¿Cómo saber si has roto aguas?

¿Cómo saber si he roto aguas? Señales y síntomas para saber que estás de parto

¿Cómo saber si has roto aguas?

Te explicamos todo sobre la rotura de aguas durante el embarazo. ¿Cómo saber que has roto aguas? ¿De verdad estás de parto si has roto aguas?.

Romper aguas significa que te pones de parto aunque no siempre pasa el mismo tiempo entre una cosa y la otra. Por ello queremos ayudarte a que sepas qué es la rotura de aguas, cuando se produce y qué hacer, además de dar respuesta a las preguntas más frecuentes. ¿Cómo saber si he roto aguas? Señales y síntomas para saber que estás de parto.

¿Qué es la rotura de aguas?

La expresión correcta para la rotura de aguas sería la de rotura de las membranas, e indica la fuga de líquido del saco amniótico que, como un globo, contiene el líquido en el que se sumerge el feto.

Es algo que ocurre fisiológicamente al final del embarazo y predice que el parto está cerca.

Una sensación repentina de humedad, como si se te hubieras hecho pipí encima, es lo que siente la mujer cuando rompe aguas. Es un evento que ocurre en la recta final del embarazo y predice que la mujer da a luz.

La rotura de aguas, de hecho, se produce en la mayoría cuando ya se ha iniciado el parto, el cuello del útero se dilata y las membranas se someten a tensión inducida por las contracciones y los empujes que hace el feto.

¿Cuándo se produce la rotura de aguas? ¿En qué etapa del embarazo?

Cómo decimos, la rotura de aguas se produce en la recta final del embarazo. De modo que generalmente se da entre las semana 41 y 42 de embarazo, aunque si tienes un embarazo prematuro es posible que rompas aguas mucho antes.

Por ello debes saber cómo reconocer la rotura de aguas, pensando además que la mayoría de veces podemos tener pérdidas del líquido amniótico de manera progresiva y no todo a la vez como se muestra (erroneámente) en las películas. En el caso de tener una pérdida grande de líquido y estar en tu etapa final de embarazo debes hacer lo que ahora te explicamos.

¿Cómo debes actuar en la rotura de aguas?

En cuanto notes que has roto aguas tienes que acudir al hospital (o avisar a tu partera en el caso de dar a luz en casa) ya que es posible que en el periodo de apenas un par de horas ya estés de parto.

A veces incluso se produce la rotura de aguas y acto seguido, el parto. Es mejor entonces no perder mucho el tiempo en acudir al hospital si estás segura que se trata de  una rotura de aguas.

Rotura de aguas vs pérdidas de orina: Así se reconoce que has roto aguas

Cuando se produce la pérdida de líquido amniótico esta es bastante gradual en la mayoría de embarazos de modo que no debes pensar que va a ser algo inesperado y con grandes cantidades de líquido porque eso, rara vez pasa. Por ello quizás muchas veces creemos que hemos roto aguas cuando en realidad estamos teniendo una pérdida de orina (que por otro lado, son frecuentes durante el embarazo).

De este modo debes saber qué diferencia hay entre la orina y el agua algo que suele ser complicado si tenemos en cuenta que en la recta final de cualquier embarazo se dan muchos más perdidas de orina de lo normal. De todos modos puedes fijarte sobre todo en el olor ya que cuando se trata del líquido amniótico este tiene un olor más suave que el de la orina, además tampoco tiene color.

También puedes hacer los ejercicios de Kegel, de modo que si apretas tu pelvis y detienes la secreción será orina, en el caso de una rotura de aguas, esta no se detiene.

Por otro lado si el líquido es verde o marrón, debes acudir de inmediato al hospital ya que puede significar que el bebé ha tenido deposiciones en el útero y podría estar en peligro.

 Preguntas frecuentes cuando se rompe aguas

Cuando se rompe aguas son muchas las preguntas y dudas que nos asaltan. Lo primero de todo es no ponerse nerviosa y sobre todo, tener claras las cuestiones que ahora planteamos.

Ayuda para este H2 y H3s: https://www.serpadres.es/embarazo/parto-posparto/articulo/romper-aguas-8-dudas-resueltas-911473854343

¿Es necesario que se rompa la bolsa para ponerse de parto?

No no es necesario. De hecho, dependiendo de cada mujer es posible que la bolsa se rompa antes, durante o después de la dilatación.

¿Es doloroso que se rompa la bolsa?

La rotura de la bolsa del líquido amniótico no duele para nada. Tampoco notas que se rompe hasta que ves que el líquido ha comenzado a salir y notas la humedad. Tras la rotura eso sí, muchas mujeres comienzan con las contracciones. Otras en cambio no notan nada hasta pasadas unas horas y hay quien no tienes contracciones de modo que le inducirán el parto.

¿Es necesario ir al hospital?

Si la pérdida es abundante, es necesario ir al hospital, donde se confirmará la ruptura del saco amniótico.Si tiene una pérdida acuosa límp, deficiente y no olorosa, puedes intentar ver si, de pie, vuelve a ocurrir la pérdida y en qué medida.

Si continúa sintiéndose mojada, es aconsejable ir al hospital donde determinarán determinar si es realmente líquido amniótico o no.

¿Cómo es el color del líquido amniótico que contiene la bolsa?

El color del líquido amniótico es transparente. De ahí que se le llame «agua» porque de hecho, es como esta, aunque al salir puede aparecer de un color blanquecino muy suave o manchado ligeramente de sangre.

¿Qué cantidad de líquido expulsa la bolsa?

Depende del tamaño del la bolsa. Hay mujeres que expulsan una gran cantidad y otras en cambio apenas expulsan nada.

¿Se puede una duchar con la bolsa rota?

Sí, siempre y cuando el líquido sea transparente. Solo puedes ducharte, nada de darse un baño. En cambio si el líquido es amarillo o de color marrón o verdoso, debes acudir de inmediato al hospital.

Que se rompa la bolsa ¿perjudica a nuestro hijo?

En principio no perjudica para nada, ya que todavía quedará líquido que le cubra hasta que demos a luz. De todos modos, como es aconsejable ir al hospital en cuanto rompemos aguas, allí nos van a controlar y monitorear para ver si el bebé está bien.

¿Si no se rompe la bolsa, me la tienen que romper en el hospital?

No siempre. Dependiendo de cada mujer, es posible que des a luz después de que te hayan roto la bolsa, ya que es necesario que des a luz (para evitar complicaciones) o sencillamente te monitorean y esperan a que se rompa de manera espontánea.

Artículo de interés:

  • SÍNTOMAS DEL PARTO | ROMPER AGUAS

Источник: https://embarazo10.com/romper-aguas-sintomas/

¿Cómo se si he roto aguas? ¿Qué hacer ante una fisura?

¿Cómo saber si has roto aguas?

Algo que preocupa mucho a las mujeres embarazadas son las posibles pérdidas de líquido amniótico, o el tener una fisura y no saber darnos cuenta.

Comprendo y comparto perfectamente esta preocupación, en mi caso por ejemplo, mi hija Lily fisuró la bolsa en la semana 37 de embarazo y tan solo me noté algo húmeda de madrugada, que sumado al aumento de flujo durante el embarazo, despista y mucho.

Hicieron falta 2 cambios de ropa interior para percatarme que seguramente había roto la bolsa amniótica.

Quizás muchas de vosotras incluso no tengáis claro que es la bolsa amniótica, así que os hago un repaso general para que lo podáis visualizar.

Vuestro bebé está metido en una bolsa, completamente estéril y hermética, dentro de esta hay liquido (liquido amniótico).

Y todo esto: El bebé, la placenta, el cordón que les conecta, el liquido amniótico y la bolsa amniótica, están dentro del útero.

Romper la bolsa antes de ponerte de parto no es obligatorio.

Hay mamás que rompen la bolsa de manera prematura (debéis ir a urgencias), otras que comienzan con contracciones sin romper la bolsa, otras que la rompen y después comienzan el trabajo de parto, incluso otras mamis que dan a luz a su bebé dentro de la bolsa. (Los partos enmantillados se da en menos casos, pero se dan, y es una maravilla presenciarlo).

Dentro de la bolsa amniótica el bebé se va a desarrollar durante toda la gestación, por este motivo la bolsa y sus membranas crecen acorde con tu bebé. La función principal del saco amniótico no es otra que albergar al bebé y protegerlo. Además mantiene siempre el ambiente y temperatura perfecta.

Pues bien, ahora que ya os he hecho un repaso general por la teoría y tenéis todos estos datos interesantes claros, os pregunto…

¿Cómo se si he roto aguas?

Aunque las bolsas pueden fisurarse y crear algo de duda (como os contaba que fue mi caso), lo más normal es que la rotura sea espontánea y completa.

Cuando esto ocurre, podemos oir un “plop” (tranquila, que no es un ruido estrepitoso), y a continuación empezaremos a notar un líquido calentito y abundante que nos cae por las piernas.

Está claro que si esto ocurre, no habrá duda, y será imposible confundirlo con el pis. (color, frecuencia y olor distinto).

El liquido amniótico debe ser transparente, con alguna hebra blanquecina o con algún residuo de sangre. Si al romper la bolsa veis sangre fresca o color verdoso-negruzco, o mostaza, iros a urgencias. Preferiblemente poneros una compresa y así podéis enseñársela a la matrona u obstetra.

Y aquí vienen los casos más difíciles de diferenciar… Las fisuras en la bolsa. En estos casos, apenas salen unas gotas y de manera muy irregular, por este motivo no sabemos muy bien si se trata de flujo vaginal, pis o por el contrario es líquido amniótico.

¿Qué trucos os recomiendo que llevéis a cabo en casa?

  1. Ponte una compresa. Existen unas que son compresas reactivas. Estas cambian de color al contacto con el líquido amniótico. ( Las podéis comprar en la farmacia).
  2. Vete al baño, intenta hacer pis.

    Una vez sientas que la vejiga se ha vaciado, podrás diferenciar sin son pérdidas de liquido amniótico o por el contrario contracciones.

  3. Si al ponerte la compresa no goteas nada, tose un par de veces.

    En caso de ser una fisura, esto no suele fallar.

¿Qué es motivo de ir al urgencias?

  • Si al romper la bolsa vemos liquido teñido (verdoso-negruzco) , mostaza o con sangre fresca.
  • Si tu exudado para el Estreptoco B ha dado positivo y sospechas, vete a que lo comprueben. En tu caso, tendremos que comenzar a administrarte antibiótico intravenoso.
  • Si rompes la bolsa antes de la semana 37, independientemente del color del agua.
  • Si tras seguir todas las pautas que os he dado, seguís dudando.

Quiero que me cuentes como te diste cuenta que habías roto la bolsa, que notaste, sentiste algo de lo que te acabo de contar, que consejo le darías a otras mamis.

Cuéntamelo en los comentarios, seguro que podemos aprender de tu experiencia.

Mi nombre es Paula Camarós y desde siempre supe que queria ser matrona. Durante mis años de experiencia y durante el embarazo de nuestra primera hija, decidí empezar a contar y explicar la maternidad de una manera diferente.

Haciendo entender a todas las mamás y papás el por que de las cosas con un unico objetivo, humanizar y normalizar una maternidad mucho mas respetada donde los padres sean los verdaderos protagonistas.

En este Blog, encontrareis mucha informacion, anecdotas y consejos que os ayudaran desde el primer dia. Bienvenidas a Baby Suite.

¡DEJANOS TU OPINIÓN O DUDAS EN UN COMENTARIO!

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE…

Etiquetas: embarazo, liquido amniotico, romper aguas, romper la bolsa 5 mayo, 2020 28 noviembre, 2017 9 febrero, 2021

Источник: https://babysuitebypau.com/como-se-si-he-roto-aguas-que-hacer-ante-una-fisura/

Rotura de aguas: todo lo que debes saber sobre ella

¿Cómo saber si has roto aguas?

Dr. Nicolás Mendoza y Dª. Mª Cristina Rodríguez Roca, Departamento de Ginecología y Obstetricia. Universidad de Granada.

El término coloquial «romper aguas»hace referencia a la rotura de la bolsa en la que se encuentra el feto.

Se trata de un proceso fisiológico y, en consecuencia, normal y necesario para el nacimiento.

La rotura ocurre corrientemente en un momento determinado del embarazo, pero en otras ocasiones se produce antes de lo deseado, en cuyo caso debe vigilarse estrechamente el bienestar fetal para evitar su deterioro.

La rotura de membranas indica la proximidad del parto, sin embargo puede suceder antes o después de la cuenta.

La rotura de aguas es la rotura del saco amnióticoy posterior salida del líquido amniótico.

El saco amniótico es una estructura que termina de formarse alrededor del día 12 después de la fecundación y que se compone de una capa externa denominada corion y de una capa interna llamada amnios. Se trata de una especie de  que rodeará al feto y que cumplirá diferentes funciones, entre ellas, la más importante es contener una sustancia fluida denominada líquido amniótico. Esta cavidad va aumentando de tamaño durante el crecimiento embrionario así como también va aumentando el volumen de líquido amniótico.

El líquido amniótico es un fluido que será producido por la membrana amniótica, cordón umbilical y aparato respiratorio, renal y respiratorio del feto.

El aspecto y composición de esta sustancia va cambiando a lo largo del embarazo, así como su volumen, lo que le da información al médico sobre el normal desarrollo del embarazo y del grado de maduración del feto.

Sus principales funciones son:

– Medio protector y amortiguador.

– Regula la temperatura fetal.

– Interviene en el correcto desarrollo del pulmón y aparato digestivo.

– Protección frente a infecciones.

– Evita adherencias entre el feto y el amnios.

– Tiene cierta función en el desencadenamiento del parto.

El volumen del líquido amniótico alcanzará su máximo en la semana 32, y a partir de aquí irá decreciendo de forma fisiológica hasta el momento del parto.

El tapón mucoso cervical se forma porque las glándulas del tejido cervical (parte final del útero que da salida a la vagina) van a aumentar considerablemente durante el embarazo y van a rellenarse de una sustancia viscosa que recibe el nombre de tapón mucoso y que sirve de «aislante» entre el interior del útero y la vagina.

¿Qué es romper aguas?

La rotura de aguas hace referencia a la rotura del saco amniótico y posterior salida del líquido amniótico. Este fenómeno está precedido de la expulsión del tapón mucoso, aunque a veces ambos procesos ocurren a la vez y es difícil distinguir uno de otro.

Expulsión del tapón mucoso. Se trata de la salida de una sustancia gelatinosa que en la mayoría de las ocasiones va acompañada de trazos hemáticos o pequeña hemorragia.

Es la causa más frecuente de hemorragia en las últimas etapas del embarazo, se produce por la rotura de pequeñas venas al iniciarse el proceso de dilatación y borramiento del cuello uterino, es, por tanto, signo de la inminencia del parto.

Suele estar acompañado de molestias sacrolumbares y abdominales, con menos frecuencia de contracciones, aunque si éstas aparecen serán de carácter irregular.

Rotura del saco amniótico. Se produce por la presión que ejerce el feto al descender por el útero buscando el canal del parto, por lo tanto, dicha rotura tendrá lugar durante el trabajo de parto.

De forma general, hablamos de inicio del parto cuando aparecen contracciones uterinas rítmicas cada 5-7 minutos de considerable entidad, el cuello está borrado en un 50% y dilatado 2 centímetros.

A medida que va descendiendo el feto, éste va creando dos compartimientos dentro del líquido amniótico, una anterior que recibirá el nombre de aguas anteriores y otra posterior que recibirá el nombre de aguas posteriores. El fenómeno también se produce cuando la presentación es de nalgas pero es mucho más manifiesto cuando la presentación es cefálica.

Así pues, como la rotura suele producirse en la parte más declive de la cavidad uterina, cerca del cuello uterino, el líquido que sale tras la rotura de las membranas en este período será perteneciente a las aguas anteriores. La rotura es necesaria para la salida del feto.

Rotura prematura de membranas

Si bien es cierto que la pérdida de continuidad puede producirse precozmente, o todo lo contrario, de forma tardía. Cuando la rotura se produce antes de tiempo hablamos entonces de rotura prematura de membranas, aquella que se produce antes del inicio del trabajo del parto, cuya causa y gravedad viene condicionado por muchos factores como son:

– Lesión por alguna manipulación directa.

– Infección.

– Mecánico: por aumento de la presión intraamniótica como en los embarazos gemelares.

– Genético: defectos genéticos.

– Causa desconocida.

La gravedad de la rotura prematura de membranas depende de la semana de la gestación en la que se produce, de si existen antecedentes en embarazos anteriores, de si la mujer tiene otras enfermedades acompañantes o ciertos hábitos que predispongan a la infección.

Se produce en el 12% de todas las gestaciones, de las cuales el 80% en gestaciones a término, aunque las de mayor importancia, por la posible inmadurez del feto así como el aumento de probabilidad de infección, son aquellas que se dan en pretérmino.

Ante esta situación, dependiendo de la semana de gestación en la que se encuentre la mujer, el médico decidirá si terminar o no el embarazo.

En el caso de que se decida finalizarlo, la inducción del parto no se ve modificada respecto a un parto normal.

Si se opta por un tratamiento conservador, el especialista puede usar antibióticos o corticoides antes del parto, para evitar la infección y la inmadurez respiratoria del feto.

Rotura tardía de membranas

Es aquella que se produce en el período expulsivo, después de la dilatación completa.

Aunque es la rotura fisiológica, esto es, la que ocurriría si no interviniéramos en el parto, algunas veces puede resultar peligroso porque las membranas pueden pegarse a la nariz y boca del feto y dificultar su respiración, por eso es común que durante el parto, la matrona realice una rotura artificial de las membranas (amniotomía).

¿Qué síntomas produce la rotura de membranas?

Lo habitual es que la mujer embarazada note la salida de líquido a través de la vagina. Lo importante es describir cómo es su aspecto:

– Por lo general son incoloras, pero pueden ir mezcladas con sangre, por el borramiento del cuello uterino, en cuyo caso el sangrado es escaso. Si el sangrado fuese abundante, ya habría que pensar en otros procesos patológicos de la bolsa amniótica o la placenta.

– Si el aspecto de líquido es verdoso-oscuro, lo más probable es que se trate de meconio fetal (las deposiciones del feto), que aparece cuando ésta está sufriendo. En ese caso, hay que acudir con premura a un centro hospitalario.

El volumen de líquido también es variable en unas roturas y en otras. Por lo general, aumenta cuando hace algún esfuerzo, como andar o toser, y disminuye cuando se está tumbada.

– La rotura puede ir acompañada de contracciones (sobre todo si se trata de una rotura prematura).

– Generalmente no huelen a nada. Algunas lo describen como olor a lavandina, haciendo referencia a un «olor limpio».

En cualquier caso, ante la aparición de estos síntomas es conveniente acudir a la clínica u hospital más cercano.

Источник: https://www.lechepuleva.es/embarazo/romper-aguas

¿Cómo saber si has roto aguas?

¿Cómo saber si has roto aguas?

“Romper aguas” o “romper la bolsa” hace referencia a la pérdida de líquido que se da una vez hemos roto el saco amniótico y suele generar mucha ansiedad en las mamás.

Por estos motivos, es fundamental saber en primer lugar, que en sí romper aguas no siempre es tan escandaloso como suelen mostrarnos en las revistas, pero tampoco anuncia el parto al momento.

Es cierto que sí es un síntoma de parto, pero pueden pasar muchas horas hasta que las mujeres den a luz finalmente.

Es la rotura de membranas en las que el feto está inmerso completamente en líquido amniótico y cuyo nombre real es “amniorrexis”, rotura espontánea o manual de la bolsa de líquido amniótico en la que está contenido el feto.

Lo cierto es que no siempre es necesario romper la bolsa para ponerse de parto. De hecho, muchas mujeres ya la han roto antes de comenzar a dilatar, otras lo hacen durante la dilatación, y otras, sin embargo, cuando el bebé ya está a punto de nacer. Y no, esto no influye en absoluto en la salud de la madre ni del bebé.

Asimismo, es importante saber que cuando se rompe la bolsa no se nota, sino que simplemente se percibe la salida del líquido y, además, la mayoría de las mujeres comienza a tener contracciones una vez se rompe la bolsa, aunque otras muchas tardan bastante e incluso algunas se ponen de parto solas sin necesidad de fármacos

¿Es necesario ir al hospital cuando se rompe la bolsa?

Por supuesto que sí ya que los profesionales de la salud deben valorar la situación.

En primer lugar, tienen que confirmar la rotura de la bolsa, ya que a veces las mujeres creen que han roto aguas, pero en realidad solamente han sudado un poco; controlar las contracciones; vigilar el estado del feto, etc.

Y en el caso de que, por ejemplo, el parto no se inicie de forma espontánea, estos profesionales deberán inducirlo en un periodo de tiempo, lo que conocemos como la amniorrexis manual, es decir, romper artificialmente la bolsa que contiene líquido amniótico.

¿Para qué? Para estimular la producción natural de prostaglandinas, pero nunca debe ser el punto de partida del parto porque la expulsión del líquido hace aumentar el riesgo de frecuencia cardíaca fetal anormal.

“Romper aguas” de manera artificial tiene como objetivo aumentar el número de contracciones y, por tanto, acelerar el proceso del parto en los casos en que el médico considera que va demasiado lento o que no avanza. Pero este es un tema de debate que genera bastante controversia porque todavía no está demasiado claro si “romper aguas” de manera artificial resulta beneficioso para la madre y el feto.

Por otro lado, hemos de ser conscientes de que el otro tipo, es decir, “romper aguas de manera natural”, a pesar de ser uno de los síntomas inconfundibles de la llegada del parto, como decíamos anteriormente, no tiene por qué ser siempre así y, además, si se trata del primer parto no debéis alarmaros ya que esto no indica que se vaya a producir el parto ya por lo que hay tiempo suficiente para acudir al hospital y, sobre todo, tranquilizarse. La rotura de aguas ocurre porque las membranas, es decir, el saco amniótico que envuelve al niño se comprime y rompe cuando se desciende hacia el canal del parto.

Además, la rotura del saco amniótico puede ir o no acompañada de contracciones. Las contracciones de parto son unas contracciones uterinas rítmicas, progresivas e intensas. Y como el dolor es subjetivo, algunas sienten mucho dolor y otras ni siquiera las sienten.

Pero sea como sea, debe haber al menos dos o tres contracciones cada diez minutos y el cuello debe haber alcanzado una dilatación de al menos dos o tres centímetros para que se desencadene el parto.

Y en el caso, por ejemplo, de ser madre primeriza, deberá acudir al hospital una vez haya tenido ya contracciones cada 15 minutos durante dos horas, pero si ya has sido mamá por primera vez en su día, deberás ir un poco antes.

¿Cómo sobrellevar mejor las contracciones?

Con el fin de sobrellevar mejor las contracciones de parto lo ideal es que la mamá comience a andar por la casa o por el hospital para que el bebé vaya encajándose y descendiendo por el canal de parto. Así, al no estar tumbada, conseguirás tener libertad de movimientos y adoptar, por tanto, la posición que mejor te ayude a sobrellevar las terribles contracciones.

A esto hay que sumarle, por supuesto, la respiración. Fundamental, por supuesto, ya que una respiración controlada y consciente ayuda a tranquilizar a la madre, pero también a oxigenar al bebé. Si estás en casa, siempre puedes introducirte en la bañera con agua tibia.

El agua relaja los músculos y ablanda el periné consiguiendo que los dolores de parto sean menos intensos facilitando además la expulsión. Al relajarte, la producción de adrenalina también disminuye.

Como todas sabemos, la adrenalina es la hormona responsable del endurecimiento del cuello del útero y, por supuesto, facilita el parto.

Además, en relación con la “verdadera rotura o no del saco amniótico” es importante saber que gracias al color del líquido amniótico también se puede descubrir si una está de parto o no. Normalmente el líquido suele ser transparente o ligeramente blanquecino y contener partículas blancas. También puede tener restos de sangre.

Pero si, por ejemplo, nuestro líquido amniótico posee un color más bien amarillento, marrón o verdoso, no significa precisamente que vayamos a dar luz pronto, sino que el feto se ha hecho caca dentro de la bolsa porque ha habido algún momento en el que ha estado algo incómodo.

Cuando esto sucede se debe acudir urgentemente al hospital.

Finalmente, hay que recordar que además de la rotura de aguas existen otros cambios que pueden estar indicando también el inicio del parto como, por ejemplo, la expulsión del tapón mucoso, el aumento de las contracciones no regulares, el manchado escaso debido a una secreción vaginal, el descenso de la barriga o “encajamiento del bebé” o la falta de energía.

Amniorrexis

Definición:

Se llama así a la rotura de membranas. Es lo que habitualmente llamamos «rotura de bolsa» o «romper aguas». Puede suceder de forma espontánea o provocada por el personal médico.

Síntomas:

Expulsión del líquido amniótico por la vagina.

Tratamiento:

El parto.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/como-saber-si-has-roto-aguas-9466

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: