Churros

¿Te quieres dar un capricho de churros con chocolate?

Churros

Es una de esas tradiciones que hemos implantado los españoles pero que gusta a todos los que vienen de fuera.

Un buen chocolate a la taza con unos churros calentitos, crujientes y recién hechos para mojar es de los mayores placeres que hay en la vida, sobre todo para compartir.

Y aunque no es un plan para repetir a menudo -por su gran cantidad de calorías-, sí lo puedes poner en práctica de vez en cuando y uno de los mejores momentos es, sin duda, el fin de semana ¡y sin moverte de casa!

Queremos contarte la fórmula magistral para preparar esta receta, considerada como 'fruta de sartén' en todos los recetarios de repostería tradicional, al tratarse de una fritura.

Tan solo necesitas 4 ingredientes para hacer churros, y seguro que los tienes en la despensa -así que no te hace falta ni ir a la compra-: harina, agua, sal y aceite.

El resto es tan sencillo como no dejar de amasar y tener un poco de maña para darle forma -y si tienes una churrrera, o una manga pastelera, ni eso-. Los consejos de experto te los damos nosotros y las dos recetas que necesitas también. Ahora, es tu turno.

Los mejores consejos de experto para hacer churros

  1. Para empezar, parece lógico, pero en este caso es vital: hay que seguir al pie de la letra la receta. Con las proporciones de los ingredientes exactas, es decir, puedes variar las cantidades para tener más o menos unidades de churros, pero las proporciones entre los ingredientes ha de mantenerse invariable.
  2. Además del paso a paso, que hay que seguir a pies juntillas también, respeta bien los tiempos que marca la receta.
  3. Es preferible tamizar la harina previamente en un recipiente grande, bien amplio -ya sabes, no es otra cosa que pasarla por un colador para hacerla más fina-.
  4. La masa debe quedar algo pegajosa cuando la amasemos, pero compacta. Para ello, lo mejor es untarse los dedos con un poco de aceite, que también te protegerá un poco del calor de la masa.
  5. Tienes que conseguir una masa completamente homogénea. De no ser así, se nos desharán los churros en cuanto los pongamos en la sartén.
  6. Para darle forma a los churros, si no disponemos de una churrera, lo mejor es meter la masa en una manga pastelera, que podemos elaborar de manera casera con una bolsa de congelado y un pequeño corte en uno de sus extremos.
  7. Cuando lo hagamos, es muy importante eliminar todo el aire para evitar que el aceite salte al freírlos.
  8. Lo mejor es utilizar aceite de oliva que, aunque es mucho más caro, le da un sabor delicioso a nuestros churros, debe estar muy caliente y no escatimes con la cantidad para que se doren de una manera uniforme.
  9. Durante la fritura -házla en una sartén o cazuela grande-, es muy importante ir dando vueltas a cada uno de nuestros churros, para que se doren por todos sus lados, se cueza bien el interior y consigas una textura crujiente en su exterior.
  10. Una vez fritos, los debemos colocar siempre sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

    Después de unos minutos de reposo, ya estarán listos para comer, espolvoreando un poquito de azúcar por encima si se desea.

Los churros, por sí solos, pueden disfrutarse perfectamente -hay a quien le gusta ponerles un poco de azúcar-.

Es más, una de las formas más populares de comerlos -sobre todo en las verbenas, ¡que volverán!- es metidos en un cucurucho, pero nos decantamos por hacerlo en el marco de una de las meriendas más castizas, que es sentarse a disfrutarlos con una buena taza de chocolate caliente. Esta es la opción que nosotros elegimos para que hagas las dos cosas en casa siguiendo nuestras recetas.

Paso a paso: churros caseros

Te damos las cantidades exactas para conseguir una docena de churros caseros, de los clásicos, con un poco de azúcar y apenas ingredientes: agua, sal y harina.

VER RECETA

Paso a paso: chocolate caliente al estilo tradicional

En esta receta puedes elegir el chocolate que quieras (nosotros hemos preferido uno negro), coronarlo con nata montada o espolvoreando canela para un toque especiado.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.

Источник: https://www.hola.com/cocina/tecnicas-de-cocina/20200324163905/como-hacer-churros-con-chocolate-caseros/

Receta fácil de churros caseros: agua, harina y una pizca de sal

Churros

Para muchos, los desayunos son casi una religión. Sea cierto o no que la primera ingesta del día es la más importante a nivel nutricional, lo que es irrefutable es que tiene un claro matiz festivo.

No siempre podemos arrancar el día con un buen desayuno, sobre todo los días laborables, pero aquellos en los que el reloj no aprieta con sus prisas, sí podemos darnos un homenaje.

Porque eso también es cuidarse.

Salado o dulce, no hay nada como preparar un exquisito tentempié mañanero para celebrar que es fin de semana, un cumpleaños, un aprobado en Mates…

Los churros, un frito tradicional, humilde y delicioso, son, precisamente, el sinónimo perfecto de celebración y una de las meriendas (y desayunos) más populares de España.

Acompañados con café, leche o chocolate, son una apuesta irresistible. ¿Quieres aprender a hacerlos en casa?

Hay innumerables churrerías y cafeterías donde degustarlos, aunque ¿por qué no saber cómo se preparan? Seguramente te habrás atrevido con recetas mucho más complejas que esta, con ingredientes raros que tienes que salir a comprar a propósito porque no los tienes en casa. Los churros, en cambio, sólo precisan tres ingredientes y una sartén para freír. ¿Hay algo más fácil?

Y ojo, el hecho de que sean un plato sencillo no le resta elegancia: si quieres invitar a amigos e impresionar, puedes presentarlos envueltos en papeles destinados a uso gastronómico, sobre un plato de pizarra y espolvoreados con azúcar glass, como te mostramos en la foto de arriba. ¿Es o no es sofisticado?

receta

En el canal de , Recetas que funcionan, tienes un vídeo explicativo muy útil y aclaratorio sobre cómo hacer churros en casa. Y un dato muy interesante: si la masa se queda con bolsas de aire, explotarán o salpicarán cuando los estés friendo, así que deberás tenerlo muy en cuenta para evitar sustos.

Se evitan utilizando churreras, unos artilugios muy sencillos y baratos que comprimen la masa y terminan con el aire.

Igualmente, hay otro truco seguro y, atención, dietético: si no quieres freírlos en una sartén o en una freidora, puedes pincelarlos con aceite de oliva y meterlos en el horno.

Los puristas de los churros quizá se escandalicen, pero quedan muy resultones y menos calóricos.

Ingredientes para unos 20-25 churros:

  1. Un vaso de agua
  2. Un vaso de harina
  3. Una pizca de sal
  4. Aceite para freírlos
  5. Azúcar para espolvorear (opcional)

Elaboración

  • En un cazo, se pone el agua a calentar con la pizquita de sal. Cuando hierve, se retira del fuego y se echa la harina. Hay que mezclar y remover hasta que quede homogénea y tenga cuerpo. Lo sabremos porque se despegará de las paredes del cazo.
  • La masa se pone en la churrera y le damos forma. Ahí interviene el gusto de cada uno: tipo rosquillas, de lazo, de palito… Y a freírlos u hornearlos. Ya está. Dijimos que era fácil, ¿no? Si optas por lo tradicional, o sea, la fritura, pon papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
  • Preséntalos y acompáñalos con azúcar al gusto, con chocolate… Sencillamente deliciosos.

Si te animas con ellos, aquí tienes una selección de artículos que hemos seleccionado para que hagas los mejores churros e impresiones a tu familia y amigos:

PRINCESS

Esta churrera funciona de modo parecido a una sandwichera. Tiene una función de giro exclusiva, de 180º, por lo que tus churros se harán de modo uniforme.

El fabricante afirma que en sólo 5 minutos tendrás listos 4 churros y como es fría al tacto, es una receta perfecta para hacer con niños.

Además, este aparato deja de calentar cuando detecta que ya tiene una temperatura óptima y suficiente.

Lleva un revestimiento antiadherente que la hace fácil de limpiar. Te bastará usar un poco de papel de cocina y lista.

Puedes comprarlo por 35,12 euros aquí (20% de descuento).

metaltex

Esta churrera es muy económica y efectiva, por lo que es la elección de Amazon en productos de su segmento.

Está fabricada en España, es de plástico de alta calidad y trae dos boquillas de diferente grosor.

Mide 20 cm de largo y además de para hacer churros, te servirá para decorar tartas u otros postres. Por todo ello, los compradores le dan una valoración de 4 puntos sobre 5.

Puedes comprarlo aquí por 9,07 euros

Ilsa

En este caso, la churrera que te proponemos es de metal, en concreto, de acero inoxidable. Tiene varios accesorios para hacer churros y porras, pero también pasta fresca. Es de color plateado y ojo, no es apta para el lavavajillas.

Otros compradores destacan que es muy robusta y para que calcules el tiempo y lo que cunde, hay quien especifica que cargándola dos veces y usando la boquilla mediana, ha obtenido unos 15-18 churros.

Es el producto más vendido en Amazon de su segmento.

Puedes comprarlo aquí por 23,33 euros

IBILI

Esta máquina también es de acero inoxidable y permite elaborar, además de churros, pastas. Incluye 13 discos y 8 boquillas para realizar todo tipo de galletas, churros y decoraciones.

Hay uno novedoso que te permitirá dar un paso más en tu carrera repostera: los churros rellenos. ¿Imaginas? Serás la sensación entre tu familia y amigos.

El fabricante recomienda que lo laves a mano.

También se puede usar como manga pastelera para decorar o rellenar tartas y bollos.

Puedes comprarlo aquí por 23,96 euros

Dlicsy

Esta herramienta sirve para más funciones que hacer churros. Incluye 21 piezas en total, y es tu aliado perfecto si te gusta la repostería. Está diseñada para crear decoraciones de pasteles y galletas de aspecto profesional y parece una pistola de silicona. Lleva siete boquillas de acero inoxidable y 13 moldes para galletas.

Puedes comprarlo aquí por 28,32 euros

beper

Este modelo de churrera se parece al primero de esta selección, aunque es más económico. Tiene un revestimiento antiadherente y una potencia de 700 w.

La cocción es uniforme gracias a la función rotatoria 360° y para que calcules el tamaño, las dimensiones del producto son 16 x 36 x 13 cm.

Algunos compradores dicen que tarda un poco en asar los churros. Tenlo en cuenta.

Puedes comprarlo aquí por 24,90 euros

Artesana

Hasta ahora te hemos mostrado churreras fabricadas en serie, pero esta es un producto artesanal. Se trata de una churrera galvanizada artesana de tamaño grande, con boquilla fija.

Totalmente fabricada a mano y sus medidas son 40 cm de largo, incluyendo boquilla y sin incluir maza de madera, que tiene 42 cm de largo y el diámetro interior es de 8,5 cm.

Con pocas florituras, pero duradero y robusto.

Puedes comprarlo aquí por 39,95 euros

chichinette

Hemos seleccionado este modelo por sus valoraciones. Tiene una puntuación de 4,5 sobre 5 de más de 100 opiniones. Una de ellas destaca que de todas las máquinas de churros usadas en 20 años, esta es la mejor y la más fácil de limpiar.

Explica también que no hay que hacer fuerza para utilizarla, una queja de los usuarios en otros modelos, y que es importante dejarla sin llenar unos dos centímetros. Su mango es muy sólido y eso es garantía de durabilidad.

Ten en cuenta que no hay posibilidad de cambiar el diámetro de salida, pero es el tamaño correcto, según explican otros compradores.

Puedes comprarlo aquí por 30,06 euros

papel antigrasa

Como decíamos al inicio, no hay nada como currarse una buena presentación para convertir los clásicos churros en un plato bien sofisticado.

Cierto es que no necesitan mucho adorno, pero si quieres sorprender a tus invitados, envolver la ración de churros en estos papeles especiales de hostelería será una jugada de éxito.

Vienen 100 unidades, miden 32 x 20 cm y están estampados en papel de periódico. Además, te servirán también para adornar otros platos, como hamburguesas, sándwiches…

Puedes comprarlo aquí por 10 euros

platos de pizarra

Una buena forma de presentar unos buenos churros es utilizar los platos de pizarra que tanto se llevan. Con ellos y con los papeles de periódico de arriba, podrás emular la presentación que ilustra este artículo.

Eso sí, lo principal, es que los churros estén calentitos, crujientes por fuera y esponjosos por dentro. Este pack incluye 6 llanos, con una medida de 30 X 20 cm. Quedan fenomenal en cualquier mesa y darás el pego como un buenísimo anfritrión.

Este artículo es la elección de Amazon en productos de su segmento.

Puedes comprarlo aquí por 28,99 euros

espolvoreadores de azúcar

Ponerle azúcar a los churros es opcional. Depende de si te gustan los sabores dulzones o si te empalagan rápidamente. Si eres de los primeros y, si quieres mejorar la presentación, te resultarán útiles estos espolvoreadores.

Son dos, de acero inoxidable, y llevan una malla muy finita para que el azúcar glass no se apelmace. También incluye 16 plantillas para hacer dibujos.

Miden 5,8 cm de diámetro x 8,6 cm de alto y 6,6 cm de diámetro x 9,5 cm de alto, respectivamente.

Puedes comprarlo aquí por 12,99 euros

taza

Si en vez de hacer tú los churros quieres enviarle un mensaje subliminal a alguien para que te los prepare a ti, te proponemos esta taza que lleva un mensaje claro e inequívoco: «Churros, por favor». ¿Crees que cogerán la indirecta? Tanto si funciona como si no, siempre tendrás una taza divertida donde tomar un café, un chocolate o una infusión. Tiene una capacidad de 325 ml.

Puedes comprarlo aquí por 13,98 euros.

* En calidad de Afiliado de Amazon, Bazar obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

Источник: https://www.elmundo.es/ofertas-regalos/hogar-jardin/2021/02/13/6017c2defc6c83e4338b464e.html

Este es el ingrediente desconocido que marca la diferencia entre un churro y una porra

Churros

De todos los dulces que la gastronomía de España ha dado a luz, los churros y las porras son uno de los que ocupan un lugar especial en nuestros corazones.

Levantarse un fin de semana sin que suene el despertador y encontrar que alguien se ha levantado para poner en la mesa estas sencillas delicias no tiene precio.

Este desayuno (o merienda) levanta pasiones, pero también diferencias: los españoles nos dividimos entre los adoradores del churro y los devotos de la porra.

Si le dices a un admirador de cualquiera de estos dos alimentos que, básicamente, son iguales, lo más probable es que inicies una discusión.

Aunque ambos tengan un sabor similar, las diferencias de textura, tamaño e, incluso, de ingredientes, hacen que muchos consumidores se inclinen por uno o por otro.

El aspecto en el que más se parecen estas dos recetas es que deberíamos tomarlas muy de vez en cuando.

Aunque ya lo sospechábamos, los churros y las porras no son saludables: están hechos de una masa de harinas refinadas que se sumergen en aceite hirviendo.

Es decir, se trata de un bocado altamente calórico y, aunque son muy energéticos, los nutrientes que aporta no son demasiado interesantes: carbohidratos con un alto índice glucémico y grasas de una calidad variable —depende del aceite que use cada churrería—.

Un ingrediente extra

De todas formas, los churros siempre se han tomado como un desayuno esporádico y no diario.

Si nuestra dieta es saludable —es decir, está basada en alimentos vegetales como las verduras, las frutas y las legumbres—, tomar uno de estos dulces de vez en cuando no supondrá un riesgo para nuestra salud. Ahora bien, ¿es mejor para la salud elegir churros en vez de porras o viceversa?

La verdad es que no.

Desde el punto de vista nutricional, los churros y las porras sí que son iguales: según la Fundación Española de Nutrición (FEN), ambos alimentos contienen más de 360 kilocalorías por cada 100 gramos, su mayor aporte son los hidratos de carbono procedentes de las harinas refinadas y, después, las grasas, que provienen del aceite de fritura. Según el organismo, los dos aceites más populares son el de girasol y el de oliva.

¿Dónde se encuentra la diferencia entre churros y porras, por lo tanto? En que uno de ellos lleva un ingrediente extra: las porras llevan también bicarbonato de sodio o, en algunos casos, levadura.

Según ha explicado Miguel Ángel Lurueña, doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, la masa de las porras —con harina, sal, agua y bicarbonato— «se deja reposar unos minutos antes de freír para que se libere el CO2 y sea esponjosa».

La principal diferencia entre churros y porras es que en la elaboración de estas últimas se emplea bicarbonato sódico (o levadura)->la masa (harina+sal+agua) se deja reposar unos minutos antes de freír para que se libere CO2 y sea esponjosa #gominolasdepeseta pic..com/VxgbgfnfqS

— Miguel A. Lurueña (@gominolasdpetro) March 16, 2020

Azúcar y chocolate

El bicarbonato de sodio simplemente sirve para cambiar la textura del producto final, para que sea más esponjosa y crujiente. Este ingrediente no tiene kilocalorías y, por lo tanto, no altera los valores nutricionales de la receta.

Los churros tienen un aspecto final de lazo y un grosor fino, pero denso.

Por el contrario, las porras se fríen en forma de grandes espirales y después se cortan en trozos, tienen un mayor grosor, pero tienen aire en su interior.

Si hablamos de valores nutricionales en relación con los churros, no debemos olvidarnos de que casi siempre vienen espolvoreados con azúcar o nosotros mismos los mojamos en un tazón de chocolate.

El azúcar es uno de los grandes enemigos de la nutrición saludable hoy en día, eleva el número de kilocalorías de las comidas y su consumo excesivo se relaciona con algunas enfermedades cardiovasculares.

En cuanto al chocolate, los nutricionistas recomiendan que compremos aquellos que tienen más de un 80% de cacao en su composición. En el caso de los chocolates a la taza, es difícil encontrar chocolates que cumplan con este requisito.

La gran mayoría de ellos contienen más azúcar que cacao y el porcentaje de cacao ronda el 5% en los mejores casos.

Un porcentaje bajo aún teniendo en cuenta que un chocolate a la taza siempre tendrá menos chocolate que una tableta debido a que viene disuelto en líquido.

Источник: https://www.elespanol.com/ciencia/nutricion/20210320/ingrediente-desconocido-marca-diferencia-churro-porra/566444681_0.html

Cómo preparar churros caseros. Receta paso a paso

Churros

  • 250 g. harina de trigo todo uso (también se puede hacer con harina de panadería)
  • 250 g. de agua
  • 1 cucharadita de sal (8 gramos aproximadamente)
  • Azúcar para espolvorear
  • Aceite de oliva suave para freír o aceite de girasol
  • Papel absorbente de cocina
  • Una churrera manual o una manga pastelera con boca fina

¿Quieres aprender cómo preparar churros caseros?

No existe un rincón de España donde no se hagan los tradicionales churros o porras. De Norte a Sur de la península los churros son un recurso siempre bienvenido, para un desayuno o una merienda acompañados de un buen chocolate caliente o, simplemente un café con leche.

Este dulce, delicioso, apetitoso, sencillo y ligero no es más que una masa a base de harina, agua y sal, frita en abundante aceite y servida al momento espolvoreada en azúcar.

La simpleza de sus ingredientes y proceso no reflejan lo bueno y arraigado en nuestra cultura de esta receta. Se suponen de origen morisco, Quevedo y Lope de Vega les hicieron mención en sus textos.

Muchos años después ya aparece en el Diccionario general de cocina en 1892.

A pesar de ser elemento común en la gastronomía de todas las comunidades, existen muchas y sutiles diferencias en su forma o preparación según donde nos encontremos.

Su forma puede ser recta, en lazo o en palo, pueden estar rellenos de ganache de chocolate, crema pastelera o dulce de leche o simplemente espolvoreados con azúcar. Perfectos para acompañar con un chocolate caliente a la taza.

Os enseño además una reliquia, la máquina de hacer churros que tiene mi madre en su casa desde hace 40 años ¡qué se dice pronto! Y que desempolva como mínimo un par de veces al año, para alegría de todos.

Os recomiendo sin duda que compréis una churrera (las tenéis desde 20 €), es la mejor forma de comprimir la masa para evitar problemas a la hora de freír, no deja que se formen burbujas de aire. La mejor inversión, sin duda, y si es como la de mi madre, pasará de madres a hijas/os.

Aunque si no hay manera de hacer la receta con churrera, podéis ayudaros con una manga pastelera (no es lo más recomendable pues no aprieta lo suficiente, pero con mucho cuidado la podéis emplear) y una boquilla con forma de estrella.

Con cuidado y amasando bien previamente, también haréis unos churros de categoría. Aunque no esta de más que os leáis mis recomendaciones para hacer churros perfectos.

Preparación de la masa de los churros

  1. Ponemos la harina en un bol amplio. En una cazuela calentamos el agua con la sal.
  2. Cuando empiece a hervir la vertemos directamente y de una sola vez sobre la harina. Con una cuchara de madera integramos la harina con el agua. Nos quedará una masa muy pegajosa y bastante compacta.
  3. Ahora vamos a introducir esta masa en una churrera o manga pastelera. Este paso es fundamental para que los churros os salgan bien y no tengáis problemas con ellos a la hora de la fritura. La churrera compacta la masa y elimina el aire. Esto evita que los churros luego nos salten en el aceite, por eso es un paso muy importante.

    Si tenéis máquina para hacer churros la rellenáis con la masa. La mejor opción.

  4. Si no tenéis opción de hacer los churros con churrera, tenemos otra posibilidad, una manga pastelera con una boquilla en forma de estrella. Aunque no es lo recomendable, pues no quedan igual que con churrera.

    Aún así, hay gente que ha conseguido hacer buenos churros con manga. Las mangas pasteleras pueden ser de plástico desechable. Podéis encontrarlas en tiendas de utensilios de repostería o tiendas online de repostería creativa.

  5. Vamos haciendo las porciones de churros con la masa cruda sobre un paño de cocina en la encimera.

    En una forma de que se vaya enfriando la masa y evitar que se abran o estallen durante la fritura.

  6. Ponemos al fuego una sartén con abundante aceite de oliva muy suave o aceite de girasol.

Fritura y presentación de los churros caseros

  1. Cuando esté caliente introducimos las porciones de masa para freír. Antes de freír hay que medir la temperatura del aceite (a ser posible), entre 195º y 200º C para los churros o 230º C para las porras.

  2. Cocinamos a fuego medio para evitar que los churros se queden crudos por dentro.
  3. Si vais a emplear manga pastelera para hacer los churros, tened mucho cuidado a la hora de freír, pueden saltar. Con la churrera, ese problema no os pasará.
  4. Una vez fritos retiramos a una bandeja con papel de cocina para absorber el exceso de aceite.
  5. Servimos espolvoreados de azúcar blanquilla o azúcar glass (en polvo).

Con estas premisas podemos hacer en casa nuestros propios churros para disfrutar, tanto de un buen desayuno como de una merendola de domingo.

Una manera deliciosa de tomar en casa tus propios churros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en este álbum de receta de churros caseros.

Consejos para unos churros de rechupete

  • El resultado es un churro crujiente y poco grasiento. Perfectos para el desayuno de un fin de semana, para una merienda o simplemente porque sí. No os olvidéis de implicar a toda la familia, sobre todo a los peques de casa, les encantarán con un chocolate caliente. Un churro casero que nada tiene que ver con los aceitosos churros de las ferias o con los pésimos churros de lazo, descongelados y fritos en grasas que mejor no saber.
  • Y si sobran, por supuesto, se pueden congelar, siempre en crudo (no fritos). Para ello lo hacemos con con las croquetas, los ponemos en una bandeja, dejándolos separados para que no se peguen entre sí. Una vez la pasta esté dura, podrán almacenarse en bolsas. No es necesario descongelar para freírlos. Podéis ver en este post cómo freír churros o croquetas congeladas.
  • En México también se suelen preparar este dulce, los churros mexicanos son similares a los churros españoles. La diferencia más representativa en su textura más blanda y su rebozado en azúcar y canela.
  • Como variante tenemos las porras que se fríen como una rosca grande que luego se corta en tiras más pequeñas. Mejor que freírse en porciones pequeñas directamente. Otra de sus diferencias es que suele añadirse levadura a su masa y ésta se deja reposar unos minutos antes de la fritura.
  • Sean porras o churros, lo que se les pide y marca la diferencia entre los que son buenos y los que no, es que sean crujientes, que no resulten grasientos y que no sepan a harina cruda.
  • Comenta José varias puntuaciones a esta receta (como he visto que es un comentario muy útil, lo tenéis como buen consejo). “Yo siempre utilizo harina de fuerza que me da el panadero. Es muy muy importante la churrera, especialmente la boca de salida, tiene que ser una boca que sea capaz de hacer unas buenas estrías, para que la masa se pueda freír. Las bocas que tiene las churreras baratas no suelen valer. Tiene que ser una boca que no sea solo una chapa, tiene que ser capaz de marcar perfectamente las estrías, de otra manera nunca quedaran bien.”

Última actualización el 2021-03-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Piensa en Pixels S.L como titular de Recetasderechupete.com, usará los datos que proporciones en este formulario únicamente para enviarte las actualizaciones del blog. Tratamos tus datos con respeto. Para más información consulta la Política de privacidad.

Puedes cambiar de opinión en cualquier momento y desuscribirte haciendo clic en el pie de cualquier email que recibas de esta web, o contactando a hola@piensaenpixels.com. Recetas de rechupete usa Mailchimp como plataforma en envío de emails. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos.

Al enviar este formulario apruebas que tus datos sean transferidos a MailChimp para procesarlos de acuerdo a su Política de Privacidad.

Recibe un email semanal con las nuevas recetas de rechupete.

Suscríbete

Источник: https://www.recetasderechupete.com/como-preparar-churros-caseros-receta-paso-a-paso/9752/

Como hacer churros caseros FÁCILES (receta tradicional)

Churros

Los churros con chocolate son una de esas meriendas o desayunos que nos apetecen de manera especial en los días de otoño o invierno y son la excusa perfecta para disfrutar y divertirse con los niños en una tediosa tarde de lluvia.

¿A quién no le apetece unos churros caseros? En casa siempre aprovechamos los domingos por la tarde para hacer churros para acompañarlos con chocolate caliente, los más pequeños de la casa ¡se ponen las botas! y para no engañaros los mayores también, no hay mejor plan.

Es una receta muy sencilla de preparar, y podemos también elaborarla para niños con alergia al huevo. Lleva ingredientes muy básicos que seguro tendremos en casa, los churros no son más que una masa a base de harina, agua y sal, frita en abundante aceite caliente y servida al momento espolvoreando un poco de azúcar por encima.

En el recetario tradicional español encontramos no obstante distintas recetas, como ésta, en la que vemos cómo hacer chocolate con churros, que incorpora leche, mantequilla y huevos, pero a nosotros la que más nos gusta es la más sencilla.

La forma de los churros puede ser recta, en lazo o en palo, pueden estar rellenos de crema pastelera, dulce de leche o la manera más sencilla con azúcar por encima.

Para elaborar los churros en casa podéis utilizar una manga pastelera, pero hay que ir con mucho cuidado si utilizamos manga pastelera, porque a la hora de freírlos podrían explotar los churros, es recomendable amasar bien la masa para que no se queden burbujas de aire en su interior. Otra opción es comprar una churrera, algo que os aconsejamos porque no es cara y resulta mucho más sencillo.

Ingredientes

  • 300 g de harina
  • 440 g de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • Azúcar para espolvorear
  • Aceite de oliva suave para freír
  • Papel de cocina (para absorber exceso de aceite)
  • Manga pastelera con boca fina o churrera (puedes comprarla aquí)

Masa de los churros

  • En un bol añadimos la harina.
  • En una cazuela calentamos el agua con la sal, y cuando comience a hervir, vertemos directamente de una sola vez sobre la harina.
  • Con una cuchara de madera integramos la harina con el agua, nos quedará una masa muy pegajosa y bastante compacta.

     Dejamos reposar esta masa cubierta con un paño o film de cocina durante sólo unos minutos porque al enfriarse endurece y es más difícil de trabajar.

  • Introducimos la masa en la churrera o manga pastelera con una boquilla en forma de estrella, este paso es fundamental para que los churros salgan bien, y no haya ningún problema a la hora de freír los churros.

Cómo freír churros

  • Ponemos abundante aceite de girasol o de oliva suave para freír en una sartén.
  • Ponemos parte de la masa en la churrera (puedes comprarla aquí), en la que habremos colocado un disco de estrella. Enroscamos y empujamos el émbolo.

    A medida que empujamos va saliendo la masa del churro por el orificio, cortamos a la medida deseada con un cuchillo o con el dedo y freímos en el aceite.

  • Otra opción si no tienes mucha experiencia con la churrera es ir colocando la masa sobre una superficie limpia y seca, vamos haciendo tiras largas con la churrera y después los cortamos del tamaño que queramos.

    Luego solo tienes que cogerlos con cuidado e ir introduciendo en el aceite con cuidado, de esta forma evitamos que nos salpique el aceite.

  • Cocinamos a fuego medio, la temperatura del aceite debe estar entre 195 y 200ºC (te recomendamos comprar un termómetro de cocina como éste que te resultará muy útil), para conseguir unos churros dorados por fuera y cocidos por dentro.
  • Una vez fritos retiramos a una bandeja con papel de cocina para absorber el exceso de aceite.

Cómo servir y acompañar los churros

Siguiendo esta receta conseguirás unos churros nada grasientos y muy crujientes.

La forma más sencilla es servir los churros calientes, que es cuando conservan todas sus propiedades de sabor y digestibilidad, y espolvoreados con azúcar, aunque también puedes añadirle algo de canela que les dará un toque especial. Por supuesto para acompañarlos lo suyo es un buen chocolate a la taza, o, en su defecto, un buen vaso de cacao.

Diferencias entre churros y porras

Puede que tengas dudas sobre la diferencia que existe entre churros y porras, aunque porras solo se llaman en Madrid y el norte de España. En Andalucía y otros lugares de España se llaman churros a las dos versiones.

  Por diferenciarlos, los churros suelen ser más finos, se preparan con boquilla rizada, y a veces con forma de lazo, mientras que las porras se preparan en forma de rueda o espiral que luego se corta con unas tijeras.

Además las porras son más gruesas y su masa está más aireada que la de los churros que es más compacta.

La única diferencia no obstante entre la masa de los churros y porras es que la masa de las porras lleva bicarbonato y hay que dejarla reposar unos 10 minutos antes de freír. Por otro lado los churros se preparan con boquilla rizada y las porras o churros de rueda se hacen con manga redonda.

La temperatura del aceite

El aceite debe estar entre 195 y 200ºC (te recomendamos comprar un termómetro de cocina de este tipo que te resultará muy útil para ésta y otras recetas), para conseguir unos churros dorados por fuera y cocidos por dentro.

En cuanto al tipo de aceite lo mejor es utilizar o bien aceite de girasol o bien un aceite de oliva suave especial para freír y que no les pase demasiado sabor a la fritura.

¿Qué utensilio es mejor para hacer churros?

Aunque se puede utilizar una manga pastelera la operación para introducir la masa en la manga es más complicada, y además en caso de quedar alguna burbuja corremos el riesgo de que salga la masa mal y al caer nos quememos con el aceite. Por eso te recomendamos que si te quieres introducir en el arte de hacer churros caseros, compres una churrera de este tipo, que además puedes utilizarla también para decorar tartas o pasteles, o para preparar galletas y pastas de té.

REBAJADO HOY 14% CHURRERA-MÁQUINA DE PASTAS – Marca IBILI

Esta churrera incluye 20 discos de aluminio y 6 boquillas de acero inoxidable. Además es desmontable y permite introducirla en el lavavajillas. Con las diferentes boquillas podrás hacer tanto churros, como galletas y otro tipo de pastas dulces

El cuerpo, las boquillas y discos son de acero inoxidable, mientras que el mecanismo es de plástico alimentario de gran dureza. Esta máquina nos gusta especialmente porque además del émbolo para empujar la masa, dispone de un sistema de cremallera que nos dosifica y raciona la cantidad de masa que va saliendo. Así los churros o pastas que hagamos nos saldrán todos iguales.

Cómo evitar que salte aceite al freír los churros

La masa debe estar espesa, y que esté muy bien mezclada y no haya restos de agua para que no salten al freírlos. Además compacta bien la masa dentro de la manga pastelera o churrera para que no queden burbujas de aire dentro. De esta forma evitarás que los churros salten cuando los frías.

Cómo hacer churros sin aceite

Si no te gustan las frituras pero adoras los churros puedes optar por comprar una especie de plancha diseñada especialmente para hacer churros (como ésta). Funciona como las planchas para hacer gofres pero los huecos están pensados para que salgan unos churros perfectos.

¿Se pueden congelar los churros?

La masa que te haya sobrado se puede guardar bien tapada de un día para otro. Además los churros se pueden congelar con la masa cruda antes de freírlos. Para ello los colocamos en una bandeja, dejándolos separados para que no se peguen entre sí.

Cuando los churros ya estén duros podemos quitarlos de la bandeja y meterlos en una bolsa.

La ventaja es que no es necesario descongelarlos, igual que ocurre con las croquetas, tan solo tienes que ponerlos con el aceite en la temperatura que te indicamos antes, y sacar cuando estén dorados.

Algunos enlaces aquí publicados son de afiliados. No obstante los artículos recomendados responden a una decisión de criterio del equipo de Pequerecetas, no existiendo ningún incentivo por parte de las marcas.

Источник: https://www.pequerecetas.com/receta/como-hacer-churros/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: