¿Cómo estimular el sentido auditivo en nuestro bebé?

La vista, el oído y otros sentidos de su bebé: 2 meses

¿Cómo estimular el sentido auditivo en nuestro bebé?

  • Tamaño de texto más grande

Cada minuto que pasan despiertos y alerta, los bebés incorporan imágenes, sonidos, olores y sensaciones táctiles del mundo que los rodea. Aunque puede costar bastante hacerse una idea de qué significa toda esta información, su bebé puede encontrar alegría y consuelo en los rostros, las voces y las sensaciones familiares de la vida cotidiana.

¿Qué puede ver mi bebé?

Los bebés nacen muy miopes, lo que significa que ven mejor a corta distancia.

Hacia el final de los tres meses, son capaces de seguir un objeto en movimiento, se interesan más por las formas y patrones, y pueden identificar caras familiares, incluso a cierta distancia.

Los rostros humanos son uno de sus elementos favoritos, sobre todo el suyo propio o el de sus padres. Coloque un espejo de cuna seguro para bebés a la altura de los ojos de su pequeño y fíjese en cómo se observa.

La visión de color de su bebé también se está desarrollando, de modo que los juguetes y los adornos que cuelguen de las paredes que sean de colores vivos ayudarán a desarrollar la habilidad de su pequeño para distinguir colores. Por el contrario, a los bebés les cuesta apreciar los colores suaves y pastel, algo a tener en cuenta al comprarles juguetes y libros.

Alrededor de este mes o del siguiente, la coordinación ocular de su bebé habrá mejorado lo suficiente como para seguir un objeto en movimiento. Alrededor de los tres meses, es posible que empiece a alcanzar o dar golpes a los objetos, el principio de la coordinación mano-ojo.

Su bebé disfrutará observando desde el coche de paseo o el portabebés mientras usted lo pasea por la calle o por el centro comercial. Señale lo que vea y deje que su bebé se entretenga con cualquier cosa que capte su atención. Recuerde que el mundo entero es la sala de clase de su bebé y que hay mucho por ver.

¿Qué puede oír mi bebé?

Su bebé ha estado oyendo sonidos desde que estaba en el vientre materno. El latido del corazón de la madre, los gorgoteos de su sistema digestivo y hasta el sonido de su voz y de las voces de los demás miembros de la familia formaban parte del mundo del bebé antes de nacer. Tras el nacimiento del bebé, los ruidos del mundo exterior se vuelven más fuertes y más nítidos.

A su bebé le encanta oír su voz, de modo que háblele, balbucéele, cántele y arrúllele. Aproveche el «habla» especial del bebé para tener una «conversación» con él. Si oye que su bebé emite un sonido, repítalo y espere a que le conteste con otro sonido. Está enseñando a su bebé valiosas lecciones sobre el tono, las pausas, el ritmo y la alternancia de turnos cuando se habla con alguien.

Los bebés de esta edad parecen responder mejor a voces agudas; por eso, la mayoría de las personas suben el tono de la voz y exageran cuando hablan con un bebé.

Está muy bien; los estudios han mostrado que el hecho de que los adultos utilicen esta forma de hablar no retrasa el desarrollo del habla del bebé. De hecho, responderle al bebé favorece el habla del pequeño.

Siéntase libre para mezclar el tono y algunas palabras propias del lenguaje adulto con el habla infantil. Aunque pueda parecer que es muy pronto, estará sentando las bases para las primeras palabras de su bebé.

Aparte de las voces, a su bebé le gustará escuchar música (póngale una amplia variedad de estilos musicales) y también se sentirá fascinado por los sonidos de la vida cotidiana.

Mantenga cerca a su bebé mientras traquetea con los utensilios de cocina para preparar la cena, y déjelo sentado en su sillita en un lugar donde oiga las risas de sus hermanos mayores mientras juegan.

Los sonajeros y los móviles musicales son otras buenas formas de estimular el oído de su bebé.

Lo más probable es que a su bebé le hayan hecho una prueba de cribado auditivo antes de recibir el alta hospitalaria (en la mayoría de los estados es obligatoria).

Si no se la hicieron, o si su hijo nació en casa o en un centro de maternidad, es importante que le hagan esa prueba lo antes posible.

La mayoría de los niños que nacen con pérdidas auditivas pueden recibir un diagnóstico a través de una prueba de cribado auditivo.

¿Qué puede oler y saborear mi bebé?

Su bebé puede oler y saborear, y preferirá los sabores dulces a los amargos. Por ejemplo, un bebé preferirá succionar de un biberón de agua azucarada pero se apartará o llorará si le dan a probar algo amargo o ácido. Así mismo, los bebés se orientarán hacia olores que les gusten y se apartarán de los que les disgusten.

Aunque al principio preferirán lo dulce, las preferencias gustativas se seguirán desarrollando a lo largo de su primer año de vida. De hecho, los estudios indican que la dieta de la madre puede afectar el sabor de la leche materna.

Los primeros sabores a que se expone un bebé pueden modular sus preferencias gustativas más adelante.

Por ejemplo, es más probable que una madre que comió alimentos picantes mientras daba el pecho al bebé tenga un hijo que crezca prefiriendo este tipo de alimentos.

Por ahora, la leche materna o la fórmula satisface completamente las necesidades nutricionales de su bebé.

¿Por qué es importante el tacto?

No falta mucho para que su bebé empiece a alcanzar y a tocarlo todo. Pero, por ahora, su bebé depende de usted para desarrollar el tacto. Los bebés saben que los quieren y que los cuidan cuando los llevan en brazos, los abrazan y los besan.

Hágalo divertido, también. Su bebé responderá alegremente a canciones y juegos infantiles, sobre todo cuando vayan acompañados o seguidos de caricias. Introdúzcale texturas y temperaturas diferentes: la suavidad de una pluma, la dureza de un trozo de madera, el tacto frío de una ventana en invierno. Cuando los niños palpan y notan táctilmente el mundo que los rodea, aprenden sobre la vida.

Si está preocupado

Si quiere estar un poco más seguro de que los sentidos de su bebé están funcionando bien, puede hacer algunas pruebas no científicas por sí mismo.

Por ejemplo, si le preocupa la vista de su bebé, fíjese en si observa su rostro atentamente. ¿Observa su bebé los objetos en movimiento? Es posible que su bebé parezca ponerse bizco cuando intente observar algo que está muy cerca. Se suele tratar de algo normal en los primeros meses. Informe al médico de su hijo si los ojos de su bebé se orientan hacia afuera.

Si le preocupa la capacidad de su hijo para oír, hágase a sí mismo estas preguntas:

  • ¿Se asusta el bebé ante ruidos inesperados?
  • ¿Reacciona al sonido de mi voz, incluso aunque no me pueda ver? (La respuesta de su bebé podría ser orientarse hacia el lugar de donde viene la voz, dejar de llorar, sonreír, o empezar a mover los brazos y las piernas).
  • ¿Reacciona el bebé a la música y otros sonidos ambientales?

Si sigue estando preocupado por el oído o la vista de su pequeño, hable con su médico. Cuanto antes se detectan los problemas en la vista o el oído, mejor se pueden tratar.

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/senses-2mos-esp.html

Cómo favorecer la estimulación auditiva en niños

¿Cómo estimular el sentido auditivo en nuestro bebé?

Cómo favorecer la estimulación auditiva en niños

En anteriores artículos te hablábamos de la estimulación visual en los niños y de su importancia.

Ahora, desde Superfriends, nuestra escuela infantil bilingüe, queremos centrarnos en la estimulación auditiva para niños de 2 a 3 años.

Te contaremos a lo largo del post en qué consiste la estimulación auditiva en niños, te hablaremos del sentido del oído en los niños y te daremos algunas ideas de estimulación auditiva. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la estimulación auditiva?

¿Te preguntas en qué consiste la estimulación auditiva? La estimulación auditiva consiste en estimular al bebe para que ‘escuche antes’, dicho de otra forma: es hablarle al bebé o al niño con una pronunciación buena, manteniendo diálogos, utilizando música, etcétera.

El sentido del oído, a diferencia del sentido de la vista, recibe toda la información sin que las personas tengan que realizar absolutamente nada, pues está constantemente conectado.

No obstante, aunque siempre esté conectado es importante que a los niños, desde que nacen, se les estimule, pues es un sentido que está estrechamente relacionado con el habla temprana, es decir, con la adquisición del lenguaje. En este punto es donde queremos resaltar uno de los principales beneficios de la estimulación auditiva en los niños: normalmente, los peques a los que se les trabaja la estimulación auditiva hablan antes.

Y no solo ello, con la estimulación auditiva los niños aprenderán a socializar y situarse mucho antes porque reconocerá ambientes, personas, etcétera.

Pero, ¿cómo estimular el oído de mi bebé? Lo mejor para la estimulación auditiva de los niños es presentarle objetos que hagan sonidos y las repeticiones: repeticiones con diferentes voces, repeticiones de canciones, de risas, etcétera. No obstante, de todo  esto te hablaremos más delante de forma detallada, en el apartado del post ‘Ideas de estimulación auditiva para niños’.

El sentido del oído en los niños

El sentido del oído en los niños cambia mucho en los primeros años de vida y por ello, en este post, te contamos cómo evoluciona este sentido desde los recién nacidos hasta los niños de aproximadamente dos años.

  • Bebés recién nacidos: para los bebés recién nacidos el estímulo auditivo preferido es la voz de su madre. La voz materna no solo les estimulará el oído, también les relajará y les tranquilizará en determinados momentos. Respecto a otros sonidos, son capaces de estimularse con sonidos bruscos, los cuales pueden gustarles o no. Si les gustan seguro que se animan a emitir algún otro sonido como respuesta. Recuerda que a los recién nacidos es recomendable hablarles de frente porque todavía no son capaces de captar sonidos claramente desde otros ángulos.
  • Bebés de 3 o 4 meses de vida: en esta epata de su vida, los bebés cuando escuchan un sonido comienza a buscar de dónde procede utilizando el sentido de la vista. Al principio la búsqueda es muy elemental, aunque poco a poco se volverá más compleja.
  • Bebés de 5 a 6 meses de vida: cuando los bebés ya están cerca del medio año de vida es cuando empiezan a imitar los sonidos que hacen sus padres y otros adultos y niños. Comienzan a intentar imitar las vocalizaciones de otras personas, aunque para ellos sigue siendo una tarea complicada.
  • Bebés a partir de los 6 meses de vida: a partir de los 6 meses de vida del pequeño los padres ya comienzan a observar cómo la búsqueda de la procedencia del sonido por parte del niño es mucho más compleja. No solo buscan hacia abajo, también hacia arriba, por sus laterales, etcétera. En este periodo siguen un poco ‘perdidos’ en cuento a la búsqueda del origen del sonido.
  • Bebés de 1 año y medio aproximadamente: a partir de este momento, los pequeños de la casa ya identifican la procedencia del sonido de forma hábil, independientemente de dónde proceda: arriba, abajo, a la izquierda, a la derecha, etcétera.
  • Bebés de 2 años aproximadamente: con dos años ya es capaz de identificar todos los sonidos en todos los ángulos posibles. El peque ya tiene el oído en pleno funcionamiento.

Ideas de estimulación auditiva para niños

A continuación te detallamos algunas ideas de estimulación del oído para niños. Puedes seleccionar las que más te gusten o combinar diferentes para que esta estimulación no le resulte aburrida y monótona al pequeño.

  • Para que los peques empiecen a emitir sonidos y puedan escucharse podemos hacerles cosquillas o caricias, pues ayudarán al niño o niña a emitir sonidos y vocales.
  • Dejarles jugar con objetos que emitan sonidos, como por ejemplo: campanas, llaveros, sonajeros, etcétera. ¡Anímales a que hagan algo de ruido con ellos! Empezarán a descubrir que con el movimiento de estos objetos suenan.
  • Jugar con papel también les ayudará a estimular el oído. Arrugar papeles de diferentes texturas y a diferentes ritmos cerca de sus oídos, y dejarles experimentar con esos papeles será positivo para ellos.
  • Jugar a repetir balbuceos y vocalizaciones con los niños es muy positivo para la estimulación auditiva de los pequeños de la casa. Además, es una buena forma de trabajar también la memoria auditiva.
  • Cantar canciones en inglés para niños o en otros idiomas también será positivo para ellos, sobre todo porque agudizarán el oído y comprenderán mejor el idioma a largo plazo, además de conseguir una pronunciación mucho más correcta.
  • Jugar a reproducir sonidos onomatopéyicos, por ejemplo: sonidos de animales (la vaca, el perro, el gato, etcétera), sonidos de medios de transporte (tren, coche, moto, etcétera), sonidos de la naturaleza, como por ejemplo: del mar, de una tormenta…
  • Escuchar música relajante y suave ayudará a los más pequeños de la casa a relajarse y también favorecerá considerablemente la estimulación auditiva de los niños.
  • Mantener diálogos con los niños, aunque sea muy sencillos, es otra de las recomendaciones que te damos desde Superfriends para la estimulación auditiva de los pequeños.

Consideraciones a tener en cuenta en la estimulación auditiva para niños

A continuación te hablamos de dos consideraciones que deberás tener en cuenta cuando empieces con la estimulación auditiva de cualquier niño, tenga la edad que tenga. Estas consideraciones son: categorizar los sonidos y pronunciar de forma exagerada. ¡Te lo detallamos!

  • Categorizar los sonidos: es fundamental que como padre o profesor empieces a categorizar todos los sonidos que le enseñas a los peques para que puedan comenzar a asociarlos a objetos, animales, etcétera. Es la forma en la que el peque aprenderá a diferenciar personas, animales, situaciones…
  • Pronunciación exagerada: la pronunciación exagerada, tal y como hemos mencionado con anterioridad, es fundamental para fomentar la estimulación auditiva y para que el peque pueda aprender a realizar repeticiones de forma correcta.

¿Tienes otras ideas para la estimulación del oído de bebés y niños? Si conoces más trucos o actividades para niños para fomentar su estimulación auditiva no lo dudes y cuéntanoslo en los comentarios.

Por último, recuerda que en Superfriends contamos con un programa educativo para niños en el que podrás encontrar diferentes disciplinas y actividades que no solo les ayudarán a socializar y a desarrollarse, también a estimular su oído, su vista y… ¡todos sus sentidos! Ponte en contacto con nosotros y pregúntanos todo lo que necesites saber.

SUPERFRIENDS: su futuro empieza aquí

Источник: https://www.superfriends.es/blog/estimulacion-auditiva-ninos/

¿Has oído eso? Los estímulos sonoros son claves para el desarrollo del lenguaje del bebé

¿Cómo estimular el sentido auditivo en nuestro bebé?

Estimular el sentido auditivo del bebé es de gran importancia para que aprenda a pronunciar sus primeras palabras. Te explicamos cómo es el desarrollo auditivo de los niños y qué podemos hacer para fomentarlo.

Del periodo gestacional al nacimiento

La audición del bebé se inicia en el periodo gestacional. Ya antes de nacer, el bebé es capaz de responder a los sonidos que oye dentro del vientre materno, como los latidos del corazón de su mamá.

EL RECIÉN NACIDO ES CAPAZ DE RECONOCER LA VOZ DE SU MADRE

A partir de la vigésima semana de gestación, el oído del niño funciona prácticamente igual que el de un adulto. Cuando a lo largo del tercer trimestre, el feto acople su cabeza sobre la pelvis de la madre, podrá incluso reconocer su voz.

El oído humano es un órgano tan avanzado en el momento del alumbramiento que, desde el mismo momento del parto, los recién nacidos son capaces de distinguir la voz de su madre de entre todas las demás.

Desde el nacimiento a la etapa preescolar

Los bebés usan el oído para absorber todo tipo de información sobre el mundo que los rodea. La audición no solo les permite desarrollar el lenguaje, sino que también estimula el desarrollo de su cerebro, donde el área que responde a los sonidos y les atribuye significado seguirá desarrollándose hasta, aproximadamente, los 12 meses.

LA AUDICIÓN ESTÁ RELACIONADA CON EL DESARROLLO CEREBRAL DEL PEQUEÑO

Desde su nacimiento, el pequeño prestará mucha atención a las voces y también a los ruidos agudos, como el timbre de la puerta o el sonido de un teléfono. También responderá a sonidos familiares (nuestra voz al hablar o leer un cuento, por ejemplo).

Alrededor de los 2 meses, los bebés se interesan más por las voces familiares y emiten sonidos de vocales como «aaa». Aproximadamente a los 4 meses, sienten curiosidad por descubrir la fuente de la que provienen los sonidos, y hacia los 6 meses empiezan a intentar imitarlos.

Antes de los 10 meses, los niños balbucean y responden a cambios en tono de voz, pudiendo distinguir si estamos tristes, enfadados o contentos. Al cumplir el año, el bebé comienza a pronunciar sus primeras palabras, como «ma-ma» y «pa-pa», y también reconocerá su propio nombre.

A partir de ese momento, el pequeño seguirá usando el sentido del oído para descifrar su entorno y aprender a comunicarse con los demás, perfeccionando cada vez más sus habilidades expresivas.

Cómo estimular el desarrollo auditivo del niño

Para fomentar el desarrollo de tu bebé, puedes exponerlo a nuevos y diversos sonidos. La música, las canciones infantiles y los sonidos rítmicos como el tic tac de un reloj o el agua de una fuente, le ayudan a desarrollar la audición.

PUEDES ESTIMULAR EL OÍDO DE TU BEBÉ HABLÁNDOLE O JUGANDO CON ÉL

También puedes hablarle y leerle cuentos desde sus primeros días de vida. Al escuchar tu voz, el bebé se acostumbra a la armonía del lenguaje.

Si interpretas los diálogos de los cuentos, utilizas acentos, cantas o vocalizas, estimularás aún más la conexión auditiva con tu bebé. Cuanto más le hables, más sonidos y palabras aprenderá y más fácil le resultará hablar después.

Explícale lo que estás haciendo cuando estéis juntos, descríbele los colores y el tipo de prenda que le estás poniendo mientras le vistes, los objetos que estás incluyendo en su bolsa de paseo antes de salir a la calle o la textura y el sabor de los alimentos mientras coméis.

A partir de los 9 meses, puedes proporcionarle juguetes adecuados a su edad que incluyan melodías y frases sencillas, como Guau-guau perrito robot de Fisher-Price.Sus movimientos captan la atención del pequeño mientras sus divertidas canciones estimulan su capacidad de escuchar.

A lo largo de la primera infancia, el sistema nervioso del bebé va madurando progresivamente permitiendo que su sentido auditivo se vaya especializando poco a poco.

EL DESARROLLO DEL SENTIDO AUDITIVO ES CLAVE PARA LA ADQUISICIÓN DEL HABLA

En los niños pequeños el desarrollo de la audición está muy relacionada con los dos hemisferios cerebrales e influye directamente en el desarrollo del habla.

El hemisferio izquierdo es el responsable de la comprensión del sonido y la producción de palabras. El hemisferio derecho, en cambio, se encarga de aspectos del sonido como el tono, la melodía, la acentuación o los estímulos auditivos.

De esta forma, el oído derecho tiene ventajas sobre el oído izquierdo en los estímulos relacionados con la comprensión y producción del lenguaje, mientras que el oído izquierdo aventaja al derecho en aspectos melódicos, tonalidad, etc.

Los juguetes interactivos que promueven el desarrollo sensorial del pequeño, como el Robot Robi de Fisher-Price estimulan su aprendizaje de forma divertida. Sus tres opciones de juego con música, canciones, conversación y baile permiten adaptar el juguete a las diferentes necesidades del niño a lo largo de su crecimiento.

Durante el juego, el Robot Robi enseña las letras, los colores, a contar, a bailar y a obedecer órdenes sencillas, para que el pequeño se familiarice poco a poco con las palabras y conceptos. Además, su opción de grabar un mensaje fomenta en el niño el deseo de pronunciar sonidos y palabras para escuchar su propia voz.

Las acciones y reacciones estimulan la curiosidad natural de los pequeños y les anima a explorar y descubrir los objetos que les rodean. Por eso, fíjate en los sonidos que más llaman su atención y de dónde vienen y por qué se producen para ayudarles a comprender su entorno.

Imágenes | iStock / Rohappy / gpointstudio / Fisher-Price.

Источник: https://jugarconfisherprice.bebesymas.com/has-oido-eso-los-estimulos-sonoros-son-claves-para-el-desarrollo-del-lenguaje-del-bebe/

¿Cómo estimular el sentido auditivo en nuestro bebé?

¿Cómo estimular el sentido auditivo en nuestro bebé?

El feto comienza a desarrollar sus capacidades auditivas hacia el tercer mes de gestación, aunque se sigue desarrollando hasta el décimo mes de vida.

Así, en la semana 14 de gestación su sentido auditivo está ya desarrollado y puede empezar a escuchar sonidos del interior del cuerpo de su madre, aunque le llegan atenuados por el líquido amniótico que le rodea.

Después, hacia la semana 16 o 17 empieza a oír sonidos del exterior.

Hay que tener en cuenta que los sonidos le llegan más bajos, unos 20 decibelios, a causa del líquido amniótico que lo envuelve. No obstante, puede escucha perfectamente tu voz y la de tu pareja, música que le pongas, etc.

Una vez nacido, el bebé prestará más atención a los sonidos familiares más agudos y se asustará al escuchar sonidos fuertes o inesperados.

Alrededor de los dos meses comenzará a prestar atención cuando escuche voces familiares. A los cuatro meses ya empezará a tratar de determinar de dónde proceden los sonidos y a los seis meses intentará imitarlos.

Una vez cumplidos los ocho meses balbuceará y responderá a cambios en tonos de voz.
 

¿Qué pruebas se hacen en el oído al nacer?

Una vez nace, aún en el hospital, se realiza una prueba de audición al bebé para confirmar si escucha bien. Si no pasa la prueba con alguno de los oídos, se pueden realizar más pruebas para confirmar si tiene hipoacusia (pérdida de audición) o problemas en alguno de los oídos. Estas pruebas son básicamente dos:

Pruebas de Emisiones Otoacústicas: se coloca un audífono hecho de esponja en el canal del oído, se estimula con sonido y se mide el eco. La ausencia del mismo podría indicar una pérdida de audición.

Prueba de Respuesta Auditiva Troncoencefálica: evalúa cómo el tronco encefálico y el cerebro responden ante un sonido mediante una serie de audífonos y electrodos colocados en la cabeza y las orejas del bebé a través de los cuales se envían sonidos y se mide la actividad eléctrica en el cerebro.

Si el niño presenta algún problema, es importante buscar solución cuanto antes, para lo cual es conveniente acudir a centros especializados en desarrollo infantil, como GAES Junior, donde cuentan con expertos audioprotesistas y las últimas tecnologías para corregir las dificultades auditivas de los más pequeños. Además, todos los centros tienen zonas específicamente creadas para conseguir la tranquilidad y comodidad de las familias, con juegos para los más pequeños para que estas visitas resulten más sencillas y menos “traumáticas” para los más niños.

Consejos para estimular el sentido auditivo del bebé

Además, aunque tu hijo no tenga ningún problema auditivo, es importante que estimules su oído desde el útero materno para que desarrolles al máximo sus capacidades siguiendo estos sencillos consejos y pautas que ofrece GAES:

1- Mientras esté en el útero materno, debes hablarle todos los días varias veces al día durante unos 10 minutos, a poder ser a la misma hora cada día. Puedes contarle cualquier cosa, lo que has hecho en el día, cuánto le quieres, las ganas que tienes de conocerlo, etc. También puedes contarle cuentos.

2- Cántale nanas o tus canciones favoritas.

3- Ponle música. Escucharla de modo regular fomentará el aprendizaje y el desarrollo del intelecto. La elección del tipo de música también es importante ya que la música suave ayuda a tranquilizar al bebé, mientras que la música clásica fomenta su concentración.

En cambio, la música más movida, como el rock, produce un efecto excitante sobre el pequeño, por eso no se aconseja ponerle este tipo de canciones mucho rato. Es mejor que optes por piezas instrumentales, tranquilas y de melodías sencillas.

También puedes aprovechar los sonidos de la naturaleza para estimular al bebé y que se familiarice con los sonidos y los silencios para que le sea más fácil acostumbrase al exterior cuando nazca.

Escuchar música es uno de los mejores ejercicios de estimulación temprana, ya que reduce la tensión y el estrés en el bebé, a la vez que desarrolla el oído. .

Nunca uséis auriculares con el pequeño. Siempre música ambiente y el bebé lo más alejado del foco del sonido.

4- Háblale mucho y cuéntale lo que hacéis lo que veis… Al hablarle, debes pronunciar de manera exagerada y crear un diálogo a base de preguntas repetitivas. La repetición le ayuda a desarrollar el lenguaje.

5- La lectura también favorece la audición y el lenguaje. No importa que no entienda bien lo que le lees, lo esencial es que escuche tu voz, la cadencia, el tono… Pon voces diferentes e incluso gesticula al leerle.

6- Muéstrale objetos distintos acompañados de su sonido, diciéndole el nombre y siempre de una forma clara y repetitiva. Por ejemplo, el peluche de un perro que hace “guau guau”, un reloj que hace “tic tac”, etc.

7- Los juguetes musicales son muy buenos para favorecer el oído, pero siempre sin exagerar y con un tono adecuado, que no sea demasiado estridente.

Estos consejos, además de estimular su sentido del oído y fortalecer sus conexiones neuronales y su inteligencia emocional, ayudan a crear un vínculo mágico con el pequeño ya que le transmites todo tu amor y permitirá que el bebé reconozca tu voz cuando nazca. Así, cuando se ponga nervioso, solo con cantarle o hablarle podrás tranquilizarle. También ayudará a reducir el estrés o la ansiedad de los papás.

Recuerda que los bebés prefieren los sonidos agudos a los graves (por eso prefieren la voz de su madre) y son muy sensibles a los ruidos fuertes y estridentes, por lo que debes evitar su exposición a altos volúmenes y decibelios.

Y, una vez nazca, no dejes de seguir estos consejos y sigue hablándole a menudo, cantándole o poniéndole música para ayudar al desarrollo de su oído y, posteriormente, del lenguaje.

Hipoacusia

Definición:

Disminución de la capacidad auditiva. Sordera. Es producida por una alteración en la conducción del estímulo auditivo o una pérdida de la función del oído interno o los nervios correspondientes.

Síntomas:

Incapacidad para oír correctamente.

Tratamiento:

Si es reversible, se tratará con medicamentos o cirugía. En ocasiones no es reversible y es inevitable la sordera.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/como-estimular-el-sentido-auditivo-en-nuestro-bebe-9222

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: