Cómo prevenir la diabetes gestacional

Cómo prevenir la diabetes tipo 2 | NIDDK

Cómo prevenir la diabetes gestacional

Tal vez usted se ha enterado de que tiene una alta probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2, el tipo más común de esta enfermedad.

Tal vez usted tenga sobrepeso o un padre, hermano o hermana con diabetes tipo 2. Tal vez usted tuvo diabetes gestacional, que es la que aparece durante el embarazo.

Estos son solo unos pocos ejemplos de los factores que pueden elevar la probabilidad de sufrir de diabetes tipo 2.

La diabetes puede causar graves problemas de salud, como enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares y problemas de los ojos y los pies. La prediabetes también puede causar problemas de salud. Lo bueno es que es posible retardar o incluso prevenir la aparición de la diabetes tipo 2.

Cuanto más tiempo una persona tiene diabetes, mayor será su probabilidad de sufrir problemas de salud; por eso, retardar la aparición de la diabetes incluso unos pocos años es provechoso para la salud.

Usted puede ayudar a prevenir o retardar la aparición de la diabetes tipo 2 si pierde una cantidad moderada de peso siguiendo un plan de alimentación con consumo reducido de calorías y haciendo actividad física la mayoría de los días de la semana.

Pregúntele a su médico si debe tomar metformina, una medicina para la diabetes que ayuda a prevenir o retardar la diabetes tipo 2.2

¿Cómo puedo reducir mi probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2?

Las investigaciones, como las que realiza el Programa de Prevención de la Diabetes, demuestran que se puede hacer mucho para reducir la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2. A continuación describimos algunos cambios que usted puede hacer para disminuir su riesgo:

  • Baje de peso y no vuelva a aumentarlo. Usted puede prevenir o retrasar la aparición de la diabetes si pierde de 5 a 7 por ciento de su peso inicial.2 Por ejemplo, si usted pesa 200 libras (90 kg), su objetivo sería perder aproximadamente 10 a 14 libras (4.5 a 6 kg).
  • Muévase más. Haga por lo menos 30 minutos de actividad física 5 días a la semana. Si usted ha estado inactivo, pregúntele a su médico cuáles actividades son las mejores para usted. Empiece lentamente y avance hasta lograr su objetivo.
  • Aliméntese sanamente la mayor parte del tiempo. Coma porciones más pequeñas para reducir la cantidad de calorías que consume cada día y así ayudarse a bajar de peso. Escoger alimentos con menos grasa es otra manera de reducir las calorías. Tome agua en lugar de bebidas azucaradas.

Pregúntele a su profesional de la salud qué otros cambios puede hacer usted para prevenir o retrasar la diabetes tipo 2.

La mayoría de las veces, su mejor opción para prevenir la diabetes tipo 2 es hacer cambios en su estilo de vida que le funcionen a largo plazo. Comience con un plan de acción para prevenir la diabetes tipo 2.

Bajar de peso con una alimentación saludable y actividad física regular puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2.

¿Qué debo hacer si mi médico me dijo que tengo prediabetes?

La prediabetes se diagnostica cuando los niveles de glucosa en la sangre, o azúcar en la sangre, son más altos de lo normal, pero no lo suficiente como para hacer un diagnóstico de diabetes.

La prediabetes es grave porque aumenta la probabilidad de que aparezca la diabetes tipo 2.

Varios de los factores que aumentan la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 ponen a la persona en riesgo de sufrir de prediabetes.

Otros nombres para la prediabetes son deterioro de la glucosa en ayunas o deterioro de la tolerancia a la glucosa. Algunas personas llaman a la prediabetes “diabetes limítrofe”.

Según datos y estadísticas recientes sobre la diabetes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, alrededor de 1 de cada 3 personas en los Estados Unidos tiene prediabetes. Usted no puede saber si tiene prediabetes a menos que le hagan una prueba.

Si usted tiene prediabetes puede disminuir su probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 bajando de peso si es necesario, haciendo más actividad física y siguiendo un plan de alimentación bajo en calorías.

Comience su Plan de acción para prevenir la diabetes tipo 2. Si desea más apoyo, puede buscar un programa de cambio de estilo de vida en su localidad a través del Programa Nacional de Prevención de la diabetes.

Mantenerse físicamente activo es una manera de ayudar a evitar que la prediabetes se convierta en diabetes tipo 2.

Si tuve diabetes gestacional cuando estaba embarazada, ¿cómo puedo reducir mi probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2?

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se presenta durante el embarazo y casi siempre se va después de que nace el bebé.

Aunque la diabetes gestacional desaparezca, usted todavía tiene una mayor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en los próximos 5 a 10 años.

Su bebé también tiene más probabilidad de volverse obeso y de sufrir de diabetes tipo 2 más adelante en la vida. Tomar decisiones saludables ayuda a toda la familia y puede evitar que su hijo se vuelva obeso o diabético.

Hacer actividad física en compañía es una gran manera de disminuir su probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 y la de sus seres queridos.

A continuación, se describen los pasos que usted debe tomar, tanto para usted como para su hijo, si usted tuvo diabetes gestacional:

  • Hágase un examen para la diabetes de 6 a 12 semanas después del nacimiento de su bebé. Si su nivel de glucosa en la sangre sigue alto, puede tener diabetes tipo 2; si es normal, debe hacerse la prueba cada 3 años para ver si ha desarrollado diabetes tipo 2.
  • Manténgase más activa y aliméntese sanamente para regresar a un peso saludable.
  • Amamante a su bebé. La lactancia materna le da a su bebé el equilibrio correcto de nutrientes y le ayuda a usted a quemar calorías.
  • Pregúntele a su médico si debe tomar metformina, una medicina que ayuda a prevenir la diabetes tipo 2.2

Bibliografía

[2] Diabetes Prevention Program Research Group.

Long-term effects of lifestyle intervention or metformin on diabetes development and microvascular complications over 15-year follow-up: the Diabetes Prevention Program Outcomes Study.

The Lancet Diabetes & Endocrinology. 2015;3(11):866–875. Puede encontrar más información en inglés acerca de este estudio en la página de internet de Diabetes Prevention Program Outcomes Study.

Источник: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/prevenir-tipo-2

La diabetes gestacional

Cómo prevenir la diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que puede aparecer durante el embarazo en las mujeres que no tengan ya diabetes. La diabetes gestacional afecta a entre el 2 y el 10 % de los embarazos en los Estados Unidos cada año. Manejar la diabetes gestacional la ayudará a tener un embarazo saludable y un bebé sano.

Causas

La diabetes gestacional se da cuando el cuerpo no puede producir suficiente insulina durante el embarazo. El páncreas produce una hormona llamada insulina, que actúa como una llave que permite que el azúcar en la sangre entre a las células del cuerpo para que estas la usen como energía.

Durante el embarazo el cuerpo produce más hormonas y además tiene otros cambios, como aumento de peso. Estos cambios hacen que las células del cuerpo usen la insulina de una manera menos eficaz. Esta afección se llama resistencia a la insulina. La resistencia a la insulina aumenta la necesidad que el cuerpo tiene de insulina.

Todas las mujeres tienen algo de resistencia a la insulina durante los últimos meses del embarazo. Sin embargo, algunas tienen esta afección incluso antes de quedar embarazadas. Comienzan el embarazo con una necesidad mayor de insulina y, por lo tanto, serán más propensas a tener diabetes gestacional.

Aproximadamente el 50 % de las mujeres con diabetes gestacional presentarán diabetes tipo 2 después, pero hay medidas que se pueden tomar para prevenirla. Pregúntele al médico cómo reducir su riesgo y con qué frecuencia se debe revisar los niveles de azúcar en la sangre para asegurarse de mantenerlos bajo control.

Síntomas y factores de riesgo

La diabetes gestacional generalmente no provoca síntomas. Sus antecedentes médicos y los factores de riesgo que tenga pueden indicarle al médico si usted podría tener diabetes gestacional, pero deberá hacerle una prueba para saberlo con certeza.

Complicaciones

La diabetes gestacional puede aumentar el riesgo de tener presión arterial alta durante el embarazo. También puede aumentar el riesgo de que tenga un bebé grande y que le deban hacer una cesárea (C-section, en inglés).

Si usted tiene diabetes gestacional, su bebé estará en mayor riesgo de lo siguiente:

  • Ser muy grande (9 libras o más), lo cual puede dificultar el parto.
  • Nacer antes de tiempo, lo cual puede causar problemas respiratorios y otros problemas.
  • Tener niveles bajos de azúcar en la sangre.
  • Tener diabetes tipo 2 más adelante en la vida.

La diabetes gestacional, por lo general, desaparece después de que nace el bebé. Sin embargo, alrededor del 50 % de las mujeres con diabetes gestacional tendrán diabetes tipo 2 más adelante.

Usted puede reducir su riesgo si alcanza un peso corporal saludable después de dar a luz.

Visite al médico para que le revise los niveles de azúcar en la sangre de 6 a 12 semanas después de que haya nacido el bebé y luego cada 1 a 3 años para asegurarse de que estén dentro de los valores objetivo.

Detección

Es importante que le hagan pruebas de sangre para detectar la diabetes gestacional, así puede comenzar el tratamiento para proteger su salud y la del bebé.

La diabetes gestacional generalmente aparece alrededor de la semana 24 del embarazo; por lo tanto, es probable que le hagan la prueba entre la semana 24 y la 28.

Si usted está en mayor riesgo de presentar diabetes gestacional, el médico podría hacerle la prueba antes. Si sus niveles de azúcar en la sangre son más altos que lo normal al principio del embarazo, esto podría indicar que usted tiene diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2 y no diabetes gestacional.

Prevención

Es posible que pueda prevenir la diabetes gestacional antes de quedar embarazada si baja de peso (en caso de que tenga sobrepeso) y hace actividad física regularmente.

No intente bajar de peso si ya está embarazada. Necesitará subir algo de peso —pero no demasiado rápido— para que el bebé sea sano. Pregúntele al médico cuánto peso debe subir para tener un embarazo saludable.

Tratamiento

Hay muchas cosas que puede hacer para manejar la diabetes gestacional. Vaya a todas sus citas médicas prenatales y siga su plan de tratamiento, incluidas las siguientes medidas:

  • Revisarse los niveles de azúcar en la sangre para asegurarse de que se mantengan dentro de un rango saludable.
  • Comer alimentos saludables en las cantidades correctas a la hora correspondiente. Seguir un plan de alimentación saludable creado por su médico o dietista.
  • Mantenerse activa. Hacer con regularidad actividad física que sea moderadamente intensa (como caminar rápido) reduce los niveles de azúcar en la sangre y aumenta la sensibilidad de su cuerpo a la insulina, de modo que no necesitará tanta. Asegúrese de preguntarle al médico qué tipo de actividad física puede hacer y si hay algún tipo que deba evitar.
  • Monitorear al bebé. El médico revisará el crecimiento y desarrollo del bebé.

Si con la alimentación saludable y la actividad física no logra mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control, es posible que el médico le recete insulina, metformina u otro medicamento.

Источник: https://www.cdc.gov/diabetes/spanish/basics/gestational.html

Dieta para prevenir la diabetes gestacional — Mejor con Salud

Cómo prevenir la diabetes gestacional

La adopción de una dieta equilibrada es uno de los hábitos imprescindibles para prevenir la diabetes gestacional. Esta enfermedad se caracteriza por un aumento en los niveles de glucosa en la sangre durante el periodo de embarazo.

Como ocurre en otros tipos de diabetes, en la diabetes gestacional las células no pueden captar correctamente la glucosa. Debido a esto, la madre y el feto quedan expuestos a una serie de riesgos que deben ser vigilados por el médico.

Por este motivo, en el siguiente espacio queremos compartir una serie de consejos de alimentación que, incluso antes del embarazo, reducen el riesgo de desarrollar esta afección. ¡Descúbrelos!

Diabetes gestacional: lo que debes saber

La diabetes gestacional es una de las complicaciones del embarazo más comunes. Ocurre porque las hormonas que se segregan en este periodo inhiben la acción de la insulina en las células, provocando picos altos de azúcar en la sangre.

La insulina es una hormona que permite que las células conviertan la glucosa proveniente de los alimentos en combustible. Cuando algo afecta su producción o el cuerpo no consigue utilizarla de forma adecuada, el azúcar en sangre aumenta y se desarrolla la diabetes.

Cualquier mujer en periodo de gestación puede tener esta enfermedad. Sin embargo, el riesgo se incrementa en aquellas que tienen antecedentes familiares o problemas como sobrepeso o hipertensión arterial.

Hasta el momento se desconoce la causa exacta de por qué muchas mujeres desarrollan diabetes gestacional y otras no. No obstante, todas las futuras mamás deben someterse a una prueba oral de tolerancia a la glucosa entre las semanas 24 y 28 de embarazo.

¿Cuáles son las complicaciones de la diabetes gestacional?

Casi siempre, las mujeres con diabetes gestacional consiguen controlar la enfermedad y dan a luz a bebés sanos. Sin embargo, cuando no hay un control adecuado, un nivel alto de azúcar en sangre puede causar problemas tanto en la madre como en el bebé. Estos son algunos de los riesgos:

  • Aumenta el riesgo de presión arterial alta y preeclampsia, una grave complicación que pone en riesgo la vida de la madre y de su hijo.
  • Eleva las probabilidades de diabetes tipo 2 en el futuro.
  • El bebé puede tener sobrepeso al nacer, provocando más dificultades al momento del parto.
  • El parto se puede adelantar (nacimiento prematuro).
  • Aumenta el riesgo del síndrome de dificultad respiratoria en el bebé.

Leer también: Primeros síntomas de insuficiencia respiratoria

Dieta para prevenir la diabetes gestacional

Uno de los pilares más importantes para prevenir la diabetes gestacional es la dieta. A menudo, el médico estudia en detalle el caso de cada futura madre, ya que se deben tener en cuenta factores como la edad, el peso corporal y los posibles problemas de salud.

A pesar de esto, todas pueden tener en cuenta algunas generalidades de la alimentación que son determinantes para evitar el desarrollo de la enfermedad. Conozcamos las más importantes.

Llevar una alimentación variada

La adopción de un plan de alimentación variado es una de las formas más efectivas de prevenir la diabetes gestacional. Incluir todos los grupos de nutrientes a través de distintos alimentos ayuda a mantener los niveles de glucosa estables. Una dieta variada y equilibrada debe contener:

  • Frutas y vegetales.
  • Cereales integrales y legumbres.
  • Carnes magras.
  • Frutos secos y semillas.
  • Pescados grasos.
  • Aceites saludables (oliva, girasol, etc.).

Hacer cinco comidas diarias

Durante el embarazo es importante comer bien, de forma equilibrada, en su justa medida. Eso de “comer por dos” es solo un mito y puede ser contraproducente.

Ingerir un desayuno completo

Los descontroles de azúcar en la sangre aumentan en las horas matutinas. Por este motivo, para evitar descompensaciones, es primordial que las madres consuman un desayuno saludable que corresponda al 25% del total de calorías diarias.

Aumentar el consumo de fibra

Los alimentos que contienen altas dosis de fibra son esenciales a la hora de prevenir la diabetes gestacional. Una correcta asimilación de este nutriente evita que los niveles de azúcar lleguen a picos altos después de las comidas.

Evitar los azúcares simples

El consumo excesivo de azúcares simples es una de las causas principales de diabetes. Por ello, para cuidar el embarazo es fundamental evitar al máximo todos los alimentos que la contienen. Los más comunes son:

  • Panes y bollería industrial.
  • Dulces y refrescos azucarados.
  • Gaseosas y bebidas energéticas.
  • Postres o recetas con azúcar añadido.

Quizás te interesa: 9 alimentos que no sabías que tenían tanta azúcar

Moderar las grasas, proteínas e hidratos de carbono

El sobrepeso en el embarazo es una de las causas relacionadas con la diabetes gestacional. Debido a esto, es conveniente vigilar las porciones de grasas y proteínas. Muchos de los alimentos que aportan estos nutrientes pueden engordar porque contienen muchas calorías.

En cuanto al consumo de carbohidratos, se recomienda controlarlos a través de las frutas, vegetales y cereales integrales. Estas fuentes son bajas en calorías y sus hidratos de carbono son mejor asimilados en el organismo.

Modelo de dieta para prevenir la diabetes gestacional

Todos los menús de la mujer embarazada pueden variar de acuerdo a las recomendaciones del médico. Sin embargo, considerando los consejos anteriores, proponemos un modelo de dieta sencillo que se puede tomar como ejemplo.

Desayunos

  • Vaso de leche semidesnatada con café descafeinado y dos puñaditos de cereales integrales.
  • Yogur natural con pan integral y loncha de pavo.
  • Vaso de bebida de cacao light con pan integral, tomate y aceite de oliva.

Media mañana

  • Pan integral con jamón cocido y porción de fruta.
  • Yogur natural con semillas de chía.
  • Pan integral con atún y macedonia de frutas.

Almuerzos

  • Ensalada de patata, pollo asado al limón y una pera.
  • Crema de champiñones, trucha al horno con tomatitos cherry y macedonia de frutas.
  • Tallarines con espárragos trigueros salteados, pavo con ciruelas y un melocotón.

Media tarde

  • Yogur natural sin azúcar y dos galletas integrales.
  • Gelatina de frutas y un puñado de frutos secos.
  • Licuado de frutas y vegetales.

Cenas

  • Ensalada verde y sardinas con tomate.
  • Tomate aliñado y albóndigas con cebolla sofrita.
  • Medallones de merluza con salsa de gambas y guisantes.

¿Quieres prevenir la diabetes gestacional? Si estás embarazada o planeas estarlo ten en cuenta todos estos consejos de dieta para reducir los riesgos.

No olvides que, como complemento, debes hacer ejercicio físico regular.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/dieta-prevenir-la-diabetes-gestacional/

¿Cómo puede prevenir la diabetes gestacional? » Diabetes.AC

Cómo prevenir la diabetes gestacional

Sin embargo, la mayoría de la gente puede hacer que sea menos probable desarrollarla a través de:

La diabetes gestacional ocurre cuando el cuerpo se vuelve resistente a la insulina que produce. Esto sucede como resultado de la mayor demanda de insulina impuestas por los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo.

La diabetes gestacional hace que los niveles de glucosa en la sangre sean mucho más altos de lo que serían normalmente.

Leer más sobre: ¿Cómo mantener a raya la diabetes en el embarazo?

Mantener un peso saludable antes del embarazo

Si ha tomado la decisión de tratar de tener un bebé, trate de mantener un peso saludable antes de quedar embarazada.

Si usted tiene sobrepeso, no significa necesariamente que va a desarrollar diabetes gestacional, pero sí aumenta el riesgo.

Tener un índice de masa corporal (IMC) de más de 30 la hace tres veces más propensa de desarrollar diabetes gestacional que tener un IMC de 25 o menos.

Si su IMC es superior a 30, se le solicitará realizarse una prueba de tolerancia oral a la glucosa con el fin de evaluar sus niveles de glucosa en la sangre.

Esto se debe hacer antes de la semana 16 del embarazo, en las mujeres con un IMC de 25 o menos.

Una prueba de tolerancia oral a la glucosa se debe ordenar entre las semanas 24 y 28 del embarazo.

Si usted tiene niveles altos de glucosa en la sangre, parte de la glucosa puede ser transferida a su bebé.

Esto puede causar un crecimiento excesivo, lo que lleva a una condición llamada macrosomía.

Es importante perder el peso que necesita perder antes de quedar embarazada.

El aumento de peso durante el embarazo es totalmente esperado, incluso en las mujeres obesas.

Siga la dieta adecuada

Hay varias razones por las que es importante seguir una dieta saludable durante el embarazo, una de los cuales es reducir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

Para disminuir el riesgo de diabetes gestacional, se aconseja seguir una dieta que no eleve los niveles de glucosa en la sangre demasiado para empezar.

No hay una «dieta especial» para la diabetes gestacional. Los principios generales de la alimentación saludable se aplican.

Lo más importante es que se coman los menos alimentos procesados posibles, ya que contienen calorías vacías, y se recomienda altamente comer muchas verduras y alimentos «naturales».

Hable con su médico acerca de la mejor dieta para usted.

Manténgase activa

Es muy importante hacer mucho ejercicio durante el embarazo. Si es posible, el objetivo de 30 minutos de actividad física por día.

Los ejercicios adecuados incluyen caminar a paso ligero, andar en bicicleta y nadar.

Muchas personas creen que el ejercicio vigoroso durante el embarazo perjudica al bebé, pero la evidencia reciente sugiere que este no es el caso.

Sin embargo, dado que las mujeres embarazadas tienen más sangre en sus cuerpos, el ejercicio vigoroso puede poner más tensión en su corazón.

Sólo para estar segura, a menudo es mejor realizar ejercicio moderado.

Además, es posible encontrar un ejercicio extenuante un poco demasiado exigente físicamente durante el embarazo, sobre todo si no está acostumbrada a hacer ejercicio con regularidad.

Si usted lucha para encajar en su día los 30 minutos de ejercicio, no se culpe. Lo importante es que haga algo, incluso si es sólo bajar del autobús una parada antes o caminar un viaje en el que normalmente conduciría.

La prevención de la diabetes después del embarazo

Los estudios han demostrado que las mujeres que pasan por la diabetes gestacional son más propensas a desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro.

La prevención de la diabetes tipo 2 es similar a la prevención de la diabetes gestacional: usted tiene que seguir una dieta saludable, mantenerse activo y mantener un peso saludable.

Leer más sobre: ¿Cuántos tipos de diabetes existen y cuáles son las diferencias?

Un estudio publicado en 2015 indica que las madres que amamantan a sus hijos tienen menos probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas madres que no lo hacen.

Los investigadores sostienen que, debido a que la lactancia materna utiliza la glucosa y la grasa en el torrente sanguíneo, transfiriéndolos al bebé, el páncreas de la madre tiene que producir menos insulina con el fin de equilibrar los niveles de glucosa en la sangre.

Esto reduce el riesgo de resistencia a la insulina.

Leer más sobre: La diabetes y la lactancia materna.

– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

Los embarazos de verano pueden tener mayor riesgo de diabetes gestacional

La vitamina A durante el embarazo podría reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en la adultez

Bajos niveles de Vitamina B12 durante el embarazo pueden aumentar el riesgo del bebé de desarrollar diabetes

Источник: https://www.diabetes.ac/puede-prevenir-la-diabetes-gestacional/

Consejos para controlar la diabetes gestacional

Cómo prevenir la diabetes gestacional

La diabetes gestacional consiste en una alteración metabólica de los hidratos de carbono o alteración de la tolerancia a la glucosa que se diagnostica por primera vez durante la gestación. Por ello, al tratarse de una enfermedad que surge durante el embarazo, no sólo afecta a la madre, sino también al bebé.

Esta patología puede llegar a aparecer por la mala adaptación de los mecanismos reguladores de los carbohidratos en la madre.

Esto se produce porque “las hormonas producidas durante el embarazo por la placenta bloquean la actividad de la insulina, que es la sustancia encargada de regularizar el consumo de glucosa”, apunta José María Fernández Moya, coordinador del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Nisa Pardo de Aravaca, en Madrid.

Pautas para controlar la diabetes durante el embarazo

Para poder evitar padecerla, tanto en las madres como en sus futuros hijos, hay que acudir al médico para iniciar un plan de tratamiento y poder controlar la diabetes durante el embarazo. Es muy importante seguir los consejos del profesional médico y acudir a las consultas de forma rutinaria.

Una dieta equilibrada es el elemento clave para conseguir que la diabetes desaparezca. El plan de alimentación debe ser personalizado para cada paciente y adaptarse a sus necesidades. En ningún caso es recomendable la bajada de peso al seguir este tipo de dieta, no se trata de adelgazar sino de basar la nutrición en alimentos saludables.

Lo mejor es consultar con un nutricionista o educador en diabetes para que la embarazada pueda aprender cuáles son alimentos que debe consumir para tener el nivel de glucosa bajo control.

Este plan dietético no debe ser ni hipocalórico ni restrictivo en carbohidratos, se recomienda el consumo de frutas, pasta y arroz, pero sí se controlan los productos con azúcar refinado, las proteínas y las grasas.

El número de comidas y las calorías diarias tienen que estar bien distribuidas y fraccionadas para evitar hipoglucemias.

Otra de las pautas a seguir es realizar ejercicio físico diario pero moderado, siempre acorde con las indicaciones médicas. Un paseo diario o ejercicios de las extremidades superiores y actividades aeróbicas un par de veces por semana son válidos. Esto ayuda a mejorar en el aumento de la sensibilidad a la insulina y el consumo de glucosa.

Por último, como tratamiento adicional está la toma de medicamentos. Aunque esto no esté pautado en todos los casos. La insulina resulta ser el más eficaz para la diabetes, pero no es la misma actuación cuando se tiene durante la gestación. Por lo que siempre se debe cumplir con las instrucciones médicas.

Es importante mantener estas pautas saludables durante y después del embarazo.

Factores de riesgo

Existen algunos factores de riesgo que pueden ayudar a identificar y prever si una mujer puede ser diabética gestacional, lo que ayudará no sólo a evitarlo sino a saber cómo tratarlo:

  • Antecedentes de familiares con primer grado de diabetes.
     
  • Haber padecido diabetes o cualquier otro problema con la glucosa con anterioridad.
     
  • Haber padecido preeclampsia, síndrome de ovario poliquístico (SOP) o hipertensión.
     
  • Tener una edad entre los 25 y 30 años.
     
  • Tener un índice de masa corporal (IMC) superior a 25-30, dependiendo del tiempo de gestación, es decir, padecer sobrepeso.
     
  • Poseer antecedentes de recién nacido con macrosomía, esto es, el tamaño o desarrollo excesivo del cuerpo.
     
  • Antecedentes de la madre de bajo o alto peso al nacer.
     
  • Antecedentes de aborto espontáneo o mortalidad del feto al nacer.

También se pueden presentar algunas señales como mareos, visión borrosa, fatiga, infecciones frecuentes, sensación de sed o pérdida de peso, los cuales se descubren en el screening rutinario al que se someten las embarazadas, tal y como advierte Fernández. Aunque esta enfermedad no suele presentar síntomas concretos

Por ello es fundamental acudir a consulta médica ante cualquier duda para que le realicen una prueba para detectar el nivel de glucosa y, si el nivel de dicho azúcar en sangre es elevado, se procede a hacer una prueba de tolerancia a la glucosa.

Conocer los riesgos y causas de esta enfermedad no debe tenerse en cuenta como un factor de alarma, pero es necesario conocer, no solo los peligros que suponen para la madre, sino especialmente para el feto.

En el caso de que la madre no controle la diabetes gestacional, esto podría provocarle: complicaciones en el parto y necesidad de parto por cesárea y, después del embarazo, la mujer puede padecer preeclampsia o, tras no haber desaparecido la diabetes durante la gestación, esto daría lugar a la diabetes de tipo 2.

Sin embargo, la mayor amenaza recae sobre el niño que aún no ha nacido y se está gestando, causando un excesivo peso al nacer, provocando problemas al dar a luz; mayor probabilidad de tener sobrepeso u obesidad en un futuro, lo que, a su vez, puede ocasionar la diabetes de tipo 2; problema respiratorios y cambios en los niveles de azúcar en la sangre.

Además, “si la madre tiene diabetes gestacional, el riesgo en el niño de tener algún tipo de defecto refractivo, como miopía, hipermetropía o astigmatismo, sería de un 35”, afirma Amina El Rubaidi, oftalmóloga del Hospital Nisa Pardo.

Ver también:

Glucosa

Diabetes gestacional

Hipoglucemia

  • Google +
  • E-mail
  • Imprimir

Источник: https://cuidateplus.marca.com/reproduccion/embarazo/2016/07/06/consejos-controlar-diabetes-gestacional-113492.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: