¿Cómo conseguir que el bebé descienda?

¿Cómo conseguir que el bebé se encaje cabeza abajo para el parto?

¿Cómo conseguir que el bebé descienda?

Uno de los momentos más temidos y deseados, al mismo tiempo, por las embarazadas es el parto.

Y es que, por un lado, les va a permitir por fin tener a sus bebés en brazos, pero también va a suponer tener que hacerle frente a dolores y al miedo de que los pequeños no se coloquen como deberían para salir.

Es decir, tienen incertidumbre sobre si sus niños serán capaces de encajarse correctamente y cabeza abajo, que es la mejor manera para que se produzca el alumbramiento.

Se considera que fundamentalmente la postura que adopten depende de los propios bebés. Sin embargo, si te encuentras en la recta final del periodo de gestación, debes saber que tú puedes contribuir a que el tuyo lo haga de la manera adecuada, evitando así tener que recurrir a la cesárea para sacarlo.

¿Quieres saber qué puedes hacer? Sigue leyendo y lo descubrirás:

Practicar natación

Una de las maneras más sencillas y menos invasivas para conseguir que el niño se coloque cabeza abajo y pueda nacer sin complicaciones es que practiques natación. Sí, como lo estás leyendo.

Llevar a cabo esa disciplina deportiva se considera que ayuda notablemente a que el útero se pueda relajar y a que, como consecuencia, el pequeño pueda tener más espacio para girar y adoptar la posición deseada.

Todo eso sin olvidar que este ejercicio te será muy beneficioso en el sentido de que en la recta final del embarazo te ayudará a liberar estrés, a encontrarte en forma para hacerle frente al alumbramiento y también a reducir los posibles dolores de espalda que puedas sufrir como consecuencia del vientre tan abultado que tienes.

Caminar a diario

Posiblemente ya lo hayas oído en más de una ocasión, pero las mujeres que están a punto de salir de cuentas es recomendable que salgan a caminar todos los días.

¿Por qué? Porque el balanceo pélvico que se realiza al andar facilita que el niño pueda encajarse y lo haga de la manera correcta, es decir, boca abajo.

Todo eso sin pasar por alto que una vez que ya esté listo, el hecho de que su mamá pasee va a favorecer la dilatación y, por tanto, a que nazca cuanto antes.

Además hay que tener en cuenta que el hecho de realizar esta actividad física todos los días favorece que la mujer tenga las piernas tonificadas y que, como consecuencia, sea más difícil que durante el trabajo del parto pueda padecer calambres.

Usar una pelota de Pilates

Otra medida que puedes llevar a cabo en pro de que tu hijo se coloque en tu interior cabeza abajo es que hagas uso de una de las conocidas pelotas de Pilates.

El hecho de que te sientes sobre la misma y procedas a moverte favorecerá el balanceo pélvico ya mencionado y permitirá que el bebé, en el caso de que no estuviera bien colocado, cuente con espacio suficiente para darse la vuelta y adquirir la postura que tú y tu médico deseáis.

Otras medidas

Las expuestas hasta ahora son las que se consideran técnicas “caseras” más eficaces y menos invasivas que existen para conseguir que el pequeño tome la posición correcta y se prepare para su nacimiento. No obstante, no son las únicas. También existen otras que permiten conseguir los mismos resultados, como son estas:

  • Cuando se esté sentada en el sofá, es importante que el trasero no quede hundido sino elevado, porque eso permitirá que el menor tenga espacio para poder girarse. Por eso, tanto en ese caso como si la mujer conduce, es importante que se siente sobre un cojín o almohadón.
  • Otra forma de ayudarle a ponerse cabeza abajo es la de colocarse de rodillas en el suelo tipo perrito, porque de esta manera cuenta con un mayor espacio para dar la vuelta sobre sí mismo. En concreto, son muchos los médicos que recomiendan llevar a cabo esta acción a diario durante unos diez minutos aproximadamente.

Si a pesar de todo esto, el bebé llega al parto de nalgas, no te preocupes porque también puedes llevar a acciones que permitirán que cambie de posición durante el mismo. En concreto, se recomienda seguir estos consejos para conseguirlo:

  • Cuando vengan las contracciones, tienes que inclinarte hacia delante.
  • Dentro de lo que puedas, permanece de pie.
  • Si durante el trabajo de alumbramiento estás muy cansada y te duele todo el cuerpo, ponte de lado. Esta posición te aliviará y, al mismo tiempo, le estarás dando a tu hijo más espacio para que pueda moverse y girar.
  • También se considera que cuando se producen las citadas contracciones es una buena medida que la parturienta balancee su pelvis, ya que estará contribuyendo a facilitarle a su pequeño la posición idónea para salir sin necesidad de tener que llegar a una cesárea.

Источник: https://okdiario.com/bebes/conseguir-bebe-encaje-parto-2689734

¿Cómo conseguir que el bebé descienda?

¿Cómo conseguir que el bebé descienda?

Para que el parto pueda tener lugar, es necesario que el bebé descienda hacia la pelvis y, posteriormente, se encaje para prepararse para nacer, lo cual puede ocurrir entre la semana 32 y la 36, aunque hay bebés que no descienden y se encajan hasta días u horas antes del parto.

Y es que el hecho de que el bebé descienda antes o después depende de muchos factores, como la forma de la pelvis, el tamaño del bebé, la movilidad de la mujer (si hace mucho ejercicio o está mucho sentada), si es primeriza o no, etc.

Por eso, en las últimas revisiones del tercer trimestre la matrona o el médico, además de valorar el crecimiento del bebé, puede palparte o hacerte una ecografía para ver si ha descendido o incluso si ya se ha encajado.

El grado de colocación del bebé se mide en quintas partes y, cuando ya solo dos quintas partes de la cabeza del bebé están por encima del hueso pélvico, se dice que el bebé ya está en posición.

Cuando esto sucede, es posible que sientas una serie de síntomas que te indiquen que tu bebé ha descendido y se ha encajado. Por ejemplo, la tripa puede notarse más baja, es decir, el ombligo parece que está más abajo que antes y se nota más inclinada hacia delante o incluso un poco más pequeña.

Además, es posible que la presión que notabas en las costillas y que te impedía respirar desaparezca y que, en cambio, te sientas más ligera y cómoda y respires mejor.

Por el contrario, es posible que notes más dolor y molestias en la zona de la pelvis y el perineo, sobre todo al estar de pie, y que tengas que ir al baño más a menudo porque el bebé presiona la vejiga.

¿Es posible ayudar a que el bebé descienda?

Aunque no hay métodos mágicos, sí que hay muchas cosas que puedes hacer para conseguir que el bebé descienda y se coloque adecuadamente para favorecer el parto vaginal.

1- Intenta no permanecer mucho tiempo sentada y, cuando lo hagas, procura inclinar la pelvis hacia delante en lugar de pegar el culete hacia atrás. Intenta, además, que tus rodillas estén más bajas que tus caderas.

2- Ponerse a cuatro patas favorece la colocación y el encajamiento del bebé, así que procura caminar unos 10 minutos por casa a cuatro patas varias veces al día.

3- Si en el trabajo estás todo el tiempo sentada, procura levantarte y dar pequeños paseos cada hora aproximadamente.

4- Cuando vayas a hacer viajes largos en coche, colócate un almohadón debajo para que el cuelte esté más elevado.

5- Haz ejercicios con la pelota de pilates. Puedes sentarte sobre ella y mover la pelvis hacia delante y hacia detrás, hacer rotaciones hacia un lado y hacia otro o dar pequeños botes sobre la pelota. Incluso puedes usarla para sentarte a ver la tele y que tus caderas estén más altas que tus rodillas.

6- Tumbada, procura descansar el mayor tiempo posible de lado en lugar de boca arriba.

7- Existen muchos ejercicios que favorecen la colocación y el descenso del bebé, como nadar, caminar, hacer sentadillas, etc.

En general, debes intentar mantenerte lo más activa posible y estar de pie, andar o hacer los ejercicios antes recomendados para que el bebé vaya descendiendo y se coloque boca abajo y, preferiblemente, con la cabeza mirando hacia la columna vertebral, ya que es la mejor postura para que pueda salir por el canal de parto sin problemas.
 

¿Y si no ha descendido en la semana 37?

No obstante, no te preocupes si estás en la semana 37 y tu bebé aún no ha descendido ya que, como decíamos, hay bebés que lo hacen días y horas antes del parto, por lo que no significa necesariamente que tu bebé vaya a retrasarse o que no pueda nacer por vía vaginal.

Y, una vez notes que se ha encajado, tampoco pienses que el parto tiene que empezar en las horas siguientes, puesto que pueden pasar incluso semanas.

Intenta estar tranquila, tenerlo todo preparado y estar atenta a los síntomas que realmente indican que el parto ha comenzado y es la hora de ir al hospital: rotura de la bolsa amniótica y contracciones regulares e intensas, cada vez más frecuentes y dolorosas, que no ceden al pasar el tiempo. 

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/como-conseguir-que-el-bebe-descienda-10683

Parto: Ejercicios y trucos para provocar la dilatación

¿Cómo conseguir que el bebé descienda?

 Para que el final del embarazo no se nos haga muy cuesta arriba existen algunos ejercicios y actividades que nos pueden ayudar a que nuestro bebé se anime a nacer sin tener que esperar a que nos induzcan el parto.

Provoca que el bebé coloque la cabeza en tu pelvis

  • ¿Cuánto «duran» los 10 centímetros del parto? La media es 1 cm a la hora…

Ejercicios para provocar la dilatación uterina

Ya hemos visto que existen muchos tipos de ejercicios para provocar la dilatación. Entre ellos, caminar o bajar escaleras (mejor que subirlas) y ponerse de cuclillas, si se puede.  Parece ser que la posición y la presión de la cabeza del bebé contra el cuello del útero estimulan la producción de oxitocina, lo cual podría provocar el parto.

Si el bebé no se ha encajado en la pelvis o todavía está muy alto, las caminatas lo pueden ayudar a situarse en una mejor posición, aumentando así las posibilidades de que el parto comience por sí solo. 

«Las caminatas son buenas para antes, durante y después del embarazo. No se requiere estar en forma para comenzar con ellas», recomienda el jefe de servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Infanta Elena de Valdemoro.

Ejercicios con pelota suiza para dilatar

 Durante el embarazo los ejercicios con pelota de Pilates son muy beneficiosos para las gestantes, fortalecen los músculos de la espalda y el abdomen sin forzar ni causar lesiones en estas zonas, así como en la pelvis y las rodillas, facilitando, también, el descenso de la cabeza del bebé. 

  • ¿Cómo saber si estás dilatando realmente? Te ayudamos a descubrirlo.

Cómo utilizar la pelota de cara al parto

Los ejercicios sobre una pelota de goma (de las de Pilates) fortalecen los músculos de la espalda y el abdomen sin esforzar ni causar daño en estas partes, así como en la pelvis y las rodillas, facilitando el descenso de la cabeza fetal.

Esta pelota también se utiliza durante la dilatación para no cargar excesivamente las piernas sentándose la gestante sobre ella.  La esferodinamia o gimnasia con pelotas gigantes proviene de Suiza.

Esta técnica, conocida como «swiss ball» o «fitball», está indicada para tonificar el suelo pélvico, aumentar la capacidad respiratoria y estimular la circulación.

Todo ello muy apropiado para la fase de la dilatación.

Los ejercicios se pueden realizar en casa de forma sencilla. Son movimientos suaves y de contracción del suelo pélvico cuando estás sentada sobre la pelota (normalmente se realizan en clases de yoga para embarazadas).

La pelota suiza alivia los dolores cuando se utiliza en la sala de dilatación y durante el parto. Esta pelota se comercializa en distintos tamaños. Debes elegir en función de tu estatura.

Las mujeres con una altura inferior a los 1,50 metros una de 45 centímetros; entre 1,50 y 1,60 metros, una de 55 centímetros; entre 1,60 y 1,70 metros la de 65 centímetros; para las que miden entre 1,70 y 1,80 metros la adecuada es la de 75 centímetros.

Las de más de 1,80 metros deben escoger una de 85 centímetros.

Relaciones sexuales, beneficiosas para dilatar

«El acto sexual funciona de dos maneras. Puede estimular la producción de la hormona llamada oxitócica que es la hormona de las contracciones y esto puede aumentar la frecuencia de las contracciones de Braxton-Hicks.

Además, el semen contiene unas sustancias llamadas prostaglandinas, que pueden ayudar a madurar el cuello del útero», afirma el jefe de servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Infanta Elena de Valdemoro. Tener relaciones sexuales sólo está contraindicado si te lo prohíbe tu ginecólogo por alguna causa médica.

Y para el bebé tampoco resulta peligroso. En resumen: una buena dilatación suele ser sinónimo de un buen parto.

 Remedios naturales para que dilates mejor

Los remedios naturales y caseros para adelantar el parto tienen como objetivo la producción de oxitocina, que es la hormona encargada de dar la señal para empezar el parto.  Las hojas de frambuesa ayudan a llegar al parto con el útero blando y ayudan en la fase de la dilatación. Las hojas de frambuesa se compran en los herbolarios.

 Debe tomar una infusión al día durante las últimas tres semanas antes de la fecha prevista para el nacimiento. Se prepara como cualquier otra infusión: se deja hervir el agua, se echan unas pocas hojas y se deja reposar diez minutos antes de tomarlo.

Aunque el ginecólogo Juan Miguel Rodríguez Candía afirma que «los remedios caseros puede que no sean eficaces mientras el bebé no esté preparado». 

  • Algunos productos de homeopatía, según los expertos consultados, facilitan la dilatación y no tienen ninguna contraindicación ni para la embarazada ni para el bebé. Los gránulos de Actea Racemosa a la 7CH (antes conocida como cimicífuga) tomados dos semanas antes del parto vienen muy bien en el proceso de dilatación y además alivia los dolores y relaja a la embarazada, explica la doctora Carmen Pico, especialista en Naturopatía.
  • «La homeopatía también es útil, siempre y «cuando se utilice de forma responsable por profesionales que tienen experiencia en este tipo de tratamientos», explica Juan Miguel Rodríguez Candía.
  • «Los tratamientos de acupuntura también pueden ayudar, ponte en manos de un buen especialista en el tema y recuerda que siempre debes consultar antes con tu médico para ver si en tu caso existe alguna contraindicación», explica la matrona Natividad García.  
  • «La osteopatía, mediante una serie de técnicas manuales o tratamientos no invasivos se intenta, al final del embarazo, devolver la flexibilidad a la columna vertebral y la correcta movilidad a la pelvis materna. Aliviar tensiones musculares en la zona, de forma que la madre se sienta más relajada y confortable, y el bebé se pueda colocar de la forma más correcta, de forma que puede ayudarnos a que el parto se inicie o a que la dilatación se acorte», indica esta especialista.

Cualquiera de estos métodos requiere de la profesionalidad y experiencia de un profesional correctamente formado. Consulta con tu matrona antes de decidirte por alguno de estos métodos y consulta las contraindicaciones que puedan existir en tu caso particular. 

Artículos Relacionados Si hay alguna parte del cuerpo de la mujer que se puede ver afectado durante el parto -periodo expulsivo- es, sin duda, el suelo pélvico. Por ello, hay que cuidarlo y protegerlo para prevenir su lesión como podrían ser desgarros espontáneos de distintos grados o aplicación de cortes… “Cuello permeable uno o dos dedos…”, ¿sabes qué significan estas frases? Las matronas y los ginecólogos tienen su propio lenguaje, que utilizan habitualmente en el paritorio. Y cuando estés dilatando es muy probable que no tengas ganas de preguntar que han querido decir en su argot… Acelerar la dilatación hará que el parto sea más corto, ya que es la fase más larga. Es un proceso fisiológico en el que las hormonas desempeñan un papel fundamental para lo bueno y para lo malo. Por ejemplo, la oxitocina va a ser la hormona encargada de iniciar la dilatación del cuello… La dilatación es la primera fase del parto. Se inicia cuando el cuello del útero ya ha borrado y se ha expulsado el tapón mucoso que tapaba el útero para proteger al feto. En un tiempo que varía con cada gestante (puede ser en unas horas o en unos días), con la dilatación el útero se…

Источник: https://www.natalben.com/parto/fase-de-dilatacion/ejercicios-para-provocar-la-dilatacion

Trucos para que el bebé se coloque bien antes del parto

¿Cómo conseguir que el bebé descienda?

Que el bebé adopte la postura necesaria significa que el parto será más fácil y rápido. Por este motivo, seguro que estás inquieta por favorecer que tu peque se encaje perfectamente a lo largo de los días previos a dar a luz. Para hacer que esto sea más sencillo os vamos a mostrar una lista de trucos para que el bebé se coloque bien antes del parto.

Andrey_Popov

Si tu peque está colocado en la posición anterior, es decir con la cabeza levemente volteada hacia tu vientre, su nacimiento será llevadero. Por ello, muchas futuras mamás se preguntan qué ejercicios pueden favorecer el encajamiento del bebé y la preparación para el parto.

Existen ciertos factores que influyen en el segundo embarazo pero, ¿es cierto que el segundo parto se adelanta? conoce todos los detalles sobre esta duda de la gestación.

Ejercicios para favorecer el encajamiento del bebé

Has entrado en el tercer trimestre de tu embarazo y para reducir los riesgos en el parto, deseas que tu hijo se vaya colocando. Practica estos ejercicios para ayudar a tu bebé a colocarse y encajarse:

  1. Natación: la natación es una manera poco invasiva de ayudar al bebé a colocarse. Además, es una actividad que te permitirá relajarte y liberar el estrés ante la inminencia del parto.
  2. Caminar: sal a caminar todos los días. El balanceo pélvico que se produce al caminar favorece que el niño pueda encajarse boca abajo.
  3. La pelota de Pilates: es un elemento barato y sencillo de usar. Siéntate de forma cómoda sobre ella y empieza a balancearte de forma suave para realizar ese movimiento pélvico tan importante para el encajamiento del bebé.
  4. Sentadillas: coge una silla y haz sentadillas. Levántate y siéntate de forma repetida.
  5. Posición a cuatro patas: esta postura favorece también que el pequeño se vaya encajando de forma correcta. Colócate en el suelo con las piernas y los brazos apoyados en el suelo. Con esta postura el bebé tiene mucho más espacio para darse la vuelta.

¿Cómo hacer que el bebé baje en la semana 40 de embarazo?

Tu bebé puede estar en lo que se conoce como posición posterior debido a la forma de tu pelvis. Algunas mujeres tienen una pelvis estrecha y ovalada o bien ancha y en forma de corazón, en lugar de tener una pelvis de forma redondeada. Según tus posición es y la forma de tu pelvis, puedes hacer que el bebé baje en la semana 40 de embarazo.

  • Si tu pelvis es oval o en forma de corazón, es más probable que tu bebé se acomode espalda contra espalda, en la parte más ancha de tu pelvis. De este modo, le resulta más fácil descansar la cabeza.
  • Cuando permaneces sentada en un cómodo sillón mirando televisión o trabajando delante de un ordenador durante muchas horas, tu pelvis se inclina hacia atrás. Esto hace que la parte más pesada del bebé (la parte posterior de la cabeza y la columna), tiendan a moverse hacia tu espalda. En esta posición, el bebé acabará echado contra tu columna vertebral.
  • Si haces muchas actividades de pie es más posible que tu bebé baje hacia tu pelvis en la posición correcta, porque tu pelvis siempre está inclinada hacia delante.

Posturas para que el bebé se encaje

Procura inclinar tu pelvis hacia delante en lugar de hacia atrás cuando estés sentada.

Asegúrate de que tus rodillas estén siempre más bajas que tus caderas. Esta técnica ayuda a conseguir la «posición fetal óptima» y es una forma de animar a tu bebé a ponerse en posición anterior, en base a cambiar tu propia postura, especialmente mientras estás sentada.

Otros trucos para adelantar el parto

Si lo que quieres es adelantar el parto has de saber que también existen posturas y trucos que te ayudarán a conseguirlo.

  1. Subir escaleras.
  2. Practicar sexo.
  3. Estimula tus pezones para favorecer la producción de oxitocina.
  4. Tomar chocolate caliente, comer marisco o comidas picantes.
  5. Asistir a sesiones de acupuntura, hay algunos estudios que afirman que determinadas técnicas de medicina alternativa, como la acupuntura, pueden inducir el parto.

Apunta bien estos trucos para que el bebé se coloque bien antes del parto, así como para adelantar el parto.

Antes de tomar esta última decisión asegúrate de si tienes una buena razón de peso para adelantar el nacimiento de tu hijo y siempre consúltalo con tu especialista por si te recomienda otras posturas para que bebé se encaje y se prepare para el parto.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SíNo

Licenciada en Periodismo y Comunicación, llevo más de 3 años trabajando y redactando sobre temas de maternidad. Me considero una persona organizada, creativa, perfeccionista y amiga de las palabras, por lo que escribir es mi pasión y el mundo de la maternidad y la comunicación mi devoción.

Источник: https://elembarazo.net/trucos-para-que-el-bebe-se-coloque-bien-antes-del-parto.html

10 secretos para un parto más fácil

¿Cómo conseguir que el bebé descienda?

El trabajo de parto consiste en la dilatación del cuello del útero hasta los 10 centímetros, momento en que tu cuerpo está preparado para permitir que tu bebé atraviese el canal de parto y salga al exterior.

Hasta ese momento, el cuerpo de la mujer empieza a trabajar para conseguirlo mediante contracciones que se reparten en distintas etapas, según su intensidad y fase del parto. Te contamos los 10 secretos para tener un parto más fácil.

1. Mantente en forma

Las mujeres embarazadas que realizan ejercicio de manera regular, tienden a tener partos más cortos. Caminar, nadar o acudir a clases de yoga o Pilates favorecen la flexibilidad y aumentan la energía. Además te ayudarán a evitar algunas molestias asociadas con la gestación como la hinchazón, el dolor de espalda o el insomnio.

Si no puedes practicar deporte, al menos intenta caminar durante 30 minutos al día para favorecer la circulación. 

2. Acude a las clases de Educación Maternal

Los conocimientos e información que aportan y la posibilidad de resolver dudas, disminuye la ansiedad y el miedo del día del parto.

Las mujeres que han acudido a sus clases maternales están más preparadas ya que pueden anticipar los distintos cambios que ocurren a lo largo de la gestación y conocen lo que ocurrirá a lo largo del parto, minimizando así los temores que despiertan la última fase del embarazo.

3. Escoge a la persona adecuada

La mayoría de las veces, esto significa tu pareja. Pero puede ser otra persona, como tu madre o tu hermana. Otra opción es un apoyo adicional: una doula, que te ofrece cuidados y te informa de la evolución del parto.

Es importante que esa persona pueda acompañarte aportando calma, tranquilidad y positivismo, ya que contribuirá a minimizar el dolor de las contracciones y la ansiedad que provoca en la mamá el momento del parto.

4. Distráete

Puedes llevarte un libro, música o un ordenador portátil, puede hacer que las horas del parto se pasen mas rápido. Algunas mujeres primerizas pueden estar muchas horas de parto, por lo que puede ayudarte poner la mente en otro lado y no estar pensando con angustia en que todo va más lento que lo que habías imaginado.

5. Toma una ducha

El agua tibia relaja los músculos tensos, cansados y alivia el malestar que producen las contracciones. Darte una ducha o un baño al inicio del parto puede ayudarte.

6. Elige postura

Si la matrona lo aprueba, puedes andar, realizar estiramientos, ponerte en cuclillas, a gatas o simplemente tumbada de lado. En algunos hospitales permiten el uso de balones medicinales, lo que ayuda a relajar los músculos de la pelvis y a ayudar a que el bebé descienda por el momento del parto. Solo has de sentarte sobre él y realizar movimientos controlados de rotación.

7. Masaje

El masaje libera endorfinas, sustancias químicas para sentirse bien. Si te apetece un masaje, pídeselo a tu pareja, eso puede hacerle sentirse más implicado en el parto. Puede recorrer la espalda con los dedos desde los hombros hasta las caderas o puede presionar el cóccix con la palma de la mano o con una pelota de tenis en cada contracción.

8. Muévete

Si no tienes pensado ponerte la anestesia epidural, pasea si te apetece, que la posición vertical y activa no sólo ayuda a mantener tu mente fuera de la molestia, sino que puede ayudar a que tu bebé descienda por el canal vaginal. También puedes bailar con tu pareja, balancear la pelvis con la pelota, o incluso ponerte en cuclillas.

9. Técnicas de relajación

La respiración lenta entre las contracciones intensas ayudan a descansar y a relajarse. La respiración profunda, la visualización de un lugar favorito, o escuchar música también te pueden ayudar.

No subestimes el poder de la respiración para bajar el nivel de estrés y ayudar a controlar la situación.

10. Analgesia para el parto

Si estas de parto, la epidural no prolonga de manera significativa el parto ni aumentar las posibilidades de una cesárea. Incluso puede acelerar la dilatación al relajar sus músculos. Poco de la medicación llega a su bebé, ya que el medicamento se descompone antes de alcanzar la placenta. El mayor inconveniente es que limita la movilidad.

Ana Tejeda. Matrona

Источник: https://www.conmishijos.com/embarazo/parto/10-secretos-para-un-parto-mas-facil/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: