Com que frequência se deve pesar ao bebé?

Semana de embarazo (SE) 32

Com que frequência se deve pesar ao bebé?

En la semana 32 del embarazo, el bebé mide unos 43 centímetros de pies a cabeza y pesa unos 1800 gramos. Hasta el nacimiento, aumentará de peso un promedio de 200 gramos por semana.

En la SE 32, al bebé solo le faltan dos cosas para vivir sin problemas fuera del seno materno: una cantidad suficiente de surfactante (la proteína superficial que impide que los alvéolos pulmonares se colapsen) y una capa de grasa protectora como reserva de energía y regulador del calor.

La mayoría de bebés que nacen entre la semana 32 y la 37 crecen sin trastornos de salud y, en comparación con los niños que vienen al mundo «cuando toca», tampoco presentan retrasos en su desarrollo físico, motor y mental durante los primeros años de vida.

Durante esta semana, muchos niños se colocan en una posición en la que la cabeza ya está hacia abajo y golpean el diafragma de la madre con un impulso de movimiento dando patadas, a veces muy fuertes y claramente coordinadas.

En la SE 32 todavía no se sabe si se quedarán en esta posición hasta el nacimiento. A menudo, el bebé se coloca varias veces en otra posición.

De hecho, muchas veces estos cambios de postura se pueden ver desde fuera como deformaciones en todo el vientre.

En esta semana, el útero ya contiene aproximadamente un litro de líquido amniótico, que favorece el movimiento del niño hasta la posición final para el nacimiento.

En las próximas semanas, la cantidad de líquido amniótico se reducirá proporcionalmente al aumento de peso del bebé. Al respirar el líquido amniótico, el bebé tiene ahora cada vez más hipo, que es importante para entrenar las vías respiratorias.

La madre lo nota en forma de contracciones rítmicas y, con frecuencia, muy intensas.

Con los varones, los testículos se mueven al escroto más o menos en la SE 32. Si uno de los testículos o los dos aún se encuentran en el interior del cuerpo en el momento del nacimiento, en principio no hay que preocuparse. Esto podría deberse a un trastorno hormonal o a un bloqueo corporal.

En el 75 por ciento de los casos, el problema se soluciona durante el primer año de vida. En caso contrario, se prescribe un tratamiento hormonal que consiste en un espray nasal o en inyecciones. Si este tratamiento no funciona, los testículos se colocan en su lugar mediante una operación quirúrgica sencilla con anestesia general. Esta leve intervención es muy poco dolorosa para los niños.

La madre: sueño de peor calidad y un argumento para una vida en pareja tranquila

El aumento de peso de la madre ha sido de unos 500 gramos por semana para la SE 32, un ritmo que se mantendrá hasta el nacimiento. Alrededor de la mitad de este peso lo provoca el niño y la otra mitad procede de la creación de reservas de energía propias. El cuerpo exige ahora sus derechos más que antes y la mayoría de mujeres necesitan descansar más a menudo y durante más tiempo.

El agotamiento en la fase tardía del embarazo también contribuye a un sueño insuficiente por la noche.

El bebé se duerme durante el día meciéndose suavemente con los movimientos de la madre y se vuelve activo sobre todo cuando ella descansa. Por eso, muchas mujeres duermen mal desde hace muchas semanas.

Además, muchas veces las ganas de orinar frecuentes interrumpen el sueño nocturno en múltiples ocasiones.

Debido al crecimiento del vientre, muchas mujeres ya no pueden descansar sobre el lado izquierdo, una postura que fisiológicamente debería ser favorable. La solución a veces la ofrecen los cojines lumbares altos o un sillón cómodo, ya que en las últimas cuatro a seis semanas de embarazo, la postura sentada suele resultar más relajada que la postura tendida.

Consejo:
Dedica un tiempo al cariño y a la intimidad con tu pareja.

El sexo no molesta ni daña al bebé. El saco amniótico y la musculatura del útero protegen al feto de forma fiable. La relación entre el sexo durante el embarazo y los partos prematuros o las infecciones vaginales ha sido descartada por numerosos estudios médicos.

De hecho, una encuesta demostró que las mujeres que siguen siendo activas sexualmente durante el embarazo son menos propensas a sufrir partos prematuros.

En un embarazo normal, la actividad sexual está permitida médicamente y es posible hasta poco antes de la rotura del saco amniótico. Lo más bonito para los futuros padres es que pueden disfrutar una vez más de momentos íntimos especialmente intensos sin interrupciones.

Con dolores intensos o un embarazo complicado, el cariño y la cercanía física tienen exactamente el mismo efecto.

Síndrome del túnel carpiano durante el embarazo

El síndrome del túnel carpiano es una afección por la que los nervios del canal carpiano se someten a un gran esfuerzo a causa de cargas monótonas, como teclear regularmente durante mucho tiempo. Los síntomas se presentan como un hormigueo o un entumecimiento de los dedos, así como con dolor al agarrar cosas y en las muñecas.

En el último tercio del embarazo, la retención de líquidos en los tejidos puede tener el mismo efecto. En estos casos, el canal carpiano se ve fuertemente afectado por la hinchazón. Muchas embarazadas tienen sensación de entumecimiento y dolor en las manos, sobre todo por la noche.

A veces alivia una postura para dormir en la que ni las manos ni las muñecas se carguen. También ayuda relajar la muñeca, por ejemplo, con una férula para la mano. Con dolores muy intensos, el médico puede administrar inyecciones analgésicas en los nervios afectados.

También ayuda mucho la acupuntura.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/calendario-de-embarazo/semana-de-embarazo-se-32.html

El crecimiento de su bebé: 1 mes

Com que frequência se deve pesar ao bebé?

  • Tamaño de texto más grande

Los bebés siguen creciendo deprisa tanto en peso como en longitud.

¿Cuánto crecerá mi bebé?

El primer mes de la vida de su bebé ha sido un período de crecimiento rápido. Su bebé ganará aproximadamente de una pulgada a una pulgada y media (de 2,5 a 3,8 cm) en longitud durante este mes y unas dos libras (o 907 gramos) en peso. Estamos hablando de promedios; su bebé puede crecer un poco más deprisa o un poco más despacio.

Su bebé puede atravesar períodos en que tenga más hambre y esté más inquieto de lo normal. Este incremento del hambre indica que su bebé está haciendo un estirón (o período de crecimiento acelerado).

Si amamanta a su bebé, tal vez compruebe que su bebé quiere mamar más a menudo (a veces, ¡cada hora!) en ciertos momentos del día. En inglés, esto recibe el nombre de «cluster feeding» y significa comer mucho en varias tomas seguidas.

Los bebés alimentados con leche de fórmula pueden querer comer más a menudo o alimentarse durante más tiempo seguido tiempo en las tomas.

Usted aprenderá a identificar los signos de que su bebé tiene hambre o está lleno. Sabrá que su bebé tiene hambre cuando parezca inquieto, llore mucho, saque la lengua o se succione las manos o los labios.

Sabrá que está lleno cuando deje de mostrar interés por alimentarse o se limite a quedarse dormido al final de la toma.

Recuerde que los estómagos de los bebés son muy pequeños y que necesitan eructar después de cada toma para expulsar los gases que les provocan malestar.

El médico pesará al bebé, medirá su longitud y su perímetro craneal y representará su crecimiento en una gráfica de crecimiento estandarizada (hay gráficas diferentes para los niños y para las niñas). Su bebé puede ser grande, pequeño o de tamaño medio. Pero, siempre que su patrón de crecimiento sea constante a lo largo del tiempo, lo más probable es que su evolución sea la adecuada.

Si su bebé ha sido prematuro, tenga en cuenta que su crecimiento y su desarrollo no se deben comparar con los de los bebés que nacieron a término. Los bebés prematuros necesitan que se le haga un atento seguimiento, y se deben pesar más a menudo durante los primeros meses de vida para asegurarse de que están creciendo adecuadamente. ¡Necesitan recuperar el tiempo perdido!

¿Me debería preocupar?

Si su bebé no está creciendo al ritmo esperable, o si su ritmo de crecimiento se enlentece, su médico querrá estar seguro de que está comiendo lo suficiente.

Es posible que el médico le pregunte sobre:

  • Cuántas tomas hace el bebé al día. Con un mes de edad, un bebé amamantado se puede alimentar unas 8 veces en cada período de 24 horas (aproximadamente cada 2 o 3 horas); los bebés alimentados con leche de fórmula suelen comer menos a menudo, tal vez cada 3 a 4 horas.
  • Cuánto come su bebé en cada toma. Los bebés suelen mamar durante un mínimo de 10 minutos, se les debe oír tragar y deben parecer satisfechos al concluir la toma. Con esta edad, los bebés alimentados con leche de fórmula pueden beber de 4 a 5 onzas (de 118-148 mililitros) en cada toma.
  • Con qué frecuencia orina su bebé. Los bebés deben mojar por lo menos de 4 a 6 pañales al día.
  • Cuántas veces va de vientre su bebé al día, y cuál es el volumen y la consistencia de sus heces. La mayoría de los bebés van de vientre una o más veces al día, pero puede ser normal estar uno o dos días sin ir de vientre si la consistencia de las heces es normal. Las heces de los bebés amamantados tienden a ser blandas y algo más aguadas o sueltas. Las deposiciones de los bebés alimentados con leche de fórmula tienden a ser un poco más densas, pero no deben ser duras ni muy consistentes.

La mayoría de las veces, el crecimiento de los bebés se registrará a lo largo de los próximos meses en las visitas de revisión ordinarias. Pero si al médico le preocupa el peso de su bebé, querrá verlo más a menudo.

¿Qué ocurrirá a continuación?

El próximo mes, puede esperar que su bebé crezca de una pulgada a una pulgada y media (de 2,5 a 3,8 centímetros) en longitud y que gane unas 2 libras (907 gramos).

En esta etapa, le parecerá que a su hijo se le queda pequeña enseguida toda la ropa. Pero no se preocupe. Este crecimiento rápido se enlentecerá en la segunda mitad de su primer año de vida.

Revisado por: Cristy A. Wong, MD

Fecha de revisión: enero de 2019

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/grow13m-esp.html

Los primeros días con el bebé: el peso y la talla al nacer

Com que frequência se deve pesar ao bebé?

Hace un mes os hablamos del aspecto al nacer del bebé, de cómo sería en los primeros días después de llegar al mundo, para que tuvierais una mínima referencia y ayudaros a resolver las típicas dudas de los padres que acaban de serlo.

Hoy seguimos un poco con esa entrada centrándonos en el peso y la talla de los bebés al nacer, porque muchos padres tienen expectativas acerca del peso y el tamaño que tendrán, o dudan cuando ven que su bebé es tirando a ligerito y el de la habitación de al lado del hospital, que ha nacido el mismo día, parece su hermano mayor (o viceversa).

Los bebés no pesan todos lo mismo al nacer, y esto es porque hay varios factores que afectan al peso y estatura del bebé que está por nacer. Vamos a ver a continuación cuáles son estos factores:

  • La duración del embarazo: Por lógica, cuanto más tiempo está un bebé gestándose en la barriga de su madre, más grande será. Un bebé nace a término cuando lo hace a partir de las 37 semanas de gestación, y se considera post término a partir de las 42. Entre la 37 y la 42 hay un mes de diferencia. Para un bebé no es lo mismo salir a las 37 que a las 42, así que pese a que nace a término en ambas, a los 42 seguro que es más grande que si naciera a las 37.
  • El tamaño de los padres: No es una regla exacta, porque a veces se ven niños pequeñitos con padres grandes, pero sí hay una tendencia clara. Si la madre y el padre son más bien altos, los niños nacen grandes. Si los padres son bajitos, los niños suelen nacer pequeñitos.
  • La dieta de la madre durante el embarazo: el embarazo es el peor momento de la vida de la mujer para ponerse a hacer una dieta de adelgazamiento o para privarse de nutrientes que tanto ella como el bebé necesitan. Lo es porque el riesgo de parto prematuro es mayor, el bebé puede tener un desarrollo cerebral peor, puede nacer con labio leporino y puede nacer también con bajo peso.
  • Posibles complicaciones en el embarazo: Hay circunstancias en el embarazo que pueden modificar el tamaño del bebé. Si la madre ha tenido la tensión elevada durante el embarazo o ha padecido algunas enfermedades el bebé podría ser más pequeño de lo que habría sido si todo hubiera ido bien. Si en cambio la madre ha sufrido diabetes gestacional el bebé podría ser más grande.
  • El consumo de sustancias nocivas para el bebé: el tabaco, el alcohol o las drogas durante el embarazo afectan al tamaño del bebé.

¿Cómo saber si su tamaño es correcto?

Si un niño es muy pequeño, o si es muy grande, el desarrollo y la vida fuera del útero pueden serle relativamente complicados. Por eso, cuando los bebés nacen, tras medirles y pesarles, se comparan las cifras con las que se consideran normales al nacer. Esto se hace mirando las tablas de peso y de altura por percentiles.

En ellas se observa cuál es el tamaño habitual de los bebés y cuál es el peso habitual al nacer, y así se compara al bebé recién nacido para saber si todo es normal o si podría haber algo a tener en cuenta.

Para que tengáis más datos, comentaros que lo normal es que un recién nacido niño mida entre 46 y 53,5 cm y pese entre 2,500 y 4,300 kg.

Si es niña, lo normal es que mida entre 45,5 y 53 cm y pese entre 2,400 y 4,200 kg.

Si se sale por arriba o por abajo hay que ver las razones, porque podría ser algo normal o podría haber una causa sobre la que trabajar o solucionar.

¿Y si es grande o pequeño?

Los niños más cercanos a los valores altos o bajos que os he comentado son los considerados grandes o pequeños (grandes, por encima del percentil 90 y pequeños, por debajo del 10).

En caso de que el bebé sea grande, que es algo que maravilla mucho a los familiares, por aquello de que da la sensación de que cuanto más grande es, más sano está, hay que vigilar con los niveles de azúcar en la sangre, pues pueden tener dificultad para regularlos y, para prevenir una hipoglucemia (un nivel muy bajo de azúcar que afecta al nivel de conciencia del bebé) hay que alimentarle con más frecuencia que al resto de los bebés.

En caso de que el bebé sea pequeño hay que tener muy en cuenta el tema de la alimentación, pues a veces tienen más problemas para comer, y hay que vigilar con la temperatura, porque pueden tener más problemas para regular su propia temperatura.

Una vez pasen los días y el bebé haga su primera visita con el pediatra y la enfermera volverá a ser medido y pesado para ver si la talla. el peso y el perímetro craneal están aumentando tal y como se espera. En caso de que no sea así habrá que valorar si hay algún problema de alimentación o de salud.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | El tamaño de la tripa no depende del tamaño del bebé, Fórmula para calcular el peso del bebé por nacer, Factores que influyen en el crecimiento fetal

Источник: https://www.bebesymas.com/recien-nacido/primeros-dias-recien-nacido-peso-talla-al-nacer

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: