Canciones infantiles navidad ingles reino unido para niños y bebés

Nuestra selección de actividades de Navidad en inglés para niños

Canciones infantiles  navidad ingles reino unido para niños y bebés

En esta época del año, uno de los deseos más reiterados es pasar más tiempo en casa con la familia y aprovechar al máximo todos esos preciosos momentos para descansar y disfrutar de un tiempo de calidad con nuestros hijos. Tanto si os visita Papá Noel como si son los Reyes Magos (¡o todos ellos!), la alegría de los niños por la Navidad puede venirnos de maravilla también para realizar algunas actividades muy divertidas (¡en inglés, por supuesto!).

Calendario de Navidad (Christmas calendar) para usar el inglés cada día

Una de las costumbres navideñas más extendidas en el Reino Unido es la “cuenta atrás” hasta el 25 de diciembre.

Desde que empieza este mes, los niños británicos van abriendo cada día una ventanita de su calendario de Adviento para comerse la chocolatina que se encuentra tras ella.

Esta actividad, que tanto gusta a los peques y que les va preparando para celebrar estas fiestas, resulta perfecta para adaptarla creando vuestro propio calendario de Navidad o de Reyes… con inglés incorporado.

Lo primero que necesitáis es pensar en el número de días que va a tener vuestro calendario. Tradicionalmente se cuenta desde el 1 hasta el 25 de diciembre, con una sorpresa especial para el día de Navidad.

Pero no hay nada que impida empezar a mediados de diciembre, por ejemplo, y contar hasta el día de Reyes.

Se trata de un calendario personalizado solo para vosotros, por lo que no es necesario respetar escrupulosamente las fechas.

Una forma muy sencilla de hacer vuestro calendario es pegar unos cuantos sobres (uno para cada día) en un cartón o cartulina grande.

Podéis decorar con vuestro hijo tanto el soporte como los sobres con motivos navideños, e ir nombrando cada uno de los objetos representados mientras los vais haciendo.

¡No olvidéis aprovechar para repasar los números en inglés cuando coloquéis los sobres!

A continuación es el momento de pensar en lo que vais a meter dentro. En vez del poco saludable aunque delicioso chocolate, pensad en cosas divertidas para hacer cada día.

Podéis representarlas mediante dibujos o escribirlas con palabras sencillas en inglés, dependiendo de la edad de vuestro hijo. Por ejemplo, si lo que queréis es tomaros una taza de chocolate, podéis pedir a vuestro hijo que lo escriba (“Drink hot chocolate”) o que lo dibuje.

Necesitaréis de 15 a 25 ideas distintas, para lo que podéis inspiraros en Pinterest.

Es un modo estupendo de repasar el vocabulario navideño en inglés e ir aprendiendo palabras o expresiones nuevas.

Y no todas las actividades tienen que ser necesariamente de temática navideña; podéis incluir algunas que simplemente requieran pasar tiempo juntos haciendo algo que os gusta durante esos días de fiesta, como watch a Disney movie (ver una peli de Disney), bake cookies (hacer galletas), read a book together (leer un libro juntos), go shopping (ir de compras), put up the Christmas decorations (poner los adornos de Navidad), etc. Aquí tenéis más ideas para calendarios de Adviento y Navidad.

Es muy importante que vuestro hijo colabore aportando sus ideas, que podéis traducir después al inglés.

Cuando llegue el día concreto, sobre todo en los más cercanos al final, probablemente se habrá olvidado de qué contenía cada sobre, así que podréis hacer un pequeño juego de memoria y preguntarle “What’s inside?” (“¿Qué hay dentro?”) o “Can you guess/remember what’s inside for today?” (“¿Adivinas/Te acuerdas de qué hay dentro hoy?”). De este modo, cada uno de los días de Adviento o Navidad tendréis actividades sorpresa con las cuales introduciréis el inglés en vuestra vida cotidiana.

Mientras escribís y decoráis las tarjetas de vuestro calendario no olvidéis alimentar el espíritu navideño con canciones festivas como estas de LearnEnglish Kids, que os servirán para reforzar todo el vocabulario que habéis estado practicando y os ayudarán con la pronunciación y el reconocimiento de palabras concretas. Podéis encontrar más música de Navidad en nuestra entrada sobre villancicos y canciones navideñas en inglés.

Felicitaciones de Navidad (Christmas cards)

Uno de esos pequeños placeres casi olvidados es poner los sellos en los sobres y llevar vuestras felicitaciones de Navidad al buzón para que les lleguen a los miembros de vuestra familia.

Puede parecer algo del pasado, y sin embargo es una actividad muy gratificante para los niños, aunque solo escriban una tarjeta para los abuelos, o alguna más para que vuestros parientes más cercanos la coloquen en el árbol, en la estantería o en la chimenea.

Lo bueno de las tarjetas navideñas es que ofrecen la oportunidad a los niños de presumir de caligrafía y, si se animan, de inglés. Con un sencillo “Merry Christmas” y “Love from…

” (“Feliz Navidad”… “Con cariño”), vuestro hijo se sentirá orgulloso de haber sido capaz de felicitar la Navidad en inglés.

Los niños de cursos superiores tienen aquí una magnífica ocasión para contar además en pocas líneas lo que han hecho últimamente, los exámenes, sus amigos, sus aficiones, etc., y cómo se sienten por el Año Nuevo y por ser un poco más mayores.

¿Estás disfrutando de este post? Para recibir una selección de nuestros mejores contenidos en tu email cada mes, suscríbete a nuestros boletines.Suscríbete aquí

Decorar la casa con la ayuda de los niños y fabricar vuestros propios adornos es un modo fantástico de fomentar su creatividad y animarles a que os enseñen todo el vocabulario sobre material escolar que han aprendido en la clase de inglés. Para hacer adornos no es necesaria mucha preparación, solo algo de material básico para manualidades que, seguro, vuestros hijos pueden ir nombrando en inglés, como scissors, glue y sellotape (tijeras, pegamento y cinta adhesiva).

Uno de los elementos de decoración navideña más populares son las cadenetas de papel, que se cuelgan en el árbol de Navidad o de un lado a otro del salón. Si sois de los que guardan el papel de regalo de los cumpleaños, esta es una manera divertida de reutilizarlo. En el caso de que el papel no sea muy navideño, podéis decorarlo con purpurina.

Cortad el papel en tiras, doblad una para formar un aro y ponedle pegamento o celo en cada extremo para cerrarla. Después pasad la siguiente tira por el agujero del aro y pegad los extremos con el fin de formar otro aro. Continuad así hasta que la cadeneta alcance la longitud deseada.

Cuando hayáis terminado, ponedle un poco de pegamento por encima y espolvoread generosamente con purpurina.

Aparte de practicar frases como “Pass the glue, please” (“Pásame el pegamento, por favor”), “Can you help me?” (“¿Me ayudas, por favor?”), “Can I have the sellotape” (“¿Me pasas el celo?”), etc.

, usaréis otras como “This looks great!” (¡Está quedando estupendo!), “What a beautiful paper chain!” (“¡Qué cadeneta tan bonita!”), “Is this long enough?” (“¿Es suficientemente larga?”), “Shall we make it longer?” (“¿La hacemos un poco más larga?”).

Además, podéis practicar con vuestro hijo el pensamiento crítico, tan de moda en educación, preguntándole en inglés de qué cree que va la Navidad.

Probablemente mencionará no solo los “presents” (regalos), sino también “family”, “home”, “love”, “baby Jesus” (familia, hogar, amor, Niño Jesús)… así que ¿por qué no convertir todo esto en adornos navideños y colgarlos en distintos lugares de vuestra casa? Si os sentís inspirados, aquí tenéis otras manualidades navideñas.

Bizcocho de Navidad (Christmas baking) con niños

Si os gustó mi última entrada sobre recetas en inglés para niños, esta receta navideña os encantará.

¿Qué puede ser más sencillo que hacer un bizcocho de chocolate y decorarlo con glaseado de color verde y unos cuantos Lacasitos®? Cuando disponemos de un poco más de tiempo libre durante las vacaciones o el fin de semana, resulta divertido hacer dulces en familia, sea cual sea la edad de los niños, y además podéis hacerlo en inglés, repasando su vocabulario mientras preparáis algo con lo que todos os chuparéis los dedos. Es una manera muy eficaz de despegar a los adolescentes de la pantalla y conseguir que os echen una mano en la cocina, donde podrán presumir de vocabulario aludiendo a todos los ingredientes que utilicéis. Un truco que a mí siempre me funciona es hacerse un poco el “tonto”, fingiendo que habéis olvidado o que no sabéis el nombre de algún alimento o utensilio en inglés.  

Escondite (Hide and Seek) con los Reyes Magos

Una última actividad en inglés, que os vendrá muy bien para quemar las calorías del bizcocho de Navidad, es jugar al escondite con los Reyes Magos. Si tenéis puesto el belén, puede ser divertido esconder por la casa la figura de uno de los Reyes.

Decidle a vuestro hijo que “Baltazar” se ha perdido cuando venía desde Oriente y tiene que encontrarlo averiguando dónde está. Animadle a preguntar, por ejemplo: “Is he in the living room?” (“¿Está en la sala de estar?”).

Practicad frases con las distintas partes de la casa y pasad después a ubicaciones más concretas, como “Is he behind the sofa?” (“¿Está detrás del sofá?”), y así combinaréis tanto el vocabulario referente a los muebles como las preposiciones, hasta que encuentre la figura.

Podéis añadir una pequeña recompensa a su esfuerzo, como una moneda de chocolate… ¡o algo sin azúcar, como un cariñoso abrazo!

Como habéis visto, no hay excusa para no disfrutar realizando actividades en inglés con vuestros hijos durante la Navidad. Y nunca se sabe, ¡puede que a lo largo de las vacaciones incluso acaben enseñando a los abuelos algunas de las palabras que han aprendido!

Источник: https://www.britishcouncil.es/blog/actividades-navidad-ingles-para-ninos

Canciones infantiles para que los niños aprendan inglés

Canciones infantiles  navidad ingles reino unido para niños y bebés

Este domingo se celebra el Día Internacional de la Música, una de las artes más presentes en nuestro día a día. Capaz de alegrarnos, relajarnos cuando nos sentimos inquietos, inspirarnos e incluso motivarnos cuando más lo necesitamos.

Pero, a sus múltiples beneficios,se suma su capacidad para incentivar el aprendizaje, sobre todo, en los más pequeños. Y es que las canciones pueden convertire en la mejor herramienta para que los niños se adentren en un nuevo idioma.

Relacionado: Actividades para que los niños practiquen inglés en casa

La música, una buena forma de aprender una lengua

Los profesores utilizan la música para que los niños asimilen conceptos desde edades muy tempranas. Especialmente, cuando el objetivo es que se sumerjan en un nuevo idioma, como, por ejemplo, el inglés, tan esencial hoy en día.

Tal y como nos explica Kate Regan, directora de Experiencia de aprendizaje de la app Lingokids, al fin y al cabo, se trata de un sonido que deben aprender a escribir, pero también a escucharlo, entenderlo y hablarlo.

Por ello, en esta 'misión', las canciones son nuestras mejores aliadas, puesto que escucharlas no sólo ayuda a mejorar la pronunciación y ampliar vocabulario, expresiones y construcciones gramaticales, sino que también ayudará a que el oído se acostumbre a esa lengua, permitiendo que el pequeño avance con mayor fluidez para llegar a dominarla.

Relacionado: Claves para fomentar el bilingüismo en casa

¿Por qué las canciones son la mejor opción?

La experta apunta a que existen dos motivos que explican que las canciones sean la mejor forma de aprender un nuevo idioma: la repetición y la distensión.

  • Por un lado, los conceptos, los términos y las expresiones en otro idioma se memorizan más fácilmente si se les asigna una melodía. Si una canción cuenta con un estribillo que les llame la atención, lo interiorizarán sin darse apenas cuenta. 
  • Al escuchar música, y sobre todo, al cantarla, el pequeño se deshinibe, incorporando el idioma de una manera natural.

Es más, al cantar una canción en ese idioma, conseguirán pronunciar las palabras de una manera más acertada. Es lógico que, cuando se expresen oralmente, su acento español sea muy marcado. Sin embargo, cuando lo hacen al ritmo de la música, sucede algo 'mágico': que intentan imitar al artista lo máximo posible. Lo que, en efecto, acaba siendo positivo.

Además, diversos estudios han demostrado que la música es capaz de estimular diferentes partes de nuestro cerebro de forma simultánea, lo que favorece el desarrollo de las habilidades que necesitamos para aprender una lengua extranjera.

Tanto es así, que hasta se ha llegado a afirmar que los músicos presentan más facilidad para dominar otras lenguas.

Además, no hay excusas. Es un método que se puede incorporar a cualquier rutina diaria: en el camino hacia el colegio, mientras se duchan…

Relacionado: Consejos para que aprender idiomas no te genere ansiedad

La importancia de escoger las canciones adecuadas

Karen Regan nos detalla que uno de los temas más populares de la música anglosajona, Imagine, de John Lennon, suele ser uno de los más escogidos para iniciarse en el inglés.  

Pero existen otras opciones adaptadas a los niños. Ya que, en su caso, lo ideal es buscar melodías repetitivas y pegadizas. Y, con el objetivo de garantizar todavía más su aprendizaje, tienen que ir acompañadas de imágenes que refuerzan visualmente la letra de la canción.

Si os animáis a poner en práctica este método en casa, os dejamos aquí una pequeña lista para comenzar:

  • If you're happy. Es un auténtico clásico del repertorio infantil. Su estribillo es de lo más pegadizo, y su melodía tan dulce que conquistará a los más pequeños.
  • Head, shoulders, knees and toes. Este tema musical viene con coreografía incorporada, y sevirá para que los niños aprendan diferentes partes del cuerpo.
  • Rain, rain, go away. Otra canción que enamorará a los niños con su letra sonora.
  • Itsy, bitsy spider, que cuenta todas las aventuras de una adorable araña un día de lluvia.
  • Old McDonald had a farm. Esta canción es incluso más conocida que If you're happy, su melodía te sonará familiar, y además, tus hijos asimilarán los nombres de varios animales.
  • I have a pet, que también repasa los sonidos y nombres de diferentes mascotas.
  • Baby shark. Seguro que recuerdas este tema que se convirtió en todo un fenómeno en la red. Gracias a ella, repasarán todos los miembros de una familia (de tiburones).
  • 1, 2, 3, 4, 5. Once I Caught a Fish Alive, con la que aprenderán a contar.
  • I see something blue. Se trata de una canción que requiere mucha atención, ya que deben identificar diversos colores.
  • Hello! para empezar a saludar y expresar cómo se sienten.

Relacionado: Canciones en inglés para niños, el método ideal para aprender

Источник: https://www.hola.com/ninos/20200619170581/canciones-infantiles-aprender-ingles/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: