¿Cómo enseñar las letras?

10 Actividades para enseñar el abecedario

¿Cómo enseñar las letras?

Muchos de nosotros hemos querido enseñar el abecedario a nuestros hijos de distintas maneras, una de las más fáciles es a través de canciones, ya que los niños tienen facilidad para memorizarlas; pero cómo hacemos para que no solo sepan el alfabeto de memoria sino que sepan reconocer las letras?

La identificación de las letras del alfabeto y la asociación de ellas con su respectivo nombre es una habilidad que requiere bastante práctica. Y es importante que los papás sepan que toma tiempo.

Pero lo bueno  es que podemos ayudar a nuestros niños de preescolar a reconocer las letras de manera divertida mediante el uso de juguetes y/o artículos que tenemos en casa.

Ellos ni se darán cuenta que están aprendiendo, y un día te sorprenderán identificando las letras cuando vayan por la calle.

Ya sea que quieres ser tú mismo quien va a enseñar el abecedario a tus hijos, o que solo quieras reforzar el aprendizaje de la escuela, estas sugerencias te darán ideas de actividades para niños que puedes realizar en casa.

1. Clasificación de letras

No te apures en enseñar todas las letras del alfabeto a la vez, puedes hacerlo poco a poco, y después de que aprendan unas 3 o 4 letras puedes hacer que clasifiquen y distingan cada una de ellas.  Aquí utilice tapas de leche a las que les puse las letras y jugamos a clasificar de la A a la D.

Una vez que notes que tu niño(a) ya reconoce algunas letras puedes jugar a cazarlas.  Dispérsalas en el piso y dale algo con lo que las pueda atrapar.  Canta una letra y deja que tu pequeño(a) la reconozca.  Puedes ir quitando las letras que ya conoce bien e introducir nuevas una por una.

3. Identificación de letras y emparejamiento con ganchos de ropa

Una manera divertida de enseñar el abecedario es con una rueda alfabética.   Puedes descargar la plantilla aquí, o hacerla tu misma.

  Solamente necesitas ganchos de ropa a los cuales les pongas las letras, y un círculo donde también estén las letras para hacer el emparejamiento.  Puedes escoger emparejar mayúsculas con minúsculas para aumentar el nivel de dificultad.

  Con esta actividad no solo trabajas el reconocimiento de letras sino también la motricidad fina.

4. Alimentando al amigo

Este juego se me ocurrió una noche que estaba a punto de tirar el contenedor vacío de sal.

  Lo forre con papel de construcción, le puse ojos, nariz, le cole unos bigotes hechos en foami, y le abrí una boca.

   Y con las tapitas de leche de la actividad anterior jugamos a alimentar a “Bobi”, así es como mi hijo le puso al muñeco.   Cada vez que metía una letra adentro tenía que leerla en voz alta.

 5. Armando letras con lego

Si tienes niños que les encanta jugar con legos o duplos, esta actividad es perfecta.  Con estas láminas podrás darles retos para que ellos mismos armen la letra.  Asegúrate de darle el número de piezas precisas.  Lo importante es mantener la concentración en la copia del diseño y el reconocimiento de la letra.

6. Enseñar el abecedario con juguetes: Parqueo de autos

Si tienes hijos varones seguramente tienes un montón de autitos regados por la casa.  Yo ya perdí la cuenta de cuantos tenemos, y era obvio que mi peque no estaba interesado en aprender las letras cuando podía jugar con sus autos.

  Entonces lo que hice fue crear un parqueo, cada sitio con una letra del abecedario, y busque los autos más pequeños que teníamos y les puse stickers con cada letra.

  Hubieses visto la cara de emoción! jugamos por más de 2 horas estacionando los autos, y buscando el parqueo al que correspondían. Una manera divertida de enseñar el abecedario

 7. Emparejamiento de letras minúsculas

Una de las cosas que a veces se dificulta para los niños son las letras minúsculas, pero lo importante es seguir el mismo concepto de las letras mayúsculas.  Algunos expertos incluso sugieren primero empezar con las minúsculas porque estas aparecen más seguido en los libros. Puedes descargar la plantilla AQUI

 8. Jugando a armar el abecedario

Ya sea con un rompecabezas, letras sueltas, o fichas con letras, una vez que tus niños dominen el abecedario de memoria los puedes poner a jugar a colocar las letras en orden.  Esto aunque parece una actividad muy sencilla, tiene cierto grado de dificultad para los pequeños, ya que deben pensar bien cómo armar la secuencia.

Una vez que tengan el abecedario armado, pueden jugar a quitar algunas letras y encontrar el lugar donde la letra pertenece.

9. Laberinto de letras

Esta lámina la encontré en esta página, y la verdad es que me encantó la idea de que tenga que buscar tanto mayúsculas y minúsculas y de esta manera formar un camino para salir del laberinto.  Para poder reusar el imprimible lo puse en un bolsillo plástico.  De esta manera podemos usar marcadores que se puedan borrar posteriormente.

10. Emparejando letras mayúsculas con minúsculas

Una vez que tu hijo domine ya sea las minúsculas o mayúsculas es hora de ayudarle a identificar los pares de cada uno.

Utiliza material descargable, o material que tengas en casa.  Lo importante es jugar!

Para más ideas puedes ver los artículos en nuestra categoría de Lectura

Qué otras actividades realizas tú en casa para la enseñanza del alfabeto? Me encantaría que compartieras con nosotros tus fabulosas ideas en los comentarios

Nosotros estamos aprendiendo mucho mediante el método fonetico. Te explico más cómo funciona en este ENLACE

El material que utilizamos

Si prefieres recibir esta recopilación directamente en tu correo electrónico, puedes suscribirte al boletín. Te enviaré estos artículos, imprimibles gratuitos y todas las novedades del blog.

Te gustó este articulo? compártelo con tus amigos

Источник: https://www.educahogar.net/10-actividades-para-ensenar-el-abecedario/

Enseñar de forma divertida el abecedario a un niño

¿Cómo enseñar las letras?

Conocer el abecedario es el primer gran paso para, más adelante, aprender a leer y escribir.

De esta manera los niños también podrán comunicarse mejor con quienes les rodean, ya sea para transmitir sus ideas o para comprender lo que piensan los demás.

Además, en la misma medida en que empiezan a relacionar los sonidos con la grafía de cada vocal o consonante van conociendo su lengua materna y ampliando su vocabulario.

Sin embargo, muchos padres no saben que aprender el abecedario también repercute de forma positiva en el desarrollo cerebral infantil.

El simple hecho de aprender a articular los sonidos de las letras estimula la conexión entre las neuronas en diversas zonas del cerebro como el área de Wernicke y el área de Broca, ambas involucradas en el desarrollo del lenguaje.

Asimismo, favorece la representación mental de conceptos abstractos, a la vez que consolida el pensamiento lógico.

Por eso, el abecedario es una de las primeras lecciones que los niños aprenden en el colegio, aunque no es necesario esperar hasta ese momento para enseñarle las primeras nociones. Desde que el pequeño empieza a hablar con cierta fluidez, entre los dos años y tres años, ya está preparado para que le enseñes algunas letras del abecedario.

1. Regálale unas letras magnéticas o plásticas

Existen muchísimos juegos con letras, pero las letras magnéticas o plásticas suelen llamar mucho la atención de los peques, lo cual se debe a que pueden manipularlas con sus manos, formar palabras, construir frases cortas o confeccionar su propio abecedario con total libertad. Puedes apostar por los juegos de letras plásticas sueltas o las pizarras magnéticas con letras, que son más fáciles de manejar.

2. Enséñale una canción sobre el abecedario

Las canciones son una alternativa muy fácil y divertida para aprender las letras del abecedario. Al repetir la canción varias veces, los pequeños fijan la melodía en su mente, haciendo que les resulte más sencillo memorizar las letras.

Además, se trata de una estrategia que puedes poner en práctica en cualquier momento, ya sea cuando van al colegio, antes de ir a dormir o mientras preparas la cena.

En Internet podrás encontrar algunas canciones pegadizas sobre el alfabeto, como “El abecedario”, “La marcha de las letras” y “Ayúdame lapicero”.

3. Obséquiale un rompecabezas del abecedario

A la mayoría de los niños les encantan los rompecabezas. Se trata de una actividad que estimula la coordinación motora fina, a la vez que desarrolla el pensamiento lógico y planificación estratégica.

Por eso, una buena idea para que aprendan el abecedario consiste en regalarles un rompecabezas de letras para que se vayan familiarizando con las mismas.

También puedes elegir un rompecabezas que además de las letras incluya la figura de un animal u objeto cuyo nombre empiece con dicha letra.

4. Leed juntos a diario

A través de la lectura los niños empiezan a conocer el mundo que les rodea. Sin embargo, este no es su único beneficio, también es una opción excelente para enseñarles el abecedario y que se vayan familiarizando con las letras y las palabras.

En este caso, los libros ilustrados son muy útiles ya que los niños pueden comprender la historia a través de las imágenes, de la misma forma en que pueden asignarle un significado a cada palabra que escuchan según lo que ven reflejado en las ilustraciones.

5. Coloca un abecedario en su habitación

Una estrategia excelente para familiarizar a un niño con las letras del abecedario consiste en colocar un alfabeto en su habitación o sala de juegos.

Lo ideal es que se trate de un abecedario grande y con colores intensos para que le llame la atención, de esta manera también le sea más fácil diferenciar las letras.

Puedes encontrar abecedarios para los niños en cualquier tienda de juguetes o también puedes confeccionarlo en casa utilizando cartulina. En Etapa Infantil te presentamos algunas imágenes del abecedario para imprimir que pueden serte útiles.

Abecedario para colorear

Abecedario para imprimir, colorear y recortar las letras

Canción del abecedario

Se trata de un recurso lúdico excelente para enseñar a los niños las distintas letras del abecedario.

A diferencia de otras canciones infantiles que se centran exclusivamente en la reproducción del abecedario, este tema también presta especial atención a cada una de las letras de forma individual, poniendo ejemplos de palabras que empiezan con cada una de ellas.

Además, enfatiza en el sonido de cada letra, haciendo que a los niños les resulte más sencillo memorizar los distintos fonemas. Y, para que también puedan recordar el abecedario, la canción reitera varias veces las letras del alfabeto acompañadas de una melodía pegadiza para que las fijen sin dificultad.

Rimas para recordar el abecedario

Las rimas suelen ser un recurso mnemotécnico muy útil para que los niños aprendan el abecedario. Esto se debe a que aprovechan la capacidad del cerebro para asociar palabras o conceptos difíciles de recordar con situaciones u otras palabras más sencillas, de manera que un recuerdo lleve a otro.

De esta manera, los niños pueden utilizar estas rimas para recordar las letras del abecedario que, a priori, les resultan más difíciles de memorizar.

Además, es un recurso muy entretenido con el que podrán divertirse y pasar tiempo de calidad en familia, mientras los pequeños se aprenden las diferentes letras del abecedario.

  • A. A de avión, volando voy como un ruiseñor
  • B. B de barco o bote, para navegar y descubrir animales fantásticos
  • C. C de casa, cuerpo y caballo… ¡Todo junto forma un establo!
  • D. D de dado, lo tiro y me sale seis, ¡lo he bordado!
  • E. E de estrella, que brilla en el cielo bella
  • G. G de gato, animal que duerme un buen rato
  • H. H de helado, que no se escucha porque es muda como un zapato
  • F. F de foca, y si tengo dado, tiro porque me toca
  • I. I de isla para pasar un día al sol y en familia
  • J. J de Jirafa que con un Juanete no podía caminar
  • K. K de Kilo, para medir lentejas y también trigo
  • L. L de león que cuando ruge huye hasta el camaleón
  • M. M de Mamá, quien te dice que te comas las manzanas y el melón
  • N. N de niño, niño juguetón ve a la cama que debes descansar
  • Ñ. Ñ de de Ñú o Ñandú, no hay muchas más que comiencen con la Ñ. ¿sabes alguna más tú?
  • O. O de oso, grande pero cariñoso
  • P. P de pelota y perro, grandes compañeros de juego
  • Q. Q de Queso rico para los ratones y para los queseros
  • R. R de ratón, pequeño, rápido y muy juguetón
  • S. S de sol, grande, lejano y muy amarillo
  • T. T de trampolín, para saltar en la piscina con cuidadín
  • U. U de uva, te comes una o verde o morada pero no te dejes nada
  • V. V de viento, que cuando sopla fuerte tienes que agarrarte
  • W. W de water, corre corre que no se escape
  • X. X de xilófono un instrumento muy divertido ¡do, re, mi, fa, sol!
  • Y. Y de yoyó, sube y baja rápido, ¡cuidado que cayó!
  • Z. Z de zapato, átalo bien que no te hagas daño

Источник: https://www.etapainfantil.com/ensenar-abecedario-ninos

¿Empezamos por las vocales? Trucos para aprender a leer y escribir

¿Cómo enseñar las letras?

Una de las tareas más bonitas que tiene un maestro, bajo mi punto de vista, es dotar de significado a “unos signos raros” llamados letras.

Ver cómo van avanzando por el proceso llenos de expectación y poder alegrarse y enorgullecerse por sus logros es la mejor recompensa.

Y si, además, conseguimos inculcarles el gusto por la lectura… ¡genial! No podríamos pedir más.

Esto parece difícil, pero no lo es tanto. Aprender debe ser divertido y no hay mayor diversión para cualquiera que unos buenos juegos. Partiendo de esta premisa, comienza mi tarea como educadora.

Con estas actividades, vamos a ayudar a nuestros alumnos a reconocer, trazar y discriminar vocales, algo vital para aprender a leer y escribir. ¡Todo esto mientras se divierten aprendiendo! Podemos distinguir estas actividades en cuatro pasos distintos, dependiendo de qué aspecto queramos enseñar al alumno.

¡Vamos allá!

1 – Presentación de la letra:

Todos nos apoyamos en algún método de lectoescritura cuyo punto de partida es, por lo general, un cuento con un personaje principal asociado a la letra que vamos a trabajar.

Podemos utilizar marionetas, imágenes interactivas, pequeñas representaciones teatrales, el baúl de la imaginación… Con cada cuento, haremos que nuestros alumnos se familiarizen e interesen por cada una de ellas.

Todos los personajes de los cuentos tienen asignados un personaje cuyo nombre empieza por la letra elegida (el panadero P, el pirata Palo Palote…). A la hora de la lectura les resulta difícil separar el personaje del fonema en cuestión. Por eso he creado un “Fonemadario”:

Cada letra tiene asignada una imagen que representa su sonido (por ejemplo: la A es una niña gritando, la H es el enanito mudito, la X dos espadas chocándose…). Crear imágenes asociadas con el fonema reduce el esfuerzo del niño.

2 – Trazo de la letra – mayúscula y minúscula:

Una vez terminadas las presentaciones pertinentes, comenzamos con los juegos. Los primeros irán encaminados al aprendizaje de su grafía. Que consigan el trazo y la direccionalidad correcta será nuestro objetivo primordial.

Podemos utilizar muchos soportes distintos para aplicar nuestra metodología:

  • Escribimos el trazo de la vocal en grande en el suelo. Deberán caminar o conducir un coche de juguete, siguiendo el camino correcto.
  • Lo realizamos con pinchitos siguiendo el orden adecuado.
  • Utilizamos un punzón, pegamos gomets o incluso plastilina en el trazo de cada una de ellas.
  • Usamos la pizarra (física o digital) y un poco de papel continuo para ir encaminándoles a la escritura en sí misma. Primero repasando la letra que nosotros escribamos y más tarde sin ningún tipo de apoyo.

Pssst… Crear una pequeña frase para que puedan memorizar el recorrido es lo más eficaz, y si hay un apoyo visual, mucho mejor. Por ejemplo con la a: “Subo como me dice la señal, como no puedo pasar (por el muro) doy la vuelta entera, le recojo y le llevo a su casa en un pispás.”

3 – Discriminación visual:

Es el momento de ir distinguiendo la letra escogida del resto. Para esto suelo ponerles juegos de dos tipos según el siguiente criterio:

a – Letras sueltas

  • Dictado al revés: Se les pide una letra en concreto. En lugar de tener que escribirla, deberán rodear la letra correcta de entre todas las letras que hemos escrito con anterioridad en la pizarra.
  • Sopa de letras adaptada: Dentro de una sopa de letras deberán tachar la vocal que se les pide. Además de la discriminación trabajamos también la constancia de los alumnos.
  • Juego de la silla: Se colocan por toda la clase las sillas de los niños, y en el respaldo de cada una de ellas se pone una vocal al azar. Mientras suena la música se va colocando en uno de los bolsillos un tapón con una letra. Hasta que no pare la música no podrán ver el tapón, que les llevará a la silla adecuada.

b – Dentro de palabra

  • Detective de palabras: Deberán buscar la letra que les pidamos en un texto sencillo, ¡con lupa incluida!
  • Cartero por un día: En el caso que nos ocupa, que son las vocales, habrá 5 buzones (uno por cada vocal). Se les repartirá sobres con 1 palabra escrita. Deberán fijarse en la vocal que contiene porque será la pista para dejarlo en el buzón correspondiente.
  • A recoger: 2 cajas, una con la vocal que queremos consolidar y otra caja vacia. Se les entregará una serie de palabras, y ellos han de guardarlas en la caja idónea, dependiendo de si estas llevan la vocal o no.

4 – Discriminación auditiva:

El último paso de este proceso puede ser el más complicado, pero también, por lo tanto, el más divertido.

El último paso de este proceso puede ser el más complicado, pero también, por lo tanto, el más divertido.

  • Aros saltarines: Colocamos unos aros en el suelo y dentro de cada aro escribimos una letra. Ponemos música para moverse por el aula y cuando deje de sonar, decimos en alto una de las vocales. Los alumnos deben buscar el aro que la contenga y saltar en ella.
  • Sigue el camino correcto: En cada baldosa del suelo escribo con tiza las letras conocidas, por ejemplo, las 5 vocales (repetimos el número de vocales las veces que sea necesario para cubrir las baldosas). El niño al oír la vocal ha de saltar a la grafía correspondiente.
  • La rayuela de letras: Cambiando los números por las letras, recorrerán el camino (en función del equilibrio o con los pies juntos o a la pata coja) diciendo en voz alta el fonema de la grafía en la que se encuentren.

Sólo con estos sencillos pasos la atención del alumno ya está de nuestra parte. El resto es como “coser y cantar”.

Para añadir un recurso tecnológico al proceso de enseñanza-aprendizaje, un compañero y yo creamos una aplicación que engloba todos y cada uno de los pasos expuestos. Es un elemento motivador por excelencia y que permite un aprendizaje autónomo.

¿Y tú? ¿Cómo enseñas tú las vocales a tus alumnos? ¡Cuéntanos!

Источник: https://beneylu.com/pssst/es/empezamos-por-las-vocales-trucos-para-aprender-a-leer-y-escribir/

Qué letras enseñar primero

¿Cómo enseñar las letras?

Si quieres enseñar las letras del abecedario a tu hijo para que las empiece a aprender, primero de todo es importante que él también quiera.

Porque dar un sentido a los garabatos y además querer reproducirlos requiere, por parte del niño, maduración.

Y sabrás que tu hijo ya está preparado cuando veas que presta más atención con todo lo que ocurre alrededor de las letras.

Esas ganas de aprender aparecerán más pronto cuanto más contacto positivo tenga con las letras y los libros.

Ten en cuenta que no todas las letras son igual de fáciles de aprender.

Hay varias características que influyen al hecho de que un niño las memorice más o menos rápido.

Para que un niño aprenda cómo es una letra necesita:

  • Saber distinguir bien dónde empieza y dónde acaba la letra.

Entender que el punto de la “i” o la “j” van con la misma letra aunque no estén enganchados es algo que no siempre es fácil de entender.

  • Tener clara cuál es la dirección de la escritura.

En nuestro caso siempre escribiremos de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo.

  • Dominar el movimiento de la muñeca y la mano con el lápiz y el papel.

Porque la mejor forma de aprenderse las letras es escribiéndolas (a este tipo de memoria se le llama memoria mecánica).

  • Entender que una letra representa un solo sonido.

Aunque haya excepciones varias, esto es lo primero que necesitan entender.

De hecho te recomiendo que si tu hijo está empezando a aprenderse las letras evites explicarle las normas ortográficas para no confundirle.

A partir de aquí y recordando siempre que es esencial que el niño o la niña tenga curiosidad por aprender a escribir letras, puedes empezar por:

  • La primera letra de su nombre.

Seguramente es la letra con la que más contacto tiene desde bien pequeño. Es hora de reproducirla

Источник: https://cristinaavecilla.com/que-letras-ensenar-primero/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: