Celiacos, una vida sin gluten

Celiacos, una vida sin gluten

Celiacos, una vida sin gluten

Ricardo tenía pocas energías y un aspecto muy desnutrido, a pesar de los constantes cuidados de sus padres, José y Teresa. A los 3 años descubrieron la razón: era celíaco.

A pesar de que esta enfermedad es permanente y cambia la vida de la persona que la padece, para esta familia supuso un alivio descubrir la causa del continuo malestar de Ricardo, que desde entonces es mucho más feliz.

Descubrir a tiempo esta dolencia es un paso fundamental para sobrellevarla

Indice

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La Enfermedad Celíaca (EC) es una intolerancia permanente al gluten. Es la enfermedad crónica intestinal más frecuente en España, 1 de cada 150 individuos presenta este problema.

Produce una atrofia de las vellosidades del intestino que conlleva una mala absorción de los nutrientes (proteína, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas).

En los niños, la enfermedad suele aparecer hacia los 2 años de edad, al introducir el trigo en la dieta, y en los adultos entre los 30 y los 40 años. Así le ocurrió a Ricardo, quien se enteró de que era celíaco a los 3 años.

Sus padres ya lo sospechaban, ya que Teresa es celíaca también y esta enfermedad es hereditaria.

”Es importante cuando a un miembro de la familia se le diagnostica el hecho de ser celíaco que el resto se haga las pruebas, porque la enfermedad puede estar latente y manifestarse de múltiples formas que, a veces, quedan escondidas”- aconsejan José y Teresa. De hecho, esta enfermedad es difícil de detectar, ya que a veces se confunde con otro tipo de problemas intestinales. Según la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, en nuestro país hay de tres a diez casos sin detectar por cada uno conocido, un porcentaje bastante elevado.

Algunos síntomas de padecer celiaquía

– Retraso del crecimiento

– Poco apetito

– Diarreas crónicas

– Anemia por deficiencia de hierro

– Dolor abdominal

Para asegurarse, los médicos practican una biopsia intestinal muy sencilla aunque en ocasiones algo molesta. El tratamiento consiste básicamente en una estricta dieta sin gluten.

A pesar de lo que mucha gente piensa, una dieta sin gluten no perjudica el desarrollo normal del niño, ya que el gluten no es una proteína indispensable y puede ser sustituida por otras  animales o vegetales.

La persona celíaca que sigue una dieta sin gluten, pero variada, a base de carne, pescados, frutas, verduras, legumbres, huevos, etc. y cereales sin gluten, normalmente come mejor y de forma más equilibrada y sana que la población general.
 

Alimentos prohibidos para los celíacos

– Pan y harinas de trigo, cebada, centeno, avena o triticale

– Bollos, pasteles, tartas, galletas, bizcochos…

– Pastas italianas

– Leches, bebidas malteadas

– Almidones, almidones modificados, féculas, harinas y proteínas.  

– Bebidas fermentadas a partir de cereales: cerveza, agua de cebada, algunos licores

Alimentos que pueden contener gluten

– Embutidos: mortadela, chorizo, morcilla, etc.

– Quesos fundidos con sabores

– Patés

– Conservas de carnes

– Conservas de pescados con salsas

– Caramelos, gominolas

– Sucedáneos de café

– Frutos secos tostados con sal

– Helados

– Sucedáneos de chocolate

Alimentos que no contienen gluten

– Leche y derivados: nata, queso, yogur

– Todo tipo de carnes frescas, congeladas y en conservas al natural

– Pescados frescos y congelados sin rebozar, mariscos frescos y en conserva al natural

– Huevos

– Verduras, hortalizas, tubérculos

– Frutas

– Arroz, maíz y tapioca, así como sus derivados

– Todo tipo de legumbres

– Azúcar y miel

– Aceites, mantequillas

– Café en grano o molido, infusiones y refrescos

– Toda clase de vinos y bebidas espumosas

– Frutos secos naturales y fritos (con o sin sal)
 

¡Cuidado con los medicamentos!

Los productos farmacéuticos pueden utilizar gluten, harinas, almidones u otros derivados entre sus ingredientes. Con fecha 12 de Julio de 1989, de la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios, existe una Resolución por la que se dan normas para la declaración obligatoria de gluten presente en el material de acondicionamiento de las especialidades farmacéuticas.

Problemas para los más pequeños

Cuando la enfermedad celíaca se presenta desde bebés, los niños tienen que asumir enseguida que ellos son un poco especiales, y que tendrán que tener un gran cuidado cada vez que coman o beban algo. Hay que enseñarles que ellos no pueden probar cualquier comida que les ofrezcan sus amigos, porque probablemente sea un alimento que no toleren.

Ricardo, a pesar de su corta edad, es muy consciente de que en los cumpleaños sólo puede comer lo que sus padres le llevan, y si reparten “chuches” en el colegio él sabe que no puede comer.

Para ellos ha sido un poco más fácil adaptarse a esta nueva situación al ser Teresa también celíaca, puesto que ya tenían mucha información sobre cómo reaccionar ante esta intolerancia al gluten.

“Ser celíaco es algo más que no poder comer pan. No se puede tomar cerveza ni ninguna bebida con cebada o trigo.

Hay que olvidarse de los embutidos industriales (sólo se pueden comer aquellos que tengamos la certeza de que no llevan ningún espesante a base de almidón de trigo).

Igual pasa con los helados y otros muchos productos (por ejemplo el Cola-Cao no se puede tomar, pero sí el Nesquick)”, aclara José.

Ambos son miembros de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), fundada en 1994 sin ánimo de lucro. “A parte de charlas, lo más interesante para la vida diaria es un libro con todos los productos que están garantizados que no llevan gluten.

Al ir de compras, siempre conviene llevarlo e intentar comprar los productos que aparecen en él”- explica José, quien también recomienda visitar la página de la Asociación, www.celiacos.org.

“Cuando nos enteramos –dice José- sentimos un poco de pena por Ricardo, por las cosas de comida y bebida que se iba a perder (cerveza, todo tipo de pan, bollería y pastelería normal) y por las complicaciones que supone para la vida normal”:

– Vacaciones: Si las vacaciones familiares van a ser en un hotel, antes hay que informarse de si ese hotel dispone de menús especiales para celíacos, ya que no todos lo tienen. La FACE ofrece en su página web (www.celiacos.

org) una lista de hoteles y restaurantes que disponen de menús para celíacos. También ofrecen información sobre asociaciones de celíacos en el extranjero por si se viaja fuera del país.

De todas formas, los padres de Ricardo, expertos en viajar fuera de España con sus hijos,  recomiendan llevar, por si acaso, una maleta con el pan, galletas, magdalenas que uno necesite.

Si lo que se quiere es que el niño disfrute de unos días en un camping alejado de sus papás, en la web de FACE también puedes encontrar varias direcciones de campamentos organizados por las asociaciones de celíacos de cada provincia, a los que pueden acudir celíacos con las mayores garantías de control del menú sin gluten.

– Comedor: Un gran problema para muchos padres viene a la hora de organizar la comida para sus hijos en el colegio, ya que sólo en la Comunidad Valenciana y en Andalucía existe una normativa que obliga a los colegios a elaborar menús especiales sin gluten. En el resto de comunidades las opciones son sólo dos: o mandarlos a casa a comer  o que lleven la comida de casa.

Manuela Márquez, directora de la Asociación de Celíacos de Madrid, informa que “llevamos cuatro años organizando jornadas para las empresas de alimentación que sirven menús en los comedores escolares, que se muestran muy receptivas, al contrario que la Consejería de Educación, que muestra una gran falta de sensibilidad hacia el tema y no quiere asumir ningún tipo de responsabilidad”.

“En el colegio no hemos tenido problemas porque las cocineras siempre han prestado su colaboración. Nosotros llevábamos la comida para Ricardo y ellas se lo calentaban y servían a parte.

Este año, las cosas han mejorado, ya que la compañía que sirve las comidas en el colegio les proporciona pasta (macarrones o similar) especial para celíacos y otros alimentos, por lo que hemos dejado de llevarle comida.

Ahora en el colegio se la preparan especialmente para él y para otros dos niños también celíacos que hay en el colegio”, cuenta José.

– Precio de los alimentos: Además de tener que estar pendientes de comprar comida especial, y asegurarse de que lo que compran realmente cumple todas las condiciones necesarias para ser un alimento libre de gluten, los productos para celíacos son mucho más caros que los normales.

Por ejemplo, un kilo de harina normal cuesta 0,45 €; uno sin gluten, 7,51 €. Un kilo de galletas, 1,08 €; uno sin gluten, 22,99 €.

  La diferencia es bastante notable, y desde FACE se denuncia que en España no exista ningún tipo de ayuda para la compra de estos alimentos, al contrario que en otros países como Francia, donde se asigna una cantidad mensual o en Italia, donde se compran con receta expedida por el Sistema Nacional de Salud.
 

Enfermedad celíaca (EC)

Definición:

Es una intolerancia permanente al gluten, por lo que no se puede comer ningún alimento derivado de él

Síntomas:

Esta enfermedad es difícil de detectar, ya que a veces se confunde con otro tipo de problemas intestinales. Algunos síntomas son: . Retraso del crecimiento . Poco apetito . Diarreas crónicas . Anemia por deficiencia de hierro . Dolor abdominal

Tratamiento:

No existe tratamiento que elimine la enfermedad, tan sólo evitar alimentos y medicamentos derivados del gluten.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/alimentacion-infantil/celiacos-una-vida-sin-gluten-3097

¿Qué ocurre si eliminamos el gluten de la dieta sin ser celiaco?

Celiacos, una vida sin gluten

Sin lactosa, sin azúcares añadidos o sin gluten.

Estos son algunos ejemplos de frases informativas que aparecen en los envases de cada vez más productos que podemos encontrar en los supermercados.

Frases necesarias para las personas que tienen una intolerancia o una alergia alimentaria, pero también reclamos que la población sana asocia a comida y alimentos más saludables.

Pero, ¿qué ocurre cuando una persona decide, sin la recomendación de un especialista, quitar el gluten de su dieta? ¿Está justificado si no es celiaco? El gluten es una proteína de origen vegetal que se encuentra en las harinas de cereales como el trigo, la cebada, el centeno o la avena, entre otros. Sin embargo, tiene una particularidad: una vez ingerido hay que digerirlo y metabolizarlo. Este proceso no pueden realizarlo los celiacos, por lo que tienen que eliminarlo de su dieta.

“Si has sido diagnosticado de enfermedad celiaca está absolutamente justificado su eliminación.

Todo son ganancias y el bienestar del paciente se verá claramente mejorado”, explica Óscar Roncero, especialista en Aparato Digestivo y experto de la Sociedad Española de Aparato Digestivo (SEPD), quien además añade que en el caso de los pacientes diagnosticados de sensibilidad al gluten no celiaca (concepto en permanente revisión) también podría estarlo si ello les confiere mayor bienestar. “Aunque lo más correcto sea investigar qué es exactamente lo que les sienta mal, si una intolerancia a la fructosa, la presencia de sobrecrecimeinto bacteriano, una alteración del equilibrio de su flora bacteriana intestinal una intolerancia a la lactosa, o a los oligosacáridos disacáridos monosacáridos polioles fermetables (Fodmap)», aconseja.

Roncero señala que el gluten tiene un bajo valor nutricional y biológico, por lo que no es indispensable para el ser humano. Es decir, no pasará nada si se retira de la dieta.

Aunque Sara Martínez, profesora de Nutrición y Tecnología de los alimentos de la Universidad Europea, indica que si bien no es indispensable para la salud, los alimentos que contienen gluten son ricos en otros nutrientes como fibra, vitaminas y minerales que sí son necesarios.

“Además, si eliminamos el gluten de forma permanente nos podemos volver intolerantes a la proteína. Entonces empezarán los problemas con la dieta”.

Consecuencias colaterales

Martínez añade además algunos efectos derivados de eliminar el gluten sin un diagnóstico médico. Para empezar, se produce el aumento del consumo de grasas y azúcares.

El gluten aporta propiedades organolépticas que aportan a los productos elasticidad y una consistencia esponjosa muy agradable al gusto.

Al eliminarlo hay que buscar otros sustitutos para intentar imitar esas propiedades.

La profesora de la Universidad Europea señala que normalmente se opta por añadir grasas y azúcares. Además, el resultado suelen ser productos procesados, por lo que las personas sanas que eligen eliminarlo “siguiendo una moda o una tendencia que cree que todo lo sin es bueno para la salud se encuentran comiendo en sustitución otros productos que pueden ser nocivos”.

Esto además tira por tierra la creencia de que al quitar el gluten de la dieta hay una mayor pérdida de peso. Ambos expertos indican que no hay evidencias científicas que lo avalen. “La pérdida inicial que puede observar una persona se debe al cambio de dieta.

Sin embargo, al eliminar el gluten aumenta el consumo de productos procesados, que tienen alto valor calórico y muy bajo valor nutritivo, por lo que a la larga puede tener el efecto contrario y favorecer el aumento de peso”, advierte Martínez, quien añade que también afectará al bolsillo, ya que los productos sin gluten son más caros.

Por último, Roncero da tres consejos: “Al celiaco, incluso a aquél que no ha desarrollado síntomas, que realice una dieta exenta de gluten. Por favor, no lo dude.

Al intolerante al gluten, que investigue junto con su especialista en aparato digestivo o nutricionista, qué es exactamente lo que subyace. Al sano, que disfrute de los placeres de la vida, incluidos los culinarios, que son muchos, pero que no lo haga en exceso.

Que realice deporte todos los días y que siga manteniendo un equilibrio físico y emocional como hasta ahora”, concluye.

Ver también:

¿Cuánto azúcar añadido consumimos en los alimentos?

Ocho alimentos que suben el colesterol

¿Es más saludable la leche sin lactosa?

  • Google +
  • E-mail
  • Imprimir

Источник: https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/nutricion/2017/08/26/-ocurre-eliminamos-gluten-dieta-celiaco-144189.html

Celiacos ¿Una vida normal sin gluten?

Celiacos, una vida sin gluten

La celaquía o enfermedad celíaca (EC) es una enfermedad intestinal que afecta de forma permanente a personas genéticamente predispuestas que no toleran los alimentos que contienen gluten, una proteína que forma parte de los cereales.

El gluten al ponerse en contacto con la mucosa del intestino delgado produce una reacción inflamatoria, que dificulta la absorción de los nutrientes procedentes de los alimentos. Esta intolerancia puede provocar carencias nutricionales y otra serie de trastornos digestivos.

Celiacos tapados

En edades muy tempranas, incluso durante el primer año de vida, se puede manifestar la EC cuando se comienza a incluir en la dieta del niño alimentos con trigo y éste sufre ciertos problemas digestivos.

Sin embargo, un porcentaje alto de los casos no son detectados hasta edades avanzadas o incluso no son diagnosticados. Esto se debe a que muchos pacientes no padecen los síntomas comunes y la enfermedad pasa desapercibida.

Problemas como el raquitismo, alteraciones en el esmalte de los dientes, trastornos de la piel, problemas psicológicos o del desarrollo sexual pueden hacer sospechar un posible caso de EC, pero sería necesario realizar pruebas más específicas.

Los signos de alerta

Los síntomas que acompañan a la enfermedad celiaca son poco específicos. Sin embargo, se suelen dar algunos con más frecuencia, como:

  • Diarreas persistentes
  • Vómitos
  • Gases
  • Retraso de crecimiento por déficit de absorción de minerales
  • Anemia
  • Distensión abdominal
  • Pérdida de peso
  • Alteraciones del carácter

Si sufres alguno de estos trastornos, es importante que acudas al médico para que te haga un examen clínico cuidadoso y una completa analítica de sangre, que ayudarán a descartar o a confirmar si padeces esta enfermedad.

Cuando antes se trate, menores serán sus consecuencias.

¡Stop, gluten! 

La proteína que los celiacos tienen prohibida es el gluten.

Ésta se encuentra en la semilla de muchos cereales -el trigo, la cebada, el centeno y la avena- combinada con almidón.

Sin embargo, hay otros alimentos que aparentemente no les resultaría peligrosos a un celiaco, pero que sí lo son por contenerlo “oculto” entre sus ingredientes. Algunos de ellos son:

  • Salchichas y embutidos
  • Quesos enteros o en lonchas y yogur
  • Patés
  • Conservas
  • Caramelos
  • Turrones y mazapanes
  • Cafés y tes solubles
     

Todos etiquetados. Regulación de los alimentos con gluten

Una nueva normativa impuesta por la Unión Europea obliga a etiquetar de la misma forma los productos libres de gluten a las compañías que los comercializan, para evitar confusiones entre los consumidores. Gracias a esta regulación, todos los alimentos que tengan menos de 20 miligramos de gluten por kilo de producto podrán empaquetarse con las palabras “sin gluten”.

Fíjate en las etiquetas

Con esta norma se abaratará el precio de los productos sin gluten y se facilitará a los celiacos hacer la compra. No obstante, es fundamental fijarse bien en las etiquetas y comprar en comercios donde se promuevan los productos aptos para celiacos, donde habrá más oferta.

Alimentos naturales ¡Apuesta por ellos!

El mejor tratamiento para las personas celiacas consiste simplemente en llevar una dieta sin gluten. Por este motivo, quien padece la enfermedad debe tener mucho cuidado con sus comidas, lo que no significa que no puedan llevar una vida normal y una alimentación adecuada.

La dieta de un celiaco debe basarse en alimentos naturales, como:

  • Legumbres.
  • Carnes d todo tipo, preferentemente blancas (pollo, conejo) y magras (de cerdo, sobre todo).
  • Pescado fresco o congelado sin rebozar, en conserva al natural o en aceite; al igual que marisco fresco.
  • Huevos.
  • Frutas, frutos secos, verduras y hortalizas.
  • Cereales sin gluten, como arroz y maíz.
  • Azúcar, miel, aceite –preferentemente de oliva o de girasol–, mantequilla o margarina 

Para no correr ningún riesgo lo mejor es evitar los productos a granel, elaborados artesanalmente y que no estén etiquetados con las frases “sin gluten”, “aptos para dietas sin gluten” o “apto para celiacos”. Estos lemas pueden venir acompañados por el símbolo que les representa: una espiga barrada.

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Источник: https://www.sabervivir.es/salud-y-bienestar/cuida-tu-salud/celiacos-una-vida-normal-sin-gluten

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: