Bélgica en Navidad

Bélgica en Navidad

Miércoles, 05/06/2020 – 11:59

La Navidad en Bélgica es uno de los momentos más especiales del año.

Con la llegada del invierno y la cercanía con el fin de año y la Navidad, se celebran mercadillos y se enciende un alumbrado especial para las fiestas que hace que pasear un domingo por la tarde por las ciudades belgas, con un buen chocolate y disfrutando de las compras, se convierta en el mejor plan a pesar del frío.Este año, la Navidad en Bélgica será un poco diferente, aunque también habrá muchas posibilidades para disfrutarla en Bruselas, Gante o Brujas.

La Navidad en las Principales ciudades belgas

Por el país se reparten opciones para todos destinadas, por encima de todo, a disfrutar de la Navidad. Son planes pensados para toda la familia, planes en los que, indiscutiblemente, los protagonistas son los niños.

Vamos a ver cuáles son las principales actividades de Navidad en Bélgica. Veréis que, solo con leer, se os disparan las ganas de mercadillos, luces de colores, gorros de San Nicolás y chocolate caliente.

Bruselas siempre ha sido una de las ciudades más activas en cuanto a la celebración de la Navidad. El famoso festival Plaisirs d´hivern que se celebra cada año, atrae a miles de turistas deseosos de disfrutar del popular mercado navideño y de otras actividades que prepara el ayuntamiento belga.

En Bruselas el ánimo y el espíritu navideño no decae y desde ya podemos disfrutar de su iluminación, del tradicional Belén y del majestuoso árbol de Navidad de la Grand-Place, con su espectáculo de luz y sonido, por supuesto.

El Arbol de Navidad de la Grand Place

Permanecerá instalado hasta el 6 de enero de 2021. Este año, la temática escogida para decorarlo ha sido la “renovación”.

Con sus 18 metros de altura, este árbol es un Nordmann procedente del jardín del Hôtel de la Chaumière du Lac en Robertville (High Fens). Por cierto, debéis saber que, en el marco de su apuesta por la sostenibilidad y el consumo responsable, para garantizar la sucesión sostenible del árbol, la ciudad belga ha plantado 10 nuevos pinos.

Luces de Navidad en Bruselas

En Bruselas, podremos disfrutar del festival de luz Brussels By Lights. Este 2020 se celebra su octava edición y sembrará de luces navideñas ni más ni menos que 142 calles de la ciudad, es decir, más de 16 kilómetros de luces de decoración navideña y 8 kilómetros de guirnaldas.

Además, en muchas calles también veréis una decoración especial realizada por el diseñador belga Charles Kaisin. Se trata de origami monumentales con un gran simbolismo. Y es que han sido los propios ciudadanos belgas quienes han plegado cada uno de estos pájaros gigantes para adornar las calles de Bruselas.

Por cierto, la mayor creación de origami para esta Navidad en Bruselas lo encontraréis en el patio del Ayuntamiento, donde habráun cono de origami que mide ni más ni menos que 8 metros de altura. Este pino se ha decorado con 4.000 origami.

Brujas celebra este año la segunda edición de “Esplendor de invierno”, una época navideña que lleva el resplandor a cada rincón de la ciudad belga…

Entre el 27 de noviembre y el 10 de enero de 2020, en Brujas podremos disfrutar por las tardes del recorrido de luces de Navidad repartidas por 10 ubicaciones estratégicas de la región, entre las que destacan la Torre de Nuestra Señora o el patio de Gruuthuse.

La decoración navideña en Brujas también estará presente en forma de árboles de Navidad. De hecho, si los contáis os encontraréis con 500 árboles, algunos de varios metros de altura, que otorgan a la ciudad un aura acogedora y cálida en esta recta final del año.

En Gante la Navidad llega con la celebración del Winterfeesten, el mercado navideño que cada año se celebra en el corazón de la ciudad. Todo ello acompañado de un alumbrado que hace que las calles y plazas de Gante desprendan una atmósfera y un espíritu navideño donde el olor a pino, las luces y la calidez permanecen a pesar del frío.

Las fiestas de invierno en Gante suelen comenzar el segundo jueves de diciembre y terminar el día 31, con el fin de año.

En Gante el alumbrado nocturno durante la época Navideña es un clásico que nadie se quiere perder. Por eso, la ciudad cuenta incluso con un mapa para seguir la ruta por los lugares más bonitos de la ciudad con luces de Navidad, que podréis conseguir en cualquier oficina de Turismo e incluso en los hoteles. 

Podéis comenzar esta ruta en la plaza Kouter y seguir hasta la Ópera, en total, serán unos 5 kilómetros de recorrido que os llevarán unas dos horas de paseo. No empecéis la ruta por la Gante iluminada demasiado tarde, pues a medianoche el alumbrado se apaga. Además, mientras más tarde… ¡Más frío! 

La Navidad en el Castillo de los Condes de Flandes

Uno de los lugares imprescindibles de Gante es el Castillo de los Condes de Flandes. Pero si durante la Navidad, la visita al castillo será mucho más especial porque se convierte entonces en el castillo encantado de invierno. Así, desde el 12 de diciembre al 3 de enero la magia abriga el interior del castillo.

Además, podréis disfrutar de la visita con una audioguía del cómico Wouter Deprez de forma totalmente gratis. También es posible descansar el bar de invierno o descubrir el patio al aire libre.

En Gante en Navidad… ¿Se comen bolas de nieve?

Sí, sí, cómo lo habéis leído: una bola de nieve. Pero, ojo, no nos referimos a nieve de verdad, sino a un producto local perfecto para los días más fríos del año, aunque la confitería Larmuseau los elabora desde septiembre hasta marzo.

La bola de nieve es una nube de vainilla envuelta en una capa de chocolate puro y con un acabado de azúcar cristalizado. Al morderla sentirás un suave crujir y lo mejor estará por llegar cuando notes cómo se derrite.  ¿Verdad que suena delicioso? Es una de las comidas típicas de Gante en Navidad, y una de las cosas que os aconsejamos hacer en Gante durante estas fiestas.

Источник: https://buendiatours.com/es/blog/navidad-belgica

Bélgica en Navidad. Itinerario de 7 días

Bélgica en Navidad

¡Hola travellers! Ya queda poquito para la Navidad y este año, más pronto que nunca, se respira el ambiente por las calles. Me encantan los colores y los olores en esta época del año.

En estas fechas, siempre viajamos con la intención de ver con nuestros propios ojos cómo es la Navidad en otras ciudades del mundo. El año pasado visitamos Bélgica en Navidad.

Estuvimos una semana entera descubriendo las ciudades más importantes del país y cómo viven estas fiestas llenas de magia.

La Navidad del 2020 la pasaremos en casa debido a la pandemia. Pero eso no significa que no podamos viajar de manera virtual, ¿verdad? Si te animas a viajar con nosotros, quédate leyendo un ratito más y descubre nuestro itinerario de Bélgica en Navidad en 7 días.

Estuvimos siete días en Bélgica pero viajamos muy despacito. Eran las primeras navidades de Daniel y, dado que en esas fechas suele haber masificación allá donde vayas, queríamos tomarlo con calma.

Así que decidimos alojarnos en Bruselas toda la semana y conocerlo a nuestro ritmo y visitar algunas ciudades cercanas en tren como Brujas, Gante y Amberes.

Aquí va nuestro itinerario:

Día 1BruselasDía 5Bruselas
Día 2BruselasDía 6Amberes
Día 3BrujasDía 7Bruselas
Día 4Gante

A continuación, os dejamos un breve resumen de cada ciudad visitada. Próximamente os dejaré los enlaces con más información detallada sobre cada una:

Bruselas

¿Por qué dedicarle tantos días? Lo cierto es que, antes de ir, habíamos leído que mucha gente le dedicaba muy poquito tiempo a Bruselas.

Un par de días e incluso un solo día para ver la capital europea.

¡Me parecía ridículo! A pesar de que no es una de las más grandes, yo sabía que debía tener muchas visitas interesantes que merecían un poquito más de tiempo. ¡Y más todavía siendo Navidad!

Bruselas tiene 5 mercadillos navideños, con infinitos puestecitos de regalos y comida, así como carrousels que te trasladaban a otra época, por no hablar de maravilloso espectáculo de luces de la Grand Place.

Así que obedeciendo nuestra filosofía de #slowtravel, decidimos quedarnos cuatro días completos para vivir despacito Bruselasen Navidad.

Nos habríamos quedado más tiempo. No sólo nos atrapó su espíritu navideño, sino que su olor a gofres y patatas fritas, el inconfundible Atomium o la gran noria con esas impresionantes vistas… ¡nos cautivó!

Brujas

Brujas es de esas ciudades que sabes que te va a gustar antes de ir. Esas calles empedradas y esos árboles que parecen sacados de un bosque encantado… La ciudad te embruja conforme vas entrando en ella. Ya solo con su nombre podías imaginarlo, pero es que realmente le hace justicia.

En esta ocasión solo pudimos dedicarle un día. Es cierto que es muy pequeñita y se puede ver perfectamente en este tiempo. Pero no es lo mismo visitarla que vivirla. Y con más razón cuando visitas Brujas en Navidad.

Desde que bajas de la estación de tren , hay un recorrido luminoso que te lleva hasta el Markt, el corazón de la ciudad, está cubierto por un inmenso mercadillo navideño.

¡Es el Esplendor de Invierno! La música, las luces en el suelo, las fachadas, los árboles… El ambiente festivo se respira en cualquier rincón. Incluso en la Plaza Simon Stevin encontrarás puestecitos con delicias locales y regalos artesanales.

La Navidad invade Brujas y, a ti, te invade la emoción.

El parque Minnewater es uno de los rincones más románticos de la ciudad. No solo porque cruza el Lago del Amor lleno de cisnes (que esconde una trágica leyenda), sino por la frondosidad de su vegetación, el puentecito de piedra y las bonitas vistas hacia el Castillo de la Faille.

Recomendamos pasar, al menos, un par de días allí, para que os de tiempo tanto a ver despertar la ciudad como para ver su increíble atardecer desde el Muelle del Rosario.

Gante

Gante fue la sorpresa del viaje. Teníamos las expectativas depositadas en Bruselas y Brujas, y Gante, bueno… Gante simplemente había que conocerla.

¡Nos equivocamos! Gante no sólo nos deslumbró con su ambientazo navideño, sino que también tenía la magia y el misterio de Brujas pero con una brutal historia.

La descubrirás en la visita al Castillo del Conde de Flandes, que data del siglo XII y es uno de los mejor conservados de toda Europa.

O la torre del campanario Belfort, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Gante también es víctima de la Navidad. Totalmente llena de luces y color, una enorme feria, un árbol de Navidad gigante y una noria con una magnífica panorámica de la ciudad. Desearás lanzarte a la pista de hielo a patinar o comerte uno de sus deliciosos gofres. ¿Sabías que los populares gofres de Bruselas en realidad tienen su origen en Gante?

Amberes

Amberes es una ciudad portuaria que linda con la frontera entre Bélgica y Países Bajos. Conserva la belleza de la arquitectura flamenca y esconde rincones con historia como castillos, museos o el callejón Vlaeykensgang. Un pequeño secreto que se ha quedado anclado en el pasado y, al entrar, da la sensación que te introduces en la época medieval.

Amberes está lleno de lugares bonitos, como sus plazas, sus iglesias o la Estación Central de Amberes, catalogada como la cuarta estación de tren más bonita del mundo.

En Navidad, Amberes no se queda corta. También te perderás por sus mercadillos, llenos de luz y olores dulces. Y alucinarás con el despliegue de desfiles y actuaciones callejeras.

Pero a pesar de todo ello, Amberes no nos llamó tanto la atención como las demás. Es posible que la culpa la tuvieran las obras que se estaban realizando en el puerto ya que no lo pudimos ver en todo su esplendor. También es posible que el día 1 de enero no fuera el más apropiado para visitar una ciudad, ya que encontramos muchas cosas cerradas…

En cualquier caso, sí recomiendo incluir Amberes en vuestra whislist cuando hagas un viaje a Bélgica en Navidad durante 7 días. ¡Es la ciudad de los diamantes!

Qué hacer en Bélgica en Navidad

Bélgica es uno de los destinos navideños por excelencia. El país al completo llena sus calles de luces de colores, mercadillos, actividades y espectáculos callejeros para todos los públicos. A continuación, os dejamos una lista de las cosas que podéis hacer en Bélgica en Navidad:

  • Pasear por sus decenas de mercadillos navideños. Sólo en Bruselas hay hasta 5 enormes mercadillos navideños. Y en general, en cualquier ciudad encontrarás su casco histórico un bonito y animado mercadillo. Solo cruzar entre la multitud ya es una experiencia en sí. Encontrarás puestecitos con un montón de souvenirs navideños, objetos decorativos, regalos y una infinidad de variedad de puestos de comida.
  • Comer en la calle. Patatas fritas, gofres, perritos calientes, pommes de terre… ¡El olor a chocolate te envuelve en Navidad desde cualquier rincón.
  • Montar en una atracción de feria. En casi cualquier ciudad importante podrás subir a una noria y tener una panorámica increíble. O montar en un tiovivo de estilo vintage. Tengas niños o no, la experiencia te trasladará a otra época. (Además también podrás hacer fotos muy instagrammeables).
  • Patinar en una pista de hielo. Junto a los mercadillos navideños normalmente encontrarás una pista de hielo para hacer multitud de piruetas cuando no estés en el suelo.

    Источник: https://modotraveller.com/belgica-en-navidad-itinerario-de-7-dias/

    Los mejores mercadillos navideños en Bélgica

    Bélgica en Navidad

    Viajera Digiftal > Lugares Visitados > Bélgica >Los mejores mercadillos navideños en Bélgica

    Llega el frío y se acerca el invierno. En esta época del año Flandes se ilumina transformándose en un lugar mágico. El centro de las principales ciudades de Bélgica se llena de mercadillos navideños. Las pistas de patinaje, las luces y olor a vino caliente especiado vuelven sus calles aún más preciosas y acogedoras.

    ¿Bruselas, Brujas, Gante? Aquí te explico qué hace especial cada uno de estos mercadillos y por qué estas tres ciudades son más que suficiente para visitar Bélgica en Navidad.

    Brujas (Bélgica) es una preciosa y pequeña ciudad de Flandes que mantiene todo su encanto medieval. Mires donde mires todo es hermoso; las típicas casas de fachadas puntiagudas, las calles empedradas, los canales, las zonas verdes y hasta los escaparates de los comercios.

    He visitado Brujas tanto en verano como en invierno; lo cierto es que es muy difícil decidir en qué época es más bonita. Sin embargo, para los amantes del espíritu navideño no hay duda… ¡Visitar Brujas en Navidad es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida!

    Visitar el mercadillo navideño de Brujas

    El mercadillo navideño de Brujas (o Kerstmarkt en flamenco) comienza a finales de noviembre y dura hasta principios de enero. Durante esta época, la ciudad entera se engalarna con luces y decoraciones invernales preciosas. Todo esto hace que Brujas parezca, aún más, sacada de un cuento.

    El plato fuerte de Brujas en Navidad es el mercadillo situado en la emblemática Grote Markt. Se trata de la plaza principal de Brujas; una plaza preciosa en cualquier época del año que se vuelve increiblemente acogedora en esta época.

    Las fachadas de los edificios que encuadran la plaza de Grote Markt están decoradas con luces que resaltan sus características siluetas.

    ¡Es taaan adorable! Todas las terrazas, los bares y los comercios que rodean la plaza están también decorados.

    La pasada Navidad, en el centro de la plaza se situaba una gran pista de patinaje sobre hielo. Alrededor de esta pista estaban todos los puestos del mercadillo navideño. En el mercadillo había figuritas y decoración navideña, gofres, chocolates belgas y otras muchas tentaciones invernales.

    Pasear por las calles de Brujas engalarnadas para Navidad

    Si Brujas de por sí ya es preciosa… ¡imaginate decorada! En las calles cuelgan guirnaldas con la B de Brujas iluminada.

    Practicamente todos los comercios decoran sus escaparátes con el mismo estilo; ramallites de pino, hojas de acebo, lazos y luces sencillas. Nada de espumillones cutres de colores estridentes.

    Parece que la ciudad entera haya hecho un voto por preservar el buen gusto.

    Paseando por las calles de la vieja Brujas, además de cruzarte con carruajes tirados por caballos y rincones mágicos también encontrarás una tienda que es el paraíso de la Navidad. Se llama Käthe Wohlfahrt, es una tienda de origen alemán que vende toda clase de figuritas de decoración y artículos navideños; ¡durante todo el año!

    Visitar el Festival de Esculturas de Hielo y Nieve

    Otra de las atracciones invernales que no hay que perderse para experimentar la Navidad en Brujas es el Festival de Esculturas de Hielo y Nieve. Está situado en la plaza de la estación; así que si llegas a Brujas en tren no tiene perdida.

    Este museo de hielo y nieve está pensado para toda la familia: propone un viaje a través de un mundo helado de fantasía y magia. Algunas de las esculturas se inspiran historias populares como las de Harry Potter o El Señor de los Anillos.

    Eso sí, para vistar esta exhibición es mejor ir bien abrigado.

    Gante es otra de las ciudades más bonitas de Bélgica. Sus canales y su característico castillo la diferencian de otras ciudades flamencas.

    Para dar la bienvenida a la Navidad, en Gante la ciudad también se transforma. Los mercadillos navideños de Gante ambientan gran parte del centro de esta bonita ciudad desde finales de noviembre.

    Visitar el mercadillo navideño de Gante

    Korenmarkt, la plaza más importante del centro de la ciudad, se transforma en un parque de atracciones invernal. En Korenmarkt se colocan varias atracciones de feria como un carrousel y una noria enorme desde la que contemplar unas impresionantes vistas del centro de la ciudad.

    El mercadillo navideño de Gante cuenta con más de 130 casetas de madera. Empieza en Korenmarkt, rodea la iglesia de San Nicolás, pasa junto al campanario Belfort y llega hasta la plaza de enfrente de la catedral de San Bavón.

    En el mercadillo navideño no faltan los productos de decoración navideña y una gran zona dedicada a la comida local y también de otros lugares.

    Pero sin duda, ¡los puestos que más éxito tenían eran los que vendían vino caliente especiado!

    Patinar sobre hielo

    Bajo la cubierta del City Pavillion, al lado del mercadillo navideño, se coloca cada año una enorme pista de patinaje sobre hielo. Si patinar sobre el hielo no es lo tuyo, también podrás entrar en calor en el bar de estilo hipster que está justo al lado.

    Visitar el Castillo de Gante en Navidad

    El Castillo de Gante, conocido también como el Castillo de los Condes, es una fortaleza espectacular, con foso incluido, en pleno centro de la ciudad. Fue renovado hace algunos años y es de obligada visita en cualquier época del año.

    Pero además, durante la semana previa a Navidad el castillo se transforma en el Winter Wonderland Castle. El castillo desprende una atmósfera mágica y acogedora repleta de luces, salas decoradas para Navidad y villancicos. Además dentro del castillo tienen lugar bastantes actividades festivas como conciertos, cuenta cuentos, comidas y fiestas.

    Disfrutar  de las cervezas belgas

    No podríamos estar hablando de visitar Bélgica y no hablar de sus reputadas cervezas. Aunque las cervezas belgas se pueden disfrutar en cualquier ciudad o pueblo; Gante es mi preferida para hacerlo.

    Al tener una importante universidad, Gante es la ciudad estudiantil más importante de Bélgica; ¡así que ambiente no le falta! Hay numerosos pubs donde degustar una buena cerveza, pero recomiendo el pub Het Waterhuis aan de Bierkant. Este pub es una gran casa de cuatro plantas situada justo sobre el río. Es muy acogedor y tiene una gran variedad de cervezas.

    ¿Qué cerveza elegir? ¿De abadía, trapense, de triple fermentación? La decisión es complicada; pero si has viajado a Bélgica por sus mercadillos navideños no te puedes perder las cervezas de Navidad.

    La mayoría de las marcas más conocidas de cervezas belgas tienen una edición especial para estas fechas; las hay para todos los gustos pero en general suelen bastante especiadas (jengibre, canela, nuez moscada, etc).

    Bruselas, «la capital de Europa», tiene conexiones de avión muy baratas a muchísimas ciudades europeas. Así que es perfecta como destino para disfrutar de una escapada de fin de semana en Navidad.

    Visitar el mercadillo navideño de Bruselas

    Todos los años en Bruselas tiene lugar uno de los mercadillos navideños más importantes de Europa. El mercadillo navideño de Bruselas cuenta con unos 2 kilómetros de casetas y atracciones. Se sitúa en el corazón de la ciudad; a lo largo de la Bourse, la plaza de la Monnaie, la plaza Saint-Catherine, la Grand Place y el Marché au Poisson.

    Es el lugar ideal para contagiarse de su atmósfera festiva. En los mercadillos navideños de Bruselas se pueden encontrar regalos originales y disfrutar de la gastronomía autóctona incluyendo gofres, chocolates, quesos, vino caliente y mucho más.

    Además de los elementos comunes a los otros mercadillos navideños belgas, Bruselas ofrece una completa agenda de actividades. La Navidad en Bruselas viene con conciertos, animaciones, atracciones de feria, una gran noria, exposiciones, pistas de patinaje y alucinates espectáculos de música y luces.

    Disfrutar del espectáculo de la Grand Place

    Mejor aún que los mercadillos navideños es el sobrecogedor espectáculo de luces y sonido que tiene lugar en la Grand Place cada media hora.

    En medio de la plaza se sitúa un enorme árbol de navidad decorado y las fachadas de los edificios más emblemáticos se iluminan con luces de colores que van cambiando al ritmo de la música.

    Este espectáculo pone banda sonora a una perfecta tarde de navidad en Bruselas.

     Cada año por Navidad, la plaza más icónica de Bruselas acoge este tipo de espectáculo; aunque cada año varía un poco, la base es la misma.

     La peculiaridad de la última Navidad fue una escena del Portal de Belén a escala real. El portal, en forma de cabaña con techo de paja albergaba las tradicionales figuras y también ganado real.

    ¿Qué te ha parecido? ¿Te animarías a visitar Bélgica en Navidad?

    Источник: https://viajeradigiftal.com/mejores-mercadillos-navidenos-en-belgica/

    Fin de año y Navidad en Bélgica: ruta por Bruselas, Brujas y Gante

    Bélgica en Navidad

    Bélgica es uno de los mejores países para viajar en Navidad. Nosotros pasamos el fin de año en Bruselas y pudimos comprobarlo. Mercados navideños por todos lados, vino caliente, pistas de patinaje, espectáculos audiovisuales con música y mapping, árboles de Navidad gigantes, norias y atracciones… El ambiente navideño se respira en todas las esquinas.

    La capita belga es además un buen destino para pasar el fin de año, con diferentes espectáculos y fuegos artificiales.

    Descubre los mejores consejos para viajar a Bélgica en Navidad.

    Nuestro viaje a Bélgica tuvo una duración de 4 días aproximadamente. En estas fechas, recorrimos Bruselas, Brujas y Gante en tren. ¡Toda una experiencia!

    Así fue la ruta:

    1. Aterrizamos un 30 de diciembre por la noche en Charleroi (Bruselas Sur). Bruselas fue nuestra base de operaciones y nos alojamos muy cerca del Palacio Real de Bruselas, en un apartamento a través de Airbnb.
    2. El 31 de diciembre hicimos un free tour con el que recorrimos todo el centro de Bruselas.
    3. El 1 de enero también lo pasamos en la capital, viendo Laeken y el barrio europeo.
    4. El día 2 de enero viajamos hasta Brujas en tren.
    5. El día 3 de enero lo dedicamos a la preciosa ciudad de Gante.
    6. El 4 de enero aprovechamos unas horas de la mañana antes de partir hacia el aeropuerto para despedirnos de Bruselas: visitamos el mercado del libro viejo, nos tomamos un café en el Museo de los Instrumentos Musicales y paseamos por las inmediaciones del Palacio Real.

    ¿Qué es lo que más me gustó? ¡Te lo resumo en las siguientes líneas!

    ‘Winter in Brussels’

    En 2019, Bruselas da la bienvenida a la Navidad con una nueva edición de actividades especiales que en esta ocasión llevará el nombre de Bright Brussels. No es una novedad, ya que cada año Bruselas apuesta por atraer visitantes durante estas fechas tan especiales, aunque cada año innovan en el contenido de su programación navideña.

    Si quieres disfrutar de todas las actividades en pleno apogeo es conveniente ir antes de fin de año, pues a partir del 1 de enero es probable que haya terminado gran parte de la programación. Normalmente, la luz es la gran protagonista de las actividades que dejan asombrado al visitante, especialmente cuando cae la noche.

    Puedes ver la ruta propuesta para 2019 aquí.

    Nosotros, visitamos Bruselas en 2016 y disfrutamos de un gran despliegue de luces, proyecciones y música:

    • Mapping sobre la Iglesia de Santa Catalina, bajo el nombre de Origami Lights. Con motivos japoneses y proyecciones de los grabados de Hokusai, la impresionante fachada de la iglesia de Santa Catalina se convierte en cualquier cosa menos en una iglesia y nos traslada a otro tiempo, a otro lugar, todo ello acompañado por sonidos que marcan la transición de imágenes, sin una gran historia detrás, al menos reconocible a simple vista. Algo sencillo al mismo tiempo que impactante, tanto por las originales ilustraciones como por el espacio único en el que se proyectan.
    • Espectáculo de luz y color en La Gran-Place. Suena música actual de fondo, llegas a la plaza principal de Bruselas y los ya de por sí impresionantes edificios se iluminan con luces de colores al ritmo del tema que esté sonando en ese momento. Te quedas maravillada porque, además de ser un espectáculo muy trabajado e impactante, el sitio en el que se desarrolla es todo un lujo. Una grata experiencia para los sentidos de un turista ávido de experiencias diferentes.

    Fin de año

    Al ambiente mágico de Bruselas en Navidad hay que añadir el tradicional vino caliente que venden en los puestos del mercado navideño (te lo pedirá el cuerpo, si vas en invierno), subir a la impresionante noria y disfrutar de las vistas o vivir el fin de año en la plaza del Brouckère, con música y fuegos artificiales.

    Si no quieres meterte en el follón de la fiesta de fin de año y hace una noche despejada en Bruselas, puedes disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad desde Coudenberg.

    Si tuviera que quedarme con dos zonas que visitar durante esta época en Bruselas, serían sin duda la impresionante Grand-Place y el parque de Laeken (junto al Atomium).

    Para entender un poco mejor la Grand-Place, puedes hacer uno de esos free tours en los que te explican perfectamente algunos detalles de los edificios que allí encontrarás. Además, esta zona es el epicentro de la magia en Navidad.

    Por otro lado, merece mucho la pena dedicar una fría mañana a la zona de Laeken. Aunque está algo retirado del centro, puedes llegar fácilmente en metro. Mi recomendación es empezar por el Atomium, que es bastante fotogénico por todos sus ángulos, y luego adentrarte en el parque (¡pero abrígate!).

    Del parque de Laeken no debes perderte:

    • El Pabellón Chino
    • La Torre Japonesa

    Ambos edificios fueron mandados construir por Leopoldo II en la exposición universal de 1900. No podrás entrar en ellos, pero merece mucho la pena verlos desde fuera.

    Otros puntos de interés:

    • Invernaderos reales (nosotros los pillamos cerrados, pero están de camino hacia el castillo)
    • Castillo de Laeken (verlo desde fuera y de lejos, impresiona igualmente)
    • Monumento a Leopoldo I (una edificación neogótica, perfecta para terminar la ruta y volver al Atomium, si tienes mucho frío).

    Otros puntos de interés

    Otros puntos de interés en el casco antiguo además de la Gran-Place son: la Catedral, la Bolsa, la Ópera o el Museo de Instrumentos Musicales de Bruselas, entre otros. Todos ellos se pueden disfrutar con un agradable paseo por la ciudad (¡no olvides tus guantes!).

    También merece la pena acercarse al Barrio Europeo, aunque en Navidad quizá te parezca un tanto desierto.

    Qué comer

    Para mi desgracia, no puedo haceros grandes recomendaciones gastronómicas de Bruselas (a pesar de tener un elevado número de estrellas Michelin), pues no pillamos muchos locales abiertos y, en los pocos que comimos, no me parecieron gran cosa. Eso sí, no debes dejar de tomarte una cerveza (mejor al mediodía, prontito, porque hay menos saturación de turistas) en el conocido bar Delirium Tremens.

    Además de la cerveza, la comida típica son mejillones con patatas, las patatas fritas (hay un par de puestos que son muy típicos en la ciudad, uno de ellos en la zona del barrio europeo), los gofres y la carbonade, una deliciosa carne en salsa de cerveza.

    Brujas se encuentra a una hora de Bruselas en tren. Esto hace que sea casi visita obligada, si vas a pasar unos días en la capital belga. Si, además de eso, te pilla un día soleado, se convertirá en una excursión perfecta.

    Con lo que más me quedo de nuestra excursión de un día a Brujas fue con la comida y con las imágenes desde algunos “photo point” únicos que te dejan el paisaje grabado en la retina, como una postal.

    Mi recomendación es, por lo tanto, dar un agradable paseo desde la estación de tren al epicentro de Brujas, adentrándote por sus callejuelas iluminadas de noche con motivos navideños y con un aire melancólico muy especial.

    El aire mágico de Brujas aumenta en época navideña, así que si vienes a Bélgica en Navidad, ¡no dejes de visitarla!

    Las mejores fotos

    Para llegar desde la estación de Brujas al casco antiguo, debes pasear por el parque del Minnewater. En un día soleado, ofrece unas vistas del río y la ciudad únicas.

    Desde aquí también podrás ir a los silenciosos y casi mágicos conventos (‘Beguinaje’) o empezar por todo lo alto con una birra de la Fábrica Halve-Maan.

    Antes de alcanzar el éxtasis de las plazas Markt y Burg, que en Navidad están repletas de gente con mercados navideños y pista de hielo, te cautivarán las torres de la iglesia de Nuestra Señores y de la Catedral del Salvador.

    Tras la ruta por toda Brujas, debes acercarte a los molinos, subir y capturar las vistas de la ciudad.

    No te vayas sin disfrutar de la mágica y fría noche tras las plazas Markt y Burg, con vistas (y photo point!) especialmente bonitas de los canales, sobre todo en Navidad, con algunas luces que le dan un toque especial.

    Tuvimos la suerte de comer estupendamente en Brujas. Te cuento el secreto:

    • Cambrinus: es un local de estilo irlandés en el que puedes comer o tomarte algo en la barra. Cuidado porque suele tener bastante gente, aunque nosotros solo tuvimos que esperar unos 20 minutos. Se encuentra entre el Markt y el Burg, por lo que además resulta perfecto para una parada en el camino. Aquí pídete un cervezón, un carbonade y un rib-eye de ternera irlandesa (con mantequilla al roquefort y patatas fritas). ¡Disfruta!
    • Deja sitio para el postre, porque luego te verás en la obligación de acercarte a Chez Albert. Uno de los mejores gofres que he comido nunca, hechos al momento (nada de recalentar, como en los puestos navideños que abundan por esta época).

    Cómo llegar

    Puedes pillarte billetes por 10 euros en la estación de tren. Nuestro anfitrión de Airbnb en Bruselas nos recomendó ir a la estación Central y preguntar por los tickets “shopping”.

    Lo más destacado

    Las expectativas con Brujas eran muy altas, pero al llegar a Gante nos enamoró. Una ciudad con mayúsculas, con un centro que te cautivará y en el que conviven todo tipo de estilos y medios de transporte.

    Vivir Gante decorado con motivos navideños le suma un plus a la experiencia. El centro histórico está lleno de puestos y una pista de hielo completa el pabellón Stadshal.

    Pero lo imprescindible de Gante es disfrutar de las mejores vistas. Nuestra recomendación es divisar el Korenmarkt desde Gravensteen o desde el puente de Sint-Michielsbrug.

    Si realmente quieres vivir la experiencia de Gante, no puedes dejar de pedir la guía de la ciudad aquí. Es gratuita y te la mandan a casa. La mía fue clave para visitar todos los rincones y descubrir un poco más sobre ellos.

    Por último, Gante también tiene su propio ‘barrio rojo’. Si te pica la curiosidad, ¡búscalo en la guía!

    1. CAFÉ. No esperes encontrar el café de tu vida en Bélgica. Por lo que hemos podido comprobar, el café no es su especialidad, como sí lo es la cerveza. ¿Cerveza? Puedes pedir cualquier en cualquier lugar y, probablemente, no te equivocarás. ¿Café? Cuidado dónde lo tomas. Si es una cafetería normal o un restaurante, probablemente te pongan un café amargo, demasiado fuerte y difícil de beber, aunque pidas un Macchiato o un Capuchino (y encima carísimo). Sin embargo, puedes encontrar pequeñas joyas con café de especialidad, como nos ocurrió a nosotros en JAT`(Rue de Namur, Bruselas). Si no tienes estos milagros a mano, quizá te compense ir a un Starbucks. Al final, el precio será casi el mismo.
    2. TREN. Aunque te cautive, como a nosotros, la opción de alquilar un coche y viajar a tu aire por las carreteras belgas, la mejor opción y más económica es el tren. Es uno de los transportes que mejor funcionan, pasan con mucha frecuencia y es muy asequible. Nosotros fuimos a Gante, un día, y a Brujas, otro, por tan solo 20 euritos. Algo impensable en nuestro país. El recorrido es corto y el viaje agradable. La frecuencia de los trenes es de 20 minutos, aproximadamente. Además, tienes margen para volverte un poco tarde.
    3. HORARIOS. Intenta planificar el día hasta las 18:00 horas. A partir de esa hora empezarás a encontrarlo todo cerrado, sobre todo en invierno, ya que a esa hora está la noche cerrada y el poco ambiente hará que quieras recogerte pronto. Una buena opción es aprovechar el día hasta esa hora y hacer la cena en casa para acostarte pronto y madrugar al día siguiente. Otra opción es encontrar pequeñas joyas en las que puedes cenar a las 22:00 horas, pero intenta hacerlo un poco antes si quieres ir a sitios que merezcan la pena.
    4. FIN DE AÑO. En Bruselas, lo mejor de la Navidad empieza en noviembre y dura hasta el mismo día 1. En Gante puede que aguanten un poco más las atracciones y mercadillos, pero en la capital belga, olvídate de los espectáculos a partir del 1 de enero. Si quieres disfrutar del mapping y el resto de actividades de la programación navideña, intenta ir antes de esta fecha. ¡Merece la pena!

    Escúchanos en el podcast de viajes y gastronomía Urban Explorers

    También puedes escucharnos en el podcast Urban Explorers. ¡Y suscríbete que es gratis!

    • Episodio #02 Libros gastronómicos y destinos navideños

    Enjoy Bélgica!

    Más información | Turismo de Bruselas

    ¿Te han gustado nuestra recomendaciones? Descubre aquí otros consejos para viajar.

    BélgicaBeneluxBrujasBruselasEuropaFin de añoGanteNavidad

    Источник: https://www.urbanexplorers.es/navidad-en-belgica/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: