Análisis segundo trimestre embarazo

Segundo trimestre de embarazo: los controles médicos

Análisis segundo trimestre embarazo

En el segundo trimestre de embarazo, los médicos optan por volver a repetir los siguientes exámenes: analítica completa, el colesterol y triglicéridos, creatinina, anticuerpos de la toxoplasmosis (si la primera prueba ha dado negativo), test de Coombs, análisis de orina, ecografía (19-23 semanas) y curva de glucosa (24-28 semanas). Además, el especialista valora el nivel de hierro en sangre, la ferritina:

Ferritina
• Si la analítica indica un valor bajo del volumen de glóbulos rojos, el médico puede solicitar un análisis de la ferritina, que proporciona una medida de los depósitos de hierro, indispensable para el correcto desarrollo del feto. En función de los resultados, puede ser precisa la administración de suplementos.

En cualquier caso, también se le realizarán análisis de orina, ya sean en el primer, segundo o tercer trimestre.  ¿Por qué?
• Es uno de los exámenes más importantes, puesto que permite controlar la posible presencia de proteínas en la orina, en particular, la albúmina.

En caso positivo, la mamá podría estar sufriendo una preeclampsia, una enfermedad caracterizada por un aumento de la presión arterial y que puede provocar graves complicaciones en el embarazo. Si se detecta a tiempo, la enfermedad puede mantenerse bajo control.

• El análisis de orina también sirve para descartar posibles infecciones de las vías urinarias, a través de la presencia de sedimento. Si el resultado es positivo, el médico prescribe un urinocultivo, con el fin de identificar a la bacteria responsable con precisión y prescribir el tratamiento antibiótico.

• Asimismo, el análisis revela la posible presencia de glucosa, síntoma de diabetes, que puede presentarse durante el embarazo.

Paralelamente a las visitas médicas y a los exámenes complementarios, a la futura mamá se le realizá la segunda ecografía que se efectúa entre las semanas 19 y 23. Se trata de la ecografía morfológica y es la más importante. Con este examen, se comprueba la presencia de posibles malformaciones, se valora el crecimiento del pequeño y el desarrollo de sus órganos.

¡Toca la ecografía más importante!

Te explicamos cómo evoluciona tu embarazo y cómo va creciendo tu bebé en la semana 20 de embarazo. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana

En la semana 20 de embarazo, es probable que ya notes las patadas de tu bebé y que la ecografía descubra su sexo.

Estás en el ecuador del embarazo, su columna ya está casi recta y la ecografía también revelará todas sus vértebras. A partir de ahora, el peso del bebé aumentará más de diez veces y llegará a medir el doble de lo que mide en estos momentos.

En un embarazo de 20 semanas, el bebé mide unos 16,4 centímetros de la coronilla hasta las nalgas y pesa en torno a los 300 gramos. A pesar de que el líquido amniótico que lo rodea distorsiona un poco los sonidos, ya percibe tu voz y los latidos de tu corazón.

Embarazada de 20 semanas

También ve, experimenta emociones y comparte contigo tus cambios de humor y tus sensaciones. Percibe la luz, abre voluntariamente la boca y respira.

Durante esta semana, los órganos abdominales del feto, que incluyen el estómago, los intestinos y el hígado, están contenidos totalmente en la cavidad abdominal.

Los dedos de los pies y de las manos son muy flexibles, al igual que todo él. De hecho, el bebé se llevará muy a menudo los pies y las manos hacia la boquita.

Los primordios o cimientos de los dientes del bebé – tanto los de leche como los permanentes que saldrán después – ya están en su sitio, bajo las encías. Su mandíbula seguirá creciendo progresivamente. 

Edad del feto: 18 semanas.​

El bebé en la ecografía: imágenes y vídeo, semana 20

¿Te apetece ver un vídeo de un feto de 20 semanas en movimiento? ¿Y su ecografía? ¡No te los puedes perder!

Ecografía de 20 semanas

Durante la semana 20 de embarazo, ya puede resultarte cansado estar de pie durante mucho tiempo, algo que se debe al peso in crescendo del bebé y del útero.

Dado que el centro de gravedad se está desplazando, también es probable tener un equilibrio más limitado, algo que añade presión a los ligamentos, ya reblandecidos a causa de los cambios hormonales.

Es importante hacer pausas cortas y frecuentes para descansar y no permanecer nunca más de tres horas seguidas de pie.

Ese cansancio también podría ir acompañado de un exceso de sueño. Tu cuerpo está haciendo grandes esfuerzos, así que busca espacios para relajarte y descansar.

Debes saber, asimismo, que durante este segundo trimestre puede aparecer la hipotensión, o bajada de tensión arterial, propia del embarazo, algo que puede deberse a la compresión del útero sobre la arteria aorta y la vena cava, que suele darse cuando una está tumbada boca arriba.

Otro tipo de hipotensión que refieren las futuras mamás es la postural, que ocurre cuando están sentadas o en cuclillas y se levantan rápidamente, algo que puede evitarse levantándose despacio.

A partir de las 20 semanas de embarazo, podrían presentarse ciertos trastornos. Si eres propensa a las varices, el embarazo favorece su aparición en las extremidades inferiores y alrededor de la vagina.

Su presencia se debe a la acción relajante que las hormonas del embarazo ejercen sobre las paredes de las venas y a la congestión que el peso del útero ejerce sobre las mismas.

Para evitar su aparición, te conviene dejar descansar las piernas a intervalos regulares, utilizar medias relajantes y calcetines premamá, que funcionan alimentando la circulación y devolviendo la sangre al corazón, así como no usar ropa demasiado apretada.

¿Ya has llevado a cabo la visita ginecológica de control? En la semana 20 de embarazo, aproximadamente, se realiza la ecografía más importante del embarazo, la ecografía morfológica.

En esta ecografía, se analizan los parámetros más importantes que valoran la morfología del feto, su buen estado de salud y su desarrollo normal.

Además, si se deja ver, ¡la ecografía morfológica te puede decir el sexo de tu futuro bebé! El escáner de anomalías o anatómico, que observa detalladamente cómo se han desarrollado los principales órganos y sistemas corporales del bebé –cerebro, columna, labio superior, corazón, estómago y diafragma; riñones y vejiga; pared abdominal; miembros del bebé y cordón umbilical-, además de analizar la placenta y el volumen del líquido amniótico.

La placenta se examinará para asegurarse que es normal y que no bloquea la vía de salida del bebé, mientras que el líquido amniótico se analiza para comprobar que no haya mucho ni demasiado poco. 

Los análisis del quinto mes de embarazo, además del correspondiente control ginecológico y la citada ecografía, prevén: análisis de sangre, búsqueda de anticuerpos anti-toxoplasmosis y fluximetría doppler, una ecografía de las arterias uterinas. ​

En esta semana 20 de embarazo, tu tripita ya empieza a tener un tamaño visible y no debes olvidar abrocharte el cinturón de seguridad del coche correctamente durante tus desplazamientos, puesto que ya sabes que es obligatorio también durante el embarazo. 

La DGT recomienda el uso de adaptadores adecuados para proteger al feto y evitar lesiones en caso de colisión. 

……….

Y ahora, haz clic sobre la imagen y mira tu DIBU correspondiente a la semana 20 de embarazo. 
¡Te enganchará!

……….

¿Te has preguntado cuánto pesará al nacer?..

Aunque, con motivo de la última ecografía, el ginecólogo te puede adelantar el peso aproximado que tendrá tu bebé al nacer, no está de más que tengas esta información de antemano.

¡Calcula cuánto pesará tu bebé al nacer!

Por si tienes la tensión baja..

¿Te sentirías más tranquila si supieras qué hacer cuando tienes la tensión baja? ¿Te preocupa desmayarte? Tranquila, aquí tienes toda la información.

¡Descubre cómo actuar cuando estás embarazada y tienes la tensión baja! 

Por si no sabes qué es una ecografía doppler

Es una prueba que puede realizar en diferentes momentos del embarazo, en función de una serie de circunstancias, determinadas por el ginecólogo. ¿Qué revela?

¡Descubre qué es la ecografía doppler y para qué sirve!

Cuidar tus emociones es importante

No solo tu organismo físico necesita cuidados en la semana 20 de embarazo… ¡También tu vida emocional!

¡Descubre los cuidados que debes dedicar a tus emociones en el embarazo!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/segundo-trimestre/segundo-trimestre-controles-medicos

ANALÍTICAS DEL EMBARAZO: ¿EN AYUNAS O NO?

Análisis segundo trimestre embarazo

Esta pregunta me la hacen cada día varias veces en la consulta, y la veo a menudo en foros y redes sociales, así que hoy he decidido escribir sobre ello para aclarar dudas.

Quien esté o haya estado embarazada sabe lo mal que sienta estar muchas horas sin comer. De hecho, las náuseas del embarazo aumentan cuando el estómago está vacío y los niveles de azúcar bajan. El ayuno es algo en general mal tolerado durante la gestación, y por tanto hay que intentar evitarlo a no ser que sea imprescindible.

Por otro lado, cuando alguien tiene que hacerse una analítica para el reconocimiento anual de la empresa o cualquier otro motivo sabe que debe acudir en ayunas. Esto no es así para fastidiar a nadie, sino porque algunos resultados varían si la persona ha comido.

Pero solo algunos, como por ejemplo la glucosa, las transaminasas (enzimas del hígado) o el colesterol.

En cambio, otros parámetros como el grupo sanguíneo, las pruebas de coagulación o los anticuerpos frente al Toxoplasma no se alteran por el hecho de haber ingerido alimentos.

Entonces, ¿las analíticas del embarazo deben hacerse en ayunas?

Depende:

  • En el primer trimestre generalmente se solicita la glucemia o glucosa basal, que debe ser medida en ayunas. Para evitar un mal rato con el ayuno, lo ideal es hacerla a primera hora de la mañana y cerca de casa, y desayunar justo después. En cambio, el resto de resultados, como el grupo de sangre, no se alteran con la ingesta.
  • En el segundo trimestre se solicita el Test de O’Sullivan para descartar la diabetes gestacional. En él se mide también el azúcar, pero no en ayunas, sino después de una sobrecarga de glucosa (mediante una bebida dulce). Aquí lo que se está valorando es la respuesta del organismo al azúcar: ¿el cuerpo es capaz de neutralizar una sobrecarga de azúcar? La extracción se sangre se realiza una hora después de tomarse el líquido dulce, y el resultado no depende de lo que se haya comido con anterioridad, así que se puede ir tranquilamente habiendo desayunado. El resto de parámetros de esta analítica tampoco se alteran con la ingesta.
  • Cuando el Test de O’Sullivan no nos da un resultado normal no podemos descartar la diabetes gestacional, y para ello deberemos solicitar el Test de tolerancia a la glucosa o curva de glucosa (conocida popularmente como “curva larga” o “curva de tres horas”). Es parecido al Test de O’Sullivan, pero con más dosis de azúcar y más determinaciones de glucosa: antes de empezar (basal, en ayunas), a la hora, a las dos horas y a las tres horas. Aquí sí estamos midiendo la glucosa basal, y por tanto sí que es necesario estar en ayunas.
  • Para la analítica del tercer trimestre, si no hay ninguna patología y no se añade nada extra a la analítica, se puede desayunar Lo más importante de esta analítica son las pruebas de coagulación, que son independientes de lo que se haya comido.

Y la orina, ¿debe ser la primera de la mañana?

En las analíticas del embarazo se recoge orina para descartar infecciones urinarias, ya que éstas podrían complicar la gestación. Según que se esté buscando en la orina se aconseja analizar la primera orina de la mañana, ya que está más concentrada, pero en el embarazo simplemente se realiza un cultivo para descartar la presencia de bacterias.

Sí que tendremos más probabilidades de encontrarlas si la orina está más concentrada, pero si hay bacterias en la orina, éstas estarán presentes a cualquier hora del día, así que no es imprescindible recoger la primera orina.

De hecho lo ideal, para evitar la contaminación de la muestra y por tanto un resultado falsamente alterado, es obtener la orina justo antes de entregarla en el laboratorio.

Lo que sí es importante es recoger la orina en condiciones óptimas:

  • Para hacer un cultivo de orina hay que asear la zona genital con agua y jabón, separar los labios de la vulva, evitar tocar el interior del envase estéril y desechar la primera parte de la micción, que es la más contaminada porque arrastra bacterias de la zona genital.
  • Cuando queremos descartar una enfermedad llamada preeclampsia, que cursa con hipertensión arterial y presencia de albúmina en la orina, entre otras cosas, solicitamos un estudio de orina de 24 horas. Esto significa que debe recogerse toda la orina que se produzca durante 24 horas, sin desechar por tanto la primera parte de la micción. El reloj empieza a correr al levantarse por la mañana, y a partir de aquí se cuentan 24 horas. Para ello se utilizan unos recipientes grandes que se suelen proporcionar en el mismo laboratorio (o en la farmacia). Si por lo que sea se derrama orina, o no se llega a tiempo al baño, y no se recoge toda la orina de 24 horas, es necesario volver a empezar en lugar de caer en la tentación de pensar “por un pipí no pasa nada”.

Así pues, a modo de resumen, para las analíticas del embarazo estándar solo es necesario estar en ayunas en la del primer trimestre (si se está solicitando glucosa basal) y en la curva larga de glucosa.

Para el Test de O’Sullivan, la analítica del tercer trimestre, el test prenatal no invasivo, o en cualquier otro momento que no se esté determinando la glucosa basal, se puede desayunar tranquilamente.

En caso de patologías que hagan necesario solicitar otros parámetros en la analítica, deberá preguntarse al médico la necesidad de ayuno o no. Y, respecto a la orina, es más importante recogerla correctamente que no que sea la primera de la mañana.

Todo lo que te puedes preguntar sobre el embarazo, parto y posparto, en un solo curso y desde casa.

Источник: https://www.matertraining.com/analiticas-del-embarazo-en-ayunas-o-no/

Análisis del segundo trimestre de embarazo – Mamá a los 40

Análisis segundo trimestre embarazo

El viernes pasado, 11 de mayo, me levanté temprano para ir a hacerme los análisis del segundo trimestre de embarazo.

Si recordáis, por mi edad (39), ya me hice estas pruebas en el primer trimestre.

En aquel momento, salió que no tenía diabetes gestacional, que no había pasado la toxoplasmosis, ni tenía ninguna infección y todo lo demás estaba dentro de lo normal, salvo el tiroides.

Terminando el segundo trimestre, entre la semana 24 y 28 se suele citar a las embarazadas para hacer estos análisis. Se repite el hemograma del primer trimestre.

En mi caso me han repetido el test de Coombs porque mi Rh sanguíneo es negativo, el control de la toxoplasmosis, porque en la anterior me salió negativo, el del TSH para ver cómo va la tiroides y el test de O’Sullivan o prueba de la glucosa.

Test de O’Sullivan:

Como os conté en la anterior ocasión, debes ir en ayunas y al llegar te dan un bote de 50 g de glucosa (que no está muy bueno que digamos). Luego hay que esperar una hora para que te extraigan sangre. Con este análisis miden los niveles de azúcar en sangre.

Si el valor es inferior a 140, descartarán que tenga diabetes gestacional. He leído que hay sitios donde el valor lo estudian al momento y si es igual o superior te tienen que repetir el test. Si es así, me tendría que tomar 100 g y me sacarían sangre como cuatro veces en una hora.

Si los resultados son normales me repetirían las pruebas pasadas unas semanas. Espero no tener que repetir el test. Ya os contaré.

Niveles de hierro:

En cuanto a la anemia, seguro que me sale que necesito suplemento, porque hace a penas una semana que me lo he empezado a tomar y dudo que en tan poco tiempo haya recuperado los niveles normales de hierro.

Colesterol y triglicéridos:

Durante el embarazo es normal que estos valores aumenten. Suelo comer de todo y no en mucha cantidad, pero nunca se sabe. Si salieran descompensados, seguramente me recomendarán una dieta equilibrada.

Test de Coombs indirecto:

Mi grupo sanguíneo es 0-. Esto significa que puedo donar sangre a cualquier persona, pero sólo puedo recibirla de aquellas que tengan mi mismo RH. En el embarazo, madre e hijo pueden tener grupos sanguíneos distintos sin que exista problema, ya que su relación se basa en un intercambio de alimentos y desechos y sus sangres no se mezclan.

Sin embargo, en el momento de dar a luz la placenta se rompe y es entonces cuando la sangre de ambos se mezclan. Cuando esto ocurre, la madre forma anticuerpos para defenderse del RH + y que en un próximo embarazo podrían atravesar la placenta y dañar al bebé si este fuera RH +.

No creo que sea mi caso, más que nada porque por edad y lo complicado que me ha resultado quedarme embarazada por primera vez no veo probable que vuelva a ser mamá.

Lo que el test de Coombs indirecto detecta es si he desarrollado esos anticuerpos o no, y si están circulando en mi plasma sanguíneo (quizás por haber entrado en contacto con un RH + por alguna herida, transfusión, etc.

) Ya me realizaron esta prueba antes de someterme a los tratamientos de reproducción, luego cuando empecé los trámites para la reproducción a través de la Seguridad Social y en el primer trimestre de embarazo, y en las tres el resultado fue negativo.

A ver qué sale ahora…

Si el test fuera positivo aumentarían los controles durante mi embarazo y se valoraría si hacer transfusiones al bebé mediante el cordón umbilical. Por todo ello, más adelante, en la semana 28 aproximadamente, me vacunaré con gammaglobulina.

Análisis de orina:

Me los hicieron en el primer trimestre, pero hasta el momento no me los han vuelto a pedir. Quizás más adelante.

En fin, ya veis que el análisis es muy completo. No estoy preocupada por los resultados, pero espero que todo salga bien para poder seguir con mi embarazo como hasta ahora. En unos diez días os contaré cómo han sido.

 Por lo demás, esta semana tengo salida de compras con mi madre, para hacer la lista de nacimiento definitiva, comprar la cómoda que os dije de Ikea e ir dejando listas unas cuantas cosillas.

 Os conté que me había fijado objetivos a corto/medio plazo y que según mis listas de prioridades los iba a ir cumpliendo poco a poco. Así que vamos paso a paso, sin dejarnos nada por hacer para no agobiarnos.

“El mero acto de establecer objetivos y comunicarlos aumenta la posibilidad de que tu organización los alcance.” Guy Kawasaki

Источник: https://mamáalos40.com/analisis-del-segundo-trimestre-de-embarazo/

Segundo trimestre

Análisis segundo trimestre embarazo

Para la mayoría de las mujeres, el segundo trimestre del embarazo es más llevadero que el primero. Abarca desde la semana 13 hasta la semana 28.

El útero ha crecido hasta la altura del ombligo, lo que hace que el embarazo sea visible. El abdomen crece y comieza a sentirse los movimientos fetales mientras que los síntomas como las nauseas y los vómitos suelen ceder.

Los características anatómicas de tu bebé se hacen ecograficamente más definidos. Si las condiciones son favorables, se puede visualizar el sexo fetal por ecografía.

En madres primerizas se generan dudas acerca de los cambios fisiológicos producidos en su cuerpo y por el bienestar fetal por lo que no dudes en plantearnos tus dudas durante la consulta, estaremos encantados de ayudarte.

Seguimiento en el segundo trimestre

Las pruebas que realizaremos durante el segundo trimestre de gestación son:

  • Exploración física: peso, TA, medición altura uterina
  • Analítica sanguínea del segundo trimestre
  • Analisis de orina: para descartar cualquier posible infección de vías urinarias
  • Ecografía de segundo trimestre

Analítica sanguinea de Segundo Trimestre

La analítica en sangre de segundo trimestre se realiza de forma rutinaria a todas las embarazadas. Permite conocer el estado hematológico, inmunológico y serológico de la gestante.

  • Hemograma completo y coagulación: permite descartar alteraciones del número, proporción y variaciones de los elementos sanguíneos y de la hemostasia. Nos interesa especialmete descartar anemia que ya de forma fisiológica se da en el embarazo pero que en caso de ser más acentuada requerirá instaurar un tratamiento apropiado.
  • Test de Coombs indirecto: Esta prueba se solicita a todas las mujeres de cualquier grupo sangu'neo y factor Rh con el objetivo de detectar la presencia de anticuerpos grupales (ABO) anti-D y no-A no-B y no-anti-D. Si se detectan, debe continuarse su investigaci—n y control.
  • Test de O'Sullivan: Se practica a todas las gestantes entre la semana 24-28. Si tiene factores de riesgo, se realiza un primer screening en el primer trimestre. En el test se administra 50 mg de glucosa y se determina la glucemia (nivel de azúcar en sangre) 1 hora después. Si los resultados se encuentran alterados, se debe realizar un test de sobrecarga oral a glucosa.
  • Test de sobrecarga oral a glucosa (TTOG): se realiza en caso de alteración del test de screening de O'Sullivan. Los 3 días que preceden al test la gestante debe ingerir 150-300 g de hidratos de carbono. El cuarto día, tras ayuno de 12 horas, se administran 100 g de glucosa. Se mide la glucemia basal y a los 60, 120 y 180 minutos.
  • Serologías: Toxoplasmosi. Si en la analítica de primer trimestre se comprobó la ausencia de inmunidad frente a esta enfermedad, se volverá a repetir su determinación para descartar un contacto reciente con el agente infeccioso.
  • Otras pruebas pueden ser solicitadas por su especialista obstetra si asi lo considera necesario: perfil hepático, renal, proteinuria…

Ecografía de Segundo Trimestre

La ecografía del segundo trimestre se realiza de rutina a todas las gestantes entre las 20 y las 22 semanas de gestación.

Su objetivo principal es descartar la presencia de malformaciones fetales detectables ecograficamente.

Esta prueba ha de realizarse en durante este período del embarazo ya que el feto tiene el tamaño adecuado para la correcta visualización de los órganos y sistemas que estan en desarrollo.

La ecografía nos permite:

– Medición de las biometrías fetales: permite datar la gestación y estimar el peso fetal (PFE).

– Descartar malformaciones de las estructuras anatómicas fetales ecograficamente visibles.

– Conocer el sexo fetal si las condiciones son favorables. Se respetará con la máxima discreción en aquellas gestantes que no deseen conocer el sexo fetal hasta el nacimiento.

– Valoración de los movimientos fetales.

– Localización placentaria y grado de inserción.

– Valoración cuantitativa del volumen de líquido amniótico

– Estudio Doppler ecográfico del flujo sanguíneo de las arterias uterinas y sistema circulatorio fetal. Permite cuantificar el flujo sanguíneo que llega desde la sangre materna a la sangre fetal a traves de la placenta y en el interior del sistema circulatorio fetal.

– Valoración de la longitud cervical: medición del cuello uterino que se encuentra en relación con la amenaza de parto prematuro (APP).

Se debe tener en cuenta que existe una serie de circunstancias (obesidad, baja cantidad de líquido amniótico, posición fetal, etc.) que pueden impedir detectar alguna malformación. Algunas malformaciones no son detectables en estas semanas de gestación o se producen en etapas más tardías.

Visítanos en Instagram @gine3bcn

Источник: http://gine3.com/es/index.php/obstetricia-inicio/seguimiento-del-embarazo/139-segundo-trimestre

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: