¿Cómo es el tapón mucoso?

Expulsión del tapón mucoso: ¿cuándo darás a luz? | Ava

¿Cómo es el tapón mucoso?

De Aarthi Gobinath, PhD | Publicado el Dic 12, 2018 ✓ Hecho comprobado
Revisado medicamente por el

La expulsión del tapón mucoso es sólo un curioso fenómeno que se produce en la vagina durante el embarazo. Y aunque puede que no te enteres de la existencia del tapón mucoso hasta el final del embarazo, ha estado protegiendo silenciosamente a tu bebé durante muchos meses.

Si se acerca el momento de dar a luz, puede que te estés preguntando: ¿Qué es el tapón mucoso? (O lo que es más importante: ¿Cuándo se desprenderá y cómo afectará al parto?)  

En este artículo cubriremos los siguientes temas:

  • Todo lo que necesitas saber sobre el tapón mucoso
  • Qué ocurre cuando expulsas el tapón mucoso
  • Cuándo debes llamar a tu médico

Conclusiones principales

  • El tapón mucoso es una sustancia gelatinosa que sella el cuello uterino para evitar infecciones.
  • Puedes expulsar el tapón mucoso de una sola vez o gradualmente y sin darte cuenta.
  • Su expulsión puede ser una de las primeras señales de parto. (Pero no significa que el parto sea inminente, a menos que también tengas contracciones o rompas aguas).
  • Llama a tu médico de inmediato si expulsas el tapón mucoso antes de la semana 38 o si observas un sangrado de un rojo intenso o un olor nauseabundo.

¿Qué es el tapón mucoso?

¿Has realizado un seguimiento de tu embarazo, has elaborado un plan de parto y todavía no has oído hablar del tapón mucoso? No te preocupes, no eres la única.

Muchas mujeres no prestan ninguna atención al tapón mucoso hasta que llega el momento de dar a luz.

Un tapón mucoso es exactamente como suena: una masa espesa de mucosidad (similar a la que segrega la nariz) segregada por las glándulas del cuello uterino.

¿Recuerdas que no dejabas de oír hablar de la mucosa cervical cuando estabas intentando quedarte embarazada? Pues bien, la mucosa o moco cervical no sólo guía a los espermatozoides hasta el óvulo, sino que también se transforma en el tapón mucoso.

Así es cómo se desarrolla el tapón mucoso

  • Durante la implantación – cuando el blastocito se implanta en el endometrio – el estrógeno estimula la producción de mucosa de las glándulas del cuello uterino,
  • que entonces se ablandará, aumentará de tamaño y bombeará mucosa en la cavidad hasta que no queden huecos.
  • La progesterona provoca que la mucosa se expanda hasta que el cuello uterino quede sellado.
  • El tapón mucoso final tiene el tamaño aproximado de una moneda de un euro con unas dos cucharadas de mucosidad.

Cuando el canal cervical esté totalmente sellado gracias al tapón mucoso, las bacterias no podrán atravesar el cuello uterino.

Los anticuerpos presentes en la mucosa combatirán bacterias, virus y otros agentes patógenos.

¿Qué ocurre cuando expulsas el tapón mucoso?

Como ocurre en muchos aspectos relacionados con el embarazo y el parto, existe una amplio abanico de experiencias sobre esta cuestión.

El tapón puede expulsarse en una o varias masas gelatinosas o sencillamente puede parecer un flujo vaginal intenso que dura varios días.

Y expulsar el tapón mucoso no significa necesariamente que el parto sea inminente, ya que podrían quedar días o incluso semanas para el alumbramiento.

¿Qué aspecto tiene el tapón mucoso cuando se expulsa?

El tapón mucoso parece gelatina y suele ser de un color blanco amarillento, en ocasiones con presencia de hebras rosadas.

Es posible que también observes un tono ligeramente beige o marrón en el tapón mucoso, algo totalmente normal. También es habitual que el tapón mucoso esté teñido de sangre.

(Pero no debería ser sangre de un rojo intenso: si hay sangrado o dolor, llama a tu médico de inmediato).

Es habitual que las mujeres confundan la expulsión del tapón mucoso con romper aguas, pero el tapón mucoso es más espeso. Puedes expulsarlo mientras orinas o te duchas, incluso puedes encontrarlo entre las sábanas o en tu ropa interior.

O puede que ni siquiera te des cuenta, también está dentro de la normalidad.

¿Cuándo se desprende el tapón mucoso?

A medida que se acerca el parto, el tapón mucoso se afina y se desprende como consecuencia de un aumento de estrógenos (más la presión que ejerce la cabeza del bebé sobre el cuello uterino). Suele producirse a partir de la semana 38 de embarazo, aunque puede ocurrir antes. Por lo general, el tapón mucoso se expulsa entre 2 y 5 días antes del inicio del parto.

¿El tapón mucoso se expulsa antes o después de romper aguas?

Ambas opciones son factibles. Siempre que suceda durante la semana 38 de embarazo o posteriormente, no existe un momento ideal para expulsar el tapón mucoso. En algunas mujeres se desprende antes de romper aguas, mientras que en otras se desprende después.

¿Todas las mujeres expulsan el tapón mucoso?

Sí. Todas las mujeres embarazadas expulsarán el tapón mucoso en algún momento entre la puesta de parto y el alumbramiento en sí, a pesar de que no todas ellas se darán cuenta. Si expulsas el tapón mucoso gradualmente, puede que simplemente no lo identifiques, ya que puede parecerse al flujo que estás acostumbrada a ver.

¿Expulsar el tapón mucoso significa que estoy a punto de ponerme de parto?

Si no va acompañado de otras señales de alumbramiento como contracciones, dolores de parto o rotura de aguas, expulsar el tapón mucoso no implica necesariamente que el parto sea inminente. Podría indicar que el parto empezará en unas cuantas horas, aunque también podría retrasarse varias semanas más. Pero si has expulsado el tapón mucoso, es buena idea que se lo comuniques a tu médico.

Y si rompes aguas, has de acudir al hospital de inmediato.

¿Pasa algo si expulso el tapón mucoso antes?

Si se produce antes de la semana 38, debes ponerte en contacto con tu médico de inmediato, ya que podría significar un riesgo de parto prematuro o desprendimiento prematuro de placenta. Así que si todavía no has cumplido la semana 38 de embarazo y sospechas que el flujo vaginal que desprendes podría ser el tapón mucoso, deberías de acudir al médico sin dudarlo.

¿Qué significa la pérdida del tapón mucoso si va acompañada de algo de sangre?

En ocasiones encontrarás hebras de un tono rojizo o rosado en el tapón mucoso, en el momento de su expulsión. Se le denomina “expulsión del tapón mucoso” y es totalmente normal. Las mujeres que nunca han dado a luz (mujeres nulíparas) son más propensas a experimentar un ligero sangrado con la expulsión del tapón mucoso que las mujeres que sí lo han hecho con anterioridad.

¿El motivo? Una vez hayas dado a luz, tu cuello uterino tendrá un diámetro más estrecho y las paredes uterinas serán más gruesas. Por eso, en ocasiones, la sangre procedente de la rotura de vasos sanguíneos puede atravesar el tapón mucoso. Ésto es menos probable en mujeres que ya hayan dado a luz anteriormente.

¿Cuándo debería llamar a mi médico?

Llama a tu médico si te encuentras en una de las siguientes situaciones:

  • Si expulsas el tapón mucoso antes de las dos semanas previas a la fecha prevista de parto
  • Si observas una gran cantidad de sangre
  • Si percibes un olor desagradable

Y recuerda: si rompes aguas o empiezas a sentir contracciones de suaves a moderadas cada 4 o 5 minutos, es hora de que se lo comuniques a tu médico. Pronto conocerás a tu bebé.

De Aarthi Gobinath, PhD | Dic 12, 2018

Источник: https://www.avawomen.com/es/avaworld/expulsion-del-tapon-mucoso/

Expulsión del tapón mucoso ¿Cuánto queda para el parto? » LetsFamily

¿Cómo es el tapón mucoso?

No te asustes si crees que has expulsado el tapón mucoso. No significa que el parto se vaya a desarrollar de forma inminente. Tranquila, todo está bien. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre el tapón mucoso.

¿Qué aspecto tiene?

Es un flujo espeso y gelatinoso que no se debe confundir con el líquido amniótico que cae al romper aguas. El tapón mucoso es más espeso y su color puede ser amarillento, marrón, rosado, con algunos hilos de sangre y, a veces, va acompañado de una pequeña hemorragia.

¿A qué se debe la expulsión del tapón mucoso?

En las últimas etapas del embarazo, cuando el cuello del útero comienza a ensancharse y a ablandarse, el tapón mucoso se va reduciendo y puede desprenderse y caer.

Esto normalmente ocurre a partir de la semana 37 de embarazo.

Hay veces que se expulsa de forma progresiva, a lo largo de varios días, y otras que cae de una vez, en forma de una secreción gelatinosa.

Las madres primerizas pueden asustarse al comprobar la expulsión del tapón mucoso, sin embargo, se trata de un acontecimiento totalmente normal y no hay de qué preocuparse; el parto no va a desencadenarse en ese momento. Pero eso sí, se trata de uno de los principales indicios que avisan a la mujer de que el parto se aproxima. En concreto, la expulsión del tapón mucoso anuncia que el cuello del útero ha comenzado a dilatarse.

De hecho, pueden pasar semanas desde la expulsión hasta que se produce el alumbramiento.

Sobre este asunto, los especialistas recomiendan que, para calcular el tiempo que resta hasta que comience el parto, las embarazadas deben fijarse en la intensidad y la frecuencia con que tienen lugar las contracciones.

Así, éstas se producen a intervalos comprendidos entre los 15 y los 30 minutos al principio del trabajo preparto y suelen durar alrededor de 15 segundos.

Cuando las contracciones se desarrollan con una separación de diez minutos entre sí y su duración asciende a un minuto, se sabrá que el alumbramiento está próximo.

Cuando el cuello del útero comienza a ensancharse y a ablandarse, el tapón mucoso se va reduciendo y puede desprenderse y caer. Esto normalmente ocurre a partir de la semana 37 de embarazo.

Diferencias expulsión tapón mucoso y líquido amniótico

Es importante que sepas diferenciar entre la expulsión del tapón mucoso y la pérdida de líquido amniótico.

El primero es, como señalamos anteriormente, una sustancia densa y gelatinosa, mientras que el líquido amniótico es más ligero y su color y olor son fácilmente reconocibles. Su aroma suele ser dulce y su aspecto puede ser entre incoloro y blanquecino.

En ocasiones, incluye partículas blancas o restos de sangre. Si sospechas que puedes haber perdido líquido amniótico, es imprescindible que acudas a un centro médico para verificarlo.

Algunas precauciones a tener en cuenta

Una vez que hayas expulsado el tapón mucoso, el bebé queda más expuesto, por lo que es importante evitar los baños de inmersión y optar por duchas en los días que falten antes del parto.

Por otro lado, en el caso de que junto con el tapón haya algo más que unos pequeños hilos de sangre, sí debes comunicárselo a tu médico.

Una pérdida importante a esta altura del embarazo puede ser un indicativo de problemas con la placenta, que deberías controlar de inmediato.

Por otro lado, también es recomendable que avises al médico si pierdes el tapón mucosoantes de la semana 36 de embarazo para que, de esta manera, te realicen un control en busca de posibles señales de parto prematuro.

Una canastilla gratis para tu bebé

Источник: https://letsfamily.es/embarazo/expulsion-tapon-mucoso/

Cómo es el tapón mucoso: síntomas y señales de parto

¿Cómo es el tapón mucoso?

Es expulsando el tapón mucoso como se sabe cuando empieza un parto

El tapón mucoso es una sustancia generada para cerrar la entrada del útero durante la gestación. Impide que las bacterias presentes en el canal vaginal alcancen al bebé y le ocasionen infecciones graves.

 Después de expulsarlo, es común sufrir la rotura de la bolsa de líquido amniótico. Sin embargo, no siempre nos pondremos de parto inmediatamente después.

La rotura de la bolsa puede suceder hasta dos semanas después de la salida del tapón mucoso.

En otro artículo ya hablamos de cómo adelantar el parto de forma natural. Ahora hablaremos del tapón mucoso.

Cómo es el tapón mucoso

Una vez expulsado, el tapón es muy parecido a un flujo blanquecino en poca cantidad y bastante espeso, el cual es liberado unas dos semanas antes del nacimiento del bebé.

 Sin embargo, hay ocasiones en que puede presentar otras tonalidades como amarillento, rosa, rojo, verde o incluso marrón.

 Algo común a todas las mujeres es que el tamaño del tapón mucoso suele estar entre los 4 y 5 centímetros

Lo normal es que sea expulsado entre la semana 37 y la 42 de embarazo, incluso en raras ocasiones puede ocurrir durante el parto.

No obstante, es recomendable que sepas que el tapón mucoso puede ser expulsado en la fase inicial del embarazo, aunque no tiene porqué indicar ningún problema.

El bebé podría permanecer más susceptible en esos momentos, pero tranquila, tu cuerpo volverá a producir un tapón nuevo para proteger nuevamente el útero.

En cualquier caso, debes informar a tu obstetra para que evalúe los posibles riesgos. Después de la pérdida del tapón mucoso debes permanecer atenta a los demás síntomas de parto.

 Alguno de esos síntomas son la rotura de la bolsa o la aparición de contracciones más frecuentes y regulares. Debes hacer esto porque la pérdida del tapón mucoso no será un indicio inminente del nacimiento del bebé.

 Como hemos dicho antes, puede que todavía tengas que esperar horas o incluso días hasta el momento de ir al hospital.

Cómo saber si estoy de parto

Te explicamos cómo saber cuándo estás de parto y en qué momento debes acudir al hospital.

  • El bebé va descendiendo poco a poco hacia la pelvis, encajándose para el parto. Notarás que disminuye la presión en la caja torácica y puedes respirar más fácilmente.
  • Las contracciones comienzan a ser más rítmicas y dolorosas en la parte inferior del ombligo, una sensación muy parecida a la del dolor menstrual. A medida que se acerca el parto, este dolor se traslada a la zona de la espalda, a la altura de los riñones. Debes acudir al hospital cuando se produzcan cada 5 minutos en la última hora y con una duración de un minuto cada una.
  • La pérdida del tapón mucoso es otro signo de que el parto está comenzando. Puede ir acompañado de un poco de sangre, así que no te asustes. No es necesario acudir corriendo al hospital si no tienes otros síntomas, pero si va acompañado de dolores abdominales o pérdida de sangre sí debes ir, pues significa que estás de parto.
  • Romper aguas consiste en la expulsión de una gran cantidad de líquido producida por la rotura del saco del líquido amniótico. Es un velo transparente y ligero que contiene el líquido encargado de proteger al bebé. Si te ocurre, debes ir al hospital lo antes posible, ya que el bebé estará desprotegido ante gérmenes externos. Es común que vaya acompañado de un poco de sangre, lo que puede significar que has roto aguas al mismo tiempo que se ha expulsado el tapón mucoso.
  • El cuello del útero empieza a ablandarse cuando el parto se acerca, dilatándose en ocasiones uno o dos centímetros antes de que consigamos llegar al hospital. Pero no te preocupes, la dilatación suele ser un proceso que tarda, como mínimo, un par de horas, pudiendo alargarse por muchas más si eres primeriza.
  • Si comienzas a sangrar abundantemente o el líquido expulsado es de color verdoso o amarillento, te sube la fiebre, sufres de un dolor intenso de cabeza o abdominal o has dejado de notar a tu bebé. Son síntomas inequívocos de que debes ir al hospital cuanto antes.

Cambios en tu cuerpo durante las últimas semanas de gestación

Los cambios más habituales que sufrirá tu cuerpo ante la llegada del nacimiento del bebé son evidentes para la madre, y son los siguientes:

  • Se hincharán las piernas y tobillos, aumentará la necesidad de ir al baño y puede ser que experimentes un leve picor vaginal.
  • El nivel de hormonas irá en aumento, podrás notarlo con el ensanchamiento del cuello del útero, sensación de frío, debilidad o temblores.
  • Por lo general comienzan las primeras contracciones que suelen ser cortas, irregulares y poco dolorosas. Se conocen como contracciones de Braxton Hicks y notarás que la barriga se pone dura, baja un poco y se redondea. A pesar de que no son síntomas de parto, sí son habituales en el último mes de gestación. 

Es importante que tengas claros los verdaderos síntomas del parto para saber en qué momento debes ir al hospital. Mantén la calma cuando empieces a experimentar estos cambios. Si no sabes reconocer si estás de parto y te encuentras intranquila por algún síntoma, no dudes en acudir al hospital para que te hagan un reconocimiento exhaustivo. 

Источник: https://www.elespanol.com/como/tapon-mucoso-sintomas-senales-parto/464203778_0.html

El tapón mucoso, ¿qué nos dice sobre el parto?

¿Cómo es el tapón mucoso?

Suele olvidárseme hablar del tapón mucoso en las clases de educación prenatal. Supongo que al hablar de los signos de comienzo del parto, lo obvio porque en realidad carece de relevancia de cara al inicio del parto, pero la realidad es que la mayoría de las mujeres sí le prestan atención y genera dudas.

Desde los comienzos

Nueve meses dentro del útero. Al principio, hasta las 20 semanas más o menos, el feto apenas pesa medio kilo. Va creciendo poco a poco. Lo más importante de esta etapa, es generar los cimientos de todas las estructuras del cuerpo.

En este periodo ya está totalmente aislado del medio que le rodea, a través de la bolsa amniótica que sale de los bordes de la placenta, y se asemeja a un globo lleno de líquido donde flota el bebé.

El cuello del útero o cérvix tiene la capacidad de producir diferentes secreciones.

Por ejemplo, en los días fértiles genera un tipo de mucosidad fluida que facilita el paso y alimenta a los espermatozoides.

Ahora el cérvix lo que va a generar es una sustancia más densa cuya función va a ser aislar aún más al pequeño ser que está creciendo.

Es lo que comúnmente se llama tapón mucoso, que no es algo estático que se produce en determinadas semanas y ahí se queda hasta el momento del parto, si no que va fluyendo y regenerándose a lo largo de la gestación.

Qué es el tapón mucoso

A lo largo de la segunda mitad del embarazo, el bebé va a crecer mucho más rápido y no solo va a aumentar de peso él, también la placenta y el líquido incrementan sustancialmente la presión que se ejerce en el cuello del útero.

Este va a tener que estar cerrado, en contra de la gravedad, muchas semanas. Su orificio apenas mide unos milímetros y tiene una consistencia como la de la nariz. Dentro de este sigue segregándose esa mucosidad, quese deposita en la parte más baja del útero y en el canal cervical.

Últimas semanas

Cuando se acerca el momento de dar a luz, el cérvix va cambiando. Lo llamamos madurar, y es resultado de la influencia de hormonas y sustancias que lo van a ir preparando para dejar paso al bebé. Si tenía una consistencia similar a la de la nariz, se va a ir ablandando hasta parecerse más a la consistencia de los labios.

Además, va aumentando poco a poco a poco el tamaño del orificio. No quiero decir que empiece la dilatación como tal, sino que ese conducto mínimo que había, se va a ir agrandando un poco, por lo que a veces pueden aparecer restos de un flujo más mucoso y espeso.

Previo al parto

Cuanto más se acerca la fecha del parto, más madura el cuello del útero. Este es un proceso muy variable para cada mujer. Las hay que lo hacen rápido y notan cómo ese flujo, más espeso y mucoso, va cayendo.

A las pocas horas empiezan con contracciones que provocan que empiece el borramiento. El cuello del útero pasa de medir 3-4 cm, a ir acortándose hasta que no quede más que el orificio.

Otras pueden expulsar parte de ese tapón mucoso días antes de empezar a notar contracciones.

A veces esto es producto de algo más de movimiento, como haber tenido relaciones sexuales o después de un tacto vaginal en el que se ha manipulado el cérvix.

Y también cabe la posibilidad que no lo sientas ni lo veas salir, y empieces de parto.

Apariencia de tapón mucoso

Como su nombre indica, se trata de un flujo de aspecto mucoso o gelatinoso. Lo que induce a error es llamarlo tapón, porque no tiene una forma concreta. Digamos que no es un corcho que sale, como si fuera una botella.

El color suele ser transparente, beige, marronaceo, rosa y con hilitos de sangre más roja. O incluso moco con presencia de sangre roja.

Cuándo hay que darle importancia

Si, a pesar de notar que es flujo mucoso, aparece una cantidad de sangre similar a una regla, sobre todo si esta es oscura (color granate o berenjena) y se acompaña de tripa dura que no cede y/o dolor; hay que acudir a urgencias porque puede que no sea el tapón.

Aprende a identificar los síntomas del parto y a prepararte para ese día y para el consiguiente postparto con nuestro Curso Online «El Parto»

Si tiene un color verdoso, tipo puré de guisantes, también hay que acudir porque podría ser una rotura de bolsa con líquido teñido que habría que valorar en el hospital.

En resumen, qué hacer si notas que estas expulsando el tapón mucoso

Observar y esperar, con tranquilidad. Puede que comiences con contracciones al cabo de unas horas o que aún tardes días en empezar.

El tapón mucoso no “se acaba”, esa protección sigue estando presente, incluso en el transcurso del parto va saliendo.

Puedes seguir bañándote y duchándote, ir a la piscina o tener relaciones sexuales si te apetece. Ósea, vida normal.

Autor/a

  • COVID19: EMBARAZO Y PARTO (II)

    Tras la primera parte sobre la prevención y el control de síntomas en las mujeres que están viviendo su periodo de gestación en plena pandemia de covid19 (podéis leer la información aquí), os contamos qué…

  • Coronavirus en el embarazo y parto (I)

    Llevamos varias semanas escuchando datos de coronavirus. Primero desde “lejos”, muchos convencidos de que esa infección no supondría un problema sanitario en nuestro país. Pero en cuestión de unos pocos días, las cosas han cambiado…

Источник: https://www.criarconsentidocomun.com/el-tapon-mucoso-que-nos-dice-sobre-el-parto/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: