Bizcocho de calabaza

Bizcocho de calabaza fácil y jugoso

Bizcocho de calabaza

Hay que aprovechar la temporada de calabaza al máximo, y qué mejor que con un bizcocho! Este bizcocho de calabaza fácil es especialmente jugoso, su sabor está lleno de matices gracias al toque del jengibre, y el olor que sale del horno es sencillamente increíble.

Hay tantos gustos como texturas, pero a la hora de tomar un buen bizcocho, me gusta que sea lo suficientemente jugoso y esponjoso como para que no se desmigue rápidamente. Este bizcocho está hecho como si de un bizcocho de yogur se tratase, pero añadiéndole estos ricos ingredientes.

Está delicioso y además de hacerse rápidamente es muy muy fácil.

También tiene la ventaja de que, con la medida del yogur, vamos incorporando los ingredientes, por lo que hay poco margen de error con las cantidades y, sigues estos pasos, te va a salir justo así.

Revisa nuestra selección de bizcochos elaborados con la medida del yogur, como el bizcocho de zanahoria y nueces.

Para los amantes del chocolate, nada mejor que el bizcocho de chocolate casero, o el de naranja y chocolate.

Y para los que disfrutamos de cualquier postre o tarta con manzana, un exquisito bizcocho de manzana y nueces, esponjoso y casero.

Ingredientes para hacer bizcocho de calabaza fácil y jugoso (un molde redondo de 23cm de diámetro):

  • 1 yogur natural (de 125 gr).
  • 3 huevos.
  • Harina (3 medidas de yogur).
  • Azúcar (2 medidas de yogur).
  • Aceite de oliva (1 medida de yogur). Si te gusta que en el sabor final se aprecie el aceite, utiliza uno de sabor potente, pero si prefieres que sea más discreto, utiliza un aceite de sabor suave.
  • 1 sobre de levadura en polvo (16 gr).
  • Mantequilla para untar el molde.
  • 300 gr de calabaza.
  • 30 gr de jengibre fresco.

Preparación, cómo hacer la receta de bizcocho de calabaza fácil y jugoso:

  1. Las calabazas son a veces complicadas de manejar porque son muy duras, sobre todo su piel, pero aquí tienes el truco definitivo! Parte los 300 gr de calabaza en 2 o 3 partes, colócalos en un recipiente con tapadera (o que puedas cubrir con papel film) e introduce en el microondas durante 3 minutos.
  2. Saca la calabaza del microondas, y con cuidado de no quemarte, verás lo facilísimo que es quitarle la piel, ya que estará blandita e incluso tirando de ella la podrás sacar prácticamente entera. Pela la calabaza, córtala en trocitos y vuélvela a introducir al microondas en ese recipiente tapado durante 5 minutos.

    Si al cabo de ese tiempo no está totalmente blanda y tierna, vuelve a introducir unos minutos más.

  3. Aplasta la calabaza con un tenedor o cualquier otra herramienta como si fuera puré en caso de que te guste así, o desmenúzala un poquito si prefieres encontrar trozos más grandes dentro del bizcocho.

  4. Vacía el yogur en un pequeño bol para poder utilizar su recipiente desde el primer momento.
  5. Precalienta el horno a 180º durante estos 1o minutos que vas a dedicar aproximadamente a elaborar la masa.
  6. En un bol grande, añade las dos medidas de azúcar y los huevos, y bátelos enérgitamente, mejor con unas varillas o una cuchara.
  7. Añade el aceite y el yogur, y sigue batiendo para que la mezcla quede homogénea, sin grumos. Ralla muy finita la piel de medio limón y añádela.
  8. Ahora, sitúa un colador justo encima del bol y ve añadiendo las medidas de levadura y harina, de forma que pasen por el colador. A este proceso se le llama tamizado, y permite que estos ingredientes secos se añadan a la mezcla sin grumos ni apelmazamientos, viene genial para que todo se mezcle bien.

    Termina de mezclarlo todo, que queden perfectamente integrados todos los ingredientes.

  9. Pela el jengibre fresco y rállalo, e incorpóralo junto con el puré de calabaza a la mezcla del bizcocho, y remueve suavemente.

  10. Forra el molde con papel de horno o úntalo con un poquito de mantequilla, impregnando la base y las paredes, y vierte la masa en el molde. Si quieres que te quede tan finito como a nosotros, deberás utilizar dos moldes y dividir la masa entre ellos.
  11. Coloca la bandeja en el horno, a una altura media, y mantén esa temperatura de 180º durante unos 25 minutos. Este es el verdadero truco, no dejarlo más de 25 minutos en el horno, para que las paredes apenas se doren, y el interior esté muy muy jugoso incluso días después. Si lo horneas todo junto en un mismo molde, el tiempo estará rondando los 35-40 minutos.
  12. Haz la prueba del palillo: pincha con un palillo el bizcocho, y si sale sin restos pegados, es que está listo. Apaga el horno, saca el bizcocho y déjalo reposar al menos 10-15 minutos antes de desmoldarlo.

Cómo preparar bizcocho de calabaza fácil y jugoso I

 

Cómo preparar bizcocho de calabaza fácil y jugoso II

Sirve y degusta:

Desmolda el bizcocho pasando un cuchillo por el borde y despegándolo de las paredes, no tendrás mucha dificultad, o si lo has hecho sobre papel de horno en una bandeja o molde, más fácil todavía: coge el papel por los bordes y extráelo del molde. Puedes servirlo tibio, la calabaza estará muy jugosita y olerá dulce, es un auténtico escándalo!

Variantes de la receta de bizcocho de zanahoria y nueces fácil:

Esta receta está basada en el bizcocho de yogur natural muy esponjoso que ya preparamos anteriormente. Se trata de un bizcocho de sabor neutro, riquísimo para una perfecta merienda, desayuno o postre.

Este tipo de bizcocho admite una cantidad enorme de combinaciones. Cambia la calabaza por pasas, zanahorias  o manzana y te quedará riquísimo. Prepara este bizcocho de chocolate casero y fácil tan sólo añadiendo el cacao necesario y a tu gusto. También puedes añadir aroma de naranja y preparar un delicioso bizcocho de naranja y chocolate que querrás repetir muy a menudo

Источник: https://www.recetasdeescandalo.com/bizcocho-de-calabaza-facil-y-jugoso/

Bizcocho de calabaza

Bizcocho de calabaza

  • 300 gr. harina de trigo
  • 150 gr. mantequilla
  • 250 gr. azúcar
  • 3 huevos
  • 250 gr. calabaza en puré (450 gr. antes de cocer sin limpiar)
  • 150 ml. leche
  • 1 limón
  • 1 cdita. bicarbonato
  • 1 cdita. levadura química
  • 1 cdita.

    canela, 1 cdita. jengibre molido, ½ cdita. clavo y ½ cdita. sal

  • Para la crema: 200 ml. nata, 200 gr. azúcar molido o azúcar glass y 500 gr. queso crema
  • Papel sulfurizado y molde desmoldable 20 cm. diámetro

Cómo preparar un bizcocho de calabaza.

En Otoño la calabaza comienza a inundar los mercados. Se trata de un producto que podemos consumir durante buena parte del año. Se conserva perfectamente durante bastantes meses, con lo que no tenemos porqué relegarla a los meses más fríos. Podemos extender hasta bien entrada la primavera, todas las preparaciones con este producto de la tierra.

Además de los increíbles purés y guisos que podemos cocinar con calabaza se pueden hacer numerosas recetas.

Las preparaciones dulces son todo un acierto, las chulas o buñuelos de calabaza son un clásico en mi casa y seguro que en muchas otras de nuestro país. Pero hoy vamos a preparar una receta de origen anglosajón.

Se trata de un spiced pumpkin cake, bizcocho especiado de calabaza.

Los norteamericanos no entienden un Halloween sin sus pumpkin pie, y la receta de hoy en una variación.

 En nuestras recetas de postres no podía faltar este bizcocho de calabaza aromatizado con especias que, estoy seguro, os encantará. En el blog encontraréis varios postres con calabaza, todos deliciosos.

Desde la famosa Pumpkin Pie (Tarta de calabaza americana) a las recetas más españolas, como las chulas o las tortitas canarias.

La combinación en este bizcocho de la calabaza con canela, clavo y jengibre son perfectas y equilibradas. Ideales para disfrutar en forma de bizcocho jugoso y muy rico.

Preparación del bizcocho especiado de calabaza

  1. Comenzamos preparando el buttermilk casero, para ello ponemos la leche en una taza.
  2. Le añadimos un buen chorrito de zumo de limón. Dejamos que repose la mezcla durante unos 15 minutos antes de utilizarlo. Veremos que la leche se quedará como si estuviera cuajada.
  3. Pelamos y cortamos la calabaza para retirar las semillas interiores y dejarla lista para preparar el puré.
  4. En un cazo calentamos agua y cocemos la calabaza durante unos 20 minutos.
  5. La colamos y la colocamos sobre un colador. Aplastamos la calabaza con un tenedor para deshacerla.
  6. Dejamos que repose durante 30 minutos para darle tiempo suficiente a que elimine la mayor cantidad de agua posible y se vaya templando.

Preparación de la crema para nuestra tarta de calabaza

  1. Cuando la calabaza esté bien escurrida la ponemos en un bol y añadimos el azúcar.
  2. Mezclamos bien hasta hacer una crema espesa y uniforme. Añadimos la mantequilla con textura de pomada, bien blandita, y batimos la mezcla.
  3. Incorporamos los huevos y el buttermilk casero y seguimos batiendo hasta que la mezcla esté bien integrada.
  4. En otro bol mezclamos los sólidos. Es decir, la harina con la levadura, el bicarbonato, la canela en polvo, el jengibre, el clavo machacado en el mortero y la sal.
  5. Removemos para integrar todos los ingredientes.
  6. Añadimos los ingredientes secos al bol de los líquidos.

    Mezclamos hasta hacer una crema uniforme, sin batir en exceso, sólo lo justo para que se integren.

  7. Untamos el molde con mantequilla en la base y los laterales y forramos la base con papel sulfurizado.
  8. Si tenemos dos moldes iguales repartimos la mezcla en ambos. Si no, rellenamos nuestro molde para hornearlo en dos tandas o solamente en una.

  9. Luego cortaremos el bizcocho por la mitad para hacer las dos capas de nuestra tarta.

Horneado de la tarta de calabaza

  1. Horneamos con el horno previamente caliente a 180º C durante 25 minutos. El tiempo de horno dependerá de si hacemos dos bizcochos delgados o uno sólo.
  2. El tiempo que os marco es para hornear en dos bizcochos, dividiendo la mezcla en dos moldes.
  3. Si horneamos toda la mezcla en una sola vez el tiempo de horno aumentará hasta unos 45 minutos.
  4. Debemos de estar pendientes de la cocción y pinchar con un palito para comprobar que este salga limpio, en ese momento el bizcocho estará listo.
  5. Retiramos el molde del horno y lo dejamos sobre una rejilla durante 10 minutos antes de desmoldar la tarta.
  6. Al desmoldar la colocaremos con la parte inferior hacia arriba. Esta será la parte de arriba de nuestra tarta, la más lisa.
  7. Debemos de dejar que los bizcochos se enfríen totalmente antes de proceder a montar la tarta.
  8. Podemos dejarlos de un día para otro, envueltos en papel transparente, una vez fríos, para que la miga se asiente.

Preparación del frosting de queso

  1. Para preparar la crema batimos en un bol el azúcar molido o el azúcar glass con el queso crema.
  2. Os aconsejo que el queso esté a temperatura ambiente, así nos será más fácil batirlo con el azúcar. Reservamos.
  3. Montamos la nata bien fría con una batidora de varillas y la añadimos al bol de la crema. Mezclamos para que se integre y guardamos en el frigo hasta el momento de utilizarla para el relleno y la cobertura de la tarta.
  4. Para montar la tarta lo primero que hacemos es preparar las dos capas de bizcocho.
  5. Para ello cortamos el copete superior de cada uno de los bizcochos con un cuchillo de sierra, hasta dejar una superficie horizontal.
  6. Si hemos horneado solamente un bizcocho le retiramos el copete y lo cortamos por la mitad. Así ya tendremos las dos capas de nuestra tarta listas.

Montaje final de la tarta de calabaza

  1. Montaremos la tarta en la bandeja de servicio definitiva. Así que para no mancharla con la crema durante el proceso os cuento un truco.
  2. Forramos la bandeja con 4 trozos de papel transparente, de tal forma que quede en el centro un espacio sin cubrir.
  3. Tenemos que tener en cuenta que una vez montada la tarta no vamos a moverla del sitio para retirar los plásticos.
  4. Por eso son necesarios 4, para que los podamos retirar tirando de cada uno de ellos una vez terminado el montaje.
  5. Colocamos una primera capa de bizcocho con la parte inferior hacia arriba, que será la más lisa.
  6. Repartimos una cantidad generosa de frosting de queso por toda la superficie y colocamos la segunda capa de bizcocho.
  7. Cubrimos toda la tarta con el frosting de queso teniendo especial cuidado en que nos quede lo más lisa posible. Para ello será aconsejable que utilicemos una espátula.
  8. Finalmente decoramos la tarta como más nos guste. En esta ocasión la he espolvoreado con unas virutas de chocolate de colores.

Se trata de un dulce laborioso pero os aseguro que vale la pena el trabajo. Podremos disfrutar de esta tarta con un buen cafecito a media tarde o como postre de una estupenda comida.

Si queréis podéis compartir con todos/as, vuestras recetas de Halloween con el hashtag #HalloweenDeRechupete. 

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Piensa en Pixels S.L como titular de Recetasderechupete.com, usará los datos que proporciones en este formulario únicamente para enviarte las actualizaciones del blog. Tratamos tus datos con respeto. Para más información consulta la Política de privacidad.

Puedes cambiar de opinión en cualquier momento y desuscribirte haciendo clic en el pie de cualquier email que recibas de esta web, o contactando a hola@piensaenpixels.com. Recetas de rechupete usa Mailchimp como plataforma en envío de emails. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos.

Al enviar este formulario apruebas que tus datos sean transferidos a MailChimp para procesarlos de acuerdo a su Política de Privacidad.

Recibe un email semanal con las nuevas recetas de rechupete.

Suscríbete

Источник: https://www.recetasderechupete.com/bizcocho-de-calabaza/13249/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: