¿Cómo tratar las migrañas infantiles?

TRATAMIENTO AGUDO DE LA MIGRAÑA EN NIÑOS – Escuela de Medicina

¿Cómo tratar las migrañas infantiles?

TRATAMIENTO AGUDO DE LA MIGRAÑA EN NIÑOS

TRATAMIENTO AGUDO DE LA MIGRAÑA EN NIÑOS Autores:
Dra. M. Pilar Pérez C., Residente de Medicina Familiar, PUCDra. Pamela Rojas G., Médico Familiar, PUC

INTRODUCCIÓNAl contrario de lo que podría pensarse, diversos estudios han reportado que la cefalea más frecuente en la infancia es la migraña. Se estima que su prevalencia es de un 10.6% en niños entre 5 a 15 años, mientras que la cefalea tensional afectaría apenas al 0,9% de los niños del mismo grupo etáreo (1).

La prevalencia de la migraña aumenta con la edad, observándose un 1 a 3% en los niños entre 3 y 7 años, 4-11% entre los 7 y los 11 años y de un 8-23% entre los 11-15 años (2) (3).

El 66% de lo niños con migraña presentan antecedentes familiares y hasta en un 54% se presenta como migraña con aura, siendo ésta de tipo visual en un 71% de los casos (4).DIAGNÓSTICO

Para hacer el diagnóstico de migraña en un niño con cefalea, la International Headache Society (IHS) planteó el año 2004 una serie de condiciones fácilmente evaluables en la atención primaria. Así, se define cefalea tipo migraña como todo cuadro con al menos 5 crisis caracterizadas por:

– Cefalea con una duración de 1 a 72 horas
– Cefalea con al menos 2 de las siguientes características:

Pulsátil Localización unilateral Intensidad moderada a severa

Empeora con valsalva

– Cefalea con al menos 1 de los siguientes síntomas asociados:

Náuseas o vómitos
Fono o fotofobia

– Ausencia de enfermedad orgánica

Para hablar de migraña «con aura» el paciente debe haber presentado al menos 2 crisis precedidas por un aura (5).TRATAMIENTO DE LA MIGRAÑAI. Medidas no farmacológicas:
Son un pilar fundamental al implementar un tratamiento en éstos niños. Dentro de ellas se encuentran (6):

a. Cambios en la dieta (suprimir los quesos, los chocolates, cafeína, bebidas colas, etc).b. Modificar estilos de vida (manejo del stress, higiene del sueño, fomentar la actividad física).

c. Terapias bioconductuales en los casos más complejos.

II. Manejo farmacológico:El manejo farmacológico de la migraña incluye los medicamentos dirigidos al tratamiento agudo del dolor y aquellos orientados a la profilaxis de éste.

A continuación revisaremos la evidencia disponible sobre la efectividad de los fármacos utilizados con mayor frecuencia para el control del episodio agudo de migraña. En el próximo artículo profundizaremos sobre los fármacos disponibles para su profilaxis y la evidencia de su efectividad.

a. Fármacos para manejo agudo de crisis: 1 revisión sistemática (RS) de 9 estudios randomizados controlados (ERC) y uno no controlado demostró (6):

i. Paracetamol: existe evidencia de regular calidad metodológica que Paracetamol (15 mg/k) es más efectivo que placebo en disminuir el dolor, en más de un 50%, a las 1 y 2 horas de uso (RR: 1.5; 95% IC 1.0 – 2.1).Los efectos adversos reportados con mayor frecuencia fueron náuseas (2.4% v/s 3.7% con placebo) y vómitos (2.4% v/s 7.

4% con placebo).ii. AINES: existe evidencia de regular calidad metodológica que Ibuprofeno (10 mg/k) es más efectivo que placebo en disminuir el dolor, en más de un 50%, a las 1 y 2 horas de uso (RR: 1.5; 95% IC: 1.2 -1.9).Los efectos adversos reportados con mayor frecuencia fueron náuseas (3.

7% tanto para Ibuprofeno como para placebo) y vómitos (4.9% con AINES v/s 7.4% con placebo).iii. Paracetamol versus AINES:No se encontró diferencias al comparar Paracetamol (15 mg/k) versus Ibuprofeno (10 mg/k) en ninguno de los resultados medidos.Tampoco se encontró diferencias al comparar Paracetamol (15 mg/k) versus Nimesulida (2.

5 mg/k) en ninguno de los resultados evaluados.No se observó diferencias en cuanto a los efectos adversos.iv. Sumatriptán: Se analizaron 3 ERC sobre el uso de Sumatriptán por vía nasal y se demostró que su uso disminuye significativamente el dolor al compararlo con placebo (RR: 1.4; IC 95% 1.2-1.7).

No se encontró el mismo efecto al estudiar otros Triptanes ni Sumatriptán por vía oral.La presencia de efectos adversos al utilizar Sumatriptán por vía nasal (nauseas, vómitos, parestesias, et.) fue significativamente mayor que al comparar con placebo.v.

Ergotamínicos: No existen hasta la fecha estudios de buena calidad en relación al uso de Ergotamínicos en la población infantil. El único ERC disponible evaluó un grupo muy reducido de niños (n= 25), y no encontró diferencias estadísticamente significativas al compararlo con placebo.

Dado la evidencia disponible no se recomienda su uso sistemático en niños como tratamiento de la migraña aguda.vi. Metoclopramida: En adultos, un meta-análisis sobre el uso de Metoclopramida demostró que es más efectivo que placebo en el alivio del dolor (OR 2.84; IC 95% 1.05-7.68) (7).

En niños, el uso de antieméticos para el manejo agudo de la migraña no ha sido estudiado. Actualmente se encuentra en curso un protocolo Cochrane que se espera dé algunas respuestas a futuro (8).

RESUMEN:La migraña es un cuadro bastante frecuente en los niños y probablemente subdiagnosticado.

Su diagnóstico debe ser planteado en la atención primaria, para lo cual los criterios propuestos por la International Headache Society son bastante operativos.

Existen diversas alternativas en el mercado que son efectivas para el manejo de la migraña aguda en los niños. Con la evidencia disponible, podemos afirmar que Paracetamol, Ibuprofeno y Sumatriptán, en spray nasal, son alternativas adecuadas.

Al momento de elegir un tratamiento se sugiere considerar que no se ha demostrado hasta la fecha que uno de estos fármacos sea más efectivo que otro en el alivio del dolor, sin embargo se han reportado más efectos adversos con Sumatriptán nasal y su costo, por lo demás, es bastante superior. Con estas consideraciones parece adecuado iniciar un tratamiento con Paracetamol o Ibuprofeno y reservar el Sumatriptán, en spray nasal, para casos en los cuales estos fármacos no sean efectivos.

REFERENCIAS:

1. Abu-arefeh I., «Prevalence of headache and migrain in schoolchildren». BMJ 1994; 309: 765-7592. Lewis D., Ashwal S. Et al.

«Practice Parameter: Evaluating of children and adolescents with recurrent headaches: Report of the quality standards subcommittee of the American Academy of Neurology and the Practice Committe of the Child Neurology Society». Neurology 2002;59: 490-4983. Brazis P, Andrew L. «Approach to the child with headache».

UpToDate 20054. Kleinsteuber K. «Abordaje de la cefalea en niños. Preguntas y respuestas». Rev. Ped. Elec [en línea] 2005, Vol 2, N°1: 11-17.5. Rodillo E. «Nueva clasificación de Cefalea». Rev. Ped. Elec [en línea] 2005, Vol 2, N°1.18-236. Damen L. Et al.

«Symptomatic treatment of migraine in children: A systematic review of medication trials». Pediatrics 2005; 116; 295-3027. Colman I. Et al. «Parenteral metoclopramide for acute migraine: meta-analysis of randomised controlled trials». BMJ 2004;329;1369

8. Parenteral metoclopramide for acute migraine. I Colman, G Innes, et al. Cochrane Library Protocol 2003.

Publicaciones relacionadas

Источник: https://medicina.uc.cl/publicacion/tratamiento-agudo-de-la-migrana-en-ninos/

Migrañas infantiles, causas y cómo prevenirlas

¿Cómo tratar las migrañas infantiles?

⌚ 4 Min de lectura | Se calcula que el 10% de los niños que van a la guardería y el hasta el 50% de los que van a educación secundaria, sufren o han sufrido sus efectos.

Aunque es menos frecuente, los niños también sufren migrañas. Las pocas horas de sueño, el abuso del uso ordenador, televisión y videojuegos están entre las principales causas de las migrañas infantiles. El estrés infantil y la ingestión de ciertos alimentos o bebidas también son las causas de los cada vez más frecuentes dolores de cabeza.

La migraña es un tipo de dolor de cabeza que puede llegar a ser intenso y que provoca incapacidad. Su origen es multifactorial y suele ser hereditaria. Las personas que lo padecen, suelen tener antecedentes familiares con el mismo problema.
Si nuestro hijo se queja de que le duele la cabeza, debemos prestarle atención.

Puede que su dolor está relacionado con un problema físico o un problema emocional. Si el dolor es intenso, no remite y no parece estar relacionado con alguna otra enfermedad o malestar físico está indicado ir al pediatra.

Reconocer los síntomas y atender la migraña infantil precozmente ayudará a mitigar el dolor del niño.

Cómo se manifiestan

Los dolores de cabeza se manifiestan principalmente en la parte superior y a ambos lados de la cabeza.

También es habitual que los niños que sufren migrañas puedan padecer también de mareos, náuseas, vómitos y/o dolor estomacal. Asimismo, suele ir acompañado de una hipersensibilidad a la luz, ruidos y olores.

La duración de la migraña es muy relativa, pudiendo ser de solo unos minutos (la más habitual) de unas horas o incluso en casos más extremos días enteros.

Causas de las migrañas infantiles

La migraña es un trastorno neurológico que ocurre fuera del cráneo. Los músculos que cubren la cabeza se inflaman contrayéndose los vasos sanguíneos que llegan al celebro.

El celebro, por tanto, recibe menos sangre y menos oxígeno y esto afecta a los nervios circulantes que envían mensajes de dolor al cerebro y esto causa la migraña.

Las principales situaciones que pueden desencadenar en migrañas en los niños son:

  • Falta de sueño y cansancio.
  • Uso abusivo de televisión, consolas, tablets y ordenadores.
  • Estrés o ansiedad.
  • Consumo excesivo de refrescos con cafeína.
  • Una mala alimentación o saltarse alguna comida.
  • Cambios hormonales o menstruales.
  • Problemas de visión.
  • Ruidos fuertes y olores demasiados intensos.
  • Deshidratación.
  • Efectos secundarios de algún medicamento.

Prevención de las migrañas infantiles

La migraña infantil está convirtiéndose en una de las enfermedades más comunes entre los niños. Como en otras muchas enfermedades, unos buenos hábitos pueden paliar ostensiblemente sus efectos.

Es importante llevar una vida equilibrada que se traduce en dormir las horas que se necesitan, comer a horas fijas sin saltarse ninguna ingesta, comer de forma saludable limitando el consumo de bebidas con cafeína y de alimentos rico en grasas, y hacer un uso responsable del ordenador y la televisión.
Un niño que sufre migrañas puede ver afectado su rendimiento escolar y sus habilidades físicas y motoras. Si el niño está tomando algún tipo de medicamento se deben consultar con el médico los efectos secundarios del mismo.
Se estima que el 10% de los dolores de cabeza están provocados por otros trastornos como son los problemas de visión, infecciones de oído, gripes e infecciones urinarias.

Cómo se trata

Los dolores de cabeza pueden empezar a manifestarse de diversas maneras: hipersensibilidad a la luz o a los ruidos, indisposición, malestar estomacal, náuseas o ganas de vomitar.

La desorientación, la debilidad muscular, la pérdida de coordinación, la visión borrosa también son síntomas que suelen preceder a la migraña. Estos síntomas suelen manifestarse 15 o 20 minutos antes de la migraña.

Si el dolor no es muy fuerte y no interfiere demasiado con la actividad del niño, no es necesario recurrir a los medicamentos. En muchos casos es suficiente con dejar que descanse durante algunos minutos, preferentemente en un sitio fresco, oscuro y silencioso.

La aplicación de una compresa a temperatura ambiente en la frente o encima de los ojos suele ser de gran ayuda.
En caso de tener que recurrir a los fármacos, los médicos no pueden recetar:

  • Analgésicos pediátricos: medicamento para calmar o eliminar el dolor como el paracetamol o ibuprofeno, evitando el ácido acetilsalicílico.
  • Medicamentos para reducir las náuseas o vómitos.
  • Sedantes que deprimen el sistema nervioso central (SNC) para calmar el dolor y ayudar a conciliar el sueño.

La buena noticia es que la edad es el mejor paliativo de la migraña. Con la llegada a la pubertad las migrañas suelen desaparecer.
Los alimentos juegan un papel importante en el tratamiento de la migraña.

Evitemos por tanto que consuman en exceso bollería industrial, chucherías, quesos curados, etc. Unos mejores hábitos alimenticios pueden disminuir las migrañas infantiles.


También es muy importante que los niños no estén muy cargados de actividades extraescolares, dejar que se aburran un poco, pues favorece que sean más tranquilos y con menos tendencia a la migraña.

  • Prestar atención al niño con dolor de cabeza es importante, pues puede responder a un problema físico o emocional.
  • Falta de sueño, uso de dispositivos móviles, estrés o consumo de ciertos alimentos o bebidas están detrás de muchos dolores de cabeza infantiles.
  • Es importante dormir las horas que se necesitan, comersano y  a horas fijas, limitar los alimentos ricos en grasas y hacer un uso responsable del ordenador y la televisión.

Dra. Amaia Rincón Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

Publicado por canalSALUD – 23 abril 2018

Источник: https://www.salud.mapfre.es/salud-familiar/ninos/enfermedades-del-nino/migranas-infantiles-causas-y-como-prevenirlas/

Migrañas

¿Cómo tratar las migrañas infantiles?

  • Tamaño de texto más grande

Las migrañas son un tipo de dolor de cabeza recurrente (que vuelve una y otra vez). El dolor suele ser palpitante y afecta a uno o ambos lados de la cabeza.

Las migrañas también causan otros síntomas. Las personas con migrañas suelen presentar al mismo tiempo mareos y/o malestar estomacal. Pueden ser sensibles a la luz, los ruidos y/o los olores.

Las migrañas pueden incapacitar a quienes las padecen; los niños y los adolescentes con migrañas suelen tener que faltar a su centro de estudios, al trabajo y perderse actividades deportivas o de otro tipo hasta que se encuentren mejor.

¿Quién puede desarrollar migrañas?

Hasta el 10% de los adolescentes y adultos jóvenes de EE.UU. tiene migrañas. Y, a partir de los 12 años de edad, es decir, durante la pubertad y después de la pubertad, las migrañas afectan a las chicas el doble de veces que a los chicos.

Los expertos creen que la tendencia a tener migrañas se da por familias. Los niños con un padre o una madre que tiene migrañas, son más proclives a padecer este tipo de dolor de cabeza que los niños sin antecedentes familiares de migrañas.

Causas de las migrañas

Se desconoce la causa exacta de las migrañas. Los científicos creen que las migrañas ocurren porque algunas neuronas (las células nerviosas del cerebro) dejan de funcionar adecuadamente y pasan a enviar señales erróneas. Esto puede afectar al sistema nervioso que regula el dolor.

Independientemente de cuál sea la causa, los expertos coinciden en que hay distintos factores que pueden desencadenar episodios o ataques de migraña en las personas que las padecen.

Entre los desencadenantes más frecuentes, se incluyen los siguientes:

  • el estrés
  • cambios en las concentraciones hormonales, como los debidos a los períodos menstruales o al uso de píldoras anticonceptivas
  • saltarse comidas
  • la deshidratación
  • exceso de cafeína o abstinencia de cafeína (por haber reducido el consumo habitual de cafeína)
  • algunos alimentos (alcohol, queso, cítricos, pizza, chocolate, helado, etc.)
  • cambios súbitos en los patrones de sueño
  • fumar
  • cambios en el tiempo atmosférico

¿Qué ocurre durante una migraña?

Cada migraña empieza de una forma diferente. A veces, los niños y los adolescentes reciben avisos de que se les está avecinando un episodio de migraña.

Unas pocas horas o incluso varios días antes de que les venga el dolor de cabeza, se pueden notar «raros» o «no completamente bien».

Pueden tener antojos de distintos tipos de alimentos, o ponerse tristes, estar irritables, cansados o, incluso, llenos de energía. Esto recibe el nombre de «premonición».

Algunos niños tienen auras. Se trata de síntomas neurológicos que empiezan justo antes del dolor de cabeza y que se pueden alargar hasta una hora. Las auras son diferentes en cada persona, pero suelen afectar a la vista. Por ejemplo, una persona puede:

  • tener visión borrosa
  • ver puntos, bolas de colores, líneas irregulares, destellos o luces brillantes o centelleantes
  • oler un olor en concreto.
  • notar un hormigueo o cosquilleo en una parte de la cara

Una vez empieza el dolor de cabeza, la luz, los olores o los sonidos pueden molestar a los niños con migraña o empeorarles la migraña. A veces, si tratan de proseguir con su rutina habitual, pueden tener náuseas y vómitos. A menudo, el dolor suele empezar solo en un lado de la cabeza, pero puede acabar afectando a ambos lados. Intentar hacer actividades físicas puede empeorar el dolor.

La mayoría de las migrañas duran entre 30 minutos y varias horas; hay algunas que hasta pueden durar un par de días.

¿Cómo se diagnostican las migrañas?

El médico les hará muchas preguntas para saber qué puede estar causando los síntomas, y explorará a su hijo, prestando una atención especial a los aspectos neurológicos.

Es posible que el médico pida a su hijo que lleve un diario donde registre los episodios de dolor de cabeza a fin de utilizarlo para averiguar qué es lo que los desencadena.

La información registrada ayudará al médico a diseñar el mejor plan de tratamiento posible.

A veces, los médicos piden análisis de sangre o pruebas de diagnóstico por la imagen, como una tomografía axial computada (TAC) o una resonancia magnética (RM) del cerebro, para descartar posibles problemas médicos que podrían estar provocando las migrañas.

¿Cómo se tratan las migrañas?

Las migrañas y sus desencadenantes pueden variar mucho.

Su tratamiento dependerá de lo graves que sean las migrañas, la frecuencia con que ocurran y los síntomas que tenga el niño cuando las presente.

Suele ayudar el hecho de acostarse en una habitación fresca, oscura y silenciosa. El médico puede recetar medicamentos contra el dolor o medicamentos que ayudan a tratar las náuseas y los vómitos.

Algunos niños y algunos adolescentes necesitan medicamentos preventivos que se toman todos los días para reducir la cantidad y la gravedad de las migrañas.

Algunos médicos enseñan a sus pacientes con migrañas una técnica llamada de biorretroalimentación o biofeedback.

Esta técnica ayuda a la persona a aprender a relajarse y a usar el cerebro a fin de controlar ciertas funciones corporales (como la frecuencia cardíaca y el estrés muscular), que pueden provocar tensión y dolor.

Si una migraña empieza despacio, algunos pacientes pueden utilizar la biorretroalimentación para mantener la calma y detener el ataque.

Añadir al tratamiento métodos alternativos, como la acupuntura y el uso de plantas medicinales, ayuda a algunas personas con migraña. Pero pregunte al médico de su hijo sobre cualquier método alternativo antes de probarlo. Esto es especialmente importante con las plantas medicinales, porque pueden interferir en el funcionamiento de los métodos de la medicina tradicional.

¿Es posible prevenir las migrañas?

No todas las migrañas se pueden prevenir. Pero puede ayudar el hecho de aprender cuáles son sus desencadenantes e intentar evitarlos.

Trate que su hijo haga periodos de descanso en el curso de aquellas actividades que le puedan desencadenar migrañas, como usar la computadora durante mucho tiempo seguido. Si sabe que hay algunos alimentos que les desencadenan migrañas, ayude a su hijo a evitarlos.

Algunas personas descubren que el hecho de dejar de consumir cafeína o de beber mucha agua los ayuda a prevenir las migrañas.

Elabore un plan sobre todo lo que tenga que hacer su hijo, particularmente en los momentos más estresantes, para que no se sienta agobiado cuando se le acumule el trabajo. Hacer ejercicio con regularidad también permite reducir el estrés y ayudar a su hijo a encontrarse mejor.

Cuanto más sepan, usted y su hijo, sobre las migrañas, más preparados estarán para combatirlas.

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/migraines-esp.html

¿Cómo tratar las migrañas infantiles?

¿Cómo tratar las migrañas infantiles?

En los últimos 10 años, se ha observado un aumento de pacientes infantiles que acuden al neurólogo aquejados de fuertes migrañas. Al ser una enfermedad cuyo origen se desconoce, su tratamiento no siempre resulta fácil. No obstante, la mayoría de niños responde bien a los fármacos y sus dolores remiten antes de terminar la pubertad

Indice

¿Qué son las migrañas infantiles?

Es un tipo de dolor de cabeza usualmente muy intenso y que puede incapacitar a quien lo sufre. Es un trastorno de origen neurológico y genético, normalmente las personas que lo padecen tienen antecedentes familiares con este mismo problema. Aunque en los niños es menos frecuente, pueden sufrirlo desde el año de edad.
 

Síntomas principales de migrañas en niños

Llegan las vacaciones navideñas y cada vez es más difícil saber qué hacer con los niños, ya que ellos tienen dos semanas sin colegio, pero la mayoría de los padres apenas si tienen un par de días de vacaciones, por lo que es imposible cuidarlos.

Las nuevas necesidades, tras la incorporación de la mujer al trabajo, han hecho que cada vez sean más los colegios que abren en las fiestas y los centros que organizan campamentos y talleres infantiles para cuidar de los niños durante la jornada de trabajo

Y tambien:

• Dolor severo o moderado: algunos afectados lo presentan en un lado de la cabeza mientras que otros en ambos.

• Dolor palpitante o intermitente en la cabeza.

• Dolor que empeora con la actividad física.

• Dolor que obstaculiza actividades cotidianas.

• Náuseas.

• Vómitos.

• Sensibilidad a la luz y al sonido. Las migrañas infantiles tienden a durar periodos más cortos, pero el dolor puede ser tan intenso que obligue al pequeño a estar postrado.

En los niños el dolor suele presentarse en ambos hemisferios de la cabeza y las auras visuales se presentan muy raramente.

Los síntomas que predicen un ataque de migraña en bebés, además de los tradicionales, son bostezos, somnolencia, agotamiento, irritabilidad, depresión, antojo de alimentos dulces y sed intensa.  

La buena noticia es que la mayoría de los medicamentos que funcionan para adultos se pueden aplicar en los niños, por lo que, con una consulta al neurólogo pediatra, el pequeño puede librarse de estos dolores tan terribles.

¿Por qué se producen las migrañas?

Las causas exactas de las migrañas no se conocen, por eso es una enfermedad difícil de tratar. Se sigue investigando y aportando nuevas estrategias para dar una mejor calidad de vida a quienes las padecen. Muchas teorías intentan explicar las causas de las migrañas y fundamentalmente sus manifestaciones asociadas (aura).

La teoría vascular propone que las manifestaciones que acompañan al aura se deberían a una constricción de los vasos sanguíneos intracerebrales. Otras hipótesis apuntan a una disfunción cerebral y por último se habla de una alteración en las sustancias llamadas neurotransmisores (serotonina).

Evidentemente no hay acuerdo todavía sobre las posibles causas, sin embargo la teoría de los neurotransmisores sería la más cercana a la realidad ya que las crisis ceden con medicamentos que inhiben estas sustancias. En general tienen un buen pronóstico, es muy raro que las migrañas que comienzan en la infancia reaparezcan en la edad adulta.

Esto es muy importante ya  que alienta a los papás y al pequeño paciente a realizar los tratamientos sabiendo que remitirá antes de finalizar la pubertad.

Aumento de las migrañas infantiles

Según un informe del Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona, en los últimos años han aumentado un 20% las consultas al neurólogo a causa de las migrañas infantiles. Se calcula que el 96% de niños de 14 años ha sufrido cefalea en algún momento de su vida. De éstos, el 40% de menores de siete años y el 75% de mayores de 15 años sufren crisis de migraña de forma repetitiva.

Este aumento se debe tanto a cefaleas tensionales (provocadas por un ritmo de vida más estresante) como a las migrañas de origen genético.

Estas últimas se pueden precipitar por distintos factores, como una mala alimentación, falta de ejercicio físico o de horas de sueño. Por eso, los especialistas recomiendan que los niños duerman de 9 a 10 horas diarias.

La migraña puede afectar directamente a la calidad de vida del chico ya que tiene más mal humor, participa menos en las actividades sociales y disminuye su rendimiento escolar.

¿Cómo tratar las migrañas en niños?

A la hora de decidir el tratamiento hay que tener en cuenta que los ataques suelen durar alrededor de dos o tres horas, por lo que los fármacos que se empleen deben ser de rápida acción.

Además, no todos los medicamentos son efectivos en estos casos y muchos no se absorben bien por las náuseas, los vómitos y la relativa parálisis gástrica que se produce durante los ataques de migraña. Varios estudios han demostrado que los más efectivos son los paracetamoles y los ibuprofenos.

Para tratar este tipo de dolor, en ocasiones es necesario modificar los hábitos de vida del niño. Pasar mucho tiempo delante de la televisión o del ordenador, comer poco y mal o la ingesta excesiva de ciertos alimentos (como el chocolate o el queso curado), también pueden agravar el problema.

    Por eso, es importante llevar un registro de cuántos días a la semana le duele la cabeza, cuánto tiempo dura el dolor, qué había comido ese día, si realizó alguna actividad especial…

Averiguar los desencadenantes evita que se tengan que restringir alimentos o actividades que a él en particular no le afectan, ya que éstos son propios para cada paciente, ni siquiera todos los miembros de una familia reaccionan igual ante determinados estímulos. Puede que a una persona comer chocolate le siente mal, pero a su hijo no.

Se debe tener en cuenta que antes de la pubertad no hay diferencias entre la cantidad de niños y niñas que padecen las cefaleas, pero lo cierto es que tras esta fase de la vida la migraña suele ser más común en los adolescentes, aunque los más pequeños también las sufren. De hecho, los ataques son más cortos en los niños que en los adultos y los síntomas más comunes en ellos son la náusea y los vómitos, la diarrea, la sed, un aumento de la necesidad de orinar, los sudores y la hinchazón.

Y, al igual que pasa con los adultos, se debe identificar y evitar los factores que provocan las crisis o las potencian. Los médicos, por ejemplo, lo que suelen recomendar para los más pequeños es mantener una hora fija para acostarse y para comer y también para evitar una sobrecarga de actividades.

Terapias de tratamiento

Dentro de las terapias de tratamiento para la curación de las migrañas nos encontramos con las farmacológicas y las no farmacológicas. Asimismo, los medicamentos de rescate que se aplican cuando la medicación intensa falla. Por su parte, para el tratamiento individual de la migraña tenemos:

– analgésicos: aspirinas, paracetamol o metamizol.

– antiinflamatorios: indicados en episodios leves o de moderada intensidad y prescritos siempre por un profesional médico. Lo más eficaces son el ácido acetilsalicílico, el naproxeno, el ibuprofeno, el dexketoprofeno y el diclofenaco.

– antieméticos: en crisis de migraña con náuseas y vómitos.

¿Qué hay de las terapias para la mente?

El biofeedback o las técnicas de relajación se recomiendan especialmente en los niños de esta edad. Son los más receptivos al menos en lo que a estas terapias se refiere.

No obstante, si el tratamiento farmacológico se hiciera necesario el médico comenzará empleando un solo analgésico.

El biofeedback en concreto es la terapia de retroalimentación eléctrica que monitoriza las sensaciones del cuerpo desde la temperatura hasta la tensión muscular. También están la hipnoterapia, la meditación o el mindfulness y la psicoterapia.

Otros consejos a tener en cuenta:                         

– Mantener un diario para el menor en el que ha de escribirse lo siguiente:

> La fecha y el momento en el que comienza cada cefalea y su duración.

> Cualquier otro signo de migraña, como las náuseas, los vómitos o la sensibilidad a la luz.

> Cualquier causa que pueda provocar un ataque.

¿Qué es lo más eficaz para los más pequeños?

Tras algunos ensayos realizados se ha descubierto que el ibuprofeno sí parece ser eficaz para tratar a los niños con migraña. Por suerte, este está fácilmente disponible y es de bajo costo convirtiéndolo en una primera elección, y una excelente, para tratar la migraña.

El paracetamol, por el contrario, no llegó a mostrar su eficacia al menos en lo que respecta al alivio del dolor en los niños.

Los triptanos, por ejemplo, son un tipo de medicación diseñada específicamente para tratar la migraña y suelen ser, además, bastante eficaces al brindar un mayor alivio del dolor en niños y adolescentes.

Pero si hablamos de efectos secundarios lo cierto es que sí hay riesgo de que los fármacos triptanos puedan causar efectos secundarios leves, aunque no graves. Estos efectos secundarios leves incluyen trastornos gustativos, síntomas nasales, mareo, fatiga, baja energía, náuseas o vómitos.

Remedios naturales para la migraña en niños

Muchas veces el dolor es tan intenso que ningún fármaco consigue acabar con él. Para paliar los síntomas, se puede recurrir a las siguientes medidas:

• Acuesta al niño en una cama o sillón en un cuarto completamente oscuro y silencioso.

• Colócale una toalla con agua fría sobre su cabeza.

• Hazle un masaje en el cuero cabelludo utilizando mucha presión.

• Presiona sus sienes.

• Trata de que duerma.

• Realiza con él técnicas de relajación. Cuanto más tranquilo esté, menos dolor sentirá. La práctica de gimnasia de relajación ayudará al pequeño en los momentos de crisis a disminuir la tensión muscular que aumenta mucho más el dolor.

Fatiga

Definición:

Cansancio permanente sin ganas de hacer nada. Se debe a los cambios hormonales durante el embarazo.

Síntomas:

Agotamiento, irritación, dificultades respiratorias, falta de energía y entusiasmo, falta de concentración, tristeza.

Tratamiento:

Una dieta equilibrada, descanso, realizar ejercicios suaves, evitar tareas que requieran esfuerzo, etc.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/salud-infantil/como-tratar-las-migranas-infantiles-1397

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: