Cómo cuidar a un bebé de 11 meses

Cómo cuidar a un bebé de 11 meses

Cómo cuidar a un bebé de 11 meses

Al final de este mes, el peso y la talla promedios serán de más de 9 kilos y unos 75 cm de altura, aunque estas medidas varían enormemente de unos bebés a otros según el sexo, la genética, su alimentación, si fue prematuro o no, etc.

Con 11 meses es normal que tengan unos 4-6 dientes, aunque a algunos bebés les sale el primero con esta edad. Todo es normal y no debe preocuparte ya que cada niño tiene un ritmo de desarrollo distinto, incluso en lo que se refiere a los dientes.

La fontanela ya está casi cerrada. Su cuerpo todavía es de bebé ya que apenas si ha empezado a ponerse de pie, por lo que tiene las piernas arqueadas, los pies planos y la tripa muy abultada. A medida que aprenda a andar y correr se irá estilizando.

Con 11 meses gatea perfectamente y es capaz de ponerse de pie solo agarrado a un mueble o los barrotes de la cuna. También puede dar pasos cogidos de tu mano e incluso puede andar solo si usa un correpasillos lo bastante estable.

Su motricidad fina también ha mejorado y puede comer solo, girar la mano para darle la vuelta a sus juguetes, sujetar dos cosas con una sola mano o atrapar objetos pequeños con el índice y el pulgar. Por eso, puede incluso empezar a sujetar un lápiz de colores.

Ya sabe quién es y que es una persona individual diferente de sus papás. Reconoce su nombre cuando le llamas y empieza a mostrarse posesivo con sus juguetes. Le encantan las bromas y estar con otras personas conocidas riéndose y haciendo juegos. También es capaz de mostrar afecto, dar besos y pedirlos.

En cuanto a su lenguaje y su vocabulario, además de decir mamá y papá dirigiéndose a cada uno de sus padres, puede decir palabras sencillas de uso diario como “agua”, “pan”, “nene”. También puede pedir lo que quiere señalándolo. Cada vez se hace entender mejor.

Alimentación del bebé de 11 meses

Con 11 meses tu bebé puede comer casi de todo, obviando alimentos más alergénicos o fuertes como el pescado azul, que no se aconseja hasta los 18 meses; los frutos secos, que no deben darse antes de los 2 años; o la miel, que puede causa botulismo antes de los 12 meses.

Si estás llevando a cabo la alimentación complementaria con purés y papillas debes empezar a dar trocitos de comida a tu bebé para que se vaya acostumbrando a masticar y tragar. Con esta edad ya será capaz de comer tortilla francesa, pollo, macarrones o lonchas de pavo, así que ve alternando alimentos aptos para comer en trocitos como los purés.

A esta edad el bebé ya puede tener una dieta variada que incluya leche y lácteos (la leche puede ser materna o de fórmula, pero no se aconseja todavía darle leche de vaca), cereales, frutas, verduras (excepto aquellas más flatulentas que se recomienda dar un poco más tarde), pescado blanco, carne y huevos, incluida ya la clara.

No se aconseja dar al bebé azúcar ni sal. Tampoco son buenas las comidas grasas así que cocina a la plancha, al horno o cocido.

También es aconsejable que le des una cuchara y un tenedor al bebé para que vaya comiendo solo. Seguro que se manchará mucho, pero verás cómo es capaz de comer solo y lo feliz que le hace lograrlo.

Sueño del bebé

A los 11 meses la mayoría de los bebés duerme toda la noche del tirón y entre 10 y 11 horas nocturnas, además de una siesta diurna después de comer de unas dos horas.

Cuando decimos que un bebé duerme del tirón no queremos decir que duerme de 9 a 8 sin decir nada en toda la noche, sino que es capaz de dormir todas esas horas seguidas y de dormirse solo si se despierta en medio de la noche, pero también es habitual que se despierte varias veces en la noche y pida agua, chupete o el contacto de sus papás. Por eso, lo normal es que os sigáis despertando varias veces en la noche para atenderle, pero que ya podáis dormir muchas horas seguidas o incluso tengáis la suerte de tener noches enteras sin un solo despertar.

A causa de esos despertares habituales muchos papás siguen teniendo al bebé en su habitación, aunque otros ya lo han cambiado a la suya propia. Esta decisión es algo personal que depende de cada familia y de cada bebé. No hay un único momento indicado para moverle a su habitación, así que puede seguir durmiendo con vosotros si os funciona y os ayuda a descansar mejor.

Estimulación y juegos

Existe gran variedad de juegos y actividades que puedes hacer con él para estimular su desarrollo. Por ejemplo, para conseguir que se ponga de pie sin apoyos, puedes colocar a tu lado un banquete o silla con un juguete para que intente cogerlo él solo. O enseñárselo en tu mano elevándolo para que no pueda alcanzarlo sin ponerse de pie.

También es conveniente a esta edad darle cajas con juguetes o cualquier tipo de objeto dentro para que juegue a meterlos y sacarlos de la caja. También puedes pedirle que los tire al suelo para que observe la acción causa-efecto y sepa que para que algo caiga, hay que darle la vuelta.

También es bueno que le hables todo el rato para ampliar su vocabulario y que le des pie a que te conteste para que intente hablar y decirte cositas. Y que le leas cuentos o le cuentes historias.

En cuanto a juegos para la motricidad fina, puedes enseñarle a alisar una superficie de arena o arroz.

Los juguetes de simulación, como los peluches o los muñecos, ayudan al bebé a ser más afectivo y aprender situaciones básicas como abrazar, besar, dar las gracias, dar de comer, etc.

Colócalo frente al espejo y haz que se mire. Enseguida empezará a reírse, a tocar su imagen y la tuya; así aprenderá a diferenciar la imagen y la realidad.

Dale lápices, no tóxicos, de colores y mucho papel para animarle a dibujar.

Enséñale las partes del cuerpo señalándolas en tu cuerpo o en el suyo y nombrándolas. Pregúntale a continuación dónde está la nariz o la boca.

El peso y talla de los bebés son datos que utilizan los pediatras para determinar si un bebé dado está creciendo adecuadamente en comparación con otros de su misma edad.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/meses-del-bebe/como-cuidar-a-un-bebe-de-11-meses-9034

La revisión de su hijo cuando tenga entre 3 y 5 días

Cómo cuidar a un bebé de 11 meses

  • Tamaño de texto más grande

Lo más probable es que el pediatra y/o el personal de enfermería que atienden a su hijo hagan lo siguiente:

1. Midan el peso, la longitud (o estatura) y el perímetro cefálico del bebé y representen estas medidas en las curvas de crecimiento.

2. Le hagan preguntas, le resuelvan inquietudes y le den consejos sobre los siguientes aspectos relacionados con su bebé:

Alimentación. Los recién nacidos se deberían alimentar a demanda, es decir, cuando tengan hambre.

Los bebés amamantados se alimentan cada 1 a 3 horas y los alimentados con leche artificial cada 2 a 4 horas.

Su médico o el personal de enfermería la pueden observar mientras amamanta al bebé y ayudarle en la técnica de la lactancia materna. Haga eructar al bebé a mitad y al final de cada toma.

Orina y deposiciones. Los recién nacidos deberían mojar 6 pañales al día. La cantidad de pañales manchados de heces varía, pero la mayoría de los bebés de esta edad hacen de 3 a 4 deposiciones blandas al día. Si hay algo que le preocupa sobre las deposiciones de su hijo, hable con su pediatra.

Sueño. Un recién nacido puede dormir hasta 18 o 19 horas al día, despertándose a menudo (tanto de día como de noche) para mamar o tomar el biberón.

Los bebés amamantados se suelen despertar cada 1 a 3 horas, mientras que los bebés que se alimentan de leche de fórmula suelen dormir más, despertándose cada 2 a 4 horas para comer (la leche de fórmula cuesta más de digerir y los bebés se sienten llenos durante más tiempo).

Los recién nacidos no deben estar más de 4 horas seguidas durmiendo entre tomas consecutivas hasta que cuenten con una buena ganancia de peso, lo que suele ocurrir en las primeras semanas. Después de este punto, no pasa nada si un bebé duerme durante períodos más largos de tiempo.

Desarrollo. Durante su primer mes de vida, los bebés deberían:

  • prestar atención a las caras y a los objetos de colores vivos que se encuentran a unos 20-30 centímetros (entre 8 y 12 pulgadas)
  • responder al sonido, callándose, parpadeando, girando la cabeza, sobresaltándose o llorando
  • tener los brazos y las piernas flexionados
  • mover brazos y piernas en la misma medida
  • levantar brevemente la cabeza mientras están boca abajo (apoyados sobre la panza); los bebés solo se deben colocar en esta postura cuando están despiertos y bajo la supervisión de un adulto
  • presentar unos reflejos del recién nacido muy marcados, como los siguientes:
    • de búsqueda y de succión: girarse en la dirección del pecho o de la tetina del biberón y luego succionarlos
    • de prensión: agarrarse fuertemente a un dedo cuando se lo ponen en la palma de la mano
    • tónico del cuello (o posición de esgrima): cuando se gira la cabeza del bebé hacia un lado mientras está acostado boca arriba, él extiende el brazo de ese lado y flexiona el brazo contrario
    • del Moro (o de sobresalto): abrir brazos y piernas y luego recogerlos sobre el tronco cuando algo lo sobresalta

3. Hagan una exploración física al bebé desvestido mientras usted está presente. Esta incluirá explorar los ojos del bebé, auscultarle el corazón, tomarle el pulso, inspeccionarle el cordón umbilical y evaluar sus caderas.

4. Las pruebas de cribado. El médico de su hijo revisará las pruebas de cribado que le hayan hecho en el hospital y le repetirá algunas de ellas, si fuera necesario. En el caso de que no le hayan hecho una prueba auditiva, se la harán ahora.

5. Actualicen sus vacunas. Las vacunas protegen a los bebés de importantes enfermedades propias de la infancia, de modo que es fundamental que su hijo las reciba a tiempo. Los programas de vacunación pueden variar entre distintos consultorios médicos; por lo tanto, pregunte a su pediatra al respecto.

De cara al futuro

He aquí algunas de las cosas que deberá tener en cuenta hasta la próxima revisión, que se llevará a cabo cuando su hijo tenga 1 mes:

Alimentación

  1. Siga alimentando al bebé a demanda (cuando tenga hambre). Preste atención a los signos de que su bebé está lleno, como soltar o alejarse del pezón o de la tetina del biberón y/o cerrar la boca.
  2. No introduzca todavía los sólidos ni los jugos.

  3. No añada papilla de cereales al biberón a menos que se lo indique el pediatra.
  4. Si amamanta al bebé:
    • Ayúdele a «agarrarse» correctamente al pecho: boca bien abierta, lengua abajo y máxima cantidad posible de la areola mamaria dentro de la boca.
    • Siga tomando las vitaminas prenatales cada día.
    • Pida información al pediatra sobre gotas de vitamina D para su bebé.
    • No utilice un biberón ni un chupete hasta que la lactancia esté bien establecida (generalmente cuando el bebé tenga en torno a 1 mes).
  5. Si alimenta al bebé con leche artificial:
    • Administre a su hijo leche para bebés enriquecida con hierro.
    • Siga la instrucciones del paquete de leche artificial (o de fórmula) para preparar y conservar los biberones.
    • No alimente a su bebé dejando el biberón apoyado en algún sitio ni lo acueste tomando el biberón.
    • Hable con el pediatra antes de cambiar de leche artificial.

Cuidados cotidianos

  1. Lávese las manos antes de sostener o manipular al bebé y evite a la gente que podría está enferma.
  2. Póngale el pañal por debajo del cordón umbilical para que se le pueda secar el muñón umbilical, que se suele desprender cuando el bebé tiene de 10 a 14 días.

  3. Si su bebé ha sido circuncidado, póngale vaselina sobre el pene o en la parte delantera del pañal.
  4. Dé a su bebé baños de esponja hasta que se le desprenda el cordón o se le cure la circuncisión. Asegúrese de que el agua no está demasiado caliente, compruebe antes su temperatura con la muñeca.
  5. Utilice jabones y cremas no perfumados.
  6. Tenga en brazos a su bebé y esté pendiente de sus necesidades. Es imposible malcriar o mimar a un recién nacido.
  7. Cante, hable y lea a su bebé.  Los bebés aprenden mejor relacionándose con la gente.
  8. Es normal que los bebés tengan periodos de inquietud, pero algunos de ellos lloran de forma excesiva, alargándose sus llantos a varias horas al día. El «cólico del lactante» se suele desarrollar alrededor de las 3 semanas de vida en algunos bebés que, de no presentarlo, se encontrarían bien.
  9. Llame al pediatra si su hijo tiene fiebre, se comporta como si estuviera enfermo, no come, no orina o no defeca. No dé ningún medicamento a un lactante de menos de 2 meses sin consultárselo antes al pediatra.
  10. Es frecuente que las madres primerizas estén cansadas y se sientan agobiadas a veces.

    Pero, si estas emociones son intensas, o está muy triste, malhumorada o ansiosa, llame al médico.

  11. Hable también con él si le preocupa su situación vital.

    ¿Dispone de todo lo que necesita para cuidar de su bebé? ¿Dispone de suficiente comida, de un lugar seguro donde vivir y de seguro médico? Su médico le puede informar sobre recursos de la comunidad o derivar su caso a un trabajador social.

Seguridad

  1. Para reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL):
    • Amamante a su hijo.
    • Deje que su hijo duerma en su habitación, dentro de un moisés o cuna que esté cerca de su cama hasta que cumpla el año o, por lo menos, durante los primeros seis meses de vida, cuando el riesgo de SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante) es mayor.
    • Acuéstelo siempre boca arriba (apoyado en la espalda) para dormir, sobre un colchón firme dentro de una cuna o moisés que carezca de protectores, mantas, colchas, almohadas y peluches.
    • Mantenga una temperatura ambiente agradable para que el bebé no se caliente demasiado.
    • No lo abrigue ni arrope demasiado.
    • En lo que respecta a la posibilidad de darle a su hijo un chupete cuando lo acueste para dormir, si usted le da le pecho, espere a que la lactancia esté bien establecida antes de introducir el chupete.
  2. No fume ni use cigarrillos electrónicos.

      No deje que la gente fume tabaco ordinario o cigarrillos electrónicos cerca de su bebé.

  3. Cuando viajen en coche, siente siempre al bebé en una silla de seguridad orientada en el sentido apuesto al de la marcha y colocada en los asientos traseros.

  4. Cuando su hijo esté despierto, no lo deje desatendido, sobre todo cuando se encuentre sobre superficies elevadas o dentro de la bañera.
  5. No sacuda ni zarandee nunca a su bebé; podría provocarle un hemorragia cerebral e incluso la muerte.
  6. Evite exponerlo al sol, cubriendo su piel y colocándolo en la sombra siempre que sea posible. Las cremas de protección solar no son recomendables para lactantes de menos de 6 meses. De todos modos, puede utilizar una cantidad reducida de protector solar con un bebé de menos de 6 meses si ni la sombra ni las ropas que lleva le ofrecen una protección suficiente.

Esta lista de recomendaciones son congruentes con las guías de la Academia Americana de Pediatría (AAP) (Directrices Futuros Brillantes o «Bright Futures Guidelines» en inglés).

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

Fecha de revisión: julio de 2017

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/checkup-2weeks-esp.html

47 estrategias para criar a tu bebé de 0 a 3 años

Cómo cuidar a un bebé de 11 meses

Los papás y mamás primerizos han de enfrentarse a un sinfín de retos diarios en el cuidado de su bebé.

Si estás comenzando la apasionante aventura de ser padre, necesitarás estos consejos tanto de expertos como de aquellos que ya han pasado por la experiencia de la paternidad.

Toma nota de estas 47 estrategias para criar a tu bebé de 0 a 3 años que solucionarán muchas de tus dudas. 

Pautas útiles para criar a tu bebé de 0 a 3 años

Estos pequeños consejos para criar a tu bebé durante sus primeros tres años de vida, te ayudarán a evitar todos esos errores de padres primerizos. Te presentamos trucos de higiene, de alimentación, educativos y estimulantes para críar un bebé sano y feliz.

Trucos de para criar a tu bebé: la higiene

1. Comprueba siempre la temperatura del agua antes de introducir a tu bebé en el baño.

2. No vacíes la bañera si tu bebé está dentro, sobre todo si es recién nacido o tiene pocos meses, el ruido del agua yéndose por el desagüe puede asustarle. 

3. Si, durante los meses de más frío, colocas la toalla sobre el radiador, tu bebé agradecerá que le envuelvas en algo calentito. Puedes hacer lo mismo con la ropa para vestirle. 

4. No es necesario que laves la cabeza de tu bebé todos los días, sobre todo si le resulta molesto. Basta que le pases una esponja suave por la cabeza.

5. No rasques la costra que tu bebé puede tener en el cráneo, es la costra láctea y podrías producir una infección, es una inflamación benigna y no presenta molestia alguna al bebé. En cualquier caso, puedes aplicar por las noches aceite de almendras dulces para ir reblandeciendo y eliminando la costra. De lo contrario, acabará desapareciendo por sí sola. 

6. Para lavar los ojos a tu bebé recién nacido, utiliza dos compresas humedecidas en suero fisiológico, una para cada ojo.

7. Evita usar bastoncillos para limpiar las orejas de tu bebé, basta con usar una gasa o la punta de una toalla. 

8. Cortar las pequeñas uñas de tu bebé, te resultará más fácil después del baño, cuando están más blanditas. 

9. Si tu bebé es varón, no empujes con fuerza el prepucio para lavarle los genitales, podrías dañar al bebé, basta con realizar un suave movimiento y siempre sin forzar. 

10. Si tu bebé es niña, limpia siempre sus genitales de delante hacia atrás para evitar infecciones vaginales. 

11. Cuando tu bebé comience a andar y comience a ser más autónomo, coloca un taburete frente al lavabo para que pueda llegar a lavarse las manos. 

12. Puedes tener en el baño juguetes de distintos colores y tamaños para que el momento del baño, no solo sea placentero sino estimulante. Puede seguir aprendiendo mientras juega. 

13. Aunque tu hijo ya se siente solo y sepa mantener el equilibrio, no le dejes nunca solo en la bañera, un bebé de dos o tres años, puede ahogarse en 30 centímetros de agua.

14. Tu bebé puede comenzar a limpiarse los dientes a partir de los dos años, no hace falta si quiera pasta de dientes. Puedes ayudarle e ir enseñándole a pasar el cepillo por todos los dientes, e incluso la lengua. 

Trucos para criar a tu bebé: estrategias de alimentación

15. Si tu bebé es lactante y suele dormirse en tu pecho, puedes o bien retirarle y echarle a dormir, o bien, despertarle suavemente, inclinándole hacia delante suavemente. 

16. Cuando des de mamar, sentirás mucha sed, ten siempre a mano un vaso de agua.

17. Si te extraes la leche y la congelas, anota siempre la fecha y utilízala en los quince siguentes días. Piensa que, a medida que el bebé crece, la leche se modifica para adaptarse a sus necesidades. La leche materna del bebé de dos meses, no es la misma que la que producías cuando el bebé tenía dos semanas. 

18. Los pediatras y matronas recomiendan la alimentación del bebé a demanda, es decir, tantas veces como lo pida. La leche materna es muy digestiva y tu bebé no corre el riesgo de sufrir problemas digestivos. Por sí solo, irá normalizando poco a poco las tomas. 

19. Cambia de pecho en cada toma, para vaciar bien cada pecho y evitar la mastitis. Para recordar qué pecho vació la última vez, ponte un lacito en la tira del sujetador. 

20. Si te duelen los pezones durante la lactancia, es porque la posición del bebé es incorrecta. Si quieres solucionar este problema, acude a un grupo de apoyo a la lactancia o a tu matrona para que te indique qué estás haciendo mal y cómo solucionarlo. 

21. Si estás enseñando a comer a tu bebé, utiliza dos cucharas, una para ti y otra para que él pueda intentar llevarse la comida a la boca. 

22. No te inquietes si tu hijo no tiene mucho apetito un día o es inapetente. Las regañinas o los castigos solo empeorarán la situación. Los expertos en nutrición nos dicen que el apetito de un niño puede pasar por distintas fases y, si tu pediatra no te comenta lo contrario, no debes preocuparte si come poca cantidad.

23. No añadas sal en los platos de tu  bebé, los riñones de tu hijo no están preparados para procesarla. 

24. Si calientas sus alimentos en el microondas, pruébalos antes de dárselos a tu bebé, el recipiente puede estar tibio y la comida muy caliente. 

Estrategias para cuidar a tu bebé: la hora de dormir

25. No coloques almohadones o peluches dentro de la cama del bebé mientras duerme, podría moverse mucho y terminar con la cabecita debajo de ellos, impidiendo su correcta respiración y provocando que se sofoque.

26. No tapes demasiado a tu bebé, si suele empujar la manta de la cuna y se destapa de noche, opta por un saquito. Los recién nacidos suelen tener las manos y los pies fríos, y no es síntoma de que tenga frío. 

27. Tu bebé dormirá muchas horas durante los primeros meses, eso sí, en pequeños microsueños. Durante el día no pretendas que la casa está en absoluto silencio, sigue con tus tareas con normalidad. 

28. Para ir logrando una rutina de sueño por las noches, instaura un ritual cada día: baño, cena, canciones, unas palabras de cariño y a dormir. 

29. Deja la puerta de su habitación entreabierta y ala luz del pasillo encendida si así se siente más tranquilo.

Cómo educar a mi bebé: las rabietas

31. Las rabietas de los bebéssuelen ser normales, es una fase más de su evolución. Es raro el niño que pasa de los tres años, sin haber tenido una sola rabieta. Debes asumir que tendrás que lidiar con el carácter de tu hijo.

32. Nunca respondas a una rabieta con gritos, es decir, poniéndote a la altura de tu bebé. 

33. No cedas ante la rabieta, mejor aun, pon límites, por ejemplo «ahora no te voy a comprar un juguete pero, si te portas bien y no gritas y pataleas, podemos jugar tu y yo a ese juego que tanto te gusta». Es decir, debes decir no, pero puedes plantear una alternativa si hay una buena conducta.

34. En una rabieta actúa firme y contundente, sin perder los nervios, y manteniendo tu postura.

35. Si tu hijo suele tener pataletas, anticípate a ellas e intenta evitar esas circunstancias o momentos que le contrarían. Por ejemplo, no vayas a tiendas de juguetes si no le vas a comprar ninguno. 

36. No negocies o argumentes con el niño cuando está enrabietado, no te hará caso. Cuando esté tranquilo explícale las normas de tu casa: en esta casa no pegamos, no golpeamos, ni tiramos objetos. Si lo hace, no podrá participar con vosotros en lo que estéis haciendo o tendrá que irse a estar solo un momento.

Trucos para criar a tu bebé: la seguridad de tu hijo

37. Coloca protectores en todos los enchufes de la casa, esquineras en los muebles y protectores en las puertas.

38. No dejes sillas o elementos que permitan que tu hijo trepe hasta una ventana. No dejes las ventanas abiertas en la estancia en la que está tu hijo, si no está supervisado. 

39. Los niños pueden trepar a los muebles, asegúrate que están anclados a la pared.

40.. Mantén todos los productos de limpieza, higiene y medicamento alejados del alcance de su mano.

41. No dejes que juegue con elementos que contengan piezas pequeñas, los niños tienen a chuparlas o meterlas por los oídos o la nariz. 

42. Vigila siempre a tu hijo en la piscina, incluso si la piscina es para bebés y cubre poco. 

Consejos para criar a tu bebé: estimular a tu hijo

43. Habla mucho a tu hijo y hazlo con un lenguaje de adulto, no emplees palabras mal dichas o diminutivos inventados como «bibi» (biberón).

44. Reserva un momento cada día para jugar con tu hijo. Tírate al suelo y estimúlale a caminar, a hablar, a pensar a través del juego. Recuerda que la mejor forma de aprender es jugando. 

45. Puedes hacer de tu hijo un lector desde la más tierna infancia, lee con tu hijo y acerca los libros al alcance de su mano, incluso aunque no sepa leer. 

46. Establece con tu bebé un contacto físico constante: abrázale, tómale de la mano, bésale, etc.

47. Sal con tu bebé a la calle todos los días, aprovecha esos paseos para jugar, hablar y reír con tu hijo.

Источник: https://www.conmishijos.com/bebes/cuidados/47-estrategias-para-criar-a-tu-bebe-de-0-a-3-anos/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: