Cómo elegir un buen hospital para el parto

Cómo elegir un buen hospital para el parto

Cómo elegir un buen hospital para el parto

Una de las primeras preocupaciones al quedarte embarazada es decidir en qué lugar vas a dar a luz.

Esta es una decisión muy importante, ya que no todos los centros tienen los mismos equipamientos ni servicios, unos tiene equipos de última tecnología, otros son más cálidos y acogedores… Aprende qué preguntas debes hacer a la hora de elegir centro y qué servicios mínimos te deben prestar para estar perfectamente atendidos, tanto tú como tu bebé.

Indice

Diferentes tipos de centros para dar a luz

En España, los partos hospitalarios tradicionales (en los cuales la parturienta se traslada de la sala de dilatación a la sala de partos y luego, tras el parto, a una habitación semiprivada) siguen siendo la opción más popular. En un parto hospitalario tradicional, los médicos «dirigen» todo el proceso.

En respuesta al reciente auge de los partos más «naturales» muchos hospitales ofrecen en la actualidad opciones más modernas para los partos de bajo riesgo, a menudo en el marco de un enfoque centrado en la familia.

Esta opción puede incluir habitaciones individuales donde las mujeres pueden dilatar, dar a luz y recuperarse después del parto en el mismo sitio sin que las tengan que trasladar.

A pesar de que sigue estando presente el personal médico-sanitario, las habitaciones suelen estar diseñadas y decoradas para crear un ambiente acogedor, con comodidades que intentan simular una atmósfera hogareña, lo que puede resultar tranquilizador para algunas parturientas. Después del parto, también es posible tener al bebé en la habitación de la madre la mayor parte del tiempo, en vez de en la sala de neonatos.

Otra opción son las clínicas privadas, las cuales se recomienda elegir para aquellas mujeres sin problemas importantes en su historia médica y cuyo embarazo ha sido clasificado como de bajo riesgo.

Si padece algún trastorno o cumple alguna condición que determina que el suyo sea un embarazo de alto riesgo (como tener más de 35 años, esperar varios bebés o padecer diabetes gestacional) probablemente su médico le recomendará dar a luz en un hospital, donde usted y/o el bebé podrían recibir tratamiento médico en caso necesario.

¿Cuál es mejor hospital para mí?

Además de tener en cuenta los posibles riesgos del parto, usted deberá hacer una serie de preguntas a cada uno de los posibles centros u hospitales.

• ¿Está ubicado en un lugar conveniente? ¿Cuánto se tarda en llegar desde mi casa?

• ¿Está bien equipado para atender emergencias?

• ¿De qué tipo de sala de neonatos dispone? Las salas de neonatos se clasifican en los niveles I, II ó III.

• ¿Cuántos partos se atienden al año? Una cantidad elevada significa que el hospital tiene más experiencia con distintos tipos de partos.

• ¿Cuál es la razón entre personal de enfermería y pacientes? Una relación de 1:2 se considera adecuada en un parto de bajo riesgo; una de 1:1 es mejor en casos complicados.

• ¿Cuáles son los índices hospitalarios de cesáreas, episiotomías y mortalidad?

• ¿Cuántos acompañantes pueden estar presentes durante el parto?

• ¿Qué procedimientos se siguen tras el nacimiento del bebé? ¿Podrá amamantar al bebé inmediatamente después del parto si lo desea? ¿Podrá tener al bebé en su misma habitación?

• ¿Cuál es la duración típica de la estancia posparto para un parto vaginal? ¿Y para un parto por cesárea?

• ¿Podrán quedarse el bebé y el padre con usted en la habitación las 24 horas del día si así lo desean?

Equipamiento necesario en los partos

Los hospitales o clínicas maternales pueden ser de varios tipos según los servicios que ofrezcan:

1) Hospital maternal de nivel I: 

– Servicios que puede prestar

• Asistencia en partos de bajo y medio riesgo

• Asistencia a recién nacidos normales y prematuros de 35-36 SG, estables

• Reanimación inmediata de la madre y del recién nacido con problemas  imprevistos en espera de traslado, si es necesario

• Promoción de la salud

 – Estructura

• Área de dilatación

• Sala de partos y quirófano para cesáreas; ambas con sala de reanimación para madres y recién nacidos

• Sala para partos “naturales no medicalizados”

• Habitaciones (madre-recién nacido)

• Área para recién nacidos con necesidades especiales  

– Equipamiento:

• Mesa de partos y utillaje adecuado para partos de bajo y medio riesgo

• Monitor fetal

• Equipo estándar de quirófano

• Área de esterilización

• Utillaje adecuado para reanimación materna y del recién nacido

• Cuna de calor radiante

• Incubadora de espera de transporte con ventilación neonatal

• Laboratorio mínimo

• Depósito de farmacia y de sangre

• Disponibilidad de radiografías y ecografías

Hospital maternal de nivel II

– Servicios que puede prestar:

• Control y seguimiento de los embarazos de riesgo muy alto que no requieran coordinación permanente con otras especialidades

• Atención a los partos de riesgo muy alto que no necesiten conexión permanente con otras especialidades y a los recién nacidos propios de curas intensivas con necesidad de soporte respiratorio que evolucionen

• Curas intensivas neonatales para:
– Prematuros de más de 30 Semanas Gestacionales o de más de 1.250 g

– Bebés con necesidad de ventilación mecánica

– Bebés con anomalías congénitas que no necesitan especialista

– Bebés con problemas quirúrgicos menores  

– Estructura:

• Unidad de cuidados obstétricos intermedios, nivel de cuidados intermedios de  adultos (capacitada para aplicación de ventilación mecánica por periodos cortos de  < 24 horas, aprox.)

• Unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN)

• Conexión con otras especialidades medicoquirúrgicas

– Equipamiento:

• Utillaje para atender correctamente las necesidades del parto de riesgo muy alto propio de este nivel

• Ecógrafo de alta resolución (24 h)

• Tomografía computada (TC)

• Laboratorio general y de hemostasia las 24 horas

• Servicio de hemoterapia-transfusiones (24 h)

– Hospital maternal de nivel III Servicios que puede prestar:  

• Control y seguimiento de los embarazos y partos de riesgo muy alto que  requieran conexión permanente con super especialidades (cirugía cardiaca fetal,  ECMO, transplantes, etc.)

• Asistencia a los partos que, por su complejidad clínica, requieran el nivel más  alto de tecnología medicoquirúrgica, y a los recién nacidos con patología de extrema gravedad susceptibles de ser recuperados con técnicas de soporte extracorpóreo (ECMO)

• Dar soporte como hospital de referencia a todos los otros hospitales maternales

– Estructura

• Conexión y soporte permanente con las otras especialidades del hospital al más alto  nivel tecnológico  

– Equipamiento

• ECMO (oxigenación de membrana extracorpórea)

• Cirugía cardiaca EC (extracorpórea)

• Láser de retina para el tratamiento de la retinopatía del prematuro

Obviamente, cada nivel incluye todo lo anterior más lo propio de su nivel. El nivel I es que el tiene lo mínimo que debe tener cualquier centro de maternidad, mientras que el nivel III es el más preparado y especializado. Según la seguridad que desees y el riesgo de embarazo que presentes, asegúrate de que el hospital que eliges incorpore todos estos servicios, equipos y estructuras.

Elegir dónde va a dar a luz es una decisión complicada que deberá tomar lo antes posible durante el embarazo. De este modo, si surgieran complicaciones, usted estaría bien informada y se podría concentrar en su salud y la salud del bebé en vez de tener que tomar decisiones de última hora.
 

Episiotomía

Definición:

Es una incisión quirúrgica que se realiza en el periné de la parturienta en el momento de dar a luz para facilitar la salida del bebé, evitar desgarros y prevenir la distensión exagerada de los músculos.

No siempre se tiene que realizar en un parto, depende de la dilatación de la madre y de su suelo pélvico.

Síntomas:

Ninguno.

Tratamiento:

Tarda unos 10 días en cicatrizar y durante este tiempo puede doler o tirar. Es necesario una higiene escrupolosa de la zona para que no se infecte.

Para evitar la episiotomía, se recomienda practicar los ejercicios de kegel durante el embarazo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/como-elegir-un-buen-hospital-para-el-parto-407

Cómo elegir médico y hospital para el embarazo

Cómo elegir un buen hospital para el parto

A la hora de planificar el embarzo, lo primero que debemos de plantearnos es si nos lo vamos a llevar por la seguridad social o por lo privado. La seguridad social en España ofrece bastantes garantías, pero algunas futuras madres se plantean las ventajas que ofrecen los centros privados de cara al parto y la atención médica.

A pesar de que depende de muchos factores, la atención médica es muy importante para quedar embarazada, durante el embarazo y en el parto. Por eso conviene elegir con cuidado y conocer el proceso para elegir médico y hospital tanto en la sanidad pública como la privada.

El médico para el embarazo en la sanidad privada

Debemos de tener algún seguro que nos cubra nuestro embarazo y parto, dentro de este habrá una cartera más o menos amplia de diferentes obstetras, de los cuales deberemos de elegir a uno.

¿Cómo funciona la Sanidad Privada?

1. Si elegimos la sanidad privada debemos de elegir nosotras al médico.

2. Una vez que hayamos elegido nuestro médico, nos pondremos en contacto con él y nos dará una cita para vernos en la consulta.

3. El médico que elijamos será el que nos lleve y nos vea durante toda la gestación

4. Ese mismo médico será el que nos atienda en el momento de nuestro parto, da igual el día o la hora del acontecimiento, que con casi toda la seguridad él estará allí para asistirnos.

5. El parto tendrá lugar en una clínica privada donde el trabaje.

6. La dilatación será llevada por su matrona y el parto lo hará él.

7. el seguimiento del post parto será conveniente que también lo hagamos con el mismo doctor, ya que nos conoce y conoce como ha sido la gestión y el parto.

¿Cómo elegir a nuestro médico?

1. Es importante hacer una elección a consciencia, y responsablemente, y esta decisión deberá ser tomada de manera conjunta por nuestra pareja y por nosotras.

2. Asegurarnos de que sea un médico certificado.

3. Averigua que experiencia tiene y que numero de partos atiende más o menos al mes

4. Conoce el centro hospitalario donde trabaja, ya que allí será donde demos a luz, y hemos de estar cómodas y seguras en el.

5. Busca referencias, pregunta alguna amiga, algún familiar a tu médico de cabecera por si te pueden recomendar a alguien que ellos conozcan.

Una vez elegido es importante:

  • Nos transmita seguridad y confianza, estemos de acuerdo con sus decisiones, y con su manera de llevarnos el embarazo
  • Que sepa escuchar nuestras dudas y preguntas, que no tenga prisa en vernos que la consulta sea tranquila, y que nos dedique el tiempo que necesitemos.
  • Que las consultas no tengan mucha demora, lo normal es que las visitas sean una vez al mes.
  • Notes que está puesto al día que se forma, que acude a congresos, y realiza cursos para ir reciclándose.
  • Que le gusta su trabajo, que disfruta y nos lo hace ver a nosotras.

Cómo elegir un hospital en la Sanidad Pública

En cambio si elegimos la seguridad Social, lo que deberemos de elegir es el centro hospitalario, ya que en cada uno, lo que existe es un equipo de obstetras, que va rotándose por los distintos servicios y consultas, que todos hacen todo, y por tanto nos verán diferentes médicos, y el día de nuestro parto lo atenderá la matrona si es un parto normal, o el ginecólogo de guardia si existe algún problema.

¿Cómo elegir el centro hospitalario?

  1. Normalmente la seguridad social cuenta con mayor tecnología y recursos materiales que la sanidad privada.
  2. Hemos de elegir un centro cercano a nuestro domicilio.
  3. Mejor si es un centro que tenga un numero de partos importantes al día
  4. Un centro que cuente con ginecólogos y matronas con experiencia.
  5. Un centro hospitalario grande , ya que un parto es algo importante, y cuanto más grande es un hospital con más recursos contará, por si se necesitará
  6. Que tenga una UVI para adultos por si acaso hubiese alguna complicación
  7. Mejor si tienen una gran unidad de Neonatología.
  8. Preguntar si tenemos referencias, si conocemos a alguien que dio luz allí y como le fue, si le gustó y si está contenta con la experiencia.
  9. Un centro que tenga anestesista de guardia en paritorio, por si decidimos ponernos la epidural no tener ningún problema.

Teresa de Lope Contrera. Matrona.

Источник: https://www.conmishijos.com/embarazo/quedar-embarazada/como-elegir-medico-y-hospital-para-el-embarazo/

Cómo elegir el hospital para dar a luz

Cómo elegir un buen hospital para el parto

En determinadas comunidades autónomas, elegir el hospital para dar a luz es complejo por las múltiples opciones.

En Navarra, donde yo vivo, tienes un surtido limitado así que ésto facilita la elección.

De hecho, existen 4 opciones principales en Pamplona: Hospital maternal Virgen del Camino (público), Clínica Universitaria (privado), Clínica San Miguel (privado pero con muchos acuerdos con seguros de salud) o en casa. 

Qué debes tener en cuenta y valorar en la maternidad donde darás a luz:

– la experiencia de los equipos médicos.

Creo que un lugar donde se atienden un número enorme de partos al día, ve muchos más casos y está más preparado.

– el equipamiento médico

para atender a los bebés en todas las posibles circunstancias durante el parto y tras el nacimiento. ¿Hay UVI pediátrica? ¿está en el mismo edificio? 

– Infórmate de si el hospital practica partos respetados

intentando no hacer episiotomías ni cesareas a menos que sean realmente necesarias.

– Infórmate de si el bebé está contigo en la habitación durante la noche.

Este punto para mí fue absolutamente determinante. Si se llevaban al bebé, no era el hospital para mí. 

¿Por qué elegí yo el hospital para dar luz Virgen del Camino de Pamplona?

Yo elegí dar a luz en el hospital Virgen del Camino, parte de la sanidad pública de Navarra.

Preparé todo lo que necesitas para el parto con mis listas, que te puedes descargar aquí y allí que nos fuimos.

Una de las razones principales es que su equipo tiene muchísima experiencia con partos de todos los tipos.

Respetan el parto en medida de lo posible, procuran dar tiempo a la mamá y al bebé y así retrasar las cesareas y episiotomía todo lo posible.

Y permiten el «piel con piel», que consiste en que te dejan un tiempo largo con el bebé sobre tu pecho descubierto en el torio (unas 2 horas) para que vayáis conociéndoos, el bebé pueda incluso reptar hasta tu pecho y engancharse, etc.

En las tres ocasiones en que he dado a luz allí, recibí una atención super profesional a la par que cercano.

En Navarra tenemos mucha suerte y podemos elegir entre tres hospitales donde dar a luz:

  • El hospital público: maternidad Virgen del camino.
  • La clínica universitaria de Pamplona
  • La clínica San Miguel

Me consta que en los tres sitios se atiende de maravilla a las mamás.

Mi elección fue la sanidad pública porque son una firme defensora de nuestro sistema sanitario público y porque tenía todo lo que yo quería en el parto.

Eso sí, la comida estaba malísima en mi tercer parto.

En los dos primeros era estupenda pero la dirección o el gobierno de entonces decidió cambiar el contrato con otra empresa y la comida es francamente malísima.

¿Qué le pasa a un bebé cuando nace?

Ya hablé de qué piensa un recién nacido. 

Nacer es probablemente el cambio de hábitat más brutal que una persona va a sufrir y ésto tiene que generar mucho estrés a los bebés.

Sabiendo ésto, creo firmemente que el bebé necesita a su madre. Necesita su calor, su olor, su cercanía y su alimentación. 
No debemos olvidar que somos una especie mamífera y nuestras criaturas son puro instinto cuanto nacen.

Nos podemos empeñar en pensar que el ser humano es distinto pero cualquier mujer que haya parido habrá visto que es un acto super «animal».

Sí, suena raro. Pero es así.

Puedes tener médicos, enfermeras, estar en un quirófano, lo que sea.

Pero parir es un acto animal maravilloso que da la vida a tus hijos.

Tras el parto, habitualmente se despierta en la madre un instinto muy fuerte de apego hacia su bebé.

Yo no podía alejarme de mis bebés cuando nacieron.

Necesitaba saber que estaban bien y durante la estancia en el hospital sólo me sentía segura si estaban conmigo o los estaba viendo. Obviamente mi experiencia fue muy distinta en el primer parto que en el segundo.

En el tercero ni te cuento.

Pero la necesidad, incluso física, de cercanía con ellos fue común en las tres ocasiones. 

Las cosas negativas que tuvo mi elección:

  • Las habitaciones son compartidas y en mis dos partos tuve que compartir con otras dos mamás y sus bebés recién nacidos, con distintos ritmos y frecuencias de alimentación, lloros, etc. Y en alguna ocasión estas otras mamás y papás no tenían en cuenta que podían molestar con el volumen de la voz o la cantidad de visitas que venían a verles así que eso fue un poco negativo.
  • El tema de la comida que te comentaba antes. Actualmente es penosa así que encárgate de que alguien te lleve un buen paquete de jamón del bueno o unos tuppers.


Elegir el hospital para dar a luz es una decisión importante

Si tuviera que repetir, elegiría el mismo centro sin dudarlo.

¿Tú qué valoras a la hora de elegir hospital para dar a luz?

Источник: https://www.cestaland.com/blog/como-elegir-el-hospital-para-dar-a-luz/

Qué llevar al hospital para el parto

Cómo elegir un buen hospital para el parto

Especialmente entre padres y madres primerizas, esta es una de las preguntas más comunes, y es que la bolsa de maternidad debe contener todo lo necesario para los primeros días de vida del bebé. Asimismo, la madre también requerirá una serie de cosas que le harán su estancia en el hospital más confortable pero, ¿qué llevar al hospital para el parto exactamente?

Para no olvidar nada, recomendamos preparar la maleta con, al menos, un mes de antelación, ya que nunca sabes cuándo será el día en el que nacerá tu bebé, aunque la fecha de parto esté fijada. Dicho esto, vamos a ver qué llevar en la maleta para el parto y cómo prepararlo todo.

Qué llevar en el bolso para el parto

Primero, es importante elegir la maleta y optar por una con la capacidad suficiente, puesto que en la canastilla no solo tienes que llevar las cosas del bebé, también tendrás que preparar una bolsa para ti.

En este sentido, se recomienda llevar la ropa y los accesorios del bebé separados de tus cosas.

Existen bolsos para el parto que tienen diferentes compartimentos, aunque también puedes optar por llevar dos bolsos diferentes.

Ahora bien, una vez seleccionada la bolsa, ¿qué se debe poner dentro? Un neceser para el bebé y otro para ti, ropa para ambos, tanto para estar en el hospital como para salir, y accesorios que detallaremos a continuación.

Cómo preparar la bolsa del bebé para el hospital

Si es la primera vez que preparas la canastilla de un bebé, debes tener en cuenta los productos de higiene que has de incluir en su neceser, accesorios, pañales, etc., así como la ropa más adecuada para sus primeros días de vida.

Qué meter en el neceser del bebé

Como hemos adelantado, el neceser de tu bebé debe contener una serie de productos básicos, como son:

  • Toallitas húmedas para recién nacido.
  • Pañales para bebés recién nacidos.
  • Crema para la zona del pañal.
  • Una colonia, sin alcohol, y un cepillo suave.
  • Un biberón.
  • Crema hidratante para bebés.
  • Jabón apto para bebés.

Ropa para el bebé en el hospital

Dependiendo de cómo haya nacido el bebé y de cómo haya ido el parto, estarás más o menos tiempo en el hospital. Aun así, recomendamos llevar lo siguiente:

  • Varios bodies para poner debajo de la ropa.
  • 4-5 pijamas.
  • Gorrito y manoplas.
  • Algunos conjuntos de ropa.
  • 2 muselinas.
  • 5 baberos.

Si tu bebé nace por cesárea, te recomendamos doblar la cantidad de prendas, ya que es posible que tengáis que pasar algún día más en el hospital. Además, no te olvides de llevar una bolsa para meter toda la ropa sucia del bebé. Asimismo, recuerda que la Asociación Española de Pediatría recomienda que la ropa de bebés sea de algodón y cómoda.

¿Qué llevar en la bolsa del hospital para la madre?

Tu bolsa para el parto también debe prepararse con antelación y, para ello, se aconseja incluir:

  • 3 camisones con aberturas delanteras para dar el pecho.
  • Braguitas de algodón de tiro alto.
  • 2-3 sujetadores de lactancia.
  • Compresas postparto.
  • Crema para evitar grietas o heridas en los pezones.
  • Discos absorbentes para cuando suba la leche al pecho.
  • Neceser con: cepillo de dientes, peine, crema hidratante, coleteros para el pelo, cacao para labios, desodorante, maquillaje si lo usas a diario, gel, champú…
  • Ropa para salir del hospital.

Ropa para salir del hospital después del parto

A la hora de salir del hospital, el bebé necesitará simplemente una muda para salir al exterior y una mantita para protegerlo del frío, incluso en verano. En cuanto a ti, opta por prendas holgadas y cómodas.

Otros consejos de preparación para el parto

Además de todo lo anterior, no debes olvidar toda tu documentación (DNI, cartilla de la Seguridad Social o de la Sanidad Privada, cartilla del embarazo y últimas pruebas analíticas).

Y en caso de que tu pareja también se quede contigo en el hospital durante la noche, sería recomendable que se llevase alguna muda, ropa cómoda, zapatillas y tentempiés para comer en el hospital durante el tiempo que estéis allí.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá.

¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Bibliografía:

  • Asociación Española de Pediatría.

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/mi-embarazo/que-llevar-al-hospital-para-el-parto

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: