Somnolencia – Debilidad muscular – Decaimiento – Aumento de la frecuencia de los latidos cardíacos

Tratamiento:

El médico determinará como primer paso del tratamiento asegurar una dieta adecuada rica en hierro y vitamina B12. Después puede recetar suplementos vitamínicos que contengan hierro y otras vitaminas. La dosis de hierro normal es de 3 a 5 miligramos por kilo de peso por día.

Se debe dar la dosis fraccionada en dos o tres tomas diarias, alejadas de la ingesta de leche o comida. Las deposiciones pueden volverse oscuras.

La duración del tratamiento depende de la respuesta del niño, normalmente se administra un suplemento durante tres meses después de que se haya normalizado el valor de hemoglobina. Si la anemia es severa y no responde al tratamiento, se realizará una transfusión de sangre.

Sólo se recurre a ello en determinados casos -anemia severa, anemia más neumonía o asma con insuficiencia respiratoria moderada o severa- por los riesgos que ésta implica.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/alimentacion-infantil/alimentos-para-la-anemia-en-ninos-7927

Dieta para la anemia ▶️ Qué comer y alimentación

Alimentos para la anemia en niños

La anemia es una situación en la que la concentración de hemoglobina o la capacidad de transportar oxígeno en la sangre circulante es más baja de lo habitual. La deficiencia de hemoglobina puede ser por una reducción de eritrocitos o por una disminución de hemoglobina dentro de los mismos.

Incidencia y Tipos según su origen

La anemia afecta al 24,8% de la población mundial. Los dos grupos con mayor incidencia son los niños preescolares y mujeres no embarazadas. Según su origen, hay varios tipos de anemia:

  • Causada por pérdida de sangre
  • Por una excesiva destrucción de eritrocitos
  • Por alteración del mecanismo de producción de eritrocitos: deficiencia de sustancias como hierro, vitamina B12, ácido fólico o vitamina C entre otras
  • Anemias secundarias a otras enfermedades (infecciones, cáncer, cirrosis….)

Yo voy a detenerme en las llamadas “anemias nutricionales” cuyo origen está en una ingesta inadecuada de sustancias como hierro, vitamina B12 ó algunas vitaminas o minerales.

Anemia Ferropénica: síntomas, diagnóstico y tratamiento

En este tipo de anemia los depósitos de hierro son bajos por un desequilibrio entre los requerimientos y la ingesta de dicho mineral.

Algunas de las situaciones que lo pueden provocar son la menstruación, embarazos múltiples o problemas gastrointestinales como las úlceras. En niños pueden darse casos de anemia ferropénica por una excesiva demanda de hierro en periodos de crecimiento.

Síntomas: cansancio, palidez, disnea de esfuerzo, así como piel, uñas y mucosas pálidas.  El mejor diagnóstico es la valoración de los niveles de:

  • Hemoglobina: ésta contiene el 65% del hierro corporal total
  • Ferritina: supone el principal depósito de hierro en el hígado, bazo y médula ósea. Hablamos de deficiencia cuando en hombres hay niveles por debajo de 12-15ng/ml y en mujeres de 10ng/ml.
  • Hierro sérico y capacidad de fijación de hierro: este hierro está unido a la transferrina y disminuye antes del ciclo menstrual. Los niveles son ligeramente superiores en hombres que en mujeres.
  • Transferrina: Procede de la síntesis hepática

El tratamiento de la anemia ferropénica se basa en la administración oral de hierro aunque no todo el hierro que se ingiere es absorbido. Sustancias como el ácido ascórbico ayuda en su absorción.

El problema de este tipo de tratamientos son las consecuencias como son la diarrea, nauseas o el estreñimiento.

Con pocos días de tratamiento ya aumenta la concentración de hemoglobina pero se aconseja mantenerlo durante varios meses.

Anemia por carencia de ácido fólico

Se da sobretodo en embarazadas y lactantes. La diálisis, enfermedades hepáticas o la administración de anticonceptivos orales pueden propiciarlo. Si la dieta no es correcta, los niveles de ácido fólico se agotan en el transcurso de 2 a 4 meses. Síntomas: fatiga, disnea, diarrea o irritabilidad entre otras. Se recomienda un tratamiento de folatos vía oral durante unas semanas.

Por carencia de Vit. B12

También conocida como anemia perniciosa. La carencia de esta vitamina suele deberse a la ausencia de una proteína del jugo gástrico necesaria para su absorción. Los síntomas afectan al tubo digestivo, sistema nervioso central y periférico. Puede aparecer hormigueo en pies y manos o falta de memoria, disminución del apetito y  cansancio.

Relación de la anemia con la alimentación

En problemas como la anemia es muy importante tener presente que una alimentación variada y equilibrada puede mejorar e incluso revertir  la situación sin necesidad de un tratamiento farmacológico.

El grado de absorción del hierro depende de los niveles iniciales que tenga la persona, cuanto menores son los depósitos, mayor es la absorción.

Ahí van una serie de consejos que puedes poner en práctica si sufres de anemia:

  • En primer lugar es importante saber distinguir el hierro hemo, aportado por los alimentos de origen animal (carnes, pescados, aves y mariscos) y el hierro no hemo de origen vegetal (granos, vegetales y frutas), ya que la capacidad de absorción de éste último es peor.
  • Fomenta el consumo de alimentos como frutos secos y semillas, carnes rojas, yema de huevo o mariscos entre otros. Ver anexos.
  • Ten presente que hay componentes que favorecen la absorción del hierro como son la vitamina C, fructosa, ácido cítrico, proteínas (sobretodo aminoácidos como lisina, histidina, cistina o metionina)
  • Evita o reduce el consumo de alimentos que contengan ácido oxálico (espinacas) taninos (café,té), fitatos (fibra de envoltura de cereales), o situaciones de carencia de ciertas vitaminas, exceso de determinados minerales o la insuficiencia de proteínas.
  • Los cereales integrales tienen más hierro, vit B12 y ácido fólico que los refinados pero debido a su contenido en fitatos se recomienda no abusar.
  • Entre los postres idóneos están los cítricos por su aporte de vitamina C o los lácteos ya que mejoran la absorción de ácido fólico.
  • Cuando consumas legumbres es bueno añadir algo de patata o arroz para mejorar la calidad de la proteína y pimiento o zumo de naranja/kiwi en postre por su vitamina C.

Si quieres disfrutar de un buen estado de salud realiza una buena alimentación, variada y equilibrada con un consumo moderado de todos los grupos de alimentos. Te ayudará a prevenir problemas de salud y a mantenerte en un peso saludable. Recurre a un especialista como es el Dietista-Nutricionista si quieres mejorar tus hábitos.

Источник: https://www.alimmenta.com/dietas/anemia/

Combate la anemia ferropénica infantil con 4 frutas tropicales

Alimentos para la anemia en niños

Las frutas tropicales son alimentos reguladores ricos en vitaminas y sales minerales. Su ingestión, de preferencia natural, ofrece increíbles bondades a la buena salud de los niños

La Anemia ferropénica

La anemia por falta de hierro en los niños o, anemia ferropénica infantil, como también se le denomina, es aquel padecimiento que se caracteriza por la disminución de la hemoglobina en sangre provocada por la falta de hierro.

La hemoglobina es una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos y se encarga de trasladar el oxígeno hacia los órganos y tejidos del cuerpo. De ahí que cuando el hierro no es suficiente en el organismo los glóbulos rojos no producen suficiente hemoglobina, los tejidos reciben menos oxígeno y se les afecta su funcionamiento.

Como un niño puede padecer déficit de hierro desde su nacimiento la anemia ferropénica es una de las que más prevalece en este grupo poblacional.

“Conoce más al respecto en: anemia ferropénica”

Ahora bien, ¿cómo sé que mi hijo tiene anemia por deficiencia de hierro?

A continuación te expongo sus síntomas más comunes.

Síntomas que nos indican la anemia ferropénica infantil

Cuando los niños tienen anemia por escasez de hierro su cuerpo nos envía varias señales:• Debilidad muscular, fatiga, cansancio• Falta de apetito• Soñolencia• Mareos• Sensación de frio• Palidez de los labios y del interior de los párpados• Dificultades para respirar• Trastornos en el aprendizaje y la concentración• Pérdida de peso corporal• Uñas quebradizas• Hinchazón de los pies y las manos• Una piel pálida más de lo normal• Disminución de las defensas del organismo

• Taquicardia

Nuestro consejoSi observas alguno de estos síntomas debes llevar a tu niño con su pediatra.

El médico es quien mejor puede diagnosticar si en verdad estamos en presencia de una anemia por falta de hierro o si se trata de otro padecimiento.

Por suerte, la cantidad necesaria de este mineral puede ser fácilmente repuesta con la administración de algún suplemento a base de hierro y el aumento de aquellos alimentos que lo contengan.

Combate la anemia ferropénica infantil con 4 frutas tropicales ricas en hierro

A pesar de que todos los humanos, en cualquier momento de la vida, precisamos de una dieta saludable para nutrirnos y mejorar nuestra calidad de vida; por encontrarse en pleno desarrollo, son los niños quienes más necesitan de una comida bien balanceada.

“Consulta cómo garantizarle a tu hijo una buena alimentación en: dieta equilibrada para los niños”

Una dieta balanceada incluye todos los grupos de alimentos: carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales pues cada uno de ellos aporta los nutrientes necesarios para que el organismo lleve a cabo todas sus funciones vitales. En el caso de los minerales, es el hierro el que interviene en el desarrollo físico e intelectual de los niños.

Varios son los alimentos ricos en hierro que previenen la anemia ferropénica. No obstante, las frutas, por sus muchas otras bondades, son ideales para incluirlas en la dieta de los infantes casi que a cualquier hora del día.

Combate la anemia ferropénica infantil con 4 frutas tropicales.

La guayaba

Además de la cantidad de hierro posee más vitamina C que los cítricos. La vitamina C favorece la absorción de hierro de los otros alimentos que se consuman.
La guayaba aumenta las defensas del organismo.

Por su alto contenido de agua es hidratante, rica en fibras, regula el funcionamiento del aparato digestivo y actúa en la formación de los dientes y los huesos.

Además de la anemia se recomienda contra los vómitos, los cólicos y las diarreas.

Coctel de frutas con abundante guayaba

Un coctel de frutas con abundante guayaba puede ser una merienda saludable y nutritiva que darle a tu hijo.Para lograr la receta corta en dados varias frutas tropicales: mango, piña, naranja, melón, platanito, guayaba… agrégalas dentro de un recipiente y viérteles un poco de agua.

Revuelve la preparación y antes de darla a tu pequeño ponla a enfriar durante una hora.

EL aguacate

El aguacate es rico en fibras, grasa vegetal, vitaminas A, B, C, E, D y K y minerales como el potasio, el calcio, el magnesio, el hierro y el fósforo. Al tener la mayoría de los elementos que requiere una dieta saludable, el aguacate se considera uno de los alimentos más completos que existe.

Ensalada de aguacate

A pesar de ser una fruta el aguacate suele ser consumido como una ensalada a la hora de las comidas.
Para lograr este plato solo debes pelar el aguacate, desechar la semilla y cortar la masa en varios dados. A continuación aliña el preparado con sal, aceite y vinagre.

La guanábana

La guanábana es antiparasitaria, digestiva, sirve para bajar la fiebre y reducir las diarreas. Es rica en fósforo, calcio, hierro y vitamina C por lo que resulta ideal contra la anemia ferropénica.
Además, al estar compuesta principalmente por agua, su consumo se recomienda sobre todo para hidratar a los niños.

Champola de guanábana

La champola es un jugo sumamente refrescante nacido a partir de la masa de la guanábana.
Para prepararlo, bate una porción de la fruta con agua y algo de azúcar. Cuela el batido y antes de servirlo, refrigéralo durante una hora.

El limón

Al eliminar las impurezas del cuerpo el limón combate muchos tipos de enfermedades. Ataca los virus y los microbios que se alojan en el cuerpo.
Es rico en vitamina C por lo que se recomienda contra los resfriados, para fortalecer el sistema inmunológico y combatir la anemia. Contrarresta la infamación de las encías y ayuda a digerir los alimentos.

Receta con zumo de limón

Del zumo de limón sale, considerada por muchos, la bebida más refrescante que existe.
En una vasija agrega agua, el jugo de un limón, un poco de azúcar, hielo y listo… está hecha una deliciosa limonada.

“En este sitio de recetas para niños encontrarás muchas ideas a base de frutas tropicales para prepararle a tu hijo”

Ten en cuenta nuestras recomendaciones. Sé cada día una madre mejor.

Источник: https://eresmama.com/combate-la-anemia-ferropenica-infantil-4-frutas-tropicales/

Cómo combatir la anemia con una dieta equilibrada

Alimentos para la anemia en niños

La anemia es una enfermedad que aparece debido a una disminución de la hemoglobina en los glóbulos rojos.

Esta afección, que puede ser causada por una pérdida de sangre, por la falta de producción de glóbulos rojos por la destrucción de los mismos, afecta aproximadamente a 1.

620 millones de personas en todo el mundo, lo que corresponde al 24,8 por ciento de la población, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque puede afectar a cualquier persona, su incidencia es mayor en los niños en edad escolar (un 47,4 por ciento), sobre todo la causada por la falta de hierro, también denominada anemia ferropénica, ya que los bebés y los niños en edad de crecimiento necesitan más de este mineral que el resto de personas.

Esta falta de hierro puede afectar a múltiples órganos del cuerpo y suele estar causada, en mayor medida, por la ausencia de dicho mineral en la dieta.

Según la Sociedad Española de Cardiología, la solución principal a este problema recae en la ingesta oral de hierro, pero también en un cambio en la nutrición que puede residir en la introducción de los siguientes alimentos en la dieta diaria:

Desayuno

El desayuno se considera la comida más importante del día por lo que es esencial aprovisionar a nuestro cuerpo de la mayor cantidad de energía que sea posible para la jornada.

  • Café o infusión con leche desnatada o leche desnatada con cereales: La leche no es sólo rica en calcio, sino que también es importante para la función nerviosa, la contracción muscular y la coagulación de la sangre, ésta última primordial disminuir las pérdidas de sangre.  
  • Pan con aceite.  
  • Pan con una loncha de jamón de york o jamón serrano.  
  • Pieza de fruta: Desde la sociedad destacan la importancia del consumo de cítricos, como naranja, mandarina, kiwi, pomelo o fresa, que aportan vitamina C y que ayudan a la absorción del hierro.  
  • Yogur líquido: En términos generales y sin necesidad estar enfermo, es conveniente que incluyamos este alimento en la dieta, sobre todo después de haber tomado antibióticos para reforzar el sistema inmunológico.  
  • Compota de manzana.  
  • Galletas tipo María.  
  • Zumo de naranja: Bajo en calorías pero muy rico en vitamina C.  

Media mañana

Para evitar el “picoteo” entre horas, motivado por la ansiedad si se ha desayunado temprano. La SEC recomienda una gran variedad de alimentos que se pueden ingerir a estas horas:

  • Yogur desnatado de frutas.
  • Barrita de cereales.
  • Queso desnatado.
  • Biscotes.
  • Zumo de naranja.
  • Yogur desnatado con cereales.
  • Pan con queso fresco.
  • Café o infusión con leche desnatada.
  • Galletas tipo María.  

Comida

Las legumbres representan una de las mayores fuentes naturales de hierro, por lo que deben ser piezas clave en la dieta. Las lentejas en especial tienen una cantidad mayor y además están enriquecidas con proteínas y son bajas en grasas.

En cuanto a los alimentos de origen animal, contienen hierro que se absorbe un 30 por ciento más que los de origen vegetal.

Las verduras también se caracterizan por su alto contenido en hierro, fibra, vitamina A, B9 y E y son una fuente significativa de calcio.

De primer plato se pueden incluir las siguientes recetas:

Lentejas guisadas

Arroz con berberechos.

Judías al pimentón.

En el caso del segundo plato, éstas pueden ser posibles opciones:

Dorada al ajillo. 

Pollo a la naranja.

Pollo con espárragos a la plancha.

Es recomendable también, acompañar cada comida con pan y de postre una fruta de temporada o cítricos, cuya aportación de vitaminas resulta crucial para combatir la anemia.
 

Merienda

  • Café o infusión con leche desnatada.
  • Galletas tipo María o integrales.
  • Yogur líquido.
  • Barrita de cereales.
  • Panecillos con jamón york.
  • Yogur líquido.
  • Pan con queso y membrillo.  

Cena

El huevo puede aportar hasta un miligramo de hierro, por lo que incluirlo con frecuencia aumenta el consumo de nutrientes con un bajo nivel calórico.

En lo que respecta a los tomates, estos son una fuente muy rica en vitamina C, E y betacaroteno, nutrientes esenciales para el tratamiento de la anemia.

La cena también puede dividirse en primer y segundo plato.

Primer plato:

Sopa de fideos.

Ensalada de soja, maíz y rúcula.

Gazpacho.

Segundo plato:

Ensalada de tomate.

Bonito con tomate.

Todos estos platos se pueden aderezar también con pan y fruta variada de postre. 

Ver también:

Desnutrición y anemia elevan la mortalidad en insuficiencia cardiaca

  • Google +
  • E-mail
  • Imprimir

Источник: https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/nutricion/2016/01/12/como-combatir-anemia-dieta-equilibrada-107031.html

Anemia por falta de hierro

Alimentos para la anemia en niños

  • Tamaño de texto más grande

La anemia por falta de hierro es un tipo de anemia que ocurre cuando el organismo no tiene suficiente hierro.

Una persona anémica tiene una menor cantidad de glóbulos rojos de lo normal. Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, que es una proteína que transporta oxígeno por el cuerpo. El cuerpo necesita hierro para producir hemoglobina. Sin una cantidad suficiente de hierro, se producen menos glóbulos rojos y menos hemoglobina, lo cual provoca la anemia.

En general, la anemia mejora con un tratamiento con suplementos de hierro.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la anemia por falta de hierro?

Al principio, los niños con anemia por falta de hierro tal vez no tengan ningún síntoma. Cuando los síntomas aparecen, es posible que el niño:

  • esté pálido
  • parezca malhumorado
  • esté muy cansado
  • se canse rápidamente al hacer ejercicio físico
  • esté mareado o con vértigo
  • tenga un ritmo cardíaco acelerado
  • tenga retrasos en el desarrollo y problemas de conducta
  • quiera comer hielo o cosas que no son alimentos (llamado pica)

¿Cuál es la causa de la anemia por falta de hierro?

La anemia por falta de hierro puede ocurrir en los siguientes casos:

  • Cuando hay un problema en la absorción del hierro del cuerpo (por ejemplo, enfermedad celíaca).
  • Cuando una persona pierde sangre debido a una lesión, un período menstrual muy intenso o un sangrado dentro de los intestinos.
  • Cuando una persona no recibe suficiente cantidad de hierro en la dieta. Esto puede ocurrir en los siguientes grupos:
    • niños que beben demasiada leche de vaca y bebés que reciben leche de vaca antes de cumplir un año
    • vegetarianos, porque no comen carne, que es una fuente de hierro
    • bebés amamantados y que no reciben suplementos de hierro
    • bebés que reciben fórmula con bajo contenido de hierro
    • bebés pequeños o que nacieron prematuros, que tal vez necesiten más hierro que el presente en la fórmula o la leche materna

¿Cómo se diagnostica la anemia por falta de hierro?

En general, los médicos pueden diagnosticar la anemia por falta de hierro haciendo lo siguiente:

  • haciendo preguntas sobre los síntomas
  • haciendo preguntas sobre la dieta
  • averiguando los antecedentes médicos del paciente
  • haciendo un examen físico
  • haciendo análisis de sangre para:
    • observar los glóbulos rojos con un microscopio
    • controlar la cantidad de hemoglobina y hierro en la sangre
    • comprobar la rapidez con que se están produciendo los glóbulos rojos
    • hacer otros análisis de sangre para descartar otros tipos de anemia

¿Cómo se trata la anemia por falta de hierro?

Los médicos tratan la anemia por falta de hierro con suplementos de hierro que se toman en forma de líquido o píldoras durante al menos 3 meses. Para ayudar al cuerpo a absorber el hierro es necesario lo siguiente:

  • Evitar tomar el hierro junto con antiácidos, leche o té porque estos productos interfieren con la capacidad del cuerpo de absorber hierro.
  • Tomar el hierro antes de comer (a menos que esto provoque malestar estomacal).

Una persona con anemia muy grave puede recibir hierro o una transfusión de sangre por medio de una vía intravenosa.

Cuando la anemia por falta de hierro no se debe a la falta de hierro en la dieta, el tratamiento también puede incluir lo siguiente:

  • tratamientos para reducir las hemorragias o los períodos menstruales muy intensos
  • reducir la cantidad de leche de vaca en la dieta
  • tratar la enfermedad que produce esta afección

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Si su hijo tiene anemia por falta de hierro:

  • Asegúrese de que su hijo tome los suplementos de hierro tal como se los recetaron.
  • Incluya los alimentos ricos en hierro en la dieta de la familia. Entre las buenas fuentes de hierro se encuentran las siguientes:
    • los cereales enriquecidos con hierro
    • la carne magra, la carne de ave y la de pescado
    • el tofu
    • las yemas de huevo
    • los frijoles
    • las uvas pasas
  • Sirva frutas y verduras con alto contenido de vitamina C o un vaso de jugo de naranja durante las comidas. Esto ayuda a absorber el hierro.
  • Hable con un dietista, un nutricionista o su médico si su hijo es vegetariano. Ellos pueden recomendarle alimentos para ayudar a su hijo a recibir suficiente hierro.

Para ayudar a prevenir la anemia por falta de hierro en los niños pequeños:

  • No le dé leche de vaca a los bebés de menos de un año.
  • Limite la cantidad de leche de vaca en los niños mayores de un año (menos de 2 tazas de leche por día). Si les da más, tal vez se sientan llenos y coman menos alimentos ricos en hierro.

Revisado por: Robin E. Miller, MD

Fecha de revisión: junio de 2019

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/ida-esp.html

El top 10 de los alimentos ricos en hierro

Alimentos para la anemia en niños

Mi bebé y yo

El hierro es un mineral que tiene propiedades muy beneficiosas para el desarrollo y el crecimiento de los más pequeños. Pero también es esencial para los adultos. Y es que esta sustancia se utiliza para producir la hemoglobina.

Se trata de un pigmento contenido en los glóbulos rojos de la sangre, a los que da su color, que desarrolla una función importantísima: transportar el oxígeno de los pulmones a otras células.

 Como en el caso de otros nutrientes importantes, como el ácido fólico, es fundamental garantizar una ingesta de hierro adecuada.

Por tanto, si la cantidad de hierro en sangre disminuye, también lo hará la producción de hemoglobina. Este hecho hará que los glóbulos se vuelvan más pálidos y pequeños, con la consecuente reducida capacidad para transportar oxígeno. Además, esta carencia aumenta la sensación de cansancio y la palidez del rostro.

La función del hierro en embarazadas y niños: evitar la anemia

Durante el embarazo, la cantidad de sangre en el cuerpo aumenta y se necesita una cantidad mayor de hierro para producir más hemoglobina para la sangre adicional. Además, el bebé en desarrollo también lo necesitará.

Por esta razón, si en algún momento no se tiene suficiente hierro para producir hemoglobina, la probabilidad de padecer anemia aumenta.

Es entonces cuando se produce la llamada «anemia gestacional», que afecta al 40% de las mamás.

(Te puede interesar: Hierro en el embarazo)

La dieta de los niños, desde el momento en que se inicia la alimentación complementaria, también debe ser rica en hierro para garantizar el correcto desarrollo psicológico y de su organismo. Según el Instituto de Medicina de Estados Unidos, estas son las cantidades diarias de hierro recomendadas según la edad:

ETAPA DE LA VIDAC.D.R.* DE HIERRO
Bebés hasta los 6 meses de edad0,27 mg
Bebés de 7 a 12 meses de edad11 mg
Niños de 1 a 3 años de edad7 mg
Niños de 4 a 8 años de edad10 mg
Niños de 9 a 13 años de edad8 mg
Adolescentes (varones) de 14 a 18 años de edad11 mg
Adolescentes (mujeres) de 14 a 18 años de edad15 mg
Hombres adultos de 19 a 50 años8 mg
Mujeres adultas de 19 a 50 años18 mg
Adultos a partir de 51 años8 mg
Adolescentes embarazadas27 mg
Mujeres embarazadas27 mg
Adolescentes en período de lactancia10 mg
Mujeres en período de lactancia9 mg

* Cantidad diaria de hierro recomendada 

La importancia del hierro en la dieta del niño

Desde los tres meses de vida hasta el año, la cantidad de hierro recomendada es de 7,8 miligramos al día (hasta los tres meses solo es de 1,7 miligramos).

Si no se llega a esta cifra, pueden aparecer trastornos como palidez, cansancio y pérdida de apetito.

Estos síntomas son típicos de la anemia, que provoca un aporte demasiado bajo de oxígeno a los tejidos con los consiguientes trastornos que ello supone.

Como constituyente de la hemoglobina, el hierro interviene en el transporte de oxígeno desde los pulmones a los tejidos, así como de anhídrido carbónico desde los tejidos a los pulmones, en la respiración celular, en el metabolismo de las vitaminas del grupo B, en la síntesis de la adrenalina y la noradrenalina, y en la defensa frente a las infecciones.

La carencia de hierro, confirmada a través de los correspondientes análisis de sangre, también puede dar lugar a dificultades en el aprendizaje. Se ha comprobado que los niños que tienen bajos niveles de hierro en sangre muestran dificultades de compresión y tienen un menor rendimiento escolar.

Hasta los 5-6 meses de edad, la leche, materna o artificial, es suficientepara garantizar el aporte de hierro que el organismo del pequeño necesita.

El complemento de hierro únicamente se prescribe en caso de anemia confirmada y debe hacerlo el pediatra. Y es que un buen aporte de hierro puede ser garantizado a través de la alimentación.

Cuando se introduce la alimentación complementaria, basta que el niño siga una alimentacion variada, un consumo de carne de unas 4-5 veces a la semana. Sin embargo, no debe ser todos los días, y nunca más de una vez al día, para evitar un exceso de proteínas.

Esto se debe completar con un aporte adecuado de pescado, legumbres y fruta fresca.

(Te puede interesar: La importancia del hierro en la dieta del niño)

Los 10 alimentos más ricos en hierro

El hierro se encuentra en muchos alimentos diferentes de nuestra dieta diaria, aunque en diferentes proporciones.

Por ello, para mantener una alimentación rica en este mineral, hay que conseguir combinar aquellos cuya cantidad es menor con otros de gran aporte.

Además, para facilitar la absorción del hierro, es recomendable comerlo junto a alimentos ricos en vitamina C(zumo de naranja, fresas, pimientos, etc). 

A continuación, te mostramos algunos de los alimentos más ricos en hierro. Sin embargo, debes tener en cuenta que algunos pueden no ser adecuados para consumir en el embarazo o bien por niños pequeños. ¡Descubre cuáles son!

Frutos secos
Los frutos secos, además de ser ricos en hierro, tienen un alto porcentaje de grasas naturales sanas, como el ácido oleico, el linoleico (omega 6) y el linolénico (omega 3), que fortalecen el sistema cardiovascular, la memoria y el cerebro. Anacardos, avellanas, cacahuetes, piñones, pipas de girasol, etc. destacan entre los frutos secos más saludables. Sin embargo, los que mayor cantidad de hierro tienen son los pistachos, seguidos de las almendras y las nueces.

Al considerarse calóricos, en muchos casos, se renuncia a su consumo. Sin embargo, son muchísimos los beneficios que tienen este tipo de alimentos y es necesario incluirlos en la dieta.

Por ejemplo, son una fuente muy importantes de minerales y, además de hierro, contienen magnesio, fósforo, potasio, calcio y oligoelementos, como el zinc y el selenio, que tienen propiedades antioxidantes.

Asimismo, los frutos secos es un alimento ideal para tomar después de practicar algún deporte, pues ayuda a recuperar la energía de forma saludable. Al ser ricos en fibra, también ayudan a controlar el apetito y el tránsito intestinal, y tienen un papel importante en el control del colesterol.

Legumbres

Las legumbres son un elemento esencial en la dieta gracias a sus vitaminas y su alto contenido en hierro. Las lentejas, alubias y garbanzos son los que más contienen.

En el caso de las lentejas, 100 gramos aportan el 85% de hierro que necesitamos diariamente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es un hierro diferente al proporcionado por la carne y el pescado, que es más fácil de absorber.

Por lo que se refiere a los garbanzos, éstos contienen ácidos grasos que ayudan a reducir la tasa de colesterol en sangre. También aportan magnesio, que protege al organismo contra las enfermedades cardiovasculares.

Al ser ricos en fibra soluble, también son muy buenos para regular el tránsito intestinal. Asimismo, contienen una sustancia que inhibe la digestión de los hidratos que hace que se absorban lentamente.

Por ello, aunque sean calóricos, son ideales para dieta de adelgazamiento, por la sensación de saciedad que proporcionan.

En cuanto a las alubias, son unas legumbres muy completas, pues proporcionan minerales como el potasio, el hierro y el magnesio.

Los azukis, por su parte, son una de las legumbres más digestivas, al tiempo que ayudan a fortalecer y tonificar los riñones. Regulan los niveles de azúcar en sangre y, gracias a su contenidos en Vitamina B1 y tiamina, son ideales para los procesos de desintoxicación.

Vegetales verdes

En cambio, el hierro que se encuentra en los vegetales es difícilmente absorbible, Por lo que, para ser asimilado, debe ingerirse junto con otras sustancias como la vitamina C.

Ésta se encuentra, por ejemplo, en el pimiento rojo. Asimismo, la cocción en abundante agua reduce en un 15% el contenido de hierro presente. Con la cocción al vapor, disminuye en un 10%, aproximadamente.

Los vegetales con hoja son grandes portadores de hierro, especialmente las espinacas, acelgas y el perejil.

Las hortalizas y las verduras verdes, además de hierro, proporcionan otros muchos minerales, vitaminas y fibra, muy importantes para el organismo. El color verde de estos alimentos se debe a la presencia de clorofila. Esta sustancia ayuda a prevenir el cáncer, además de contribuir al correcto funcionamiento del corazón y de otros sistemas del organismo.

Moluscos

Los moluscos destacan por su contenido en proteínas de alto valor biológico. Aportan al organismo todos los aminoácidos esenciales, pero tienen un bajo contenido en grasas y en colesterol.

En cuanto a la presencia de vitaminas y minerales, los moluscos tienen un elevado contenido en vitaminas A y del complejo B, y en zinc, fósforo, hierro, yodo, potasio y calcio. Los berberechos y almejas, las zamburiñas y las ostras son los moluscos más ricos en hierro y también aportan mucho calcio al organismo.

Cereales

Este alimento, que no debe faltar en ninguna de nuestras comidas, también ayuda en la ingesta diaria de hierro. Los cereales que contienen una cantidad mayor son el mijo, la avena, el centeno y la espelta.

El mijo es un cereal que, además, tiene propiedades probioticas, es decir, ayuda a mantener y regenerar la microbiota (las bacterias buenas del intestino). Asimismo, aporta carbohidratos de absorción lenta, por lo que no causa picos de glucosa, y, además de en hierro, también es muy rico en magnesio, zinc y ácido fólico. Este cereal no contiene gluten.

La avena también regula el nivel de azúcar y de colesterol en la sangre, por lo que es ideal para prevenir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Asimismo, es muy rica en proteínas, fibra, vitaminas del grupo B, magnesio, hierro, calcio y omega 3. Tampoco contiene gluten.

El centeno es un cereal muy rico en potasio, magnesio, fósforo y zinc, además de en hierro y en vitaminas A, E y B. Es ideal para personas que practican deporte.

La espelta es un trigo que no ha sufrido tantas alteraciones genéticas, por lo que aporta mayores nutrientes. Este cereal sí que contiene gluten.

Especias

Estos deliciosos sazonadores contienen múltiples propiedades, entre ellos sus altos índices de hierro. De mayor a menor, los más enriquecedores son: el tomillo, el comino, el eneldo, el orégano (seco), la canela, el curry y la pimienta.

(Te interesa: ¿Los niños pueden tomar hierbas aromáticas?)

Carne roja y carnes de órganos

A pesar de que la carne roja es la más recomendada para consumir en casos de anemia, existen otras carnes magras como la del pavo que también ofrece un alto contenido en hierro.

Las carnes de órganos son muy nutritivas. Las más populares son el hígado, los riñones, el cerebro y el corazón. Todos ellos son ricos en hierro. Por ejemplo, 100 gramos de hígado de ternera contienen 6,5 mg de hierro.

Las carnes de órganos también son ricas en proteínas y vitamina B, cobre y selenio. El hígado es especialmente rico en vitamina A.

También cabe destacar que las carnes de órganos son las mejores fuentes de colina, un nutriente importante para el cerebro y la salud del hígado.  

Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son un aperitivo sabroso y fácil de llevar o de utilizar como condimento de muchos platos.

Aunque no lo parezca, 28 gramos de semillas de calabaza contienen 4,2 mg de hierro. Además, las semillas de calabaza son una buena fuente de vitamina K, zinc y manganeso.

Toma nota de que el magnesio ayuda a reducir el riesgo de sufrir resistencia a la insulina, diabetes y depresión.

Tofu

El tofu es un alimento de soja muy popular entre los vegetarianos y en algunos países asiáticos.

¿Sabías que media taza de tofu contiene 3,6 mg de hierro? El tofu también es una buena fuente de tiamina y minerales como el calcio, el magnesio y el selenio.

Además, el tofu también contiene isoflavonas, relacionadas con la mejora de la sensibilidad a la insulina, la disminución en el riesgo de padecer una cardiopatía y el alivio de los síntomas menopáusicos.

Quinoa

Con muchas propiedades nutritivas, la quinoa cocida es perfecta para preparar ensaladas o acompañar carnes y pescados. Una taza con 185 gramos de quinua cocida proporciona 2,8 mg de hierro.

Es, además, un buen alimento para personas con intolerancia al gluten, pues no contiene gluten.

También es rica en proteínas y dispone muchos antioxidantes, que ayudan a proteger las células del daño provocado por los radicales libres.

(Te interesa: Pescado azul y pescado blanco: ¡conoce sus beneficios!)

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/alimentacion-embarazadas/alimentos-ricos-hierro

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: