Causas de la tartamudez en niños

Tartamudez

Causas de la tartamudez en niños
Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/stuttering.html

La tartamudez es un trastorno del habla que causa interrupciones en la fluidez al hablar. Estas interrupciones o bloqueos, llamadas disfluencias, consisten en:

  • Repetir sonidos, sílabas o palabras
  • Estirar un sonido
  • Detenerse repentinamente en medio de una sílaba o palabra

En ocasiones, junto con el tartamudeo, se puede presentar movimientos de cabeza, parpadeo rápido o temblores en los labios. La tartamudez puede empeorar cuando está estresado, emocionado o cansado.

La tartamudez puede ser frustrante, porque sabe exactamente lo que quiere decir, pero tiene problemas para decirlo. Puede dificultar comunicarse con otras personas. Esto puede causar problemas en la escuela, el trabajo y las relaciones.

¿Qué causa la tartamudez?

Hay dos tipos principales de tartamudeo y tienen diferentes causas:

  • La tartamudez del desarrollo es el tipo más común. Comienza en los niños pequeños cuando todavía están aprendiendo el habla y el lenguaje. Muchos niños tartamudean cuando empiezan a hablar. La mayoría de ellos lo supera. Pero algunos continúan tartamudeando y no se conoce la causa exacta. Hay diferencias en el cerebro de las personas que continúan tartamudeando. La genética también puede jugar un papel, ya que este tipo de tartamudeo puede ser hereditario
  • La tartamudez neurogénica puede ocurrir después de un accidente cerebrovascular, trauma cerebral u otro tipo de golpe en la cabeza. Debido a la lesión, el cerebro tiene problemas para coordinar las diferentes partes del cerebro involucradas en el habla

¿Quién está en riesgo de tartamudear?

La tartamudez puede afectar a cualquier persona, pero es mucho más común en los niños que en las niñas. Los niños más pequeños tienen más probabilidades de tartamudear. Cerca del 75 por ciento de los niños que tartamudean lo superarán. Para los demás, la tartamudez puede continuar toda la vida.

¿Cómo se diagnostica la tartamudez?

La tartamudez suele ser diagnosticada por un patólogo del habla y el lenguaje (fonoaudiólogo).

Es un profesional de la salud capacitado para evaluar y tratar a personas con trastornos de la voz, el habla y el lenguaje.

Si usted o su hijo tartamudea, su profesional de la salud puede derivarlo a un patólogo del habla y el lenguaje. O en algunos casos, el maestro de un niño puede referirlo.

El patólogo del habla y el lenguaje puede hacer un diagnóstico al:

  • Evaluar de la historia del caso, como cuándo se notó por primera vez la tartamudez, con qué frecuencia ocurre y en qué situaciones
  • Escuchar hablar a usted o a su hijo, analizando el tartamudeo
  • Evaluar las habilidades del habla y el lenguaje de usted o de su hijo, incluyendo la capacidad de comprender y usar el lenguaje
  • Preguntar sobre el impacto de la tartamudez en usted o en la vida de su hijo
  • Averiguar si en su familia hay otros casos de tartamudez
  • Para un niño, considerar qué tan probable es que lo supere cuando crezca

¿Cuáles son los tratamientos para la tartamudez?

Existen diferentes tratamientos que pueden ayudar con la tartamudez. Algunos de estos pueden ayudar a una persona, pero no a otra.

Un trabajo conjunto con el patólogo del habla y el lenguaje ayudará a encontrar el mejor plan para usted o su hijo.El plan debe tener en cuenta por cuánto tiempo ha tartamudeado y si hay otros problemas del habla o del lenguaje.

Para un niño, el plan también debe tener en cuenta su edad y si es probable que supere la tartamudez cuando crezca.

Es posible que los niños más pequeños no necesiten terapia de inmediato. Sus padres y maestros pueden aprender estrategias para ayudar al niño a practicar el habla, lo que puede ayudar en algunos casos.

Como padre, es importante mostrarse tranquilo y relajado cuando su hijo habla. Si su hijo se siente presionado, puede resultarle más difícil hablar.

Es probable que el patólogo del habla y el lenguaje quiera evaluar a su hijo con regularidad para ver si necesita tratamiento.

La terapia del habla puede ayudar a niños y adultos a minimizar la tartamudez. Algunas técnicas incluyen:

  • Hablar más despacio
  • Controlar la respiración
  • Avanzar en el habla en forma gradual, desde respuestas de una sola sílaba hasta palabras más largas y oraciones más complejas

Para los adultos, los grupos de autoayuda pueden ayudar a encontrar recursos y apoyo para enfrentar los desafíos de la tartamudez.

Hay dispositivos electrónicos para ayudar con la fluidez, pero es necesario investigar más para ver si realmente ayudan a largo plazo. Algunas personas han probado medicamentos que suelen tratar otros problemas de salud como la epilepsia, la ansiedad o la depresión. Pero estos medicamentos no están aprobados para la tartamudez y, a menudo, tienen efectos secundarios.

NIH: Instituto Nacional de la Sordera y otros Trastornos de la Comunicación

Источник: https://medlineplus.gov/spanish/stuttering.html

Tartamudez, qué la causa y cómo se trata

Causas de la tartamudez en niños

También denominada disfemia, la tartamudez es un trastorno del habla que afecta a la fluidez y la continuidad normal de esta. Las personas que la padecen saben lo que quieren decir, pero tienen dificultades para hacerlo y a menudo hablan con interrupciones o ‘disritmias’.

La mayoría de las personas producen disritmias alguna vez al estar nerviosas, hablar en público, etc. el problema es cuando estas disritmias se producen muy a menudo y dificultan la comunicación con los demás.

Según datos de la Fundación Española de la Tartamudez, en nuestro país tartamudean de forma habitual alrededor del 2% de adultos y 5% de los niños tartamudean, unas 800.000 personas.

Unos 72 millones en todo el mundo.

¿Por qué se produce el tartamudeo?

Al contrario de lo que se ha pensado durante años, el tartamudeo en la mayoría de los casos no es un trastorno psicológico ni es fruto de ningún trauma, sino un que se presenta durante la infancia debido a un problema en el desarrollo del lenguaje, mientras se desarrollan las habilidades del habla y del lenguaje. Algunos científicos creen que se produce cuando las habilidades del habla y del lenguaje de los niños no alcanzan a cubrir las demandas verbales del niño. No se conocen exactamente las causas, pues se cree que son varios los factores que influyen en su aparición.

1. Factores genéticos

Si en la familia hay alguna persona que padece tartamudeo, es más probable desarrollarlo debido a ciertas anomalías hereditarias. De hecho, en 2010, investigadores del Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación de Estados Unidos (NIDCD, por sus siglas en inglés) aseguraron haber han identificado cuatro mutaciones genéticas asociadas con el tartamudeo.

2. Anomalías en el control motor del habla

Que pueden provocar anomalías en la coordinación temporal, sensorial y motora.

Existe otro tipo de tartamudeo que no tiene que ver con el desarrollo, el tartamudeo neurogénico, que es el que ocurre después de un traumatismo o un accidente cerebrovascular que producen una lesión en el cerebro que afecta a la zona del habla.

¿Cómo se identifica?

Se calcula que alrededor del 5 al 10% de todos los niños tartamudearán durante alguna etapa de su vida, por lo que es bastante normal que ocurra en algún momento durante el desarrollo del lenguaje, y se da sobre todo en niños. 

Sin embargo, lo habitual es que este desaparezca después de semanas o pocos meses y que el desarrollo del lenguaje vuelva a ser normal al cabo de un tiempo. Cuando esto no ocurre, y el tartamudeo se prolonga en el tiempo, deber ser tratado para que no se convierta en algo crónico o para minimizarlo al máximo.

Los rasgos más comunes del tartamudeo son:

  • Dificultad para comenzar una palabra o frase u oración.
  • Prolongación de una palabra o sonido dentro de una palabra
  • Repetición de un sonido (sobre todo si empiezan por k, g y t), sílaba, palabra o incluso frases.
  • Silencios y pausas breves entre sílabas o palabras.
  • Uso de palabras o sonidos adicionales cuando se tienen dificultades para continuar.

Estas dificultades suelen ir acompañas por ciertos ‘tics’ debidos a la ansiedad producida por no poder comunicarse con normalidad, como:

  • Tensión excesiva, rigidez.
  • Movimientos de la cara y la cabeza cuando se presentan dificultades para pronunciar.
  • Puños cerrados.
  • Parpadeo rápido.
  • Temblor de los labios y la mandíbula

Estos síntomas empeoran en situaciones de estrés, cuando la persona está emocionada o se siente cansada o cohibida. Y no suelen aparecer cuando habla consigo misma, leen en voz alta o cuando hablan al unísono o cantan.

Aunque los síntomas sean muy evidentes, siempre deberá ser un profesional en logopedia o un fonoaudiólogo el que lo diagnostique el trastorno mediante pruebas observacionales y entrevistas, haga el pronóstico y recomiende el tratamiento más adecuado.

La evaluación incluiría una serie de pruebas, observaciones y entrevistas encaminadas a calcular el riesgo de que el niño siga teniendo problemas de tartamudez.

¿Tiene cura?

A través del diagnóstico, el profesional puede calcular el riesgo de que un niño siga teniendo problemas de tartamudez en la edad, pero, al no tratarse de una ciencia exacta, el tratamiento debe ser lo más temprano posible para minimizar las posibilidades de que esto ocurra. 

En la actualidad, existen varios tratamientos encaminados a que los pacientes logren hablar con más soltura, a comunicarse de un modo más eficaz y a que participen activamente en su vida diaria, ya sea en el colegio, en el trabajo o durante las relaciones sociales. Y es que, la mayor complicación de la tartamudez es que el temor a hablar les lleve a un aislamiento social.

Entre las terapias más utilizadas encontramos:

•Terapia del habla. En la que se enseña a los pacientes a reducir la velocidad del habla y a detectar cuándo tartamudean, entre otras cosas, para conseguir un patrón mucho más fluido e inteligible.

Terapia cognitiva-conductual. Se trata de una psicoterapia encaminada a identificar y controlar los pensamientos y situaciones que provocan estrés que provoca más tartamudeo y controlar la ansiedad o los problemas de autoestima derivados del tartamudeo.

•Interacción padres-hijos. O el entorno más cercano al paciente. El terapeuta les da unas pautas para mejorar la vida del paciente, como escucharlos atentamente, no corregirles, hablar con naturalidad del problema, etc. La Fundación Española de la Tartamudez ha editado una Guía para Padres en la que los padres encontrarán información muy útil al respecto.

•Dispositivos electrónicos. En la actualidad existen dispositivos electrónicos destinados a mejorar la fluidez del habla.

Se llevan puestos durante las actividades cotidianas y ayudan al paciente reproduciendo digitalmente en el oído una versión un poco alterada de la voz de quien lo usa, de modo que suena como si estuviera hablando al mismo tiempo con otra persona y ayudan a reducir la velocidad del habla.

•Fármacos. No es habitual y sus beneficios no están del todo probados, pero existen algunos medicamentos, como algunos para tratar la ansiedad o la epilepsia, que pueden ayudar a controlar algunos síntomas.

Con la combinación de estas terapias, mejorará significativamente la calidad de vida del paciente, ya sea optimizando la comunicación e interacciones con los otros, como a nivel psicológico elevando su autoestima y reduciendo su nivel de ansiedad.

Источник: https://www.20minutos.es/noticia/4035003/0/tartamudez-causa-tratamiento/

Tartamudeo en niños y otras cuestiones sobre la tartamudez

Causas de la tartamudez en niños

En esta página se contestan una serie de consultas sobre el tartamudeo. En concreto sobre qué hacer cunando un niño comienza a tartamudear y como tratarlos, en qué consiste el tartamudeo y como se trata con los adultos. Finalmente se incluye un enlace al nuevo libro Deja de sufrir por la tartamudez del Dr. García Higuera.

Dr. José Antonio García Higuera

Luis planteó el siguiente problema:

Mi hijo tiene problemas de tartamudeo desde la edad de 3 años. En la actualidad tiene 8 años. Le pido información sobre el mejor manejo que le puedo dar a esta situación. Mil gracias

No se conocen las posibles causas del tartamudeo. Sin embargo, se sabe que la ansiedad influye y que cuando el tartamudo está nervioso habla mucho peor. De hecho mucha gente de habla normal tartamudea en circunstancias de ansiedad.

El sistema motor fino, que utilizamos para hablar, se descontrola fácilmente bajo circunstancias de estrés.

En esos momentos nos tiemblan las manos y cuando estamos nerviosos es difícil enhebrar una aguja y nuestra laringe y lengua fallan en la pronunciación.

El tartamudo pronuncia las palabras unas veces bien y otras mal. Depende, entre otras cosas, del nivel de excitación que tenga, que puede ser debido a la ansiedad, u otra causa.

Puede dar la impresión de que tartamudea porque quiere; pero en realidad lo hace porque está nervioso.

Por eso si se le pide que hable bien, cuando lo está haciendo mal, en lugar de ayudarle estamos incrementando su ansiedad y haciendo que empeore su habla.

El problema se complica cuando el propio tartamudeo se convierte en fuente de ansiedad, ya sea porque los compañeros se ríen o porque los padres regañan o simplemente porque se tiene la sensación de haber perdido el control de los propios actos, y a la vista de todos. Entonces se entra en un círculo vicioso en el que se tartamudea porque se está nervioso y se está nervioso porque se tartamudea.

La predicción del tartamudo de cómo va a hablar es determinante de su fallo.

Si se chequea y no ve indicios de que vaya a tartamudear, se relaja y habla con seguridad con lo que la probabilidad de tartamudear disminuye y se siente más seguro con lo que hablará mejor, entra entonces en un periodo de habla buena.

Si considera que los signos corporales le avisan de que va a hablar mal, se pone nervioso y su predicción se cumple. Entra entonces en una espiral hacia abajo que le lleva a una época de tartamudeo y sufrimiento.

Tratamiento en los niños

Es difícil como padres aceptar los problemas de nuestros hijos, los queremos perfectos y felices; verlos sufrir y limitados causa frustración; pero esta es una de las labores de los padres: aceptar a nuestros hijos como son y no intentar que sean como nos gustan.

Por eso es conveniente no corregirle ni obligarle a hablar bien. Es recomendable ignorar su tartamudeo y por contra charlar con él cuando se le ve hablando con normalidad. Es importante no exigirle lo que está por encima de sus posibilidades.

Los niños suelen recuperarse del tartamudeo sin mayores esfuerzos. Mientras que la tartamudez es corriente entre los más pequeños se hace más rara con la edad.

Cuando se convierte en un problema hay que acudir a un profesional que lo trate.

Se puede consultar a un logopeda, le ayudará a pronunciar las letras y las palabras en las que tiene mayor dificultad lo que puede darle confianza para sentir el control de su aparato fonador y le resolverá el problema.

Si no te da resultado acude a un psicólogo, dará un tratamiento más global a las complicaciones de ansiedad, y las personales y familiares que se hayan articulado alrededor del tartamudeo.

Tratamiento psicológico del tartamudeo

El origen el tartamudeo puede ser un problema de tipo fisiológico en el aparato fonador y que su causa no sea psicológica; pero en su origen puede haber un proceso psicológico y lo que es indudable es que la ansiedad puede ser un factor que agrave de forma muy notable su problema.

Por otro lado las dificultades en el habla pueden dar lugar a problemas psicológicos.

El tartamudo puede inhibir su actividad social, puede tener miedo a relacionarse con personas de otro sexo, puede sentirse inferior por tener un problema que los demás no tienen, puede dejar de afrontar metas que si no tartamudearan tratarían de alcanzar, pueden desarrollar un autoconcepto de tartamudo como persona limitada, etc.

Cuando existen alteraciones psicológicas, ganar control sobre el habla, realizando ejercicios puede que no sea suficiente. Si la ansiedad es grande cualquier intervención sobre el habla puede incrementarla y hacer que se hable peor, por lo que los ejercicios que tienen por objeto el entrenamiento en hablar bien fracasan y es preciso un tratamiento psicológico especializado.

Consulta el nuevo libro: «Deja de sufrir por la tartamudez». En él se plantean una serie de ejercicios para superar los límites psicológicos que impone la tartamudez. Se hace con detalle, de manera práctica y asequible para quien desee vivir una vida en la que su tartamudez deje de tener importancia. Puedes acceder a una amplia información sobre este libro pinchando aquí.

Источник: https://www.cop.es/colegiados/m-00451/tarta.html

Causas de la tartamudez

Los médicos y los científicos no están completamente seguros de por qué tartamudean algunos niños. La mayoría de los expertos creen que hay varias cosas que contribuyen a la tartamudez, como un problema en la forma en que los mensajes del cerebro interactúan con los músculos y las partes del cuerpo que se utilizan para hablar.

Muchos de ellos creen que la tartamudez puede tener un origen genético. Los niños con tartamudez tienen el triple de probabilidades de tener un pariente cercano que tartamudea o que tartamudeaba.

¿Cuáles son los signos de la tartamudez?

Los primeros signos de la tartamudez tienden a aparecer cuando el niño tiene en torno a 18-24 meses de edad.

A esta edad, tiene lugar un aumento del vocabulario y los niños empiezan a unir las palabras para formar frases.

Para los padres, la tartamudez puede ser molesta y frustrante, pero es natural que los niños tartamudeen algo durante esta etapa. Tenga la mayor paciencia posible con su hijo.

Un niño puede tartamudear durante varias semanas o varios meses, y la tartamudez puede ir y venir. La mayoría de los niños que empiezan a tartamudear antes de los 5 años dejan de hacerlo sin necesitar ningún tipo de ayuda, como la logopedia.

Pero, si su hijo tartamudea mucho, su tartamudez empeora o va acompañada de movimientos faciales o corporales, es una buena idea consultar a un logopeda cuando su hijo tenga unos 3 años.

La tartamudez se reduce cuando los niños inician la enseñanza primaria y empiezan a mejorar sus habilidades comunicativas. Lo más probable es que un niño en edad escolar que continúe tartamudeando sea consciente de su problema y se avergüence de él. Sus amigos y sus compañeros de clase pueden llamarle la atención por tartamudear e, incluso, burlarse de él.

Si le ocurre esto con su hijo, hable con su maestro, que puede abordar el tema en clase con los niños. Además, el maestro también puede reducir las situaciones estresantes en que su hijo tenga que hablar hasta que inicie las sesiones de logopedia.

Cuándo pedir ayuda

Si su hijo tiene 5 años y sigue tartamudeando, hable con su médico o con un logopeda (patólogo del habla y del lenguaje). Consulte a un patólogo del habla y del lenguaje si su hijo:

  • intenta evitar situaciones que requieren que hable
  • cambia palabras por miedo a tartamudear
  • presenta movimientos faciales o corporales junto con el tartamudeo
  • repite palabras completas y frases a menudo y de forma consistente
  • repite sonidos y sílabas con mayor frecuencia
  • su habla suena forzada 

Hable también con el terapeuta si:

  • percibe una mayor tensión facial u opresión en los músculos que utiliza al hablar
  • percibe una tensión vocal que genera un habla más aguda o de mayor volumen
  • tiene otras preocupaciones relacionadas con el habla de su hijo

La mayoría de las escuelas ofrecen pruebas y un tratamiento adecuado si la tartamudez dura 6 meses o más.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Intente seguir estos pasos para ayudar a su hijo:

  • No exija a su hijo que hable con precisión o correctamente todo el tiempo. Deje que hablar sea algo divertido y con lo que su hijo pueda disfrutar.
  • Aproveche las comidas familiares para conversar. Evite las distracciones, como la radio o la televisión.
  • Evite correcciones o críticas, como «habla más lento», «tómate tu tiempo» o «respira hondo». Este tipo de comentarios, aunque se hagan con buena intención, solo lograrán que su hijo se sienta más inseguro y/o acomplejado.
  • Evite que su hijo hable o lea en voz alta cuando se sienta incómodo o cuando aumente su tartamudez. Contrariamente, motívelo en esos momentos a participar en actividades en las que no tenga que hablar mucho.
  • No interrumpa a su hijo ni le diga que vuelva a empezar.
  • No le diga tampoco que piense antes de hablar.
  • Trate de que haya una atmósfera tranquila en su casa. Intente hacer más lento el ritmo de la vida familiar.
  • Hable de forma lenta y clara cuando converse con su hijo o con otras personas en su presencia.
  • Mantenga el contacto visual con su hijo. Trate de no mirar hacia otro lado ni de mostrar signos de impaciencia cuando escuche a su hijo.
  • Deje que su hijo hable por sí mismo, que acabe de expresar sus pensamientos y que termine sus frases. Haga una pausa antes de responder a los comentarios o las preguntas de su hijo.
  • Hable lentamente con su hijo. ¡Esto requiere práctica! El hecho de usar una velocidad lenta al hablar servirá de modelo para su hijo y lo ayudará a tener una mayor fluidez verbal.

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/stutter-esp.html

Tartamudez: qué es, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Causas de la tartamudez en niños

La tartamudez es un problema que afecta la fluidez del habla. En algunos casos empieza en la niñez y puede llegar a durar toda la vida. El trastorno está caracterizado por interrupciones en la producción de sonidos durante el habla, lo que se define como disritmias o disfluencias. Existen varios tipos de disfemia:

  • Disfemia tónica: el problema reside en la existencia de un bloqueo al comenzar el discurso.
  • Disfemia clónica: consiste en la presencia de leves contracciones musculares que provocan la repetición de sonidos o sílabas durante el discurso.
  • Disfemia tónico-clónica: donde se producen tanto repeticiones y prolongaciones de las sílabas. Algunas disritmias pueden aparecer de vez en cuando, es decir, no constituyen un problema. No obstante, hablamos de trastorno cuando estas disritmias dificultan la capacidad de comunicación.

La tartamudez puede aparecer entre los 2 a 6 años

Pronóstico de la tartamudez

La tartamudez puede aparecer entre los 2 a 6 años, cuando los niños están en pleno desarrollo del habla y lenguaje, siendo más frecuente en niños que en niñas.

Hoy en día con una intervención adecuada y temprana (antes de los 5 años) o bien en casos de más edad, siempre que se empiece al poco tiempo de aparecer el problema, se puede llegar a solucionar el trastorno de la fluencia verbal en un porcentaje muy alto y así evitar su cronificación.

Síntomas de la tartamudez

Las personas que tartamudean pueden:

  • Repetir sonidos, tener bloqueos y realizar prolongaciones de partes de palabras y palabras enteras.
  • Pausa entre las palabras o dentro de una palabra.
  • Elegir palabras sencillas en lugar de aquellos que son más difíciles de hablar.
  • Mostrarse tenso o incómodo al hablar.
  • Añadir “uh” o “um” en el medio de una frase.
  • Añadir palabras o frases que no están relacionados (raramente)

Pruebas médicas para la tartamudez

En la evaluación se registrarán los datos relacionados con la evolución del lenguaje y el desarrollo en general. Se elaborará una historia clínica teniendo en cuenta el desarrollo del problema desde el inicio, y también la coincidencia con algún suceso personal, familiar o del entorno directo que pueda haber afectado a nivel emocional y psicológico.

La evaluación del habla se realizará mediante la observación del habla espontánea y dirigida (descripción de una lámina, diálogo con viñetas, etc.) también se observará el habla en lectura y voz cantada. Estas pruebas tienen que ser realizadas por un logopeda especializado.

¿Cuáles son las causas de la tartamudez?

Aún hoy en día no es del todo segura la causa de la tartamudez, existen múltiples factores que pueden predisponer y desencadenar que una persona sea tartamuda, desde las que buscan causas orgánicas, disfunciones orgánico-cerebrales, causas ambientales, factores psicológicos, causas por predisposición genética, etc.

Si existen problemas de habla por un daño cerebral sobrevenido será una disartria, no una tartamudez propiamente dicha, entonces se hablaría de tartamudez neurológica.

¿Se puede prevenir?

Existen algunos consejos para prevenir la tartamudez. Este tipo de trastorno es más fácil de prevenir en edades tempranas. Algunos consejos son los siguientes:

  • Crear un clima tranquilo donde la persona se sienta segura y comprendida. Las situaciones de tensión solo sirven para agravar el problema.
  • Fomentar patrones de autocontrol, como por ejemplo la respiración. Esto ayuda a afrontar situaciones de nerviosismos donde esta enfermedad se desarrolla.
  • En caso de que el trastorno se produzca en niños, es importante actuar como modelo, es decir, hablar sin excesiva rapidez, con un tono relajado y articulando las palabras.
  • Esperar pacientemente a que la persona tartamuda termine la frase de una manera normalizada.

Tratamientos para la tartamudez

Actualmente no existe una cura para esta patología. No obstante, hay una gran variedad de tratamientos dependiendo de la edad de la persona, los objetivos de la comunicación.

  • Terapias para ayudarles y enseñarles a minimizar el tartamudeo al hablar, sobre todo en adultos y adolescentes.
  • Tratamiento con medicamentos, aunque todavía no se ha aprobado ningún medicamente dirigido especialmente a la tartamudez, existen medicamentos que pueden ayudar a mejorar algunas de las causas como la ansiedad y la depresión, y con ello mitigar los efectos de la tartamudez.
  • Aparatos electrónicos para controlar la fluidez del habla. Algunos de estos aparatos son parecidos a los audífonos, se colocan dentro del oído y reproducen digitalmente una versión de la voz de quien lo usa, lo que ayuda a mejorar la fluidez.

Medicamentos para la tartamudez

No existen medicamentos propios hacia la tartamudez sino los relacionados con el estado anímico.

¿Qué especialista lo trata?

El especialista que trata esta enfermedad es un logopeda, que estudia, previene, detecta, evalúa, diagnostica y trata los trastornos relacionados con la comunicación humana. El objetivo estos especialistas es la rehabilitación de las capacidades alteradas y dotar al paciente de la competencia suficiente para recuperar la habilidad alterada.

Artículos relacionados con Tartamudez

Introducción a los problemas del lenguaje

Por Dr. Óscar Biurrun Unzué
2021-03-21

El Dr Óscar Biurrun nos explica que son los problemas del lenguaje, tema que preocupa a los padres de los niños que los padecen. Existen alteraciones del lenguaje en el aspecto fonético, morfológico y también en la capacidad de adecuar su uso a la situación comunicativa. Ver más

Todo sobre la tartamudez: diagnóstico y tratamiento

Por Patricia María Comíns Palacios
2021-03-21

Existen diversas formas de tartamudez. Descubre cada una de ellas y cuál es su tratamiento de la mano de la Sra. Comíns, especialista en Logopedia. Ver más

Источник: https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/tartamudez

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: