Canciones infantiles aprender a contar ingles para niños y bebés

Canciones infantiles en inglés para niños: aprender inglés con música

Canciones infantiles  aprender a contar ingles para niños y bebés

Cantar canciones infantiles en inglés con vuestro hijo es una fórmula genial para integrar esta lengua en vuestra vida cotidiana, tanto dentro como fuera de casa.

Siempre que sea posible, procurad utilizar imágenes, animaciones o accesorios relacionados con ellas, ya que favorecerán su comprensión, le animarán a aprendérselas y le servirán para recordarlas.

Antes de familiarizarse con una canción, los niños necesitan escucharla varias veces, pero podéis estar seguros de que muy pronto estarán tarareándola y poco después cantándola. A continuación podéis encontrar varios ejemplos que pueden ayudaros a empezar. ¡Ojalá os suenen a música celestial!

Saludos y rutinas

Si queréis crear el ambiente apropiado para “la hora del inglés”, podéis probar con este vídeo de la simpática y chispeante Hello, Hello (¡Hola, hola!), cargado de imágenes coloridas y gestos llamativos. Este tipo de canciones infantiles en inglés presentan las palabras y frases de la vida diaria de un modo juguetón y fácil de entender, perfecto para los más pequeños.

A medida que vuestro hijo vaya ganando confianza, podéis ayudarle a expresar sus primeras emociones y sentimientos con esta otra, Hello (¡Hola!), donde aparecen saludos como “How are you?” (“¿Cómo estás?”) junto con respuestas adecuadas a su edad: good, great, wonderful, tired, hungry, not so good (bien, muy bien, fenomenal, cansado, hambriento, no muy bien).

Por experiencia sé que la mejor táctica para favorecer el temido momento de ponerse a ordenar es convertirlo en un juego.

Fomentar y celebrar la independencia en todas sus formas constituye una preparación fantástica para el futuro de cualquier niño.

Por ello, escenificar la canción Clean Up  (¡A ordenar!) cuando sea la hora de guardar los juguetes puede convertirse en la señal que dé comienzo a esta (generalmente ingrata) tarea y la convierta poco a poco en un hábito.

Animales

Old McDonald had a farm (El viejo McDonald tenía una granja) viene de fábula para aprender los nombres de los animales de granja y los sonidos que emiten.

Esta festiva melodía contiene numerosas repeticiones, que animan a los prometedores cantantes a entonarla sin parar.

Cuando vuestro hijo domine la versión original, ¿por qué no probáis a sustituir los animales de granja por otros propios de la selva o de lugares diferentes: “Old McDonald had a Parrot…” (“El viejo McDonald tenía un loro…»?   

Por su parte, I have a Pet (Tengo una mascota) combina fantásticamente los nombres y los sonidos de las distintas mascotas. Su alegre melodía y su letra pegadiza tendrán a toda la familia respondiendo a la pregunta “Do you have a pet?” (“¿Tú tienes una mascota?”) en menos que canta un gallo.

Walking in the jungle (De paseo por la selva) muestra animales más exóticos (ranas, monos, tucanes y tigres) en forma de aventura en la selva.

De nuevo, las numerosas repeticiones y los atractivos elementos visuales harán que los jóvenes exploradores se animen a caminar y dar pisotones, saltos y brincos mientras declaran con gran valentía: “We’re not afraid, we’re not afraid!” (“¡No tenemos miedo, no tenemos miedo!”).

Baby Shark (Bebé tiburón) suele convertirse en una de las preferidas por los niños, que se ven rápidamente atraídos por una hambrienta familia de tiburones que echa el ojo a un banco de pececillos muy apetitosos.

Esta canción infantil en inglés es divertida, emocionante y emplea repeticiones y frases muy simples para hablar de los miembros de la familia (baby shark, mama shark, papa shark, grandma shark y grandpa shark [bebé tiburón, mamá tiburón, papá tiburón, abuelo tiburón y abuela tiburón]) y narrar sus andanzas por el mar.  

Colores

Para aprender y consolidar el vocabulario sobre los colores y divertirse a la vez, podéis emplear una versión del “Veo, veo”… a todo color.

Los más pequeños disfrutan siguiendo las instrucciones (“Find something blue!” [“¡Encuentra algo de color azul!”]) de la animación que acompaña a I see something blue (Veo algo azul).

Cuando vuestro hijo se sienta seguro con la canción, ¿por qué no probáis a cantarla mientras jugáis al “Veo, veo” de los colores por vuestra casa?

Una vez que los niños conozcan los colores serán capaces de señalarlos en el arco iris, tanto en el cielo como en la pantalla, con la popular I can sing a rainbow (Puedo cantar un arco iris).  

¿Estás disfrutando de este post? Para recibir una selección de nuestros mejores contenidos en tu email cada mes, suscríbete a nuestros boletines.Suscríbete aquí

Five Little Ducks (Cinco patitos) relata la historia sencilla y atractiva de cinco patitos con su mamá. De nuevo, la repetición es la clave, y aquí aparece en forma de cuenta atrás,desde el 5 hasta el 0, mientras cada uno de los patitos explora por su cuenta los alrededores antes de volver a acurrucarse junto a mamá pata.  

Si queréis seguir practicando, contad a los traviesos monitos de Five Little Monkeys (Cinco monitos) a medida que van cayéndose de la cama. A los niños les encanta reproducir el batacazo de cada monito y dar voz al enfadado doctor cuando les advierte: “No more monkeys jumping on the bed!” (“¡No quiero ver más monos saltando en la cama!”).  

1, 2, 3, 4, 5. Once I Caught a Fish Alive (1, 2, 3, 4, 5. Una vez pesqué un pez) es una canción simpática y animada que ayuda a los niños a dar el paso para contar desde el 5 hasta el 10.

Representad los números con los dedos mientras cantáis, y animad a vuestro hijo a hacerlo también.

¡Será un modo estupendo de que participe, y de ejercitar y fortalecer tanto los músculos de los dedos como su talento para contar en inglés!  

Otra opción muy recomendable para ayudar a contar, además de empezar a presentar la hora, es Hickory Dickory Dock.

Cuando vuestro hijo conozca bien esta canción infantil en inglés, ¿os atrevéis con Hickory Dickory Crash, en la que veréis trepar por el reloj no solo un ratón, sino otros muchos animales? O mejor aún, animadle a añadir los personajes que quiera: “Hickory Dickory Dock, the iguana ran up the clock!” (“Hickory Dickory Dock, la iguana trepó al reloj”).

Interactivas: gestos con manos y pies

Hay canciones sumamente vivas e interactivas, como If you’re happy and you know it! (Si eres feliz y lo sabes) que, según mi experiencia, los niños adoran cantar pero también acompañar dando palmadas, pataleando y gritando “Hurray!” (“¡Hurra!”).  

La pegadiza Head, shoulders, knees and toes (Cabeza, hombros, rodillas y pies) ayuda a aprender fácilmente y con mucho movimiento las partes del cuerpo. Cuando vuestro hijo ya se la sepa, podéis cantarla omitiendo alguna de las partes mencionadas. O quizá probar esta versión tipo clase de aerobic para animales, cada vez más rápida. ¿Preparados?

The wheels on the bus (Las ruedas del autobús) es una canción muy alegre que siempre gusta mucho a los pequeños, especialmente cuando hacen los gestos relacionados con cada verso. De todos ellos, el preferido, sin duda, es… “The babies on the bus go waa, waa, waa!” (“Los niños del autobús hacen ‘¡bua, bua, bua!’”).  

Otro de los grandes clásicos tradicionales es Incy Wincy Spider (La araña Incy Wincy) que, combinada con los gestos para Incy wincy spider, permite que los deditos de los niños representen la historia de la araña al tiempo que desarrollan la motricidad fina.

Cantar y jugar con estas canciones en familia es una manera sencilla de presentar palabras en inglés de forma divertida y participativa.

Si os han gustado estas recomendaciones, visitad LearnEnglish Kids, donde encontraréis una gran variedad de canciones infantiles en inglés; también podéis visitar el canal de  del British Council, donde encontraréis una selección de las canciones infantiles de LearnEnglish Kids.

Finalmente, en Cómo usar rimas para mejorar el inglés de los niños os ofrecemos muchas otras ideas originales para realizar actividades con rimas infantiles en inglés.

Источник: https://www.britishcouncil.es/blog/canciones-infantiles-en-ingles

Canciones para aprender los números

Canciones infantiles  aprender a contar ingles para niños y bebés

Mi bebé y yo

A los niños les encantan las canciones infantiles desde muy pequeñitos. Bailar al ritmo de la música es algo innato que los bebés hacen desde que tienen pocos meses.

Ya de más mayorcitos, también empiezan a tararear canciones y se sienten atraídos por los dibujos animados que bailan al son de la música (de aquí el éxito de películas de animación, como 'Frozen' de Disney, en la que la música tiene un papel muy destacado).

Por lo tanto, la música para niños es una buena herramienta para potenciar el aprendizaje y el desarrollo infantil.

Durante la etapa preescolar, alrededor de los tres añitos, los niños empiezan a aprender cuáles son los números del 1 al 10 y a contar. Una buena manera de facilitarles el aprendizaje de los números y convertirlo en algo divertido, lúdico y, a la vez, muy didáctico, es hacerlo a través de canciones.

A continuación, te ofrecemos tres canciones infantiles de los números, para que los niños aprendan cuáles son los números que van del 1 al 10 y empiecen a contar, por ejemplo, con la ayuda de los animalitos del zoológico. También te ofrecemos las letras completas para facilitarte la divertida tarea de enseñar a tu pequeño a través de la música.

Letra de la canción

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10.

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10.

Vamos a contar con los animales en el zoológico del 1 al 10.

Uno,

Un monito en un árbolito.

Uno,

Un monito que se ríe muy bonito. 

Dos,

Dos elefantes grandullones.

Dos,

Que tocan con sus trompas lindas canciones.

Tres,

Tres conejitos que bailan con ritmo.

Tres, 

Que se ríen sin ningún motivo.

Cuatro,

Cuatro jirafas dormilonas. 

Cuatro,

Que se duermen y fuerte roncan.

Cinco,

Cinco hipopótamos gorditos.

Cinco, 

Que caminan de ladito.

Seis,

Seis avestruces con estilo.

Seis, 

Que se mueven con pasos lindos.

Siete,

Siete ranas que quieren cantar.

Siete,

Que se posan al vocalizar.

Ocho,

Ocho osos que aplauden.

Ocho,

Con ritmo sus brazos sacuden. 

Nueve, 

Nueve cigüeñas que desfilan.

Nueve,

Que se mueven en una línea.

Diez, 

Diez búhos que cierran los ojos.

Diez,

Y yacen en una rama para contarlos. 

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10.

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 (bis).

Canciones infantiles para que los niños aprendan inglés

Canciones infantiles  aprender a contar ingles para niños y bebés

Este domingo se celebra el Día Internacional de la Música, una de las artes más presentes en nuestro día a día. Capaz de alegrarnos, relajarnos cuando nos sentimos inquietos, inspirarnos e incluso motivarnos cuando más lo necesitamos.

Pero, a sus múltiples beneficios,se suma su capacidad para incentivar el aprendizaje, sobre todo, en los más pequeños. Y es que las canciones pueden convertire en la mejor herramienta para que los niños se adentren en un nuevo idioma.

Relacionado: Actividades para que los niños practiquen inglés en casa

La música, una buena forma de aprender una lengua

Los profesores utilizan la música para que los niños asimilen conceptos desde edades muy tempranas. Especialmente, cuando el objetivo es que se sumerjan en un nuevo idioma, como, por ejemplo, el inglés, tan esencial hoy en día.

Tal y como nos explica Kate Regan, directora de Experiencia de aprendizaje de la app Lingokids, al fin y al cabo, se trata de un sonido que deben aprender a escribir, pero también a escucharlo, entenderlo y hablarlo.

Por ello, en esta 'misión', las canciones son nuestras mejores aliadas, puesto que escucharlas no sólo ayuda a mejorar la pronunciación y ampliar vocabulario, expresiones y construcciones gramaticales, sino que también ayudará a que el oído se acostumbre a esa lengua, permitiendo que el pequeño avance con mayor fluidez para llegar a dominarla.

Relacionado: Claves para fomentar el bilingüismo en casa

¿Por qué las canciones son la mejor opción?

La experta apunta a que existen dos motivos que explican que las canciones sean la mejor forma de aprender un nuevo idioma: la repetición y la distensión.

  • Por un lado, los conceptos, los términos y las expresiones en otro idioma se memorizan más fácilmente si se les asigna una melodía. Si una canción cuenta con un estribillo que les llame la atención, lo interiorizarán sin darse apenas cuenta. 
  • Al escuchar música, y sobre todo, al cantarla, el pequeño se deshinibe, incorporando el idioma de una manera natural.

Es más, al cantar una canción en ese idioma, conseguirán pronunciar las palabras de una manera más acertada. Es lógico que, cuando se expresen oralmente, su acento español sea muy marcado. Sin embargo, cuando lo hacen al ritmo de la música, sucede algo 'mágico': que intentan imitar al artista lo máximo posible. Lo que, en efecto, acaba siendo positivo.

Además, diversos estudios han demostrado que la música es capaz de estimular diferentes partes de nuestro cerebro de forma simultánea, lo que favorece el desarrollo de las habilidades que necesitamos para aprender una lengua extranjera.

Tanto es así, que hasta se ha llegado a afirmar que los músicos presentan más facilidad para dominar otras lenguas.

Además, no hay excusas. Es un método que se puede incorporar a cualquier rutina diaria: en el camino hacia el colegio, mientras se duchan…

Relacionado: Consejos para que aprender idiomas no te genere ansiedad

La importancia de escoger las canciones adecuadas

Karen Regan nos detalla que uno de los temas más populares de la música anglosajona, Imagine, de John Lennon, suele ser uno de los más escogidos para iniciarse en el inglés.  

Pero existen otras opciones adaptadas a los niños. Ya que, en su caso, lo ideal es buscar melodías repetitivas y pegadizas. Y, con el objetivo de garantizar todavía más su aprendizaje, tienen que ir acompañadas de imágenes que refuerzan visualmente la letra de la canción.

Si os animáis a poner en práctica este método en casa, os dejamos aquí una pequeña lista para comenzar:

  • If you're happy. Es un auténtico clásico del repertorio infantil. Su estribillo es de lo más pegadizo, y su melodía tan dulce que conquistará a los más pequeños.
  • Head, shoulders, knees and toes. Este tema musical viene con coreografía incorporada, y sevirá para que los niños aprendan diferentes partes del cuerpo.
  • Rain, rain, go away. Otra canción que enamorará a los niños con su letra sonora.
  • Itsy, bitsy spider, que cuenta todas las aventuras de una adorable araña un día de lluvia.
  • Old McDonald had a farm. Esta canción es incluso más conocida que If you're happy, su melodía te sonará familiar, y además, tus hijos asimilarán los nombres de varios animales.
  • I have a pet, que también repasa los sonidos y nombres de diferentes mascotas.
  • Baby shark. Seguro que recuerdas este tema que se convirtió en todo un fenómeno en la red. Gracias a ella, repasarán todos los miembros de una familia (de tiburones).
  • 1, 2, 3, 4, 5. Once I Caught a Fish Alive, con la que aprenderán a contar.
  • I see something blue. Se trata de una canción que requiere mucha atención, ya que deben identificar diversos colores.
  • Hello! para empezar a saludar y expresar cómo se sienten.

Relacionado: Canciones en inglés para niños, el método ideal para aprender

Источник: https://www.hola.com/ninos/20200619170581/canciones-infantiles-aprender-ingles/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: