Bichos que mantener lejos de tus hijos

Parasominas infantiles: terrores nocturnos en los niños

Bichos que mantener lejos de tus hijos

Ya hemos hablado en posts anteriores de las parasominas infantiles más frecuentes como el sonambulismo y las pesadillas en los niños.

Hoy vamos a centrarnos en los terrores nocturnos, que aunque suelen confundirse con las pesadillas, tienen diferencias significativas.

A diferencia de las pesadillas, los terrores nocturnos no provocan que el niño se despierte. Aunque parezca despierto y tenga los ojos abiertos, en realidad está dormido mientras ocurren.

Los terrores nocturnos se suelen dar en niños a partir de tres años y tienden a desaparecer hacia la adolescencia. Son relativamente poco frecuentes, afectan alrededor del cinco por ciento de los niños, mientras que prácticamente todos los pequeños tienen alguna pesadilla de vez en cuando.

Qué son los terrores nocturnos y sus causas

Los terrores nocturnos no son provocados por sueños que producen miedo. Para entenderlos mejor es importante saber en qué momento se producen.

Ocurren durante el sueño profundo, de dos a tres horas desde que el niño concilia el sueño, en la etapa de sueño no REM, mientras que las pesadillas ocurren durante la etapa de sueño REM (siglas en inglés de Rapid Eye Movement o Movimiento rápido del ojo).

Digamos que es un despertar parcial durante una etapa de sueño profunda. Es por eso que permanecen despiertos pero en realidad están dormidos.

Los terrores nocturnos son reacciones súbitas de miedo que tienen lugar precisamente en la transición de la fase de sueño más profunda al sueño más superficial, desde la fase de sueño más profunda no REM a la más superficial de sueño REM, la etapa en que se producen los sueños.

Generalmente, esta transición suele darse con suavidad, pero se cree que por una hiperactivación del sistema nervioso central aún inmaduro, el cual regula la actividad cerebral durante el sueño y la vigilia, en ocasiones ocurre de forma turbulenta.

El niño se asusta, se altera, se agita, se le acelera el ritmo cardíaco, empieza a sudar, a sollozar o a gritar de forma angustiosa. Hay niños que se sientan en la cama e incluso que se levantan y corren aterrorizados por toda la casa. Al intentar tranquilizarle no reacciona.

Después de unos minutos se calma y sigue durmiendo plácidamente sin llegar a despertarse por completo. Al despertar, el niño no recuerda en absoluto lo sucedido.

Los terrores nocturnos son más frecuente en niños cansados, estresados, enfermos, aquellos que duermen en un entorno nuevo o lejos de casa y aquellos que toman un medicamento nuevo.

Se cree, además que puede haber un componente genético, ya que en el 80 por ciento de los casos, los padres de niños con terrores nocturnos también los han experimentado en su infancia. Aunque sean episodios perturbadores, no tienen efectos traumáticos ni duraderos para el niño.

Qué hacer si el niño tiene terrores nocturnos

Es una situación muy angustiosa para los padres, y también de impotencia, al ver que sus hijos sienten miedo y no pueden hacer nada por consolarles.

No se debe despertar al niño durante el terror nocturno ni intentar inmovilizarle. Sólo se conseguirá confundirle, se sentirá desorientado y le costará volver a conciliar el sueño.

En cambio, hay que vigilarle, asegurarse de que no se haga daño y esperar unos minutos a que el episodio pase. Probablemente no notará la presencia del padre o de la madre, y hasta puede intentar apartarle.

Lo que se puede hacer, en la medida de lo posible, para intentar prevenirlos es básicamente lo mismo que hemos comentado en el caso de sonambulismo o pesadillas.

Intentar que el ambiente antes de irse a dormir sea lo más relajado posible, evitar demasiada excitación o estímulos violentos, reducir el estrés al que puede estar sometido el niño, establecer un rutina a la hora de acostarle y que duerma lo suficiente.

En la infancia se puede experimentar un solo episodio aislado de terror nocturno o varios, pero suelen desaparecer a medida que el niño crece y el sistema nervioso va madurando.

Si el niño tuviera terrores nocturnos de forma frecuente se recomienda consultar con un especialista en sueño.

Esperamos que esta serie sobre parasomnias infantiles en la que nos hemos ocupado del sonambulismo, las pesadillas y los terrores nocturnos os resulte útil para ayudar a vuestros hijos en caso de padecerlas.

Sólo recordaros que el sueño en la infancia es un proceso complejo y que nuestros hijos necesitan de toda nuestra paciencia y comprensión para que sea lo más placentero posible.

Fotos | slightly everything y Pink Sherbet Photography en FlickrMás información | Instituto del sueñoEn Bebés y más | Terrores nocturnos y pesadillas de los niños. Cómo distinguir, Pesadillas y miedos nocturnos

Источник: https://www.bebesymas.com/salud-infantil/parasominas-infantiles-terrores-nocturnos-en-los-ninos

Pesticidas y los niños

Bichos que mantener lejos de tus hijos

Todos los pesticidas tienen un nivel de toxicidad y presentan algún riesgo para los infantes y los niños. El riesgo depende de la toxicidad de los ingredientes pesticidas y la cantidad del pesticida a la que el niño está expuesto.

Los bebés y los niños son más sensibles a los efectos tóxicos de los pesticidas que los adultos

  • El cerebro, el sistema nervioso y los órganos de un bebé aún están en desarrollo después del nacimiento.
  • Al exponerse, el hígado y los riñones inmaduros del bebé no pueden eliminar los pesticidas del cuerpo como el hígado y los riñones de un adulto.
  • Los infantes también pueden estar expuestos a más pesticidas que los adultos, ya que toman más respiraciones por minuto y tienen más superficie de piel en relación a su peso corporal.
  • Los niños suelen pasar más tiempo cerca del suelo, tocando zócalos y céspedes donde los pesticidas pueden haber sido aplicados.
  • Los niños a menudo comen y beben más en relación con su peso corporal que los adultos, lo que puede conducir a una mayor dosis de plaguicida por kilogramo de peso corporal.
  • Los bebés que se arrastran sobre alfombras tratadas pueden tener un mayor potencial para desprender residuos de pesticidas sobre su piel o respirar polvo cargado de pesticidas.
  • Los niños pequeños son más propensos a poner sus dedos, juguetes y otros objetos a la boca.

Debido a esto, es importante reducir al mínimo la exposición de su niño a los pesticidas. Una forma de minimizar la exposición a los pesticidas es asumir un enfoque denominado Manejo Integrado de Plagas (MIP). El MIP es una estrategia de control de plagas que utiliza una combinación de métodos para prevenir y eliminar las plagas de la manera más eficaz y menos peligrosa.

Si usted decide usar un pesticida, tenga en mente estos puntos para minimizar los riesgos para infantes y niños:

  • Siempre asegúrese de leer la etiqueta del producto primero. El producto debe estar aprobado para el uso previsto y debe ser aplicado de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta.
  • Busque la opción pesticida menos tóxica disponible. Use la palabra señal para identificar productos bajos en toxicidad.
  • Mantenga a los niños fuera de las áreas tratadas, mientras se estén aplicando pesticidas, y hasta que las zonas estén secas. La etiqueta del producto puede tener instrucciones más específicas.
  • Deje suficiente tiempo para que el pesticida se seque y la casa se ventile antes de volver.
  • Si el césped o alfombras han sido recientemente tratados con pesticidas, considere usar zapatos, mantas u otra barrera entre la superficie tratada y la piel de los niños.
  • Asegúrese de que los niños se laven las manos antes de comer, especialmente después de jugar al aire libre.
  • Si aplica pesticidas para sus mascotas, asegúrese de que los niños no toquen a la mascota hasta que el producto se haya secado completamente.
  • Coloque cebos para hormigas, caracoles y roedores en estaciones de cebo cerradas o fuera del alcance de los niños de manera segura.
  • Nunca use bolas de naftalina fuera de contenedores herméticos sellados. Los niños a menudo confunden las bolas de naftalina con comida cuando se utilizan incorrectamente en el hogar.
  • Nunca use pesticidas ilegales, como la tiza milagrosa, Lindo Bebe o china. Se ve y escribe como tiza normal, y el polvo pesticida puede ser inhalado, quedarse en las manos de los niños o terminar en sus bocas.
  • Asegúrese de guardar los pesticidas en sus envases originales. Nunca use utensilios o recipientes de comida o bebida para mezclar o almacenar pesticidas.
  • Guarde todos los pesticidas fuera del alcance de los niños.
  • Si alguien en su hogar trabaja con pesticidas, tome medidas para reducir la cantidad de residuos de plaguicidas que traen a la casa. Si es posible, lave y seque la ropa de trabajo separada de la ropa de la familia.
  • Llame a NPIC para obtener más información acerca de la toxicidad de los pesticidas y las maneras de minimizar la exposición.

Si tiene alguna pregunta adicional sobre este, u otro tema relacionado con pesticidas, por favor llámenos al 800-858-7378, 8:00am – 12:00pm Hora del Pacífico, o envíenos un correo electrónico a npic@ace.orst.edu.

Recursos Adicionales:

Última actualización 19 de enero de 2021

Por favor lea nuestro aviso legal | Contáctenos | Sobre NPIC | En inglés

NPIC proporciona información objetiva, basada en la ciencia, sobre pesticidas y temas relacionados con pesticidas para que las personas puedan tomar decisiones informadas.

NPIC es un acuerdo de cooperación entre la Universidad Estatal de Oregón y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (acuerdo de cooperación # X8-83947901).

La información contenida en esta publicación no reemplaza o sustituye en modo alguno las restricciones, precauciones, instrucciones u otra información en la etiqueta del pesticida o cualquier otro requisito reglamentario, ni refleja necesariamente la posición de la EPA de los Estados Unidos.

Источник: http://npic.orst.edu/health/child.es.html

Las mejores mosquiteras para bebé de 2021

Bichos que mantener lejos de tus hijos

Las mosquiteras no pueden faltar en un hogar con un bebé, sobre todo durante el verano. Su uso protege al niño de las picaduras de insectos, a la vez que reduce el riesgo de padecer reacciones alérgicas y enfermedades infecciosas.

Sin embargo, para garantizar que cumple sus funciones con eficacia es importante elegir una mosquitera especialmente diseñada para la cuna o el cochecito del bebé y que, además, esté fabricada con un tejido transpirable que permita el flujo de aire y garantice una buena visibilidad.

1. Mosquitera anti-insectos universal en gris, de LaLoona baby bedding

Rebajas

Ya la utilices para el capazo, la silla de paseo, la cuna o una cama pequeña, esta mosquitera se adapta a prácticamente cualquier accesorio infantil.

Confeccionada con una fina tela de malla, facilita la circulación del aire y mantiene al niño protegido de los insectos en todo momento gracias a sus pequeños orificios que no superan los 1,3 milímetros y su contorno con ribete elástico que asegura un cierre hermético.

Al estar fabricada en poliéster, es un accesorio muy resistente a los desgarros y de larga durabilidad que podrás usar durante varios veranos. Su diseño en color gris no solo combina con cualquier espacio sino que ofrece una mejor visibilidad. Además, es muy ligera y apenas ocupa espacio para que puedas llevarla allá donde vayas.

2. Mosquitera anti-insectos universal en blanco, de VOOA

Si buscas una mosquitera infantil versátil que puedas utilizar en varios espacios, este modelo de VOOA es una excelente alternativa. La mosquitera cuenta con un ribete elástico que se ajusta a prácticamente cualquier tipo de cochecito, silla de paseo o cuna para crear un espacio hermético e incluye un par de ganchos para garantizar una mejor fijación.

Al estar fabricada en tejido poliéster fino, es muy fresca y facilita la circulación de aire, a la vez que es muy resistente a los desgarros para que puedas utilizarla durante varios años.

También ofrece una buena visibilidad para que puedas estar pendiente del bebé en todo momento sin tener que levantar la tela.

Una vez plegada, apenas ocupa espacio para que puedas llevarla contigo de viaje sin problema.

3. Mosquitera para cunas en blanco de Euret

Esta mosquitera para cunas de la marca Euret es ideal para mantener protegido al bebé frente a todo tipo de insectos en casa. Confeccionada en poliéster, no solo es muy fresca y transpirable sino también muy resistente para que puedas usarla durante varias temporadas sin renunciar a su efectividad.

Además, al ser un tejido fino puedes lavarla y tenerla seca en muy poco tiempo para usarla cuando más la necesites.

  En su fabricación no se han utilizado sustancias nocivas ni ftalatos que pongan en riesgo al más pequeño de casa, por lo que es segura para el uso infantil.

Gracias a sus dimensiones puedes usarla lo mismo para cunas de 60 x 120 centímetros que para cunas más grandes de 70 x 140 centímetros.

4. Mosquitera universal en blanco, de Lemeso

Mantener a tu bebé lejos de los insectos y libre de picaduras nunca ha sido tan fácil como con esta mosquitera universal del sello Lemeso.

A diferencia de otras mosquiteras, este modelo no solo protege al bebé de los mosquitos, avispas, abejas y moscas sino también de insectos más pequeños como las hormigas o las garrapatas gracias a que está fabricada con una malla muy fina con orificios que no superan el milímetro. Esto también facilita la circulación de aire y mejora la visibilidad del bebé.

Al estar confeccionada en poliéster, te durará muchos años ya que es muy resistente a los desgarros. Su ribete elástico inferior la convierten en un accesorio de fácil montaje que se adapta lo mismo a cochecitos y carritos de bebé que a moisés, cunas o sillas jogger. Puede lavarse a mano o a máquina.

5. Mosquitera para cochecito en negro, de Jané

Con esta mosquitera de Jané ya no tendrás que preocuparte por las picaduras de insectos durante los paseos al parque o las excursiones al campo con tu bebé. Está confeccionada con malla de nylon fina para que no pueda entrar ningún insecto, a la vez que podrás usarla durante varios años porque es muy resistente.

Al ser de color negro, combina muy bien con diferentes diseños de cochecitos y ofrece una buena visibilidad para que mantengas bajo control a tu bebé en todo momento. Cuenta con un ribete elástico en su contorno inferior que se adapta lo mismo a cochecitos que a capazos o sillas de paseo, a la vez que le ofrece un extra de seguridad ya que garantiza un cierre hermético.

6. Mosquitera para cunas y minicunas en gris, de Zamboo

Si quieres proteger a tu bebé de las picaduras de insectos durante el verano, apuesta por esta mosquitera diseñada para cunas y minicunas.

Al estar confeccionada con una malla finamente tejida, ofrece una mejor protección incluso contra los insectos más pequeños como las hormigas, a la vez que favorece la circulación de aire en la cama del bebé para que pueda dormir fresco durante toda la noche.

La mosquitera cuenta con una goma elástica para ajustarse con facilidad a la cuna y reducir así el riesgo de entrada de insectos. Al ser muy ligera y compacta es ideal para llevarla contigo durante las vacaciones de verano. Vale destacar que es una mosquitera muy resistente que podrás utilizar durante varias temporadas y lavar a máquina hasta 30ºC.

7. Mosquitera antimosquitos para cochecitos en negro y blanco, de SeWooo

Práctica y segura, esta mosquitera para cochecitos de SeWooo mantendrá a tu bebé protegido ante todo tipo de insectos gracias a su malla finamente tejida.

De hecho, también protege al bebé del polvo y agentes alérgenos como el pelo de animal y las motas de algodón durante los viajes al campo.

Cuenta con una goma elástica que se adapta con facilidad a diferentes modelos de cochecitos y cunas pequeñas, y para que no tengas que quitarla y ponerla cada vez que quieras sacar al bebé, incluye una cremallera en la parte superior para que puedas maniobrar con facilidad.

Además, trae incorporados unos aros flexibles que le dan forma a su estructura para que el bebé tenga más espacio y pueda moverse con libertad. Fabricada en encaje facilita la circulación de aire y permite su lavado hasta 30ºC.

8. Mosquitera universal en blanco, de BelleStyle

Con esta mosquitera del sello BelleStyle no necesitarás nada más para proteger a tu bebé de los insectos ya que puedes usarla lo mismo en el cochecito del bebé que en su cuna o asiento del coche.

Cuenta con un ribete elástico de efecto hermético que le brinda un extra de seguridad contra los insectos y al estar confeccionada en tejido poliéster es muy resistente a los desgarros para que puedas usarla durante mucho tiempo.

Otra de sus grandes ventajas es que contribuye a que el pequeño esté siempre fresco y cómodo ya que está confeccionada con una malla de alta densidad y transpirable mejora la ventilación y favorece la visibilidad. Al ser una mosquitera liviana y de diseño compacto podrás llevarla siempre contigo allá donde vayas. En su fabricación no se han utilizado repelentes químicos por lo que es segura para el bebé.

9. Mosquitera Next2Me para mini cuna, de Chicco

Esta práctica mosquitera con estructura diseñada por la marca Chicco para sus cunas Next2Me te permitirá mantener a tu bebé siempre lejos de los insectos. Fabricada en malla transpirable, no solo protege al pequeño de casa de las picaduras de mosquitos mientras duerme, sino que también mantiene a raya a otros insectos como moscas o abejas.

Además, favorece la circulación de aire para que el bebé esté cómodo y fresco en todo momento. Cuenta con gomas elásticas para garantizar un cierre hermético y tiene una estructura central con cremallera que te permite acceder rápido y fácil al bebé sin tener que desmontar la mosquitera. Es muy sencilla de colocar y además puedes colocarla en varias posiciones.

10. Mosquitera universal, de Fabur

Si buscas una mosquitera segura y resistente para proteger a tu pequeño de los insectos durante los viajes, esta puede ser una buena opción. Cuenta con un elástico inferior que brinda un plus de seguridad, a la vez que incluye 72 piezas de adhesivos repelentes de mosquitos de amplia cobertura, fabricados con aceite de limoncillo, que mantienen lejos a los insectos.

Al estar diseñada para cochecitos, sillas de paseo y cunas pequeñas, podrás llevar esta mosquitera contigo allá donde vayas porque también es muy ligera y compacta. Y además de segura, esta mosquitera es muy fresca y transpirable, a la vez que garantiza una buena visibilidad para que puedas vigilar al pequeño en todo momento.

Última actualización el 2021-03-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados.

Источник: https://www.etapainfantil.com/mosquiteras-bebe

Los chinches

Bichos que mantener lejos de tus hijos

  • Tamaño de texto más grande

Un chinche es un bichito plano, de color marrón rojizo y del tamaño aproximado de una semilla de manzana. Se encuentran por todo el mundo. Los chinches se esconden durante el día en las camas y sus inmediaciones, en las grietas de las sillas, los sillones, las cortinas, las alfombras y moquetas, los armarios e, incluso, en las grietas de paredes y suelos y detrás del empapelado.

Salen por la noche en busca de alimento, que es la sangre. La saliva de los chinches contiene una sustancia especial que impide que la sangre se coagule mientras se alimentan, algo que suelen hacer por la noche en los lugares donde duerme la gente.

Después de alimentarse de sangre, los chinches no están mucho rato en el cuerpo de la persona de quien se alimentan. En lugar de eso, se alejan y se esconden, generalmente en la ropa o en el equipaje, lo que les permite desplazarse a otros lugares.

¿Cuáles son los signos de que a una persona le ha picado un chinche?

Las personas no suelen notar el momento en que les pica un chinche. Pero, poco después, la picadura les empieza a causar picazón. Las picaduras de chinche suelen tener el aspecto de bultitos rojos (similares a las picaduras de mosquito) y a veces pueden aparecer alineadas. Las picaduras tienden a aparecer en áreas de la piel que están expuestas mientras dormimos.

Los chinches son una molestia, pero no contagian gérmenes ni enfermedades.

¿Por qué a la gente le pican los chinches?

Hay gente que cree que la suciedad es lo que atrae a los chiches, pero no es verdad. Los chiches pueden vivir en cualquier sitio siempre que se puedan alimentar. Si una habitación está llena de trastos y mobiliario, eso les ayudará a esconderse. Pero el desorden y el exceso de mobiliario no atraen a los chinches.

Los chinches se suelen ver en lugares donde hay una alta tasa de renovación de visitantes, como los hoteles, los hospitales y las residencias de ancianos.

Pero también se pueden encontrar en muchos otros lugares, como los transportes públicos, los edificios de apartamentos y las residencias de estudiantes.

Viajan de un lugar a otro a través de la ropa, el equipaje y los medios de transporte.

¿Cómo puedo saber si se trata de un chinche?

Las picaduras de chinche son parecidas a las picaduras de otros bichos, como las de los mosquitos o las de los ácaros rojos.

Para saber si se trata de un chinche, es importante encontrar al bicho que le ha picado o que ha picado a su hijo. Busque entre las sábanas y en el colchón puntitos de sangre, manchas de color óxido (chinches aplastados) o puntos negros (cacas de chinche).

Puede encontrar chinches vivos alrededor de las costuras del colchón y del somier, o en grietas del armazón de la cama o de otros muebles.

Los chinches hasta se pueden ocultar dentro de libros, en las esquinas de alfombras o moquetas y dentro de aparatos eléctricos.

¿Cómo se tratan las picaduras de chinche?

Si cree que un chinche ha picado a alguien de su familia, lave la picadura con agua y jabón. Una loción de calamina (una crema contra la picazón) o compresas frías puede ayudar a aliviar el picor. En algunos casos, un antihistamínico tomado por vía oral (por boca) también puede ayudar. Las picaduras desaparecen al cabo de una a dos semanas.

Pida a su hijo que no se rasque las picaduras de chinche porque, al hacerlo, se podría provocar infecciones en la piel, como el impétigo y, con mucha menor frecuencia, la celulitis. Si a su hijo se le desarrollara una infección, un médico le recetará antibióticos para tratarla.

¿Cómo puedo prevenir las picaduras de chinche?

Si tiene chinches en casa, no se preocupe. Las infestaciones por chinches son frecuentes. Le pueden ayudar los siguientes consejos:

  • Mantenga la casa bien ordenada para que los chinches no encuentren lugares donde esconderse.
  • Cambie las sábanas una vez por semana y pase la aspiradora con regularidad.
  • Si encuentra chinches, lave con agua caliente toda la ropa de cama y de vestir, junto con los peluches, y séquelos con la secadora programada en la modalidad de aire caliente.
  • En los colchones, use fundas «antialérgicas» y «antiácaros del polvo» para impedir que los bichos entren en la ropa de cama, y también para detectarlos con más facilidad.
  • También se puede poner en contacto con compañías de control de plagas de su localidad para informarse sobre formas de eliminar los chinches con o sin pesticidas.

Consejos para viajar

Puesto que es mucho más probable encontrar chinches cuando viaje que en su propio domicilio, es sensato planificar las cosas con antelación. Hay una serie de sitios web en los que puede encontrar información sobre infestaciones de chinches por ciudades (y a veces, también por hoteles), o sea que infórmese bien antes de salir de casa.

En su lugar de destino, inspeccione bien cada habitación en busca de chinches antes de instalarse. Si encuentra cualquier signo de la presencia de chinches, pida un cambio de habitación e inspecciónela también. Si sigue detectando el mismo tipo de signos, busque otro lugar donde pasar la noche.

Coloque el equipaje lejos del suelo y de las camas. Use los estantes para el equipaje de que dispone la mayoría de los hoteles y residencias o bien deje las maletas sobre una mesa o escritorio. Cuelgue su ropa siempre que sea posible y, cuando vuelva a casa, introduzca toda la ropa sucia directamente en la lavadora.

En casa

Esté atento cuando compre ropa o muebles usados en mercadillos o tiendas de segunda mano. Inspeccione todo cuanto quiera comprar en busca de signos de chinches.

Así mismo, no recoja de la calle sofás ni sillones utilizados ni otros muebles tapizados. Podrían contener chinches ocultos en el tejido.

De hecho, ¡ese podría ser el motivo de que otras personas se hayan desprendido de sus muebles!

Si su hijo ha visitado un lugar donde se sabe que hay chinches, asegúrese de lavar toda su ropa con agua caliente en cuanto vuelva a casa. Si no la puede lavar de inmediato, guárdela en una bolsa de plástico de cierre hermético hasta que la pueda lavar.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD

Fecha de revisión: febrero de 2019

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/bedbugs-esp.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: