¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?

Contents
  1. ¿Cuáles son los valores normales de la hormona beta-hCG?
  2. Análisis de hormona beta-hCG
  3. Valores de referencia de la beta hCG
  4. ¿Cuándo es fiable la prueba de embarazo?
  5. Falsos positivos y falsos negativos
  6. ¿Qué pasa si los valores son anómalos?
  7. Entrevista a la Dra. Marta Lafont
  8. ¿Son iguales los valores de beta-hCG en un embarazo múltiple?
  9. ¿Es posible que el test de embarazo en orina sea negativo y la beta positiva?
  10. ¿Los valores de beta-hCG permiten detectar un embarazo ectópico por ser más altos o más bajos a los de un embarazo normal?
  11. ¿Los valores de beta-hCG después de una FIV son distintos a los del embarazo natural?
  12. ¿Se debe hacer la prueba de beta-hCG en ayunas?
  13. BETA HCG – Diagnóstico de embarazo
  14. Cómo se produce la hCG
  15. Cómo se hace el examen de la beta hCG
  16. Cómo interpretar los valores
  17. Casos con resultado falso negativo
  18. Casos con resultado falso positivo
  19. Referencias
  20. Prueba de embarazo en sangre (Beta hCG): qué es y cómo leer el resultado
  21. Cómo leer el resultado
  22. Diferencia entre beta hCG cuantitativo y cualitativo
  23. Cómo saber si está embarazada de gemelos
  24. Otros resultados del examen
  25. Qué hacer después de confirmar el embarazo
  26. El análisis de la beta HCG o GCH para confirmar el embarazo
  27. ¿Qué es la hormona HCG? 
  28. Cómo se detecta la hormona HCG o GCH
  29. Valores de la hormona beta-HCG o GCH en el embarazo 
  30. GCH, la hormona del embarazo en los primeros días
  31. Cuántas semanas de embarazo tengo
  32. Valores de Beta-HCG y embarazo
  33. Consejos para saber si se está embarazada
  34. ¿Qué pasa si los valores de Beta-HCG no coinciden con las semanas de gestación?
  35. Valores bajos de Beta-HCG
  36. Valores altos de Beta-HCG
  37. ¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?
  38. ¿Qué es la beta cuantitativa?
  39. ¿Cómo funcionan los test de orina para la beta cauntitativa?
  40. ¿Cómo interpretar los niveles de la beta en sangre?
  41. ¿Por qué la beta puede estar baja?

¿Cuáles son los valores normales de la hormona beta-hCG?

¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?

La hormona hCG (gonadotropina coriónica humana) es una glicoproteína liberada por el embrión únicamente tras su implantación en el útero materno. Por esta razón, es conocida como la hormona del embarazo, pues permite la confirmación del mismo.

Análisis de hormona beta-hCG

Aunque hablamos comúnmente de beta-hCG, la hormona hCG está formada por dos subunidades:

La fracción alfala encontramos también en otras hormonas liberadas por la hipófisis como la TSH (hormona estimulante de la tiroides) o la FSH (hormona folículo estimulante).La fracción betaes exclusiva de la hormona hCG y, por ello, es la subunidad que detectan los test de embarazo.

Las pruebas de embarazo detectan la subunidad beta de la hCG tanto en orina como en sangre. Podemos distinguir dos formas de analizar esta hormona:

Los test de embarazo cuantitativosmuestran el nivel exacto de la hormona en sangre materna.Los test de embarazo cualitativosúnicamente indican la presencia o ausencia de hormona beta-hCG en sangre o en orina, sin dar valor exacto de la misma.

En relación a los test cuantitativos, existen unos rangos de valores normales de la hormona que indican si la mujer está embarazada o no, y aproximadamente de cuánto tiempo. Más abajo os mostramos estos valores de referencia.

Valores de referencia de la beta hCG

La hormona se detecta durante toda la gestación, pero los valores van variando conforme avanza el embarazo.

Valores de la beta hCG según la semana de embarazo

Durante el primer trimestre, va aumentando hasta un pico de concentración en la semana 12-14 de embarazo que puede superar las 200.000 mUI/ml.

Así, se establecen intervalos de referencia del valor de la hormona en sangre según las semanas de embarazo desde la última regla:

Debemos tener en cuenta que estos valores de referencia son orientativos y que hay mucha variación entre unas mujeres y otras. Por tanto, más importante que el valor concreto de beta es su incremento a medida que avanza la gestación. Como hemos comentado, de forma general, la beta debe duplicarse cada dos días aproximadamente.

A los 13 días post punción, si el resultado de la beta hCG es mayor de 50 mUI/ml, se programa la primera ecografía transvaginal para confirmar el número de sacos embrionarios y su localización en el útero. Si es menor de 50, se hacen análisis seriados y se controla el nivel de hormona cada varios días para confirmar que el valor del embarazo va evolucionando correctamente.

¿Cuándo es fiable la prueba de embarazo?

En el caso de los tratamientos de fecundación in vitro (FIV), generalmente se recomienda esperar unos 10-15 días desde la punción para hacer la prueba de embarazo y que el resultado sea fiable. Este periodo es conocido como beta-espera.

En la búsqueda natural del embarazo, lo habitual es esperar hasta el primer retraso de la menstruación.

La hormona beta-hCG se empieza a segregar cuando el embrión se implanta en el útero materno y aumenta su nivel de forma progresiva aproximadamente hasta el final del primer trimestre. El valor de la hormona se duplica más o menos cada 48-72 horas, por lo que, en caso de resultado dudoso, se recomienda repetir el test de embarazo pasados unos dos días.

La beta se considera positiva cuando hablamos de más de 5 mUI/ml en el análisis de sangre, pero este valor es muy bajo. Como norma general, tras 13 días desde la implantación cabría esperar una beta de unos 50 mUI/ml.

Así pues, si el valor es positivo pero bajo, se repite el análisis a las 48 horas y se comprueba que se ha doblado el valor para asegurar que realmente hay embarazo y que evoluciona adecuadamente.

En el caso de la prueba de orina, la sensibilidad del test es mucho menor. Detecta concentraciones de más de 25 o 50 mUI/ml, dependiendo del test que se adquiera en la farmacia.

Siempre es mejor hacer el análisis de la beta hCG en sangre, ya que se obtiene un valor concreto de la hormona y detecta concentraciones más bajas.

Falsos positivos y falsos negativos

En algunas ocasiones, el resultado del test de embarazo puede ser erróneo, lo que da lugar a los llamados falsos positivos y falsos negativos:

Falso positivoen un tratamiento de reproducción asistida, es común que la paciente se administre hCG parea inducir la ovulación. Ésta puede mantenerse en sangre durante unos días y confundir al test de embarazo. Así, obtendríamos un resultado positivo a pesar de que realmente no ha habido embarazo. En caso de embarazo natural, es difícil obtener un resultado falso positivo puesto que no hay administración de hCG. Únicamente se obtendría un resultado positivo en caso de algunas patologías como embarazo ectópico, tumor, carcinoma…Falso negativotanto en el embarazo natural como en casos de reproducción asistida, si la prueba se hace antes de tiempo, pues es posible que los test no detecten la hormona debido a su todavía bajo nivel. Será necesario, por tanto, esperar para poder obtener un resultado fiable.

Puedes obtener más información acerca de esto en el siguiente artículo: Falsos positivos y falsos negativos en el test de embarazo.

¿Qué pasa si los valores son anómalos?

Al hacer la prueba de beta-hCG, podemos encontrarnos con un resultado por encima o por debajo del valor de referencia para el estado de embarazo en el que estamos. Si la desviación (de más o de menos) es poca, no debemos alarmarnos. Como hemos indicado, los valores de beta no son matemáticos y varían mucho entre mujeres.

Si la desviación es muy grande, podemos estar ante alguno de los siguientes casos:

Valores por encima de lo normalpueden indicar embarazo gemelar, coriocarcinoma uterino, mola hidatiforme uterina o algún tipo de cáncer o desarrollo celular anómalo.Valores por debajo de lo habitualmuestran mortinato, aborto incompleto, amenaza de aborto natural, embarazo ectópico, etc.

Entrevista a la Dra. Marta Lafont

En la siguiente entrevista, la Dra. Marta Lafont nos explica todos los detalles relacionados con la beta-hCG y los test de embarazo.

¿Son iguales los valores de beta-hCG en un embarazo múltiple?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No, cuando existe un embarazo múltiple, los valores de beta hCG son más altos. Por ello, también puede producirse una mayor sintomatología (náuseas, malestar o somnolencia) durante el primer trimestre del embarazo.

Mientras que un valor de 200 mUI/ml seríanormal a las 2-3 semanas en un embarazo único, ante un embarazo múltiple podemos encontrar valores de alrededor de lo 600 mUI/ml o más en los 14 días posteriores a la transferencia del embrión.

¿Es posible que el test de embarazo en orina sea negativo y la beta positiva?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Como hemos comentado en el artículo, el test de embarazo en orina tiene una sensibilidad menor. Su límite de detección es más alto, por lo que es más probable que un valor bajo de hormona dé lugar a un falso negativo en comparación con el resultado del análisis sanguíneo de la beta.

Por ejemplo, si la sensibilidad del test de orina es de 30 mUI/ml, la del análisis sanguíneo es de 5 mUI/ml y el valor de hormona es de unos 20 mUI/ml, el test en orina dará un resultado negativo, mientras que el test en sangre dará un resultado positivo.

Por esta razón, es fundamental esperar el tiempo establecido por el especialista para hacer la prueba de embarazo. De este modo, damos tiempo a que la hormona aumente su nivel en el organismo de la madre.

¿Los valores de beta-hCG permiten detectar un embarazo ectópico por ser más altos o más bajos a los de un embarazo normal?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No, en principio los valores iniciales no varían. El embrión, una vez implantado, inicia la liberación de la hormona beta-hCG, independientemente del lugar donde se haya producido la implantación.

No obstante, la evolución del valor de la hormona puede variar, ya que en un embarazo ectópico llegará un momento en el que el embrión detenga su desarrollo y ello bloquee la liberación de hormona beta-hCG, la cual disminuirá progresivamente su nivel en la sangre materna.

Por tanto, aunque inicialmente el análisis de beta-hCG no sería de ayuda para detectar el embarazo ectópico, en un estadio algo más avanzado, puede ser importante.

¿Los valores de beta-hCG después de una FIV son distintos a los del embarazo natural?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No, independientemente de la forma de lograr la implantación del embrión, la liberación y, por tanto, el aumento de beta-hCG en el organismo materno serán los mismos.

¿Se debe hacer la prueba de beta-hCG en ayunas?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No, no es necesario estar en ayunas para hacer la prueba de embarazo. Sin embargo, si la prueba va a hacerse en orina, se recomienda hacerla con la primera orina de la mañana para que esté más concentrada y el resultado sea más fiable.

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/la-hormona-del-embarazo-la-hormona-gonadotrofina-corionica-humana-beta-hcg/

BETA HCG – Diagnóstico de embarazo

¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?

Beta hCG (BhCG) es la sigla usada para designar la hormona gonadotrofina coriónica humana, cuya dosificación sanguínea es ampliamente utilizada como prueba de embarazo.

La dosificación de la beta hCG es un método con elevada exactitud para el diagnóstico de una gestación. Cuando realizada en la época cierta e interpretada correctamente, presenta un alto porcentaje de acierto.

Cómo se produce la hCG

La gonadotrofina coriónica humana es una hormona producida por el trofoblasto, un grupo de células presente ya en los primeros días de desarrollo del embrión, que originará la placenta. La hCG es una hormona importante y necesaria para el mantenimiento y desarrollo de la gestación.

Después de 6 días que el óvulo ha sido fecundado por el espermatozoide, el embrión en formación llega a la pared del útero y se aloja ahí. A partir de este momento, la hormona hCG producida por el trofoblasto consigue llegar a la corriente sanguínea de la madre, ya siendo posible ser detectada por medio de exámenes ultrasensibles de laboratorio.

A medida que el embrión y la placenta se desarrollan, ocurre un aumento en la producción de hCG, que es lanzada en la circulación materna. En las primeras semanas de gestación, los niveles de hCG doblan cada 2 o 3 días.

Si en los primeros 30 días de embarazo el ritmo de elevación de la gonadotrofina coriónica humana está nítidamente poco elevado, es posible que haya algo de errado en la gestación, como inviabilidad fetal o embarazo ectópico.

Como la ovulación suele ocurrir alrededor de 2 semanas después de la menstruación y tras la fecundación del óvulo, el embrión lleva más una semana hasta llegar al útero, inclusive las pruebas más modernas y sensibles, en el mejor de los casos, solamente son capaces de detectar BhCG en la circulación materna en la tercera semana después de la última menstruación. Como habitualmente contamos el tiempo de gestación a partir del primer día de la última menstruación, esto significa que las técnicas actuales solamente consiguen detectar la hCG a partir de la 3ª semana de embarazo.

En general, los valores encontrados de la hCG a lo largo de las semanas de embarazo son:

  • Mujeres no grávidas o con menos de 3 semanas de embarazo: menor que 5 mIU/ml.
  • 3 semanas de embarazo: entre 5 y 50 mIU/ml.
  • 4 semanas de embarazo: entre 5 y 426 mIU/ml.
  • 5 semanas de embarazo: entre 18 y 7.340 mIU/ml.
  • 6 semanas de embarazo: entre 1.080 y 56.500 mIU/ml.
  • 7 a 8 semanas de embarazo: entre 7.650 y 229.000 mIU/ml.
  • 9 a 12 semanas de embarazo: entre 25.700 y 288.000 mIU/ml.
  • 13 a 16 semanas de embarazo: entre 13.300 y 254.000 mIU/ml.
  • 17 a 24 semanas de embarazo: entre 4.060 y 165.400 mIU/ml.
  • 25 a 40 semanas de embarazo: entre 3.640 y 117.000 mIU/ml.

Atención: los valores citados anteriormente son solamente para orientación. No son una regla y otras referencias pueden presentar valores distintos. Si tu hCG está diferente, no te aterrorice – esto no significa, necesariamente, que hay algo de errado con tu gestación. Lo más importante es la velocidad de crecimiento de la hormona en las primeras semanas.

Los valores de la hCG para embarazo gemelar, sean gemelos o trillizos, suelen ser mayores porque existen más fuentes de producción de gonadotrofina coriónica.

Habitualmente, el pico de la BhCG ocurre alrededor de la 10ª semana de embarazo. Los niveles, entonces, empiezan a bajar hasta la 20ª semana, periodo en que se estabilizan, manteniéndose constantes hasta el día del parto.

Si reparas en los valores mencionados anteriormente, notarás que puede haber una variación muy grande entre valores de gonadotrofina coriónica humana a lo largo de las semanas de embarazo.

Una gestante en la 8ª semana puede tener una BhCG de 9.000 y otra con la misma edad gestacional puede presentar una BhCG de 150.000.

Por este motivo, los valores de la hCG no son útiles para determinar el tiempo de gestación.

Cómo se hace el examen de la beta hCG

Si eres una lectora atenta, a esta altura ya debe estar preguntándote por qué algunas veces escribo hCG y otras escribo beta hCG (BhCG). Al final, ¿cuál es la diferencia entre hCG y beta hCG?

La hCG es una hormona compuesta de dos grandes moléculas, llamadas subunidad alfa (o fracción alfa) y subunidad beta (o fracción beta).

La fracción alfa de la hCG es estructuralmente semejante a varias otras hormonas, como la hormona foliculoestimulante (FSH) o la hormona luteinizante (LH). Ya la fracción beta de la hCG es única, no existiendo en ninguna otra hormona.

Por lo tanto, para disminuir el riesgo de reacción cruzada con otras hormonas y, consecuentemente, la ocurrencia de falsos positivos, los laboratorios hacen la pesquisa solamente de la fracción beta.

La hCG producida por el feto pasa para la circulación sanguínea de la madre y es filtrada por los riñones, siendo parte de ella eliminada en la orina.

Muy pronto la beta hCG puede ser dosificada tanto en la sangre como en la orina de la mujer.

Exceptuándose los casos raros, que serán explicados posteriormente, si es posible detectar BhCG en la sangre o en la orina de la mujer, es porque ella está grávida.

Existen, básicamente, dos formas de evaluar la presencia de la BhCG: BhCG cualitativa y BhCG cuantitativa.

La BhCG cualitativa no suministra valores; solamente dice si hay o no gonadotrofina coriónica humana en valores relevantes circulando en la sangre de la madre. Esta forma es muy utilizada en las pruebas de embarazo de farmacia que usan la orina como fuente para pesquisa. Estas pruebas solamente dicen si el examen es positivo o negativo (lea: TEST DE EMBARAZO DE FARMACIA).

Ya la BhCG cuantitativa es la forma usada en la mayoría de los exámenes de sangre. En esta forma, el resultado es dado en valores, generalmente en mili unidades internacionales por mililitro (mUI/ml). En la mayoría de los laboratorios, se considera como embarazo valores superiores a 25 mUI/ml.

Cómo interpretar los valores

Es importante señalar que las pruebas de embarazo de orina no sirven para establecer el diagnóstico definitivo de gravidez. Inclusive cuando no son positivas, hay que confirmar el resultado por medio del examen de sangre, que es la prueba de embarazo más confiable.

La mayoría de los exámenes de sangre consigue detectar niveles mínimos de BhCG de 5 mUI/ml, pero ya existen pruebas muy sensibles que detectan la presencia de hasta 1 mUI/ml.

Gran parte de los laboratorios utiliza los siguientes valores de referencia:

  • BhCG inferior 5 mIU/ml = resultado negativo, o sea, no hay embarazo en curso.
  • BhCG entre 5 y 25 mIU/ml = resultado indefinido. Generalmente indica que no hay embarazo en curso, pero puede ser el caso de un embarazo muy reciente, cuando no hubo tiempo de la hCG ser suficientemente producida para ser detectada en la sangre. En estos casos se debe repetir la prueba después de tres días.
  • BhCG superior a 25 mIU/ml = resultado positivo, indicando embarazo en curso.

Siempre es importante prestar atención en los valores de referencia del laboratorio. En la mayoría de los casos, los laboratorios utilizan el valor de 25 mIU/ml como límite. Pero, dependiendo del método químico usado, el valor considerado positivo puede ser más bajo o más alto.

Para que haya tiempo suficiente para que el embrión se implante en el útero y la hCG pueda alcanzar niveles relevantes en la corriente sanguínea de la madre, habitualmente son necesarios 7 a 14 días después de la relación sexual.

En general, solamente indicamos la realización de la prueba después de la menstruación retrasar pues, antes de eso, es poco probable que ya haya habido tiempo hábil para que los valores de BhCG estén suficiente elevados para ser detectados en las pruebas.

Casos con resultado falso negativo

La principal causa de un resultado BhCG falso negativo es un examen hecho demasiado pronto.

Algunas mujeres quedan ansiosas por haber tenido relaciones sexuales desprotegidas y terminan haciendo una prueba de embarazo sólo unos días después, antes de cualquier retraso menstrual.

No tiene sentido tomar el examen tan temprano porque, si estás embarazada, es posible que el embrión no haya llegado al útero. Si el embrión todavía no ha implantado en el útero, es imposible tener hCG presente en la sangre de la madre.

Los exámenes más actuales pueden detectar elevación de BhCG con solo 1 día de retraso menstrual. Sin embargo, para reducir el riesgo de falso negativo, indicamos la realización del examen sólo después de 1 semana de retraso menstrual.

Ten en cuenta que no se puede descartar completamente un embarazo si el examen negativo se ha hecho con menos de 1 semana de retraso de la menstruación.

Por otro lado, un examen negativo realizado con más de dos semanas de retraso menstrual hace muy improbable la posibilidad de embarazo.

En mujeres con ciclo menstrual muy irregular, saber si la menstruación retrasó o no puede no ser tan simple. En estos casos, te sugerimos que realices la prueba sólo 14 días después de la cópula sexual que pueda haber causado un embarazo.

La cantidad de hCG en la orina es menos que en la sangre, así que el riesgo de falso negativo es mayor en esta forma.

El uso de medicamentos no causa falsos negativos; esto incluye las pastillas anticonceptivas, píldoras del día después, antidepresivos, antibióticos, etc. Las infecciones también no cambian el resultado.

Casos con resultado falso positivo

Los casos de falso positivo son raros en razón de las actuales técnicas de detección de la BhCG. Voy a citar algunas situaciones que pueden llevar a un resultado falso positivo, pero esos casos son muy poco comunes.

Una causa común son los casos de muerte fetal que se produce poco después de la implantación del embrión en el útero. En estas situaciones, la BhCG puede ser positiva, pero como hubo abortamiento no habrá desarrollo del embarazo. Abortos espontáneos que ocurren muy temprano pueden pasar desapercibidos porque el embrión aún es microscópico.

Algunas mujeres que hacen tratamiento para quedarse embarazadas pueden utilizar medicamentos a base de hCG. En estos casos la BhCG detectada en los exámenes puede ser sólo restos de la medicina administrada días antes. En general, después de 2 semanas de interrupción, esta BhCG ya habrá sido eliminada, no habiendo más interferencias en las pruebas de embarazo.

Otras medicinas no causan resultado Beta hCG falso positivo, incluyendo píldoras anticonceptivas, píldoras del día después, antidepresivos, antibióticos, clomifeno o cualquier otra hormona.

Muy raramente los pacientes que han tenido mononucleosis recientemente pueden presentar un resultado falso positivo BhCG (con valores bajos).

En mujeres mayores, cerca de la menopausia, la hipófisis, una glándula presente en el cerebro, puede comenzar a secretar pequeñas cantidades de hCG, lo suficiente para mantener los valores ligeramente por encima de 25 mUI/ml.

Algunos tumores producen gonadotropina coriónica humana como en la enfermedad trofoblástica gestacional que abarca las siguientes patologías:

  • Mola hidatiforme (parcial o completa).
  • Mola invasiva
  • Coriocarcinoma.
  • Tumor trofoblástico del lecho placentario.

Estas enfermedades producen tumores que surgen de la proliferación anormal de las células del trofoblasto. La producción de hCG de estos tumores trofoblásticos puede ser muy grande, siendo a menudo superior a 100.000 y, en algunos casos, puede sobrepasar los 500.000 mIU/ml.

Referencias

Источник: https://www.mdsaude.com/es/embarazo/beta-hcg-hormona-del-embarazo/

Prueba de embarazo en sangre (Beta hCG): qué es y cómo leer el resultado

¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?

La mejor prueba para confirmar un embarazo es el examen de sangre, ya que a través de este análisis es posible detectar pequeñas cantidades de la hormona hCG, que se produce durante la gestación. El resultado del examen de sangre indica que la mujer está embarazada cuando los valores de la hormona beta- hCG son mayores a 5,0 mlU/mL.

Se recomienda que el examen de sangre para detectar el embarazo sólo se realice 10 días después de la fecundación o a partir del primer día en que ocurre el retraso menstrual. Este examen también puede realizarse antes de atraso menstrual, pero en este caso, hay mayor probabilidad de que de un resultado falso negativo.

Para realizarlo no es necesario llevar prescripción médica y tampoco es necesario estar en ayunas. Por lo general, el resultado está listo pocas horas después de la recolección de la muestra de sangre.

La prueba de embarazo en sangre mide la beta hCG, es decir, la cantidad de la hormona gonadotropina coriónica humana en sangre, que sólo es producida cuando la mujer está embarazada o posee alguna alteración hormonal grave causada por alguna enfermedad.

Normalmente, el examen de sangre beta hCG sólo se realiza cuando se sospecha de embarazo, porque su resultado es más fiel que la prueba de embarazo de farmacia, que mide la cantidad de esta hormona pero en la orina. No obstante, cuando el resultado de este análisis de sangre es negativo, pero la mujer presenta síntomas de embarazo, el examen debe repetirse 3 días después.

Vea cuáles son los primeros síntomas de embarazo.

Cómo leer el resultado

Para entender el resultado de su examen de beta hCG coloque el valor a continuación:

Se recomienda que la prueba se realice al menos 10 días después del retraso menstrual para evitar un resultado falso negativo, porque la mujer puede estar embarazada pero el cuerpo no ha producido suficiente hormona beta hCG para ser detectada por el examen e indicar un embarazo.  

Esto se debe a que después de la fertilización, que ocurre en las trompas de falopio, el óvulo puede tardar varios días en llegar al útero. Por lo tanto, los valores beta de hCG pueden demorar hasta 6 días después de la fertilización para comenzar a aumentar en sangre.

Diferencia entre beta hCG cuantitativo y cualitativo

Como el propio nombre lo dice, el examen de beta- hCG  cuantitativo indica la cantidad de hormona presente en la sangre.

Este examen se realiza a partir de la recolección de una muestra de sangre que se envía al laboratorio para su análisis.

A partir del resultado del examen es posible identificar la concentración de la hormona hCG en la sangre y, dependiendo de la concentración, indicar la semana de gestación.

El examen beta HCG cualitativo es la prueba de embarazo de farmacia que sólo indica si la mujer está embarazada o no, por lo que no refleja cuál es la concentración de esta hormona en la sangre, y el ginecólogo suele pedir la realización del análisis de sangre para confirmar el embarazo.

Conozca cuándo la prueba de embarazo puede dar resultados falsos positivos. 

Cómo saber si está embarazada de gemelos

En casos de embarazo de gemelos, los valores de la hormona son superiores a los indicados para cada semana, pero para confirmar y saber el número de gemelos, se debe hacer una ecografía a partir de la 6ª semana de gestación. 

La mujer puede sospechar que está embarazada de gemelos cuando consigue saber aproximadamente en que semana quedó embarazada, y comparar con la tabla de arriba para verificar la cantidad de beta hCG correspondiente. Si los números están ciertos, posiblemente estará embarazada de más de 1 bebé, pero esto sólo puede ser confirmado a través de una ecografía.

Vea qué examen de sangre debe realizarse para saber el sexo del bebé.

Otros resultados del examen

Los resultados de la beta hCG también pueden indicar problemas como el embarazo ectópico, aborto o embarazo anembrionado, que es cuando el embrión no se desarrolla.

Estos problemas normalmente pueden ser identificados cuando los valores de la hormona son inferiores a los esperados para la edad gestacional del embarazo, siendo necesario consultar al obstetra para evaluar la causa de la alteración hormonal.

Qué hacer después de confirmar el embarazo

Después de confirmar el embarazo con el examen de sangre, es importante marcar una consulta con el obstetra para iniciar el seguimiento prenatal e indicar la realización de ciertos exámenes que son necesarios para garantizar un embarazo saludable, sin complicaciones como preeclampsia o diabetes gestacional, por ejemplo.

Источник: https://www.tuasaude.com/es/resultado-del-examen-beta-gch/

El análisis de la beta HCG o GCH para confirmar el embarazo

¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?

La hormona HCG o GCH, Gonadotropina Coriónica Humana, se empieza a segregar en el momento de la concepción y es la hormona que detecta cualquier test de embarazo. Si en tu orina hay presencia de HCG, con toda seguridad, estás embarazada. 

¿Qué es la hormona HCG? 

La misión de la hormona HCG es producir progesterona, la hormona que estimula el engrosamiento del útero preparándolo para la implantación del embrión y que estimula el desarrollo de las glándulas mamarias en la producción de leche. Por eso, la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG o GCH) se produce sólo en el embarazo.

En un principio, el embrión en desarrollo produce la hormona, mientras que más tarde, cuando la placenta ya se ha formado, una parte de este órgano produce la HCG. Se trata de la beta-HCG libre, la hormona gonadotropina coriónica humana, producida por la placenta.

Los niveles de la hormona HCG o GCH en la sangre y en la orina de la mujer embarazada aumentan de forma drástica durante el primer trimestre de embarazo.

En los primeros meses, las náuseas en el embarazo están relacionados con su presencia.

También esta hormona es la causante del aumento de sueño en el embarazo, del cansancio, de la irritabilidad y de los cambios de humor durante la gestación. 

Cómo se detecta la hormona HCG o GCH

La hormona gonadotropina coriónica humana se detecta con el test de embarazo, aunque también existen otros métodos que permiten confirmar la existencia de un embarazo:

  • Para comprobar el correcto desarrollo del embarazo en las primeras tres o cuatro semanas, el ginecólogo puede prescribir a la futura mamá la dosificación de la beta-HCG o GCH.  Es decir, la medida de la concentración en la sangre de la gonadotropina coriónica humana, que se debe repetir en dos o más ocasiones, con dos días de distancia entre muestra y muestra. 
  • Si el embarazo se desarrolla con normalidad, la concentración se duplica en 48 horas.
  • En otros casos, tras la realización de un tratamiento de fecundación asistida, el ginecólogo también suele pedir un análisis de la hormona HCG o GCH, con el fin de comprobar el resultado de la intervención antes de que el posible embarazo sea visible mediante ecografía.

Valores de la hormona beta-HCG o GCH en el embarazo 

Normalmente, una cifra inferior a 4 mIU/mL, indica la ausencia de embarazo. A continuación, te mostramos la tabla de valores considerados normales de concentración de la hormona beta-HCG o GCH en el embarazo:

  • 3-4 semanas: 9-130 mIU/ml
  • 4-5 semanas: 75-2600 mIU/ml
  • 5-6 semanas: 850-20800 mIU/ml
  • 6-7 semanas: 400-100200 mIU/ml
  • 7-12 semanas: 11500-289000 mIU/ml
  • 12-16 semanas: 18300-137000 mIU/ml

¿Y si se trata de un embarazo de gemelos o mellizos? En este caso, estos niveles pueden aumentar al tratarse de un embarazo de más de un bebé.

 La tabla de valores considerados normales de concentración de la hormona beta-HCG o GCH en el embarazo múltiple pueden aumentar un 30-50 % que en un embarazo de un único feto, pero la confirmación de dicho embarazo múltiple debe hacerse mediante ecografía.

Hay que tener en cuenta que estos valores sirven para controlar el desarrollo fetal, pero la semana de embarazo se debe confirmar a través de la primera ecografía.

GCH, la hormona del embarazo en los primeros días

Si te preguntas cómo cambian tus niveles de hCG durante los primeros días del embarazo, debes saber que los niveles de GCH aumentan rápidamente en los primeros días del embarazo y pueden detectarse alrededor de ocho días después del día estimado de concepción en la sangre a través de métodos de laboratorio

El nivel máximo de esta hormona se alcanza entre el segundo y el tercer mes de embarazo, y durante el tercer trimestre se produce un descenso. Esta hormona desaparece totalmente una semana después del parto.

Debes saber que la concentración de esta hormona puede aumentar en otras situaciones distintas al embarazo, como cuando se padecen distintos tipos de cáncer o enfermerdades comocirrosis, úlcera duodenal y enfermedad inflamatoria intestinal.

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/sintomas/beta-hcg-embarazo-4393

Cuántas semanas de embarazo tengo

¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?

En Laboratorio Finca España recibimos muchas consultas como a cuántas semanas se puede hacer una prueba de embarazo de sangre, cuándo puedo saber si estoy embarazada o cuántas semanas de embarazo tengo. En este artículo resumimos la información más destacada para responder a estas preguntas.

Valores de Beta-HCG y embarazo

La hormona Gonadotropina Coriónica Humana (Beta-HCG) es una glicoproteína liberada tras la implantación del embrión en el útero materno. Por esta razón, es conocida como la hormona del embarazo, ya que permite la confirmación del mismo.

De forma general, su valor debe duplicarse cada 48-72 horas aproximadamente. Durante los tres primeros meses de embarazo la hormona va aumentando hasta llegar a un pico de concentración entre las semanas 12-14 que puede superar las 200.000 mUI/ml. Por ello también se utiliza para conocer las semanas de embarazo.

Existen unos rangos de valores normales de la hormona que indican si la mujer está embarazada y aproximadamente de cuánto tiempo.

Debemos tener en cuenta que estos intervalos son aproximados y orientativos, ya que cada laboratorio tiene sus propios valores de referencia y, además, hay mucha variación entre unas mujeres y otras.

Los valores de referencia de la hormona Beta-HCG para saber cuántas semanas de embarazo tengo son:

  • 5-50 mUI/ml: de 0 a 1 semana de embarazo.
  • 50-500 mUI/ml: de 1 a 2 semanas de embarazo.
  • 100-5.000 mUI/ml: de 2 a 3 semanas de embarazo.
  • 500-10.000 mUI/ml: de 3 a 4 semanas de embarazo.
  • 000-50.000 mUI/ml: de 4 a 5 semanas de embarazo.
  • 000-100.000 mUI/ml: de 5 a 6 semanas de embarazo.
  • 000-200.000 mUI/ml: de 6 a 8 semanas de embarazo.

Consejos para saber si se está embarazada

A la hora de realizar un test de embarazo ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • El momento ideal para realizarse la prueba en sangre es después de una semana de falta de la menstruación.
  • La beta se considera positiva cuando hablamos de más de 5 mUI/ml en el análisis de sangre, pero este valor es muy bajo, en hospitales normalmente se considera embarazo a partir de un valor de 50 mUI/ml.
  • Se recomienda no realizar el test de forma muy temprana, ya puede ocurrir que el valor de la hormona no haya aumentado lo suficiente como para ser detectado por el test, dando lugar a un falso negativo.
  • En caso de resultado dudoso, se recomienda repetir el test de embarazo pasados unos dos días.
  • Más importante que el valor de la beta en sí es ver si se produce un incremento adecuado a medida que avanza la gestación.

¿Qué pasa si los valores de Beta-HCG no coinciden con las semanas de gestación?

En ocasiones los valores de Beta-HCG pueden no ser los esperados y no concordar con las semanas de gestación. Esto no tiene por qué ser una situación de alarma, ya que como hemos comentado, los valores de referencia no son exactos y la variación en distintas mujeres puede ser amplia.

Sin embargo, si los valores se desvían significativamente, podemos estar en alguno de los siguientes casos:

Valores bajos de Beta-HCG

En caso de medirse un nivel bajo es necesario repetir el test en las siguientes 48-72 horas para ver como el nivel hormonal varía en el tiempo.

Un nivel bajo de Beta-HCG puede indicar:

  • Ovulación tardía y por lo tanto datación errónea del inicio de la gestación, en base a la última menstruación.
  • Un posible aborto espontáneo en curso o un embarazo bioquímico.
  • Un embarazo extrauterino.

Aborto Espontáneo: pérdida involuntaria del embrión antes de la semana 20 de embarazo o la pérdida de un feto con un peso inferior a los 500 gramos.

Embarazo bioquímico: interrupción temprana del desarrollo embrionario y posterior bajada de la menstruación. También se conoce como aborto bioquímico o microaborto.

Embarazo extrauterino o ectópico: tiene lugar cuando la implantación embrionaria se produce fuera de la cavidad uterina . Una vez fecundado el óvulo, al descender por la Trompa de Falopio, éste no llega al útero materno y se implanta en otro tejido diferente, lo cual acaba provocando un aborto.

Valores altos de Beta-HCG

En general valores altos de Beta-HCG se asocian a embarazos gemelares, sin embargo, pueden existir otras razones que deberán ser determinadas por un ginecólogo experto.

Por otra parte, a partir de la semana 6 ó 7 puedes confirmar el embarazo y oír el latido del corazón de tu bebé a través de una ecografía. También es posible ver el saco gestacional ecográficamente con un nivel de Beta-hCG de entre 1.000 y 2.000 mUI/ml.

En Laboratorio Finca España realizamos mediciones de la Beta-HCG tanto en orina como en sangre. Se entregan los resultados en cuestión de horas.

Recuerde que para hacerse la prueba de embarazo en sangre no es necesario estar en ayunas. Puede realizarnos cualquier consulta a través de los distintos medios de contacto que tenemos.

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda y te invitamos a seguir leyendo nuestros consejos y artículos relacionados con el embarazo.

Recursos de interés:

Источник: https://laboratoriotenerife.com/semanas-embarazo/

¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?

¿Cómo interpretar la beta cuantitativa?

La hormona beta-hCG (gonadotropina coriónica humana) es una hormona secretada por la placenta poco después de que el ovocito se implante en el útero, por eso sus valores se multiplican exponencialmente desde que se produce la implantación y es la forma de confirmar si existe un embarazo o no mediante un análisis de sangre o de orina que muestre si esta hormona se encuentra en niveles más elevados de lo normal o no.

Índice

¿Qué es la beta cuantitativa?

Cuando una mujer está buscando un embarazo, sabe que tiene que mantener relaciones sexuales sin protección en sus días fértiles y esperar unos 15 días para ver si le baja la regla o no.

Si no es así, hay muchas posibilidades de que la amenorrea esté causada por la fecundación del óvulo, pero también puede deberse a otros motivos por lo que hace falta hacerse una prueba de embarazo para confirmar si este se ha producido o no.

Esta prueba puede ser un test de orina casero, de los que se compran en farmacia, o un análisis de sangre, que te pedirá tu médico cuando le digas que sospechas que te has quedado embarazada.

Ambas pruebas buscan, en sangre u orina, el nivel de hormona beta hCG, una glicoproteína (proteína combinada con azúcares) que está formada por dos subunidades, la alfa y la beta (de ahí el nombre).

La parte alfa de la hormona es común a otras hormonas, pero la parte beta es la hormona específica del embarazo, la hCG, y es esta parte con la que se puede detectar un embarazo a través de un test de orina o una prueba de sangre.

También se la llama la hormona del embarazo porque comienza a elevarse cuando el sincitiotrofoblasto (la parte del extremo del embrión) se implanta en el endometrio.
 

¿Cómo funcionan los test de orina para la beta cauntitativa?

Los test de orina son más fáciles de interpretar ya que no hay más que hacer pipí en la zona indicada para ello y esperar el tiempo que marque el prospecto (que suele ser en torno a un minuto) para ver si aparece la señal que indica que estás embarazada, que puede ser un +, dos rayitas, una carita sonriente o incluso el tiempo de gestación.

El problema de los test de orina es que son más limitados que los análisis de sangre ya que, normalmente, requieren una concentración más elevada de hCG para que esta sea detectada, por lo que hay que esperar más tiempo para hacerse un test de orina y saber seguro que si es negativo lo es de verdad, no un falso positivo porque el test se haya hecho demasiado pronto. Aunque hay test de orina muy efectivos, generalmente hace falta una concentración de 20 a 100 mUI/ml de hCG para que sea detectada, mientras que en los análisis de sangre se puede detectar desde una concentración de hasta 5 mUI/ml, por lo que son más precisos y se pueden emplear antes.
 

¿Cómo interpretar los niveles de la beta en sangre?

El análisis de sangre debe interpretarlo un médico, pero si te han dado los resultados y no tienes cita con el médico hasta más tarde y quieres saber si estás embarazada o no, debes tener en cuenta que un nivel de hCG menor de 5 mIU/ml se considerará negativo, es decir, no hay gestación. En cambio, un resultado mayor de 25 mIU/ml es positivo, hay embarazo, aunque 2 semanas después de la ovulación debe estar en torno a 50 mIU/ml.

Además, este análisis permite conocer otro tipo de información sobre el embarazo como el tiempo de gestación o si es un embarazo múltiple o no. Y es que el nivel de beta hCG se eleva cada día desde el momento de la implantación hasta la semana 12 que comienza a bajar, aunque manteniéndose toda la gestación en niveles mucho más elevados de lo normal:

– De 9 a 130 mUI/ml: 3-4 semanas de embarazo

– De 75 a 2.600 mUI/ml: 4-5 semanas de embarazo

– De 850 a 20.800 mUI/ml: 5-6 semanas de embarazo

– De 4.000 a 100.200 mUI/ml: 6-7 semanas de embarazo

– De 11.500 a 289.000 mUI/ml: 7–12 semanas de embarazo

– De 18.300 a 137.000 mUI/ml: 12-16 semanas de embarazo

– De 1.400 a 53.000 mUI/ml: 16–19 semanas de embarazo (2º trimestre)

– De 940 a 60.000 mUI/ml: 19-41 semanas de embarazo (3º trimestre)

También permite saber al médico si hay algún problema con el embarazo como un aborto espontáneo, un embarazo ectópico o uno molar si nivel de concentración de hormona hCG es mucho más bajo o mucho más alto de lo normal para la edad de gestación.
 

¿Por qué la beta puede estar baja?

Hay que tener en cuenta que un índice de Beta hCG bajo puede resultar también un bebé perfectamente sano, a veces este índice es bajo porque hay unos embriones que tienen una implantación más lenta. Existen otros factores por los que puede que la beta sea más baja:

– La madre tiene obesidad, la concentración de hCG es significativamente más baja en mujeres con índice de masa corporal superior a 30kg/m², aunque el tiempo de duplicación es similar al de otras mujeres,

– Se ha sometido a los embriones a Diagnóstico Genético Preimplantacional.

– Dependerá también de si se trataban de embriones frescos o congelados. Estudios vislumbran que los embriones congelados tienen una menor producción de hCG.

– Embarazo ectópico.

También puede darse el caso que el resultado de la prueba beta hCG sea positivo y que se presenten los síntomas propios de un embarazo (náuseas, somnolencia, hinchazón, etc.) y que no haya gestación.

Esto sucede en los casos denominados embarazos anembrionarios (cuando el embrión tiene problemas en su implantación en el útero y se expulsa en la primera menstruación).

Esto suele ocurrir debido a que el feto presenta anomalías genéticas o cromosómicas (debido a la baja calidad del óvulo o espermatozoides).

Aunque existan casos en los que la prueba beta muestre el resultado del embarazo, la prueba final será la de la ecografía ya que en ella se podrá ver si hay embarazo o no y en que condiciones se encuentra el feto. Ya es en la primera ecografía cuando se abre una nueva etapa en el camino de la maternidad.

«¿cómo saber los días fértiles de la mujer?» es la primera pregunta que se hace una pareja cuando decide quedarse embarazada. Si es regular resulta sencillo averiguarlo ya que coincide con la mitad del ciclo menstrual. En el caso de tener un ciclo irregular debe basarse a través de otros indicadores como la temperatura basal o las características del flujo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/tests-y-pruebas/como-interpretar-la-beta-cuantitativa-9175

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: