Ciertas infecciones infantiles y los antibióticos pueden aumentar el riesgo de enfermedad mental

Afecciones relacionadas

Ciertas infecciones infantiles y los antibióticos pueden aumentar el riesgo de enfermedad mental

Los estudios han mostrado que las personas con discapacidades tienen más probabilidades que las otras a reportar lo siguiente:

  • Estado de salud general más precario.
  • Menor acceso a una atención médica adecuada.
  • Tabaquismo e inactividad física.

Las personas con discapacidades necesitan atención médica y acceso a programas de salud por las mismas razones que las demás personas: para mantener su bienestar, estar activas y participar en la comunidad.

Si bien en un porcentaje menor que el de las personas sin discapacidades, la mayoría de las personas con discapacidades dicen que su estado de salud es bueno, muy bueno o excelente. Estar sano representa lo mismo para todas las personas, es decir, estar y mantenerse bien para llevar una vida plena y activa.

Esto significa tener las herramientas y la información para elegir opciones saludables y saber cómo prevenir las enfermedades. Para las personas con discapacidades, esto significa también saber que los problemas de salud relacionados con la discapacidad pueden ser tratados.

Estos problemas (también llamados enfermedades o trastornos secundarios) pueden consistir en dolor, depresión y un riesgo más alto de contraer ciertas enfermedades.

Afecciones secundarias

Las personas con discapacidades con frecuencia tienen un mayor riesgo de presentar problemas de salud que se pueden prevenir.

Como consecuencia de un tipo específico de discapacidad, como una lesión en la médula espinal, espina bífida o esclerosis múltiple, pueden presentarse otras afecciones físicas o mentales.

A algunas de estas otras afecciones también se las llama afecciones secundarias y pueden incluir lo siguiente:

  • Problemas urinarios e intestinales
  • Fatiga
  • Lesiones
  • Problemas de salud mental y depresión
  • Sobrepeso y obesidad
  • Dolor
  • Llagas o úlceras por presión

Vejiga e intestino

Algunas discapacidades, como las lesiones de la médula espinal, pueden afectar el funcionamiento urinario e intestinal de la persona.

Fatiga

La fatiga es una sensación de cansancio, agotamiento o falta de energía. Puede afectar la forma en que una persona piensa y siente. También puede interferir en las actividades cotidianas de una persona.

Lesiones

Las lesiones (incluso las lesiones accidentales, el homicidio y el suicidio) son la causa principal de muerte entre las personas de 1 a 44 años de edad. Las consecuencias de las lesiones pueden ser físicas, emocionales y financieras, pudiendo afectar la vida de las personas, sus familias y la sociedad.

Salud mental y depresión

La salud mental tiene que ver con la manera en que pensamos, sentimos y actuamos al enfrentar la vida. Las personas con discapacidades notifican tasas más altas de estrés y depresión que las otras personas. Hay diferentes maneras de tratar la depresión. Hacer ejercicio pude ser eficaz para algunas personas. Puede que también se necesite consejería o medicamentos.

Sobrepeso y obesidad

Los niños y adultos con discapacidades tienen menos probabilidad de presentar un peso saludable y son más propensos a la obesidad que los niños y adultos sin discapacidades. El sobrepeso y la obesidad pueden tener consecuencias graves para la salud en todas las personas.

Aprenda sobre el sobrepeso y la obesidad

Dolor

El dolor es un síntoma que comúnmente reportan las personas con muchos tipos de discapacidades. En algunas, el dolor puede afectar su funcionamiento y sus actividades cotidianas. El lapso de tiempo en que una persona experimenta el dolor puede clasificarse como de larga duración (también llamado crónico) o de corta duración.

Llagas o úlceras por presión

Las úlceras por presión (también llamadas llagas de cama, llagas de presión o úlceras de decúbito) son heridas causadas por la presión constante sobre la piel. Por lo general, aparecen en áreas del cuerpo como los codos, los talones, las caderas, los hombros, la espalda y la nuca.

Las personas con discapacidades que deben guardar cama o que usan una silla de ruedas tienen riesgo de presentar llagas por presión

Otras enfermedades o problemas de salud y su prevención

Muchas enfermedades crónicas y afecciones relacionadas con las discapacidades se pueden prevenir. Las enfermedades crónicas figuran entre los problemas de salud más frecuentes y costosos, aun cuando muchas pueden prevenirse.

Algunas enfermedades crónicas se pueden prevenir llevando un estilo de vida saludable, visitando a proveedores de atención médica con fines preventivos y para hacerse pruebas de detección de rutina, y aprendiendo a controlar los problemas de salud.

Para obtener más información y herramientas informativas sobre otras afecciones, que son importantes para llevar una vida saludable cuando se tiene una discapacidad, haga clic en los enlaces que aparecen al final del texto en cada una de las próximas secciones.

Artritis

La artritis (o inflamación de las articulaciones) es la causa más frecuente de discapacidad en los adultos que viven en los Estados Unidos. Esta enfermedad limita las actividades cotidianas de 19 millones de personas en este país. Las personas con discapacidades pueden tener un riesgo mayor de presentar artritis.

Asma

El asma es una enfermedad que afecta a los pulmones. Es una de las enfermedades de duración prolongada más frecuente en los niños, aunque los adultos también pueden tenerla. El asma es la enfermedad crónica más común en la niñez y una de las causas principales de discapacidad en los niños.

Cáncer

Las pruebas de detección de los cánceres de mama, de cuello uterino y colorrectal que se realizan de la manera recomendada ayudan a detectar estas enfermedades en etapas tempranas, cuando con frecuencia sus posibilidades de tratamiento son más altas.

Según las investigaciones, hay menos probabilidad de que a las mujeres con discapacidades se les realicen pruebas de detección de cáncer de mama y de cuello uterino según lo que se recomienda.

Algunas de las razones que señalan las mujeres incluyen la falta de acceso a instalaciones y equipo adecuados, y tener que concentrarse en otros problemas de salud.

Síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica (SFC) afecta a más de un millón de personas en los Estados Unidos. Es cuatro veces más frecuente en las mujeres que en los hombres. Todas las personas, sin importar el sexo, la edad (inclusive adolescentes), la raza y el grupo étnico pueden presentar SFC.

Diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica con la cual se puede vivir una vida normal y productiva si se trata y se controla de manera adecuada. Sin embargo, algunas personas podrían tener limitaciones en sus actividades cotidianas. Las personas con diabetes suelen reportar tasas de discapacidad significativamente más altas que las de la población general de los Estados Unidos.

Influenza

Las personas con algunos tipos de discapacidad tienen un riesgo más alto de presentar complicaciones por la influenza, como la neumonía. Algunas discapacidades físicas pueden afectar la forma en que el cuerpo combate las infecciones. Deben consultar con su proveedor de atención médica el riesgo que tengan de enfermarse.

Enfermedades cardiacas

Las enfermedades cardiacas, también llamadas cardiovasculares, son la causa principal de muerte en los Estados Unidos. Alrededor de 630 000 personas en los Estados Unidos mueren todos los años por enfermedades cardiacas. También son una causa principal de discapacidad.

Discapacidades del aprendizaje

Los problemas del aprendizaje son trastornos que pueden afectar la capacidad de una persona para comprender o utilizar el lenguaje hablado o escrito, hacer cálculos matemáticos, coordinar movimientos o concentrar la atención. Pueden durar toda la vida y algunas personas pueden tener varios tipos de problemas de aprendizaje superpuestos. Otras personas pueden tener un problema de aprendizaje único y aislado que no afecta mucho sus vidas.

Pérdida de las extremidades

La pérdida de extremidades puede deberse a traumatismos, infecciones, diabetes, enfermedades vasculares, cáncer u otras enfermedades. Algunos niños nacen con pérdida de extremidades o diferencias en ellas.

La pérdida de extremidades es a menudo el resultado, y no la causa, de otros problemas de salud.

Sin embargo, esta pérdida puede ocasionar una disminución en la actividad física, problemas en la piel asociados al uso de prótesis y dolor por miembro fantasma.

SARM

El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina o SARM es un tipo de bacteria resistente a ciertos antibióticos.

El SARM afecta con más frecuencia a personas que están en hospitales y establecimientos de atención médica (como asilos de ancianos y centros de diálisis), que tengan el sistema inmunitario debilitado.

Una persona puede contraer SARM a través del contacto directo con alguien infectado o por compartir objetos de uso personal, como toallas o cuchillas para afeitar que han estado en contacto con piel infectada.

Trastornos musculoesqueléticos

Los trastornos musculoesqueléticos incluyen problemas como dolor de espalda, lesiones en articulaciones, tendinitis y esguinces repetidos.

Las lesiones musculoesqueléticas pueden causar una discapacidad temporal o permanente, haciendo que algunas personas no puedan desplazarse fácilmente.

Los trastornos musculoesqueléticos relacionados con el trabajo son la principal causa de discapacidades en las personas durante sus años laborales.

Nutrición (alimentación saludable)

La alimentación saludable está asociada a un menor riesgo de muchas enfermedades, entre ellas, las tres principales causas de muerte en los Estados Unidos: enfermedades cardiacas, cáncer y accidentes cerebrovasculares.

Salud oral

La buena salud bucal es importante y puede afectar la salud y el bienestar en la vida de una persona.

La salud bucal es algo más que tener dientes saludables; por ejemplo, algunos estilos de vida, como el uso del tabaco, pueden afectar la salud general y la de la boca.

Las enfermedades y afecciones bucales están asociadas también a otros problemas de salud. Sin embargo, existen medidas seguras y eficaces para prevenir las afecciones dentales más frecuentes.

Virus respiratorio

El virus respiratorio sincicial (VRS) es un virus común de la niñez e importante en los adultos de mayor edad. El VRS infecta los pulmones y las vías respiratorias. La mayoría de las personas que no tienen otros problemas de salud se recuperan de la infección por el VRS en 1 a 2 semanas. Sin embargo, la infección puede ser grave en algunas personas.

Abuso de sustancias

El alcohol, el tabaco, las drogas ilícitas y los medicamentos recetados pueden ser sustancias que se presten al abuso. Las personas con discapacidades podrían tener factores de riesgo múltiples que podrían aumentar su probabilidad de presentar abuso de sustancias.

Violencia

La violencia es un grave problema de salud pública en los Estados Unidos. Las personas con discapacidad tienen una probabilidad 4 a 10 veces mayor de ser víctimas de violencia, abusos o negligencia que el resto de la población sin discapacidades. Los niños con discapacidades tienen más del doble de probabilidad de ser víctimas de abusos físicos o sexuales que el resto de los niños.

Источник: https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/disabilityandhealth/relatedconditions.html

Ciertas infecciones infantiles y los antibióticos pueden aumentar el riesgo de enfermedad mental

Ciertas infecciones infantiles y los antibióticos pueden aumentar el riesgo de enfermedad mental

El estudio, que apoya las teorías emergentes sobre la interacción funcional entre la infección, el microbioma intestinal y las enfermedades mentales, es uno de los cerca de 50 artículos publicados que utilizan datos del Registro de Investigación del Centro Psiquiátrico Danés desde la segunda mitad de 2018.

Este registro rastrea, por primera vez, los datos clínicos de más de un millón de personas; en este caso, datos de 1995 en adelante sobre los daneses que fueron tratados por enfermedad mental durante sus primeros 17 años de vida, ya sea en un hospital o como pacientes ambulatorios.

Cada medida del estado de salud general y mental, incluidas las recetas y las historias familiares, se documentaron para cada individuo a medida que envejecían.

Esto proporcionó a los investigadores datos muy concretos y completos sobre los vínculos entre la historia de la vida y el estado de salud mental.

Así, pudieron descubrir, entre otras cosas, que la hospitalización por infecciones aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad mental, de igual modo que el uso de antibióticos se asoció con un riesgo aún mayor de enfermedad mental. Se piensa que esta conexión es, en parte, porque los antibióticos afectan a las bacterias en el microbioma intestinal.

Antibióticos, autismo y depresión

Se ha sugerido que el microbioma intestinal, la comunidad bacteriana enormemente diversa que alojamos en nuestros intestinos, envía señales al cerebro, modula nuestro estado de ánimo y, posiblemente, nuestra susceptibilidad a las enfermedades mentales.

Los estudios en modelos animales ya han documentado la asociación entre las bacterias y la depresión. Un grupo de investigación mostró que los ratones tratados con antibióticos mostraron alteraciones en la diversidad del microbioma intestinal y se desempeñaron peor en las pruebas de memoria.

Los animales con bacterias intestinales que utilizaron antibióticos de amplio espectro mostraron cambios en varios trastornos, incluido el espectro autista, trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzheimer y la depresión.

En otro estudio notable, muestras fecales de pacientes humanos que sufrían depresión y se trasplantaron a ratas confirieron síntomas similares a la depresión. En un estudio, los trasplantes de pacientes con ansiedad crearon ratones ansiosos.

Si bien estos estudios señalan el vínculo entre el microbioma y el estado de salud mental, la naturaleza o las bases moleculares de este vínculo siguen siendo desconocidas.
 

¿Las bacterias como tratamiento para la depresión?

Un área de investigación prometedora que tiene como objetivo definir los vínculos entre el microbioma y el cerebro humano se centra en la identificación de compuestos neuroactivos producidos o consumidos por bacterias en el intestino.

En un trabajo publicado en Nature Microbiology en diciembre de 2018, Philip Strandwitz y sus colegas de la Northeastern University en Boston estudiaron un tipo raro de bacteria intestinal con el nombre KLE1738. Estas bacterias raras comen ácido gamma-aminobutírico, también conocido como GABA. Un tipo diferente de bacteria, Bacteroides, produce GABA, manteniendo viva la bacteria KLE1738 alimentándola.

Estos hallazgos subrayan cómo los diferentes tipos de bacterias trabajan juntas en el intestino. Esto es importante porque GABA es un compuesto neuroactivo requerido para la función normal de nuestro sistema nervioso central. Los trastornos depresivos mayores se asocian con niveles reducidos de GABA.

Strandwitz planteó la hipótesis de que los microbiomas que contienen más bacterias productoras de GABA se asociarían con un huésped humano más feliz. En un pequeño estudio piloto de 23 pacientes, aquellos con niveles más altos de Bacteroides fecales, las bacterias productoras de GABA, también tenían depresión relativamente leve.

Aunque los resultados no fueron concluyentes, la tendencia apoya un posible papel para las bacterias en la modificación de la gravedad de la depresión.
 

El vínculo entre el estómago y la salud mental

Los resultados de este pequeño estudio piloto fueron ambiguos porque el número de pacientes era pequeño y el estudio no estaba controlado por los medicamentos que tomaron los sujetos. Un número significativo de estos pacientes tomaba antidepresivos de diversos tipos, los cuales podían influir en los resultados.

Además del uso de medicamentos, se espera que otras características de cada paciente, como la edad, el género y los antecedentes genéticos, influyan en el diálogo que se produce entre el intestino y el cerebro.

Pero el registro de psiquiatría danés promete cambiar todo esto ya que se obtuvieron datos de muchos pacientes.

El documentar cada aspecto clínico en las vidas jóvenes de más de un millón de personas que visitan el hospital por enfermedades mentales brinda la oportunidad de aislar y estudiar cada variable clínica.

Incluso después de ser clasificados en función de la edad, el sexo, el tipo de enfermedad mental, el historial de medicación o ciertas variantes genéticas, habrá un número suficiente de pacientes para permitir comparaciones significativas.

Debido a su tamaño, el registro danés podría hacer más para aclarar el vínculo entre el estómago y la salud mental que cualquier investigación anterior
 

Enlace con otras bases de datos a gran escala

El inmenso valor del registro puede ser verdaderamente revelado cuando se vincula con otros esfuerzos a gran escala, como los que estudian las interacciones bacterianas en el intestino o las variantes genéticas en pacientes con enfermedades mentales.

Por ejemplo, el estudio piloto del microbioma intestinal en 23 pacientes descritos anteriormente podría revisarse utilizando una cohorte de pacientes mucho más grande y mejor definida para generar resultados convincentes que podrían traducirse en mejoras en la atención del paciente.

El potencial del registro de psiquiatría danés para mejorar el tratamiento de las enfermedades mentales ha inspirado a otros países a hacer lo mismo. En noviembre de 2016, por ejemplo, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría anunció el lanzamiento de un registro nacional de salud mental llamado PsychPRO.

Al igual que los daneses, los psiquiatras estadounidenses anticipan que un registro nacional ayudará a impulsar los futuros esfuerzos de investigación y también estimulará el desarrollo de nuevas y mejores formas de tratar y prevenir las enfermedades psiquiátricas.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/salud-infantil/ciertas-infecciones-infantiles-y-los-antibioticos-pueden-aumentar-el-riesgo-de-enfermedad-mental-10472

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: