Cómo afecta la diabetes gestacional al bebé

Diabetes tipo 1 y 2 y embarazo

Cómo afecta la diabetes gestacional al bebé

Las mujeres embarazadas con diabetes tipo 1 o tipo 2 que no controlan sus niveles de azúcar en la sangre pueden sufrir problemas de salud al igual que sus bebés:

Defectos de nacimiento

Los órganos del bebé se forman durante los primeros dos meses del embarazo, a menudo antes de que la mujer sepa que está embarazada. El azúcar en la sangre que no está controlada puede afectar esos órganos mientras se están formando y causar graves defectos de nacimiento en el desarrollo del bebé, como del cerebro, la columna vertebral y el corazón.

Un bebé demasiado grande

La diabetes que no se controla bien causa un aumento en el azúcar de la sangre del bebé. El bebé está “sobrealimentado” y crece demasiado.

Además de causar incomodidades en los últimos meses del embarazo, tener un bebé demasiado grande puede causar problemas durante el parto tanto para la madre como para él. Puede ser que la madre necesite una cesáreaexternal icon para poder dar a luz.

También es posible que el bebé nazca con daño en los nervios debido a la presión en los hombros durante el parto.

Cesárea

La cesárea es una operación para sacar al bebé a través del vientre de la madre. Una mujer con diabetes mal controlada tiene una probabilidad más alta de requerir una cesárea para dar a luz al bebé. Cuando el bebé nace por cesárea, a la madre le toma más tiempo recuperarse del parto.

Presión arterial alta (preeclampsia)

Cuando una mujer embarazada presenta presión arterial alta, proteína en la orina y una inflamación frecuente en los dedos de las manos y los pies que no se alivia, puede ser que tenga preeclampsia. Este es un problema grave que amerita ser vigilado muy de cerca por el doctor.

La presión arterial alta puede causar daños tanto a la madre como a su bebé en gestación. Puede provocar un nacimiento prematuro del bebé y también convulsiones o accidentes cerebrovasculares (un coágulo sanguíneo o sangrado en el cerebro con posible daño cerebral) en la mujer durante el trabajo de parto y el alumbramiento.

Las mujeres con diabetes tienen presión arterial alta con más frecuencia que las mujeres que no la tienen.

Nacimiento prematuro (antes de término)

Un bebé que nace de manera muy prematura puede tener complicaciones, como problemas para respirar, problemas cardiacos, sangrado en el cerebro, problemas intestinales o de la visión. Las mujeres con diabetes tipo 1 o 2 tienen más probabilidad de dar a luz a un bebé prematuro que las mujeres que no tienen diabetes.

Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia)

Las personas con diabetes que toman insulina u otros medicamentos para la diabetes puede que sufran una baja en su nivel de azúcar en la sangre.

El bajo nivel de azúcar en la sangre puede ser grave y hasta mortal si no se atiende rápidamente.

Las mujeres pueden evitar una disminución peligrosa de su azúcar en la sangre si vigilan cuidadosamente sus niveles y se tratan en forma oportuna.

Si la madre no se ha controlado su diabetes durante el embarazo, puede que los niveles de azúcar en la sangre del bebé disminuyan rápidamente después de nacer. Los niveles de azúcar del bebé se deberán mantener bajo observación durante varias horas después de su nacimiento.

Abortos espontáneos o mortinatos

Un aborto espontáneo es la interrupción de un embarazo antes de las 20 semanas. El mortinato ocurre después de 20 semanas de gestación. Los abortos espontáneos y los mortinatos pueden ocurrir por varias causas. Una mujer que tiene diabetes no controlada tiene una probabilidad mayor de tener un aborto espontáneo o un mortinato.

7 consejos para las mujeres con diabetes

La mujer que tiene diabetes y mantiene controlado su azúcar en la sangre antes y después del embarazo puede reducir sus probabilidades de tener un bebé con defectos de nacimiento. El control del azúcar en la sangre también reduce el riesgo de que la mujer sufra las complicaciones comunes de la diabetes, o de que esas complicaciones empeoren durante el embarazo.

Medidas que pueden tomar las mujeres antes y después del embarazo para evitar complicaciones:

  1. Antes de buscar un embarazo, consulte a su médico.

    Este tiene que evaluar los efectos que la diabetes ha causado en su cuerpo, aconsejarle cómo lograr y mantener el control del nivel de azúcar en la sangre, cambiarle los medicamentos si es necesario y planear un seguimiento frecuente. Si usted tiene sobrepeso, el médico podría recomendarle que intente perder peso antes de quedar embarazada como parte del plan para controlar su azúcar en la sangre.

  2. Durante el embarazo, una mujer que tiene diabetes necesita ver a su médico con más frecuencia que las mujeres embarazadas que no tienen la enfermedad. Usted y su médico pueden trabajar juntos para prevenir o detectar problemas en forma temprana.

  3. Coma alimentos saludables incluidos en un plan de comidas para personas con diabetes. Un nutricionista puede ayudarle a crear un plan de comidas saludable. También le puede enseñar a controlar su azúcar en la sangre durante el embarazo.

    Sabrosas recetas para personas con diabetes y sus familias pdf icon[PDF – 8 MB] »

  4. El ejercicio es otra manera de controlar el azúcar en la sangre. Ayuda a equilibrar el consumo de alimentos.

    Después de consultar a su médico, puede realizar ejercicio regular antes, durante y después del embarazo.

    Procure hacer un mínimo de 30 minutos de actividad física, de moderada a intensa, al menos cinco días a la semana. Esto puede ser caminar a paso rápido, nadar o jugar activamente con los niños.

  5. Si su médico le prescribe medicamentos o insulina, tómelos de la manera indicada para ayudar a controlar su azúcar en la sangre.

  6. Mantener un estricto control del azúcar en la sangre puede ocasionar una baja en el azúcar.

    Si usted está tomando tabletas para la diabetes o insulina, es muy útil tener siempre azúcar a la mano, como un caramelo, tabletas o gel de glucosa.

    También es aconsejable enseñar a sus familiares, compañeros de trabajo y amigos a cómo prestar asistencia en caso de que usted presente una baja grave de su nivel de azúcar en la sangre.

    Aprenda más sobre el bajo nivel de azúcar en la sangre »

  7. Dado que el embarazo causa cambios en las necesidades de energía del cuerpo, los niveles de azúcar en la sangre pueden cambiar muy rápido. Usted necesita revisar su azúcar en la sangre a menudo, como se lo indique su médico. Es importante aprender a ajustar el consumo de alimentos, el ejercicio y la insulina, dependiendo de los resultados de las pruebas de azúcar en la sangre.

    Aprenda más sobre cómo controlar su diabetes »

Información adicional

¿Tiene diabetes? ¿Está pensando tener un bebé? pdf icon[PDF – 4.6 MB]Vea, descargue e imprima este folleto sobre la diabetes y el embarazo.

Para obtener más información sobre cómo mantener controlado el azúcar en la sangre, visite el sitio web de la Asociación Americana de Diabetesexternal icon.

Источник: https://www.cdc.gov/pregnancy/spanish/diabetes-types.html

Diabetes gestacional: efectos en la salud del bebé y de la embarazada a largo plazo

Cómo afecta la diabetes gestacional al bebé

Entre el 7 y 14% de mujeres desarrollarán diabetes gestacional en el embarazo.

La alteración de su sistema metabólico hace que no regulen bien el azúcar, lo que afecta a la salud de la embarazada y del feto, más vulnerable a sufrir ciertas enfermedades de adulto.

Diagnóstico y tratamientos preventivos son claves para controlar estos efectos. Luis Cabero, Jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Vall d’Hebrón, nos lo explica.

¿Por qué las embarazadas son más vulnerables a desarrollar diabetes?

Desde el comienzo del segundo trimestre, la embarazada va desarrollando un aumento de la resistencia a la insulina y, secundariamente, una disminución de la tolerancia a la glucosa.

Este cambio se debe, por una parte, a los elevados niveles en sangre de hormonas como la prolactina, la progesterona y, especialmente, el cortisol; y, por otra, a las mayores demandas energéticas y de insulina necesarias para que la madre pueda suministrarle al feto los nutrientes de forma continuada.

Para asegurar este aporte constante, se producen cambios en el metabolismo materno, con el objetivo de mantener los nutrientes ingeridos por la madre durante un tiempo más prolongado en la circulación materna, y también, para movilizarlos desde los tejidos cuando está en ayunas.

Estos fenómenos, conocidos como anabolismo facilitado y ayuno acelerado, buscan asegurar el correcto suministro de glucosa y aminoácidos por parte del feto. La respuesta más común a esta situación de resistencia a la acción de la insulina es que la embarazada produzca más insulina. Sin embargo, hay embarazadas que no consiguen esta respuesta compensatoria adecuada y, por tanto, desarrollarán diabetes gestacional.

¿Qué efectos tiene la diabetes gestacional en el feto?

Desde hace años, el congreso DIP (Diabetes in Pregnancy) centra su interés en el impacto que la diabetes gestacional tiene sobre la madre y el feto, poniendo especial relieve en todas aquellas medidas necesarias para su diagnóstico precoz, así como en la realización del tratamiento adecuado.

Así lo hizo también en el congreso DIP2017, celebrado el pasado marzo en Barcelona.

Desde los estudios HAPO (Hyperglycemia and Adverse Pregnancy Outcome) realizados por científicos noruegos en 2008, sabemos que la alteración metabólica provocada por la diabetes mellitus (es decir, la que la madre desarrolla durante el embarazo) tiene efectos en el desarrollo del embrión, del feto y del posterior neonato.

La diabetes gestacional no sólo aumenta el riesgo de alteraciones en el feto durante la gestación (malformaciones; alteraciones del crecimiento; modificaciones del funcionamiento de ciertos órganos, como el corazón fetal, o ciertas vías metabólicas hepáticas, etc.), sino que también tiene un impacto en la salud del bebé a largo plazo: provoca alteraciones del genoma que se objetivan en la vida neonatal y persisten en la edad adulta.

Aunque este impacto no se manifieste de manera ostensible durante el embarazo, científicamente se ha comprobado que afecta el desarrollo de determinadas zonas del feto que posteriormente regularán las funciones específicas de órganos y vías metabólicas del bebé, apareciendo anomalías más tarde, incluso en épocas precoces de la vida adulta. Es lo que conocemos como “programación fetal”, cuya trascendencia, según la evidencia científica, es cada vez más importante. Entre las anomalías más comunes que pueden desarrollar encontramos la obesidad, la diabetes o alteraciones cardiovasculares.

¿Cómo se puede disminuir el impacto de la diabetes gestacional en el feto?

En ese sentido, se empieza a vislumbrar que, a pesar de seguir un correcto tratamiento durante la gestación que consiga normalizar los niveles de glucosa en sangre (lo que medicamente se conoce como normoglicemia), no se logra evitar ciertos impactos en el desarrollo que, más adelante, se transforman en patologías de efectos tardíos. Sin embargo, sí se sabe que para contrarrestar estos efectos, resulta clave el diagnóstico y la aplicación de los tratamientos adecuados, tanto durante la gestación (intentando por todos los medios estabilizar el metabolismo de la madre), así como en los primeros meses del recién nacido, momento en el que, por su plasticidad, todavía pueden tomarse medidas preventivas que disminuyan el impacto, por ejemplo el control de la dieta, o la modificación de ciertos contenidos de la leche.

¿Qué efectos tiene la diabetes gestacional en la madre?

Por otra parte, están las alteraciones que presentará la propia madre en los años posteriores a dar a luz (entre 5 y 10 años), como la aparición de diabetes mellitus, obesidad, u otras metabolopatías.

Gracias al control de la glicemia materna durante los primeros años tras el parto, el control exhaustivo del peso de la mujer, y la realización de ejercicio físico controlado, estas consecuencias pueden reducirse de manera significativa.

Luis Cabero, Jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología Hospital Universitario Vall d’Hebron

Источник: https://inatal.org/noticias/el-articulo-del-especialista/549-la-diabetes-gestacional-tiene-efectos-en-la-salud-del-bebe-y-de-la-embarazada-a-largo-plazo.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: