Cambios en la mujer en el sexto mes de embarazo

Cambios en la mujer en el sexto mes de embarazo

Cambios en la mujer en el sexto mes de embarazo

A medida que el útero crece y se estira, es posible que notas más molestias y dolores en al abdomen causado por el estiramiento de los ligamentos y músculos que rodean y sostienen el útero. También puedes notar tirones o presión en la pelvis debido al peso. Siempre que estas molestias se pasen y no sean muy intensas, no debes preocuparte.

Por otra parte, las contracciones de Braxton Hicks se hacen más intensas desde este momento, puesto que el útero va preparándose para el momento del parto.

Estas contracciones no son regulares ni dolorosas, ceden al cambiar de postura y duran entre 30 y 60 segundos. Se notan desde el útero hacia la vagina, como si el vientre se pusiera duro durante unos segundos, y luego esa tensión desaparece.

Como decíamos, estas contracciones son normales, por lo que no debes preocuparte ni alarmarte por ellas.

Ya puedes notar perfectamente cómo se mueve tu bebé, incluso a través de la piel, puesto que va aumentando de tamaño y peso y sus movimientos se hacen más fuertes e intensos.

Tu corazón y tus pulmones están trabajando el doble para suministrar el babé los nutrientes y oxígeno que necesita, por lo que es normal que notes cómo se te acelera el pulso o te falta el aliento en algunos momentos, sobre todo al subir escaleras o andar y hablar a la vez.

El aumento del volumen sanguíneo puede hacer que tengas más calor de lo normal, sufras sofocos y tus mejillas están sonrosadas a todas horas.

La parte más alta de tu tripa está por encima del ombligo, y desde este momento crece 1 cm por semana, por lo que cada vez es más grande tu abdomen. Esto puede hacer que tu ombligo se salga hacia afuera, pero volverá a su estado anterior tras el parto.

Otros cambios normales en este sexo mes de embarazo, causados sobre todo por el aumento del útero, son unas mayores ganas de orinar, estreñimiento, ardor, pies hinchados, dolor de espalda o calambres en las piernas.

Tus movimientos cada ver serán menos ágiles, así que evita los tacones y presta atención por dónde caminas para evitar una caída o esguince.

¿Cómo cuidarse en el sexto mes de gestación?

Las molestias se hacen más evidentes a medida que la tripa crece, por lo que debes procurar cuidarte mucho y descansar lo más posible para estar en forma y con energía. Evita el estrés, reduce el ritmo y duerme lo más posible.

Si te cuesta conciliar el sueño o encontrar una postura cómoda por el aumento del tamaño de la tripa, usa varias almohadas en la espalda y entre las piernas y recuerda que debes dormir sobre el lado izquierdo para evitar el síndrome de hipotensión supina, un problema causado por el aplastamiento de la vena cava inferior por el peso del útero, que afecta al retorno sanguíneo al corazón.

También debes tener cuidado con tu alimentación para evitar que se agraven problemas como el estreñimiento o el ardor.

Para el primer problema, lo mejor es introducir alimentos con mucha fibra en la dieta, beber mucha agua y hacer ejercicio de manera regular.

Contra el ardor, lo mejor es hacer comidas ligeras cada 2 o 3 horas, evitar la comida picante o grasa, así como los cítricos, y consumir alimentos suaves y fáciles de digerir.

Si quieres hacerte una ecografía en 3D o 4D este es el mejor momento, ya que tu bebé ya está lo suficientemente formado como para ver bien sus rasgos, está cogiendo peso, se mueve mucho y tiene todavía suficiente espacio y líquido amniótico como para verlo bien. No se aconseja hacerlo pasada la semana 32.

Cuida tu higiene bucal para evitar la gingivitis, un problema bucal muy habitual en el embarazo. Lávate los dientes después de cada comida, usa hilo dental y evita los alimentos dulces.

Es importante que te apuntes ya a las clases de preparación al parto, que te ayudarán a saber cuándo comienza el parto y hay que ir al hospital, cómo aliviar el dolor de las contracciones, cómo respirar y pujar, además de información útil sobre los cuidados en los últimos meses de embarazo, síntomas de alarma o cómo cuidar al bebé en sus primeros días de vida.

Además, no dejes de hacer ejercicio de manera regular para favorecer tu estado, evitar ciertas molestias y dolores y preparar tu organismo para el parto. Los mejores en estos meses son andar, nadar, el yoga o el pilates para embarazadas. Puedes incluso comprarte una pelota de pilates y hacer ejercicios en tu casa todos los días.
 

Pruebas médicas en el sexo mes de embarazo

En estas semanas tendrás que hacerte los análisis del segundo trimestre para comprobar que todo sigue bien.

Te repetirán los análisis de sangre y orina del primer trimestre y, además, te harán la prueba de la glucosa o Test O´Sullivan para comprobar si padeces diabetes gestacional, un tipo de diabetes que aparece en algunas embarazadas y que puede causar problemas graves en el desarrollo del feto y en el parto si no se detecta y controla a tiempo. Asimismo, es posible que te hagan una ecografía de control de medicina para comprobar si el crecimiento del feto es adecuado y todo está bien (placenta, pulmones, cordón umbilical, líquido amniótico…).

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/cambios-en-la-mujer-en-el-sexto-mes-de-embarazo-10479

Mes de embarazo 6

Cambios en la mujer en el sexto mes de embarazo

El sexto mes de embarazo se centra principalmente en la diferenciación del cerebro y en el inicio de la maduración pulmonar.

Para la madre, el embarazo se está volviendo cada vez más molesto. Una falta de magnesio o hierro puede ser notoria debido a la mayor demanda del bebé.

La preparación para el parto, especialmente las decisiones sobre quién te va a acompañar, el hospital o el centro de partos preferido o la búsqueda de una comadrona son también importantes en el sexto mes.

El bebé en el sexto mes de embarazo: nuevo avance en el crecimiento y desarrollo

En el sexto mes de embarazo, el bebé experimenta un nuevo desarrollo asombroso. La altura y el peso aumentan muy rápidamente. Al inicio del mes, el bebé mide unos 26 centímetros de pies a cabeza y pesa unos 375 gramos. Hasta el final del mes crecerá unos cinco centímetros, su peso entonces ascenderá a unos 660 gramos.

El bebé está empezando a desarrollar gradualmente un ritmo de sueño-vigilia. Sin embargo, la madre experimenta sus fases más activas cuando se acuesta para descansar o dormir. Su desarrollo orgánico se centra en el sexto mes en el crecimiento del cerebro y una mayor diferenciación de los nervios.

El cerebro del bebé está empezando formar surcos. Hacia finales de este mes, sus ondas cerebrales ya son similares a las de un recién nacido. Las percepciones sensoriales continúan desarrollándose. El bebé puede ahora saborear y distinguir diferentes aromas.

Las sustancias gustativas del alimento materno también están contenidas en el líquido amniótico: al beber el líquido amniótico, el bebé también entrena su sentido del gusto. Reconocerá las voces de sus padres y otros sonidos familiares incluso después del nacimiento.

Gracias a su programa de ejercicios, el bebé entrena cada vez mejor su sentido del tacto. Sus movimientos han ganado coordinación y fuerza notablemente: desde el exterior, los empujoncitos y las patadas también pueden verse como protuberancias en la pared abdominal de la madre.

Las capas de piel del bebé se forman por completo en en el sexto mes de embarazo.

Debido a la falta de una capa de grasa, su piel se ve arrugada y ligeramente transparente; el porcentaje de grasa corporal es actualmente sólo un uno por ciento.

A partir de ahora, sin embargo, la acumulación de grasa progresa bastante rápido, lo que significa que el bebé también puede regular mejor su equilibrio térmico.

El cabello del cuero cabelludo y las cejas está presente, aunque al igual que el iris no tiene pigmentos de color todavía. Las proporciones corporales ya parecen las de un bebé recién nacido. En algún momento de este mes, el bebé también abrirá los ojos. Los latidos del corazón del bebé pueden escucharse ahora simplemente con el oído.

En el sexto mes, también se desarrollan los pulmones y la circulación pulmonar del bebé. Muchos bebés sorprenden a sus madres a mediados de mes con su primer hipo, que es causado por la «inhalación y exhalación» del líquido amniótico y es percibido por la madre como una sacudida rítmica en su estómago.

A finales de mes, los pulmones han dado un importante paso en el desarrollo: Ahora tienen conductos de aire y vasos sanguíneos. Además, ahora están empezando a producir cierta sustancia que impide que los pulmones se peguen después del nacimiento.

La madre en el sexto mes: el entrenamiento del suelo pélvico y la preparación para el parto se vuelven importantes

La mayoría de las mujeres se sienten bien también en el sexto mes de embarazo. Sin embargo, el crecimiento del bebé y del útero ahora ejerce más presión sobre la espalda y el suelo pélvico.

Al final de este mes, el borde superior del útero está unos tres centímetros por encima del ombligo. A partir del sexto mes se deben evitar largos periodos de pie y levantar mucho peso.

Los médicos recomiendan un límite máximo de cinco kilogramos.

Las mujeres que aún no han entrenado su suelo pélvico deben comenzar a ejercitarlo de forma regular a más tardar el sexto mes.

Una musculatura fuerte del suelo pélvico facilita el parto especialmente en la segunda fase del trabajo de parto y previene problemas de salud como dolor, cambios de posición de útero, vejiga y recto, así como incontinencia y hemorroides. Las episiotomías o desgarros perineales sanan mejor.

La recuperación del útero después del nacimiento también es más fácil con «buenos» músculos del suelo pélvico. Los ejercicios deportivos o de yoga refuerzan el suelo pélvico de forma automática y, además, el suelo pélvico también se puede entrenar de forma específica tensando los músculos y ejercitando la respiración.

El aumento de peso de la madre es en su sexto embarazo. Sus mayores necesidades energéticas son ahora de unas 500 calorías más que antes del embarazo.

Muchas mujeres experimentan ataques de hambre voraz y antojos durante este tiempo, como ya sucedió en las primeras semanas.

Las acumulaciones de grasa adicionales desaparecerán rápidamente después del nacimiento, ya que el cuerpo entonces tendrá que luchar con «depósitos vacíos» en contraste con el embarazo.

Muchas mujeres desarrollan una mayor necesidad de magnesio en el sexto mes. Este oligoelemento pertenece a las sustancias esenciales indispensables para el funcionamiento de los nervios, los músculos y del sistema inmunológico. Ahora el bebé también recibe su parte. Una falta de magnesio se hace perceptible a través del dolor muscular, así como de calambres estomacales o musculares.

También se puede detectar en el conteo sanguíneo. En el peor de los casos, una falta puede causar contracciones prematuras. Si el consumo de magnesio de alimentos (carne, pescado, verduras verdes, nueces, harina integral y productos lácteos) no es suficiente, el médico le recetará un suplemento.

A partir de los 6 meses de embarazo, muchas embarazadas sufren cada vez más problemas circulatorios y una caída repentina de la presión arterial. Las razones de esto se pueden encontrar en su constante crecimiento del volumen sanguíneo, el aflojamiento de los vasos sanguíneos por las hormonas del embarazo, así como la creciente carga de peso del bebé.

Los mareos se producen al levantarse tras estar acostada o sentada y sólo duran unos pocos segundos. Los mareos severos, por otra parte, siempre deben consultarse con el médico, su causa es a menudo la falta de hierro, contra lo que ayudan rápida y eficazmente los suplementos de hierro.

Aquí también queda terminantemente prohibido automedicarse. En tales casos, el médico también buscará signos de diabetes durante el embarazo y síntomas de preeclampsia (gestosis). Se ofrece una prueba de diabetes durante el embarazo a todas las mujeres en el sexto mes de embarazo.

La preparación para el parto es cada vez más importante. A más tardar el sexto mes debería haberse tomado la decisión sobre el lugar de nacimiento (hospital, centro de partos o parto en casa). La mayoría de las mujeres ya cuentan desde hace algún tiempo con una comadrona de confianza.

Ahora también deberías pensar en la persona que quieres que te acompañe durante el parto: en la mayoría de los casos ésta será la pareja, pero en algunos casos también un pariente o una buena amiga.

El médico y la comadrona aconsejarán a las madres o a los futuros padres en detalle sobre todas las cuestiones relacionadas con el parto.

Los hospitales y los centros de partos también ofrecen visitas y veladas de presentación para los padres.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/meses-de-embarazo/mes-de-embarazo-6.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: