¿Cómo tratar el eccema dishidrótico?

¿Cómo tratar el eccema dishidrótico?

¿Cómo tratar el eccema dishidrótico?

La dishidrosis, también conocida como eccema dishidrótico o pomfólix, es un trastorno de la piel caracterizado por la aparición de ampollas pequeñas sobre las palmas de las manos, los dedos y las plantas de los pies que causan comezón, inflamación y enrojecimiento.

Indice

  • ¿Qué es un eccema dishidrótico?
  • Tratamiento de esta afección

¿Qué es un eccema dishidrótico?

La causa de esta enfermedad no se conoce con seguridad, aunque se cree que la exposición al níquel o cobalto, las infecciones por hongos, las alergias o el estrés pueden provocar la aparición de este problema. Así, es más habitual que aparezca en niños con dermatitis atópica o rinitis alérgica.

Normalmente las ampollas duran unas tres semanas y provocan un gran picor. Una vez que se secan, la piel se vuelve escamosa y roja y duele al tocarla. Además, las ampollas pueden reaparecer antes de que la piel se cure totalmente. En general las ampollas son pequeñas y se forman creando grupos. En los casos más graves pueden juntarse creando ampollas más grandes.

No es una enfermedad que cause complicaciones, aunque el picor y continuo y el rascado pueden causar una infección bacteriana de la piel.

Tratamiento de esta afección

El tratamiento depende de la intensidad de los síntomas y de lo extendida que esté la enfermedad, aunque generalmente se emplean cremas o pomadas con corticoesteroides que ayudan a curar las ampollas.

Para que la piel absorba mejor la crema, se pueden aplicar compresas húmedas sobre la zona afectada tras echarla o envolver la zona con papel film de plástico.

En casos graves los corticosteroides se administrarán en comprimidos en lugar de crema.

En ocasiones se recurre también a la fototerapia, que combina la exposición a la luz ultravioleta con medicamentos que ayudan a que la piel absorba mejor los efectos beneficiosos de este tipo de luz.

Otra posibilidad es recetar medicamentos inmunosupresores, aunque existe el problema de sufrir infecciones de la piel al atenuar el sistema inmunológico de la misma.

Los antihistamínicos también ayudan a eliminar el picor y los síntomas de la dishidrosis.

Algunos médicos recurren a las inyecciones de toxina botulínica para tratar casos graves de dishidrosis o eccema dishidrótico.

En cuanto a los remedios naturales, existen muchas opciones que previenen la aparición de este problema y alivian los síntomas:

1- Aplicarse compresas húmedas y frías para reducir el picor y la inflamación. Envuelve la piel inflamada con la compresa fría durante al menos 15 minutos, de 2 a 3 veces al día.

2- Untarse sobre la piel hammamelis, una planta con propiedades curativas, astringentes y antiinflamatorias. Puedes comprar cremas de hammamelis o hacer una infusión con la planta y aplicarla en la piel.

3- El aloe vera también sirve para tratar la piel inflamada e irritada.

Además, no solo alivia el picor, sino que también reduce la sensibilidad que causa el eccema dishidrótico y acelera significativamente el proceso de curación. Aplícate aloe vera varias veces adía.

Si tienes una planta en casa, solo tienes que cortar un tallo de la misma y aplicar el jugo que sale sobre la piel.

4- La avena es otro remedio casero para aliviar la piel irritada, reduciendo la inflamación y la picazón. Y es que la avena tiene propiedades antiinflamatorias. Echa avena en agua, déjalo enfriar unas cuantas horas en la nevera y aplícalo directamente sobre la piel dañada.

5- Reduce el estrés y la ansiedad e intenta llevar una vida tranquila y descansada.

6- Báñate o dúchate con agua tibia, el agua muy caliente puede irritar la piel y favorecer la aparición de problemas como este.

7-  Usa siempre para limpiar tu piel jabones neutros o jabones sin fragancia con ingredientes y humectantes naturales (vitamina E, aceite de oliva, aloe vera).

8- Evita rascarte o frotar la piel ya que puedes empeorar la irritación y causarte una infección bacteriana.

Dermatitis atópica

Definición:

Es una enfermedad inflamatoria y pruriginosa de la piel, de predominio en la infancia, que puede estar en relación con una historia personal o familiar de alergia.

Síntomas:

El síntoma más importante de la dermatitis atópica es el prurito o picor.

En cuanto a las lesiones cutáneas que pueden aparecer en la dermatitis atópica, la mayor parte de los pacientes sufren áreas de enrojecimiento y descamación que, en ciertas zonas como las flexuras de los codos y las rodillas, se engrosan originando lesiones intensamente pruriginosas y duraderas.

La dermatitis atópica no es una enfermedad estable, sino que avanza a lo largo de la vida atravesando diversas fases, en las cuales las manifestaciones cutáneas pueden ser completamente diferentes entre unas etapas y otras. La enfermedad puede empezar, desaparecer, reaparecer o estar ausente en alguna fase.

Tratamiento:

No existe ningún medio de proporcionar una curación definitiva de la dermatitis atópica y en la mayoría de los casos no es posible influir sobre el curso natural de la enfermedad.

Sin embargo sí son adecuadas determinadas medidas higiénicas y generales en su tratamiento: evitar la temperatura ambiental elevada y el uso de ropa de abrigo excesiva; evitar la humedad ambiental; la exposición al sol (siempre que no cause una quemadura); evitar el contacto directo de la piel con lana, plásticos, gomas; evitar algunos alimentos ácidos como los cítricos o el tomate; mantener una higiene adecuada con geles de pH ácido; evitar los excitantes como el café, el alcohol y el cacao; usar crema hidratante una o varias veces al día.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/salud-infantil/como-tratar-el-eccema-dishidrotico-8706

Dishidrosis

¿Cómo tratar el eccema dishidrótico?

Tuesday, March 9, 2021

Beginning today, Middlesex Health is loosening its Current Visitor Policy. However, it is still limited to help protect patients and staff during the COVID-19 pandemic. 

Click here to learn more

COVID-19 >>New Vaccination Information

  • Vaccine supply continues to be limited, so Middlesex Health is scheduling first dose appointments the number of doses we receive each week.  We are currently offering appointments for:
    • Health Care Personnel
    • Long-Term Care Facility Residents
    • Medical First Responders
    • Individuals 45+ years of age
    • Pre-K-12 Teachers, paraprofessionals, custodial staff, food service providers, school bus drivers and childcare providers as well as in-school administrative staff. Does not include individuals who are not required to work on-site in a school.

    For more information from the State of Connecticut, click here.

    Please note that we will require proof of eligibility, such as an employee ID, pay stub, letter from employer, or business card to verify employment, and/or a goverment issued ID to verify date of birth.

La dishidrosis es una afección de la piel que provoca la formación de pequeñas ampollas llenas de líquido en las palmas de las manos y los lados de los dedos. A veces, la parte inferior de los pies también se ve afectada.

DishidrosisLas ampollas que se producen en la dishidrosis generalmente duran alrededor de tres semanas y causan picazón intensa. Luego de que las ampollas de la dishidrosis se secan, tu piel puede parecer escamosa. Las ampollas suelen reaparecer, a veces antes de que la piel se recupere completamente de las ampollas anteriores.

El tratamiento que se usa más frecuentemente para tratar la dishidrosis incluye cremas o ungüentos que se frotan sobre la piel afectada. En casos graves, el médico puede recomendar pastillas de corticosteroides, como prednisona, o inyecciones. La dishidrosis también se llama dermatosis eccematosa y pomfólix.

La dishidrosis provoca la formación de ampollas muy pequeñas y llenas de líquido en las plantas de los pies, palmas de las manos y lados de los dedos.

Las ampollas asociadas con la dishidrosis se producen más frecuentemente en los lados de los dedos y en las palmas de las manos. Algunas veces las plantas de los pies también pueden verse afectadas. Las ampollas suelen ser pequeñas (aproximadamente del ancho de una mina de lápiz estándar) y se agrupan en racimos, con una apariencia similar a la de la tapioca.

En casos más graves, las ampollas pequeñas pueden fusionarse para formar ampollas más grandes. La piel afectada por la dishidrosis puede ser dolorosa y causar mucha comezón. Una vez que las ampollas se secan y se descaman, lo cual ocurre en aproximadamente tres semanas, la piel subyacente puede estar enrojecida y sensible.

La dishidrosis tiende a reaparecer periódicamente durante meses o años.

Cuándo debes consultar con un médico

Si tienes una erupción en las manos o los pies que no desaparece por sí sola, consulta con el médico.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la dishidrosis. Puede estar asociada con un trastorno cutáneo similar llamado «dermatitis atópica» (eccema), así como con afecciones alérgicas, como la fiebre del heno. Las erupciones pueden ser estacionales en personas con alergias nasales.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la dishidrosis incluyen los siguientes:

  • Estrés. La dishidrosis parece ser más común durante los momentos de estrés emocional o físico.
  • Exposición a ciertos metales. Estos incluyen el cobalto y el níquel, generalmente en un entorno industrial.
  • Piel sensible. Las personas a las que les aparece un sarpullido después del contacto con ciertos irritantes son más propensas a tener dishidrosis.
  • Dermatitis atópica. Algunas personas con dermatitis atópica pueden padecer dermatosis eccematosa.

Complicaciones

Para la mayoría de las personas con dishidrosis o eccema dishidrótico, simplemente se trata de una molestia que causa picazón. Para otras, el dolor y la picazón pueden limitar el uso de las manos o de los pies. Las ganas intensas de rascarte pueden aumentar el riesgo de contraer una infección bacteriana en la zona afectada de la piel.

Prevención

Debido a que la causa de la dishidrosis en general se desconoce, no existe una manera comprobada de prevenir la enfermedad. Puedes adoptar medidas útiles para la prevención, como controlar el estrés y evitar la exposición a sales de metales, como el cobalto y el níquel.

Las buenas prácticas de cuidado de la piel también pueden ayudar a proteger la piel. Estas incluyen:

  • Usar limpiadores suaves y agua tibia para lavarte las manos, y secarte bien las manos
  • Humectarte la piel habitualmente
  • Usar guantes

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, el médico puede diagnosticar la dishidrosis sobre la base de un examen físico. Ninguna prueba de laboratorio puede confirmar específicamente un diagnóstico de dishidrosis, pero el médico puede sugerir pruebas para descartar otros problemas de la piel que presentan síntomas similares.

Por ejemplo, se puede examinar un raspado de la piel para determinar el tipo de hongo que causa el pie de atleta. Las alergias y sensibilidades de la piel se pueden revelar exponiendo parches de la piel a diversas sustancias.

Tratamiento

Según la intensidad de tus signos y síntomas, las opciones de tratamiento pueden incluir:

  • Corticoesteroides. Las cremas y los ungüentos con contenido elevado de corticoesteroides pueden ayudar a acelerar la desaparición de las ampollas. Envolver la zona tratada con papel film plástico puede mejorar la absorción. También pueden aplicarse compresas húmedas después del corticoesteroide para mejorar la absorción del medicamento.En casos graves, el médico puede recetar corticoesteroides en comprimidos, como la prednisona. El uso de esteroides a largo plazo puede provocar efectos secundarios graves.
  • Fototerapia. Si otros tratamientos no resultan eficaces, el médico puede recomendar una clase especial de fototerapia (terapia de luz) que combina exposición a la luz ultravioleta con medicamentos que ayudan a volver la piel más receptiva a los efectos de ese tipo de luz.
  • Ungüentos con agentes inmunosupresores. Medicamentos como el tacrolimus (Protopic) y el pimecrolimus (Elidel) pueden ser útiles para personas que desean limitar su exposición a los esteroides. Un efecto secundario de estos medicamentos es un mayor riesgo de padecer infecciones de la piel.
  • Inyecciones de toxina botulínica. Algunos médicos pueden considerar recomendar inyecciones de toxina botulínica para tratar casos graves de dishidrosis o eccema dishidrótico.

Estilo de vida y remedios caseros

El tratamiento en el hogar podría incluir lo siguiente:

  • Aplicarse compresas. Las compresas húmedas, frías, pueden ayudar a reducir la picazón.
  • Tomar medicamentos para aliviar la picazón. Los medicamentos antihistamínicos de venta libre, como difenhidramina (Benadryl) o loratadina (Claritin, Alavert, otros), pueden ayudar a aliviar la picazón.
  • Aplicarse hamamelis. Sumergir las zonas afectadas en hamamelis puede ayudar a que se curen más rápidamente.

Preparación antes de la cita

Es probable que empieces por consultar con el médico de cabecera. El médico puede derivarte a otro que se especialice en el tratamiento de trastornos de la piel (dermatólogo). A continuación, encontrarás información útil para prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, quizás quieras preparar una lista de respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Has tenido este problema anteriormente?
  • ¿Eres alérgico a determinadas sustancias, como el caucho, los pegamentos, las fragancias o el níquel?
  • ¿Últimamente has estado más estresado?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos tomas en forma regular?
  • ¿Estás expuesto a determinados metales o sustancias químicas en el entorno laboral o por tus pasatiempos?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, tales como:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos o aislados?
  • ¿Qué tan intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
  • ¿Estás expuesto a sustancias químicas o metales en el trabajo o debido a un pasatiempo?

Last Updated Sep 13, 2019

©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use

Источник: https://middlesexhealth.org/learning-center/espanol/enfermedades-y-afecciones/dishidrosis

¿Qué es la dishidrosis palmar y plantar o eczema dishidrótico?

¿Cómo tratar el eccema dishidrótico?

La dishidrosis palmar y plantar, que también se conoce como eccema dishidrótico, es un tipo de inflamación de la piel que se caracteriza por la aparición en las manos y los pies de pequeñas ampollas llenas de líquido. Estas vesículas suelen producir picor y comezón intensos.

Se trata de una enfermedad a menudo crónica, no contagiosa, que presenta episodios de exacerbación y otros de remisión. Suele tener carácter estacional, pues su frecuencia es mayor en primavera y verano.

Se trata de un trastorno que se origina desde el interior del organismo, aunque a menudo aparece asociada a factores externoscomo el estrés o a enfermedades alérgicas como la dermatitis atópica o de contacto producida por la exposición a diversas sustancias.

¿A quién afecta?

Es común en ambos sexos y se puede padecer dishidrosis a cualquier edad, aunque suele comenzar entre los 15 y los 30 años.

Por otra parte, el eccema dishidrótico representa el 5%-20% de los eccemas de las manos.

¿Por qué aparece la dishidrosis?

La dishidrosis no puede contagiarse, pero su causa es desconocida. Ya que suele aparecer en los meses de más calor, al principio se pensaba que este tipo de eccema estaba relacionado con el sudor, pero esta teoría ya ha sido descartada.

Sí se sabe que existen ciertos factores que propician la aparición de la enfermedad. Entre ellos, se hallan:

  • Padecer dermatitis atópica u otras enfermedades alérgicas como el asma o la rinitis.
  • Tener alergia a sustancias como perfumes, algunos medicamentos, níquel, cobalto o cromo (presentes en artículos de joyería, pinturas, cueros, esmaltes, objetos metalizados…).
  • Sufrir estrés emocional.
  • Padecer una infección producida por bacterias u hongos en la piel, pero en zonas distintas a donde aparecen las vesículas, por ejemplo y especialmente, en los pies.
  • En algunas ocasiones, el embarazo puede ser un desencadenante, debido a las variaciones hormonales.

¿Cómo se manifiesta?

La enfermedad suele empezar entre los dedos y luego extenderse a las palmas. En cambio, es poco frecuente que aparezca en el dorso de las manos o en la piel de los brazos u otras partes del cuerpo. También puede aparecer en la planta y los laterales de los pies, aunque solo en una de cada diez ocasiones afecta a la vez a las manos y los pies.

A nivel de signos físicos, la dishidrosis se caracteriza por:

  • Aparición de pequeñas ampollas (vesículas): cuyo diámetro suele ser aproximadamente de medio milímetro a dos y que a menudo causan un picor intenso.
  • Descamación de la piel: producida por esas vesículas, que en su interior contienen líquido. A veces, esas vesículas llegan a confluir, formando auténticas ampollas. Posteriormente, como consecuencia de la descamación, pueden llegar a aparecer erosiones y fisuras, que pueden ser muy dolorosas.
  • Irritación y engrosamiento de la piel: se da cuando las vesículas aparecen de manera crónica y, sobre todo, si la persona que sufre el eccema se rasca, puede producirse sobreinfección secundaria de la piel con supuración o formación de costras, además de inflamación alrededor de la lesión.

¿Cómo evoluciona?

La evolución del eccema dishidrótico varía de un caso a otro. Con frecuencia, desaparece por sí solo al cabo de tres o cuatro semanas, aunque suele reaparecer. Tras un periodo sin lesiones, el siguiente brote puede producirse desde unas semanas a varios meses después. En ocasiones, puede convertirse en crónico, es decir, que no llega a desparecer del todo.

¿La dishidrosis se puede curar?

No existe una cura definitiva para la dishidrosis, pero sí existen tratamientos que permiten controlar los brotes. Según la Academia Española de Dermatología y Venereología, normalmente se basan en:

  • Aplicación tópica de corticoides de alta potencia durante una o dos semanas y, en algunos casos, de apósitos húmedos para secar las vesículas.
  • En función de la intensidad de la lesión y de la fase en la que se encuentre, pueden ser necesarios los corticoides orales.
  • Antibióticos: en caso de que se haya producido una infección por bacterias.
  • Productos emolientes: pueden ser útiles también para paliar la sequedad de la piel o posibles grietas o fisuras; también pueden usarse cremas hidratantes de mantenimiento entre los brotes.
  • Antihistamínicos orales: pueden ayudar a calmar el picor que producen las pequeñas ampollas.
  • Otros tratamientos más específicos: la fototerapia (PUVA) u otros  fármacos sistémicos o tópicos se han venido aplicando en casos particularmente intensos y con brotes continuos. Es el dermatólogo el que valorará el más indicado en estas situaciones.

Las siguientes precauciones pueden ayudar a controlar los brotes de eccema dishidrótico y a hacer más llevaderos sus síntomas:

  • 1. No te rasques.
    Hacerlo puede derivar en una mayor duración de la lesión y aumenta el peligro de que esta se infecte. A la larga, además, puede producir un engrosamiento de la piel, lo cual dificulta el tratamiento.
  • 2. Lávate las manos con cuidado.
    Usa agua tibia o fría y jabones suaves, libres de perfumes. Después, sécalas bien, especialmente entre los dedos.
  • 3. Hidrátate las manos todos los días.
    Hazlo todas las veces que lo necesites para mantener tu piel suave y bien nutrida. Emplea cremas hidratantes o lociones sin alcohol o fragancias. Aplícalas, si es posible, en la piel húmeda o mojada.
  • 4. Evita el contacto con sustancias irritantes.
    Desde detergentes y disolventes a pieles y pulpas de frutas y vegetales especialmente ácidas, como el limón o el tomate.
  • 5. Si eres alérgico, aléjate del níquel.
    Evita tanto el contacto con objetos fabricados con este mineral, como los alimentos que lo pueden contener. Por ejemplo, judías, cebollas, maíz, espinacas, tomates, guisantes, cacahuetes, pasas, té, cacao, col y las conservas en lata.
  • 6. Usa guantes para realizar las tareas domésticas.
    Cuando friegues los platos, limpies el baño o lleves a cabo cualquier otra actividad que requiera agua, opta por guantes de vinilo frente a los de látex y asegúrate siempre de que estén bien secos y no tengan pequeños agujeros. Si esto no es suficiente, también puedes probar a ponerte guantes finos de algodón bajo los de vinilo.
  • 7. Si es posible, limpia o friega con agua fría o tibia.
    En todo caso, intenta que no esté muy caliente y que la exposición al agua no dure más de quince minutos. Utilizar agua corriente, mejor que mantener las manos sumergidas.
  • 8. Cuida la higiene de tus pies.
    Lávalos y sécalos adecuadamente todos los días o siempre que sea necesario como, por ejemplo, después de hacer deporte. Después, hidrátalos a fondo.
  • 9. Lleva calzado con suela de piel.
    Y también, calcetines de algodón. Al contrario que los sintéticos, los materiales naturales permiten al pie transpirar mejor. Si sudas mucho, cambia tus calcetines al menos dos veces al día.
  • 10. Aprende a relajarte.
    Ya que el estrés es uno de los factores que puede desencadenar o empeorar un brote, intenta aprender a gestionar de forma adecuada situaciones emocionales intensas: estrés, ansiedad, nervios. Te puede ayudar a conseguirlo practicar técnicas de relajación y respiración o actividades como el yoga, el taichí o la meditación.

Источник: https://cinfasalud.cinfa.com/p/dishidrosis/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: