Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Contents
  1. Colaborar en las tareas de la casa. Trucos para educar en responsabilidad
  2. Beneficios de colaborar en las tareas de la casa
  3. Cómo enseñar a colaborar en las tareas de la casa
  4. Tareas de la casa según la edad
  5. Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa
  6. Definir normas y límites  en la casa
  7. Ser realista ante las capacidades del niño
  8. Consecuencias negativas, pero también positivas
  9. Enseñar a cooperar en la casa desde pequeños
  10. 10 consejos para lograr que los niños ayuden en casa
  11. 1. Determinar las tareas adecuadas para los niños
  12. 2. Explicar la importancia de sus tareas
  13. 3. Crear hábitos del estilo «cuando… entonces…»
  14. 4. Ser pacientes como padres
  15. 5. Permitir la elección de tareas
  16. 6. Especialización de tareas
  17. 7. Empatizar con los niños
  18. 8. Dar el ejemplo
  19. 9. Ser flexibles
  20. 10. Apreciar los esfuerzos de los pequeños
  21. 6 Formas En Las Que Los Niños Pueden Ayudar En Casa
  22. ¿Cuándo es un buen momento para empezar?
  23. Algunas ideas de tareas domésticas
  24. ¿Cuáles son los beneficios de implicar a tu pequeño en las tareas del hogar?
  25. Cuéntanos qué tareas del hogar realizas junto a tu peque.
  26. 1. La ONU elogia a Panamá
  27. 2. Se ha secuenciado el genoma del COVID-19
  28. 3. La primera paciente panameña se ha recuperado
  29. Tabla de tareas del hogar para los niños según la edad
  30. 5 beneficios de implicar a los niños en las tareas del hogar
  31. Enséñales cómo se hace
  32. Incorpora las tareas poco a poco
  33. Ármate de paciencia
  34. Utiliza el refuerzo positivo
  35. Adapta las responsabilidades a su edad
  36. Tabla de actividades domésticas por edades

Colaborar en las tareas de la casa. Trucos para educar en responsabilidad

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Seguro que has oído que es bueno que tus hijos colaboren en las tareas de la casa. Es cierto. A continuación te contamos por qué y cómo debes introducirlos en las tareas del hogar.

Colaborar en las tareas de la casa es el comienzo de un aprendizaje fundamental para tus hijos: la capacidad de ser independientes. Sí, así es.

Algo tan rutinario y básico como responsabilizarlos de ciertas tareas puede hacer que tus hijos crezcan seguros, independientes y con capacidad para conseguir sus metas.

Y es que los expertos reconocen que es muy beneficioso para nuestros pequeños el ayudar dentro de casa con tareas adaptadas a sus edades y capacidades.

Beneficios de colaborar en las tareas de la casa

Son muchas las ventajas de dejar que tus hijos vayan realizando pequeños deberes domésticos.

  • Fomenta su autoestima. El saber que son capaces de hacer las tareas les reportará la satisfacción de creerse válidos, lo cual irá forjando su autoestima sobre una buena base.
  • Ayuda a ser independiente. Que sean autónomos debe ser una de las metas en la educación de los hijos. Criar hijos que sean capaces de afrontar las dificultades de la vida sin depender de nadie más que de ellos mismos.
  • Educa en responsabilidad. Responsabilidad es aquella capacidad (educable) de afrontar lo que se nos ponga por delante sin delegar, huir o abandonar.
  • Impulsa el trabajo en equipo. Los niños aprenderán a trabajar en equipo, a colaborar. Saber gestionar las tareas en base a un reparto en equipo es beneficioso para ellos. Juntos se pueden conseguir más y mejores cosas.
  • Favorece el orden e higiene. Saber que es necesario tener un hogar con orden y con higiene es importante. El orden en el hogar puede ayudar al orden en las ideas. Se trata de establecer normas básicas de convivencia para poder tener, en un futuro, un hogar propio.
  • Promueve la capacidad de ayuda a los demás. Colaborar en las tareas hace que el niño entienda que son obligación de todos, no de una madre o un padre. La satisfacción por haber ayudado al resto de la familia será un premio para tu hijo.

“La educación no es preparación para la vida; la educación es la vida en sí misma”~ –John Dewey– ~

Cómo enseñar a colaborar en las tareas de la casa

Hay una serie de consejos que debes seguir para educar a través de la colaboración en las tareas de la casa.

  1. No ordenar. La meta es conseguir que tus hijos interioricen la disciplina y la responsabilidad de tener que hacer las tareas. Si lo ordenas, se convertirá en obligación y, por tanto, en algo que no quieran cumplir. Sugiere reparto de tareas y colaboración.
  2. Realizar cuadros de tareas. Cada uno realizará la tarea asignada conforme a su edad y capacidades.
  3. Ayudar y acompañar cuando sea necesario. Evita hacer tú las tareas por ellos; enséñalos a realizarlas, hacedlas entre los dos y luego limítate a acompañarlo mientras las hacen solos.
  4. No gritar ni criticar. No se busca la perfección, sino conseguir el hábito. Poco a poco irán mejorando, pero debes ser paciente. Procura no gritarles o imponerles tu forma de hacer las cosas. Conseguirán su propia perfección.
  5. Recompensar el esfuerzo. Hay que valorar el trabajo hecho. No olvides que siempre refuerza más un “bien hecho” que un “mal hecho”.

Tareas de la casa según la edad

Pero no consiste en mandarles cualquier tarea. Tenemos que ir seleccionándolas a medida que nuestros hijos crecen. Recuerda que cuanto más les parezca un juego más fácil resultará que colaboren. Idead un sistema de premios que deban conseguir una vez realizadas las tareas: será un método infalible.

Niños pequeños (2-3 años)

  • Llevar el pañal sucio a la basura.
  • Recoger sus propios juguetes.
  • Acercar la ropa sucia a la lavadora.
  • Dar de comer a la mascota.
  • Ir solo al baño.
  • Intentar vestirse solo.

Niños (4-6 años)

  • Tener su cuarto ordenado.
  • Ayudar a poner y quitar la mesa.
  • Intentar a hacer su cama.
  • Doblar la ropa.

Niños (7-10 años)

  • Regar las plantas.
  • Lavar los platos.
  • Hacer la cama solo.
  • Ayudar a limpiar: barrer, limpiar el polvo, etc.

Adolescentes (10-12 años)

  • Poner la lavadora.
  • Ayudar a cocinar y realizar platos fáciles.
  • Sacar la basura.

Cuanto antes les enseñes a colaborar en las tareas de la casa antes aprenderán que las cosas no se realizan por sí solas y que, por lo tanto, también es necesaria su ayuda.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/ensena-hijos-colaborar-en-las-tareas-de-la-casa/

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Hay padres que se encuentran con niños de 8, 9, 10, 11 años en adelante que no quieren ayudar en casa, que cuando se les demanda hacer tareas domésticas simplemente no quieren porque no creen que les corresponda hacerlo. Esto es a causa de la comodidad, son niños que no sienten la necesidad de colaborar en las tareas de casa porque desde muy pequeños se les ha hecho todo por ellos.

Indice

Definir normas y límites  en la casa

Muchos niños no colaboran en ninguna tarea del hogar porque nunca han tenido que hacerlo y no son conscientes de que el orden en la casa es responsabilidad de todos.

Cuando se le solicita ayuda, el pensamiento de los niños es sencillo de entender: “¿Para qué esforzarme en algo que luego vendrá otro y hará por mí?”.

 El sentido de la responsabilidad lo han perdido por el camino y la culpa en este caso no la tienen ellos.

Pero no queremos ni mucho menos apuntar a nadie con el dedo porque podemos remendar este error con los niños ayudándoles a entender que el hogar es un sitio donde conviven muchas personas juntas y que entre todos se debe colaborar para poder llevar una convivencia adecuada. Cuando los niños se niegan a colaborar en casa habrá que tomar medidas.

Cuando los niños no quieren colaborar en casa tendrán que saber que es una obligación que todos y cada uno de los componentes del hogar deben hacer, no sólo es a ellos a quienes les incumbe.

Para que lo vean más claro se puede establecer un cuadro de tareas y otro de normas y límites que todos deben cumplir. Y por supuesto deberán dar ejemplo de esa responsabilidad los padres.

Porque lo que no se puede permitir es exigir a los niños que hagan tareas de casa mientras el padre o la madre está mirando la televisión. El mejor maestro que existe para los niños y que realmente les enseña lo que deben hacer y cómo deben hacerlo son los padres.

Ser realista ante las capacidades del niño

En cuanto a la asignación de tareas hay que ser realista y no ser perfeccionista en cuanto a su realización puesto que lo que se quiere conseguir es establecer el hábito para que después hagan las cosas por ellos mismos sin necesidad de que sean los padres quienes vayan recordando lo que tienen que hacer una y otra vez.

Además resulta muy importante que a los niños se les asigne las tareas de casa acorde a sus capacidades y su edad con el objetivo también de aumentarles la responsabilidad y su autoestima por realizar bien las tareas en casa.

Consecuencias negativas, pero también positivas

Cuando aún sabiendo lo que deben hacer los niños siguen negándose a hacer sus tareas asignadas, entonces habrá que dejar claro (y mejor si se hace por escrito y todos están de acuerdo) unas consecuencias negativas para cuando no se hagan las tareas.

Estas consecuencias deberán ir encaminadas a retirar privilegios como por ejemplo: menos tiempo de jugar a la consola, menos tiempo para salir con los amigos, etc.

Nunca se deberá recurrir a los gritos o a los castigos físicos puesto que esto es inadmisible en cualquier caso.

En caso de los niños más pequeños y hasta los 12 años resulta muy productivo utilizar sistemas de puntos con colores o caras que les ayude a estar motivados para realizar las tareas.

Al igual que se establecen consecuencias negativas, deben establecerse también consecuencias positivas, es decir, no todo debe ser malo o castigado.

Por lo que si los hijos son capaces de ayudar en casa y hacer sus tareas también deberán tener reconocimiento, premios afectivos y aumentar privilegios como por ejemplo tener un tiempo más de jugar a la consola, salir un rato más con los amigos, elegir una actividad para hacer en familia, etc.

Lo que no está permitido es que a los niños se les recompense con dinero o con bienes materiales porque entonces será como un pago, y las tareas domésticas son una obligación, no algo que deban hacer y que los padres deban pagarles por ello, ¡ni mucho menos!

Enseñar a cooperar en la casa desde pequeños

Para no tener que llegar a realizar lo comentado más arriba, es conveniente que se tenga en cuenta que a los niños hay que enseñarles desde que son pequeños. Por este motivo es importante que aunque tengan dos años se les empiece a asignar tareas acorde a su edad como recoger los juguetes ayudando a sus padres a hacerlo para que los adultos les guíen en el proceso.

A medida que el niño vaya creciendo se le deberá ir asignando tareas acorde a su edad y a sus capacidades para que de este modo el niño pueda crecer con un buen sentido de la responsabilidad en el hogar.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/educacion/como-ensenar-a-los-ninos-a-ayudar-en-casa-6266

10 consejos para lograr que los niños ayuden en casa

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

¿Os gustaría que vuestros peques os ayuden con los quehaceres del hogar? ¡Supongo que sí! A veces, lograr que los niños nos den una mano haciendo pequeñas tareas no es fácil, ¿verdad? Por eso, os proponemos 10 consejos para lograr que los niños ayuden en casa.

Con paciencia y un poco de ingenio, lograréis que los peques se involucren con las tareas del hogar. ¿No me creéis? No os perdáis este post…

La participación de los niños en las tareas del hogar es muy beneficiosa para ellos porque, por un lado, es una buena manera de enseñarles a ser responsables y autónomos, mientras que por otra parte, aprenden a trabajar en equipo y a valorar las recompensas por un trabajo bien hecho.

Además, los quehaceres de la casa pueden ayudar a los niños a desarrollar su psicomotricidad. Cada vez que el peque realice una acción, la dotará de emociones y aprenderá de manera intuitiva conocimientos de tiempo y espacio y habilidades como el equilibrio o la coordinación.

Veamos juntos nuestros 10 consejos para hacer que los niños ayuden en casa.

1. Determinar las tareas adecuadas para los niños

Antes de solicitar la ayuda de los pequeños es importante establecer las tareas adecuadas a la edad y la madurez de cada pequeño. Tened en cuenta que si le pedís a un niño que lleve a cabo una tarea para la cual no está preparado, se frustrará y no podrá realizarla correctamente.

A los más pequeños podéis pedirles que ayuden a regar las plantas, poner la ropa sucia en la cesta o a limpiar el polvo, mientras que los niños de 5 años en adelante pueden realizar tareas un poco más complejas como hacer la cama y poner y recoger la mesa (siempre evitando que manipulen cuchillos y supervisando que sean cuidadosos con los objetos de vidrio).

Si tenéis hijos adolescentes, podéis pedirles que pongan el lavavajillas, tiendan la colada o incluso, laven los platos.

Las opciones son múltiples, desde ordenar los juguetes hasta limpiar la casa. Pensad qué cosas puede realizar vuestro hijo y enseñadle que esa será su responsabilidad.

2. Explicar la importancia de sus tareas

Las tareas del hogar son responsabilidades, son pequeñas cosas que hacemos por nosotros y por las personas que queremos.

Es importante que los niños entiendan esto y no sientan que son meros «quehaceres» sino contribuciones a la familia.

¿Por qué? Pues simplemente porque es más fácil que sientan interés por realizar las tareas asignadas si sienten que trabajan por un bien mayor que por una simple obligación.

3. Crear hábitos del estilo «cuando… entonces…»

¿Les decís a vuestros hijos que hagan los deberes antes de mirar la televisión? La propuesta es justamente esa: enseñad a los peques que primero deben cumplir con sus tareas antes de disfrutar del tiempo libre. Por ejemplo: «cuando termines de recoger tu habitación, podemos ir al parque» o «cuando recojas la mesa, puedes mirar los dibujos animados».

4. Ser pacientes como padres

Es fundamental que seamos pacientes con los pequeños y tengamos confianza en sus capacidades. Si asignamos una tarea a nuestros hijos, debemos orientarlos sobre cómo realizarla pero teniendo en cuenta que no lo harán como lo haríamos nosotros.

Eso no significa que esté mal hecho, simplemente cada persona tiene su manera de hacer las cosas.

Es bueno darles espacio y la confianza necesaria para que sean autónomos y, bajo nuestra guía (fijáos que uso la palabra guía, es decir: mostrarles cómo se hace pero no hacerlo por ellos), lleven a cabo sus tareas.

5. Permitir la elección de tareas

Una buena opción para involucrar a los niños con las tareas del hogar es dejarlos elegir qué desean hacer.

Por ejemplo, podemos hacer una lista de quehaceres que pueden hacer los niños y dejarlos elegir dos o tres tareas que pasarán a ser sus responsabilidades, incluso podéis variar las tareas de una semana a la otra para que los peques no se aburran y aprendan a hacer cosas diferentes. Por supuesto, debéis tener en cuenta la edad de los niños a la hora de asignar la cantidad de tareas a realizar por cada uno.

6. Especialización de tareas

A los niños les gusta sentirse especiales (¡como a todo el mundo!). Aprovechad sus talentos especiales y fomentadlos a través de los quehaceres del hogar.

Si tenéis un hijo muy ordenado, pues aprovechad para que recoja su habitación y os ayude a ordenar la casa. Si es meticuloso, puede ayudaros a doblar la ropa y guardarla en su lugar.

Si dibuja y pinta bien, que sea el encargado de realizar las tarjetas de cumpleaños y los regalos de los familiares para sus cumpleaños…

Buscad un talento de vuestro hijo, decidle lo especial que es y asignadle una tarea acorde.

7. Empatizar con los niños

Si el niño se niega a hacer una tarea porque está enfadado, molesto o algo le sucede, es mejor esperar un poco y no obligarle a realizarla. Primero hay que saber qué le pasa y solucionar la situación porque de nada nos sirve que grite, patalee y lleve a cabo de mala gana (incluso mal en algunos casos) su quehacer.

8. Dar el ejemplo

Como en todo en la vida, es importantísimo que los padres den el ejemplo. La familia es un equipo y todos trabajamos juntos. Mamá cocina, papá hace la colada y los peques recogen los juguetes… La idea es que todos participen de las tareas del hogar.

9. Ser flexibles

Los quehaceres del hogar son importantes pero podemos ser flexibles. Si el niño tiene muchos deberes del colegio, esa es la prioridad. Primero el cole y después, si queda tiempo, la tarea del hogar.

10. Apreciar los esfuerzos de los pequeños

No dejéis de felicitar a los peques cuando lleven a cabo las tareas asignadas, así reforzaréis las acciones positivas y los invitaréis a repetirlas.

¿Y vosotros cómo hacéis que los peques ayuden en casa?

No os perdáis más temas interesantes en Escuela de Padres.

Imágenes: The Loushe, Horrigans, Jenny Lee Silver

Источник: https://www.pequeocio.com/10-consejos-ninos-ayudar-casa/

6 Formas En Las Que Los Niños Pueden Ayudar En Casa

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

¿Sabías que los niños pueden (y deben) ayudar en casa? ¡Así es, Super Mamá! En la continua formación de tu pequeño/a, es fundamental crear hábitos. No sólo para hacer las actividades escolares, sino también para colaborar en la realización de tareas del hogar.

¿Cuándo es un buen momento para empezar?

La etapa preescolar es un buen momento para iniciar a tu pequeño como participante activo de algunas tareas de la casa. 

Enseñarles a hacer por sí mismos tareas del hogar, desarrolla en ellos una gran confianza, haciéndoles sentir grandes y que pueden con todo. Además, es necesario darle ciertas responsabilidades del hogar para que se acostumbren poco a poco que las tareas de casa es un trabajo en común. Donde todos y cada uno de los integrantes de la familia deben participar. 

Para la asignación de estas tareas, es importante tener en cuenta su edad y capacidad. En la medida que tu peque va creciendo, se van sumando tareas que puede realizar.

Algunas ideas de tareas domésticas

Algunas de las tareas que tu peque puede ejecutar, a partir de los 5 años de edad: 

  1. Tender la cama, con orientación de un adulto.
  2. Llenar los comederos y bebederos de los animales domésticos.
  3. Barrer con una escoba acorde a su edad y altura.
  4. Limpiar, pasando un pañito húmedo a mesas y muebles.
  5. Ayudar a preparar recetas de cocina sencillas como una mezcla de Nido en la licuadora por ejemplo.
  6. Seleccionar y doblar su ropa.

¿Cuáles son los beneficios de implicar a tu pequeño en las tareas del hogar?

  1. Desarrolla las habilidades motoras: Las tareas doméstica estimulan ejercicios físicos importantes en los niños. Ayudando en su equilibrio y coordinación motora fina (movimiento de manos) y gruesa (correr, caminar, trepar y driblar). También, fomenta la coordinación ojo-mano, y el movimiento de agarre y sujeción de los objetos.

  2. Estimula la capacidad de colaboración: Cuando los niños se saben partícipes de las tareas del hogar, sienten que forman parte de un equipo. Esa sensación de pertenecer a un grupo y poder colaborar con el resto de los miembros de la familia, desarrollará su capacidad para seguir instrucciones y su habilidad para trabajar en grupo.

     

  3. Fomenta la seguridad en sí mismo: Cuando le pidas a tu pequeño hacer tareas, se sentirá responsable por la actividad que le asignes y este gesto de confianza les dará valor sobre sus capacidades, estimulando así su autoestima.

     

  4. Potencia el sentido de organización: Cuando tu peque hace tareas del hogar desde pequeño, logran un hábito de organización y planificación, que ayudará no solo con las responsabilidades hogareñas, sino además, en la ejecución de sus tareas por sí solos.

     

  5. Facilita el seguimiento de hábitos: Los hábitos son claves en los niños preescolares, ya que les permite organizarse mucho mejor y sentirse más seguros.

    Es una dinámica de formación en la etapa preescolar la instauración de hábitos tanto en los quehaceres del hogar, como en las actividades académicas, ya que de esta manera se desarrollan en un plan directo para aprender por ejemplo a ir al baño, cuando es la hora de juego, de comer, entre otras actividades que tiene tu peque durante el día.

Es sencillo, Súper Mamá, la idea es que logres trabajar estos 3 tips:

  1. Enséñale cómo se hace: Antes de pedirle a tu peque que te ayude con alguna tarea, debes explicarle cómo se hace. De esta manera evitarás que el pequeño se sienta frustrado por no saber cómo hacer lo que le pides. 
  2. Ármate de paciencia:  A pesar de que le hayas explicado la tarea, tu niño/a no hará tan bien la cama como tú. Ya sea porque no le presta la debida atención o porque aún no ha desarrollado las habilidades técnicas que se requiere para esa tarea. No debes disgustarte, sino orientarle a mejorar la tarea que le asignaste, para reconocer su esfuerzo. 
  3. Adapta las responsabilidades a su edad: cada tarea requiere de una serie de habilidades que tu peque irá desarrollando a medida que crece. No debes colocarle una tarea que no esté acorde a su edad, ya que al niño no lograrla se sentirá frustrado y perderá la confianza en sí mismo. 

Pensando en el crecimiento y desarrollo saludable de tu hijo/a, nuestros amigos de NIDO® han desarrollado NIDO® 5+, un alimento especializado a base de leche que protege y fortalece los huesos de tu pequeño entre los 5 y 7 años de edad.

Es una fórmula avanzada que contiene: Lactobacillus PROTECTUS. Un probiótico exclusivo que, en conjunto con Calci-N, ofrece una doble acción que ayuda a desarrollar en tu hijo o hija huesos fuertes, y fortalecer sus defensas. También incluye las vitaminas: A, C, D3, K, Ácido Fólico y Biotina, y minerales como: el hierro, zinc, calcio y fósforo.

La ingesta de 2 vasos diarios de NIDO® 5+ con Calic-N® puede contribuir a formar reservas adecuadas de Calcio para la edad adulta, ya que aportan el 80% de la recomendación diaria de Calcio requerida para un niño mayor de 5 años. Su preparación es sencilla Súper Mamá, solo debes añadir 3 cucharadas soperas (36g aproximadamente) de NIDO® 5+ a un vaso con 200ml de agua previamente hervida, revolver unos minutos y listo, ¡a disfrutar!

Cuéntanos qué tareas del hogar realizas junto a tu peque.

Para aliviar tu día, ¡queremos contarte 3 razones para sentirnos orgullosas de Panamá durante COVID-19!

¡Qué tiempos, Súper Mamá! Sabemos que las cosas no están fáciles y que estamos todas a la expectativa sobre cómo se desenvuelve esta situación del COVID-19. Y por eso, hoy te compartimos tres noticias que te levantarán los ánimos:

1. La ONU elogia a Panamá

Según el Diario La Prensa, “un representante de la ONU afirma que Panamá ha estado un paso adelante en la crisis del COVID-19”. Según el artículo publicado en la misma página web de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las 5 lecciones que Panamá le puede enseñar al resto de los países latinoamericanos:

  1. Adelantarse al evento y no desestimar el riesgo.  
  2. Pensar en escenarios posibles y armar un equipo de apoyo 
  3. Movilizar recursos rápidamente 
  4. Compartir experiencias con países y trabajar como subregión en Centroamérica 
  5. Colocar el tema en la agenda de Naciones Unidas y compartir información entre diferentes agencias 

Esto, Súper Mamá, nos advierte que estamos haciendo un buen trabajo. ¡A seguir cuidándonos!

2. Se ha secuenciado el genoma del COVID-19

Panamá es el primer país en secuenciar el genoma del COVID-19. ¿Por qué es esto importante? Según una entrevista con el Dr. Xavier Sáez-Llorens, infectólogo:

“Con el genoma se puede trazar la procedencia del virus  y estudiar los conglomerados para saber de dónde vinieron los primeros virus al país. También permite saber la posibilidad de mutación y cómo va a evolucionar en nuestro país. Ese dato es vital para saber si las cepas que van circular en Panamá serán prevenidas con las nuevas vacunas”, puntualizó el infectólogo Xavier Sáez-Llorens

Panama América

¡Excelentes noticias para Panamá!

3. La primera paciente panameña se ha recuperado

Según el director de la Caja del Seguro Social (CSS), Enrique Lau Cortés, la paciente fue dada de alta después de estar 10 días recibiendo atención hospitalaria. Hoy en día, la paciente puede respirar expontáneamente, comunicarse y comer. ¡Hay esperanza!

Te compartimos estas noticias, Súper Mamá, porque en estos tiempos la esperanza hay que cuidarla. ¡Debemos sentirnos orgullosas de Panamá durante COVID-19 y todo lo que nuestro país puede lograr!

¡Ánimos que sí se puede!

Источник: https://supermamaspanama.com/articulos/vida-en-familia/6-formas-en-las-que-los-ninos-pueden-ayudar-en-casa/

Tabla de tareas del hogar para los niños según la edad

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Un aspecto muy importante en la educación de los niños es enseñarles a que asuman responsabilidades a medida que crecen.

Esto no solo les ayudará a ser más disciplinados y les enseñará a seguir las normas sino que también contribuirá a que ganen en autonomía e independencia.

Una forma muy sencilla y práctica de inculcarles el sentido de la responsabilidad consiste en hacerles partícipes de las tareas del hogar.

5 beneficios de implicar a los niños en las tareas del hogar

  1. Desarrolla las habilidades motoras. Hacer la cama, ordenar los juguetes, vestirse o poner la mesa son ejercicios excelentes para estimular el equilibrio y la coordinación motora de los niños. También son un buen entrenamiento para fomentar la coordinación ojo-mano y el movimiento de agarre y sujeción de objetos.
  2. Estimula la capacidad de colaboración. Cuando los niños se saben partícipes de las tareas del hogar sienten que forman parte de un equipo. Esta sensación de pertenecer a un grupo y de poder colaborar con el resto de los miembros de la familia desarrollará su capacidad para seguir instrucciones y su habilidad para trabajar en grupo.
  3. Fomenta la seguridad en sí mismo. El hecho de que los padres le pidan a sus hijos que les ayuden en las tareas domésticas representa mucho para los niños. Los pequeños lo percibirán como un gran gesto de confianza y se sentirán valorados por sus padres, lo cual estimulará la seguridad en sí mismos y su autoestima.
  4. Potencia el sentido de organización. Se ha demostrado que los niños que participan desde pequeños en las tareas del hogar suelen ser más organizados en comparación con quienes no lo hacen hasta una edad avanzada. Un beneficio que no solo se expresa en el ámbito familiar sino que también repercute de forma positiva en su rendimiento académico y profesional.
  5. Facilita la instauración de hábitos. Los hábitos son muy importantes en la vida de los niños ya que no solo les permiten organizarse mejor sino que también les hacen sentir más seguros.

    Además, se ha encontrado que los pequeños que siguen hábitos en el hogar suelen tener un mejor rendimiento académico ya que tienden a tener un mayor desarrollo de su pensamiento lógico. Por eso, colaborar en el hogar es una forma de enseñarles a crear hábitos saludables.

Enséñales cómo se hace

Antes de pedirle a tu hijo que te ayude con alguna tarea en el hogar es importante que le expliques cómo se hace. De esta manera evitarás que el pequeño se sienta frustrado por no saber cómo hacer lo que le pides.

Incorpora las tareas poco a poco

No agobies a tu hijo, recuerda que aún es un niño y que también debe tener tiempo libre para jugar. Por tanto, dale responsabilidades poco a poco y según su nivel de madurez.

Ármate de paciencia

Por muy bien que tu hijo haga la cama o se vista es probable que no lo haga tan bien como tú, ya sea porque no le presta la debida atención o porque aún no ha desarrollado las habilidades que requiere esa tarea.

En cualquier caso, es importante que no le riñas porque no ha hecho bien la tarea, en cambio, puedes enseñarle a perfeccionarla después de haber reconocido su esfuerzo.

Ten en cuenta que aunque no haya salido tan bien como esperabas, el pequeño ha dado lo mejor de sí y si le criticas solo lograrás hacer que se sienta mal y dañar la seguridad en sí mismo.

Utiliza el refuerzo positivo

Cuando los niños están aprendiendo, cometen errores. Es normal que rompa un vaso o que no haga la cama tan bien como tú. No le regañes, ayúdale y muéstrale cómo hacerlo mejor. Céntrate en premiar las cosas que hace bien y en reconocer su esfuerzo y participación, aunque los resultados no sean perfectos.

Adapta las responsabilidades a su edad

Cada tarea del hogar requiere una serie de habilidades que los niños solo desarrollarán a medida que crecen.

Cuando son muy pequeños es probable que estén listos para recoger sus juguetes pero que no sean capaces de vestirse porque aún no han desarrollado del todo la coordinación.

Por tanto, si le pides que te ayude con una tarea para la que aún no está preparado es probable que termine frustrándose y perdiendo la confianza en sí mismo. Para evitar que esto ocurra es importante que las tareas se ajusten a su edad.

Tabla de actividades domésticas por edades

La siguiente tabla de tareas incluye algunas de las actividades para las que tu hijo puede estar preparado en cada momento de su desarrollo. Obviamente, antes de llevarla a la práctica debes valorar si en verdad se ajusta al nivel de tu hijo ya que cada niño crece a un ritmo diferente.

Tabla de tareas del hogar para los niños según la edad para imprimir

2-3 años. Ya puede organizar sus juguetes y guardarlos en el cajón, comer solo, tirar cosas a la basura, regar las plantas y llevar su ropa a la habitación.

4-5 años. Ya es capaz de vestirse solo, asearse, poner la mesa, darle de comer a la mascota y fregar los platos con supervisión.

6-7 años. Ya puede hacer la cama, organizar su escritorio, preparar su mochila, pasar la aspiradora y quitar el polvo de los muebles.

8-9 años. Podrá bañarse solo, limpiar el suelo, cuidar la mascota, preparar el desayuno u otro plato sencillo con supervisión.

10-11 años. Será capaz de limpiar su habitación, sacar la mascota, limpiar el jardín, tender la ropa y cuidar de un hermano menor.

12 años en adelante. A esta edad puede sacar la basura, hacer la compra, limpiar la cristalería y coser un botón.

Источник: https://www.etapainfantil.com/tabla-tareas-hogar-ninos-edad

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: