Claves para educar emocionalmente a tus hijos

7 consejos para dar apoyo emocional a nuestros hijos y conseguirlo

Claves para educar emocionalmente a tus hijos

Los padres siempre queremos que nuestros hijos sean felices. Para ello tenemos que tener cubiertas necesidades básicas como su alimentación, su higiene o su descanso. Pero también nuestros hijos tienen necesidades afectivas con las que deben contar en su infancia y adolescencia.

Un hijo necesita experimentar el afecto de sus padres, es el modo de adquirir la autoestima y la seguridad necesaria que le permitirá alcanzar su autonomía personal. “Dar al niño el afecto que necesita no significa ser excesivamente tolerante con él ni sobreprotegerle.

El niño puede sentirse querido a pesar de que se le reprenda cuando es necesario, si nota que esto se hace con cariño y rigidez a la vez.

Es importante premiar los logros, esfuerzos y conductas correctas que el niño va realizando, reforzando de este modo conductas que se van a mantener a la larga y sancionar aquellas que pueden ser nocivas para su desarrollo psicológico y social”, se explica en Educar en la afectividad.

Los adolescentes siguen necesitando el afecto constante de los padres incluso más que en la infancia. En muchas ocasiones se muestran esquivos y nos rechazan pero en el fondo necesitan sentir nuestro cariño. Aunque para ellos sus amigos son fundamentales su familia es siempre su punto de apoyo fundamental.

Ideas para dar apoyo emocional a nuestros hijos

Nuestro hijo necesita este apoyo emocional por parte de su familia durante su infancia y adolescencia. No contar con nuestro apoyo puede tener consecuencias en su desarrollo. Os vamos a dar 7 sencillas ideas para apoyar estas necesidades emocionales de nuestros hijos y lograrlo.

1. Tenemos que decirle que le queremos

Es importante que todos los días busquemos un momento para decirle a nuestro hijo que le queremos y que sienta que estamos pendiente de él.

No solo tenemos que pensarlo sino también tenemos que verbalizarlo. Saber que su familia le quiere y le apoya es básico para reforzar su autoestima.

Si no lo hacemos, es posible que nuestro hijo no sienta todo nuestro cariño y apoyo.

2. Tiempo en cantidad

Durante años se ha extendido el concepto de tiempo de calidad. Pero quizás esa idea hay que revisarla porque los niños necesitan pasar muchas horas con sus hijos.

Quizás ha sido la forma de justificar nuestras ausencias por motivos laborales. No solo hay estar cerca de ellos todos los días sino que tenemos que dedicarles nuestro tiempo cuando nos piden ayuda o cuando quieren jugar con nosotros.

El tiempo de calidad no puede sustituir nunca al tiempo en cantidad.

3. Ayudarles a gestionar sus emociones

Nuestros hijos tienen que aprender desde pequeños a aprender a gestionar sus emociones. Normalmente lo suelen conseguir cuando siguen el ejemplo de sus padres. Nuestra actitud ante los enfados, berrinches y rabietas es fundamental.

Tenemos que comprender sus miedos, sus problemas y sus afectos. Además debemos dar ejemplo con nuestra reacción ante los obstáculos y dificultades.

No podemos pretender que nuestro hijo no se enfade si nosotros lo hacemos ante el primer problema.

4. Establecer límites y normas en casa

Los niños necesitan desde pequeños conocer los límites y las normas. Tienen que saber que no pueden jugar con la tablet cuatro horas seguidas o comer con la televisión.

Necesitan saber hasta dónde pueden llegar y cuál es su papel en la familia. Desde pequeños deben tener pequeñas obligaciones en la familia como ordenar su habitación o poner la mesa.

Los límites son importantes para su desarrollo y para la convivencia familiar.

5.  Un padre siempre es un padre

Es importante que nuestros hijos no vean como padres y madres. No somos sus amigos y menos sus criados. Tienen que saber que no estamos a su entera disposición y tampoco somos sus compañeros del colegio. Los padres somos padres y es importante que desde pequeños lo comprendan.

6. Siempre refuerzo positivo

Otra de nuestras funciones es apoyar siempre a nuestros hijos. Tenemos que valorar los esfuerzos que hacen en su vida diaria y decírselo. No solo les tenemos que recriminar lo malo sino también comentarles lo que han hecho bien.

El apoyo de la familia es fundamental para su desarrollo como personas responsables. También debemos fomentar su autonomía para que vayan aprendiendo a vestirse y por ejemplo a hacer sus deberes solos.

Tenemos que apoyarles pero intentando que cada día sean más autónomos.

7. Ayudarles a pensar y reflexionar

Por último los padres tenemos que fomentar la reflexión y la curiosidad en los niños. Hay que favorecer que se paren todos los días unos minutos a pensar qué han hecho bien o mal. Nuestros hijos tienen que saber cuáles de sus comportamientos son positivos y negativos para comprender las consecuencias de su conducta.

Las necesidades afectivas de nuestros hijos son tan importante como la alimentación o la higiene y pueden afectar a su salud mental. Las madres y los padres somos piezas fundamentales en esta seguridad afectiva en su infancia y en su adolescencia.

ConsejosPsicologíaInteligencia emocional

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/psicologia-infantil/7-consejos-apoyo-emocional-hijos-y-conseguirlo/

6 claves para educar con amor a tus hijos

Claves para educar emocionalmente a tus hijos

Una de las tareas que más responsabilidad implica en nuestra vida es ser capaces de criar con plenitud a nuestros hijos. Para formar a un verdadero ser humano y contribuir en su vida de una forma plena, enseñarle a ser capaz de amar y ser amado es necesario. Pero, para ello, los padres debemos aprender a educar con amor.

Es importante recordar qué tienes que exigirte a ti mismo sanamente,buscando desarrollar en él lo mejor que hay en tu persona. Con este artículo me encantará compartirte 7claves para educar con amor a tus hijos los cuales podrás emplear para conseguir su bienestar presente y futuro.

“No podemos modelar a nuestros hijos según nuestros deseos, debemos estar con ellos y amarlos como Dios nos los ha entregado”

-Goethe-

1. Regálale compartir la grandeza de la vida

La vida nos permite ser vulnerables, y a la vez nos facilita el amor como medio para no sentirnos inseguros ante lo desconocido. Lo que nos permite aprender. Compartir con tu hijo esa forma de entender y disfrutar la vida le facilita tener herramientas cuando sienta miedo, angustia o dolor.

Además, sabrá que todas estas emociones pertenecen a su crecimiento. Un crecimiento donde podemos gozar del potencial que nos permite no sentirnos desconectados con nuestro verdadero YO, y por ende, nunca pensar que estamos solos ante el mundo.

2. Ayúdale a expresar verbalmente sus propias emociones 

El niño debe poder experimentar cada una de las emociones con las que vivimos los seres humanos, tanto positivas como las que tenemos concebidas socialmente como “menos buenas”.

En este punto es esencial recordar que las emociones en nuestro día a día son tesoros, por lo que explicarle que todas son normales y que a veces se apoderan del cuerpo es necesario para su crecimiento emocional. De esta forma, el niño sabrá que lo que siente en muchas ocasiones es normal.

Tanto cuando está feliz como cuando siente ira. Enseñarle a identificar y ponerle nombre a sus emociones será, sin duda, un aspecto clave para un buen desarrollo personal.

Habla y comparte con el niño acerca de sus propias emociones. Al desarrollarse de esta forma, a medida que vaya creciendo será capaz de  diferenciar entre la ira y la desesperación, entre la decepción y la tristeza. Habrá aprendido a controlar y gestionar sus emociones, expresándolas de manera adecuada.

Pensar que las emociones de los niños no tienen importancia es un error. Por ello, es importante que desde pequeños se les enseñe a conocerse a sí mismos a nivel emocional. Esto es, desarrollar la inteligencia emocional en los niños será un factor clave para un futuro bienestar psicológico.

Educar con amor a los hijos parte de enseñarles a expresar sus emociones y gestionarlas, no enseñarles a reprimirlas

3. Enséñale a cuidarse y tener conciencia de las personas que le rodean

Es estupendo que forme parte activa a la hora de realizar las tareas cotidianas del hogar. De esa forma podrá comenzar a sentirse responsable y, a su modo, autosuficiente. Se sentirá valido y que se respeta tanto así mismo como a las personas que le rodean.

Podemos compartir con él la importancia del cuidado corporal y el saber tener consciencia de su cuerpo como un instrumento a cuidar. Cuando asumimos desde pequeños que nuestro cuerpo es algo más que un medio físico, logramos sacar a la luz todo nuestro potencial. Y estar en equilibrio con nuestro todo cuando comenzamos a rozar la madurez.

4. Muéstrale su creatividad

Vivimos en una era donde hace tiempo tomamos la determinación de aislar en gran medida el fascinante poder del arte en nuestro día a día. Muchos estudios demuestran que la música, la música, el ritmo y la danza son lenguajes universales, y nos permiten desarrollar el control en nuestro cuerpo de forma consciente y equilibrada.

La práctica de cualquier actividad artística en la rutina de tu hijo le permitirá un sano desarrollo psicomotriz.

Para que coja gusto a la actividad y se fortalezca aún más vuestro vínculo. Anímale a sentirse libre en cada movimiento.

 Que no tenga miedo a hacerlo mal y lo más importante, que se sienta él mismo allá donde esté llevando a cabo su arte. Así podrás educar con amor.

En muchas ocasiones, los padres prefieren que sus hijos se dediquen solo al estudio o practicar algún deporte, descuidando la parte artística.

Sin embargo, desde la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner, no solo existe una inteligencia, sino varias. Entre ellas, por ejemplo, se encuentra la inteligencia musical.

Así pues, si nuestro hijo siente inquietud por algún campo determinado que le permita expandir su mente, es recomendable apoyarle.

5. Crea un ejemplo constante a su alrededor

Facilítale un entorno donde él mismo comparta momentos y experiencias con personas inteligentes, valientes, fuertes, talentosas y honradas, le ayudará a crecer como persona, inculcando valores primordiales en su vida.

Si quieres educar con amor, empieza a dar ejemplo

Comparte con él la vida y los momentos de grandes personajes de la historia: cómo vivieron, como llegaron a ser lo que son y la importancia de su belleza interior para conseguir todo ello. Que el verdadero talento y grandeza está en el interior de nosotros, no el exterior.

6. Enséñale a dar las gracias y ser agradecido

Los seres humanos nos caracterizamos por ser sociables, y en consecuencia disponer de todas las herramientas posibles para ayudar al prójimo buscando nuestro y su bienestar incondicional.

Decir “gracias” y “por favor” es un regalo en nuestro día a día. Enseñar a dar las gracias hará que nuestro hijo aprecie mucho más todo lo que le ofrecen los demás.

De esta forma, aprenderá a valorar el esfuerzo propio y el ajeno.

A la hora de educar a tu hijo, compartir con él la importancia de ayudar es vital para poder fomentar su lado humano, en definitiva su esencia y grandeza como persona. Aprenderá también la importancia de la cooperación y el lado amargo del egoísmo, o la necesidad de complacer de forma autómata para sentirse realizado en un futuro.

¿Te animas a educar con amor?

“No le evitéis a vuestros hijos las dificultades de la vida, enseñadles más bien a superarlas”.

-Louis Pasteur-

Источник: https://lamenteesmaravillosa.com/7-claves-educar-amor-tus-hijos/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: