Cómo cuidar a un bebé de un mes

Cómo cuidar a un recién nacido

Cómo cuidar a un bebé de un mes

¿Cuándo le baño?

Algunos pediatras recomiendan lavarle en seco con leche limpiadora hasta que se caiga el cordón umbilical, aunque otros no desaconsejan un baño corto con especial cuidado en secar bien la zona del cordón. Tras la pérdida, la hora del baño se convierte en un ritual muy apropiado para relajar al bebé antes de cenar y que duerma plácidamente, o para desperezar por las mañanas a los más dormilones.

¿A qué temperatura debe estar el agua?

Descubre en este vídeo de MamásyPapás cómo bañar a tu bebé.

La temperatura debe ser agradable dentro y fuera, entre 34 y 37 ºC para el agua y de 22 a 25 ºC para el cuarto. En cuanto a la bañera, tiene que ser adecuada para la edad del niño y con agua suficiente para cubrir su cintura y evitar así el enfriamiento.

¿Cómo sujetarle en la bañera?

Coloca una mano debajo de sus nalgas y deja que su espalda descanse en tu antebrazo. También puedes utilizar una bañera ergonómica, una red o una tumbona de baño que te permitirán tener las dos manos libres.

¿Hay que utilizar jabón siempre?

No hace falta a cada baño. Nunca lo eches directamente sobre su piel sino en el agua. Lávale la carita, después el cuerpo y las extremidades.

¿Cómo le lavo el pelo?

Echa su cabecita hacia atrás y pásale encima la esponja con agua y algo de champú. Frota suavemente y aclara.

¿Hay que lavarle el pelo cada día?

Si, cada dos o tres días porque los bebés sudan mucho por la cabeza y se le puede formar costra láctea.

¿Cómo le limpio las orejas?

Usa torundas de algodón para limpiar la parte externa pero nunca las introduzcas en el oído.

¿Cómo le limpio la nariz?

Se suelen aspirar las secreciones cuando el bebé tiene la nariz obstruida. Se utiliza en estos casos un dispositivo, consistente en un juego de tubitos, uno de cuyos extremos se introduce ligeramente en su nariz, mientras que el extremo contrario permite al adulto realizar la aspiración. En medio, existe un recipiente donde se acumulan las secreciones extraídas.

¿Se puede utilizar un aspirador eléctrico?

Si utilizas un aspirador eléctrico, cuida que la presión que se ejerce sea suave. Con uno u otro aparato, esta maniobra se debe hacer con suavidad, para no dañar la mucosa respiratoria, y de forma intermitente, para que no haga efecto ventosa y se pegue a la mucosa irritándola e incluso produciendo sangre.

¿Cómo le curo el ombligo?

Debes prevenir infecciones manteniendo la zona seca y limpia. Es decir, que debes evitar que se moje, limpiarla con un antiséptico y cubrirla con una gasa estéril. Cuando por fin se caiga, al cabo de unos 10 días, desinféctalo con antiséptico y deja que le de un poco el aire.

Protege de cremas y polvos de talco lo que queda de herida hasta que el ombligo cicatrice del todo. No debes preocuparte por el hecho de que tarde en desprenderse.

Pero si crees que se ha infectado porque está enrojecido y segrega pus o tiene mal olor, acude al pediatra de inmediato, pues necesitará tratamiento.

Los pañales

¿Cada cuánto tiempo le cambio el pañal?

Siempre que le encuentres con el pañal húmedo. Vigílale cada vez que le alimentas.

¿Es mejor cambiarle antes o después del biberón?

Si tu bebé tiende a regurgitar con el estómago lleno o al alterar su postura, cámbiale antes de las tomas. Pero si no le pasa nada de esto y compruebas que siempre ensucia el pañal después de alimentarse, hazlo entonces.

¿Cómo limpiarle el culito?

Usa una toallita húmeda o una esponja limpia y escurrida. Si es una niña, lava sus genitales de delante a atrás para que los gérmenes del ano no pasen a la vagina. Si es niño, repasa los testículos y la zona bajo del pene, para eliminar bien los restos de orina o heces. Después, usa una toalla suave para secarle, sin frotar, con pequeños toques.

¿Hay que ponerle crema protectora?

No es imprescindible para cada cambio de pañal, pero si observas indicios de irritación, úntasela sin olvidar la parte del muslo donde se ajusta el pañal, pues se suele escocer fácilmente.

¿Cómo se pone el pañal?

Ábrelo de par en par y deslízalo bajo su espalda mientras levantas su culito subiéndole las piernas. Comprueba que coinciden las tiras adhesivas de delante con las de atrás y pégalas procurando que el pañal no quede ni muy apretado ni muy suelto. A partir de los 3 meses, no le quites el ojo mientras le cambias, pues, aunque no se mueva aún, cualquier día lo hará sin avisar.

Uñas y pelo

¿Hay que ponerle manoplas o cortarle las uñas?

Es preferible esperar la primera semana para evitar cortar la piel del bebé o dejar el reborde lateral demasiado corto. Cuando no pueden cortarse, se utilizan unas manoplas para que no se arañe.

¿Cómo cortárselas?

Deben sujetarse bien los dedos y, como no es fácil sujetar la mano de un bebé, sería conveniente hacerlo entre dos personas o mientras duerme, así como utilizar siempre tijeras especiales con la punta redondeada.

¿Conviene cortar el pelo de un bebé?

La idea de que si se le corta el pelo al bebé le sale más fuerteno tiene ningún fundamento, pero sucede que cuando se corta el pelo a un recién nacido o lactante tarda mucho en crecer y, lógicamente, es más fuerte y espeso.

Si decido raparle, ¿cómo lo hago?

Hazlo con una maquinilla. Así, podrás elegir el largo que quieres y dejarlo perfectamente igualado sin temor a hacerle daño.

En tus brazos

¿Cómo le levanto de la cuna?

Coloca una mano debajo de sus nalgas y la otra debajo de su cabeza y levanta suavemente los brazos hacia ti para que no le de vértigo.

¿Cuál es la mejor postura para tenerle en brazos?

Con su espada descansando sobre tu antebrazo y la otra mano a la altura de las nalgas o al revés, con su abdomen en tu antebrazo y tu otra mano sobre su espalda. Lo importante es que su cabecita tenga apoyo. También lo puedes sostener de pie sobre tu pecho o descansando sobre tus rodillas, boca arriba o boca abajo.

¿Son malos los brazos?

Son necesarios. El bebé necesita sentirse muy cerca de su mamá. Su olor, su calor, su mirada, su voz le tranquilizan.

¿Conviene mecerle?

Por supuesto. Los movimientos regulares y lentos le ayudan a dormir y le hacen sentirse seguro. No temas malcriarle. Hasta los 6 meses, los niños no suelen adquirir hábitos insustituibles y aunque así fuera, siempre es posible deshabituarles.

Los paseos

¿Cuándo sacar al bebé a pasear?

A menos que haga mucho frío o mucho calor, el bebé puede salir a dar pequeños paseos prácticamente desde que llega a casa. Media hora está bien si la temperatura es agradable; si no, es mejor que el paseo sea más corto.

¿Qué precauciones debo tomar?

Las lógicas como evitar el sol directo sobre su piel, que en estos momentos es muy sensible, o los sitios cerrados llenos de gente, por los posibles contagios. En verano, ten mucho cuidado con el calor que puede condensarse debajo de la capota.

¿Tiene que ir abrigado?

En cuanto a la cantidad de ropa, calcula una prenda más que para ti misma. Debe ser holgada y cómoda, de tejidos suaves y naturales, como el algodón.

Magda Campos

Источник: https://www.guiadelnino.com/bebe/recien-nacidos/como-cuidar-a-un-recien-nacido

Cómo cuidar a un bebé. Su primer mes Alimenta Sonrisas

Cómo cuidar a un bebé de un mes

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{freetag}}

La llegada de un miembro más a la familia siempre supone una alegría.

Convertirse en padres por primera vez es sin duda un momento único e inolvidable, pero en ocasiones la paternidad también nos llena de dudas, especialmente cuando somos padres primerizos.

¿Cómo debemos cuidar a nuestro bebé una vez que hemos dejado el hospital? Os damos algunos consejos para que cuidar a vuestro bebé durante este primer mes os resulte lo más fácil posible y aprendáis a entenderle.

Cambios físicos del bebé

No os preocupéis si notáis que vuestro bebé ha perdido peso durante los primeros días. Los recién nacidos suelen perder una media de 300 gramos tras el parto. Date cuenta que una vez ha salido al exterior, realizará deposiciones y perderá hormonas. Una vez superada la primera semana, el bebé irá ganando peso poco a poco.

Lo normal es que pasado un mes suela aumentar 1 kilo y crecer unos 4 centímetros de altura.

También notaréis cambios físicos significativos: su cabeza perderá la forma ovalada y aumentará un par de centímetros, el color rosado de su piel disminuirá progresivamente, sus articulaciones dejarán de ser tan rígidas y comenzará a adquirir movilidad.

Cómo bañar a un recién nacido

La higiene es fundamental a la hora de cuidar a un bebé. Durante sus primeros días de vida debemos prestar atención al cordón umbilical. Hasta que no se desprenda, es muy importante mantener esa zona limpia y seca, así garantizaremos que su ombligo cicatrice bien.

Para bañarle podemos utilizar agua y un jabón especial para bebés que frotaremos suavemente sobre su cuerpo con una esponja. Lo ideal es llenar la bañera con unos dos o tres centímetros de agua para evitar bañarle mediante inmersión y que se humedezca en exceso el cordón umbilical.

Éste se caerá pasadas unas semanas, será entonces cuando ya podamos sumergirle sosteniendo siempre con cuidado su cabeza.

¿Es aconsejable darle el pecho?

Tal y como aconseja la OMS, lo recomendable es que todos los bebés se alimenten exclusivamente de leche materna durante los primeros seis meses de vida.

La leche materna se basa en tres fases: el calostro, un líquido claro que mantiene al bebé alimentado durante los primeros días de vida, la leche de transición, que se produce entre dos y cuatro días después del parto.

Y por último, la leche madura, que aparece a la tercera semana con un color más blanquecino.

La leche materna aporta al bebé los nutrientes esenciales que necesita y le protege de posibles infecciones, por lo que es la más indicada. Sin embargo, si no puedes dar el pecho o simplemente prefieres no hacerlo, podéis optar por darle biberones con leche de fórmula, también saludable para su alimentación, consultando a su pediatra.

Recuerda que las tomas deben ser siempre a demanda, sin importar el momento del día. La mayor parte de veces que escuches llorar a tu bebé, será porque tiene hambre: los recién nacidos demandan la lactancia cada dos o tres horas.

Procurad que duerma siempre boca arriba

La Asociación Española de Pediatría recomienda acostar a los bebés siempre boca arriba.. Si el bebé cambia la postura mientras duerme y se coloca de lado, no os preocupéis, lo recomendable es que no duerma boca abajo.

Que no os extrañe tampoco la cantidad de horas de sueño que duerme vuestro bebé: normalmente suelen hacerlo unas diecinueve horas diarias. Y es que la hormona del crecimiento actúa durante las horas de sueño. Procurad siempre que se duerma en su cuna y no en vuestros brazos, así evitaréis que adquiera malos hábitos en el futuro.

Revisiones médicas y vacunas

La primera vacuna que reciben los bebés es la de la Hepatitis B, la cual se administra antes de abandonar el hospital por primera vez.

Una vez que hemos llevado a nuestro bebé a casa, debemos acudir a revisión médica pasados siete días.

La siguiente revisión se produce tras cumplir el primer mes de vida y, cuando cumple el segundo, se produce la tercera, en la que recibirá la segunda dosis de la vacuna de la Hepatitis B.

Recordad que no hay manual que enseñe cómo ser padres. Todo se basa en la experiencia personal. Al final, nadie mejor que vosotros sabrá comprender y cuidar a vuestro hijo. ¿Qué os han parecido estos consejos? ¿Creéis que os pueden ayudar?

La lactancia materna es lo ideal. La leche de formula no debe utilizarse como sustituto de la leche materna durante los primeros meses de vida del bebé. La leche de continuación sólo debe utilizarse como parte de una dieta diversificada a partir de los 6 meses siguiendo el consejo de su pediatra.

¿Cómo se prepara?

Источник: https://www.danone.es/es/salud/familia/como-cuidar-a-un-bebe-durante-su-primer-mes-de-vida.html

Los 11 mejores consejos para el cuidado del recién nacido: el pelo, las uñas, el baño, las cremas y más

Cómo cuidar a un bebé de un mes

Llegar a casa con el recién nacido genera muchas dudas a los padres. En el hospital no había mucho que hacer porque el bebé dormía casi a todas horas, y como mucho se le hacía un lavado rápido por aquello de que aún no se le ha caído el cordón, así que al veros solos con el bebé aparecen las primeras preguntas.

Las más habituales son las relacionadas con los cuidados: cuándo se les corta las uñas, si hay que cortarles el pelo, cuándo ponerles crema hidratante, cada cuánto bañarles, cómo hacerlo, etc. Con la intención de agrupar todos los consejos sobre eso en una sola entrada hoy os ofrecemos los mejores consejos para los cuidados del recién nacido.

El cordón umbilical, al dejar de recibir aporte sanguíneo se momifica y acaba cayendo pasados unos días. El cómo curarlo depende un poco del hospital en que el bebé nazca, pues hay quien recomienda utilizar alcohol de 70ºC, hay quien dice que solo agua y jabón y hay quien dice que no hace falta hacer nada.

Todas las soluciones son correctas, pues en una revisión de estudios realizada por la OMS en 2004, en que se incluyeron 22 estudios con 8.

959 bebés, vieron que era indiferente cómo se curara el ombligo al comparar el uso de antiséptico con el cuidado del cordón en seco.

Así que en el fondo da igual cómo curarlo (siempre que no se utilice povidona yodada). En caso de que huela mal o supure, es necesario llevarlo al pediatra.

2. La ropa en los primeros días

¿Abrigarlo? ¿No abrigarlo? Durante los primeros días es interesante tener al bebé relativamente abrigado, pues viene del útero materno donde estaba a una temperatura alta en comparación con el exterior.

No pasarse, pero no ponerlo exactamente como vamos nosotros, o si va igual, tener claro que estamos en un ambiente donde no puede pasar frío.

Una vez pasan los primeros días, se suele decir que hay que vestirles con una manga más que nosotros.

Es una manera de explicar que tendrían que ir igual que los adultos, pero con una capita fina más, pues ellos no regulan la temperatura como nosotros y, además, no tienen la cantidad de grasa que nosotros sí tenemos y que en cierto modo nos protege (y no hablo de sobrepeso ni nada por el estilo, sino de que ellos tienen una piel muy finita y nosotros, aun delgados, no tanto).

Lo ideal en este sentido es tocarles la zona del cuello y la espalda. Así sabremos si están confortables o si tienen frío o calor.

3. El baño

Durante mucho tiempo los bebés se bañaban cada día tanto por higiene como por aquello de que se quede relajado antes de ir a dormir. La realidad es que no todos se relajan (muchos se lo pasan pipa y salen de la bañera más despiertos de lo que entraron) y bañarlos todos los días puede ser demasiado.

Y es que el baño reseca la piel, elimina las bacterias naturales que tenemos y muchos bebés sufren después las consecuencias, en forma de eccemas e infecciones cutáneas.

Vamos, que lo recomendable es bañar al bebé cada dos o tres días, y en los días que no lo bañas hacer algún cambio de pañal con agua y jabón.

¿Que cómo bañar al bebé? Con el agua a temperatura adecuada (unos 36 grados), en un lugar donde no haga frío y con todo preparado para después. Ahora viene el verano y no hay mucho problema, pero en época de frío es interesante secar bien al bebé, sobre todo en los pliegues, y luego secarlo y vestirlo rápido.

4. La crema después del baño

De igual modo que el baño se suele hacer cada día, o se hacía cada día, lo de poner crema después del baño parece también algo que deba hacerse sí o sí.

La realidad es que los primeros días sí es interesante, porque en muchos casos los bebés se «pelan», pero pasados los primeros días un bebé no suele necesitar ni cremas ni aceites ni prevención de culito.

Según la AAP (Asociación Americana de Pediatría) “un bebé no necesita que le pongan habitualmente cremas, aceites ni talcos”.

Esto no quiere decir que sea malo, sino sólo una cuestión práctica y económica. Si la piel del bebé está bien no hace falta poner nada. Si está un poco seca por algunas zonas, pues se le pone crema de bebé (crema mejor que aceite, que hidrata menos) en esas zonas, o si se quiere en todo el cuerpo hasta que no queden zonas secas.

Como consejo, si se aprovecha el momento de poner la crema para hacerle un poco de masaje al bebé, yo sí lo haría todos los días, pero no por la crema, sino por el masaje. Es un momento de cariño hacia él y esos momentos son muy importantes para ambos.

5. El cuidado de las uñas

En las uñas no hay que hacer nada especial más allá de cortarlas cuando haga falta. Muchos padres creen que no se pueden cortar hasta que los bebés tienen un mes, o una edad específica. Lo cierto es que no hay una edad mínima para cortar las uñas de un bebé. Es más bien una cuestión de lógica. Si el bebé tiene las uñas largas pues se cortan, tenga la edad que tenga.

Puede hacerse con una lima o puede hacerse con unas tijeras de punta redonda y es mejor hacerlo en algún momento que esté relativamente tranquilo. De todas maneras, tenemos que sujetar bien su mano, no sea que un movimiento nos lleve a cortar lo que no debemos.

6. Los ojos, las orejas y la nariz

Con los ojos, las orejas y la nariz no hay que hacer nada, pero en caso de que haga falta, vale la pena saber cómo hacerlo.

Si hay legañas, que al principio puede ser habitual porque los conductos lagrimales no siempre funcionan bien y no limpian el ojo como debieran, se limpian con un poco de suero y con una gasa que limpie de dentro hacia afuera y luego tirándola (solo una pasada por gasa).

Si vemos cera, solo limpiar la parte de cera que veamos, la del exterior, y mejor no usar bastoncillos. Como os dijimos hace unos meses, la mejor manera de limpiar las orejas es con el codo. Es decir, no meter nada dentro.

En el caso de la nariz, si notamos que tiene moquitos y no respira bien, dado que ellos no sacan los mocos voluntariamente, se recomienda utilizar suero fisiológico. El modo menos agresivo de hacerlo es echarlo poco a poco, gota a gota, por los orificios nasales, de manera que el moco se vaya diluyendo y salga más fácilmente por la nariz o bien se lo trague.

7. Cómo limpiar la zona del pañal

Como ya os he comentado antes, lo ideal es hacer al menos un cambio al día con agua y jabón. Si pueden ser más, pues más, que siempre limpia mejor que las toallitas.

La dirección que usemos para limpiar es importante, porque según cómo lo hagamos llevaremos los restos hacia el lugar donde quitamos la mano. Es importante, entonces, hacerlo desde los genitales hasta el ano.

De arriba a abajo, para que las heces no vayan hacia los genitales, sino todo lo contrario.

8. Cuando el culito se escuece

Si después de limpiarlo no está irritado no hace falta poner nada. Si se irrita, les ponemos pasta al agua en los cambios de pañal hasta que la zona perianal esté otra vez rosadita y sanita. Una manera de hacer crema de bebés casera es utilizando una mezcla de maicena y aceite de oliva, que también funciona.

9. El lavado de la ropa del bebé

La piel de los bebés es bastante delicada y suele responder fácilmente a cualquier «agresión». Seguro que habréis notado que si les cogéis desnudos quedan marcados nuestros dedos durante un rato.

Para evitar posibles reacciones, es recomendable lavar la ropa del bebé por separado, asegurarnos de que se aclara bien y a ser posible no utilizar suavizante, pues provoca muchas reacciones alérgicas en la piel (granitos, enrojecimiento, etc.).

Conviene hacer lo mismo con sus sábanas y mantitas y con las nuestras si el niño acaba en nuestra cama o duerme alguna siesta en ella.

10. ¿Qué hacer con la costra láctea?

La costra láctea es la costra que les sale a los lactantes. Por eso se le llama así (nada que ver con que tome leche materna). Es un problema estético, una dermatitis seborreica que no produce ningún síntoma y que, como tal, solo se retira si se quiere (a menos que haya signos de infección).

En caso de querer retirarla, lo que se suele recomendar es utilizar aceite de oliva, de almendras o de bebé, aplicándolo en la cabeza durante un rato. Ese masaje con aceite reblandece las costras y así, media hora después, saltan al bañarle y pasarle una esponja por la cabeza.

Se hace despacio, con cariño, y sin esperar que caiga todo en un día (caen unas pocas cada vez que se hace).

11. Cortar o no cortar el pelo

El corte del pelo del bebé se hace también por una cuestión de estética. En los primeros meses suele caerse gran parte del pelo de bebé y muchos se quedan prácticamente calvos. Luego, hacia los seis meses, empieza a salir el pelo definitivo.

Cortarlo no hará que el pelo salga más fuerte, así que solo se hace si los padres consideran que el bebé estará mejor con el pelo corto.

Para ello deben utilizarse tijeras con la punta redonda (la cuchilla está totalmente desaconsejada y el cortapelo puede hacerle daño) y tener al bebé tranquilo para no hacerle daño.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Cuidados del recién nacido

Источник: https://www.bebesymas.com/recien-nacido/11-mejores-consejos-para-cuidado-recien-nacido-pelo-unas-bano-cremas

Cómo se cuida un bebé recién nacido: tips y consejos – Programa Futura Mamá

Cómo cuidar a un bebé de un mes

Conoce cómo se cuida un bebé recién nacido para que puedas entregarle todo lo que necesita para su correcto desarrollo y crecimiento.

La llegada de un bebé al hogar puede ser uno de los eventos que más genera felicidad tanto para los padres como para familiares y amigos. Sin embargo, puede que te estés preguntando cómo se cuida un bebé recién nacido, una duda que puede generar ansiedad y nerviosismo.

Pero, tranquila, solo se necesita algunos pequeños cambios en tus hábitos (y en tus cercanos) y en el manejo de los espacios de tu casa.

¿Quieres saber cómo hacerlo? Presta atención a la siguiente información donde podrás conocer los cuidados del recién nacido en el hogar, así como también los cuidados de un bebé de 2 meses.

Cuidados inmediatos y mediatos del recién nacido

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un recién nacido es un bebé con menos de 28 días de vida. Este periodo es crucial para que el niño fortalezca sus defensas y su salud. 

Por ello, existen cuidados que debes tener en cuenta una vez que el niño nace y empieza su crecimiento: 

  • Limpieza de manos: asegúrate de que quienes van a cargar o tocar al bebé tengan las manos limpias. Una opción conveniente es tener desinfectante en casa.
  • Cargarlo correctamente: al cargarlo, sujetar bien su cuello y cabeza es primordial para evitar movimientos bruscos que le puedan generar daños cervicales.
  • Alimento: ya sea que alimentes a tu bebé recién nacido con mamadera o pecho, considera que los bebés comen generalmente cada 2 o 3 horas. Además, después de que lo haga debe eructar, por lo que tienes que estimularlo poniéndolo de espaldas sobre tu regazo o mantenerlo erguido con la cabeza en uno de tus hombros.
  • Cordón umbilical: generalmente se cae antes de las dos semanas de nacimiento (entre los 7 a 14 días de vida) y es fundamental mantenerlo limpio. ¿Cómo? Limpiando el cordón con algodón y alcohol de 70%. Debes levantar el cordón y pasar el algodón en la base.
  • Pañales: a un bebé se le cambian pañales generalmente 10 veces al día. Es importante que esto se haga una vez que esté sucio, evitando alguna quemadura en la zona del pañal. Será más fácil si tienes a la mano un pañal limpio, crema para evitar la irritación y toallas húmedas.
  • Baño: un recién nacido debe bañarse después de pasados tres a cinco días de haber eliminado el cordón umbilical -la zona debe estar seca y sana-. Tiene que haber una buena temperatura, no dejar solo nunca al bebé y, en lo posible, hacerlo en compañía.
  • Ropa: entre los cuidados inmediatos y mediatos del recién nacido se recomienda que siempre use prendas cómodas y en lo posible de algodón.
  • Estimulación: considera que tu bebé nace con al menos un 25% de su cerebro desarrollado. De ahí que debes entregarle la adecuada estimulación, mediante interacciones cara a cara, ejercicios, juegos, etc.
  • Consuélalo: ten presente que el llanto es la única forma que tiene tu hijo para expresar sus emociones. No lo tomes a la ligera, es importante que se sienta atendido y seguro.

Cuidados del bebé de 2 meses

Cuando tu hijo ya tiene dos meses sus movimientos irán más rápido, su cabeza la podrá mover con mayor soltura y es posible que empiece a hacer los primeros sonidos. 

Recuerda estimular sus sentidos con juguetes sonoros, instrumentos musicales o móviles. 

Respecto a la alimentación es importante que sigas las recomendaciones que el pediatra indica en cada control. 

Y aunque algunos de los anteriores cuidados desaparecen a medida que el niño va creciendo, otros se mantienen. 

A continuación, algunos consejos generales que pueden involucrar tanto cuidados del recién nacido en el hogar como cuidados de un bebé de 2 meses o más:

  • Juguetes: lee las etiquetas de los juegos que compras y adquirir juguetes que sean seguros, más si no puedes supervisarlo todo el tiempo.
  • Alimentación: la forma como alimentas a tu hijo se verá reflejada durante todo su desarrollo. En este periodo todavía la leche materna es fundamental, por lo que deberás consultar al médico cualquier cambio de alimentación que quieras implementar.
  • Espacios de la casa: a medida que el niño va creciendo sus demandas cambian en materia de espacio, juguetes y accesorios para su entretenimiento. Será bueno entonces mantener un ambiente seguro, alejado de enchufes de energía, ventanas, alturas, escaleras, filos o puntas.

¿Qué hay de las mascotas?

Considerando que el 64% de los hogares chilenos tiene, al menos, una mascota -que en la mayoría de los casos son perros-, es fundamental aclarar si existe algún riesgo asociado a la convivencia de los bebés con este tipo de animales. 

En cuanto a los recién nacidos, considerando que son más vulnerables por sus sistemas inmunes en formación, lo más recomendable es mantenerlos lejos de perros y gatos durante el primer mes de vida. Sin embargo, tal distanciamiento es recomendable solo durante este breve período, ya que el contacto posterior con mascotas permite fortalecer las defensas de los menores.

En ese sentido, los expertos recomiendan la presencia de perros y gatos durante la primera infancia -es decir, hasta los 8 años de edad-, disminuyendo la probabilidad de que los niños desarrollen alergias gracias a la exposición a los agentes que las producen. 

Por otro lado, mantener una buena salud de tu mascota es determinante para cuidar la de tu bebé. Para ello, asegurate de que tengan sus vacunas al día, que tengan una buena alimentación y procura llevarlos a controles periódicos con el veterinario.

No olvides que siempre puedes aceptar la ayuda de alguien, dividir las tareas con tu pareja, compartir experiencias con otros padres y disfrutar cada momento de la crianza. Saber cómo se cuida un bebé recién nacido será uno de tus mejores aprendizajes. 

Источник: https://www.futuramamabanmedica.cl/2020/03/27/como-se-cuida-un-bebe-recien-nacido-tips-y-consejos/

Qué debes hacer para cuidar a tu bebé de la mejor manera

Cómo cuidar a un bebé de un mes

Para cuidar a tu bebé de la mejor manera, es recomendable seguir una lista de recomendaciones. Estas serán muy beneficiosas para cubrir sus necesidades de forma continua y adecuada. Los primeros años de vida son claves para la formación y el desarrollo psicomotor y conductual de los más pequeños.

Pautas para cuidar a tu bebé

Por este motivo, existen ciertos parámetros que se deben cumplir para brindarles un cuidado especial durante esta importante etapa de crecimiento. No te pierdas estas pautas para que puedas cuidar bien a tu bebé y que obtenga todo lo que necesita. 

Amamantar a los bebés

La Organización Mundial de la Salud (OMS), afirma que la lactancia materna es fundamental para reforzar el sistema inmunológico del bebé. Además, la leche materna tiene como característica brindar un equilibrio de nutrientes y vitaminas para el desarrollo anatómico del recién nacido.

Dar solo el alimento necesario para cuidar a tu bebé

El estómago de los bebés es reducido en el momento de su nacimiento. Esto quiere decir que los bebés deben ingerir poca cantidad de leche, en intervalos de aproximadamente de dos a tres horas. Si se cumple con estos tiempos, se contribuye al crecimiento y a una alimentación balanceada del niño.

Se deben cuidar los sabores de la leche que se les aporta a los bebés, a través de la leche materna. En el periodo de lactancia de los niños, no es recomendable ingerir determinados alimentos.

Es el caso de los espárragos, alcachofas o bebidas fuertes. Esto provoca que la leche adquiera un sabor amargo que el bebé rechazará.

Cuando ocurre esto, lo mejor es esperar a que se regenere el producto materno, y aguantar un par de horas para volver a darle de comer al bebé.

Regular su temperatura

Una recomendación para las madres es que antes de dormir se calienten las sabanas donde se va a colocar al niño, al menos a una temperatura de 20 grados. Los bebés suelen expresar el frío con llanto y esta podría ser la solución, además de que esto ayudará a prevenir numerosos resfriados.

Cuidar la piel del recién nacido

La piel de los bebés es muy delicada, es por esto que debe ser atendida desde el momento que nacen. Se recomienda que antes de ponerle por primera vez cualquier prenda, haya pasado al menos por un lavado o esterilizado.

Es muy útil hacer uso de telas como algodón, lino o lana. Son las mejores para cuidar a tu bebé y que su piel no sufra, especialmente cuando tienen de cero a cuatro años.

De esta manera, se evitará la aparición de alergias, ya que favorecen a la transpiración.

“Los primeros años de vida son claves para la formación y el desarrollo psicomotor y conductual de los más pequeños”

Hidratar y limpiar su piel

Al cambiar los pañales, se estarán cuidando las partes íntimas y la comodidad del bebé. Antes de poner un pañal, es aconsejable que se limpien las zonas íntimas del bebé con suavidad e hidratarlas para evitar que la piel se irrite. El calor y la humedad que genera la orina del bebé causa irritaciones en la piel e incomodidad.

Calzado adecuado para cuidar a tu bebé

Cuando los bebés comienzan a gatear, es recomendable que utilicen calzado blando o flexible con una estructura fuerte. De esta manera se evitaran golpes y marcas en la piel de los pies del bebé. Esta etapa es única, pero los padres deben prestarle mucha atención para evitar lesiones y molestias.

Cortarles las uñas después del mes de nacidos

Este es un tema con cierta polémica y variedad de opiniones. No obstante, algunos expertos afirman que no es sumamente necesario cortarle las uñas a un recién nacido, al menos hasta que cumpla el mes. Solo es recomendable hacerlo antes si sus pequeñas uñas se enredan en la ropa.

Para cortarlas, se sugiere hacerlo justo después de tomar un baño. Envolveremos al bebé en una toalla para que no se mueva mucho y efectuaremos un corte recto. Si no se mantiene tranquilo, se puede hacer cuando esté dormido.

Evitar sacudir al bebé

Para cuidar a los bebés se aconseja que no sean sacudidos bajo ninguna circunstancia. Agitar a los pequeños podría causarles daños cerebrales o vertebrales, e incluso daños mayores.

Suele suceder que los padres mueven enérgicamente a sus niños por diversión o para ver cómo reaccionan.

Hay que saber que, hasta que no hayan desarrollado sus músculos, no son capaces de soportarlo.

Estos consejos para cuidar a tu bebé podrán evitar muchos accidentes y preocupaciones. Muchos de ellos son necesarios para que los niños puedan desarrollar un excelente estado de salud a medida que vayan creciendo.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/que-hacer-cuidar-a-tu-bebe-mejor-manera/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: