Coágulos de sangre en el embarazo

Contents
  1. HEMORRAGIA VAGINAL DEL PRIMER TRIMESTRE DEL EMBARAZO
  2.      Cuidados en el hogar
  3. Trastornos De La Coagulación Durante El Embarazo Care Guide Information En Espanol
  4. ¿Qué necesito saber sobre los trastornos de la coagulación durante el embarazo?
  5. ¿Qué aumenta mi riesgo de tener trastornos de la coagulación mientras estoy embarazada?
  6. ¿Cuáles son los signos y síntomas de la TEV o TVP?
  7. ¿Cuáles son los signos y síntomas de una embolia pulmonar?
  8. ¿Cómo se diagnostican los trastornos de la coagulación?
  9. ¿Cómo se tratan los trastornos de la coagulación durante el embarazo?
  10. ¿Cómo puedo prevenir los coágulos sanguíneos?
  11. Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) o pídale a alguien más que llame si:
  12. ¿Cuándo debo buscar atención inmediata?
  13. ¿Cuándo debo llamar a mi médico u obstetra?
  14. ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:
  15. Further information
  16. Sangrado durante el embarazo, ¿cómo actuar?
  17. Aprende a distinguirlos: sangrado vs hemorragia
  18. El sangrado de implantación
  19. ¿Por qué hay sangrados durante el embarazo?
  20. ¿Estoy teniendo un aborto espontáneo?
  21. Mi experiencia: hemorragia durante el primer trimestre
  22. ¿Se puede prevenir el sangrado en el embarazo?
  23. ¿Has sufrido sangrados durante el embarazo? Anímate a comentar o a participar en nuestro foro
  24. Coágulos de sangre en el embarazo
  25. ¿Por qué se produce un coágulo de sangre?
  26. Consecuencias de un coágulo en el embarazo
  27. ¿Qué se puede hacer en estos casos?
  28. El sangrado durante el embarazo – ¿Qué es normal?
  29. El camino hacia una mejor salud
  30. Aspectos a tener en cuenta
  31. Preguntas para hacerle a su médico

HEMORRAGIA VAGINAL DEL PRIMER TRIMESTRE DEL EMBARAZO

Coágulos de sangre en el embarazo

Es el sangrado que se presenta durante los primeros tres meses del embarazo y puede variar desde un manchado intermitente hasta un sangrado abundante con coágulos. El sangrado vaginal es bastante común en este periodo del embarazo complicando el 20 al 30% de todos los embarazos y cerca del 50% de estos, siguen hasta el aborto.

Durante el primer trimestre del embarazo las hemorragias pueden ser provocadas por las siguientes causas:

  • Sangrado por implantación del embrión en el útero. Es posible que presentes un pequeño sangrado o manchado (de color café) muy ligero en el momento de la implantación del óvulo fecundado en el útero (para más información consulta el documento que te ofrecemos en esta misma sección), generalmente es mínimo y dura solamente un día o dos pero frecuentemente sucede en, o cerca de, la fecha en la que estás esperando tu menstruación. Esto puede confundirte si piensas que simplemente es un periodo de sangrado ligero y no te das cuenta de que estás embarazada. Esto es una parte normal del embarazo y no es causa de preocupación; sin embargo, es necesario que acudas a tu médico para estar tranquila.
    • No todas las embarazadas presentan este tipo de sangrado.
  • Cambios hormonales. Los cambios hormonales del momento en el que deberías estar menstruando, pueden también provocar pequeñas pérdidas por la vagina, a veces similares a la hemorragia menstrual.
  • Sexo:Durante el embarazo fluye más sangre al cuello uterino. Por eso no es raro notar unas manchas de sangre después de tener relaciones sexuales con penetración. Un pólipo cervical (un tumor benigno) también puede causar sangrado después de la relación sexual.
  • Un Papanicolaou o examen interno: Puedes sangrar un poco después de un Papanicolaou o un examen interno por las mismas razones: más flujo sanguíneo en el cuello del útero o un pólipo cervical.
  • Hematomas retrocoriales. Son pequeños lagos sanguíneos que se forman entre la superficie del útero y el tejido de la placenta. En la mayoría de los casos se reabsorben y desaparecen espontáneamente, pero también pueden ser causa de hemorragia, en general no se acompañan de dolores o cólicos abdominales.

Las causas más serias de sangrado durante el primer trimestre pueden ser:

  • Amenaza de aborto:Menos frecuentes, pero mucho más importantes, son las hemorragias provocadas por la amenaza de aborto, donde generalmente la pérdida sanguínea es de mayor magnitud y está siempre asociada a dolores o cólicos abdominales. El feto está todavía dentro del útero (basándose esto en el ultrasonido) pero hay dudas de si el embarazo va a continuar o no.
    • Cerca de un 25% de las embarazadas presentan este sangrado temprano y la mitad de ellas aborta. Pero si tienes un ultrasonido que muestra el corazón latiendo del bebé (entre las 7 y las 11 semanas), las probabilidades de continuar el embarazo y de llevarlo a término son más del 90%.
  • Aborto espontáneo: si el sangrado y los dolores abdominales han disminuido y el útero aparece vacío en el ultrasonido, es posible que hayas tenido un aborto espontáneo, que da fin a tu embarazo. Un aborto espontáneo puede suceder en cualquier momento durante la primera mitad del embarazo. La mayor parte de ellos ocurren durante las primeras 12 semanas del embarazo. Si pensaras que estás perdiendo tejido fetal, deberás acudir inmediatamente a tu médico.
    • Un aborto espontáneo ocurre en aproximadamente un 15 o un 20 por ciento de los embarazos. La mayor parte de los abortos espontáneos no pueden ser prevenidos ni evitados. Por lo general, son la forma en la que el organismo enfrenta un embarazo que no es normal. No existen pruebas que demuestren que el ejercicio o las relaciones sexuales causen abortos espontáneos.
  • Embarazo anembriónico:El ultrasonido mostrará evidencia de embarazo en la matriz, por ejemplo la pequeña bolsa amniótica, pero en este caso el embrión no se forma. Esto puede suceder cuando el embrión es anormal de alguna manera y no es por algo que hayas hecho o dejado de hacer.
  • Muerte fetal u óbito:Esto puede suceder cuando el bebe muere dentro del útero. Este diagnóstico es confirmado por el ultrasonido y puede suceder en cualquier momento del embarazo.
  • El embarazo ectópico(el huevo se implanta en la trompa de Falopio o fuera del útero y no en el útero), también puede generar un sangrado vaginal, pero en este tipo de embarazos hay dolor fuerte tipo cólico constante, puede haber mareos y desmayos y a veces dolores referidos a la zona del hombro y es necesario acudir al médico de inmediato para prevenir la ruptura de la trompa. Este es el sangrado vaginal más peligroso del primer trimestre del embarazo.
  • Los embarazos ectópicos son menos comunes que los abortos espontáneos. El sangrado habitualmente es rojo tendiendo al color vino, diferente del manchado café o rojo de la menstruación.
  • Embarazo molar: También conocido como mola hidatiforme o enfermedad trofoblástica, el embarazo molar es una afección en la que el embarazo no se forma adecuadamente. En este caso, el huevo normal del embarazo está reemplazado por un tejido de crecimiento rápido parecido que ocupa todo el interior del útero. Es en realidad un tipo de tumor que no pone en riesgo tu vida, sin embargo, en algunos casos puede ser canceroso.
    • Es causa de hemorragia, asociada a mucha sintomatología digestiva como las náuseas y vómitos.

Como el común denominador de todos estos problemas es la hemorragia genital, es fundamental una consulta inmediata con tu médico, quien deberá determinar cuál de ellos es el que está afectando a tu embarazo y obrar en consecuencia.

Otras causas

  • Infecciones: El sangrado también puede ser causado por una infección vaginal (como puede ser una infección por hongos o bacterias) o una enfermedad de transmisión sexual (como una tricomoniasis, gonorrea, clamidia o herpes) que pueden irritar o inflamar el cuello del útero lo que lo hace susceptible a que sangre después de las relaciones sexuales o de una exploración ginecológica.
  • Traumatismo al cuello uterino a raíz de relaciones sexuales(pequeña cantidad de sangrado)
  • El cuello uterino también sangra cuando hay un pólipo cervical(tumor benigno).
  • Deficiencia en la producción de progesterona. Esta hormona es la que sostiene el embarazo y su falta puede provocar un aborto o sangrado durante el primer trimestre.
  • Causa desconocida.

Quizás te interese:

     Cuidados en el hogar

REFERENCIAS

Источник: https://infogen.org.mx/hemorragia-vaginal-del-primer-trimestre-del-embarazo/

Trastornos De La Coagulación Durante El Embarazo Care Guide Information En Espanol

Coágulos de sangre en el embarazo

This material must not be used for commercial purposes, or in any hospital or medical facility. Failure to comply may result in legal action.

¿Qué necesito saber sobre los trastornos de la coagulación durante el embarazo?

El embarazo aumenta el riesgo de tromboembolia venosa (TEV). El TEV es cuando se forma un coágulo de sangre (trombo) en una vena. Un tromboembolismo venoso puede ocurrir en cualquier parte de su cuerpo y obstruir el flujo sanguíneo.

Una TEV en las venas profundas de las pantorrillas, los muslos, la pelvis o los brazos se conoce como trombosis venosa profunda (TVP). Un trozo del coágulo puede soltarse. Esto se llama un émbolo.

Los émbolos pueden transportarse a sus pulmones y provocar una embolia pulmonar (EP) potencialmente mortal. Las 6 semanas después del parto es también un período de mayor riesgo. Una afección con coagulación anormal de la sangre (trombofilia) se puede desarrollar por sí sola.

También puede ser hereditaria. La trombofilia también aumenta el riesgo de TEV. La trombofilia la pone en riesgo de tener problemas durante el embarazo como preeclampsia y aborto espontáneo.

¿Qué aumenta mi riesgo de tener trastornos de la coagulación mientras estoy embarazada?

  • Antecedentes de coágulos sanguíneos
  • Antecedentes familiares o una afección como la mutación del factor V de Leiden
  • Edad avanzada durante el embarazo
  • Obesidad
  • Fumar
  • Cesárea

¿Cuáles son los signos y síntomas de la TEV o TVP?

Sus síntomas dependerán de la localización del coágulo. Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Inflamación
  • Enrojecimiento
  • Calor, dolor o sensibilidad

¿Cuáles son los signos y síntomas de una embolia pulmonar?

  • Falta repentina de aliento o respiración agitada
  • Dolor súbito en el pecho que empeora cuando respira profundo
  • Latidos cardíacos rápidos
  • Fiebre y toser con sangre
  • Uñas de color azulado
  • Piel fría, pálida y sudorosa
  • Desmayo

¿Cómo se diagnostican los trastornos de la coagulación?

Su médico puede recomendar una evaluación si su riesgo de padecer un trastorno de coagulación es alto. Los exámenes pueden incluir pruebas para detectar un trastorno de coagulación o un coágulo de sangre. Es posible que se use cualquiera de lo siguiente:

  • Los análisis de sangre pueden utilizarse para comprobar qué tan bien coagula su sangre. También pueden ofrecerse pruebas genéticas. Estas buscan afecciones, como la mutación del Factor V Leiden, que aumentan el riesgo de coágulos.
  • Una ecografía podría mostrar un coágulo en la vena.
  • Una resonancia magnética (RM) se puede usar si las imágenes de ultrasonido no muestran un coágulo, pero el riesgo de una TVP continúa. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal dentro de su cuerpo o por encima.
  • La venografía con contraste es una radiografía de una vena. Se usa líquido de contraste para hacer que la vena se vea más fácilmente en la radiografía. Informe a su médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste.

¿Cómo se tratan los trastornos de la coagulación durante el embarazo?

Es posible que se necesiten medicamentos anticoagulantes, como heparina, durante todo el embarazo. También puede necesitar el medicamento por un corto tiempo después de dar a luz.

¿Cómo puedo prevenir los coágulos sanguíneos?

  • Cambie la posición del cuerpo o muévase a menudo. Si usted viaja en vehículo o trabaja en un escritorio, muévase y estírese en su asiento varias veces cada hora. En un avión, levántese y camine cada hora. Mueva las piernas apretando y soltando los músculos de las piernas mientras esté sentado. Puede mover las piernas mientras esté sentado subiendo y bajando los talones. Mantenga los dedos de los pies en el suelo mientras hace esto. También puede subir y bajar los dedos de los pies manteniendo los talones en el piso.
  • Mantenga un peso saludable. Pregunte a su médico cuánto peso usted debería aumentar durante el embarazo. Pídale que le ayude a crear un plan de alimentación que le ayude a mantenerse dentro de sus pautas.
  • Tome suficiente líquidos. Los líquidos ayudan a mantener a los vasos sanguíneos funcionando adecuadamente. Pregunte a su médico sobre la cantidad de líquido que necesita tomar todos los días y cuáles le recomienda. No tome bebidas con cafeína o alcohol. Los vasos sanguíneos se estrechan con la cafeína y el alcohol. Los vasos sanguíneos estrechos pueden aumentar el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos. Su bebé puede tener problemas si usted bebe alcohol mientras está embarazada.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden dañar los vasos sanguíneos y dificultar más la prevención de coágulos de sangre. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) o pídale a alguien más que llame si:

  • Usted tiene falta de aire repentina.
  • Tiene dolor en el pecho que empeora con una respiración profunda.
  • Está mareada o se desmaya.
  • Usted tiene sangrando que no para después de 10 minutos de haber aplicado presión sobre la herida.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Tiene signos de aborto espontáneo:
    • Manchado vaginal o sangrado abundante
    • Dolor o cólicos en el abdomen o área lumbar
    • Flujo con sangre, tejidos o coágulos que provienen de su vagina
    • Náuseas o vómitos
    • Mareos

¿Cuándo debo llamar a mi médico u obstetra?

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir.

Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos.

Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Medical Disclaimer

Источник: https://www.drugs.com/cg_esp/trastornos-de-la-coagulaci%C3%B3n-durante-el-embarazo.html

Sangrado durante el embarazo, ¿cómo actuar?

Coágulos de sangre en el embarazo

El sangrado durante el embarazo es uno de los mayores sustos que nos podemos llevar cuando estamos embarazadas, sobre todo si es nuestro primer embarazo. Según los datos, al menos un 20% de mujeres presentarán algún tipo de sangrado durante la gestación y suele ser un motivo común de alarma y consulta.

En la mayoría de las casos perder un poco de sangre durante el embarazo no suele ser grave, y de hecho a menudo es de los primeros síntomas de embarazo: el sangrado de implantación.

  Pero, sobre todo en el primer trimestre, un sangrado podría ser un síntoma de algo mucho más serio por lo que no está de más consultar con el obstetra para asegurar el bienestar de madre y feto.

Aprende a distinguirlos: sangrado vs hemorragia

Tan pronto vemos una mancha roja en la ropa interior, nuestra mente suele ir inmediatamente a la peor de las conclusiones: estás siendo víctima de un aborto espontáneo o de cualquier otra cosa que pone en peligro la vida del bebé.

Si bien es completamente normal sentirse alarmada, es imprescindible saber si estas ante una situación de emergencia, realmente grave y que requiere acudir inmediatamente a urgencias, o si es algo que puedes consultar en la brevedad posible con el gineco-obstetra.

Lo primordial es poder distinguir entre un sangrado simple y una hemorragia. Los sangrados son manchas de sangre pequeñas, leves, no continuas, que no serían capaces de empapar un protector diario y que apenas se aprecian en la ropa íntima, no llegan a manchar los pantalones.

Estas manchitas de sangre pueden ser normales durante un embarazo saludable, no son un signo de alarma ni requieren atención de emergencia aunque siempre debe consultarse con el médico lo más pronto posible, para descartar cualquier riesgo.

Por lo general no se trata más que de un sangrado de implantación, totalmente normal y presente en muchos embarazos.

En cambio, si el sangrado es profuso, tanto como para necesitar una compresa, pues de no tenerla la sangre mancharía la ropa interior y también la exterior, entonces es posible que estés en presencia de una hemorragia.

Ante una hemorragia siempre debemos acudir a urgencias, pues puede ser un signo de alarma, de infección, de algún tipo de afección, o puede que de una amenaza de aborto. Pero recuerda: puede.

  No des nada por seguro, simplemente ve a urgencias.

El sangrado de implantación

Durante los primeros 12 días de gestación puede ocurrir el llamado sangrado de implantación, que no es otra cosa que un sangrado leve causado por el óvulo fecundado, que se implanta en el tejido del útero. Este sangrado puede durar desde pocas horas hasta un par de días, depende de cada mujer, y puede suceder que alguna mujer lo confunda con una menstruación ligera.

La forma de distinguir el sangrado de implantación de la menstruación es el color: el sangrado de implantación tiene un color oscuro, parduzco, generalmente no es más que una leve mancha, que o bien no se repite o sólo se detecta al limpiarse. También puede pasar que sea rosado, por su mezcla con el flujo, pero en cualquier caso el color es totalmente distinto al habitual de la menstruación.

¿Por qué hay sangrados durante el embarazo?

Como mencionamos con anterioridad, tener un pequeño sangrado durante el embarazo puede ser completamente normal debido a la implantación, pero también puede deberse a otros factores:  infecciones,pequeñas heridas, incluso la ecografía de la semana 12 de embarazo, o  los exámenes y tactos realizados por el ginecólogo pueden causar un pequeño sangrado, y de hecho suelen advertirlo, aunque en caso de sangrado siempre debemos estar atentas a otros síntomas, e informar a nuestra matrona o ginecólogo.

Aunque el riesgo de aborto espontáneo es alto durante este primer trimestre, no todos los sangrados son el síntoma de que vaya a producirse; no obstante, ante un sangrado abundante, y especialmente si tienes otros síntomas como dolores de vientre muy fuertes y pérdida de tejido por la vagina (como los coágulos durante menstruaciones abundantes) debes acudir inmediatamente a urgencias para que se aseguren de que todo va bien.

Asimismo, si durante las primeras semanas de embarazo se experimentas un sangrado acompañado de dolores muy fuertes en la parte baja del vientre y la sensación de no poderse concentrar y mareos, es imprescindible acudir a consulta médica, pues existe una pequeña posibilidad  (apenas del 2%)de que se trate de un embarazo ectópico. Esto ocurre cuando el embrión se implanta fuera del útero, casi siempre en las trompas de falopio. El crecimiento del feto puede dañar la trompa, llegando a poner en peligro la vida de la mujer.

Durante el segundo y tercer trimestre de gestación, el sangrado comienza a ser poco común, así que requiere una consulta inmediata con el médico; sobre todo si está acompañado de otros síntomas.

Las causas posibles son varias y no vamos a especular aquí, lo que debes hacer en ese caso y siempre que haya un sangrado con molestias durante el embarazo es acudir a urgencias; vale más que se metan contigo por «embarazada exagerada» que no lamentar haber sido demasiado tranquila.

Obviamente si esto sucede al final del embarazo puede ser una seal de parto inminente; puedes estar expulsando el tapón mucoso, que en algunos casoso (no siempre sucede así) quiere decir que tu parto ha comenzado.

¿Estoy teniendo un aborto espontáneo?

Puede ser que si, y por eso, ante la duda, lo mejor es que acudas a urgencias. Pero también puede ser que no, y por eso quiero contarte mi experiencia, porque yo también creí que estaba sufriendo un aborto espontáneo, y no era así.

Mi experiencia: hemorragia durante el primer trimestre

En mi primer embarazo tuve una experiencia un tanto traumática con un sangrado, estando embarazada de unas 9 semanas. Un día, mientras trabajaba, noté como si me bajara la regla… ya me entendéis, pero fue como un «plap», algo muy brusco y abundante, que hizo que saltaran todas mis alarmas. No tenía ni idea de que esto pudiera suceder, así que ya os imagináis mi susto…

Fui al baño, y lo que vi fue un montón de sangre; mi ropa interior estaba empapada, y los pantalones empezaban a mancharse. Ya os podéis imaginar todo lo que pasó por mi cabeza.

Me excusé en el trabajo, y llamé a mi pareja, que por suerte ese día estaba en casa, para avisarle de que iba de camino (vivía casi al lado) y que teníamos que ir corriendo a urgencias porque estaba sangrando mucho.

Cuando llegué a casa ya toda mi ropa estaba empapada, así que yo tenía ya casi la certeza de que había perdido a mi bebé… allí había más sangre que en mis reglas, era imposible que todo siguiera bien. Así que me cambié, me puse una compresa y bajamos a urgencias.

No recuerdo lo que tuve que esperar (han pasado 8 años) pero si recuerdo que demasiado tiempo, y que no podía parar de pensar que mientras no hacían nada yo perdía a mi bebé… Finalmente me hicieron una exploración y me dijeron que quizás no fuera un aborto, que el sangrado no parecía venir del útero (¿de dónde sino?),  que me iban a hacer una ecografía para ver si el feto seguía vivo.

Esto si lo recuerdo, tardé 2 horas en ver a mi bebé en el ecógrafo. 2 horas llorando y preguntándome si seguiría vivo o estaría muerto. Esperando en la misma sala que las felices embarazadas, porque sólo había ese ecógrafo.

Esto es una crueldad imperdonable, y espero que si no lo han cambiado ya lo cambien pronto, porque conmigo estaba otra chica que ya si sabía seguro que lo había perdido y tenía que confirmar si lo había expulsado o no, para saber si le hacían legrado.

¿De verdad no se puede hacer con más humanidad?

En mi caso, la ecografía me dio una noticia que, sinceramente,  ya no esperaba: el embarazo seguía adelante. Ahí estaba mi bebé, con su corazoncito latiendo fuerte, con un tamaño adecuado a su edad gestacional, ajeno a lo que yo estaba pasando. Yo no me lo podía creer, el sangrado había sido brutal… ¿qué había sido entonces?

En mi caso nadie me explicó nada, simplemente me dijeron que todo estaba bien y que hiciera reposo hasta el final del primer trimestre, y que si volvía a tener un sangrado fuerte acompañado de dolor, volviera. Pero sólo en ese caso.

No obstante, con el tiempo he conocido casos similares, y les han dado 2 posibles razones:

  • Pérdida de un segundo feto en un saco gestacional distinto
  • Un hematoma en el útero que revienta y se expulsa

Como os digo en mi caso no me dieron razones y nunca supe a qué se había debido.

Pero no fue un hecho aislado, continué teniendo pequeños sangrados durante el resto del primer trimestre, a veces sangrados como tal y otras sólo pequeñas manchas rosadas o parduzcas, pero como podéis imaginar hasta que las manchas no pararon completamente y vi de nuevo a mi pequeñajo en el ecógrafo no respiré tranquila.

En el segundo embarazo me daba terror que me volviera a pasar lo mismo otra vez, pasarme todo el primer trimestre con el miedo permanente a perder a mi bebé… pero esta vez no tuve ni siquiera un pequeño sangrado de implantación, y si lo tuve fue tan leve que ni lo recuerdo.

¿Se puede prevenir el sangrado en el embarazo?

No es algo que nosotras podamos prevenir o evitar, y en muchos casos ni siquiera nada que hagas disminuirá el sangrado; no obstante, lo que se suele recomendar en estos casos es hacer un reposo relativo, para minimizar las posibilidades de realizar alguna actividad brusca. Las recomendaciones suelen sesr:

  • Descansar y dormir  las horas necesarias. Tu cuerpo está consumiendo más energía, necesita más tiempo para recuperarse y reconstruirse.
  • Permanecer en posición horizontal, con las piernas elevadas o sobre unos almohadones. Esto mejora la circulación sanguínea
  • Evitar tener sexo si se ha presentado sangrado, hasta que este pare.
  • Una vez retomes la actividad, evitar al principio actividades físicas muy extenuantes o exigentes.
  • Evitar cargar pesos.

¿Has sufrido sangrados durante el embarazo? Anímate a comentar o a participar en nuestro foro

ESTO TE INTERESA:

La prestación por riesgo es un derecho de todas las trabajadoras embarazadas, y es anterior al parto, en ocasiones comienza en el primer trimestre. ¿Sabes cuándo te corresponde y cómo pedirla? Toda la info en este post: baja por riesgo en el embarazo

aviso: esta entrada contiene alguno o varios de los siguientes tipos de publicidad: banners publicitarios, enlaces afiliados, contenido promocionado

Источник: https://unamadrecomotu.com/sangrado-embarazo-como-actuar/

Coágulos de sangre en el embarazo

Coágulos de sangre en el embarazo

Las mujeres embarazadas tienen seis veces más posibilidades de sufrir una trombosis o coágulo ya que los cambios hormonales aumentan el volumen de sangre hasta en un 50% y, además, aumentan los factores de coagulación de la sangre. Aunque puede llegar a ser muy grave, normalmente se detecta a tiempo y se tarta sin problemas.

Indice

¿Por qué se produce un coágulo de sangre?

Los coágulos de sangre o trombosis son masas de sangre que se forman cuando la sangre pasa de estado líquido a sólido.

Generalmente, tras hacernos una herida, el cuerpo produce coágulos para detener la hemorragia.

Sin embargo, hay veces que estos coágulos se forman bloqueando un vaso sanguíneo, lo que puede causar serios daños en el cuerpo ya que no permite la circulación fluida de la sangre por el organismo.

Este tipo de problema generalmente está ligado a una serie de enfermedades previas: trombofilia, coagulación intravascular diseminada (DIC), alta presión arterial, sobrepeso u obesidad… Aunque también hay otros factores que pueden desencadenar la aparición de un trombo:

El embarazo, ya que la sangre se coagula más fácilmente durante la gestación para prepararse para la pérdida de sangre que se producirá en el parto. Asimismo, el flujo de sangre en las piernas se hace más lento al final del embarazo ya que los vasos sanguíneos están más comprimidos a causa del crecimiento del útero.

La ingesta de algunos medicamentos, como pastillas anticonceptivas u hormonas de estrógeno. Estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de coagulación, así que habla con tu ginecólogo antes de usar estos fármacos.

Fumar. El tabaco daña el revestimiento de los vasos sanguíneos, lo cual puede resultar en la formación de coágulos de sangre.

El posparto. Es más probable que se forme un coágulo de sangre en las primeras 6 semanas después del parto.

El reposo o la vida muy sedentaria. Si tienes que hacer reposo a causa del embarazo o si tu vida es más sedentaria, es probable que tu circulación sanguínea no sea buena y puedas desarrollar coágulos.

Una cesárea previa. Tras una cesárea es posible desarrollar coágulos, por eso hay que tener cuidado y adoptar algunas medidas como levantarse y andar en cuanto sea posible. – Estar deshidratada. La deshidratación puede estrechar los vasos sanguíneos y hacer que la sangre se espese, lo cual puede aumentar las probabilidades de coágulos de sangre.

Consecuencias de un coágulo en el embarazo

Es una dolencia muy rara, ocurre a 1 o 2 mujeres de cada 1.000. Sin embargo, sus consecuencias pueden ser muy graves si no se trata a tiempo:

– Coágulos de sangre en la placenta: Si el flujo de sangre de la placenta al bebé no es suficiente, este verá perjudicada su alimentación y oxigenación.

– Ataque al corazón: se produce si el coágulo de sangre bloque el flujo de sangre al corazón.

– Aborto espontáneo, es decir, la pérdida del feto antes de las 20 semanas de gestación.

– Crecimiento intrauterino Retardado (CIR). Esto indica que el feto mide menos de lo que debería para su edad gestacional.

En función del momento de la gestación en la que aparece el retraso de crecimiento, se establecen dos tipos: CIR simétrico: se caracteriza porque todos los órganos tienen un crecimiento disminuido proporcional.

CIR asimétricos: existe una descompensación entre los distintos órganos.

– Insuficiencia placentaria: se produce cuando la placenta no puede cumplir adecuadamente con sus funciones: alimentación del feto, suministración de oxígeno, fabricación de hormonas, eliminación de desechos, etc.

– Preeclampsia: gestosis que suele aparecer después de la semana 20 de embarazo caracterizada por tensión alta, proteinuira, visión borrosa, mareos… Si no se detecta y controla a tiempo, puede causar complicaciones muy graves.

– Parto prematuro, es decir, nacimiento del feto entre la semana 20 y la 35. El parto prematuro puede tener consecuencias graves, sobre todo si el feto nace antes de la semana 26.

Embolia pulmonar. La embolia es un coágulo de sangre que se desplaza desde donde se creó hasta el pulmón, causando bajos niveles de oxígeno en la sangre y daños al organismo. Es una situación de urgencia que se caracteriza por problemas respiratorios, ritmo cardiaco rápido o irregular, dolor de pecho, desmayo, ansiedad, sangre al toser.

Muerte intrauterina: el feto muere dentro del útero.

Accidente cerebrovascular: si el coágulo bloquea el flujo de sangre al cerebro.

Trombosis: es una situación en la que el coágulo de sangre bloquea el flujo sanguíneo de un vaso. Suele suceder en las venas profundas de las piernas pero puede darse en otras partes del cuerpo.

Tromboembolismo venoso: Ocurre cuando el coágulo se desplaza por la corriente sanguínea hasta un órgano vital.

¿Qué se puede hacer en estos casos?

Los signos que indican que una mujer puede tener un coágulo de sangre son: hinchazón o dolor en una pierna, dolor que empeora al caminar, venas más grandes de lo normal.

Si se sospecha que se padece esta condición será necesario llevar a cabo una serie de pruebas para confirmar el diagnóstico y ver dónde está el coágulo: ultrasonido, resonancia magnética, pruebas de coagulación, etc.

Durante la gestación se puede administrar un anticoagulante llamado heparina que se puede continuar tomando tras el parto. Otras veces, tras el parto se suministra un anticoagulante llamado warfarina. La warfarina se puede tomar sin riesgo en la lactancia materna.

Con un tratamiento adecuado, no tiene que causar ninguna complicación y el embarazo podrá llegar a término sin problemas.

Insuficiencia placentaria

Definición:

Se produce cuando la placenta no cumple sus funciones: sintetizar hormonas esenciales para el embarazo, proteger al feto de infecciones y sustancias nocivas, y facilitar el intercambio de gases y nutrientes.

Síntomas:

Ninguno.

Tratamiento:

Reposo y vida sana. Es importante una detección precoz del problema.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/coagulos-de-sangre-en-el-embarazo-6673

El sangrado durante el embarazo – ¿Qué es normal?

Coágulos de sangre en el embarazo

El sangrado vaginal durante el embarazo no es común. Sin embargo, puede suceder por diferentes razones. Puede ser el resultado de algo serio o no. El sangrado ligero (manchado) es normal al principio del embarazo.

Esto se refiere a cuando el óvulo fertilizado se implanta en el útero. Sin embargo, el sangrado continuo durante el embarazo es diferente. Llame a su médico de inmediato si está sangrando mucho.

Vaya a la sala de emergencias si siente dolor intenso.

El camino hacia una mejor salud

El sangrado vaginal puede ocurrir en cualquier etapa del embarazo, desde la concepción hasta el parto. En el caso del manchado, es posible que solo note unas pocas gotas de sangre en su ropa interior. El sangrado abundante es más evidente. Requerirá una toalla sanitaria para proteger su ropa.

Llame a su médico siempre que tenga un sangrado de cualquier tipo. Llame a su médico si tiene sangrado o manchado vaginal. Esto es importante incluso si una prueba de ecografía confirma que su embarazo es normal. Una ecografía es el estudio donde un técnico mueve un lector de mano sobre de su estómago para ver una imagen del bebé.

Las razones no serias para el sangrado al comienzo de su embarazo pueden incluir:

  • implantación (cuando el óvulo fecundado se asienta en su útero los primeros 6 a 12 días);
  • relaciones sexuales;
  • infecciones;
  • hormonas.

Las causas más serias de sangrado vaginal durante la primera parte del embarazo pueden incluir:

  • un embarazo ectópico (un embarazo que comienza fuera del útero y no sobrevivirá);
  • un aborto involuntario (perder al bebé al principio del embarazo);
  • un embarazo molar (un óvulo fertilizado que se implanta en el útero pero que no vive).

En un embarazo avanzado, las siguientes afecciones médicas pueden causar sangrado vaginal:

  • desprendimiento de la placenta (la placenta se desprende de la pared del útero durante el parto);
  • placenta previa (la placenta se encuentra demasiado baja en el útero y casi cubre el cuello uterino);
  • placenta accreta (cuando la placenta invade y no se separa de la pared uterina);
  • trabajo de parto prematuro (trabajo de parto que comienza antes de completar las 37 a 40 semanas de embarazo). El sangrado puede ser solo un síntoma de parto prematuro. También puede incluir flujo vaginal, presión en la pelvis o el abdomen (parte inferior del estómago), dolor leve de espalda, calambres, contracciones y ruptura de bolsa.

Si está sangrando al principio de su embarazo, su médico querrá saber durante cuánto tiempo y en qué cantidad. Si tiene contracciones y dolor al principio del embarazo, ordenará realizar pruebas. Estas incluirán una ecografía, análisis de sangre y de orina.

Si el sangrado continuo no es grave, su médico puede tratarlo recomendándole que descanse, se relaje, no se ponga de pie y no tenga relaciones sexuales. Mantenga su cuerpo sano. Tome una vitamina prenatal con ácido fólico todos los días durante el embarazo. Tómela antes si planea quedar embarazada.

Evite fumar, beber alcohol y tomar drogas ilegales. Hable con su médico antes de tomar medicamentos recetados. Además, cuando está embarazada, nunca debe tomar una ducha vaginal (usar productos de limpieza vaginal) o usar tampones.

Puede ser necesario tratar el sangrado grave con un reposo prolongado en la cama, hospitalización o cirugía.

No puede evitar un aborto involuntario una vez que haya comenzado. En general, se desconoce la causa precisa. Rara vez es algo que la madre haya hecho mal. La mayoría de las mujeres pueden tener embarazos saludables en el futuro. Si ha perdido más de 3 embarazos, hable con su médico.

Aspectos a tener en cuenta

Si experimenta sangrado o manchado en cualquier momento durante su embarazo, su médico querrá recopilar la mayor cantidad de información posible. Eso incluirá:

  • ¿Qué tan avanzado está su embarazo?
  • ¿Ha sangrado en algún otro momento durante su embarazo?
  • ¿Cuándo comenzó el sangrado?
  • ¿El sangrado es abundante o es un manchado?
  • ¿Comienza y se detiene?
  • ¿Cuánta sangre hay?
  • ¿De qué color es la sangre (rojo brillante o marrón oscuro)?
  • ¿Tiene olor la sangre?
  • ¿Tiene contracciones o dolor?
  • ¿Se siente débil, cansada o mareada?
  • ¿Ha experimentado vómitos, náuseas o diarrea?
  • ¿Tiene fiebre?
  • ¿Tuvo alguna lesión reciente (como una caída o un accidente automovilístico)?
  • ¿Ha participado en alguna actividad física?
  • ¿Está bajo un estrés extraordinario?
  • ¿Cuándo fue la última vez que tuvo relaciones sexuales? ¿Sangró después?
  • ¿Tiene un trastorno hemorrágico? Las mujeres con trastornos hemorrágicos corren el riesgo de complicaciones durante y después del embarazo. Esto incluye anemia por deficiencia de hierro, sangrado durante el embarazo y sangrado grave después del parto (hemorragia posparto). Hable con su médico antes de quedar embarazada si tiene un trastorno hemorrágico. Además, los trastornos hemorrágicos son genéticos.
  • ¿Cuál es tu tipo de sangre? Si su tipo de sangre es Rh negativo, necesitará tratamiento con un medicamento llamado inmunoglobulina Rho (D). Esto evita complicaciones con futuros embarazos.

El sangrado vaginal suele ser sangre sin coágulos ni tejido. Si ve algo que no sea sangre, llame a su médico de inmediato. Trate de recoger la descarga en un recipiente y llévelo con usted cuando vea a su médico. Puede significar que usted ha tenido un aborto.

Si ese es el caso, su médico le proporcionará atención adicional. Si no ha desprendido todo el tejido del aborto involuntario, es posible que su médico deba realizar un procedimiento. Este procedimiento se llama dilatación y legrado (D y L). Implica abrir (dilatar) el cuello uterino.

Su médico succionará suavemente el tejido restante del aborto espontáneo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Pueden ciertos alimentos (como los alimentos picantes) causar sangrado?
  • ¿Es mejor evitar tener relaciones sexuales durante todo el embarazo?
  • ¿Es normal detectar manchas de sangre durante un embarazo avanzado?
  • ¿Mi vida está en riesgo?
  • Me siento triste. ¿Hay alguien con quien pueda hablar sobre mis sentimientos? ¿Hay un grupo de apoyo?

Copyright © American Academy of Family Physicians

Esta información proporciona una visión general y puede que no se aplique a todos. Hable con su médico de familia para averiguar si esta información se aplica a usted y para obtener más información sobre este tema.

Источник: https://es.familydoctor.org/el-sangrado-durante-el-embarazo-que-es-normal/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: