¿Cómo extraer la leche materna?

Contents
  1. 10 trucos para extraer más leche
  2. Aproximadamente una hora después de que el bebé haya mamado, es posible que a la madre le resulte más simple conseguir leche. El pecho es una fábrica y trabaja de manera incansable para que siempre que el bebé pida, haya leche. El bebé puede sacar leche con mucha más eficacia que un sacaleches, aunque sea el mejor del mercado, así pues lo complicado para el sacaleches es conseguir un reflejo de eyección (salida) de la leche. Si dejamos pasar un rato para realizar la extracción podremos sacar un poco más de leche. 6. Los preliminares
  3. 7. Repetición, repetición, repetición
  4. 8. Oler, ver, tocar
  5. 10. Todo a la vezSe ha demostrado que una manera muy útil de conseguir más leche es hacerlo todo a la vez:
  6. ¿Cómo extraer la leche materna?
  7. ¿Cuándo empezar la extracción de leche?
  8. ¿Cómo hacer la extracción?
  9. ¿Con qué frecuencia hay que extraer la leche?
  10. ¿Cuánta cantidad de leche materna?
  11. Consejos útiles para facilitar el proceso
  12. Lactancia materna: Cómo extraer y almacenar su leche materna
  13. Extraer leche materna
  14. Almacenar leche materna
  15. Aspectos a tener en cuenta
  16. Preguntas para hacerle a su médico
  17. Recursos
  18. Cómo extraer leche materna de forma rápida e indolora
  19. Por qué puede ser necesario sacar la leche materna
  20. Cómo sacar leche materna
  21. Cómo debemos conservar la leche materna
  22. Como producir mas leche materna
  23. Cómo extraer la leche materna – Blog de Crianza Alternativa
  24. Extracción manual
  25. Extracción mecánica
  26. Sacaleches eléctricos
  27. Sacaleches manuales
  28. Cómo extraer leche materna y cómo conservarla
  29. Extrae leche de forma correcta
  30. Los pasos para la extracción manual son muy sencillos
  31. Cómo conservar la leche materna extraída
  32. El método de descongelación es importante
  33. Aprende a extraer la leche materna
  34. Cómo extraer y almacenar leche materna de forma cómoda y práctica
  35. CONSEJOS
  36. Mi elección de sacaleches y porqué fue unerror
  37. Material necesario para extraer y almacenar leche materna

10 trucos para extraer más leche

¿Cómo extraer la leche materna?

La extracción de leche materna es algo que todas las madres deben afrontar en algún momento de la lactancia. Ya sea para salir unas horas de casa o para volver a trabajar y dejar leche para el bebé.

¿A quién no le gustan los trucos?

Aproximadamente una hora después de que el bebé haya mamado, es posible que a la madre le resulte más simple conseguir leche. El pecho es una fábrica y trabaja de manera incansable para que siempre que el bebé pida, haya leche. El bebé puede sacar leche con mucha más eficacia que un sacaleches, aunque sea el mejor del mercado, así pues lo complicado para el sacaleches es conseguir un reflejo de eyección (salida) de la leche. Si dejamos pasar un rato para realizar la extracción podremos sacar un poco más de leche.

6. Los preliminares

Es muy necesario realizar un buen masaje en los pechos antes de empezar la extracción. Un buen masaje previo de los pechos estimula el reflejo de eyección (salida) de la leche antes de empezar con la extracción y esto favorece que sea más fácil recolectar leche.

7. Repetición, repetición, repetición

Para conseguir más leche es mejor sacarse leche varias veces al día que hacerlo una sola vez al día durante más tiempo. De esta manera, si a lo largo de la jornada aprovechamos para realizar extracciones de 5-7 minutos cada hora o cada dos horas, vamos a conseguir más leche que usando el sacaleches una hora seguida en todo el día.

8. Oler, ver, tocar

El reflejo de eyección (salida) de la leche no solo se produce por la succión del bebé.

La oxitocina se activa por los estímulos: olfativos, visuales y táctiles… así: tocar, oler y ver cosas del bebé deberían facilitar la extracción de leche.

9.

Para las madres que tienen a sus bebés prematuros en el hospital les va a ser mucho más simple conseguir leche si tienen a su bebé al lado.

10. Todo a la vez
Se ha demostrado que una manera muy útil de conseguir más leche es hacerlo todo a la vez:

  • Empezar con un buen masaje en los pechos
  • Seguir con la extracción del sacaleches
  • Realizar compresión mamaria mientras se usa el sacaleches
  • Terminar con la extracción manual
  • No controlar… con una buena banda sonoraEstar pendiente de la cantidad de leche que va saliendo durante la extracción, no ayuda a que la madre está relajada. Así que es mejor, si es posible, distraerse durante la extracción: ver la televisión, escuchar música, leer… A algunas mujeres, el ruido del sacaleches las pone nerviosas. Si resulta molesto, lo mejor es evitarlo. De manera que ponerse auriculares y escuchar una música que nos guste mucho, va a favorecer que todo sea más relajado y simple.

Si tenéis más trucos estaremos encantadas de oírlos y compartirlos.f

Источник: https://blog.lactapp.es/10-trucos-para-extraer-mas-leche/

¿Cómo extraer la leche materna?

¿Cómo extraer la leche materna?

En ocasiones -sobre todo cuando tienes que reincorporarte al trabajo tras la baja por maternidad-, es imposible seguir con todas las tomas de lactancia.

Si quieres continuar dando leche materna a tu bebé aunque tú no estés presente, puedes sacártela y conservarla para que su cuidador se la administre.

Al principio te resultará más difícil, pero con un poco de práctica, le acabarás cogiendo el truco

¿Cuándo empezar la extracción de leche?

Lo ideal –a no ser que tu niño esté en la UCI- es esperar a que la producción de leche esté regularizada y te hayas hecho al proceso de dar de mamar (normalmente un mes desde el parto). Si se empieza antes de que el bebé se acostumbre a mamar, puede sentirse confundido y preferir el biberón al resultarle éste más cómodo. 

Si la baja de maternidad se está acabando, comienza unas dos semanas antes de reincorporarte, ya que no siempre es fácil extraerse la leche y dejarlo para el último día puede ser muy frustrante.

¿Cómo hacer la extracción?

A mano

1- Lávate bien las manos.

2- Masajea los pechos con las manos abiertas, empezando por las costillas y subiendo lentamente hasta las areolas, pasando por todo el seno.

3- Trabaja el pecho con los dedos, por encima y por debajo de la areola, para presionar los conductos de leche más anchos que hay detrás del pezón.

4- Recógela en un cuenco estéril y pásala a un recipiente donde podrás guardarla en la nevera unas horas. Para que dure más tiempo, congélala.

El sacaleches

Estos aparatos permiten sacar la leche más rápido mediante una bomba que aplica una succión rítmica al pecho. Con la bomba de mano se encaja el embudo sobre la areola para crear un vacío. Después se opera la palanca o el émbolo para la extracción.

Las bombas eléctricas son más caras, pero también más rápidas y sencillas de usar. También imitan mejor el reflejo de succión del bebé. Si necesitas sacarte la leche con frecuencia, lo mejor es una eléctrica.

Hay modelos que permiten extraer la leche de ambos pechos al mismo tiempo, aunque esto requiere cierta coordinación y puede resultar más difícil. 

Ningún modelo es mejor que otro, debes elegir aquella opción que te resulte más cómoda y sencilla.

¿Con qué frecuencia hay que extraer la leche?

Mientras desees seguir dando el pecho a tu bebé, procura que las tomas con biberón sean las menos posibles para que no se acostumbre demasiado a la tetina.

Se recomienda extraerse al menos 2 o 3 veces al día o durante unos 45 minutos cada 24 horas. Recuerda que a más extracción, más producción de leche. La mayoría de las madres lo hacen durante 15 minutos, cada seis horas durante el día (mientras no se está trabajando, claro). Cuando vuelvas a tu puesto, intenta hacerlo antes de irte y antes de acostarte.

Las sesiones de extracción pueden llevarse a cabo durante aproximadamente 15 minutos sin interrupción. Sin embargo, cuando el flujo de leche disminuye después de 5 a 10 minutos, puede resultar beneficioso tomarse un descanso y dar masajes al seno.

¿Cuánta cantidad de leche materna?

Las primeras veces es muy probable que obtengas muy poca leche. Gradualmente, irás consiguiendo más.

Algunas mujeres pueden llenar un biberón con una sola extracción, mientras que otras pueden necesitar más veces; depende de la cantidad de leche que baje.

Para saber cuánta leche necesitará el bebé, hay que almacenarla en recipientes pequeños e ir probando cada vez hasta tener una idea de cuánto consume en cada toma.

En un principio puede que extraigas más de la necesaria. No hay problema, el excedente puede congelarse y utilizarse posteriormente. En el congelador de la nevera puede durar unas dos semanas.

En uno apartado y con una puerta separada, de tres a seis meses. 

Después de siete a diez días de sesiones de extracción frecuentes (8 veces al día), la producción de leche materna diaria debería ser de alrededor de 500 a 1.000 ml.
 

Consejos útiles para facilitar el proceso

– Si pierdes leche mientras das de mamar, coloca un recipiente contra el otro pecho para recogerla, y guárdala en un recipiente estéril.

– Respeta un horario. La mayoría de madres logran extraer más cantidad y más rápidamente cuando lo hacen cada día aproximadamente a la misma hora. No obstante, no pasa nada si un día tienes que modificar tu horario.

– Programa una alarma que te avise cuando te toque. Si se atrasa una sesión, comienza la siguiente un poco más temprano. Por ejemplo, si te extraes cada tres horas, te tocaba a las 17 y se ha retrasado a las 18, comienza la siguiente dos en vez de tres horas después para alcanzar tu ritmo normal.

– Lleva un registro. Apunta cuándo, cuánto y durante cuánto tiempo realizas cada extracción. Así podrás detectar si hay una disminución en la cantidad de leche, el tiempo usado para cada extracción, y realizar los cambios necesarios.

– Ponte cómoda. Es más fácil si te sientes a gusto. Puedes hacerlo con música o viendo la televisión, sentada tranquilamente en tu sillón favorito.

– Crea una rutina. Realiza la extracción siempre que puedas en el mismo sitio y siguiendo el mismo orden:

1. Aplicar compresas templadas en los senos y darles masajes antes de la extracción.

2. Poner la tele o música suave.

3. Proceder a sacar la leche.

4. etc.

– Incluye a tu bebé en la rutina. Tenle cerca de ti para que le puedas ver y oír.

– Planifica las sesiones nocturnas. Si te tienes que sacar leche por la noche, deja a mano todo lo necesario para que no interrumpa tu sueño. Algunas madres ahorran paseos al colocar los biberones en un bolso térmico con un paquete refrigerante del tamaño adecuado y así mantener la leche a la temperatura correcta hasta el amanecer.

– Sé positiva. Es fácil desalentarse, aburrirse o frustrarse cuando no se consigue o si es necesario hacerlo muchas veces al día. Habrá momentos en los que desearás tirar el sacaleches por la ventana. Estos sentimientos son normales, pero tienes que intentar ser lo más paciente posible.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/lactancia/como-extraer-la-leche-981

Lactancia materna: Cómo extraer y almacenar su leche materna

¿Cómo extraer la leche materna?

Algunas mujeres optan por extraer y almacenar su leche materna. Puede decidir hacer esto cuando regrese a trabajar después de la licencia por maternidad.

Por el contrario, es posible que desee extraer leche para que su pareja pueda alimentar al bebé con leche materna. Cualquiera sea la razón, la extracción de leche le permite continuar alimentando a su bebé con un biberón.

Puede comprar o alquilar un extractor de leche eléctrico o manual. Algunos hospitales y planes de seguro ofrecen extractores de leche gratuitos.

Este artículo responde preguntas comunes sobre la extracción y el almacenamiento de leche materna.

Extraer leche materna

¿Cuándo debo comenzar a extraer leche materna?

Si planea extraer leche materna cuando regrese al trabajo, comience a practicar con 1 o 2 semanas de anticipación. De esta manera aprenderá cómo funciona su bomba. Puede extraer leche justo después de que su bebé coma o entre comidas. O tal vez prefiera extraer leche de un seno mientras alimenta a su bebé del otro.

Comenzar en casa también la ayuda a tener abastecimiento de leche materna extraída. Puede almacenarla para alimentar a su bebé cuando regrese al trabajo.

¿Cuánta leche obtendré mediante la extracción?

Es posible que no obtenga mucha leche cuando comience a extraerla. Esto cambiará a medida que continúe haciéndolo regularmente. Sus senos comenzarán a producir más leche. Cuanto más a menudo lo haga, más leche producirán sus senos. Beba abundante líquido para mantenerse hidratada. Esto también ayudará a su suministro de leche.

¿Durante cuánto tiempo debo extraer cada vez?

Se necesita aproximadamente el mismo tiempo para extraer la leche que para amamantar. Con la práctica, puede extraer lo necesario en tan solo 10 a 15 minutos. Mientras esté en el trabajo, trate de extraer la leche con la frecuencia en la que su bebé generalmente se alimenta.

Esto puede ser cada 3 a 4 horas durante 15 minutos cada vez. Para mantener su suministro de leche, dé a su bebé alimentos adicionales cuando estén juntos. También puede extraer leche inmediatamente después de que su bebé se alimente para ayudar a que sus senos produzcan más leche.

¿Habrá ocasiones en que mi bebé necesite más leche de la que tengo lista?

Sí, su bebé necesita más leche durante los períodos de crecimiento acelerado. El crecimiento acelerado ocurre aproximadamente a las 2 y 6 semanas de edad y nuevamente a los 3 y 6 meses de edad. La mejor manera de aumentar su suministro de leche durante el crecimiento acelerado es amamantar o extraer leche con más frecuencia.

Almacenar leche materna

¿Cómo debo almacenar mi leche materna?

Existen dos formas de almacenar la leche materna. Puede usar una botella de plástico o vidrio con una tapa sellable. O puede usar una bolsa estéril sellable.

Almacene su leche materna en la cantidad que su bebé consume en una comida; de esta manera, no desperdicia leche. Por ejemplo, si su bebé ingiere 4 onzas en una comida, coloque 4 onzas de leche materna en el recipiente de almacenamiento.

Siempre coloque la fecha en el recipiente de la leche materna para saber durante cuánto tiempo puede almacenarla.

¿Dónde debo almacenar mi leche materna?

Guarde su leche materna extraída en el refrigerador o en una nevera con hielo lo antes posible. También puede congelar la leche si no la va a usar de inmediato.

¿Durante cuánto tiempo puedo almacenar mi leche materna?

La vida útil de la leche materna varía en función de cómo se almacena.

  • A temperatura ambiente (menos de 77 ° F), dura hasta 6 horas.
  • En una hielera con bolsas de hielo, dura hasta 24 horas.
  • En el refrigerador, dura de 3 a 8 días.
  • En el congelador, dura hasta 6 meses.

Aspectos a tener en cuenta

El color de la leche materna almacenada puede variar. Puede ser azulada, amarillenta o amarronada. Es normal que la leche materna se separe (la parte grasa de la leche quede arriba).

Agite la botella o la bolsa sellada y la grasa debe volver a mezclarse con la leche. Si no es así, entonces la leche materna puede estar en mal estado. Debe oler la leche antes de dársela a su bebé. La leche en mal estado huele agrio.

Si aún no está segura, pruebe la leche. Si sabe agria, entonces está en mal estado y debe desecharla.

Si elige congelar la leche materna, debe descongelarla antes de dársela a su bebé. Hay 2 formas de descongelar la leche.

  • Coloque el recipiente de leche en agua tibia. Mueva el recipiente en el agua hasta que la leche se descongele.
  • Coloque el recipiente de leche en el refrigerador el día anterior a su uso.

La leche materna descongelada se puede refrigerar hasta por 24 horas, pero no se debe volver a congelar. No use agua caliente para descongelar la leche materna. Podría calentarse demasiado y quemar la boca del bebé. No descongele la leche materna congelada en el microondas. Esto puede dañar proteínas importantes de la leche materna.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿En qué momento después del nacimiento puedo comenzar a extraerme leche?
  • ¿Durante cuánto tiempo puedo extraer y almacenar la leche materna?
  • ¿Qué tipo de biberones debo usar para almacenar la leche materna?
  • ¿Qué debo hacer si mi bebé prefiere la alimentación con biberón a la lactancia materna?
  • ¿Qué sucede si accidentalmente le doy a mi bebé leche materna en mal estado?
  • ¿Pueden los fármacos o medicamentos que tomo entrar en mi leche materna?

Recursos

Academia Estadounidense de Médicos de Familia: Lactancia materna: Regreso al trabajo

Copyright © American Academy of Family Physicians

Esta información proporciona una visión general y puede que no se aplique a todos. Hable con su médico de familia para averiguar si esta información se aplica a usted y para obtener más información sobre este tema.

Источник: https://es.familydoctor.org/lactancia-como-extraer-y-almacenar-su-leche-materna/

Cómo extraer leche materna de forma rápida e indolora

¿Cómo extraer la leche materna?

La leche materna es capaz de proteger a nuestros bebés de determinadas infecciones y enfermedades, y muchas madres deciden prolongar su alimentación con leche materna durante el mayor tiempo posible.

Hoy en día también hay leche materna con las mismas cualidades en las farmacias. Aunque si decidimos amamantar a nuestro bebé con leche materna propia, en algún momento será necesario extraer la leche materna, y hay varios métodos para poder hacerlo.

En otro post, ya vimos cómo conservar y calentar la leche materna para que no pierda sus propiedades. Ahora hablaremos de los pasos para la extracción de la leche materna.

Por qué puede ser necesario sacar la leche materna

La lactancia materna es una opción de muchas madres para alimentar a sus bebés durante el mayor tiempo posible, y hay innumerables motivos para hacerlo. 

A veces los bebés, sobre todo los recién nacidos, no pueden mamar bien y tienen que hacer mucho esfuerzo. Sacar la leche materna es una forma de ayudarles a aprender. Si el bebé está enfermo o ha nacido prematuro, también es recomendable sacar la leche materna para que el bebé no haga un excesivo esfuerzo.

Si no tenemos la posibilidad de dar de mamar a una hora determinada porque ya nos hemos incorporado al trabajo o por otras circunstancias, tenemos la opción de guardarla y dársela al bebé más adelante.

 También puede darse el caso de tener que extraer leche si tenemos una obstrucción o mastitis, o bien si necesitamos desecharla porque estamos tomando antibióticos o fármacos que no debemos transmitirle al bebé por la lactancia materna.

En todos estos casos, se hará necesario extraer la leche.

Cómo sacar leche materna

Utilizar un sacaleches es muy beneficioso para las madres y para los bebés en muchos casos, ya que, si no estamos generando mucha leche para el bebé por nuestros propios medios, un sacaleches eléctrico o un sacaleches manual nos pueden ayudar a prolongar la lactancia materna algunos meses más.

Si no tienes un sacaleches, compartimos un link donde puedes encontrar varios modelos, a precios asequibles. 

El sacaleches es bastante cómodo ya que extrae la leche de forma muy sencilla y es completamente indoloro

Los pasos para extraer la leche materna de forma correcta son los siguientes:

  • En primer lugar, debemos ser muy cuidadosas con la higiene: nos lavaremos bien las manos con jabón neutro, y después limpiaremos bien los pechos con una gasita empapada en jabón neutro. En las farmacias podemos comprar unos discos de algodón ya preparados para limpiar los pechos.
  • Después, nos los secaremos bien, o con un secador de pelo, o bien con una toalla, presionando suavemente.
  • Para extraer la leche, podemos utilizar el sacaleches eléctrico, o sacaleches manual, pero siempre convenientemente esterilizado. También debemos esterilizar los biberones y los envases que utilicemos para poder conservar la leche.
  • Aplicamos la ventosa del sacaleches al pezón, y con una palanca o un mando, vamos extrayendo la leche. El sacaleches hará presión sobre el pezón y la leche irá saliendo poco a poco.

Cómo debemos conservar la leche materna

Cuando estamos con lactancia materna, la podemos dar directamente del pecho, o bien sacarla para que nuestro bebé se pueda alimentar si no estamos con él.

Fresca no se puede conservar durante mucho tiempo, aunque sí es apta para congelarla. Éstos son los pasos que debemos dar para una correcta conservación de la leche materna.

  • Si la leche que hemos extraído va a servir para la siguiente toma, o bien se va a utilizar en las 24 horas siguientes, lo único que debemos hacer es llenar con ella un biberón y guardarla en la nevera. Si el propio contenedor de sacaleches también hace las funciones de biberón, no es necesario cambiar la leche a otro biberón. Cuando el bebé tenga hambre, se sacará la leche, y se calienta el baño María o con un calienta-biberones.
  • Si queremos conservar la leche materna durante más tiempo que las 24 horas, podemos guardarla en el congelador, en bolsas esterilizadas de cierre hermético, que vaya etiquetada con la fecha en la que se extrajo la leche. Se puede conservar durante 3 meses máximo.
  • La leche materna puede conservarse incluso hasta 6 meses, aunque ya en cámaras frigoríficas más potentes, o en un congelador con una temperatura de 20 grados bajo cero. Cuando queramos utilizarla, la sacaremos del congelador y la dejamos a temperatura ambiente durante algunas horas. Cuando esté descongelada, la pasamos a un biberón, y la calentamos con un calienta-biberones, o al baño María.

Como producir mas leche materna

Para que la extracción de leche materna sea mayor, se pueden emplear una serie de trucos para la estimulación:

  • Previo a la extracción, podemos realizar un ligero masaje sobre el pecho
  • Si el sacaleches es individual para una ración, podemos realizar dos ciclos, uno en cada pecho. Primero lo aplicamos a uno, hasta que deje de salir leche, después al otro, después volvemos al primero, y después nuevamente al segundo.
  • Mientras extraemos la leche, podemos comprimir con la mano la parte lateral o superior del pecho para que la ventosa no pierda el vacío y poder obtener más leche.

Источник: https://www.elespanol.com/como/extraer-leche-materna-forma-rapida-indolora/447955891_0.html

Cómo extraer la leche materna – Blog de Crianza Alternativa

¿Cómo extraer la leche materna?

Son muchos los motivos por los que una madre puede necesitar extraerse leche en algún momento de la lactancia: estimular la producción, drenar el pecho ante una obstrucción, poder dar leche materna cuando no es posible dar el pecho, para donar, entre otros muchos. Por ello es importante saber cómo realizar una extracción y cómo conservarla para garantizar su calidad. 

Existen dos maneras de realizar la extracción de leche materna: manual o mecánica mediante un sacaleches (manual o eléctrico). Antes de empezar es preciso seguir unas medidas  básicas de higiene como lavarse las manos.

Los expertos aconsejan buscar un lugar tranquilo ya que tanto el reflejo de bajada de la leche como la cantidad que se produce serán más óptimos contra más relajada se encuentre la madre.

Además, para favorecer la la eyección recomiendan masajear el pecho con las puntas de los dedos desde la periferia a la areola previo a la extracción.

Extracción manual

Una de las prácticas más utilizadas para la extracción de leche materna es la técnica Marmet.

Ésta consiste en colocar el pulgar y el dedo índice en forma de “C” a una distancia de unos 3 cm desde la base del pezón y  empujar hacia la pared torácica o del pecho. Después, apretar ligeramente hacia adelante con el pulgar y los demás dedos al mismo tiempo.

Repetir este movimiento de forma rítmica a una velocidad que resulte cómoda para cada madre. Los expertos recomiendan que la mano rote alrededor de la mama para masajear y apretar todos los cuadrantes.

Otra técnica es colocar el dedo pulgar y el índice en forma de “U” y presionar los dedos contra la pared del tórax y luego acércalos suavemente. La zona que se debe presionar es la de la areola y no el pezón.

 Para muchas mujeres resulta más fácil usar las dos manos para la extracción de leche, situando una de ellas encima de la areola y la otra debajo.

Sin embargo, se debe evitar que la mano agarre todo el pecho en cualquiera de los casos.

Una sesión de extracción manual puede durar unos 30-45 minutos, se recomienda ir alternando los pechos cada 5 o 10 minutos o cuando ya no salga demasiada leche. Sacarse la leche de manera manual puede llevar bastante tiempo, por lo que no resulta demasiado práctico si se desea hacer con regularidad. 

Sin embargo, se recomienda este tipo de extracción durante el postparto, debido a la poca cantidad de calostro producidas en los primeros días. No todas las mujeres pueden extraerse un gran volumen de leche usando esta técnica que requiere cierta práctica y paciencia.

Link video extraction manual: Lactancia Sin Dolor.

Extracción mecánica

Antes de empezar a hablar de la extracción mecánica es importante poner el acento en la elección de un buen sacaleches. De ello dependerá que la extracción sea exitosa.

Un buen sacaleches debe ser de fácil uso y eficaz siendo capaz de drenar el pecho y de estimular la producción gracias a que imitan la succión del bebé y no deben causar ningún dolor.

Es importante empezar la extracción con el nivel mínimo de succión para evitar tirones que pueden incomodar.

Hay dos tipos de sacaleches: los eléctricos y los manuales.

Su uso es sencillo: colocar la copa o protector de pezones sobre el seno, encender el aparto si se trata del primer tipo y dejar que éste realice su cometido (regulándolo) o bien accionar manualmente el mecanismo para la extracción de leche.

Sacaleches eléctricos

Para una mayor comodidad y eficacia existen sacaleches eléctricos dobles, basados en aquellos que se encuentran en las hospitales.

Su principal ventaja es que permite la extracción de los dos pechos a la vez y, por tanto, se reduce considerablemente el tiempo de extracción.

Con un buen extractor eléctrico se tarda entre 10 y 15 minutos vaciar ambos pechos. Su precio es la única desventaja.

Sacaleches manuales

Los extractores manuales disponen también de una copa para proteger el pezón; la extracción se produce operando un mecanismo de presión o de succión con la mano lo que requiere cierto esfuerzo por parte de la madre.

En este caso, el tiempo de extracción puede llevar unos 30 minutos. Estos sacaleches manuales así como aquellos que funcionan con pilas están indicados para un uso puntual.

La principal ventaja de estos es su asequible precio.

La utilización de un sujetador de extracción puede facilitar este proceso sea cual sea el método elegido para vaciar los senos.

En cualquiera de los dos casos apuntados anteriormente, es muy importante proceder a una limpieza cuidadosa después de cada uso para que no haya riesgo de contaminación.

Igual de importante resulta elegir un recipiente adecuado para su almacenamiento y reducir al mínimo su manipulación.

*Foto de Riala (www.pixabay.com)

Link video extraction manual: Lactancia Sin Dolor.

Источник: https://www.metodocanguro.com/blog/como-extraer-la-leche-materna/

Cómo extraer leche materna y cómo conservarla

¿Cómo extraer la leche materna?

Aprender a extraer leche materna y a conservarla tiene muchas ventajas. Tener leche materna almacenada correctamente te puede sacar de cualquier apuro en el que necesariamente debas separarte de tu bebé y en el caso de que la separación sea prolongada por dos días te ayudará a aliviar tus senos si están muy apretados.

Hay varias forma de hacer y esto y de conservarla para usarla posteriormente. En primer lugar, debes tener en cuenta que el sacaleches extrae la leche de los pechos maternos de forma sencilla e indolora, por lo que no debes preocuparte por ello, es más te ayudan a cuidar tus senos.

Extrae leche de forma correcta

La forma más fácil de aprender a extraer leche es manualmente, mientras amamanta. Esto puede hacerse gracias a un reflejo circulatorio de la leche, el cual propicia el flujo hacia ambos senos. Esto te posibilita para extraer leche del lado del que no esté tomando el bebé.

Primero que nada lávate las manos. Luego, prepara un recipiente para recolectar la leche. Lo recomendado es usar un recipiente de boca ancha o un embudo especialmente diseñado. Antes de usar el recipiente, lávalo con agua jabonosa muy caliente. No es necesario esterilizar el recipiente.

Si extrae la leche sin tener al bebé cerca, tómate unos minutos para masajear suavemente tus senos hacia abajo y hacia afuera, en dirección al pezón. De ser posible, antes de la extracción, aplícate toallitas tibias y húmedas sobre los senos durante cinco minutos.

Los pasos para la extracción manual son muy sencillos

Primero sostén tu seno entre tus dedos índice, corazón y pulgar, colocados a una distancia de entre 5 a 7 centímetros de tu pezón. Empuja hacia adentro, en dirección hacia la pared torácica para llegar detrás de los conductos galactóforos.

Luego, rueda el pulgar y los dedos hacia su pezón. Este movimiento no debe consistir en apretar ni en deslizar, sino que debe buscar hacer rodar los dedos como si estuviera tomando impresiones del pulgar y los dedos. No aprietes tu pezón, solo la areola.

Hoy en día hay muchos sacaleches disponibles.

Si no eres muy partidaria de la idea de hacerlo manualmente y prefieres la tecnología, pues existen sacaleches que funcionan con batería e incluso sacaleches eléctricos.

Es importante realizar una selección cuidadosa. No todos los sacaleches funcionan para todas las mujeres. Las investigaciones muestran que algunos pueden dañar realmente el tejido del seno.

Hay muchos sacaleches eléctricos, incluso aquellos que tienen un accesorio de extracción doble para sacar leche de ambos senos a la vez. Hay sacaleches más pequeños y livianos para viajar o llevar al trabajo. También existen paquetes de baterías y adaptadores, que te permiten encender el sacaleche enchufándolo al encendedor de un automóvil.

Cómo conservar la leche materna extraída

Si la leche, que se ha extraído, ha de servir para la tetada siguiente o va a utilizarse en las horas siguientes, basta con llenar el biberón y guardarla en el frigorífico. Si el contenedor del sacaleches es un biberón, no es necesario cambiar la leche de envase.

Si lo que se quiere es conservar la leche materna durante más tiempo, se puede guardar en el congelador durante, al menos, tres meses. Sus propiedades nutricionales no se verán alteradas, según la evidencia actual. En este caso, la leche se guarda en bolsas esterilizadas que se cierren herméticamente y hay que colocar un adhesivo para anotar la fecha de extracción.

La forma más fácil de almacenar la leche extraída puede ser usar pequeñas bolsas tipo biberón, desechables o biberones de plástico o vidrio. Para prevenir desperdicios, asegúrate de no llenar por completo la bolsa o el biberón. Busca bolsas fabricadas especialmente para dicho fin.

La leche materna se expande al congelarse. Por lo tanto no llenes el biberón o la bolsa, más bien deja un espacio libre para permitir esta expansión. Si usas una bolsa, dobla la parte superior de la bolsa desechable y ajusta con un precinto flexible o banda elástica.

Rotula el recipiente de leche con la fecha y hora de la extracción. Y usa siempre primero la leche más antigua. Cuando sea necesario transportar la leche materna para usarla fuera de su hogar, trata de  mantenerla fría hasta el momento inmediato antes de usarla.

El método de descongelación es importante

Descongela la leche materna a temperatura ambiente o en un bol de agua corriente caliente. Descongélala usando la menor cantidad posible de calor. Nunca calientes o descongeles la leche materna con el uso de microondas, dado que pueden generar áreas calientes y destruir algunas vitaminas y enzimas beneficiosas.

Es normal que la leche materna se separare al enfriarse, dado que la crema sube a la parte superior. Para esto mezcle la leche agitando suavemente. No le des la leche medio descongelada a su bebé sino hasta que se haya descongelado por completo.

Aprende a extraer la leche materna

Como ves existen métodos sencillos para extraer la leche y conservarla posteriormente.

Esto permite incrementar la comodidad del proceso de alimentación del bebé, ya que no siempre es práctico dar el pecho como tal.

Ten en cuenta que este alimento es el mejor para el bebé, según un estudio publicado en Journal of Dental Research, por lo que siempre deberías intentar proporcionárselo a tu hijo.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/como-extraer-leche-materna-y-como-conservarla/

Cómo extraer y almacenar leche materna de forma cómoda y práctica

¿Cómo extraer la leche materna?

Extraer y almacenar leche materna es un tema que interesa mucho a las mamás que volvemos a trabajar y queremos que nuestro bebé siga tomando exclusivamente leche materna.

Pero también interesa a todas las mamás que quieran tener una pequeña reserva de leche materna para cuando van a estar unas horas alejadas del bebé por el motivo que sea.

Yo estoy en los dos grupos.

Por un lado, quiero que el bebé siga tomando exclusivamente leche materna cuando yo vuelva al trabajo.

Por otro lado, esa reserva nos está ya haciendo la vida más fácil en casa. Si voy al médico, hacer la compra, a depilarme o a donde sea sea, mi marido se queda tranquilamente con el bebé porque sabe que si le entra hambre no tiene más que abrir el congelador coger una bolsita de leche, descongelarla y calentarla en una taza con agua del grifo.

Extraerse y almacenar leche materna es muy fácil si disponemos de buena información. Os cuento como lo hago yo y abajo os dejo unos enlaces a páginas especializadas en este tema con información clara y precisa.

CONSEJOS

Primero me gustaría indicar lo que en mi opinión va mejor en cada caso y luego os cuento mis fallos por si estáis en dudas y os aclaran algo.

Para las que quieren un poco de leche en reserva para algún día suelto cada bastante tiempo, lo mejor y más barato sería probar a sacártelo manualmente o usar un sacaleches manual.

Si vas necesitar leche con cierta frecuencia, digamos un par de veces a la semana, por ejemplo, yo me haría con un extractor manual o uno eléctrico simple.

En los dos casos los puedes almacenar en botellas o vasos que puedes lavar y volver a usar todo lo que quieras. Los vasos como los de Avent los puedes reutilizar luego con las papillas. Si es algo previsto, puedes dejar la leche en la nevera después de extraerla (máximo 24 horas) sin necesidad de congelarla.

Si necesitas una reserva mayor y después te vas  sacar en el trabajo, te recomiendo un sacaleches eléctrico simple o doble.

Para almacenar mucha cantidad las bolsas van perfectas. Las pones a congelar extendidas horizontalmente para que ocupen menos y se descongele rapidito.

Mi elección de sacaleches y porqué fue un error

Con mi primer bebé dejé mi empleo. Tenía un extractor manual de Avent que me regalaron y apenas usé. Error. Debería haber hecho una reservita de leche congelada con lo que hubiera tenido bastante menos estrés cada vez que tenía una cita o me iba a algún lado sin ella.

Esta vez vuelvo a mi trabajo fuera de casa así que compré este sacaleches de Kinyo. Funciona bien pero para mí tiene dos problemas:

  1. No consulté el tamaño del embudo antes de comprar. Error gordo. Consulté al proveedor y me dijo que lamentablemente para este sacaleches no tienen otra talla. Los embudos no son talla única y pueden provocar problemas en pezones y pecho si no son el tamaño adecuado. Por favor, medid vuestros pezones e informaros de la talla que necesitáis. Evitaréis problemas de salud y al final ahorraréis. El sacaleches de Medela es mucho más caro pero tiene embudos de varias tallas aunque hay que comprarlos aparte (trae uno talla M). Yo me compré el Kinyo y creo tendré que comprarme el Medela más el embudo de mi talla.
  2. Lo cogí simple. Error engorroso. Volviendo trabajar, compensa el gasto de cogerlo doble. No me sobra el tiempo ni en el trabajo ni en casa y un sacaleches doble me hubiera facilitado bastante la vida.

Material necesario para extraer y almacenar leche materna

Pues dicho lo anterior ya tienes una idea más o menos de lo que te puede venir mejor o eso espero :D.

Para extraer y almacenar necesitas:

  1. Sacaleches. Arriba te contaba cual creo que va mejor según la situación pero cada una debe valorar la suya propia y decidir. No olvides consultar que talla de embudo necesitas.
  2. Bolsas o botellas para almacenar la leche materna. Si necesitas almacenar mucha cantidad yo te recomiendo las bolsas (plástico no reciclable, lamentablemente). Yo uso las de Lansinoh que tienen doble cierre y muy buen precio (una caja de 50 bolsas unos 11 euros). Para una pequeña reserva (o un congelador muy grande) puedes usar botellas aunque salen más caras pero puedes lavarlas y usarlas una y otra vez. Los botes de Avent, como decía antes, puedes reutilizarlos para las papillas, aunque las botellas con una cuchara larga supongo que también ;D. Compara precios de botes y bolsas para almacenar la leche materna, fíjate en las unidades que traen.
  3. Cepillos, esponja y jabón lavaplatos para limpiar después de cada uso. Algunos sacaleches por lo visto traen ya cepillo. Yo tuve que comprarlos y tengo un cepillo grande y otro cepillo pequeñito para teninas y huequecitos del sacaleches.
  4. Biberones y tetinas, jeringas o vasito para darle la leche al peque. Los sacaleches suelen traer un biberón que también sirve de botella de extracción. La tetina viene incluida. Con el tiempo necesitarás comprar nuevas tetinas y biberones. Hay packs con varios biberones, tetina y cepillos y sale mucho más  barato que comprar por separado.

No pongo nada de esterilizador porque se puede hacer con agua hirviendo en una olla. Hay unas bolsas para el micro que dicen que son comodísimas pero yo no las he probado.

Esterilizo una vez a la semana en agua hirviendo con un chorrito de vinagre tal y como me dijeron en el hospital.

Extraerme leche me ha resultado siempre incómodo, no engaño a nadie. Os cuento lo que mejor me va.

Por la noche le doy de un pecho al bebé y reservo al otro para extraer la leche por la mañana. O no le doy del pecho de reserva o, si es necesario, le doy un poco.

Por la mañana, me extraigo la leche del «pecho reserva». Al principio lo hacía con el bebé en el otro pecho y es como mejor me iba pero ya se mueve demasiado y es imposible.

Para tener más leche lo que hice cuando empecé fue ponerme el extractor unos cinco minutos o menos en cada pecho varias veces al día.

Es un poco rollo pero en dos o tres días ya podía sacarme 100 ml por la mañana sin esfuerzo del «pecho de reserva». Sin esfuerzo me refiero a que tardo unos ocho  o diez minutos y dos son del programa de masaje del extractor.

Además sigo teniendo toda la leche que necesite el bebé. Con lo poco que me gusta sacarme leche reconozco que así me va genial :D.

SACARSE LA LECHE Y ALMACENARLA

  1. Me lavo las manos.
  2. Monto el sacaleches.
  3. Me saco la leche.
  4. Cojo una bolsita y apunto la fecha y la cantidad. Guardo en bolsas de 100-110 ml o de 50-60 ml.
  5. Meto la leche en la bolsa y cierro.
  6. (Ver foto) Coloco la bolsa de leche congelada del día anterior en posición vertical en el lugar que le corresponde por fecha y mililitros. En un cajón pongo las bolsas de unos 100 ml ordenadas por fecha y en otro las de más o menos 50 ml. Así es muy fácil coger una bolsa según la cantidad que necesitemos y asegurándonos de que es la más antigua.
  7. Pongo la bolsa con la leche fresca tumbada en el congelador.
  8. Lavo con agua caliente y lavavajillas las piezas del sacaleches lavables y la botella y las dejo a secar.

Aquí están las dos páginas de las que os hablaba:

  • Albalactanciamaterna.org .  En Lactancia, el tema tres es Manejo de la leche materna  tiene un apartado de como extraerla y otro de como almacenarla.
  • La liga de la leche España. En su apartado de Lactancia Materna enconatrás los tiempos y temperaturas de almacenamiento, como descongelar, como juntar leche de varias extraciones…

Lo ideal es tener algún grupo de apoyo a la lactancia que os ayude cerca, asesora de lactancia, ginecólog@ y/o matrona puestos en el tema (que algunos tienen tan poco interés que saben menos que yo) pero a veces esto es complicado.

¿Extraer leche materna y almacenarla es más fácil o más difícil de lo que pensabais? ¿Cuál es el punto más complicado? ¿Algún truquito? ¿Os disgusta como a mí o lo lleváis bien?

Источник: https://www.trucosdefamilia.com/como-extraer-y-almacenar-leche-materna-de-forma-comoda-y-practica/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: