Cómo elegir un coche familiar

Contents
  1. Coche familiar: claves para elegir un coche para toda la familia
  2. Elegir el modelo de coche
  3. Particular o concesionario
  4. Olvídate de las prisas
  5. Conocer la vida del coche
  6. Las características de un vehículo familiar
  7. El motor de un coche familiar
  8. Los extras de un coche familiar
  9. La documentación
  10. Pruebas de conducción
  11. El precio
  12. La compra
  13. Cómo elegir el mejor coche familiar para los tuyos
  14. El mejor coche para una familia numerosa
  15. El monovolumen familiar, un clásico superventas
  16. ¿Berlina o monovolumen?
  17. ¿Monovolumen o ranchera?
  18. Una categoría aparte: los coches familiares deportivos
  19. La familia crece: ¿Cómo elegir el mejor vehículo familiar en 5 pasos?
  20. #1 Determina un presupuesto
  21. #2 Define las necesidades específicas de tu familia
  22. Nº de integrantes
  23. Necesidades de movilidad
  24. Equipamiento específico para familias
  25. Mascotas
  26. #3 Prioriza los ámbitos críticos
  27. Sistemas de seguridad
  28. Número de puertas
  29. Tipo de puertas traseras
  30. Maletero y espacio de almacenamiento
  31. #4 Analiza y escoge el equipamiento
  32. #5 Compara y prueba varios modelos antes de hacer tu elección
  33. Nuestra recomendación
  34. Consejos para comprar coche familiar
  35. 1. Tus necesidades
  36. 2. Marca un presupuesto
  37. 3. Busca el mejor precio
  38. 4. Probarlo a conciencia
  39. Seguridad
  40. Tipo de coche
  41. Monovolúmenes
  42. Sedanes
  43. Derivados familiares
  44. SUV y todoterreno
  45. Puertas
  46. Asientos
  47. Maletero
  48. Espacios de almacenamiento
  49. Equipamiento y extras
  50. Economía
  51. Cómo comprar un coche familiar sin riesgos
  52. Coches familiares de segunda mano
  53. Coches familiares deportivos
  54. Coches familiares de siete plazas
  55. Analiza tus prioridades
  56. Establece un presupuesto para tu coche familiar
  57. Compara precios de coches familiares
  58. Prueba el coche familiar

Coche familiar: claves para elegir un coche para toda la familia

Cómo elegir un coche familiar

Cada vez son más las personas que apuestan por tener un coche familiar en sus vidas, aunque antes de tomar esta decisión es importante tener en cuenta una serie de factores, los cuales nos ayudarán tanto en la decisión de compra como en la satisfacción final una vez que hemos adquirido el vehículo. De hecho, estos aspectos son bastante relevantes porque al final estamos llevando a cabo la compra de un elemento que va a permanecer con nosotros durante mucho tiempo, por lo que es importante prestar atención a todos estos aspectos para evitarnos sorpresas en el futuro.

Elegir el modelo de coche

Es algo que parece una obviedad, pero realmente merece la pena pararse a pensarlo antes de decantarnos por uno u otro modelo.

De hecho, es el punto de partida y es por ello que necesitamos saber bien qué es lo que necesitamos y cuál va a ser el uso que le daremos a este vehículo para evitarnos sorpresas, como que gasta más de lo que puedo asumir, no es tan cómodo para ser un coche familiar o tiene un maletero demasiado pequeño para poder viajar.

Por tanto, es importante que nos hagamos preguntas sobre si lo queremos diesel o gasolina, si el maletero es espacioso, si es dinámico y cómodo, si lo puedo usar para largas distancias y rutas por el campo, si el cambio de marchas es manual o automático, etc.

De esta manera estaremos poniendo la primera piedra de nuestro futuro coche, pues si damos respuesta a todas estas alternativas estaremos haciendo la criba de la mejor manera para tener el coche que queremos. Por ello, recomendamos invertir tiempo en esta fase previa para después acertar de pleno y evitar que nos arrepintamos.

Particular o concesionario

Otro de los aspectos clave es si decidimos comprarlo en una empresa especializada o en un particular.

Esto es algo que siempre va a depender de la situación de cada persona pero, por lo general, siempre que compramos un coche familiar es porque tenemos niños o los vamos a tener más pronto que tarde, por lo que quizás lo más adecuado sería ajustar el precio pero ir a un concesionario que nos aporte un coche nuevo y más seguro para nuestros hijos.

De hecho, esta opción también la tenemos que ver desde el punto de vista de que hay veces que los coches de particulares pueden esconder defectos que salen con el tiempo. En cambio, si hemos comprado el coche en una empresa especializada, la misma asumiría la reparación en base a la garantía que ofrecen a sus clientes.

Olvídate de las prisas

Comprar un coche no es como ir al supermercado, pues cuando nos adentramos en dicha transacción solemos pedir un crédito o al menos desembolsar una parte importante de dinero.

Por tanto, aunque te apuren con la compra debes recordar que al final quien va a pagar eres tú, por lo que recomendamos que no te dejes llevar por frases como ‘cómpralo cuanto antes si no quieres quedarte sin él’ porque en la mayoría de las ocasiones, no es verdad. Esta decisión debe tomarse sin prisas de ningún tipo.

Conocer la vida del coche

En caso de comprarlo a un particular, es más que importante que sepas la vida que ha tenido el coche, preguntar todo para saber si esta es una compra fiable.

Además, todo debe quedar constatado, absolutamente todo, incluso el número de dueños que ha tenido o las revisiones por las que ha pasado.

En cambio, esta tesitura no la tendrías si compras un coche nuevo, pues tienes la garantía que serás el primero en usarlo.

Las características de un vehículo familiar

Cuando compramos un coche familiar nos preocupa mucho que el coche sea espacioso, alto y que los asientos de atrás tengan la mejor comodidad para que los niños estén siempre bien atendidos e incluso ocupados.

Por ello, puedes ver que en una gran cantidad de coches hay extras como pantallas en los cabezales de los asientos delanteros para que los niños puedan ver películas, así como un amplio espacio en cada asiento para que incluso pueda ir sentado un adulto con los niños.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es el maletero, algo fundamental para las personas que tienen niños pequeños y, especialmente, para aquellas que tienen más de un hijo, pues llevan el doble de objetos.

Por ejemplo, si tenemos dos niños pequeños tendríamos que meter dos carros de bebé o uno más grande dentro del maletero.

Por ello, es importante tener en cuenta este aspecto para poder valorar si la compra que estamos realizando es la adecuada.

Aquí también tendríamos que ver que los asientos de detrás son espaciosos para que las sillashomologadas puedan quedar perfectamente ancladas.

De hecho, esto es algo tan importante como la situación del maletero, pues ocurre que en algunas ocasiones la silla no entra del todo bien y hace que ocupe un espacio extra, lo que limitaría el espacio del medio.

Por ello, es importante medir o, al menos, asegurarnos que no habrá ningún problema a la hora de incluir estas sillas especiales para niños.

El motor de un coche familiar

Aunque este aspecto no tenga tanta importancia como la seguridad, no deja de ser un factor importante en los coches familiares.

De hecho, estos vehículos suelen contar con motores potentes para cargar con todo el peso del vehículo.

Por ello, es importante que también veas la cilindrada de tu futuro coche, aunque recuerda que no se debe correr en la carretera, y mucho menos con niños a bordo.

Los extras de un coche familiar

En este punto entrarían las pantallas interactivas antes descritas pero también otros elementos como el ordenador de a bordo, el sistema inteligente o incluso unas cámaras especiales que se colocan en la parte trasera para vigilar lo que está ocurriendo con nuestros hijos sin tener que girar el cuello. De hecho, este aparato lo incorporan cada vez más coches para que los adultos solo tengan que mirar al frente durante el trayecto pero sin perder de vista a los más pequeños.

La documentación

Después de todo lo anterior tenemos que comprobar que toda la documentación está en regla.

Esto es algo que no incumbe a los vehículos nuevos pero que sí repercute en los conductores que compran un coche de segunda mano, para lo cual habría que asegurarse que el dueño anterior está al corriente de pago del impuesto de circulación, con la ITV en vigencia e incluso con posibles multas o embargos que pudiera arrastrar. Esto se consigue saber con una consulta sencilla a la Dirección General de Tráfico.

Pruebas de conducción

Este aparatado también deberías realizarlo para ver cómo te sientes al volante de un coche familiar. De hecho, estos vehículos suelen ser más altos, por lo que verás la carretera más alta, así como también es bueno que te vayas familiarizando con el motor, viendo cómo se comporta en la conducción, la capacidad de frenada y que todo suena como la seda.

También es conveniente que compruebes los pilotos y sepas qué significa cada uno. De esta manera, si finalmente adquieres ese coche tendrás ya una parte ganada al saber su comportamiento, así como las dimensiones para aparcarlo en la vía pública o en un garaje particular si disponemos del mismo.

El precio

Este factor es fundamental y quizás el más importante, porque al final no debemos volvernos locos y pagar por algo que no podemos, ni siquiera con una financiación.

En caso de no poder hacer frente al coche que queríamos en un principio, deberíamos hacer un rastreo por los concesionarios y vendedores de la zona para ver si encontramos un coche a un mejor precio.

No obstante, también es importante que veas el baremo de los precios de estos coches para que, al menos, tengas una ligera orientación a la hora de comprarlo. Para ello, debes aportar la fecha de matriculación y los datos exactos del coche al hacer la estimación.

La compra

Una vez que hemos tenido en cuenta todos estos aspectos es el momento de formalizar la compra.

Como decimos, siempre que la transacción se lleve a cabo en un concesionario de coches nuevos o de segunda mano no habrá problema, pues los responsables del establecimiento te asesorarán en todo momento y harán que la transacción se lleve a cabo de una forma más sencilla, incluyendo el sistema de pago.

En cambio, si la compra se hace con un particular es necesario que en el contrato de compraventa figuren los datos de ambas partes, comprador y vendedor, así como la forma en la que llevará a cabo el pago del vehículo. Con esto estaríamos evitando futuros problemas. Y respecto a la garantía, el vendedor debe responder en los seis meses posteriores a la fecha de compra en caso de que el coche pueda esconder algún vicio oculto que salga a la luz.

En definitiva, para comprar un coche familiar es importante tener en cuenta todos estos aspectos y entonces decidir cuál es la mejor opción.

Источник: http://www.e-park.es/es/blog/En-que-debo-fijarme-antes-de-comprar-un-coche-familiar

Cómo elegir el mejor coche familiar para los tuyos

Cómo elegir un coche familiar
A medida que crece la familia, van aumentando las necesidades de movilidad, confort, seguridad y espacio propios de los coches familiares. Donde antes cabían dos, ya no caben tres, cuatro, un carrito, la mascota y el equipaje de todos los miembros del núcleo familiar.

El deportivo deja paso al monovolumen, y el biplaza se convierte en un 7 asientos con sistemas de retención infantil. Si tus prioridades al elegir coche han cambiado, es importante que tengas en cuenta todas las posibilidades que te ofrece el mercado del coche familiar, tanto de vehículos nuevos como de ocasión.

Uno de los pasos más importantes a la hora de elegir un coche familiar es hacer un listado con las necesidades específicas de tu núcleo familiar.

No es lo mismo una familia monoparental que una numerosa, una con gemelos, una con niños de edades muy diferentes, o una en la que alguno de los miembros tiene algún tipo de discapacidad.

A la hora de identificar los mejores coches familiares puedes guiarte por estos cuatro parámetros:

  1. Espacio. El tipo de familia suele determinar el espacio dentro de un turismo familiar: la capacidad del maletero, el número de puertas y su tipología o la cantidad de plazas disponibles. A veces esto se hace extensible a personas fuera del núcleo duro, como por ejemplo los abuelos, o los miembros “peludos” de la familia, especialmente si viajas a menudo con ellos. Cada miembro de la familia tiene sus necesidades específicas: desde un sistema de retención a una silla de ruedas, un carrito, juguetes, la bolsa del gimnasio para los papás…
  2. Equipamiento. Como sucede con la compra de cualquier coche, es importante reflexionar sobre el uso que se va a dar al vehículo en términos de frecuencia, carreteras, clima, distancias, plazas de aparcamiento… Estos factores pueden determinar el tamaño del coche, su consumo, el tipo de motor, y el equipamiento.
  3. Seguridad. Si normalmente la seguridad es lo primero de todo, con hijos el instinto protector se dispara y se convierte en un factor decisivo a la hora de discernir entre vehículos familiares. Es recomendable estudiar en profundidad cuáles son los sistemas de seguridad activa y pasiva que mejor se adaptan a tus necesidades, ya que muchos modelos y marcas combinan prestaciones muy similares como el antibloqueo de frenos, el estabilizador electrónico o el reparto de frenada.
  4. Presupuesto. Una vez hayas definido los requisitos generales del coche que necesitas, haz una estimación de tu presupuesto tanto a corto como a largo plazo, teniendo en cuenta la financiación del coche así como los costes del día a día incluidas las cuotas del seguro o el combustible. Con estos cuatro parámetros en mente no tendrás problemas para dar con el mejor coche familiar del mercado, qué más se adapte a tus necesidades.

Deberías saber… que no todos los vehículos incorporan el sistema de anclaje ISOFIX para asientos infantiles. Cerciórate de antemano que las sillitas de los peques se pueden sujetar a tantos asientos como necesites.

El mejor coche para una familia numerosa

En España comúnmente se considera familia numerosa aquella con tres o más hijos, aunque la realidad es que legalmente existen muchas más variables, si por ejemplo uno de los hijos o padres cuenta con cierto grado de discapacidad, hijos en diferentes unidades familiares, así como hijos en situación de orfandad y otros casos.

Tomando como base la fórmula de 2 progenitores con 3 hijos, es evidente que uno de los rasgos específicos de los coches para familias es el espacio, incluido un maletero de más de 600 litros de capacidad, y asientos suficientes para todos.

La variable de los tres peques en el coche es especialmente peliaguda, ya que, dependiendo de si están cercanos en edad, puede complicarse el acomodar tres sillas infantiles en los asientos traseros. Un coche para una familia con 3 niños casi siempre se ve abocado a los 5 o 7 plazas con asientos independientes, especialmente si vas a llevar a los peques a contramarcha.

El monovolumen familiar, un clásico superventas

Si lo que buscas es espacio y un interior modular y adaptable, seguramente ya te has planteado elegir un monovolumen. Al comprar un monovolumen familiar es importante tener en cuenta que, a mayor tamaño del coche, mayor consumo, por lo que deberás ponderar muy bien las necesidades de tu familia tanto en el día a día como en trayectos largos.

Si no requieres de un monovolumen de grandes dimensiones (útil, por ejemplo, en casos de discapacidad), los monovolúmenes compactos son una solución asequible y con un menor consumo, que aprovecha al máximo el espacio interior redistribuyendo algunos de los elementos del salpicadero, y maximizando la distancia del suelo al techo.

¿Qué coche familiar comprar? Si buscas el mejor coche para una familia con 2 niños y te decides por un monovolumen compacto algunas de las opciones más populares del mercado serían el Citroën C4 Picasso, el Renault Scenic o el Mercedes Clase B, el Volkswagen Touran o el SEAT Alhambra.

¿Berlina o monovolumen?

Berlina y monovolumen no pertenecen al mismo segmento pero interesan al mismo tipo de conductor. Las principales diferencias están en el estilo del coche y sus capacidades en carretera.

  • Te conviene un monovolumen si… tienes una familia grande y vas a priorizar el espacio por encima del consumo.
  • Te conviene una berlina si… tu familia es pequeña y piensas mantenerla así. El coche tiene más capacidades de conducción y se siente más “coche”, y aún dispones de suficiente espacio interior, con mayor facilidad para aparcar.

¿Monovolumen o ranchera?

Las rancheras son coches amplios, similares a la berlina en su carrocería y prestaciones, con mayor capacidad de carga y un maletero muy espacioso.

Por lo general son menos populares que las berlinas, al encontrarse a medio camino entre el utilitario y un vehículo puramente familiar como es el monovolumen, algo que se ha acuciado más aún con el boom del SUV.

  • La ranchera es tu coche si… tienes una familia de tamaño medio, pero con peques en edades similares y por tanto necesitas mucho espacio de carga. Una comparativa de coches familiares de este tipo estaría por ejemplo entre el Dacia Logan, el Skoda Fabia Combi o el Volvo V60.

Una categoría aparte: los coches familiares deportivos

Es habitual que, al recibir nuevos miembros en la familia, se aparquen las aspiraciones deportivas a un lado en favor de un coche familiar. Un biplaza no está adaptado a las necesidades de un bebé.

A pesar de todo, no es imposible renunciar a ambos mundos, y muchos fabricantes se esfuerzan en diseñar vehículos con capacidades familiares que a su vez disponen de potencia y prestaciones de deportivo.

Uno de los vehículos más populares de este segmento es de factoría nacional, el Seat León ST Cupra, de 4, 5 metros de largo y una capacidad de maletero de 587 litros. Su velocidad está está limitada electrónicamente a 250km/h, con TFSI de 280CV capaz de acelerar de 0 a 100 en 6,1 segundos en su versión más agresiva.

Источник: https://www.compramostucoche.es/comprar-coche/mejor-coche-familiar/

La familia crece: ¿Cómo elegir el mejor vehículo familiar en 5 pasos?

Cómo elegir un coche familiar

La llegada de los hijos es siempre un motivo de alegría pero, no nos engañemos, también representa un pequeño quebradero de cabeza en todos los ámbitos de la vida, incluyendo el concerniente al vehículo que conduces.

Elegir el vehículo familiar que mejor se adapte a tus necesidades y circunstancias es todo un reto, así que en LeasePlan nos hemos puesto manos a la obra y hemos confeccionado esta guía paso a paso.

Las fases en las que te sugerimos llevar a cabo tu elección son las siguientes:

        1. Determina un presupuesto.
        2. Define las necesidades específicas de tu familia.
        3. Prioriza los ámbitos críticos.
        4. Analiza y escoge el equipamiento.
        5. Compara, prueba y elige.

#1 Determina un presupuesto

La forma de llevar a cabo la compra más inteligente de un coche es fijar un presupuesto desde el inicio.

De esa manera, evitarás encapricharte con un determinado modelo o un equipamiento concreto que, a la larga, no te proporcionarán un mayor nivel de satisfacción, pero sí supondrán un desembolso económico mayor del que podrías haberte permitido.

No es necesario que establezcas un presupuesto totalmente cerrado, pero sí deberías conocer tus límites de financiación.

La clave está en hacer un adecuado cálculo del TCO o Coste Total de Propiedad de un vehículo; es decir, el coste global que implica disponer de tu coche a lo largo de un determinado número de años.

Si quieres que te echemos una mano, permítenos sugerirte la lectura de nuestro artículo:

“Cuál es el coste real de tener un vehículo en propiedad”

#2 Define las necesidades específicas de tu familia

Cada familia es distinta y esto debería quedar reflejado en la elección de vuestro vehículo.

Existen muchas variables a tener en cuenta. Te indicamos aquí algunas de las más relevantes.

Nº de integrantes

El número de personas que conforman tu familia es, por supuesto, el factor más crítico. Influirá especialmente en las plazas necesarias, así como el volumen requerido en el maletero, especialmente, en los desplazamientos de larga distancia.

Recuerda que los hijos y tu pareja pueden no ser las únicas personas que se desplacen habitualmente con vosotros. Quizá los abuelos u otros allegados sean asiduos acompañantes en vuestros viajes.

Necesidades de movilidad

Este ámbito recoge muchos factores.

  • Coche principal o secundario: dependiendo de si el vehículo familiar va a ser el coche principal o la opción secundaria, deberéis encontrar un equilibrio entre las necesidades de desplazarse con toda la familia, el hecho de acudir el puesto de trabajo en coche, así como el coste de mantenimiento derivado de un mayor o menor uso del vehículo.
  • Ámbito urbano o rural: las necesidades de movilidad urbana son considerablemente distintas de las propias del ámbito rural. Las distancias a recorrer, calidad de las carreteras, posibilidades de aparcamiento, seguridad e incluso la climatología son factores que conviene sopesar.
  • Kilometraje anual realizado: el número de kilómetros que vayas a realizar con el coche es otra variable importante. El nivel de exigencia a la que sometas a la mecánica del vehículo, así como los costes de mantenimiento, combustible y recambio de neumáticos varían sustancialmente entre un modelo u otro.
  • Hábitos de ocio: los hábitos de ocio familiar plantean necesidades específicas que también tienes que sopesar. ¿Soléis desplazaros a la playa o a la montaña? ¿Os gusta esquiar? ¿Quizá seáis unos aficionados a las acampadas o los deportes de riesgo? ¿Viajáis con el coche los fines de semana? Las características del vehículo deberían adaptarse a este tipo de hábitos.

Equipamiento específico para familias

Viajar con niños de una forma cómoda para todos requiere disponer de determinados elementos de equipamiento que garanticen su seguridad, el confort durante el viaje e incluso del entretenimiento. Asientos reclinables para ampliar el maletero, portavasos, reproductores de DVD, aire acondicionado zonal, puertos USB múltiples, etc. son sólo algunos ejemplos.

Mascotas

La presencia de mascotas en el hogar también tiene repercusión en el vehículo familiar, por lo menos si pretendéis viajar con ellas. No olvides tenerlo en cuenta.

#3 Prioriza los ámbitos críticos

Con independencia de lo indicado en el anterior apartado, te recomendamos encarecidamente dar prioridad a los siguientes elementos.

Sistemas de seguridad

La seguridad de tu familia debería ser siempre lo más importante.

Actualmente, la mayor parte de las marcas ponen a disposición de sus clientes un amplio surtido de sistemas de seguridad activa y pasiva. A menudo, muchos modelos incorporan de serie un buen número de estas prestaciones.

No escatimes en sistemas básicos como el antibloqueo de frenos, estabilizador electrónico, reparto de frenada, airbags, etc.

¿Qué hay de la silla infantil?

Te recomendamos leer nuestro artículo acerca de cómo escoger la mejor silla infantil para el coche. Recuerda, además, que no todos los vehículos están adaptados para el sistema de anclaje Isofix que es el más seguro de cuantos están disponibles en la actualidad.

Número de puertas

Sobra decir que las carrocerías coupé están totalmente descartadas, fundamentalmente, porque un vehículo familiar necesita disponer de un fácil acceso a los asientos traseros.

El dilema radica entonces en escoger entre 4 ó 5 puertas.

No lo dudes. Tratándose de un vehículo de uso familiar, el portón trasero tienden a ofrecer un mayor volumen de maletero disponible.

Tipo de puertas traseras

Actualmente, los tipos de puertas traseras disponibles en los vehículos familiares con las puertas convencionales, las correderas y las suicidas.

El espacio proporcionado por las puertas correderas y suicidas no puede compararse con la opción convencional. Resultan considerablemente más cómodas a la hora de cargar bultos, colocar la silla del bebé, introducir a los niños en el habitáculo, facilitar el acceso de personas mayores, etc.

Además, son un poco más difíciles de maniobrar para un niño, lo que hace que resulten más seguras.

Número de asientos

Tal como indicábamos al comienzo de este artículo, el número de integrantes de la familia, incluyendo hijos, abuelos y otros allegados, es determinante a la hora de escoger la cantidad de asientos necesarios.

Hoy en día, existe una amplia variedad de modelos de 7 plazas que cubrirán las necesidades de mayor número de pasajeros. No obstante, no todos los modelos son iguales, ni ofrecen las mismas prestaciones.

Te recomendamos leer nuestra selección de los mejores modelos de 7 plazas según la categoría.

Maletero y espacio de almacenamiento

No olvides que el volumen del maletero es un aspecto trascendental, máxime en los desplazamientos vacacionales.

Si viajas con niños pequeños, tendrás que añadir las sillas de ruedas a las maletas, juguetes, utensilios deportivos y demás bultos. Todo ello multiplicado por el número de personas que viajeis en el mismo vehículo.

#4 Analiza y escoge el equipamiento

Ya mencionamos que es conveniente que el vehículo familiar cuente con un equipamiento que haga que el viaje resulte cómodo y entretenido para tus hijos.

Ahora bien, existen otros elementos de equipamiento más enfocados a la experiencia de conducción de los ocupantes adultos que también debes sopesar.

Las tapicerías de lujo pueden no ser una buena opción si viajas con niños pequeños o mascotas. Sin embargo, las cámaras de visión trasera o los sistemas de asistencia para el aparcamiento te facilitarán mucho la vida cuando se trata de estacionar vehículos de gran tamaño, como los coches familiares.

El techo acristalado, GPS incorporado o asientos delanteros Premium son otros elementos disponibles en muchos vehículos familiares que mejorarán muchísimo el confort del coche, sin interferir en su carácter familiar.

#5 Compara y prueba varios modelos antes de hacer tu elección

No dejes de probar y comparar todas las opciones que estimes oportunas.

Los criterios que te hemos dado deberían permitirte reducir el ámbito de búsqueda para que la elección resulte más sencilla.

Nuestra recomendación

El aspecto común a todas las familias es el hecho de que la realidad y las necesidades cambian muy rápidamente.

Los niños crecen y tienen nuevas necesidades, los hábitos de ocio evolucionan y se cambia de lugar de residencia con más frecuencia.

Todo esto hace que el vehículo familiar se quede obsoleto con mucha rapidez. En nuestro blog, hemos analizado en multitud de ocasiones el coste real de tener un vehículo en propiedad y lo hemos comparado con el Renting.

Lo cierto es que un particular o una familia puede ahorrar una gran cantidad de dinero si opta por el Renting de coches. Te invitamos a leer nuestro artículo especializado en que lo explicamos todo al detalle.

Diego Vendrell

Ingeniero mecánico y apasionado del mundo motor. Con experiencia en el sector de automoción de más de 15 años.

Источник: https://www.leaseplango.es/blog/comparativa/la-familia-crece-como-elegir-el-mejor-vehiculo-familiar-en-5-pasos/

Consejos para comprar coche familiar

Cómo elegir un coche familiar

El problema de elegir un coche familiar es que cada miembro de la familia quieren algo diferente. Papá quiere algo asequible y con estilo, mamá busca algo práctico y seguro y los niños algo bien equipado con aparatos de entretenimiento tecnológico. Por suerte, hoy en día hay productos que se ajustan muy bien a todos estos requisito.s

Todo el mundo quiere encontrar el vehículo perfecto, no importa si es el primer hijo el que está en camino o si hace tiempo que se llegó a la familia numerosa. Cada persona tendrá una opinión que tendrá en cuenta en el momento de la decisión, pero vamos a intentar que el esfuerzo de buscar coche sea fructífero:

1. Tus necesidades

Antes de buscar en la gran cantidad ded oferta, piensa lo que quieres en tu nuevo vehículo. Si ya tienes hijos, sabrás más exactamente cuánto espacio necesitas.

Si por ahora solo tienes intenciones de formar una debes pensar en asientos, número de puertas y espacio de almacenamiento extra para cosas que necesitarás transportar: cochecitos, juguetes y pañales.

Si los niños ya están en edad escolar piensa en que tendrás que transportar portátiles, música, equipos de deportes… y a menudo, a sus amigos.

2. Marca un presupuesto

No tiene sentido buscar el mejor coche familiar si luego no te lo puedes permitir. Establece un presupuesto realista y, si piensas en financiar la compra, determina cuánto puedes gastar cómodamente en un pago mensual.

No te olvides de incluir el costo del seguro. Cuando llega la hora de comprar, mantener a su presupuesto. Es fácil gastar más de lo que planeas. La regla del 20 / 4 /10 puede ayudarte a no tener agobios económicos en el futuro.

Te puede interesar: Los errores más comunes a la hora de comprar coche.

3. Busca el mejor precio

Una vez que haya un presupuesto, es hora de comparar los precios de estos coches. En sitios como coches.com podrás buscar entre vehículos nuevos, km 0 y usados seleccionados por su mejor precio.

Al comenzar a mirar, observa tantos vehículos como te sea posible y luego vete limitando la búsqueda. Con nuestra aplicación puedes también conorer la evolución de los precios de los coches y optimizar el momento de compra.

4. Probarlo a conciencia

Cuando tengas una lista pequeña de modelos, ha llegado el momento de golpear las puertas de los concesionarios y probar los coches. Si ya tienes sillita de seguridad para tu hijo, llévala contigo. Y el carrito de paseo, también. No hay mejor forma de saber si cabe en el maletero… y el espacio que te queda libre cuando lo introduces en él.

Te puede interesar: Cómo probar el coche que quieres comprar.

Seguridad

La seguridad del coche debe ser tu principal preocupación. Además, cuanto más seguro sea el coche, más posibilidades hay de que mamá apruebe la compra.

No hay que escatimar en sistemas antibloqueo de frenos, reparto de frenada o tracción, sistemas de estabilidad electrónica o de seguridad de tracción.

Cuando no los tienes y pruebas un coche que sí los tienes (o los desconectas) se notas una barbaridad.

Te puede interesar: Los sistemas de seguridad que salvarían 420 muertes en España cada año.

También hay que ser lo suficientemente inteligente para saber que más grande no siempre significa más seguros. Los vehículos que peor nota tienen en las pruebas de vuelco son los grandes todoterrenos y las furgonetas grandes.

Asegúrate de que hay un cinturón de seguridad para todos (sobre todo en los coches usados, en los nuevos siempre será así). Usar una silla de seguridad siempre es mejor que llevar al niño atado con el cinturón.

Las sillas de coche infantiles con el sistema de anclaje Isofix son las más seguras (también las fáciles de instalar y las más caras, pues algunos modelos superan los 500 euros), pero no todos los automóviles tienen los correspondientes enganches Isofix necesarios para instalarlas. Vigila ese aspecto.

Tipo de coche

A la hora de elegir el tipo de coche, lo más importante es tener una mente abierta. A veces es difícil no enamorarse de un coche concreto, pero no limites las opciones demasiado pronto: Hay muchas marcas y distribuidores dispuestas a ofrecer descuentos jugosos en sus modelos.

Monovolúmenes

Hoy en día parece que tener familia es sinónimo de conducir un monovolumen. Está bien si eso es lo que realmente necesitas: Ofrecen más espacio y una mayor comodidad en los viajes familiares, sin agobios a la hora de cargar el maletero. Estas guías de compra pueden ayudarte:

  • Guía de compra: monovolúmenes compactos: Basados en los coches compactos, ofrecen propiedades de un monovolumen (altura, comodidad para sentar a los niños) en un espacio más comprimido. Son el aliado perfecto de las familias urbanas con dos hijos o menos, aunque no tienen el aplomo en carretera de un sedán a la hora de realizar un viaje largo.

Eso sí, quizá el concesionario pueda ofrecer mayores descuentos en estos otros vehículos:

Sedanes

Se trata de las típicas berlinas de tres cuerpos “de toda la vida”. Están un poco subestimadas los últimos años, pero siguen siendo coches muy cómodos y seguros. Estas guías de compra podrán ayudarte a decidir la mejor opción:

  • Guía de compra: berlinas medias: Son las del segmento D. El problema es que los fabricantes generalistas abandonan este segmento… y las marca premium son más caras. A su favor, el gran aplomo en carretera.
  • Guía de compra: berlinas grandes: Su precio es mucho más elevado, ya que aquí solamente las marcas que ofrecen más lujo tienen representantes. Se trata de coches fabulosos en carretera, si bien no añaden mucho maletero a los anteriores.

Derivados familiares

Casi todos los modelos sedán (y algunos compactos y utilitarios) tienen versiones «break», «station wagon» o familiar con las que se gana muchísimo maletero. En su contra, que no son lo suficientemente anchos detrás para instalar tres sillas infantiles cómodamente… Y que hay que agacharse más a la hora de meter los niños.

  • Guía de compra: familiares compactos: Son las carrocerías más interesantes. Buen comportamiento dinámico, espacio suficiente para cuatro pasajeros… y si tienes un segundo niño no te encontrarás con que el maletero de tu compacto no es suficiente para toda la parafernalia que acarrea un bebé.
  • Guía de compra: familiares grandes: Ocurre lo mismo que con las berlinas. Practicamente solo marcas premium juegan este partido… Y el resultado son coches excelentes, lujosos y prácticos, pero muy caros.
  • Guía de compra: crossover familiar: Son coches con carrocería familiar y todas sus ventajas, pero con aptitudes para salir del asfalto. Eso sube su distancia libre al suelo… y su precio.

SUV y todoterreno

Se han multiplicado como las setas últimamente, sobre todo aquellos sin demasiadas capacidades para salir de carreteras pavimentadas (llamados SUV o todocamino). Se gana en estética, altura y tamaño, pero gastarás más en combustible y ruedas.

Son el eterno favorito de muchas madres ya que su tamaño da una falsa sensación de seguridad. Hay una regla física irrefutable: a más altura y más peso, el centro de gravedad del vehículo está más alto.

Habrá más inercias que provoquen más vuelcos o pérdida del control de la parte trasera en curvas que en una berlina… ten esto presente. Si quieres saber más, lee nuestros consejos para comprar SUV.

Los más indicados para trasnportar a cuatro o cinco pasajeros (algunos cuentan con 7 plazas), los podrás encontrar aquí:

  • Guía de compra: SUV compacto: El segmento de moda, que más crece. Poco a poco, van ganando en habitabilidad y maletero, si bien siguen por detrás de los monovolúmenes compactos.
  • Guía de compra: SUV familiar: Son algo mayores que los anteriores. Las marcas premium doniman el mercado, por lo que algunas alternativas son muy caras.

Puertas

Norma número uno: olvida las tres puertas y las carrocería cupé en los coches familiares: La comodidad del conductor siempre es bienvenida, pero para una familia debes mirar la ergonomía de todos los asientos. Muy importante: Que sea fácil de entrar y salir de todas las plazas. Por eso las puertas correderas en los monovolúmenes tienen tanta aceptación. Descubre también si te conviene más un cuatro o cinco puertas.

Asientos

Busca coches con espacio para tres pasajeros detrás. Si los asientos son altos será más fácil colocar las sillas de seguridad para niños (y tu espalda sufrirá menos).

Existen coches con tercera fila de asientos que puede ser interesante: Se pueden plegar y así sólo los usarás cuando realmente los necesites (perfecto si sueles llevar a amigos de tus hijos, si tienes una mascota o transportas grandes bultos).

Si cuando pliegas los asientos el maletero queda completamente plano, mejor.

Maletero

Cuánto más grande mejor, siempre. Ten en cuenta que en los coches con portón trasero (cinco puertas) por lo general caben bultos más grandes que en los maleteros de los coches de cuatro puertas.

Espacios de almacenamiento

Además de las guanteras  clásicas, cuantos más huecos interiores haya, mejor. Los cofres ocultos bajo los asientos o el piso para que los niños guarden sus juguetes son casi imprescindibles en una familia.

Equipamiento y extras

Los vehículos familiares vienen con todo tipo de opciones de reproductores de DVD, varias pantallas, apertura de las puertas a distancia, sistemas de navegación, visión trasera muestra la cámara… Todo está bien, pero hay cosas más imprescindibles que otras.

Te puede interesar: Guía para el equipamiento del coche.

Te puede interesar: Equipamiento del coche que te acabará costando dinero.

Gran parte del equipamiento dependerá de la edad de tus hijos. Si son muy pequeños olvida las tapicerías de lujo y de difícil limpieza (también si tienes mascota). Para llevar niños mayores, son imprescindibles los soportes para bebidas y que las luces y el aire acondicionado pueda controlarse desde la parte trasera.

Independientemente de la edad, es importante que el viaje sea entretenido. Si el DVD opcional es muy caro, hay opciones no integradas más accesibles.

Y cuanto mayores son los hijos, más tomas de corriente en el coche necesitarán para conectar todos sus gadgets tecnológicos… y conectividad Bluetooth para sus teléfonos si están próximos a la adolescencia, claro. No olvides el GPS.

Integrado o un soporte para usar el del móvil. Perderse con un niño gritando no es que pueda ser una pesadilla… Lo es.

Te puede interesar: Diez tecnologías que debería tener tu próximo coche nuevo.

Economía

La primera gran pregunta: ¿Necesitas mucha potencia? A más potencia, el coche será más caro. Así que mira cómo lo vas a usar.

Puedes necesitar más caballos si viajas mucho y sobre todo si lo haces con una caravana o remolque: entonces un SUV podría ser tu mejor opción. Ten en cuenta también que, a más potencia, más emisiones y pagarás más impuesto de matriculación y circulación.

El seguro costará más también año tras año, pero podrás localizar las mejores ofertas de seguros en los comparadores de Internet.

Te puede interesar: Diez preguntas clave a la hora de elegir motor.

Pero un coche tiene muchos otros gastos más allá que la compra. Recuerda que mantener un coche durante tres años (90.000 km) cuesta unos 8.300 euros. El mayor gasto es el de combustible, dos tercios de esa cantidad, pero si no haces más de 20.000 km al año no descartes comprar un coche de gasolina.

La experiencia nos indica que no hay coches más fiables que otros. Su fiabilidad depende del mantenimiento que le hagas, de cómo tratas al coche para que el TCO (el coste total de propiedad) sea lo más bajo posible.

[NOTA: Artículo publicado originalmente en noviembre de 2011. Actualizado y completado con links de interés

Источник: https://noticias.coches.com/consejos/pasos-para-elegir-el-coche-familiar-que-necesitas/43595

Cómo comprar un coche familiar sin riesgos

Cómo elegir un coche familiar

Cada familia es distinta, así como sus necesidades. Ya no solo en el número de miembros que la integran, sino también en sus gustos y hobbies. Aunque todos coincidan en buscar un coche seguro, algunos suben a esquiar, por lo que necesitarán un coche con maletero grande.

A otros les apasiona el mundo del motor, así que buscarán un coche familiar deportivo, y otros hacen largos viajes por lo que un DVD portátil puede salvarles la vida.

Todas estas circunstancias han de ser analizadas y muy pensadas para tomar la decisión correcta cuando vas a comprarte un coche familiar.

El día que uno se hace padre, sus preferencias en la vida cambian, por eso los coches familiares suelen ser de los coches más fiables del mercado.

Existen por tanto una serie de requisitos mínimos que debe cumplir para ser un coche seguro para ti y para tu familia. Sin embargo hay otra serie de características que hay que tomar en cuenta para elegir un vehículo u otro.

A continuación analizaremos qué tipos de coches familiares hay en el mercado y qué aspectos tiene que cumplir para ser un coche seguro.

Infografía: coches familiares

Coches familiares de segunda mano

Si estás pensando en comprarte un vehículo grande pero tu presupuesto no es muy boyante, un coche familiar de segunda mano puede venirte como agua de santo. Eso sí, deberás tener cuidado y examinar bien el coche antes de comprarlo.

El motivo es sencillo, y es que este tipo de vehículos suelen tener mucha tralla: los niños suben, ensucian, rompen, se usan para viajes, para el día a día, para llevar objetos voluminosos…Al final, a no ser que el dueño fuese bastante quisquilloso, puedes encontrarte coches hechos trizas.

Lo cierto es que, si tu prioridad es un coche seguro, todos los extras destinados a hacer el coche más fiable pueden acabar resultando muy costosos. Así, si renuncias al placer de estrenar coche te podrás permitir un coche familiar con todas las comodidades.

Coches familiares deportivos

Todos aquellos acostumbrados a vehículos innovadores, aerodinámicos, donde la estética es muy importante, se verán abrumados el día que tengan que comprar un coche donde entren todos sus hijos, el perro y la suegra. Esto lo saben las marcas y por eso, ofertan algunos coches familiares deportivos, que no tendrán nada que envidiarle a tu coche de soltero.

Hablamos de coches con un maletero grande pero de elevada potencia, con un diseño y motor digno de cualquier otro coche deportivo.

El Seat Leon ST Cupra, por ejemplo, es de los más prolíferos del modelo de la marca española y, sin considerar su tamaño, tiene todos los elementos para ser un súper deportivo: carrocería, motor, Pack Performance con llantas, neumáticos y frenos…este, entre otros, es uno de esos coches familiares deportivos pensados para los apasionados del motor.

Coches familiares de siete plazas

Si no has perdido el tiempo y tu familia es más numerosa de lo que esperabas, no todos los vehículos te servirán.

Tendrás que ir en busca de un coche familiar de siete plazas que, rompiendo con los tópicos, no son tan feos y caros como crees.

Los monovolúmenes y SUV están de moda desde hace unos años, y por eso las marcas han invertido muchos esfuerzos en la mejora de los coches familiares de siete plazas.

Muchos de estos vehículos están pensados para el ahorro, por lo que su coste es bastante reducido.

Teniendo en cuenta que suelen dedicarte para llevar en la parte trasera a niños, no es una mala idea.

Dentro de este segmento encontramos algunos ejemplos como el Dacia Lodgy, con un precio y mantenimiento muy reducidos, un consumo muy bajo, gran tamaño y posibilidad de añadir dos plazas extra.

Si tienes algo más de presupuesto, te recomendamos un coche familiar de siete plazas compacto, el cual pone al final dos plazas destinadas para niños y que hacen uso del espacio destinado al maletero. Considera esta opción si realmente usaras todas las plazas y transportarás demasiadas mercancías.

Analiza tus prioridades

Cuántos hijos tienes, qué soléis hacer en familia, qué espacio necesitas…todo esto es clave. No te dejes llevar por pensamientos efímeros o circunstancias concretas. Es decir, por el arrebato de un día que no cabíais todos en el coche, o porque en un momento en concreto no os entraba todo el equipaje en el maletero.

Piensa en tu día a día en los viajes que sueles hacer: ¿esquías?, ¿haces surf?, ¿alguno tocáis un instrumento?, ¿soléis invitar amigos a los viajes?…

todas estas consideraciones son las que tendrás que tener en cuenta para saber si necesitas un coche con maletero grande o un coche familiar de siete plazas.

Establece un presupuesto para tu coche familiar

Aquí hay, especialmente, una cuestión relacionada con la durabilidad del coche.

Quizá tus hijos ya tengan una edad y en menos de diez años no vayan con vosotros de vacaciones, por lo que en un periodo de tiempo no muy avanzado estarás cambiando de vehículo. Entonces no inviertas demasiado.

Pero a lo mejor tu familia sigue creciendo y por tanto, tienes que buscar un coche familiar más grande y por tanto más caro. Conclusión: este aspecto está estrictamente ligado con tus prioridades.

Compara precios de coches familiares

Métete en las páginas web de todas las marcas que comercializan coches familiares y calcúlate un presupuesto.

Imprime aquellos que más te convenzan y acércate a dos o incluso tres concesionarios a que te den precio.

Revisa concesionarios de KM 0, revistas, webs de particulares…solo así tendrás todos los conocimientos necesarios para determinar si un coche familiar es demasiado caro o no.

Prueba el coche familiar

Esto es indispensable a la hora de comprar cualquier coche, pero especialmente con los coches familiares. Debes comprobar su fiabilidad y seguridad, como es lógico, pero también su comodidad. Nuestro consejo es que te acerques allí con toda tu familia, las sillitas, las tablas de surf o todo el equipaje con el que soláis viajar.

Solo entonces sabrás si ese es el coche perfecto para ti. Imagina que compras el coche con toda tu emoción, invirtiendo una gran cantidad de dinero, y luego resulta que la silla de paseo no cabe en el maletero…menudo drama. Evita riesgos y prueba tu coche familiar a conciencia.

Источник: https://www.seguropordias.com/compra-venta-de-vehiculos/guias/coche-familiar.php

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: