¿Cómo prevenir la obesidad infantil?

Cómo prevenir la obesidad infantil

¿Cómo prevenir la obesidad infantil?

La obesidad infantil se considera un proceso metabólico en el que se produce una acumulación de grasa excesiva en relación al promedio normal que corresponde a cada niño, según su edad, sexo y talla. Para determinar si el niño es obeso se debe tener en cuenta su índice de masa corporal IMC = Peso en KG / (altura en metros)².

Se considera que un niño es obeso cuando su Indice de Masa Corporal (IMC) está por encima del percentil 97 para su edad y sexo.

Una de las causas de la obesidad infantil es lo que se ha convenido en llamar el ambienteobesogénico. Este estaría caracterizado por la presencia de abundancia y comodidades, donde se tiene un mayor acceso a alimentos con un alto contenido energético junto a un estilo de vida sedentario.

1 Evitar comermientrassevelatelevisión

La evidencia científica pone de relieve que comer ante el televisor implica ingerir alimentos menos saludables al mismo tiempo que incrementa la cantidad ingerida lo que concluiría con obesidad infantil. De igual forma, crea un condicionamiento (asociación) entre comida y televisión, donde ambas conductas tienden a aparecer al mismo tiempo, independientemente de la necesidad de comer.

2 Mantenerunhorariodecomidasregular

Mantener un horario estable para cada una de las comidas principales del día, es una forma útil de habituar a nuestro organismo a demandar alimentos alrededor de esas horas en concreto y evitar la obesidad infantil.

Al mismo tiempo dificulta la conducta de picar entre horas. Las conductas de picoteo solo satisfacen nuestro apetito de forma momentánea,  favoreciendo que se repitan al poco tiempo ya que más que saciarnos, aumentan la sensación de hambre.

3 Evitar saltarsealgunacomida

No mantener una ingesta distribuida regularmente a lo largo del día (tres comidas principales y 2 tentempiés, a media mañana y media tarde), nos predispone a ingestas compensatorias caracterizadas por cierto descontrol en los alimentos así como a un aumento significativo del número de calorías  consumidas.

4 Alimentaciónadecuada

La base de una alimentación saludable y evitar la obesidad infantil consiste en una dieta variada constituida por la presencia de los diferentes grupos de alimentos. Cada grupo de nutrientes debe aportar  un tercio de las calorías totales, distribuidas en los siguientes grupos:

5 No comersolo

Es una forma útil de favorecer que exclusivamente comamos aquello que nos gusta.

Comer en compañía ofrece a los niños un modelo a seguir (los padres) al tiempo que promueve probar alimentos, los cuales no serían de primera elección.

Diferentes estudios ponen de manifiesto como las dietas de los “comedores solitarios” se caracterizan por un exceso de azúcares y grasas trans, en detrimento de vitaminas, minerales y fibra.

6 Dormirunnúmerodehorassuficiente

Según la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), los niños que duermen cinco o menos horas, duplican el riesgo de ser adultos obesos.

Se ha demostrado la relación entre un inadecuado número de horas de sueño y el aumento de la probabilidad de padecer obesidad. La falta de sueño reparador incide directamente en el funcionamiento de hormonas implicadas en la ingesta. Este déficit afecta la producción de ghrelina, (responsable de la sensación de saciedad) y de leptina (implicada en la inhibición del apetito).

7 Practicar una actividad física y evitar la vida sedentaria

La práctica de una actividad física moderada, adecuada a la edad y de carácter no competitivo, atenúa el apetito siendo un método adecuado para controlarlo, evitando la obesidad infantil.

8 Cuidado con combatir la ansiedad o el aburrimiento con la comida (Comedor emocional)

El uso de la comida como método para combatir los estados de ánimo anteriormente citados, puede transformarse en un hábito que, con el paso del tiempo, fomente la ganancia de peso, además de dificultar el autocontrol personal. Realizar actividades incompatibles con la de comer (salir de casa, realizar juegos, practicar ejercicio, etc.) son medidas aconsejables para evitar esta conducta.

 1 Establecer unas normas

Tanto padres como hijos tienen una perspectiva del tiempo diferente. Generalmente los niños tienden a una satisfacción inmediata de sus demandas.

Ser capaz de aceptar el conflicto planteado por este diferente punto de vista, es la base para realizar de forma adecuada los actos educacionales cotidianos.

El establecer una seria de normas de carácter estable, permite al niño anticiparse a las situaciones así como a sus posibles consecuencias.

También hay que mencionar la actitud de los padres a la hora de promover dichas normas. Mantenerse en calma y mostrar firmeza con el cumplimiento de las mismas, son aspectos fundamentales para lograr el éxito en el objetivo propuesto.

2 El papel del modelo

Durante las etapas tempranas del desarrollo, los padres son el modelo de referencia más relevante por el cual se guían los niños.

Comportamientos y actitudes ordinarios en los progenitores, son asumidos por los hijos como la forma habitual de realizar las cosas.

  Los hábitos de los padres en relación a la alimentación (así como en otras muchas facetas) son aprendidas por los hijos gracias al mecanismo de la imitación del modelo.

3 Refuerzo Vscastigo

El empleo de ambos procedimientos de condicionamiento tiene fines diferentes. Emplearemos el refuerzo cuando nuestro objetivo consista en instaurar o mantener una conducta que consideremos adecuada.

Por el contrario el castigo (entendido como método, no como acción de violencia), sin ser el procedimiento de primera elección, se aplicará en aquellos casos en los cuales pretendamos extinguir una conducta que conlleve un comportamiento claramente inadecuado.

4 Las excepciones

Tal y como se indicó anteriormente, la regularidad es una faceta fundamental para un desarrollo educacional adecuado. A pesar de esto, en ocasiones es necesario permitir ciertos incumplimientos de las pautas habituales. Manejar de forma adecuada dichas excepciones es un aspecto fundamental dentro del aprendizaje de los hábitos saludables de alimentación.

En todos estos casos, no obstante, es siempre conveniente acudir a un psicólogo y evitar la obesidad infantil.

Источник: http://www.hospitalveugenia.com/comunicacion/consejos-de-salud/24092013-obesidad-infantil/

¿Qué podemos hacer para prevenir la obesidad infantil? • Clínicas Obésitas

¿Cómo prevenir la obesidad infantil?

Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

Diplomada Nutrición Humana y Dietética.

A través de la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición), cuyo principal objetivo es promocionar la salud en el ámbito de la nutrición y se centra en especial en la problemática de la obesidad, se han propuesto distintas estrategias para combatir la obesidad infantil.

Según la SEEDO (Sociedad Española para el estudio de la obesidad) la obesidad en los niños está siendo un creciente problema en los países occidentales, por ello, es necesario incidir en el ámbito escolar y familiar favoreciendo un ambiente que fomente la alimentación saludable y el ejercicio físico.

Actualmente en España están en marcha dos principales actuaciones, dos sistemas preventivos de la obesidad infantil; “la estrategia NAOS“ y el “programa PERSEO“.

¿Qué es la Estrategia NAOS y el Programa Perseo?

La estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad), se puso en marcha en el 2005 desde el Ministerio de Sanidad y Consumo. Abarca todos los entornos posibles a nivel individual, familiar y comunitario a través de empresas, colegios, sistema sanitario y municipios.

El programa PERSEO (Programa piloto escolar de referencia para la salud y el ejercicio contra la obesidad) se basa en realizar en CENTROS ESCOLARES, un conjunto de actividades dirigidas a alumnos de educación primaria de 6 a 10 años, implicando a su vez a la familia del alumnado y a todo en entorno escolar.

Entre sus actividades se encuentran:

  • Valorar antropométricamente a los niños (al inicio y al final del programa).
  • Formar a escolares, familias, equipos directivos y profesores.
  • Intervenir sobre comedores escolares.
  • Intervenir sobre actividades extraescolares.

¿Cuáles son sus objetivos clave?

  1. Promover la adquisición de una alimentación equilibrada y de la práctica regular de actividad física entre los escolares.
  2. Promover políticas que fomenten la adquisición de hábitos de vida saludables; educación en colegios, implicación de comedores escolares.
  3. Propiciar un marco de colaboración con las empresas del sector alimentario para producir productos más sanos y regular la publicidad y Marketing alimentario.
  4. Impulsar la sistemática de la obesidad y sobrepeso a través del SNS (Sistema Nacional de Salud).
  5. Seguir y evaluar las medidas propuestas y los resultados obtenidos.
  6. Detectar precozmente la obesidad y evitar que progrese con evaluaciones clínicas realizadas por profesionales sanitarios de atención primaria.

¿Cómo prevenir la obesidad infantil desde el hogar?

La familia debe fomentar que el niño realice ejercicio físico y cuidar de su alimentación haciéndole partícipe. Algunas pautas son:

  • Hacer de la alimentación algo divertido: el niño debe participar en la compra, en la elaboración de comidas, en la preparación de la mesa, se le debe dar cierta responsabilidad.
  • La comida debe sorprender y el entorno familiar educar: los padres deben formarse para explicar a sus hijos para qué sirven los alimentos, sus funciones en el cuerpo, cuánto se necesita de cada alimento…
  • Hacer la comida apetecible: cocinar los alimentos de diferentes maneras, combinando alimentos y presentándolos en la mesa de forma atractiva, la familia debe jugar con las texturas, los colores, las formas…
  • Tener variedad en la alimentación para conseguir una dieta nutritiva: es importante comer de todos los grupos de alimentos (frutas, verduras, carnes, pescados, cereales, legumbres, lácteos…).
  • Tener un orden: es importante disfrutar en familia del momento de la comida o de la cena, en un ambiente relajado y tranquilo; siguiendo un orden a la hora de comer: primer plato, segundo plato y postre.
  • Realizar las cinco ingestas diarias: las tres comidas consistentes del día deben ser el desayuno, la comida y la cena. Es importante que además los niños almuercen y merienden ya que están en edad de crecimiento y los alimentos deben distribuirse a lo largo del día para que el cuerpo obtenga de ellos los nutrientes que necesita.
  • La dieta debe ser equilibrada y sana: Conoce el menú del colegio para complementarlo con el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena. Hay que escoger los alimentos con menos grasa, con poca sal, abundantes vegetales (verduras, frutas, legumbres y cereales integrales) y en cantidades acordes a su apetito y a sus necesidades. Deben evitarse el consumo habitual de dulces, refrescos, chucherías, bollería, patatas fritas de bolsa y similares o precocinados como hamburguesas y pizzas.
  • Realizar actividades extraescolares deportivas: el niño debe repartir su tiempo en tiempo de estudio, tiempo de relax, y tiempo de juego evitando el ordenador o la televisión y estimulando los juegos de grupo que impliquen gasto energético.

Etiquetas: Obesidad en niños Sobrepeso niños solucion obesidad niños Diplomada Nutrición Humana y Dietética. ¿Te ha gustado este artículo? ¡Valóralo!
Cargando…

Источник: https://www.clinicasobesitas.com/actualidad/prevenir-obesidad-infantil/

Obesidad infantil: causas y como prevenirla

¿Cómo prevenir la obesidad infantil?

La obesidad infantil es considerada una enfermedad. Esta enfermedad se basa en que los niños y bebés que la padecen están en un peso por encima del que seria normal en su edad.

Para ganar 25 cm y triplicar el peso al nacer en 12 meses, el bebé necesita mucha energía a lo largo de su primer año de vida.

Esta curva de crecimiento fulgurante reduce su velocidad cuando el niño empieza a caminar. El bebé regordete y mofletudo deja paso generalmente a un niño más esbelto.

Esta pérdida de corpulencia proseguirá hasta los 6-7 años, periodo de un nuevo «rebote» en el que la adquisición de peso será puntualmente más importante que el aumento de la altura.

¿Supone esto un problema? En ciertos niños, este rebote se produce desde los tres años de edad, lo cual es un posible indicio de obesidad infantil. Sin embargo, este riesgo se puede eliminar fácilmente mediante una educación precoz sobre los principios de una vida sana y equilibrada.

Causas principales del sobrepeso y la obesidad infantil

La obesidad en los niños ha sido objeto de numerosos estudios debido a las proporciones del fenómeno. Las causas de la obesidad infantil son múltiples:

  • Una alimentación desequilibrada y demasiado rica.
  • Un picoteo intempestivo.
  • Una falta de actividad física en beneficio de la televisión, los videojuegos y la informática.
  • Predisposiciones genéticas y disfunciones endocrinas o metabólicas (1% de los casos).

Más allá de los problemas físicos que implica, no hay que olvidar la huella psicológica que deja. Tu hijo puede tener dificultades para asumir su gordura y puede vivir acomplejado.

¡Y todos sabemos que los pequeños compañeros de clase son los primeros que se ríen! Por suerte, no hay nada irremediable y siempre se puede actuar desde el momento en que el médico diagnostica una tendencia a la obesidad infantil.

Signos que pueden alertar de la obesidad en niños

¿Tu hijo está regordete? «Viene de familia, es normal», escuchamos a menudo. Puede que sea el caso, pero puede que no. Tenemos que prevenir la obesidad en los niños y hay indicios que pueden ponernos sobre la pista del problema. Mantén los ojos abiertos, pero no te vuelvas loca.

  • La curva de peso del niño se dispara y supera dos/tres curvas oficiales indicadas en la cartilla sanitaria.
  • El resultado del índice de masa corporal (IMC = peso/altura²) supera 19 entre los 3 y los 6-7 años.
  • El «rebote» (etapa en la que adquirimos más peso que altura) se produce precozmente hacia los tres años en lugar de a los 6-7 años.
  • El bebé presenta unas curvas excesivas después de los 3 años.

En todos los casos, un seguimiento médico regular por parte del pediatra te permitirá estar atenta y supervisar cualquier indicio que anuncie un futuro sobrepeso.

¿Cómo ayudar a prevenir un exceso de peso la obesidad en niños desde el inicio?

  • No hay que olvidar que la prevención de la obesidad es posible desde los primeros días de vida. La leche es un alimento esencial, ya que es el primero que toma el bebé y aporta a su crecimiento grasas, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales necesarios para su crecimiento y desarrollo.
  • Los niños alimentados con leche materna, gracias a su contenido óptimo en proteínas, tienen menor riesgo de desarrollar obesidad en el futuro, ya que la leche materna contiene el contenido justo y adecuado de proteínas de buena calidad. Este tipo de lactancia sería la ideal hasta los seis meses y de manera exclusiva.
  • Cuando no se pueda o no se quiera, existen leches infantiles con contenidos bajos de proteínas, similares a la leche materna, que se ajustan a las necesidades de los más pequeños.
  • Además, a partir de los seis meses y durante todo el crecimiento del niño, es recomendable que tome como mínimo unos 500 ml de leche al día como base de un plan de alimentación equilibrado.
  • A partir del año de edad es aconsejable que el niño tome una leche adaptada a sus necesidades. La leche de vaca tiene un exceso de proteínas y por ello es recomendable darles a los niños una fórmula de crecimiento que tenga un contenido de proteínas menor y más ajustado a sus requerimientos nutricionales.

Contactos útiles:

www.thaoweb.com

Fuente: Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad

Buenos hábitos de alimentación para toda la vida

Varios estudios clínicos muestran que cuanto antes se inicie la prevención contra el sobrepeso (antes de los dos años), más eficaz resulta.

¿Qué hacer para que el bebé se convierta en un verdadero gourmet y cómo prevenir la obesidad infantil? Adopta, tanto para él como para el resto de la familia, los principios de una alimentación equilibrada y variada.

Respeta sobre todo el ritmo de 4-5 comidas diarias, tomadas con tranquilidad y a horarios regulares.

Empieza garantizándole su aporte de calcio, en especial con la leche (materna o infantil), que continúa siendo básica para su alimentación. Seguidamente, apuesta por frutas y verduras, con al menos dos/tres raciones al día.

Dale la cantidad de proteínas (leche, carne, pescado, huevos…) que te aconseje el pediatra, para no sobrecargar el organismo del bebé. Incide en las féculas (pasta, cereales, arroz…

), que aportan una energía de larga duración indispensable para un bebé que está en pleno crecimiento, y evita que se quede con hambre para que no picotee entre horas.

Si tu hijo quiere comer entre comida y comida, no le culpes: no pasa nada por picar algo muy de vez en cuando, lo malo es hacerlo de forma sistemática. En cuanto a los refrescos y dulces, deben reservarse para ocasiones excepcionales (merienda con los amigos, reuniones familiares, etc.)

Finalmente, aprovecha que tu pequeño tiene energía para dar y vender para sacarlo a pasear y proponerle actividades físicas. Así dormirá mejor al final del día (¡y tus noches serán más tranquilas!).

¿España se vuelve obesa?

– España tiene un 26 % de obesidad y sobrepeso en edad infantilLa obesidad infantil ha crecido en los últimos años en España y se sitúa alrededor del 14 %.

El sobrepeso en edad infantil también ha crecido se acerca al 13 %.

¿Sabías que…?

En España, se están llevando a cabo diversas estrategias para ayudar a combatir este problema creciente. Por ejemplo el Programa Thao, que se realiza en escuelas y que cuenta con un programa muy ámplio donde se enseña a los niños a alimentarse de una manera correcta.

También existe la estrategia NAOS, a nivel nacional, que engloba diferentes actuaciones para prevenir y tratar la obesidad y sobrepeso infantil. La segunda edición del Programa Nacional de Nutrición y Salud (PNNS) convirtió la lucha contra la obesidad en una de sus prioridades.

Leer más

.summary { font-family: arial,helvetica,sans-serif; font-size: medium; line-height:…»,»word_count»:1081,»direction»:»ltr»,»total_pages»:1,»rendered_pages»:1}

Источник: https://www.nestlebebe.es/su-nutricion-y-alimentacion/como-prevenir-la-obesidad-infantil

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: