Cómo disfrutar al máximo del nacimiento de un bebé

Derechos en caso de hospitalización bebé o parto prematuro

Cómo disfrutar al máximo del nacimiento de un bebé

En caso de nacimiento prematuro, considerando como tal desde un punto de vista médico el acaecido antes de la semana 37, o en caso de hospitalización del bebé tras el nacimiento, los progenitores tienen derecho a una serie de permisos para conciliar la vida laboral y familiar.

Es importante aclarar, que podemos clasificar los permisos en dos grupos en función de quién es el responsable de los mismos;

  1. Abonado por la Seguridad social, se puede solicitar un aumento o suspensión del permiso de maternidad y paternidad.
  2. Abonado o soportado por la empresa, un permiso retribuido o reducción de jornada.

Las últimas reformas laborales han aumentado los derechos en cuanto a los permisos de maternidad y paternidad que abona a la seguridad social, hasta tal punto que los permisos que concede la empresa en caso de parto prematuro u hospitalización son normalmente de carácter subsidiario.

Aumento o suspensión del permiso de maternidad concedido por la seguridad social

La prestación de maternidad y paternidad puede ser suspendida o ampliada en caso de parto prematuro tal y cómo se establece en el artículo 48 del Estatuto de los Trabajadores. Son dos derechos complementarios y no excluyentes.

Si tenemos derecho a la suspensión o a la ampliación dependerá en función del número de días que este hospitalizada el bebé inmediatamente después del parto.

Para acreditar esta cuestión será necesario un documento expedido por el centro hospitalario acreditativo de dicha hospitalización, en el que se especifiquen las circunstancias del ingreso, así como las fechas de su inicio y de su finalización.

En primer lugar, existe la posibilidad de suspender el disfrute del permiso de maternidad/paternidad, siempre que el padre o madre lo solicite, para poder reanudar la prestación en la fecha del alta hospitalaria. Se excluyen de dicho cómputo las seis semanas posteriores al parto, de suspensión obligatoria del contrato.

En segundo lugar, en caso de que el menor esté ingresado más de siete días naturales el permiso de maternidad/paternidad se aumentará mientras se mantenga la hospitalización hasta un máximo de 13 semanas. Por lo tanto, en este caso, se podrá disfrutar de un total de 29 semanas de prestación de maternidad.

Una vez superado el periodo máximo de 13 semanas, se podrá solicitar la suspensión del permiso de maternidad explicado anteriormente.

¿Tienen derecho los dos progenitores a la ampliación o suspensión?

Antes de la reforma realizada por el Real Decreto 6/2019 en el año 2019, el permiso sólo era concedido a uno de los dos progenitores.

Con las últimas reformas, en mi opinión, el estatuto de los trabajadores recoge el derecho a los dos progenitores. Hasta la fecha, desconozco jurisprudencia al respecto que otorgue o deniegue tal derecho.

Reducción de jornada o solicitud de permiso retribuido a la empresa

El artículo 37 del Estatuto de los trabajadores recoge dos tipos de permisos complementarios que podrán ser disfrutados por ambos progenitores:

  1. Permiso retribuido de descanso de una hora por cada día de trabajo. Este permiso es independiente del permiso de lactancia, y se tendrá mientras el hijo permanezca hospitalizado después del parto. Al ser un permiso retribuido no puede llevar aparejada la disminución de salario.
  2. Reducción de jornada hasta un máximo de dos horas de la jornada diaria. En este caso, sí que lleva aparejada una disminución proporcional del salario en función de la jornada reducida. Sobre la concreción horaria, es el trabajador el que tiene que decir el número de horas y la nueva jornada. No obstante, la empresa puede oponerse a la nueva jornada por razones organizativa.

Como hemos indicado anteriormente, lo normal es que los progenitores disfruten de la ampliación de su permiso de maternidad/paternidad explicado en el apartado anterior, y disfruten de estos permisos soportados por la empresa, para el caso de que se agote la ampliación o no tengan derecho a la misma por el motivo que sea.

Nacimiento con discapacidad o enfermedad grave

Además de lo comentado anteriormente, el estatuto de los trabajadores establece que en el supuesto de discapacidad del hijo o hija en el nacimiento, el permiso de maternidad/paternidad tendrá una duración adicional de dos semanas, una para cada uno de los progenitores.

Es decir, si además del parto prematuro o hospitalización, el bebe nace con algún tipo de discapacidad, se aumentará el permiso en una semana más para cada progenitor.

Por último, si después de la hospitalización y del permiso de maternidad y paternidad, el menor sufre una enfermedad grave, el trabajador podrá solicitar una reducción de jornada como se explica en este artículo…

Otros tipos de permiso por el nacimiento

Por último, es conveniente recordar todos los demás derechos que tiene los progenitores para conciliar la vida laboral y familiar.

  1. Permiso de lactancia (más información). Ambos progenitores tienen derecho a disfrutar de un permiso de lactancia, acumulada y sin acumular en función del acuerdo que alcancen con la empresa.
  2. Adaptación de la jornada para conciliar la vida laboral y familiar (más información). Posibilidad, sin reducirse la jornada de trabajo, solicitar el cambio de la jornada para poder adaptarla a la conciliación de la vida laboral y familiar.
  3. Reducción de jornada para el cuidado del menor hasta los doce años (más información). Posibilidad de solicitar una reducción de jornada de mínimo un octavo hasta un máximo de media jornada. De esta manera, además nos protegemos ante un posible despido.
  4. Excedencia por cuidado de un menor (más información). Posibilidad de solicitar una excedencia hasta que el menor cumpla tres años, con reserva del puesto de trabajo.

Источник: https://www.cuestioneslaborales.es/derechos-parto-prematuro-o-hospitalizacion-del-bebe/

Cómo disfrutar más a tu recién nacido – Padres e Hijos

Cómo disfrutar al máximo del nacimiento de un bebé

Cómo disfrutar más a tu recién nacido

Durante las primeras semanas puedes vivir momentos que quizás opacan la felicidad de tener un recién nacido; no te agobies, poco a poco te adaptarás al nuevo ritmo de vida.

Cómo disfrutar más a tu recién nacido

Sientes que le faltan horas al día para atender al bebé recién llegado a casa; es una sensación que la mayoría de las mamás tienen.

A veces el esfuerzo físico, la tensión nerviosa, los cambios hormonales, la fatiga, nuevas responsabilidades y la depresión posparto podrían agravarse al llegar a casa. El apoyo de tu pareja y la paciencia y tolerancia contigo misma te permitirán enfrentar los retos diarios.

No te sientas mal: es un periodo de aprendizaje positivo, puedes seguir estos consejos para organizarte y disfrutar tu nueva etapa como mamá.

Establece horarios

Son clave para el bienestar del bebé, en especial durante el primer año de vida. Respeta sus horarios (las tomas de leche, el paseo diario, el baño, los ratos de juego, la siesta, el descanso nocturno…); repítelos cada día más o menos a la misma hora.

Conoce a tu hijo

Conforme pase el tiempo conseguirás distinguir el llanto de tu hijo y reconocer mejor sus necesidades. En tanto, consuélalo en cuanto llore; mientras más tardes en acudir a su lado, más nervioso se pondrá porque ahora él demanda mucha cercanía.

Deja la casa en segundo plano

Después de nueve meses de embarazo y el parto, tu cuerpo merece un descanso. Tu pareja, papás, suegros, tíos o amistades pueden ayudarte a recobrar el aliento. Podrías convocar a una reunión familiar y distribuir las tareas del hogar o contratar a una persona para que realice el aseo. Ahora el bebé ocupa toda tu atención. Tú y tu bebé son lo primero.

Recuperación posparto

Cuídate igual que en el embarazo. Por mucho que hayas subido de peso, no te sometas a ningún régimen alimentario de inmediato. Tu nutrición es muy importante porque te ayuda a reponer fuerzas para hacerte cargo de tu bebé; además, debes ingerir buenos nutrientes para que tu hijo se nutra durante la lactancia. No uses ropa ajustada ni te estreses con tu peso.

Consiéntete

Aparta un día exclusivo para ti, date un baño relajante, duerme unas horas seguidas o sal con amigas. Apapáchate, date un masaje con esencia de aroma rico, ponte una mascarilla… estos mimos tienen efectos milagrosos, ¡y aumentan tu buen humor!

Trata de descansar

Tu sueño nocturno se verá interrumpido durante varias semanas, aprovecha para hacerlo cuando el bebé duerma. Siempre que sea posible, aunque te encuentres bien, evita esfuerzos en las primeras semanas.

Esto podría ayudarte…

13 formas de consentirte antes de dormir

Organiza las visitas

Aunque se escuche un poco feo, dale citas a las visitas: tener todo el día la casa llena de gente podría estresarte. El bebé y tú necesitan tranquilidad; además, tanto tú como tu pareja deben disfrutar a su hijo a solas.

Se trata de uno de esos momentos en la vida en los que debes aprender a decir NO. Te agobiarán los invitados inoportunos porque tendrás que atenderlos y tal vez no tengas nada preparado.

Tus amigos y familiares sabrán entender que tanto tú como el pequeño necesitan descansar.

Haz ejercicio poco a poco

Si puedes, camina un rato todos los días, da paseos cortos y no hagas mucho esfuerzo para no cansarte. Estas salidas estimulan el desarrollo del niño y te ayudan a recuperarte más rápido, y tu bienestar influye en el bebé. Sigue las recomendaciones de tu médico para retomar tu actividad física habitual.

Mira cómo estimular a tu bebé…

Ejercicios para ayudar a tu bebé a ver mejor

Escucha y toma lo mejor

Cuando hay un recién nacido en casa, todo el mundo es “experto”. Algunas personas te alabarán o criticarán por todo: las horas de sueño del bebé, la lactancia, si debes taparlo, cargarlo, apapacharlo… trata de ser firme. Consulta al pediatra si necesitas ayuda con algún tema o entra a nuestras redes sociales, nuestros expertos pueden darte consejos, estamos contigo 24/7.

  • Instagram
  • Pinterest

Papá en acción

So tienes pareja, el papá de tu bebé debe tomarse sus días de descanso obligatorios en el trabajo tras el nacimiento del bebé y, si puede pedir algunos días de vacaciones, ¡mejor! Así los dos tomarán la llegada del niño con más tranquilidad, pueden aplicarse las 24 horas del día, tomar turnos para descansar y atender al bebé, así como ver entre los dos la mejor forma de atender al pequeño.

No pienses en el trabajo

Algunas mujeres tienen problemas para olvidarse de su trabajo durante la incapacidad por maternidad: no sientas culpa. La incapacidad es un derecho necesario y reconocido legalmente. Ten en mente que tu equipo puede arreglárselas sin ti.

Sobrevive a un mal día

No es raro perder los nervios un día que el pequeño no ha parado de llorar… A veces las responsabilidades y la falta de sueño te sobrepasan y podrías sufrir episodios de rabia. Esto NO quiere decir que seas una mala mamá o que no quieras a tu bebé. Eres un ser humano. Si te sientes así, pide ayuda y desconéctate un rato.

Retoma el sexo con calma

Además de ocuparte del bebé, reserva un tiempo especial para la vida en pareja, a pesar de las tensiones y el cansancio.

La maternidad puede producir fatiga física, molestias en la zona genital, disminución del deseo y un aumento de la sequedad vaginal; volver a establecer la vida sexual lleva su tiempo, puede causarte ansiedad o los primeros contactos después del parto pueden resultar dolorosos.

Es importante aguardar al momento oportuno, no te sientas presionada ni obligada; sigue las instrucciones de tu doctor, él te indicará si pasando la cuarentena estás lista para reactivar tu vida sexual o si debes esperar y qué tratamiento anticonceptivo será mejor para ti. Recuerda que aparte del coito, existen muchas formas de mostrar cariño y amor.

Si deseas esperar para tener otro bebé, mira esto…

¿Qué anticonceptivo te conviene para después del parto?

Algunas mamás te comparten su experiencia…

«Mis papás y suegros llamaban antes de ir a visitarnos y si yo tenía otros planes, como pasear o dormir un poco, les proponía que vinieran a otra hora. Algunos amigos conocieron al niño cuando tenía más de un mes. Terminé dando citas, con día y hora, para que no se juntaran las visitas. Al principio algunas personas me lo tomaban a mal, pero luego lo comprendieron». -Lulú

«En cuanto nació el bebé, las abuelas se presentaron en casa listas para ayudar. Entonces, distribuimos las tareas: mi suegra iba al súper y hacía la comida y mi mamá lavaba ropa y trastes. Así pude dedicarme a mi hijo». -Isa.

«No podía dormir durante el día, pero me relajaba mucho acostarme en el sillón y escuchar música mientras mi hija hacía sus siestas. También me tomaba con mucha tranquilidad la lactancia.

Siempre que podía, amamantaba a mi bebé en la cama y luego me quedaba un rato allí descansando. -Brenda. Mi hijo se calmaba fácilmente cuando lo cargaba y lo tenía pegado a mi cuerpo.

Por eso, en casa yo hacía muchas de las tareas con él; lo mecía y cuando salía a la calle siempre lo llevaba en el canguro». -María.

Atender a un recién nacido puede ser agotador, date tiempo para ti.

¿Qué medidas has tomado tú con tu recién nacido?

Foto: Getty Images

Mira cómo recibir más nutrientes…

Alimentos posparto que debes consumir

Источник: https://www.padresehijos.com.mx/ser-mama/disfruta-a-tu-recien-nacido/

El permiso de maternidad ya se puede fraccionar por semanas: cómo se hace

Cómo disfrutar al máximo del nacimiento de un bebé

Está claro que la conciliación laboral y familiar sigue siendo una asignatura pendiente, al menos en España.

En un intento de avanzar hacia la igualdad entre padres y madres, se aprobó el 'El Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación'. No solo recoge la ampliación del permiso de paternidad, sino también cambios en el permiso de maternidad, pensados para facilitar las conciliación laboral y familiar.

Entre ellos, según se establece en su artículo 12: la posibilidad de fraccionar el permiso de maternidad por semanas hasta que el bebé tenga un año, cumpliendo unos mínimos requisitos.

Novedades en conciliación laboral y familiar

Como sabemos, las madres que trabajan por cuenta ajena tienen derecho a un permiso por maternidad de 16 semanas por nacimiento, adopción o acogimiento de un hijo.

En caso de que el recién nacido permanezca ingresado tras el parto, la baja se amplía en los días que tarden en darle el alta, a partir de los siete días de ingreso y con un máximo de 13 semanas adicionales.

Pero desde el 1 de abril se incorporan algunas novedades:

  • Las dos semanas de ampliación de la prestación remunerada por discapacidad del niño, parto múltiple, adopción o acogimiento, se reducen a una, para la madre. La otra semana, se otorga al padre. Se estipula en el Decreto:

«Permiso por nacimiento para la madre biológica: tendrá una duración de dieciséis semanas, de las cuales las seis semanas inmediatas posteriores al parto serán en todo caso de descanso obligatorio e ininterrumpidas. Este permiso se ampliará en dos semanas más en el supuesto de discapacidad del hijo o hija y, por cada hijo o hija a partir del segundo en los supuestos de parto múltiple, una para cada uno de los progenitores».

«A partir de 1 de enero de 2021, cada progenitor disfrutará de igual periodo de suspensión del contrato de trabajo, incluyendo seis semanas de permiso obligatorio para cada uno de ellos, siendo de aplicación íntegra la nueva regulación dispuesta en el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo».

  • Desde el 1 de abril, el permiso por maternidad se puede disfrutar de manera interrumpida, cuando ambos padres trabajan.

«En el caso de que ambos progenitores trabajen y transcurridas las seis primeras semanas de descanso obligatorio, el período de disfrute de este permiso podrá llevarse a cabo a voluntad de aquellos, de manera interrumpida y ejercitarse desde la finalización del descanso obligatorio posterior al parto hasta que el hijo o la hija cumpla doce meses. En el caso del disfrute interrumpido se requerirá, para cada período de disfrute, un preaviso de al menos 15 días y se realizará por semanas completas».

  • La madre o el padre que trabaja por cuenta ajena puede solicitar a su empresa un cambio en la duración y distribución de su jornada laboral, hasta que su hijo cumpla 12 años. Y la empresa está obligada ahora a valorar y justificar la aceptación o no de la petición. Según el Decreto:

«Las personas trabajadoras tienen derecho a solicitar las adaptaciones de la duración y distribución de la jornada de trabajo, en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación de su trabajo a distancia, para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral. Dichas adaptaciones deberán ser razonables y proporcionadas en relación con las necesidades de la persona trabajadora y con las necesidades organizativas o productivas de la empresa».

Permiso de maternidad ininterrumpido o fraccionado

Hasta la aprobación del nuevo Decreto, la madre tenía que disfrutar las 16 semanas de permiso de maternidad de una sola vez. Ahora, puede fraccionar la baja por semanas hasta que el bebé cumpla doce meses de edad.

Eso al menos es lo que reza el texto del nuevo texto legal, porque las condiciones y la forma de hacerlo, parece no estar muy clara aún. No solo aún no está actualizada la medida en la web de la Seguridad Social, sino que además los mismos profesionales aún no lo tienen claro.

Así nos lo explica Andrés Aranguren Jiménez, abogado laboralista de 2M2 Consulting, tras consultar el tema con el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Según le han podido explicar, «la madre tiene que coger las seis semanas de descanso obligatorio y, las 10 restantes, las puede disfrutar como y cuando quiera, en periodos semanales, hasta que el bebé cumpla los 12 meses de edad».

Además, podrá duplicar el permiso a 20 semanas, si llega a un acuerdo con la empresa para trabajar a media jornada.

Dice el Decreto:

«Este permiso podrá disfrutarse a jornada completa o a tiempo parcial, cuando las necesidades del servicio lo permitan, y en los términos que reglamentariamente se determinen».

Explica el experto en derecho laboral que, según le han aclarado en la Seguridad Social, el primer periodo del permiso de maternidad (o la baja completa si no va a fraccionarla), la gestiona la empresa para la que trabaja, tras comunicar la fecha de parto y el comienzo y finalización del descanso.

Serán ellos los encargados de remitir el RECEMA (Remisión de certificados de maternidad y/o paternidad) a la Seguridad Social, que es quién abona el 100% de la prestación.

Este servicio permite comunicar, a través del Sistema RED-online, los certificados de empresa necesarios para el reconocimiento de las prestaciones de maternidad y/o paternidad del Régimen General.

Pero añade el abogado que aún no existe formulario para la elección del permiso de maternidad fraccionado por lo que, en caso de elegir esta opción, será la madre la encargada de pedir cita en el INSS (sin cita previa no atienden) con al menos un mes de antelación (el tiempo de espera medio) para gestionar personalmente los periodos de descanso fraccionado que desee disfrutar. La aprobación suele ser inmediata.

Además, según explica el abogado, deberá avisar a la empresa del periodo de descanso con al menos 15 días de antelación. La empresa debe aceptarlo, excepto si el padre y la madre se cogen los mismos días de permiso. En ese caso, puede no autorizarlo, ya que es una medida de conciliación.

Generalmente es la empresa la que abona la prestación a la trabajadora de forma delegada, porque es el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) quien la paga.

Pero en el caso de solicitar el permiso de forma fraccionada, Andrés Aranguren cree que será la misma INSS quien abone la prestación a la madre, aunque en este organismo no han sabido aclarar este punto.

También le han puntualizado que esta baja fraccionada no se aplica a los funcionarios públicos, ya que se rigen por otro régimen.

En caso de una trabajadora por cuenta propia (autónoma), será ella misma (o su gestoría) quien deba personarse en las oficinas del INSS para solicitar el disfrute de la baja de maternidad de forma interrumpida. Si quiere tenerla de forma continuada, puede hacer las gestiones a través de la web.

Los padres pueden modificar el horario laboral

Aunque no es expresamente una característica del permiso de maternidad, se trata de una novedad que sí puede ayudar a la conciliación.

El Real Decreto amplia y desarrolla lo establecido en el artículo 48 del Estatuto de los Trabajadores en materia de Conciliación de la vida laboral y familiar. La madre o el padre que trabaje por cuenta ajena podía pedir a la empresa un cambio en la duración y distribución de su jornada laboral, hasta que su hijo cumpla 12 años.

Ahora, tal y como señala el abogado laboralista Jesús Ramírez, de reclamador.es, el nuevo Decreto obliga a la empresa a admitir esa variación, siempre que la petición se realice justificando unos motivos “razonables y proporcionadas”.

Además, ahora, añade el experto, la empresa deberá responder por escrito a la petición de la trabajadora en el plazo máximo de 30 días. Y si la mujer no está de acuerdo con la decisión, podrá recurrir a la Justicia.

Se puede traducir en una reordenación de su horario: entrando antes o más tarde o haciendo jornada continua, por ejemplo). Pero también la oportunidad de poder trabajar desde casa parte de la jornada, si el trabajo lo permite.

Documentación necesaria

Podrás encontrar toda la información que necesites sobre requisitos, duración del descanso y situaciones excepcionales en la web de la Seguridad Social, aunque las últimas reformas no están actualizadas.

Según el experto en derecho laboral, el día del nacimiento del hijo, la madre debe comunicar y remitir a la empresa la siguiente documentación:

  • Certificado de descanso por maternidad emitido por el médico de la mujer (en caso de que la madre ya estuviera de baja antes del nacimiento de su hijo). Se trata de una baja por enfermedad común.
  • DNI de la trabajadora.
  • Certificado de nacimiento.
  • Libro de familia o solicitud telemática de inscripción del bebé en el Registro Civil, realizada por el hospital.
  • Comunicación del periodo o periodos en los que disfrutará de la baja.

Requisitos para cobrar la prestación por maternidad

Son los mismos para todas las trabajadoras, sean por cuenta ajena o propia.

Para poder cobrar la prestación, la Seguridad Social exige que:

  • La mujer debe estar dada de alta en la Seguridad Social o en situación asimilada (paro, excedencia..).
  • Estar al corriente de pago de las cotizaciones a la Seguridad Social.
  • Haber cotizado al menos 180 días en los siete años anteriores o 360 días a lo largo de la vida laboral.

Pero, tal y como explica la Seguridad Social, este período mínimo es gradual, según la edad para las trabajadoras. Así, no se exige periodo mínimo de cotización a las menores de 21 años y, hasta los 26 años, la madre solo tiene que haber cotizado «90 días en los siete años inmediatamente anteriores a la fecha del inicio del descanso o, 180 días cotizados a lo largo de la vida laboral».

Además, si la madre no ha cotizado días suficientes, puede solicitar un subsidio no contributivo de 42 días, igual al 100% del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), vigente en el momento del parto (17,93 euros/día en 2019).

La ayuda se amplía 14 días más en caso de familia numerosa, familia monoparental, parto múltiple o discapacidad del hijo o de la madre. Más información

Se cobra el 100% del salario

O para ser más exactos, el total de la base reguladora, la cantidad diaria que se obtiene de dividir el sueldo bruto entre 30 días. Esta cantidad incluye la parte proporcional de las pagas extraordinarias del año.

Para calcularla, se tiene en cuenta la nómina del mes anterior al parto, en caso de madres trabajadoras por cuenta ajena. Las autónomas, cobran el 100% de la base de cotización media de los seis meses anteriores a la baja.

Si la madre cede partede su pretación al padre, se le retribuirá en función de su base reguladora.

Y, en todos los casos, sin retención de IRPF, desde que una sentencia del Tribunal Supremo dictaminó que las prestaciones de paternidad y maternidad están exentas de este impuesto.

En Bebés y Mas | Según la AEPap, el permiso de maternidad debería prolongarse hasta, al menos, los seis meses, El 67,1 % de las familias españolas opina que la maternidad penaliza a las mujeres en materia de conciliación

Источник: https://www.bebesymas.com/ser-padres/permiso-maternidad-se-puede-fraccionar-semanas-como-se-hace

10 consejos para ayudarte a disfrutar de tu recién nacido

Cómo disfrutar al máximo del nacimiento de un bebé

Conviene caminar un rato todos los días; al principio no mucho para no cansarse demasiado. El paseo constituye un estímulo para el desarrollo del bebé y la recuperación de la madre. El recién nacido puede salir a diario. En invierno conviene sacarle en horas soleadas, a media mañana,y en verano a primera o última hora del día. 

El consejo de madre:  «Cuando nació mi segundo hijo, tenía que sacarle temprano para llevar al mayor al colegio.

Pensaba que iba a ser un problema, pero en realidad me sirvía de excusa para desayunar muchos días en una cafetería, realizar algún trámite pendiente, ver escaparates, comprar alguna cosa o simplemente caminar un rato.

Este paseo nos relajaba mucho a los dos, yo pasaba un par de horas distraída, a mi aire, y el bebé se dormía en cuanto dejábamos a su hermano en el colegio».
Marta, 34 años

7. Apuntarse a un curso posparto

Se suelen llevar a cabo en el mismo centro donde ser realiza la preparación al parto. Es imprescindible acudir con el bebé y, siempre que sea posible, con la pareja.

En ellos se comparten experiencias con otras mujeres que también han sido madres recientemente, se realizan ejercicios de recuperación física, se favorece la adaptación de la pareja a la nueva situación y se clarifican muchas dudas.

El consejo de madre:  «Al mes de dar a luz inicié un curso de masajes para el bebé en mi centro de salud. Luego, cuando los niños se quedaban dormiditos, las madres hacíamos un poco de gimnasia.

Esperaba la clase con impaciencia, porque allí me sentía comprendida y apoyada y, además, podía resolver muchas dudas con la matrona. Incluso intercambié el teléfono con un par de madres del barrio y ahora quedamos de vez en cuando».

María, 36 años

8. Recuperar la figura sin prisas

Los médicos recomiendan no iniciar ningún tipo de dieta de adelgazamiento en las seis semanas que siguen al parto. En esa etapa es fundamental cuidarse, descansar y adaptarse al ritmo de vida que impone el bebé.

Pasado este plazo, se pueden consumir alimentos menos calóricos, sin dejar de tomar las proteínas, vitaminas, minerales y carbohidratos necesarios, y poner en práctica una tabla de gimnasia suave para recobrar la cintura y reforzar el vientre blando.

Hay que tener paciencia y no obsesionarse con la figura. Con el tiempo y algunos cuidados, todo volverá a su sitio .

El consejo de madre:  «A las dos semanas de dar a luz, intenté ponerme la ropa de antes del embarazo y me llevé una gran decepción. Pesaba más o menos lo mismo de siempre, pero estaba muy hinchada tras la cesárea.

 Me compré algunas cosas pensando que nunca volvería a entrar en mi ropa y ¡sopresa! a los cuatro meses las tuve que guardar porque me quedaban enormes. Si tengo otro hijo, pediré algo prestado después del parto».

Laura, 30 años

9. Mantener la intimidad con la pareja

Además de ocuparse del bebe, es bueno reservar un tiempo para la vida en pareja. Hay que intentar cuidar la relación, a pesar de las tensiones o el cansancio de estos días.

La maternidad puede producir fatiga física, molestias en la zona genital, una disminución del deseo y un aumento de la sequedad vaginal.

Recobrar la vida sexual lleva su tiempo, pero existen muchas formas de mostrar cariño y amor además del coito.

El consejo de madre: «A los tres meses de nacer el niño nos dimos cuenta de que el bebé era prácticamente nuestro único tema de conversación y nuestra vida de pareja estaba desapareciendo. Así que ahora, de vez en cuando, dejamos al niño con los abuelos durante unas horas y salimos solos a cenar o al cine y desconectamos un poco de la rutina».
Lucía, 35 años

10. Consolar al bebé cuanto antes

Cuando un bebé llora es por algo, cuanto más tardemos en acudir a su lado, más nervioso se pondrá y más difícil será consolarle. Las caricias y los mimos le comunican nuestro afecto y le tranquilizan. Algunos niños son difíciles de consolar, lo que puede poner a prueba los nervios de la madre.

En esos momentos lo mejor es pedirle al papá que tome el relevo, respirar hondo y recuperar la serenidad y la calma.

Con el tiempo todas las madres consiguen distinguir los llantos del bebé y reconocer mejor sus necesidades, pero no hay que sentirse mal; este período de aprendizaje es también positivo en el desarrollo de la maternidad.

El consejo de madre: «Mi hijo se calmaba fácilmente en la mochilita, pegado a mi cuerpo.

En casa hacía muchas de las tareas con él “colgado” y cuando salía a la calle siempre llevaba el canguro en el carro de paseo por si se ponía muy nervioso.

A veces, tenía que volver a casa con el carro vacío y el niño en el cangurito pegado a mí porque era la única forma de que estuviera tranquilo».
Iria, 29 años.

Источник: https://www.serpadres.es/embarazo/parto-posparto/articulo/10-consejos-para-ayudarte-a-disfrutar-de-tu-recien-nacido-291463651061

Cómo disfrutar al máximo del nacimiento de un bebé

Cómo disfrutar al máximo del nacimiento de un bebé

Cualquier mujer que haya sido madre sabe que la maternidad comienza antes de dar a luz. Quizás en el momento en el que una es consciente de estar embarazada, quizás en el instante en el que nota asomar su barriga, quizás cuando siente a su bebé dentro de ella por primera vez o quizás, incluso, desde el momento en el que desea y decide formar una familia.

Cualquiera que fuera este momento disfrutar de la maternidad puede ser más o menos sencillo, según nos la planteemos.
 

Disfrutar el embarazo

Tendrás 9 meses por delante para hacerte a la idea de que pronto serás madre, pero aunque aún lo veas como un acontecimiento lejano, pronto descubrirás lo rápido que pasa el tiempo. Prever y adelantar algunas tareas te facilitará la vida cuando ya hayas dado a luz. Por eso te recomendamos:

– Preparar todo lo que necesita el bebé durante sus primeros 6 meses con suficiente antelación. Esto te permitirá pedir prestado, comprar, probar, cambiar,… todo el material para el bebé.

Hacerlo deprisa y corriendo, en el último momento, además de ser estresante, puede hacer que adquieras más o menos cosas de las necesarias.

 Recuerda que los últimos meses de gestación estarás más pesada y más cansada, y este tipo de tareas pueden hacerse cuesta arriba.

– Terminar todos los proyectos personales y laborales que puedas. No es un secreto que cuando tienes un hijo tu vida gira 180 grados.

Habrá muchas cosas que con tu hijo en brazos te parezcan secundarias, pero otras no podrás dejarlas de lado, aunque no quieras o no tengas tiempo. Preverlas y concluirlas antes del día D, pueden evitar agobios posparto.

Procura también dejar terminados los tratamientos médicos y otros planes que tuvieras pendientes.

– Informarte, buscar, preguntar sobre todo lo que quieras saber acerca del embarazo y la maternidad. Muchos miedos desaparecen cuando conocemos lo que va a ocurrir.

Tener información hace que nos enfrentemos a lo nuevo con menos inquietud.

No está de más que empieces a localizar una red de apoyo (amigas o familiares madres, matronas, grupos de lactancia, centro de salud, foros de maternidad…) donde acudir cuando las dudas e incertidumbre se ciernan sobre ti.

– Planificar tu vuelta laboral y las opciones para compaginar trabajo y maternidad. Cuanto antes empieces a plantearlo, más opciones encontrarás.

Ten en cuenta que las guarderías y centros infantiles tienen unas plazas limitadas y las matrículas unos plazos concretos.

Es recomendable, también, que comiences a informarte de todas las ayudas y prestaciones de las que puedes beneficiarte por ser madre.
 

Difrutar la crianza del bebé

No vamos a ocultar que la vida durante los primeros meses de un bebé no es un camino de rosas. Algunos padres afortunados tienen la suerte de pasar el primer año con su hijo, tranquilos y sin sobresaltos.

Pero reconozcámoslo, no es lo normal.

Lo habitual es que los 12 meses iniciales la vida de los padres, sobre todo si hablamos de primerizos, sea, según sus propias palabras, caótica, estresante, dura, agobiante, desafiante, abrumadora, confusa,  etc.

No eres la primera, ni serás la única, que se ha llevado un chasco al imaginarse como una mamá resplandeciente llena de ilusión, energía y vitalidad dispuesta a cuidar de un bebé y lo que le echen, y al llegar a casa tras alta se da de frente con la realidad: una mamá confusa, fatigada, dolorida, abrumada, superada, desamparada…  y con un recién nacido (y otras tantas cosas más) que atender.

Aprender a desenvolverse con un bebé, si no has tenido experiencia previa, lleva su tiempo, pero pronto descubrirás que estos momentos forman parte necesariamente del crecimiento de todo ser. Disfrutar de ellos hará que vivas la maternidad de una forma plena.   

Aquí tienes 10 consejos para disfrutar al máximo de la maternidad:

1. Asume que madre no hay más que una. Olvídate de la imagen de mamá perfecta que aparece en revistas y anuncios de publicidad. Hay tantos estilos de madres como mujeres. Y ninguno es mejor ni peor.

Ni siquiera, por muchos libros y estudios que se publiquen, existe una verdad absoluta en lo que a crianza se refiere. Como todo, esto tampoco se libra del poder de las modas.

Y mientras existan los niños seguirán apareciendo nuevas corrientes de crianza que nos descubran la mejor forma de alimentar, dormir, cuidar, hablar a los hijos, con tantos seguidores como detractores.

¿Nuestro consejo? Infórmate sobre todo y elige, de cada una, lo que mejor se adapte a tu forma de vida.

2. Desiste de tener una casa impecable. Cuanto antes sepas que es una batalla perdida, mejor.

Durante los primeros meses el pequeño demandará dedicación exclusiva casi las 24 horas del día, después, cuando crezca, descubrirás que la capacidad de desordenar de un niño es inversamente proporcional a su tamaño.

Renunciar por un tiempo al orden y a tener todo impoluto te evitará trabajos y agobios innecesarios. Tus allegados lo entenderán perfectamente.

3. ¿Problemas posparto o de lactancia? ¡Tienen solución! La experiencia de los meses anteriores, del embarazo y especialmente del parto, influirán en la forma en la que afrontes los primeros días y por lo tanto en tu relación con el recién nacido. Tu estado de ánimo, entre otras cosas, contribuirá a crear el vínculo con tu bebé de una manera u otra.

Si te sientes dolorida, has tenido un parto complicado, o el embarazo ha hecho mella en tu salud física o mental, háblalo. Contacta con matronas o grupos de apoyo, que sin dudarlo te ayudarán a solventar esos problemas. La lactancia también puede suponer un reto para muchas mamás novatas.

Aunque te digan lo contrario amamantar no tiene que ser un sacrificio, ni siquiera doloroso. Si no disfrutas con ello, nadie te obliga a hacerlo. Afortunadamente hoy hay alternativas artificiales para alimentar al bebé.

Si por el contrario quieres ofrecerle tu leche a tu pequeño, pero el dolor, el desconocimiento o la inexperiencia  te lo impiden, debes saber que se puede. Contacta con matronas, grupos o expertos en lactancia que te asesoren.

4. Disfruta de todas las etapas de tu hijo. Cada pequeña parte del desarrollo de un niño tiene su magia. En menos de lo que piensas habrá pasado el tiempo y tu hijo se habrá hecho mayor.

Uno de los momentos más gratificantes de la maternidad es observar cómo crecen los niños y disfrutar con cada instante, porque es algo que no se repetirá jamás.

No te impacientes por que crezcan, por que alcancen etapas, ni te obsesiones tratando de que adquieran habilidades pronto. Permíteles que se desarrollen a su propio ritmo y disfruta del camino.

5. Infórmate sobre la maternidad. El acceso a la información con la que contamos en la actualidad, rápido y sencillo, ha cambiado la forma en que ejercemos la maternidad.

Los consejos de madres y abuelas, prácticamente la única fuente de sabiduría de anteriores generaciones, han dado paso a bibliografía casi infinita sobre crianza, pediatría, nutrición infantil, etc. Gracias a las redes sociales, las web especializadas, la comunicación instantánea con especialistas, etc.

cualquier duda puede tener una respuesta inmediata y librarnos de más de una preocupación o equivocación. Haz uso las comunicaciones, consulta, pregunta y despeja todas tus dudas en cuanto asome la mínima inquietud.  

6. No renuncies a tu vida social. El cambio de costumbres cuando uno se convierte en padre es innegable, pero ese cambio no tiene por qué ser radical. No dejes de lado tus proyectos personales, trata de adaptarlos a tu nueva rutina.

Tampoco abandones tu vida social y te entregues en exclusiva al niño. Tener un hijo puede ser una prioridad, un proyecto personal importantísimo, si no el que más, pero no debe ser el único.

Limitar tu vida al cuidado de los hijos puede ser perjudicial incluso para cumplir esa tarea. Quedar con amigos, familiares, mantener el contacto con tu círculo anterior te ayudará a ver más allá de los pañales, los llantos, las regurgitaciones, o los percentiles.

Ser madre o padre también te dará la oportunidad de conocer a otras mamás que te darán distintas visiones de la maternidad.

7. No olvides a tu pareja. Parece que cuando una tiene un hijo el rol de madre lo invade todo y las demás facetas quedan relegadas a un segundo o tercer plano. Recuerda que también eres mujer.

Dedicar algún día o parte de él a vosotros dos solos como pareja, será beneficioso. No dejes tampoco de implicar al padre desde el principio en el cuidado del niño. Es obvio que un bebé recién nacido, especialmente si toma el pecho, depende de su madre casi al 100 por ciento.

Pero papá, menos amamantarle, puede hacer exactamente lo mismo que mamá.

8. Dedica tiempo para ti. Cuidar de una misma también es necesario para ser capaz de cuidar a los demás. No te sientas mal por ello.

9. Concilia. Maternidad y trabajo son compatibles. Es verdad que en nuestro país las facilidades o ayudas en materia de conciliación son escasas, pero cada vez son más las empresas que emprenden políticas para favorecer la vida familiar de sus empleadas. Entérate y busca las soluciones que mejor se adapten a ti.

10. Mira la vida desde los ojos de un niño.Tener hijos te brinda la oportunidad de volver a ver la vida desde el punto de vista un niño. Juega con ellos, involúcrate en sus fiestas, participa en sus actividades, arrodíllate, ponte a su altura y redescubre el mundo con ellos. Te sorprenderás.

En la primera revisión, los pediatras calculan los percentiles del recién nacido para así poder posteriormente realizar un seguimiento continuo de su desarrollo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/padres/psicologia-y-sexualidad/como-disfrutar-al-maximo-del-nacimiento-de-un-bebe-5611

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: