Cómo elegir el mejor colegio

En qué tienes que fijarte para elegir el colegio de tus hijos

Cómo elegir el mejor colegio

Es posible que después de meterte en Google, de recibir cientos de mensajes en los grupos de WhatsApp y de ver más colegios de los que puedes recordar sigas con dudas sobre dónde escolarizar a tu hijo o hija. Te damos unas claves sobre en qué hay que fijarse con la ayuda de una psicóloga, un pedagogo y una maestra.

El proyecto educativo, al detalle

¿Fichas? ¿Trabajo por rincones? ¿Proyectos que respetan los ritmos? ¿Prioridad a la lectoescritura? ¿Bilingüismo? Los modelos educativos son variados y es probable que no los conozcas todos.

Por eso, coinciden las expertas, lo primero que hay que preguntar cuando ves un cole es por su proyecto educativo.

Y a partir de ahí ver cuál encaja mejor con cómo quieres que sea la educación de tus hijas o hijos.

«Buenos síntomas son que puedan explicártelo claramente y lo tengan por escrito. Y que lo escrito coincida con lo que te venden en las visitas. Es un indicio de que el centro tiene claro adónde va», argumenta Enric Roca, profesor de Ciencias de la Educación en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Natalia Ocaña, maestra de Infantil, también recomienda comprobar que «hay coherencia entre cómo se trabaja en Infantil y cómo se sigue en Primaria». «En este paso si hay cambios abruptos, lo pasan mal. Si en Infantil han trabajado por proyectos y en Primaria les meten un libro a la primera de cambio, no hay coherencia. Y eso pasa bastante», sostiene.

Muy relacionado con esto están los deberes. Los centros con pedagogías más alternativas son menos proclives al concepto tradicional de deberes; los más metódicos, más favorables.

Las expertas recomiendan en este punto preguntar si hay carga de tareas para casa y de qué tipo son.

«No es lo mismo investigar sobre algo que estimule la curiosidad que copiar el dibujo de un libro en el cuaderno para que esté bonito y acompañe al ejercicio», dice Natalia.

Los profesores, todos a una

Poner el ojo en el equipo docente del colegio como conjunto. «Observar si los profesores trabajan con un proyecto compartido que define la línea del centro. Más allá de si hay docentes brillantes, hay que fijarse en el conjunto y ver si el equipo está consolidado», señala Elena Martín Ortega, catedrática de Psicología Evolutiva en la Universidad Autónoma de Madrid.

Esta unidad se consigue más fácilmente, completa Natalia, si «la mayor parte de la plantilla es fija». «La interinidad corta los proyectos porque un año estás en un cole y al siguiente, en otro. Los centros con más demanda no tienen casi personal interino, a no ser que sean muy nuevos», explica.

Coherencia entre casa y colegio

Optar por un colegio religioso si en casa sois laicos puede no ser la idea más brillante. «Si compartes la filosofía del centro, todo va a ser más fácil.

Se dará una confianza recíproca y la responsabilidad se siente como compartida.

Sin embargo, si chocan los principios que el cole impulsa con los que tienes como familia, el niño o la niña puede tener problemas para complementar esas dos visiones del mundo», dice el profesor Enric Roca.

Para hacerte una idea de cuáles son los valores del centro, te puede dar pistas preguntar (si es que no te lo han contado) si trabajan la inteligencia emocional, la convivencia escolar, si hacen innovación educativa, si pertenecen a una red de centros que intercambian experiencias o si hay programas de desayuno saludable.

Cómo participan las familias

No hay que profundizar demasiado para saber si un colegio es favorable a que las familias participen de sus decisiones y sus dinámicas. El mismo día de la visita es posible que lo detectes sin hacer muchas preguntas.

¿Pueden entrar los padres y las madres a las aulas o tienen que dejarlos en la puerta? Para la maestra Natalia Ocaña, esta pregunta es clave.

«Si te dejan pasar y participar, te da más confianza porque ves lo que está pasando», añade.

«En coles con participación no se concibe a las familias como enemigas, sino como aliadas. Por lo tanto, no se les oculta información porque se entiende que la única forma de educar es compartir los criterios de cómo educar», explica la catedrática Elena Martín Ortega.

Que no te envuelva el envoltorio

Un patio amplio, una gran polideportivo o una pizarra digital pueden ser elementos atractivos, pero las expertas recomiendan no dejarse llevar por el «envoltorio». «Hay que tener cuidado porque en las visitas te están vendiendo las mejores clases», advierte Ocaña.

Y Martín Ortega matiza que «por muy chulas que sean, si dentro no hay un proyecto consolidado, nada te garantiza una respuesta educativa a las necesidades de tus hijos».

En Infantil, coinciden, «es importante que haya un aula de psicomotricidad adaptada, con paredes y suelo adecuados o una clase de música».

En la visita, además, «es fácil ver cómo respira el centro y sus espacios, si está decorado, acogedor… aunque sería mejor verlo con los alumnos y alumnas dentro.

Una cosa es lo que quieren mostrarte y otra la práctica cotidiana, profesores que chillan, uno que sustituye sin saber qué hacer, niños castigados en el pasillo.

Solo el día a día te confirma si se corresponde lo que te dicen con lo que hacen», afirma Roca.

Cómo se atiende la diversidad

¿Cuántos apoyos hay? ¿Disponen de aula TEA? ¿Y es preferente para alumnos con diversidad funcional? Son preguntas que puedes plantear si lo que buscas es que tu hijo o hija crezca en un centro diverso e integrador.

«Solo así puedes asegurarte de que darán respuestas si pasa algo. Lo ideal es que en el cole se tomen todas las decisiones desde este eje de respetar e incluir al otro», desarrolla la catedrática Elena Martín Ortega.

Roca insiste en consultar también cuántas recursos tiene el departamento de orientación y cómo atienden a los estudiantes con dificultades o a los más avanzados» y ver, al dar el salto a Secundaria, el criterio con el que se hacen los grupos, «si teniendo en cuenta los centros de procedencia o buscando la mezcla de perfiles de los chavales».

La distancia a casa

¿Estás viendo colegios que están al otro lado de la ciudad de donde se sitúa tu vivienda? Las expertas coinciden en que la cercanía a casa es un punto favorable a la hora de elegir.

«Es importante para la socialización de los chicos y chicas, y cuando empiezan a quedar con los amigos para dar una vuelta les restas autonomía si no están próximos a casa», considera la maestra Natalia Ocaña.

Los horarios y las extraescolares

La horquilla de horario extraescolar o el tipo de jornada son otras dos claves de cara a la conciliación. Muchos centros ya trabajan con horario intensivo de mañana, que agrupa todas las clases antes de la comida.

«Es interesante ver si todo el tiempo escolar, también los recreos y el descanso del comedor, es tiempo educativo. Si se ha incorporado el proyecto a todos los agentes, como los monitores.

Que esos tiempos no solo aseguran su seguridad y su alimentación», concluye Martín Ortega.

Источник: https://www.eldiario.es/sociedad/fijo-elegir-colegio-hijos-claves_1_3477579.html

13 cosas que debes tener en cuenta a la hora de elegir colegio para tus hijos

Cómo elegir el mejor colegio

A estas alturas del año son muchas las familias que andan inmersas en la búsqueda de un colegio para sus hijos de cara al próximo curso académico. Es momento de valorar todas las opciones posibles, de participar en las jornadas de puertas abiertas que celebran los centros y de asistir a reuniones informativas o personales.

Tanto si tu peque comenzará el cole por primera vez, como si estás buscando un nuevo centro para cambiarle, o toca dar el salto al instituto, esta etapa de búsqueda se vive con una enorme responsabilidad. Puede que se te presenten muchas dudas, o que no sepas realmente por donde empezar a buscar. Te damos algunas claves a tener en cuenta para llevar a cabo tu búsqueda.

Lo primero que tenemos que saber antes de elegir colegio para nuestros hijos es si queremos una educación pública, privada, concertada o libre. De este modo podremos afinar más la búsqueda y centrarnos sólo en los centros del tipo de enseñanza elegida.

Los centros públicos están gestionados por la Administración por lo que nos garantizamos la gratuidad de los servicios. Cada Comunidad Autónoma fija sus propios criterios de admisión de alumnos y en función de las plazas ofertadas puede ser más o menos sencillo entrar.

Los colegios concertados son centros privados que disfrutan de subvenciones públicas para la educación del segundo ciclo de Educación Infantil, la Educación Primaria y la ESO, siendo el resto de etapas de carácter privado.

En caso de elegir esta opción, es importante que la familia tenga claro qué costes extras derivados de servicios ajenos a la enseñanza son los que hay que pagar, teniendo en cuenta, además, que la Ley establece el carácter voluntario de esta cuota.

En los colegios privados la financiación depende enteramente de las familias y el centro tiene libertad para establecer sus propias normas de admisión de alumnos.

Y ya por último, también tenemos la opción de matricular a nuestros hijos en una escuela libre o de enseñaza alternativa, tales como escuelas Waldorf o Montessori, por ejemplo. Este tipo de escuelas tienen una forma de trabajar específica y un modelo educativo propio.

Proyecto educativo

Una vez centrado el tipo de enseñanza que queremos para nuestros hijos lo siguiente que debemos tener en cuenta es el proyecto educativo que sigue el centro, y si bien es algo que suele venir en la web de todos los colegios y lo primero que explican en las reuniones generales, hay ciertos aspectos que recomiendo preguntar si no se informa de ello. Por ejemplo:

  • ¿Se trabaja con fichas?
  • ¿Se hace trabajo cooperativo?
  • ¿Se trabaja por rincones o proyectos?
  • ¿Cuál es el método principal de enseñanza y qué otros métodos alternativos lo apoyan?
  • ¿Se respetan los ritmos de los alumnos?
  • ¿Se enseña con o sin libros?
  • ¿Cómo son las evaluaciones y cada cuánto tiempo se hacen?
  • ¿Qué papel tienen las nuevas tecnologías en la enseñaza de los alumnos?
  • ¿Cómo se organizan las aulas? ¿Cómo se dispone a los alumnos dentro de las aulas?
  • ¿Qué tipo de excursiones realiza el centro y cada cuánto tiempo se hacen? (son de carácter cultural, lúdicas, actividades fuera o dentro del centro, charlas educativas…)…

Por otro lado, también conviene saber si se sigue la misma línea a la hora de enseñar en Educación Infantil y en los primeros cursos de Educación Primaria, ya que en ocasiones el cambio es demasiado brusco para los alumnos y a algunos niños les cuesta adaptarse.

Otros aspecto que debemos considerar es si el colegio tiene puntos fuertes en los que destaque. Por ejemplo, hay centros que se caracterizan por la importancia que dan al deporte y a la formación de sus alumnos en diversas prácticas deportivas. Otros destacan por la involucración en proyectos relacionados con la música, la oratoria, la literatura, las artes…

Y ya por último, pero no por ello menos importante, es bueno conocer la política del centro en materia de deberes.

¿Deberes sí o no? ¿Cuántos y cómo? Puede que si nuestro hijo tiene tres años y va a comenzar el colegio por primera vez no sea un tema que a priori nos interese, pero el tiempo pasa y cuando queramos darnos cuenta ya habrá iniciado un nuevo ciclo académico y el tema de los «deberes» adquirirá especial relevancia.

Educación en valores

El ideario del centro es importante y lógicamente debe ser parejo a nuestra forma de sentir, vivir y educar a nuestros hijos. Son varios los aspectos relacionados con este punto que debemos tener en cuenta a la hora elegir colegio:

  • ¿Queremos un colegio laico o religioso? Y en caso de elegir un colegio religioso: ¿qué importancia se da a la religión y cómo se enseña? (pues no en todos los centros es igual)
  • ¿Cómo se enseña a los alumnos, tanto en la teoría como en la práctica, valores como la igualdad, la tolerancia, el respeto o la libertad, por ejemplo?
  • ¿Cuáles son las normas de convivencia del colegio, o su reglamento interno?
  • ¿Qué importancia se da a la inteligencia emocional y cómo se enseña?
  • Régimen disciplinario del centro: ¿se recurre a los castigos y sanciones o existen otras formas corregir ciertos comportamientos? En caso de recurrir a los castigos: ¿cómo se aplican?, ¿cómo se gestionan?, ¿hay castigos grupales?…
  • ¿Qué tratamiento se hace del acoso escolar? ¿Existen métodos o protocolos de prevención? ¿Está el colegio realmente concienciado e implicado con esta triste realidad?
  • ¿Qué tipo de festividades se llevan a cabo en el colegio? ¿Se celebra o no la Navidad?…

Enseñanza de otros idiomas

Otro factor importante a tener en cuenta es si queremos que el colegio sea bilingüe o no, y en caso afirmativo cómo se lleva a cabo la enseñanza de ese segundo idioma: ¿la imparten profesores nativos?, ¿hay «clases de conversación»?, ¿existe la posibilidad de estudiar un tercer idioma?, ¿qué tipo de actividades se llevan a cabo para practicar los idiomas? (actividades culturales, talleres de lectura, celebración de festividades extranjeras…)…

Nivel académico del centro

Para algunas familias, otro aspecto importante a considerar es el resultado que el colegio obtiene en las pruebas externas de selectividad o en cualquier otra evaluación de conocimientos llevadas a cabo para medir el nivel académico de los alumnos, así como su puntuación en los ránkings realizados por las diferentes comunidades autónomas.

Profesores y personal de apoyo

Es fundamental conocer detalles acerca del equipo docente que atenderá a nuestros hijos en los diferentes cursos por los que vayan pasando:

  • Su experiencia, implicación y trayectoria
  • ¿Se trata de un equipo consolidado?
  • ¿Qué porcentaje de plantilla fija tiene el centro?
  • En caso de haber elegido un centro bilingüe, conviene conocer si las materias en otro idioma son impartidas por profesores nativos y si estos se dirigen a los alumnos siempre y exclusivamente en su idioma
  • ¿Qué método utilizan los profesores para motivar a sus alumnos?
  • ¿Cómo procede el centro cuando falta un profesor?…

Implicación de las familias

Otro aspecto importante a considerar es el grado de implicación de las familias en la educación de los alumnos, así como la forma de comunicarnos con el centro para solicitar tutorías o poner en conocimiento cualquier aspecto de nuestro hijo que consideremos que sus profesores deben saber.

En cuanto a la implicación de las familias es bueno conocer de antemano qué papel se espera de los padres, pues hay colegios en donde éstos juegan un papel más pasivo y otros en los que la implicación es fundamental, y se traduce en forma de días de convivencia con los niños en las aulas, realización de manualidades o trabajos conjuntos, decoración del colegio en días señalados, participación de los padres en talleres de lectura o actividades educativas…

Número de alumnos por clase

También es fundamental conocer el número de alumnos por clase que tiene el centro en los diferentes cursos (incluido, por supuesto, la Educación Infantil), ya que cuanto más alta sea la ratio la calidad de la atención personalizada de los alumnos también bajará.

Además, otro dato a tener en cuenta es la línea del centro, es decir el número de clases que tiene por cada nivel académico y si éste crece o disminuye a medida que avancen los cursos.

Por ejemplo, un colegio con línea 2 en el Segundo Ciclo de Educación Infantil significará que hay dos clases por cada curso de Infantil, pero puede que al inicio de la Educación Primaria la línea cambie a 3 o 4.

Individualidad de cada alumno

Conocer el funcionamiento del colegio de modo grupal es fundamental, pero también debemos saber de antemano cómo trata el centro las particularidades de cada alumno, pues aunque a priori quizá no se nos ocurra pensar que pueden surgir problemas durante la etapa académica, no está de más contar con este tipo de información. Por ejemplo:

Comedor escolar

Si vamos a dejar a comer a nuestro hijo en el colegio, debemos saber cómo funciona el comedor escolar, qué tipo de menús ofrecen y qué tratamiento dan a los alumnos con necesidades específicas (en caso de alergias alimentarias o enfermedades, por ejemplo).

Nuestros hijos harán allí una comida importante, o incluso dos en los casos en los que debamos dejarles también a desayunar o a merendar, por lo que es fundamental conocer detalles como la calidad de la comida y la atención del personal al cargo:

  • ¿El colegio tiene cocina propia o se encarga de ello una empresa de cátering?
  • ¿Quién elabora los menús?
  • ¿Se lleva a cabo una dieta sana y equilibrada?
  • ¿Cómo se procede con la organización de los alumnos? ¿Comen todos juntos o por turnos?…

Y aunque no está relacionado específicamente con el comedor, sí que lo está con la nutrición, por lo que merece la pena conocer también si se celebran con comida determinadas festividades (como cumpleaños de alumnos, final de curso, Navidad, fiestas regionales…) o si existen menús guiados para preparar los almuerzos de los más pequeños (por ejemplo, el lunes día de la fruta, el martes día del lácteo…).

Tipo de extraescolares que se ofertan

Tanto si tenemos necesidad de dejar a nuestros hijos a extraescolares por incompatibilidad con nuestro horario laboral, como si decidimos matricularles de forma voluntaria es importante saber qué tipo de actividades oferta el colegio, tanto en número como en calidad.

A este respecto, cada vez más colegios comienzan a incorporar a sus horarios extraescolares actividades con grandes beneficios como el ajedrez, la interpretación o la robótica, por poner solo algunos ejemplos. Y es que cuanto mayor sea la oferta educativa con la que podamos contar después del colegio, mayores serán las ventajas para nuestros hijos.

Instalaciones

El tipo de instalaciones así como la calidad de las mismas será lo primero que nos entre por los ojos cuando vayamos a visitar los colegios. Y aunque a mi juicio, la estética no debe ser el punto más determinante a la hora de elegir centro, sí que conviene valorarlo pues nuestros hijos pasarán allí muchas horas al día, disfrutando y utilizando sus instalaciones.

  • ¿Son instalaciones modernas o antiguas? ¿Cada cuánto tiempo se suelen renovar?
  • ¿Las instalaciones están cuidadas y limpias?
  • ¿Cómo son los patios? ¿Hay espacios separados para pequeños y mayores? ¿Hay zonas verdes y naturales? ¿Qué tipo de columpios o instalaciones recreativas tienen los más pequeños? ¿Cómo son las áreas deportivas?…
  • ¿Las aulas son amplias y luminosas?
  • ¿Cómo son los espacios comunes, tales como deportivo, salón de actos, biblioteca, laboratorios…?
  • ¿Hay aulas específicas de enseñanza informática, de música…?
  • ¿Cómo son las nuevas tecnologías que se utilizan?…

Distancia del colegio a casa

Aunque quizá este sea el punto menos importante a tener en cuenta, no debemos perderlo de vista pues no es lo mismo tener el colegio a escasos minutos caminando de casa, que depender del coche o del transporte escolar.

Lógicamente, cada familia dará más o menos importancia a cada uno de estos puntos, aunque la decisión final debería tomarse valorando todos los aspectos en su conjunto.

Источник: https://www.bebesymas.com/educacion-infantil/13-cosas-tener-cuenta-a-hora-elegir-colegio-para-tus-hijos

Claves para elegir la mejor escuela para los niños

Cómo elegir el mejor colegio

Cuándo conviene llevar a un niño a la escuela infantil y cómo elegir el mejor centro son cuestiones que abruman a muchos padres. Estas son las claves para hacer la mejor elección.

Nadie va a cuidar a nuestro hijo como nosotros, pero a veces, por imperativos laborales o familiares, no nos es posible permanecer junto a él todo el tiempo que quisiéramos. Las opciones no son muy numerosas: podemos dejar al pequeño con algún familiar, contratar a una persona que cuide del niño mientras estamos ausentes, dejar de trabajar o buscar un centro adecuado para ellos.

Cuándo llevar al niño a una escuela infantil

La escolarización no es obligatoria hasta los 6 años, pero, dado el momento evolutivo en que se encuentran, es conveniente que los niños cursen al menos el segundo ciclo de Educación Infantil. El niño necesita aprender cosas nuevas cada día y, cuando empieza a superar su absoluta dependencia de los padres, necesita también, comenzar su propia vida en colectividad.

Elegir el centro más adecuado para nuestro hijo puede parecer sencillo, pero, a la hora de la verdad, suelen surgir numerosas dudas.

Una de las primeras grandes decisiones será elegir entre un centro privado, en el cual las mensualidades serán más elevadas, los horarios habitualmente más amplios y flexibles y con una ideología determinada– o uno público –, en el que se paga menos, se tienen horarios más estrictos y más vacaciones, y en el que la educación que se imparte es laica.

Una vez decidido el tipo de centro y su ubicación (cercano al domicilio o al trabajo), comenzaremos a buscar visitando personalmente cada uno de ellos para poder obtener una información general y observar “in situ” el ambiente en el que se desenvuelven los niños.

Las claves para elegir una escuela infantil

•Las condiciones físicas: Es importante que el niño encuentre un ambiente cómodo, seguro y familiar, bien en una escuela infantil o en un colegio que tenga unas instalaciones específicas para los alumnos de esta etapa educativa, donde no se sientan abrumados por macroespacios ni invadidos por la energía de los alumnos de edades superiores.

Las instalaciones deben ser amplias, luminosas, ventiladas y de fácil acceso; el mobiliario y los aseos se deben adaptar a las dimensiones y necesidades del niño (las aulas de los niños a partir de dos años deben tener lavabos propios y los cambiadores de los bebés han de facilitar al educador vigilar al grupo cuando esté cambiando a un niño).

Además, preguntaremos si el comedor es una sala de uso exclusivo para facilitar la higiene y la limpieza, si existe una sala de usos múltiples (música, psicomotricidad, audiovisuales), cómo organizan la hora de la siesta, cómo es la zona de recreo, si hay juegos educativos suficientes para todos, estructuras de juego que cumplan las normas de seguridad y elementos para que el niño pueda estar en contacto con la naturaleza. •

–Los niños deben estar separados en aulas según la edad, y los grupos han de ser reducidos. Los profesores que se encarguen de nuestros hijos han de ser personas tituladas, trabajar en equipo con el resto del profesorado y estar apoyados por un gabinete psicopedagógico e incluso por un médico, sobre todo si nuestro hijo posee necesidades educativas especiales.

En nuestra visita nos fijaremos en cómo se dirigen los profesores hacia los niños y los niños hacia ellos, así como en la relación entre los distintos educadores, haciéndonos así una idea del ambiente de trabajo. Además, es importante que la escuela posea personal de refuerzo para las horas de máximo trabajo.

–Los padres: es importantísimo, sobre todo en estas edades, que la labor educativa de padres y profesores sea complementaria.

Se debería conocer hasta qué punto los padres pueden participar y colaborar en las actividades de la escuela y cuáles son las vías que se ofrecen para intercambiar información (cuestionarios, entrevistas, reuniones, escuela de padres, informes, contacto informal diario, etc.).

También es necesario informarse de aspectos como el Proyecto Educativo del Centro y las Normas de Régimen Interno (ideario del centro, objetivos educativos, metodología, organización del horario escolar y del horario complementario, etc.).

• La calidad de la comida, actividades extraescolares que ofrece el centro (idiomas, deportes, excursiones…), medidas de seguridad del centro en la entrega del niño, que se hará efectiva exclusivamente a las personas autorizadas, etc.

Virginia González. Psicóloga y profesora de Educación Infantil

Источник: https://www.conmishijos.com/educacion/colegio/claves-para-elegir-la-mejor-escuela-para-los-ninos/

Matriculación colegios: ¿Cómo elegir el mejor centro educativo en tiempos de coronavirus?

Cómo elegir el mejor colegio

Cuando el pasado 14 de marzo el Gobierno decretó el estado de alarma, muchos padres españoles estaban todavía decidiendo a qué colegio enviarían a sus hijos el próximo curso. Aunque el proceso de matriculación varía en función de la edad de los alumnos y es diferente en cada Comunidad Autónoma, éste se suele llevar a cabo entre enero y abril.

Pero la irrupción del coronavirus cambió todo, y las circunstancias excepcionales obligaron a retrasarlo. Y ahora que, poco a poco, nos adentramos en esa 'nueva normalidad' que señalan las autoridades, comienza a retomarse el trámite de escolarizaciones.

Lee: ¿Cómo terminará el curso escolar?

El proceso de matriculación

Para averiguar cómo y cuándo será, hay que estar pendientes de las páginas oficiales de las consejerías y departamentos de Educación de cada Comunidad Autónoma, donde se detalla cuándo puede iniciarse el trámite. Por ejemplo, en la Comunidad Foral de Navarra el proceso tuvo que realizarse a principios de febrero, por lo que los navarros no se han visto afectados por la nueva situación.

Por el contrario, en muchas otras regiones como la Comunidad Valenciana, Castilla y León o la Comunidad de Madrid se desconoce cuándo se iniciará exactamente. Pero todo apunta a que será a mediados de este mes.

De hecho, en el caso de Cataluña, el proceso de preinscripción escolar para las enseñanzas del primer y segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y ESO empieza este miércoles, 13 de mayo, y se extenderá hasta el día 22 de este mismo mes.

A todo ello se suma la condición de hacerlo vía telemática, evitando acudir de forma presencial a los centros.

Según nos explica María Díaz, directora pedagógica de la Escuela Infantil Cabás, en Madrid, «cuando se inicie la fase 2, podrán abrir para temas administrativos y será más sencillo».

Además, señala que, por lo general, las escuelas privadas comenzaron su período de matriculación antes que las públicas.

Lee: Recursos online para que los pequeños de la casa no se aburran durante la cuarentena

Criterios para seleccionar el mejor centro

Tal y como nos explica la psicopedagoga Susana Ortego, directora de Brains Nursery School de Madrid, «en situaciones normales, se celebrarían unas jornadas de puertas abiertas en los diferentes centros o la posibilidad de visitarlos de manera individual«.

Sin embargo, «ahora este mismo criterio se va a ver mermado por la capacidad de concentración de personas en el primer caso, pero en el segundo se podrá seguir en la fase 1, siempre y cuando se mantengan las medidas de seguridad».

Así que aquellos progenitores que todavía no tengan claro qué colegio elegir y vivan en un territorio que no ha pasado a la primera fase, se encuentran ante una dificultad añadida.

Por ello, ambas expertas nos han facilitado una serie de criterios para ayudar a los padres en su búsqueda por encontrar la mejor escuela para sus pequeños:

  • Visitar el centro gracias a las videollamadas. Algunos colegios están mostrando sus recintos en videollamadas o sus redes sociales, facilitando así que los progenitores observen sus condiciones.
  • Valorar los protocolos de cada centro educativo. En estos tiempos es muy importante conocer sus medidas preventivas, interesarse por cómo previenen que no haya contagios, y después, cómo se actuaría en caso de que un alumno tenga síntomas o alguien de su entorno cercano.
  • Seguridad e higiene ante todo. En línea de lo anterior, además de los protocolos de actuación, será esencial saber qué medidas de seguridad tomará el colegio. Aunque no se ha aclarado nada todavía desde el Ministerio de Educación, Susana Ortega apunta a que se deberá llevar a cabo un control del equipo del centro de manera diaria, tomando la temperatura y manteniendo protocolos de higiene continua. “También está previsto el uso de geles y felpudos desinfectantes, mascarillas, entrada y salida escalonada, reducción del aforo en ciertas actividades o rutinas, mayor control en los desplazamientos por la escuela, la desinfección periódica de las misma durante y al terminar la jornada, un control más exhaustivo de los niños que accedan al centro en base a su temperatura, personalizar el uso del material escolar etc”. No obstante, María Díaz señala que a distancia de seguridad será muy complicada de establecer entre los más pequeños, quienes, además, necesitan el contacto físico para su desarrollo. Por este motivo, insiste, esperan las direcciones del ministerio.
  • Capacidad de reacción de la dirección. Si se está barajando la opción de volver a matricular al pequeño en el mismo centro, será más sencillo valorarlo. En cambio, en caso de que esté interesado en llevarle a un nuevo centro, estaría bien preguntar cuál sería la actuación del colegio si se vuelve a declarar otro estado de alarma.
  • ¿Qué tipo de recursos se ha dado a los alumnos estos días? Éste es un punto muy importante. Averiguar si se ha establecido un servicio online para que continúen sus estudios, actividades que han preparado a los estudiantes… y si han prestado atención a la gestión emocional de esta pandemia.
  • Comunicación online. Si algo hemos aprendido durante la cuarentena es que las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta fundamental de comunicación, y ahora más que nunca, se intentará reforzar el contacto online entre las familias para transmitirles seguridad y cercanía.

Lee: Cómo ayudar a los niños con las tareas del colegio sin perder la paciencia

No cabe duda de que la situación es extraordinaria, pero no por ello hay que dejar atrás ciertos criterios fundamentales en la educación de los niños:

  • Valores del centro. Los valores humanos que se transmitan en el centro eduacativo serán fundamentales en su desarrollo como personas.
  • Idiomas. En la actualidad, el inglés es la segunda lengua más hablada del mundo, pero, además, educar a los niños en más de un idioma supone múltiples beneficios para ellos. Como, por ejmplo, favorecer el desarrollo de la percepción auditiva y de mentes más flexibles y analíticas, incrementar su capacidad para resolver problemas y aumentar su capacidad de ejecución mental, entre otros.
  • Rutinas. En especial, en el caso de los alumnos de Educación Infantil, que necesitan un horario de referencia. Detallan desde la Escuela Infantil Cabás que en esta etapa su sistema nervioso es frágil y suelen excitarse mucho a lo largo del día, por lo que es vital confeccionar un horario que tenga en cuenta sus ritmos biológicos.
  • Cocina propia. Garantizar una correcta alimentación es importante a todas las edades, y también deberán estar preparados para los pequeños con alergias alimentarias.
  • Capacidad de atención individual. Un trato individualizado y una planificación ajustada supone ofrecer respuestas variadas y adecuadas a las diferentes motivaciones, necesidades, intereses, estilo cognitivo y ritmos de cada niño.

Lee: De la guardería al colegio: cómo conseguir que tus hijos se adapten a esta nueva etapa

Источник: https://www.hola.com/ninos/20200511167662/matriculacion-colegios-como-elegir-centro-coronavirus/

Claves para elegir el mejor colegio para tus hijos

Cómo elegir el mejor colegio

Son muchos los factores claves para elegir el mejor colegio para tus hijos. Por ello, hoy en Sapos y Princesas te mostramos, de la mano de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) y la revista especializada Padres y Colegios, los requisitos indispensables que deben cumplir los centros para que entren en tu lista de opciones.

La Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) ha elaborado un decálogo con todas estas consideraciones fundamentales, en el que además resalta la importancia de la escolaridad de nuestros hijos a una edad temprana, ya que esto influirá en su desarrollo académico posterior.

Claves para elegir el mejor colegio para tus hijos (decálogo)

  1. Asegurarse de que es un Centro Autorizado por la Comunidad Autónoma correspondiente: solo los centros autorizados cumplen con la normativa y son inspeccionados con regularidad.
  2. Respaldo y reconocimiento: que el centro, además de estar autorizado, cuente con el respaldo o el reconocimiento de alguna organización o institución que avale su calidad y trayectoria. Asimismo, anímate a preguntar a otros padres sobre su experiencia con la institución y ve si se ajusta a las necesidades de tu familia.
  3. Proyecto educativo: que el centro cuente con un proyecto educativo definido y una propuesta pedagógica concreta que deben mostrar si se solicita.
  4. Profesores y personal educativo: el número y la formación académica del personal es muy importante, de hecho, casi lo primordial.

    Tengamos en cuenta que el profesor de nuestro hijo es la persona, después de nosotros, que más se hará cargo de su educación, no solo académica, sino también personal. Un buen profesor puede inspirar, enseñar y conectar con sus alumnos.

  5. Horario general (y vacaciones) y actividades complementarias: organización y distribución de los horarios según el nivel educativo de nuestros hijos.
  6. Distribución por edades: organización de los espacios para cada nivel de edad y adecuación de los materiales a cada nivel.

    Es importante que tanto los contenidos como las actividades que realicen estén adaptadas a su edad y su velocidad de aprendizaje.

  7. Información y comunicación con los padres: criterios de información a los padres sobre la evolución de sus hijos, ya sea establecer reuniones, comunicados o consejos mensuales para hacer seguimiento.

  8. Objetivos educativos y evaluación: los métodos de evaluación a los que estarán sometidos nuestros hijos y los objetivos que el centro escolar tengan como meta son también fundamentales.
  9. Medidas de individualización: lo importante no son solo los objetivos generales del aula, el curso o el centro, sino cómo se adaptan a cada niño.

    Cada uno es diferente y tiene sus necesidades individuales.

  10. Manual de convivencia: fomentar una buena conexión entre los alumnos, el personal docente e incluso los padres es un aspecto que cualquier centro educativo debe llevar a cabo.

La revista especializada Padres y Colegios nos desvela otras claves para elegir el mejor colegio a considerar, en las que se tienen muy en cuenta aspectos específicos de cada colegio, como es su ideario y metodología.

Fuente Pexels

¿Qué debo tener en consideración para elegir un buen colegio?

  1. Público, concertado o privado: esta es una pregunta que deben hacerse los padres. Y aunque esto sea un tema de presupuesto y de los criterios de admisión, se pueden considerar todas las opciones, incluso programas de becas que puedan facilitar ciertas comodidades de costos.
  2. Ideario del colegio: es necesario que esté en línea con los valores compartidos en la familia. Los psicólogos insisten en que los niños no deben percibir grandes diferencias.
  3. Metodología pedagógica: cada colegio apuesta por un método de enseñanza y es necesario conocerlo.
  4. Nivel académico: aunque no lo son todo, las notas aportan datos objetivos. Conviene tenerlas en cuenta dentro del contexto del proyecto educativo.
  5. Etapas educativas: si piensas en un proyecto a largo plazo, deberá incluir desde Infantil hasta bachillerato.
  6. Idiomas: es necesario evaluar el número de horas impartidas en un segundo o tercer idioma. La oferta bilingüe cada vez está más y mejor implantada. Pide toda la información de la que dispongan.
  7. Instalaciones: la jornada de puertas abiertas es el mejor momento para verlas de primera mano.

    Y si no puedes, solicita una visita al colegio.

  8. Actividades extraescolares: valora los servicios que te preocupen respecto a la formación de tus hijos (deportes, artes e idiomas, entre otros muchos).
  9. Cercanía: valora si el colegio es accesible andando, si ofrece ruta escolar o si está en el recorrido al trabajo.

Ahora que tienes las claves para elegir el mejor colegio para tus hijos, te dejamos un último consejo: inicia el proceso de selección con tiempo y deja que el niño forme parte de cada paso, es fundamental que le guste el centro donde se desarrollará.

ConsejosEducación en el colegioElegir colegio Idioma Infantil (3-6 años) Pedagogía Valores

Publicaciones relacionadas

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/educacion-colegio/las-8-claves-para-elegir-el-mejor-colegio/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: