Cómo reconocer cuando un niño es maltratado

Aprender a ver las señales que los niños envían cuando son maltratados

Cómo reconocer cuando un niño es maltratado

Son muchas las personas que están con los niños a lo largo del día o de la semana. De hecho, los padres no pueden tener pleno control de lo que le pasa a su hijo las veinticuatro horas del día a no ser que estén con él. Por eso, en un ejercicio de confianza, los padres creemos que, como ellos mismos, las personas que están a cargo de sus hijos serán responsables.

Pero, desgraciadamente, esto no siempre es así, y los niños pueden ser maltratados por diversas personas. Además, un niño maltratado no dirá nada, porque se sentirá culpable y/o amenazado. Entonces, ¿cómo identificar cuándo un niño está siendo maltratado? ¿Qué signos o señales delatan que puede haber maltrato infantil?

Síntomas de maltrato infantil

Un niño que está siendo maltratado puede sentirse culpable, avergonzado o confundido. Además,puede tener miedo a hablar sobre ese maltratdo, especialmente si el maltratador es un padre, otro pariente o un amigo de la familia. De hecho, el niño puede tener un aparente temor de los padres, cuidadores o amigos de la familia.

Para detectar un posible maltrato a los niños, es vital observar señales de alerta, como las siguientes:

  • Falta de interés por los amigos o por las actividades habituales.
  • Cambios en el comportamiento, mostrándose agresivo, hostil, propenso a los ataques de ira o hiperativo.
  • Cambios en el rendimiento escolar.
  • Síntomas de depresión, ansiedad o miedos inusuales.
  • Pérdida repentina de confianza en sí mismo.
  • Aparente falta de supervisión.
  • Ausencias frecuentes a la escuela.
  • Negativa a viajar en el autobús escolar.
  • Reticencia a dejar las actividades escolares, como si no quisiera volver a casa.
  • Intentos de huir.
  • Comportamientos rebeldes o desafiantes.
  • Intentos de suicidio.

Estas son solo señales de advertencia. Los signos y síntomas específicos dependen del tipo de abuso o maltratro pueden variar. De hecho, esto no significa necesariamente que un niño esté siendo maltratado.

Signos de abusos físicos

En los casos de maltrato físico, los niños pueden presentar algunas señales claras en su cuerpo. En los casos de abuso físico, los niños pueden mostrar

  • Lesiones inexplicables, como contusiones, fracturas o quemaduras.
  • Lesiones que no concuerdan con la explicación dada.
  • Problemas médicos o dentales sin tratar.

Signos de abuso sexual

El abuso sexual es una circunstancia difícil de identificar, puesto que el maltratador se cuida mucho de ocultarse, de hacer sentir la niño culpable y de amenazarlo. Sin embargo, existen algunas señales que pueden evidenciar el abuso sexual de un menor. Son las siguientesL

  • Comportamiento sexual o conocimiento inapropiado para la edad del niño.
  • Enfermedad  de transmisión sexual.
  • Sangre en la ropa interior.
  • Dificultad para caminar o sentarse.
  • Quejas de dolor genital.
  • Abuso de otros niños sexualmente.

Signos de maltrato emocional

El maltrato emocional puede causar mucho daño a un niño. Aunque este tipo de maltrato es difícil de probar, existen algunos síntomas que delatan esta circunstancia. Son los siguientes:

  • Retraso en el desarrollo emocional o desarrollo emocional inapropiado.
  • Pérdida de confianza en sí mismo o falta de autoestima.
  • Aislamiento social.
  • Pérdida de interés o entusiasmo.
  • Depresión.
  • Dolores de cabeza o de estómago sin causa médica.
  • Huida de ciertas situaciones, como negarse a ir a la escuela o viajar en el autobús.
  • Busca desesperada de afecto.
  • Disminución en el rendimiento escolar o pérdida de interés por la escuela..
  • Pérdida de habilidades de desarrollo previamente adquiridas.

Signos de negligencia y falta de cuidados

La negligencia es otra forma de maltrato, puesto que el niño no está recibiendo la atención básica que necesita, ni siquiera en lo que a sus necesidades básicas se refiere. Los signos que evidencian la existencia de negligencia son las siguientes:

  • Pobre crecimiento o aumento de peso.
  • Mala higiene.
  • Falta de ropa o suministros para satisfacer las necesidades físicas.
  • Coger comida o dinero sin permiso.
  • Comer una gran cantidad de comida de una sola vez o esconder la comida para más tarde.
  • Pobre asistencia a la escuela.
  • Falta de atención adecuada para problemas médicos, dentales o psicológicos.
  • Cambios emocionales que son inapropiados o están fuera de contexto.
  • Indiferencia.

El comportamiento de los padres

A veces, el comportamiento o la conducta de un padre o una madre por sí mismo envía señales de alerta sobre el abuso de menores. Las señales de advertencia incluyen las siguientes actitudes:

  • Muestra poco interés por el niño.
  • Parece incapaz de reconocer el sufrimiento físico o emocional del niño.
  • Niega que existan problemas en el hogar o en la escuela, o culpa al niño por los problemas.
  • Constantemente culpa, menosprecia o regaña al niño.
  • Describe al niño con términos negativos.
  • Espera que el niño le atienda y muestra celos de que otros miembros de la familia consigan la atención del niño.
  • Utiliza la disciplina física severa o pide a los maestros y cuidadores que la utilicen.
  • Exige un nivel inadecuado de rendimiento físico o académico.
  • Limita severamente el contacto del niño con los demás.
  • Ofrece explicaciones contradictorias o poco convincentes sobre las lesiones de un niño.

Источник: https://eresmama.com/aprender-ver-las-senales-los-ninos-envian-cuando-maltratados/

9 señales del maltrato en los niños — Mejor con Salud

Cómo reconocer cuando un niño es maltratado

Pensar que un niño, un ser inocente y vulnerable, pueda ser agredido y lastimado por sus seres queridos es abrumador. Lamentablemente, el maltrato en los niños es una realidad más común de lo que quisiéramos aceptar.

Puede incluso presentarse ante nuestros ojos, en nuestra comunidad y familia. Por fortuna, hay señales que permiten detectar cuándo puede estar ocurriendo. El abuso infantil se da en todos los niveles socioeconómicos, culturas y géneros.

De hecho, según la Organización de las Naciones Unidas (OMS), una cuarta parte de todos los adultos manifiesta haber sufrido maltratos físicos siendo niños. Es decir, que un 25 % de los hombres y mujeres que habitan este mundo ha sido lastimado durante su infancia.

¿Cómo detectar el maltrato en los niños?

Más allá de lo evidente, podemos preguntarnos qué consideramos maltrato infantil. ¿Qué confusiones podemos tener con respecto a las técnicas de corrección que aplicamos en el hogar? ¿Dar o no dar nalgadas? ¿Gritar?

Para guiarnos en el tema, podemos repasar los tipos de abusos considerados nocivos para la salud física y mental de los niños, como evidencia este estudio publicado en los Archivos argentinos de pediatría:

  • Abuso emocional y psicológico: no se le demuestra afecto al niño y se le rechaza cuando el pequeño lo hace. El abuso incluye descalificaciones y decirle que no sirve o no vale nada una y otra vez. También aislarlo de su entorno familiar o social.
  • Abuso físico: se le infligen lesiones al niño que no se limitan a golpes, sino a severos castigos físicos que implican atención médica.
  • Negligencia: se abandona al pequeño a su suerte. No se le proporciona el acceso a las necesidades básicas de la vida, como alimentos, vivienda, vestimenta, educación, intervención médica y protección.
  • Abuso sexual: puede haber una amplia gama de actos sexuales ejercidos hacia un niño, de contacto y sin contacto. Estos incluyen amenazas y manipulaciones sobre el significado del amor.

9 señales para identificar el maltrato en los niños

Si bien la intuición materna nos facilita detectar situaciones ocultas para otros, una percepción superficial no bastará para revelar si un niño está siendo o no víctima de abuso.

Cuando un niño convive con una familia tóxica, hay patrones de comportamiento abusivos. A continuación, te presentamos 9señales que evidencian el maltrato en los niños, más allá de lo que pueda decirnos la calidez de su mirada. Repasemos cada una de ellas.

Lee este artículo: Tipos de familias tóxicas y características que las definen.

1. Retroceso en el desarrollo

Tal y como evidencia este artículo publicado en la Revista Cubana de Medicina General Integral, los niños maltratados ​​pueden tener comportamientos que se muestran a edades más tempranas (regresiones). Ejemplo de ello es chuparse el dedo, orinarse en la cama, tener miedo a la oscuridad o tener miedo a los extraños.

2. Evitan el hogar y a ciertas personas

Expresan aprensión o ansiedad cuando salen de la escuela. Asimismo, pueden mostrar un miedo inusual hacia una persona o un lugar en particular.

3. Trastornos alimentarios, una de las manifestaciones del maltrato en niños

El estrés, el miedo y la ansiedad causados ​​por el abuso pueden provocar cambios en las conductas alimentarias de un niño. Esto se puede traducir en un aumento o pérdida de peso considerable.

4. Trastornos del sueño

Un niño maltratado puede evidenciar signos de cansancio o fatiga por tener dificultades para conciliar el sueño, como señala esta investigación publicada en los Cuadernos de Medicina Forense.

5. Bajo rendimiento académico

El maltrato en los niños puede detectarse en la escuela por ausencias excesivas y falta de atención en clase.

6. Falta de cuidado personal e higiene cuando hay maltrato en niños

Los niños abandonados pueden parecer descuidados. También presentarse desaliñados y carecer de ropa adecuada para el clima. Y así lo señala esta publicación de la Revista de la Facultad de Medicina UNAM.

7. Actitudes de riesgo

Los jóvenes que sufren abusos pueden atreverse a experimentar actividades de alto riesgo como consumir drogas, alcohol o portar armas.

8. Conductas inadecuadas

Los niños que han sufrido abusos pueden exhibir un comportamiento excesivamente sexualizado. Incluso usar lenguaje sexual extremadamente explícito.

Lee también: ¿Por qué es importante hablar de sexo con los hijos?

9. Lesiones inexplicables

La frecuente aparición de quemaduras o hematomas en el cuerpo pueden ser señal de maltrato en los niños. Sobre todo si las explicaciones sobre las lesiones son poco convincentes.

Aunque estas señales pueden ser evidencias del maltrato en los niños, en mayor o menor grado, la comprobación de que algo malo está ocurriendo debería hacernos reaccionar. Buscar vías de intervención en favor de su estabilidad, como formalizar unadenuncia, es lo más correcto.

Maltrata a un niño y dañarás al hombre

A veces los niños ni siquiera se dan cuenta de que el trato que reciben es abusivo. En la mayoría de los casos, la agresión proviene de sus padres o de un miembro cercano de la familia que ellos suponen que los ama. Por eso, el impacto psicológico es mayor y sus marcas invisibles pueden llegar a arruinarles la vida adulta.

Según el tipo de abuso infligido de niño, un adulto puede que padezca alguno de los siguientes problemas psicológicos:

  • Ansiedad: quienes han experimentado abusos pueden tener miedo a las personas o a situaciones que les recuerden las agresiones sufridas. Pueden temer la intimidad sexual, presentar conductas compulsivas y ataques de pánico.
  • Ira: pueden sentir una ira intensa por sus abusadores e incluso por sí mismos, particularmente cuando creen que deberían haberlo detenido.
  • Conductas autodestructivas: un adulto maltratado puede convertirse en un adicto a las drogas y el alcohol. Puede herirse a sí mismo y hasta sabotear cualquier iniciativa de desarrollo profesional y emocional.

Lo más irónico que puede ocurrirle a una persona que ha sufrido maltrato infantil es que de adulto repita las agresiones recibidas y se convierta en un abusador. Es una espiral de violencia que puede abarcar generaciones, por ello, su rescate es fundamental para la sociedad.

Superar el maltrato infantil

Una intervención psicológica en el niño puede revertir los efectos del maltrato y permitirle la temprana sanación emocional. Generalmente, las estrategias permiten que el afectado explore los sentimientos de enojo, dolor, frustración y miedo que lo acosan, para poder recuperar la sensación de seguridad.

Además de la fundamental psicoterapia, existen otros medios que se apoyan en técnicas de meditación, juegos de rol, grupos de apoyo. También existen los vinculados con el arte que pueden permitir el desarrollo de talentos artísticos ocultos que afloran durante la sanación.

Es vital que los padres tengamos conciencia de la influencia que tiene nuestra crianza en el futuro de nuestros hijos. Siempre debemos tener clara la perspectiva de que la persona que estamos criando se convertirá en un adulto. Formará su familia bajo nuestros parámetros de amor, atención y respeto, así que, hay que estar atentos a nuestras técnicas de crianza.

Y, sobre todo, nunca dudemos en solicitar orientación profesional cuando lo consideremos necesario.  Cuidemos el porvenir de nuestros hijos. Evitemos el maltrato en los niños.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/9-senales-del-maltrato-en-los-ninos/

Cómo detectar el maltrato físico en los niños

Cómo reconocer cuando un niño es maltratado

Según la Guía para el profesorado para la prevención y detección del maltrato infantil, elaborada por el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, existen muchas formas de maltrato infantil: el maltrato físico, el abandono físico, el abuso sexual, el abandono emocional, el maltrato emocional, la explotación laboral o el abandono institucional. Todas ellas tienen consecuencias, aunque estas dependerán siempre de la edad o etapa evolutiva en que se encuentre el niño, además de la intensidad y prolongación de este maltrato al que sea sometido.

El maltrato físico, en concreto, se define como cualquier acción no accidental por parte de los padres o cuidadores que provoque daño físico o enfermedad en el niño o le coloque en grave riesgo de padecerlo. Este tipo de maltrato es más frecuente en niños de edades más cortas, observándose más en la Educación Infantil y primeros ciclos de Educación Primaria.

Indicadores físicos en el menor

Entre los indicadores que nos pueden alterar de que un niño está siendo maltrato físicamente, están los siguientes:

  • Lesiones cutáneas, como magulladuras o moratones en diversas zonas del cuerpo, quemaduras, heridas o raspaduras, señales de mordeduras, cortes o pinchazos.
  • Lesiones óseas, tales como fracturas de distintos huesos, y en el caso de un niño menor de dos años, cualquier fractura, torcedura o dislocación.
  • Lesiones internas, que pueden ser abdominales, oculares, viscerales o neurológicas, y otras lesiones como asfixia o ahogamiento, intoxicaciones no accidentales (por ingestión de sustancias químicas, medicamentos, etc.).

Indicadores conductuales en el menor

Si el niño está sufriendo maltratos físicos, es posible que puedan alertarnos conductas como estas:

  • Receloso con respecto al contacto físico con adultos.
  • Parece tener miedo de volver a casa.
  •  Muestra conductas extremas y contradictorias: agresividad o retraimiento.
  •  Se siente rechazado y con baja autoestima.
  •  No quiere desnudarse ante otros y va excesivamente vestido.

Indicadores de los adultos responsables

También podemos observar la presencia de algunos de estos indicadores en los padres, cuidadores o tutores de los niños:

  • Utiliza una disciplina severa, inapropiada para la edad, falta cometida o condición del niño.
  • No da explicaciones con respecto a la lesión o éstas son ilógicas, no convincentes o contradictorias, e intenta ocultar la lesión o proteger la identidad del responsable.
  • Percibe al niño de manera significativamente negativa (malo, perverso, etc…).
  • Abuso de alcohol o drogas.

Factores de riesgo asociados con el maltrato físico

Entre los factores de riesgo asociados al maltrato físico infantil se encuentran los siguientes:

  • Historia de maltrato físico infantil en los padres.
  • Ausencia de apoyo social
  •  Mayor frecuencia en familias monoparentales.
  • Presencia de una figura paterna masculina sin relación biológica.
  • Alteraciones psicopatológicas en los padres: alcoholismo y toxicomanías, alteraciones psicológicas, baja autoestima, déficit neuropsicológico.

Cómo y cuándo intervenir

Los criterios para poder afirmar que ha existido maltrato físico serían al menos la presencia de un indicador en el niño y que esas lesiones no sean previsibles en la edad del mismo.

También podría darse la circunstancia de no haber percibido ninguna señal pero tener una certeza clara de que ha sucedido, pudiendo, por ejemplo, haberlo expresado abiertamente el maltratador o la víctima.

El maltrato físico puede obedecer a distintas situaciones, que requerirán una intervención diferente. Puede deberse a castigos físicos que los padres consideran como métodos de educación, a situaciones de claro rechazo al niño, a descontrol de los adultos provocado por una situación de presión ambiental grave o a situaciones extremas de perversión y sadismo.

ConsejosPsicologíaCastigo Maltrato Para profesores

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/psicologia-infantil/como-detectar-el-maltrato-fisico-en-los-ninos/

Estas son las señales para reconocer cuándo un niño está siendo maltratado

Cómo reconocer cuando un niño es maltratado

En Chile alrededor del 71% de niños, niñas y adolescentes recibe algún tipo de violencia intrafamiliar, ya sea psicológica o física; y un 25,6 % son víctimas  de violencia grave, informa Susana Arancibia, docente del Magíster familia, infancia y adolescencia que dicta la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad del Pacífico.

Además, la especialista señala que “la mayor parte del maltrato a niños ocurre al interior de sus propios hogares y habitualmente es perpetrado por los adultos en quienes recae la obligatoriedad de proporcionar los cuidados, afecto y protección”. Por esto, es importante reconocer los tipos de maltrato que podría estar sufriendo el menor.

Imagen: Gentileza Pixabay

“Todos ellos generan consecuencias negativas para los niños a corto, mediano y largo plazo.

Unicef  describe el  maltrato físico  grave  como aquellas instancias cuando alguien patea, muerde o da un puñetazo; quema con algo (cigarro, objeto, agua caliente);  golpea o trata de golpear con objetos; da una golpiza,  amenaza con un cuchillo o armas, usa cuchillos para agredir a un niño, niña o adolescente. De igual  forma el maltrato psicológico se observa  toda vez que  existe hostigamiento  verbal, habitual por medio de insultos, críticas, descréditos, ridiculizaciones, así como la indiferencia y el rechazo explícito o implícito hacia el niño, niña o adolescente. También se considera maltrato  el rechazo, aislamiento,  conductas orientadas a aterrorizar, ignorar o corromper a un niño/a”, señala la académica de la U. del Pacífico.

Imagen: Gentileza PIxabay

Susana explica que “cada  vez que un  niño es  testigo de violencia entre sus  padres también se transforma en  una víctima de violencia, aprendiendo además que esta es una forma válida de relación en la vida y cuyas consecuencias por desgracia se  observan en la vida  más  adulta”.

Otra forma de violencia  está  dada por las conductas negligentes de los cuidadores o progenitores. “Entendiéndose por éstas, a la falta de cuidado  y protección mínima para satisfacer las necesidades de los niños y niñas,  especialmente los más  pequeños”, agrega la especialista.

Señales para reconocer si un niño es maltratado

“Más  allá de los  indicadores físicos de  violencia tales como  moretones,  fracturas, quemaduras,  hemorragias internas, etc,  los niños  manifiestan  cambios importantes en  su  conducta”, explica Susana.

Imagen: Gentileza Pixabay.

Si un niño  extrovertido y activo repentinamente se  vuelve tímido,  o agresivo,  un patrón habitual de encontrar es que los niños tienden a  ponerse muy ansiosos repentinamente, incluso es posible verificar  cambios importantes en la conducta de  los  bebés.

A continuación detalla el comportamiento según la edad de los niños:

-En niños menores de un año de vida:

Se comunican principalmente a través del llanto. “Los niños comienzan a  llorar  sin sentido, se  vuelven irritables y en los casos más  severos, dejan de  llorar y  de mirar  el rostro de las personas a su alrededor, mantienen la mirada perdida en el espacio  y la actividad motora disminuye notoriamente”, advierte.

Imagen: Gentileza Pixabay.

-Niños entre 1 y 3 años:

Cuando  el niño  vuelve a  asumir comportamientos infantiles superados, aparece la urgencia por usar  chupete;  si hay control de esfínter y el menor necesita volver a los pañales. “En general se entiende como  toda  acción que los retrotraiga a un  tiempo y  mundo previo más  seguro.

Sin embargo en este sentido es preciso ser cuidadosos ya que  no toda  regresión a  conductas previas infantiles  significa  maltrato”, dice Susana.  En ocasiones tales conductas simplemente apuntan  a los avances y retrocesos normales  de cada niño.

En tal sentido es importante que los padres observen y conozcan las  diferentes formas de reaccionar de sus niños, sin que esto se traduzca en angustia o conductas obsesivas ya que los niños  al ser expertos en lenguaje  analógico (corporal) empatizan con la emoción de sus padres, generándose una angustia familiar que será de escasa utilidad si se sospecha de algún tipo de maltrato infantil.

Imagen: Gentileza Pixabay.

-Niños mayores que pueden hablar y explicar:

Es preciso  escuchar el relato de los niños,  sin manifestar  el propio sentir ya que esto los asusta o  limita.

“Lo más adecuado es permitir que el niño  exprese todo su relato  con las menores interrupciones posibles, de modo tal que  se sienta escuchado y al mismo tiempo  perciba el apoyo del adulto a quien expresa su dolor o perplejidad.

En tales casos los niños suelen estar asustados, muchas veces por las posibles amenazas que  puede haber realizado  el o la agresora, es muy importante que  el adulto contenga y  tranquilice al  niño,  le dé certeza de que está a salvo  ahora y que no es culpable de lo sucedido”.

Preguntas clave

¿Qué preguntas deben hacer los padres a los niños para indagar la existencia de maltrato?  “Cuando  los niños  pueden expresar  su sentir, los padres pueden preguntar libremente como  se hizo  tal  moretón, o que  sucedió, muchas  veces los pequeños  cuentan historias fantásticas   sobre lo sucedido, en estos casos es  muy importante la actitud del adulto de escuchar activamente, mostrándose interesado pero no acosador, y en una forma que propicie al niño  poder seguir narrando los posible hechos constitutivos de violencia”, explica la docente.

Imagen: Gentileza Pixabay.

En el caso de los niños que efectivamente han sido sufrido maltrato, la profesora de Magister Familia, Infancia y Adolescencia dice que los tratamientos más frecuentes son  dependiendo del  tipo y nivel  de maltrato.

“Se debe  considerar la intervención psicológica individual, familiar y el trabajo en red con otras instituciones como la escuela,  Cesfam, sistema judicial  entre otros. En todos los casos, lo más  importante es  velar por el ´interés superior del niño evitando la  re victimización en todos los niveles”, finaliza.

Según la Encuesta Nacional de Prevención, Agresión y Acoso Escolar, realizada por el Mineduc a estudiantes de octavo básico en 2011, uno de cada cuatro niños que es víctima de acoso, lo vive diariamente y se siente afectado por esta situación. Sin embargo, las consecuencias del acoso escolar en los niños muchas veces no se ven a simple vista.

Источник: http://biut.latercera.com/maternidad/2018/02/estas-son-las-senales-para-reconocer-cuando-un-nino-esta-siendo-maltratado/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: