Cómo mantener la leche materna

Contents
  1. Conservación de la leche materna: cómo almacenarla
  2. Recomendaciones sobre extraer la leche materna
  3. Cómo conservar la leche materna
  4. Cómo guardar la leche materna en la nevera
  5. Cómo guardar la leche materna en el congelador
  6. Cuánto tiempo la puedo almacenar
  7. Cómo consumir la leche materna almacenada
  8. TEMA 3
  9. Tipos de recipientes
  10. Cambios de sabor en la leche almacenada
  11. Bibliografía
  12. Artículo redactado por Alba Padró. Asesora de Lactancia de ALBA. IBCLC. Revisado por Eulàlia Torras. Asesora de Lactancia de ALBA
  13. ¿Cómo transportar y conservar la leche materna y la de fórmula?
  14. Conservar leche materna:
  15. ¿Cómo transportar la leche materna cuando salimos fuera de casa?
  16. ¿Cómo transportar y conservar la leche de fórmula?
  17. ¿Cómo preparar la leche de fórmula?
  18. Lactancia materna: Cómo extraer y almacenar su leche materna
  19. Extraer leche materna
  20. Almacenar leche materna
  21. Aspectos a tener en cuenta
  22. Preguntas para hacerle a su médico
  23. Recursos
  24. Cómo extraerse y conservar la leche materna
  25. ¿Cuál es el mejor método para almacenar la leche materna?
  26. ¿Qué precauciones iniciales hay que tomar?
  27. ¿Durante cuánto tiempo puedo almacenarla?
  28. ¿Qué tipo de envase es mejor utilizar?
  29. ¿Puedo añadir más leche a un envase que ya tiene más congelada?
  30. ¿Cuánta leche debo extraer?
  31. ¿Cómo conservar la leche materna en el frigorífico?
  32. ¿Cómo almacenar la leche materna en el congelador?
  33. ¿Cómo usar la leche congelada?
  34. Una vez descongelada la leche, ¿cuánto tiempo tengo para consumirla?
  35. ¿Cómo acertar con la cantidad que va a tomar?
  36. ¿Cómo hacer buen uso de la leche almacenada?
  37. ¿Y si al sacarla huele mal?
  38. ¿Puedo extraerla fuera de casa y conservarla?
  39. Conservación de la leche materna: trucos y consejos
  40. ¿Cuánto tiempo puedo tener la leche a temperatura ambiente?
  41. ¿Cuánto dura la leche materna en la nevera?¿y congelada?
  42. Cómo almacenar la leche materna en la nevera
  43. Cómo congelar la leche materna
  44.  Si tienes la leche en el congelador

Conservación de la leche materna: cómo almacenarla

Cómo mantener la leche materna

La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé, pero muchas madres se preguntan cuál es el mejor método de conservación de la leche materna, ya que, en muchas ocasiones, la mamá no puede estar presente en el momento de la toma.

La vuelta al trabajo, por ejemplo, es uno de los motivos más frecuentes.

Entonces, ¿cómo se puede almacenar la leche materna? ¿Durante cuánto tiempo? En este artículo vamos a explicar cuál es el mejor método para conservar la leche materna y hasta cuándo podemos almacenarla.

Recomendaciones sobre extraer la leche materna

A la hora de extraer la leche materna deberás tener ciertos cuidados para evitar una posible contaminación. Por ello, es muy importante llevar a cabo una serie de recomendaciones:

  • Lávate las manos siempre antes de sacarte la leche con el sacaleches.
  • Para mantener la higiene de los pechos, lo recomendable es darse una ducha diaria. Ten en cuenta que un lavado excesivo de la zona puede llegar a irritarla, lo que provocará molestias durante el uso del sacaleches.
  • Puedes usar conchas recolectoras para mantener el pecho limpio de los escapes de leche. Evitarás que se manche la ropa y mantendrás el pecho protegido de la humedad y el roce con la ropa.
  • Si decides usar cremas para las grietas de los pezones, recuerda lavar bien la zona antes de proceder a sacar la leche o a dar el pecho.
  • Los recipientes en los que irá la leche materna, es decir, los biberones, deberán lavarse con agua caliente y jabón y dejarlos secar al aire o utilizar el lavavajillas, al igual que el sacaleches. Recuerda limpiarlo a conciencia después de cada toma.

Cómo conservar la leche materna

Una vez extraída la leche materna, habrá que guardarla en la nevera o en el congelador, dependiendo de cuándo vaya a tomársela el bebé. Si la toma va a ser en el mismo día, o en menos de ocho días posteriores a la extracción, podrás guardarla en la nevera. Si tienes demasiada leche acumulada, entonces deberás congelar algunos biberones para que no se deterioren.

Ten en cuenta que deberás guardar la leche en la parte más fría de la nevera o del congelador. Además, recomendamos destinar un solo cajón para la leche materna para que no entre en contacto con otros alimentos y se evite, así, posibles contaminaciones.

¿Por qué hay que conservar la leche materna en frío? Porque a mayor temperatura, menor tiempo de conservación tiene la leche. Esto significa que, si tienes la leche fuera de la nevera, a altas temperaturas y durante varias horas, se estropeará y tendrás que desecharla.

Cómo guardar la leche materna en la nevera

La leche materna podrá estar guardada en la nevera durante ocho días a una temperatura de 4 ºC o inferior. Además, hay que evitar la puerta del frigorífico ya que la leche se conservará mejor cuanto más estable sea la temperatura, y buscar aquellas zonas más frías del mismo. Así asegurarás una óptima conservación.

Cómo guardar la leche materna en el congelador

Dependiendo del tipo de congelador que tengas, podrás guardar la leche materna más o menos tiempo. Si tu congelador está integrado en la nevera y es pequeño, podrá conservarse durante, al menos, dos semanas. Pero si tu congelador es de tipo combi, es decir, un poco más grande, podrás congelar la leche hasta un máximo de 3-4 meses.

Cuánto tiempo la puedo almacenar

Si nos basamos en las temperaturas, el almacenamiento de la leche materna será diferente. Puede permanecer a 15 ºC hasta 24 horas, mientras que si se superan los 25 ºC, la leche no durará más de unas horas. Es precisamente por eso por lo que, si la leche no va a ser consumida inmediatamente, se recomienda refrigerar.

Refrigerada entre 0 ºC y 4 ºC, la leche materna podrá permanecer durante varios días en la nevera, no más de ocho. Si metemos la leche en la zona del hielo, su duración será de dos semanas, mientras que si optamos por el congelador a menos de 19 ºC podrá ser conservada hasta seis meses.

La leche guardada en la nevera durante máximo dos días, se puede congelar, aunque lo ideal es enfriar rápidamente la leche extraída (en un recipiente con agua fría) y congelarla lo antes posible.

Si ha estado en la nevera durante más de dos días, pero menos de 5-8 días, puede darse al bebé pero no se debe congelar.

Si la extracción es fuera de casa, se deberá conservar (por ejemplo, en una neverita portátil) y congelarla en cuanto se llegue a casa.

Cómo consumir la leche materna almacenada

A la hora de descongelar la leche materna almacenada, hay que seguir una serie de pasos para que esta sea segura para el bebé:

  • Evita el microondas o el agua hirviendo. Estos no son métodos para descongelar la leche materna almacenada en el congelador. El hecho de usar el microondas o de hervir la leche puede dañar sus propiedades nutritivas. Además, si la leche está muy caliente, podría quemar al bebé.
  • Una de las opciones es descongelarla en el frigorífico. Para ello, tan solo tienes que meterla en la nevera y esperar unas 12 horas. Ten en cuenta que, antes de darle la leche de la nevera al bebé, deberás dejarla a temperatura ambiente durante un máximo de dos horas. Para descongelarla más rápidamente se puede sumergir en un recipiente de agua caliente o colocarla bajo el grifo con agua caliente.
  • No vuelvas a congelar la leche que ya ha sido congelada previamente. La leche descongelada se puede guardar en la nevera durante 24 horas.

Una vez descongelada se debe remover bien para mezclarla. En el caso de la leche refrigerada y no congelada, solo tendrás que sacarla un rato antes de la toma y esperar a que su temperatura se asemeje a la del pecho.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá.

¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/alimentando-a-mi-bebe/conservacion-de-la-leche-materna

TEMA 3

Cómo mantener la leche materna

  • Lavarse las manos antes de extraer y manipular la leche.
  • Usar recipientes bien lavados (agua caliente y jabón) y aclarados para almacenar la leche. O lavarlos en el lavaplatos.
  • Usar leche fresca (no congelada) siempre que sea posible.
  • Congelar lo antes posible la leche que seguro no se vaya a usar antes de tres días.
  • Si por cualquier razón no se puede o no interesa congelar la leche inmediatamente después de extraerla, guardarla lo antes posible en una nevera, hasta usarla o congelarla.
  • Guardar la leche materna en pequeñas cantidades (50 – 100 cc) para poder descongelar solo la que el niño vaya a tomar inmediatamente.
  • Etiquetar los recipientes de leche congelada con la fecha.
  • Descongelar siempre la leche más antigua.
  • Una vez descongelada la leche, removerla bien. Puede mezclarse para una misma toma leche extraída en distintas fechas.
  • Siempre que sea posible, calentar la leche directamente tras sacarla del congelador.
  • En caso contrario mantener la cadena de frío hasta poder calentarla.
  • Calentar agua en un cazo y, ya fuera del fuego, introducir dentro el envase de leche extraída hasta que alcance la temperatura deseada.
  • Calentar al microondas (*) y después remover bien la leche para que su temperatura sea uniforme.
  • Calentar al baño maría (introduciendo la leche fría o congelada en un recipiente con agua fría y calentándolo todo en el fuego).
  • Calentar la leche directamente en el fuego.
  • Descongelar la leche al microondas.
Tipo de leche maternaTemperatura ambienteRefrigeradorCongelador
Recién exprimida en un recipiente cerrado6-8 horas (25ºC o menos)3-5 días (4ºC o menos)2 semanas en el compartimento congelador dentro del refrigerador (*/**)
Previamente congelada, descongelada en el refrigerador pero no calentada ni usada4 horas o menos (hasta la próxima toma)24 horasNo volver a congelar
Descongelada fuera del refrigerador, en agua calienteSólo hasta que termine la toma4 horas o hasta la próxima tomaNo volver a congelar
La que sobra de la tomaSólo hasta que termine la toma, luego desecharDesecharDesechar

Tipos de recipientes

Los recipientes pueden ser indistintamente de plástico o de cristal (con una tapa que cierre con eficacia) y preferiblemente de uso alimentario que están marcados con el correspondiente símbolo. Si además tienen una abertura amplia se facilita su limpieza.

También existen bolsas de plástico para congelar (bolsa única o tipo cubitera) que son prácticas y poco costosas, aunque también se derraman con facilidad, al ser más inestables y poderse pinchar y gotear.

Es preferible guardar la leche en doble bolsa. También hay bolsas especiales que se acoplan al extractor pero son caras y de uno solo uso.

Cambios de sabor en la leche almacenada

Algunas mujeres han comentado que su leche congelada huele a agria e incluso a rancio. Ese olor se atribuye a un cambio en la estructura de los lípidos como consecuencia de los ciclos de congelación y descongelación en el congelador-refrigerador con eliminación automática de escarcha.

Aunque puede ocurrir que ocasionalmente algún niño la rechace, por lo general no es así y tampoco resulta perjudicial para el bebé.

Congelar la leche rápidamente tras la extracción y calentarla inmediatamente después de sacarla del congelador parece que puede contribuir a que este problema se de en menor grado.

Hay madres en que la lipasa actúa muy rápidamente y en pocas horas leche huele a agria. En estos casos lo que la madre puede hacer es: introducir su leche en un cazo y poner al fuego.

Si tiene termómetro (especial para cocina) va a esperar que la leche llegue a 60ºC, hay que sacarla del fuego, guardarla en el recipiente donde va a ser congelada, enfriar rápidamente (un poco de agua fría con hielo sirve), y congelarla.

Si no se dispone de termómetro hay que controlar el proceso de calentamiento, cuando la leche hace burbujitas muy pequeñas en los laterales del cazo, sacar del fuego y seguir con el procedimiento anterior.

Bibliografía

Lawrence, R.A. La lactancia materna. Mosby/Doyma Libros, S.A. Madrid 1996 RoyalCollege of Midwives.Lactancia materna. Manual para profesionales.

ACPAM.Barcelona 1994 Aguayo, J. La lactancia materna. Universidad de Sevilla.Sevilla, 2001 ACPAM. Manual práctico de lactancia materna.

(*) La leche materna puede ser calentada al microondas. A pesar que su uso inadecuado puede destruir la mayoría de células vivas de la leche materna, el valor nutricional de la leche sigue siendo el mismo.

Artículo redactado por Alba Padró. Asesora de Lactancia de ALBA. IBCLC.
Revisado por Eulàlia Torras. Asesora de Lactancia de ALBA

↑ subir

Источник: http://albalactanciamaterna.org/lactancia/tema-3-manejo-de-la-leche-materna/conservacion-de-la-leche-materna-extraida/

¿Cómo transportar y conservar la leche materna y la de fórmula?

Cómo mantener la leche materna

En la primera etapa, desde su nacimiento, el bebé exclusivamente toma leche. Bien sea la leche maternal o de fórmula. Esto ya depende de cada decisión y circunstancias de los papás.

Conservar leche materna:

Está claro que las mamás que dan el pecho no tienen ningún problema porque su leche siempre se la pueden ofrecer a demanda, en cualquier sitio y a la temperatura adecuada.
Algunas mamás que alimentan a su bebé con leche materna no siempre pueden darle el pecho por diversos motivos.

Uno de ellos es la incorporación al trabajo, en este momento, empezamos a sacarla mediante un extractor de leche, varias veces al día.
La podemos extraer directamente al biberón, ya que estos se adaptan a los sacaleches habitualmente.

También podemos optar por conservarla la leche en los recipientes o bolsitas especialmente pensados para ello.

¿Cómo transportar la leche materna cuando salimos fuera de casa?

Llega el día en que, bien sea la mamá o el papá, debe dar el biberón al peque fuera de casa. Y aquí surge la duda de cómo transportar y conservar la leche.

-Fuera de casa durante menos de dos horas:Si pensamos darle el biberón con leche materna en un corto periodo de tiempo (de 1-2 horas) podemos antes de salir de casa calentarlo al baño maría o mediante un calienta biberones y guardarla así preparada y calentita en su propio biberón. El biberón a su vez, deberemos guardarlo en un termo.

Estos termos para biberones suelen ser de tejido blando y están especialmente preparados para mantener el alimento a la temperatura ambiente durante unas 2 horas.

-Fuera de casa más de dos horas:Si vamos a estar fuera de casa más de dos horas , lo ideal es llevar la leche materna en su biberón, pero esta vez fría. Para mantenerla fresquita utilizaremos el mismo termo o funda para biberones que lleva tejido térmico en su interior de color plateado. Este nos garantiza mantener la leche materna en estado optimo. Cuando el bebé tenga hambre le calentaremos la leche materna mediante el sistema de baño maría. Para ello vamos a necesitar un recipiente que podamos llenar con agua caliente e introducir el biberón para que pueda de forma natural obtener la temperatura óptima.

-En la guardería:

Si tras la baja de maternidad nos vemos obligados a dejar al bebé en la guardería o con una cuidadora y decidimos mantener la alimentación con la leche materna simplemente utilizaremos el sistema antes explicado.

La leche la transportamos fría y cuando llegue el momento de la toma la cuidadora se lo debería de calentar al baño maría o mediante un calentador de biberones eléctrico.

Si van a ser varias tomas, también se puede congelar la leche y sin alterar la cadena del frio se meterá en la nevera del centro en cuanto llegue.

-En el coche:
Si salimos de viaje y tenemos la posibilidad de calentar el biberón en el coche podemos utilizar un calientabiberones especialmente preparado para ello, llamado calientabiberones casa-coche (incluye adaptador para poder enchufarlo en el mechero del coche) y así calentarlo de forma adecuada.

¿Cómo transportar y conservar la leche de fórmula?

Conservar la leche de fórmula es muy sencillo, ya que sólo es necesario preparar un biberón con leche en polvo.

Nosotras siempre recomendamos tener a mano un termo de acero inoxidable. Los hay de 300ml o 500ml todo depende de los biberones que queramos preparar con el agua caliente que llevaremos.Este tipo de termos mantienen el agua caliente aproximadamente durante unas 8 horas. De este modo podemos preparar el biberón rápidamente en cualquier parte.

También es una buena opción para usar por las noches pues muchas veces nos despertamos con el llanto del bebé hambriento y es un sistema rápido para hacerlo en segundos y no tener que esperar a que se caliente el agua.

¿Cómo preparar la leche de fórmula?

1. En un dosificador de leche de fórmula preparamos los cacitos que toma el bebé en cada etapa obteniendo así varias tomas preparadas para cualquier momento.
2. Llenamos el biberón con agua. Si al principio es demasiado caliente mezclamos agua del termo caliente y añadimos un poco de agua embotellada fría. Es importante que quede a temperatura adecuada.

Existen termómetros para ello o bien un sistema casero echando unas gotas en el dorso de la mano.3. Añadimos la leche en polvo preparada con los cacitos necesarios que en cada etapa toma el bebé.

4. Mezclamos bien: agitando el biberón o utilizando para ello una batidora para biberones que nos garantiza una mezcla perfecta y sin grumos. Las nuevas generaciones de biberones ya tienen incorporado un aparato para ese fin.

Источник: https://blog.bblandia.es/conservar-leche-materna-formula/

Lactancia materna: Cómo extraer y almacenar su leche materna

Cómo mantener la leche materna

Algunas mujeres optan por extraer y almacenar su leche materna. Puede decidir hacer esto cuando regrese a trabajar después de la licencia por maternidad.

Por el contrario, es posible que desee extraer leche para que su pareja pueda alimentar al bebé con leche materna. Cualquiera sea la razón, la extracción de leche le permite continuar alimentando a su bebé con un biberón.

Puede comprar o alquilar un extractor de leche eléctrico o manual. Algunos hospitales y planes de seguro ofrecen extractores de leche gratuitos.

Este artículo responde preguntas comunes sobre la extracción y el almacenamiento de leche materna.

Extraer leche materna

¿Cuándo debo comenzar a extraer leche materna?

Si planea extraer leche materna cuando regrese al trabajo, comience a practicar con 1 o 2 semanas de anticipación. De esta manera aprenderá cómo funciona su bomba. Puede extraer leche justo después de que su bebé coma o entre comidas. O tal vez prefiera extraer leche de un seno mientras alimenta a su bebé del otro.

Comenzar en casa también la ayuda a tener abastecimiento de leche materna extraída. Puede almacenarla para alimentar a su bebé cuando regrese al trabajo.

¿Cuánta leche obtendré mediante la extracción?

Es posible que no obtenga mucha leche cuando comience a extraerla. Esto cambiará a medida que continúe haciéndolo regularmente. Sus senos comenzarán a producir más leche. Cuanto más a menudo lo haga, más leche producirán sus senos. Beba abundante líquido para mantenerse hidratada. Esto también ayudará a su suministro de leche.

¿Durante cuánto tiempo debo extraer cada vez?

Se necesita aproximadamente el mismo tiempo para extraer la leche que para amamantar. Con la práctica, puede extraer lo necesario en tan solo 10 a 15 minutos. Mientras esté en el trabajo, trate de extraer la leche con la frecuencia en la que su bebé generalmente se alimenta.

Esto puede ser cada 3 a 4 horas durante 15 minutos cada vez. Para mantener su suministro de leche, dé a su bebé alimentos adicionales cuando estén juntos. También puede extraer leche inmediatamente después de que su bebé se alimente para ayudar a que sus senos produzcan más leche.

¿Habrá ocasiones en que mi bebé necesite más leche de la que tengo lista?

Sí, su bebé necesita más leche durante los períodos de crecimiento acelerado. El crecimiento acelerado ocurre aproximadamente a las 2 y 6 semanas de edad y nuevamente a los 3 y 6 meses de edad. La mejor manera de aumentar su suministro de leche durante el crecimiento acelerado es amamantar o extraer leche con más frecuencia.

Almacenar leche materna

¿Cómo debo almacenar mi leche materna?

Existen dos formas de almacenar la leche materna. Puede usar una botella de plástico o vidrio con una tapa sellable. O puede usar una bolsa estéril sellable.

Almacene su leche materna en la cantidad que su bebé consume en una comida; de esta manera, no desperdicia leche. Por ejemplo, si su bebé ingiere 4 onzas en una comida, coloque 4 onzas de leche materna en el recipiente de almacenamiento.

Siempre coloque la fecha en el recipiente de la leche materna para saber durante cuánto tiempo puede almacenarla.

¿Dónde debo almacenar mi leche materna?

Guarde su leche materna extraída en el refrigerador o en una nevera con hielo lo antes posible. También puede congelar la leche si no la va a usar de inmediato.

¿Durante cuánto tiempo puedo almacenar mi leche materna?

La vida útil de la leche materna varía en función de cómo se almacena.

  • A temperatura ambiente (menos de 77 ° F), dura hasta 6 horas.
  • En una hielera con bolsas de hielo, dura hasta 24 horas.
  • En el refrigerador, dura de 3 a 8 días.
  • En el congelador, dura hasta 6 meses.

Aspectos a tener en cuenta

El color de la leche materna almacenada puede variar. Puede ser azulada, amarillenta o amarronada. Es normal que la leche materna se separe (la parte grasa de la leche quede arriba).

Agite la botella o la bolsa sellada y la grasa debe volver a mezclarse con la leche. Si no es así, entonces la leche materna puede estar en mal estado. Debe oler la leche antes de dársela a su bebé. La leche en mal estado huele agrio.

Si aún no está segura, pruebe la leche. Si sabe agria, entonces está en mal estado y debe desecharla.

Si elige congelar la leche materna, debe descongelarla antes de dársela a su bebé. Hay 2 formas de descongelar la leche.

  • Coloque el recipiente de leche en agua tibia. Mueva el recipiente en el agua hasta que la leche se descongele.
  • Coloque el recipiente de leche en el refrigerador el día anterior a su uso.

La leche materna descongelada se puede refrigerar hasta por 24 horas, pero no se debe volver a congelar. No use agua caliente para descongelar la leche materna. Podría calentarse demasiado y quemar la boca del bebé. No descongele la leche materna congelada en el microondas. Esto puede dañar proteínas importantes de la leche materna.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿En qué momento después del nacimiento puedo comenzar a extraerme leche?
  • ¿Durante cuánto tiempo puedo extraer y almacenar la leche materna?
  • ¿Qué tipo de biberones debo usar para almacenar la leche materna?
  • ¿Qué debo hacer si mi bebé prefiere la alimentación con biberón a la lactancia materna?
  • ¿Qué sucede si accidentalmente le doy a mi bebé leche materna en mal estado?
  • ¿Pueden los fármacos o medicamentos que tomo entrar en mi leche materna?

Recursos

Academia Estadounidense de Médicos de Familia: Lactancia materna: Regreso al trabajo

Copyright © American Academy of Family Physicians

Esta información proporciona una visión general y puede que no se aplique a todos. Hable con su médico de familia para averiguar si esta información se aplica a usted y para obtener más información sobre este tema.

Источник: https://es.familydoctor.org/lactancia-como-extraer-y-almacenar-su-leche-materna/

Cómo extraerse y conservar la leche materna

Cómo mantener la leche materna

La leche materna extraída es el mejor alimento que puede tomar tu bebé cuando no estás a su lado. Así que ¿cómo puedes guardar y usar tu leche de forma segura?

Respondemos las dudas más frecuentes sobre su conservación, para que no pierda ninguna de sus mágicas cualidades.

Sacarte la leche y conservarla para que alguien se la dé a tu bebé cuando no puedes ponerle al pecho, es una buena opción y frecuente en la lactancia materna. Puedes hacerlo de forma manual o usando un sacaleches.

Si vas a reincorporarte al trabajo o tienes que ausentarte unos días de casa, es recomendable empezar a sacarse leche unos días antes e ir almacenándola en el congelador. Pero otra opción puede ser extraerla por la noche y guardarla en el frigorífico, para que la persona que va a cuidar de tu hijo mientras tú no estás, pueda ofrecérsela.

Y aunque bien es cierto que la leche extraída conserva la mayor parte de sus beneficios, también es verdad que para eso tiene que conservarse correctamente y tener una higiene adecuada para garantizar que es segura para tu bebé.

¿Cuál es el mejor método para almacenar la leche materna?

La leche materna es mejor para tu bebé que la leche de fórmula; la leche materna recién extraída es preferible a la refrigerada, y la refrigerada es mejor que la congelada.

Según Medela se debe a que la leche recién extraída ofrece las mejores propiedades antibacterianas y cuenta con niveles superiores de antioxidantes, vitaminas y grasa que le leche refrigerada o congelada.

¿Qué precauciones iniciales hay que tomar?

Según la Liga Internacional de la Leche:

  • Se puede almacenar en casa para ofrecérsela a niños sanos, nacidos a término (no prematuros).
  • Hay que lavarse las manos con agua y jabón antes de extraerse la leche.
  • Usar recipientes que han sido lavados con agua caliente jabonosa y enjuagados.
  • Toda leche debe ser etiquetada antes de almacenarla, con la cantidad y la fecha de la extracción y congelación. Así podemos ir descongelando la leche más antigua.

¿Durante cuánto tiempo puedo almacenarla?

Si has extraído la leche materna de forma limpia y segura, puedes almacenarla a temperatura ambiente, en el frigorífico o en el congelador, en función de cuándo desees utilizarla.

Esta son las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP):

Calostro

A temperatura ambiente 27 – 32 grados, de 12 a 24 horas.

Leche materna

  • A 15º C: se conserva 24 horas
  • A 19 – 22º C: 10 horas
  • A 25 ºC: de 4 a 8 horas
  • Refrigerada entre 0 y 4 ºC: de 5 a 8 días

Leche congelada

  • En un congelador dentro de la misma nevera: 2 semanas
  • En un congelador que es parte de la nevera pero con puerta separada (tipo combi): 3 -4 meses.
  • En un congelador separado, tipo comercial con temperatura constante de -19º C: 6 meses o más.

¿Qué tipo de envase es mejor utilizar?

La AEP recomienda utilizar siempre envases destinados para uso alimentario: de cristal, de plástico duro (transparente u opaco) o bolsas de plástico blando diseñadas para este uso.

Explica que las asociaciones de bancos de leche aconsejan utilizar recipientes duros porque «provocan una menor pérdida de factores defensivos de la leche durante el almacenamiento, y cerrarlos con tapa dura».

Las bolsas de plástico blando son prácticas y poco costosas, pero se derraman y rompen con mayor facilidad.

Y añade que hay que mantener estas normas de higiene y conservación:

  • Para mantener la máxima higiene, no conviene tocar el interior del recipiente en el que se almacenará la leche, para que no entren bacterias.
  • El envase debe cerrarse inmediatamente después de introducir la leche.
  • Se recomienda guardar, en cada recipiente, pequeñas cantidades de leche (60-120 ml) sin llenarlo completamente, para permitir que la leche se expanda al congelarse.

¿Puedo añadir más leche a un envase que ya tiene más congelada?

Según explica la Liga de la Leche, sí es posible, pero tienes que enfriar la leche reciente en el refrigerador al menos media hora antes de sumarla al envase congelado, y sea menos cantidad que la leche congelada, de manera que, al mezclarse, la leche fresca no derrita la capa superior de la leche congelada.

¿Cuánta leche debo extraer?

  • No es necesario sacarse de una vez toda la leche que se pretende dejar para el bebé.
  • Tampoco es necesario mantener separadas las distintas cantidades que se vayan extrayendo a lo largo del día.
  • Siempre que las cantidades previamente extraídas se hayan mantenido a una temperatura entre 0 y 15 grados, la madre puede utilizar el mismo recipiente para guardar la leche recién extraída, por un período máximo de 24 horas y luego seguir las recomendaciones de almacenamiento de acuerdo con la fecha y hora de la primera extracción. Es decir:
    • Si la leche previamente extraída se ha mantenido entre 19 y 22 grados, el tiempo total de almacenamiento no debe exceder las 10 horas desde la primera extracción.
    • Y si la leche previamente extraída se ha mantenido a 25 grados, el tiempo total de almacenamiento no deberá exceder las 6 horas desde la primer extracción.

¿Cómo conservar la leche materna en el frigorífico?

  • Enfría la leche materna lo antes posible tras su extracción.
  • Almacena la leche materna en la parte más fría del frigorífico: en la parte posterior, en el estante situado encima del compartimento de las verduras.
  • No la almacenes en la puerta del frigorífico, donde la temperatura es menos consistente.

¿Cómo almacenar la leche materna en el congelador?

  • Congela la leche materna lo antes posible tras su extracción.
  • Comprueba que tus recipientes de almacenamiento de leche materna se puedan usar en el congelador.
  • No llenes los biberones ni las bolsas más de tres cuartos de su capacidad, ya que la leche materna se expande al congelarse.
  • Almacena la leche materna congelada en la parte posterior del congelador, donde la temperatura es más constante.
  • Mantenla alejada de las paredes de los congeladores con función de autodescongelación.

¿Cómo usar la leche congelada?

  • No dejes que se descongele a temperatura ambiente.
  • Se puede descongelar en el frigorífico en unas 12 horas.
  • El mejor método es colocar el recipiente bajo el chorro de agua fría e ir dejando que el agua salga progresivamente más caliente (hasta un máximo de 37º C) hasta lograr descongelar la leche y que alcance la temperatura ambiente.
  • También puede descongelarse colocando el recipiente dentro de un cazo con agua tibia y después más caliente, pero sin ponerla al fuego.
  • Nunca descongeles ni calientes la leche materna congelada en el microondas ni en agua hirviendo. Esto podría dañar sus propiedades nutritivas y protectoras, y crear puntos calientes que podrían quemar al bebé.
  • No es necesario calentar la leche materna: basta con llevarla a temperatura ambiente, que es como sale de nuestro cuerpo.

Una vez descongelada la leche, ¿cuánto tiempo tengo para consumirla?

«Si la leche ha sido congelada y descongelada, se puede refrigerar hasta 24 horas para usarse después, aunque no debe volver a congelarse», explica la Liga de la Leche.

¿Cómo acertar con la cantidad que va a tomar?

Es difícil calcular cuánta leche va a tomar, así que para no desperdiciarla, es conveniente mantenerla en un recipiente distinto del que se lleva a la boca el bebé.

Empieza por ofrecer al bebé pequeñas cantidades en un vaso, con una cuchara, una jeringa o un biberón) y vas rellenando a medida que te pida más.

De esta forma, puedes guardar lo que no haya tomado el bebé para la próxima toma, ya la leche descongelada puede mantenerse refrigerada durante 24 horas horas, siempre que no haya entrado en contacto con la saliva del bebé.

¿Cómo hacer buen uso de la leche almacenada?

Explica Medela, que «la leche materna almacenada tiende a separarse en capas y que la grasa (nata) queda en la parte superior».

Por eso, es aconsejable mover suavemente el biberón para mezclar las capas antes de alimentar al bebé.

Y, por higiene, hay que desechar cualquier resto de leche que quede en el vaso o biberón transcurridas una o dos horas desde el inicio de la toma: las bacterias de la boca del niño pueden acabar en la leche de forma natural.

¿Y si al sacarla huele mal?

Es posible que, en ocasiones, notes que tu leche materna refrigerada o descongelada tiene un olor a rancio. Según explica la AEP, se debe a la acción de una enzima llamada lipasa, que descompone las grasas y libera los ácidos grasos, un proceso que ayuda a evitar la proliferación de bacterias nocivas.

Esta transformación de la grasa ayuda al bebé a la digestión de la leche y no es perjudicial, pero puede provocar que la rechace por su sabor. Si no es así, puedes ofrecérsela, siempre que la hayas guardado de forma segura.

¿Puedo extraerla fuera de casa y conservarla?

Muchas madres necesitan extraerse la leche en el trabajo y están en su derecho. Si tienes que transportar tu leche materna entre el trabajo y tu casa o la guardería, es recomendable que la lleves en una nevera portátil con paquetes de hielo.

Más información | Medela y La Liga de la Leche

En Bebés y Más | Principales micronutrientes de la leche materna: en qué benefician al bebé y cómo podemos asegurar su correcto aporte, Venta de leche materna en internet: un negocio peligroso

Источник: https://www.bebesymas.com/lactancia/como-conservar-leche-materna

Conservación de la leche materna: trucos y consejos

Cómo mantener la leche materna
Escrito por Clara Muñoz, Dra. en Biomedicina.

Sin duda el mejor alimento para tu bebé es tu propia leche, pero compaginar la lactancia con tu vida diaria no siempre es fácil, ¿verdad? Especialmente si tienes que reincorporarte al trabajo es casi imposible mantener la rutina de las tomas.

Entonces, volver a tu vida laboral, salir un rato con las amigas o poder descansar por la noche significa renunciar a la lactancia? Rotundamente no.

Utilizar un sacaleches o extraerte la leche de forma manual te permitirá seguir alimentando a tu hijo con tu leche  aunque no estés en casa o si quieres compaginarte con tu pareja.

Vale, y una vez te has extraído la leche, vienen todo el resto de dudas: ¿cuánto tiempo la puedo conservar? ¿dónde la guardo? ¿cómo congelar y calentar la leche? Tranquila, si sigues las sencillas pautas que te dejamos a continuación, podrás almacenar tu leche fácilmente y garantizando su calidad.

¿Cuánto tiempo puedo tener la leche a temperatura ambiente?

La leche a temperatura ambiente (19-22 °C) puede aguantar en buenas condiciones alrededor de 6-8 horas, siempre y cuando hayas seguido estrictamente las pautas de higiene y desinfección para la extracción que veremos un poco más abajo.

Ten en cuenta que como más alta sea la temperatura ambiental, menos tiempo aguantará la leche. Así que, si es verano, procura mantenerla siempre refrigerada o utilizarla lo antes posible.

¿Cuánto dura la leche materna en la nevera?¿y congelada?

El tiempo de almacenamiento de tu leche dependerá, esencialmente, de dónde la guardes:

Frigorífico (4°C): 8 días

Congelador (-18°C): 4 meses

  Recuerda que es imprescindible que guardes la leche en la nevera u el congelador inmediatamente después de haberla extraído, especialmente si es verano o vives en un país cálido.

Si no lo haces, corres el riesgo de que se estropee, perdiendo sus propiedades nutritivas e incluso pudiendo llegar a ser perjudicial para tu hijo.

Aquí te dejo un resumen de las guías de conservación de leche materna:

Tiempo de conservación*Congelador (-18 °C)Nevera (4°C)Temperatura ambiente (19-22 °C)Temperatura ambiente (23-26 °C)
Recién extraída4 meses8 días6-8 horas4 horas
Descongelada en nevera después de haber sido congeladaNo recongelar24 horas2-4 horas1-2 horas

Fuentes: Jones, F. Best Practice for Expressing, Storing and Handling Human Milk in Hospitals, Homes and Child Care Settings; Raleigh NC, 2011. Human Milk Banking Association of North America; Mohrbacher N, 2010. Breastfeeding Answers Made Simple: A Guide for Helping Mothers.

Los tiempos de conservación pueden variar para bebés prematuros o enfermos. En este caso, sigue siempre las pautas de tu médico o asesor experto en lactancia.

Cómo almacenar la leche materna en la nevera

Para conservar de forma óptima la leche en el refrigerador, asegúrate de seguir estas pautas:

  • Mete la leche en la nevera justo después de la extracción.
  • Guarda la leche en recipientes o bolsas específicas para almacenar la leche materna para garantizar que no contienen sustancias tóxicas como BPA (Bisfenol A) y que la leche quedará bien aislada. De esta forma evitarás que se pudiera contaminar o derramar dentro de la nevera.
  • Si utilizas recipientes, asegúrate que han sido esterilizados previamente. Si son bolsas, usa cada vez una nueva.
  • Una vez almacenada, no añadas leche caliente a la que ya tenías previamente refrigerada.
  • Evita mezclar leche recién refrigerada con otra que lleve varios días en la nevera.
  • Utiliza siempre la leche que lleve más días en la nevera primero (por eso, es importante etiquetar los recipientes con la fecha de extracción).
  • Guarda la leche en la zona posterior (cerca del fondo de la nevera), ya que es la parte con la temperatura más baja. No la pongas en las baldas de la puerta, donde la temperatura suele ser superior.
  • Recuerda consultar las tablas de conservación y nunca guardar la leche más tiempo del recomendado.

Cómo congelar la leche materna

Si necesitas conservar la leche durante semanas o incluso meses, deberás congelarla. Para hacerlo correctamente, no descuides estos puntos:

  • Guarda la leche en el congelador inmediatamente después de la extracción.
  • Utiliza siempre recipientes o bolsas aptos para la conservación de lecha materna que mantengan la leche bien aislada y que no contengan sustancias nocivas para tu bebé como BPA.
  • Nunca utilices recipientes de cristal u aquellos que no cierren herméticamente para guardar leche en el congelador para evitar que puedan reventar o que se pueda derramar el contenido.
  • Ten en cuenta que, al congelar un líquido, este aumenta ligeramente de tamaño, por lo que nunca debes llenar al máximo el recipiente/bolsa (como mucho ¾).
  • Etiqueta los recipientes con la fecha de la extracción y la cantidad que contiene y gasta siempre los más antiguos primero.
  • Almacena la leche en pequeñas cantidades (menos de 60 mL por contenedor). De esta forma, se descongelará más rápidamente y evitarás tener que tirar la parte que te sobre. Una vez descongelada, puedes mezclar el contenido de varios recipientes, siempre y cuando tengan una temperatura similar.
  • No añadas leche caliente a un recipiente que contenga leche ya congelada.
  • Guarda la leche en la parte posterior del congelador. Allí es donde la temperatura se mantiene más constante.
  • Recuerda consultar las tablas de conservación y nunca guardar la leche más tiempo del recomendado.

 Si tienes la leche en el congelador

Ponla en la nevera la noche antes de utilizarla. También puedes descongelarla poniendo la bolsa o recipiente en agua templada (máx. 37°C) hasta que la leche se haya liquidificado por completo. No descongeles la leche dejándola a temperatura ambiente.

Una vez descongelada y atemperada, usa la leche dentro de las 2 horas siguientes. Si la has descongelado en la nevera, no la dejes allí más de 18-20 horas (y nunca más de 24h) para garantizar su calidad. De lo contrario, deberás desecharla y descongelar otro recipiente. NUNCA vuelvas a congelar leche que ya hayas descongelado.

Источник: https://blogdelbebe.com/conservacion-leche-materna/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: