Complementos alimenticios: ¿deben tomarlos las embarazadas?

Complementos alimenticios: ¿deben tomarlos las embarazadas?

Complementos alimenticios: ¿deben tomarlos las embarazadas?

Existen algunas vitaminas y minerales que son esenciales para asegurar un correcto desarrollo del feto.

Por eso, algunas de ellas se recomiendan incluso antes del embarazo para mejorar la fertilidad de la mujer y comenzar la gestación en las mejores condiciones para evitar ciertas malformaciones en el feto que se pueden producir en los primeros días de embarazo.

Así sucede con el ácido fólico, el yodo o el hierro, cuyas cantidades no siempre se consiguen con la dieta, por lo que hace falta un suplemento dietético.

En cuanto a los complementos que aumentan la fecundabilidad, esto eso, las posibilidades de lograr un embarazo, se recomienda el aceite de onagra que incrementa tanto la fertilidad del hombre como la de la mujer al mejorar la producción de hormonas.

Complementos alimenticios para embarazadas

Si bien no es cierto que durante la gestación haya que comer por dos, sí que es necesario aumentar la ingesta de ciertas vitaminas y nutrientes para asegurar tanto la salud de la embarazada, como el desarrollo del feto.

Una dieta, por muy sana que sea, no puede cubrir las necesidades extras del embarazo, por eso todos los ginecólogos y expertos en medicina recomiendan el consumo de complementos alimenticios especiales para embarazadas que cuentan con la cantidad diaria recomendada de las principales vitaminas y minerales que se necesitan en estos meses:

– Hierro: El hierro es un mineral fundamental para transportar el oxígeno a todo el organismo. Durante el embarazo, el volumen sanguíneo de la madre aumenta, por lo que también la cantidad de hierro necesario.

De hecho, uno de los problemas más habituales de las gestantes durante el segundo y el tercer trimestre de embarazo es la anemia. Además, los niveles bajos de hierro también están relacionados con un bajo peso al nacer y la mortalidad perinatal.

También afecta al desarrollo físico y cognitivo del feto.

Yodo: El yodo es esencial para el correcto funcionamiento de las hormonas tiroideas que ayudan al metabolismo de las células y al desarrollo de los órganos.

Es especialmente importante para el cerebro ya que su déficit durante las primeras semanas de embarazo puede afectar al desarrollo neurológico del bebé.

El yodo no se almacena en el organismo, por eso es necesario consumir suplementos de yodo tanto antes del embarazo, como durante éste y en la lactancia.

Calcio: Esencial para la coagulación de la sangre, el mantenimiento de la estructura ósea y la transmisión del impulso nervioso, entre otras funciones.

En el embarazo la absorción intestinal de calcio aumenta para que llegue al feto, pero si la mujer no tiene suficientes reservas, puede sufrir hipertensión, disminución de la densidad ósea suya y del feto y bajo peso al nacer.

Vitamina D: Su función principal es aumentar la absorción de calcio en el organismo.

Una deficiencia general de esta vitamina puede provocar osteomalacia en los adultos, es decir, reblandecimiento de los huesos, y raquitismo en los niños.

Durante el embarazo, además, se asocia con retraso del crecimiento intrauterino, hipocalcemia, alteraciones en el esmalte y raquitismo neonatal.

– Vitamina C: Es necesaria para el correcto crecimiento del feto y la reparación de tejidos. Además, mejora la absorción del hierro y el sistema inmunitario.

Vitamina B6: Encargada del desarrollo nervioso y de que el feto crezca sano. Es también importante en la función cognitiva ya que interviene en la formación de neurotransmisores.

Vitamina B12: Es importante para la formación de la espina bífida ya que facilita la captación del ácido fólico, por lo que contribuye a evitar los defectos del tubo neural. Una deficiencia de vitamina B12 durante el embarazo también puede aumentar el riesgo de abortos espontáneos.

– Ácidos grasos esenciales omega 3: ayudan al desarrollo del cerebro y del sistema nervioso del feto. 

Ácido fólico: un complemento alimenticio necesario en el embarazo

Es quizá la vitamina más importante durante la gestación.

Conocida también como folato o vitamina B9, es esencial en la nutrición para evitar defectos del tubo neural en el feto (como espina bífida) y malformaciones de la médula espinal y cerebrales como anencefalia (ausencia parcial o total del cerbero) o encefalocele (que provoca que el revestimiento y el líquido protector del cerebro se queden fuera del mismo creando una protuberancia).  

Es un nutriente que el organismo no puede sintetizar, por lo que debe ser incorporado a través de la dieta. Pero es casi imposible cubrir las necesidades diarias recomendadas durante el embarazo con alimentos, por lo que es totalmente necesario el consumo de suplementos alimenticios antes y durante el embarazo.

Si se empieza a tomar tres meses antes del embarazo se puede prevenir la espina bífida en un 70% de los casos. Además, se requiere un consumo previo a la gestación de por lo menos un mes porque el tubo neural se cierra durante la sexta y octava semana de embarazo.

Por eso es recomendable que se consuma también durante, al menos, el primer trimestre.

Osteomalacia

Definición:

Ablandamiento de los huesos a causa de un trastorno en la mineralización, por una deficiencia de vitamina D o por problemas en el metabolismo.

Síntomas:

Dolor en los huesos, debilidad muscular y fracturas óseas.

Tratamiento:

Se pueden suministrar suplementos de vitamina D, calcio y fósforo, dependiendo de la causa.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/alimentacion-embarazo/complementos-alimenticios-deben-tomarlos-las-embarazadas-7067

Vitaminas en el embarazo: ¿Cuáles tomar?

Complementos alimenticios: ¿deben tomarlos las embarazadas?

Hasta hace unos años era muy común escuchar “ahora tienes que comer por dos” al decir que estabas embarazada.

Esa frase ha quedado obsoleta, ya que hoy sabemos no es recomendable que la madre gane peso innecesariamente durante el embarazo.

Por el contrario, es necesario que los nutrientes de la dieta sean los suficientes para suplir las necesidades tanto de la madre como del hijo.

Una dieta bien planificada, adaptada a una mujer embarazada, debería bastar para proveer de nutrientes a los dos, pero con el estilo de vida que llevamos muchos ginecólogos prefieren prevenir problemas recetando suplementos con aporte extra de nutrientes. Te contamos en este post cuáles son algunos de los productos más comunes en los complementos alimenticios para embarazada.

Ácido fólico en el embarazo

El ácido fólico en el embarazo es fundamental en cantidades adecuadas. La alta demanda del feto puede causar anemia por déficit de folato a la madre, y la falta de folato en el feto puede causar problemas en el desarrollo del sistema nervioso, específicamente en el llamado “tubo neural”.

¿Cuál es la dosis recomendada de ácido fólico en el embarazo?

La dosis recomendada de ácido fólico durante el embarazo es de entre 0,4-5 mg son, dependiendo sobre todo de la existencia de problemas en embarazos anteriores y del estado nutricional de la madre.

El ácido fólico se receta a la madre incluso antes de la concepción, cuando ya está buscando el niño, para asegurar que no haya carencias desde el inicio.

¿Qué alimentos contiene ácido fólico?

Hay muchos alimentos ricos en ácido fólico, o en su forma química llamada “folato” como por ejemplo:

  • Carnes
  • Brócoli
  • Espinaca
  • Levadura de cerveza

Sin embargo, varias formas de cocción pueden disminuir la cantidad de ácido fólico disponible. Además, hay alimentos que cuando se consumen juntos pueden dificultar la absorción de folato, y el estado nutricional de la madre puede dificultar su aprovechamiento, por lo que no se suele confiar en la dieta para asegurar las cantidades de folato necesarias en el embarazo.

Entre los problemas dietarios y la severidad de las consecuencias, esta vitamina se recomienda a todas las embarazadas.

Hierro en el embarazo

El hierro no es una vitamina exactamente, sino un mineral. Se encuentra en los glóbulos rojos combinado con una proteína para formar la hemoglobina, responsable del transporte de oxígeno desde los pulmones al cuerpo.

El hierro también es importante en otras reacciones químicas del organismo y en el transporte de anhídrido carbónico desde todo el cuerpo hacia los pulmones.

Durante el embarazo se necesita más hierro para poder oxigenar tanto a la madre como al feto, casi el doble que lo que se necesita normalmente.

Su carencia lleva a una enfermedad llamada anemia ferropénica, por lo que el hierro se ha incorporado a muchos de los complementos para embarazadas existentes en el mercado.

Vitamina D en el embarazo

La vitamina D durante el embarazo permitirá el buen desarrollo de huesos, dientes, ojos, y piel del feto, entre otros.

Su carencia durante el embarazo está asociada a bajo peso al nacer, hipocalcemia neonatal, e incluso preeclampsia. Se añade a las vitaminas prenatales porque la dieta y la exposición al sol a veces no son garantía de suficiencia de vitamina D.

Yodo en el embarazo

El yodo suele añadirse para evitar problemas de hipotiroidismo congénito en los niños, ya que el buen funcionamiento de la glándula tiroides depende de tener cantidades adecuadas de yodo para sintetizar hormona tiroidea.

Sin embargo, no hay que pasarse. El exceso de yodo está relacionado con problemas tiroideos también, con lo que el médico puede recetar un complemento con yodo o sin yodo en función de las necesidades de cada mujer.

Calcio en el embarazo

El calcio es otro mineral fundamental en el embarazo, ya que permite el buen desarrollo de huesos y dientes del feto. No es muy común que esté presente en los complementos prenatales porque el calcio suele ser fácil de obtener de la dieta. Entre los alimentos ricos en calcio encontramos:

  • Lácteos
  • Brócoli
  • Sardinas
  • Alimentos fortificados con calcio

Es raro que haya una carencia de este mineral en la dieta de una embarazada. Si el médico cree que necesitas un complemento con calcio lo usual es recetarlo en una forma farmacéutica que sólo te aportará calcio.

Otros suplementos durante el embarazo

El complemento básico es el ácido fólico, y los demás nutrientes que mencionamos suelen estar en casi todos los complementos. Pero es posible que los complementos que tomas contengan más nutrientes, ya que cada marca comercial se diferenciará añadiendo diferentes vitaminas, o minerales, o ácidos grasos omega 3.

Tu médico te ayudará a escoger entre unos y otros, pero recuerda que estos suplementos no deben sustituir a una dieta balanceada.

Источник: https://www.ecoceutics.com/respuestas-de-salud/vitaminas-durante-el-embarazo-que-tomar/

¿Qué vitaminas y minerales se deben tomar con mayor cantidad durante el embarazo? – inatal – El embarazo semana a semana

Complementos alimenticios: ¿deben tomarlos las embarazadas?

Las vitaminas y minerales desempeñan una función muy importante para el desarrollo de todas tus funciones vitales y las de tu bebé. Durante el embarazo, necesitas una cantidad superior a la habitual de hierro, yodo y ácido fólico. Otros nutrientes importantes son el calcio, el zinc y las vitaminas A, C y D. 

¿Cómo puedo obtener la cantidad extra de vitaminas y minerales necesaria durante el embarazo?

Tomar suplementos vitamínicos prenatales asegura la ingesta de las cantidades extra necesarias de yodo, hierro y ácido fólico. Una dieta equilibrada debería aportar el resto de vitaminas y minerales que necesitas durante el embarazo. Consulta con tu médico si tienes dudas acerca de los suplementos que necesitas.

El ácido fólico, ¿qué es y qué cantidad diaria necesito?

El ácido fólico, también conocido como folato, es un tipo de vitamina B importante para mujeres embarazadas. Tomar 400 microgramos de ácido fólico a diario durante el mes anterior al embarazo y 600 microgramos diarios a lo largo de la gestación puede ayudar a prevenir los llamados defectos del tubo neural, malformaciones cerebrales y de la médula espinal.

El folato se encuentra en vegetales de hoja verde, pan, cereales integrales y algunos frutos secos, y es posible encontrar productos como pan, cereales de desayuno o zumos enriquecidos con folato; sin embargo, aun tomando estos alimentos es difícil conseguir las cantidades recomendadas de ácido fólico a través de la dieta, por lo que se recomienda que toda mujer embarazada o que quiera quedarse embarazada tome un suplemento vitamínico diario que contenga la cantidad recomendada de ácido fólico.

El hierro, ¿por qué es importante en el embarazo y qué cantidad diaria necesito?

Tu cuerpo utiliza el hierro para producir una sustancia que permite a los glóbulos rojos transportar el oxígeno a todos tus órganos y tejidos.

Durante el embarazo, necesitas una cantidad extra de hierro –aproximadamente el doble de la cantidad recomendada para mujeres no embarazadas–, ya que, desde los inicios de la gestación, tu volumen de sangre aumenta, y con él la necesidad de hierro para suministrarte oxígeno a ti y a tu bebé. Si tu consumo de hierro no es suficiente, puedes desarrollar anemia.

La dosis diaria de hierro recomendada durante el embarazo es de 27 miligramos, y puede encontrarse en la mayoría de suplementos vitamínicos prenatales. Además, también puedes consumir alimentos ricos en hierro, como carne roja, marisco, legumbres, cereales de desayuno fortificados o zumo de ciruela.

Ten en cuenta que el hierro se absorbe más fácilmente si los alimentos ricos en hierro se toman junto con alimentos ricos en vitamina C, como pueden ser los cítricos o el tomate. De la misma manera, algunos alimentos, como el té, el café y los cereales de grano entero, pueden dificultar su absorción.

El calcio, ¿por qué es importante en el embarazo y qué cantidad diaria necesito?

El calcio se utiliza para construir los huesos y los dientes de tu bebé. Toda mujer mayor de 19 años, embarazada o no, debería ingerir 1.000 miligramos de calcio al día, y la cantidad asciende a 1.300 miligramos diarios entre los 14 y los 18 años.

La leche y los lácteos, como el queso o el yogur, son la mejor fuente de calcio en tu dieta, además de contener proteínas, riboflavina y vitamina B12, pero si tienes problemas de intolerancia a la lactosa puedes obtener calcio de otras fuentes, como la leche de avena o de almendra enriquecida, el tofu, el brócoli, las coles de Bruselas, la col, el boniato, las legumbres, las verduras de hoja verde, las sardinas o las almendras, o bien de suplementos específicos.

La vitamina D, ¿por qué es importante en el embarazo y qué cantidad diaria necesito?

La vitamina D trabaja junto al calcio para ayudar al desarrollo de los huesos y los dientes del bebé. Además, es esencial para asegurar que tenga una piel sana y una buena capacidad visual.

Toda mujer, embarazada o no, necesita 600 unidades internacionales (15 microgramos) de vitamina D a diario; durante el embarazo y la lactancia, este aporte debe proveer al bebé con suficientes reservas de vitamina D para sus primeros meses de vida.

La leche enriquecida con vitamina D y los pescados grasos, como el salmón, son buenas fuentes de esta vitamina; por otro lado, la exposición al sol también activa la producción de vitamina D, por lo que es conveniente tomar el sol, siempre con moderación y usando la protección adecuada.

El yodo, ¿por qué es importante en el embarazo y qué cantidad diaria necesito?

El consumo de yodo es importante para asegurar el correcto desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del bebé.

Las principales fuentes naturales de yodo en la dieta son la sal yodada, el marisco en general, el pescado, los huevos y las algas, pero es difícil obtener los 150 microgramos diarios recomendados durante el embarazo a partir de esas fuentes. Por ello, se recomienda tomar un suplemento vitamínico prenatal que contenga yodo desde el momento en que se considere la posibilidad de embarazo y hasta finalizar la lactancia.

Источник: https://inatal.org/el-embarazo/peso-y-dieta/80-claves-de-la-dieta-en-el-embarazo/79-que-vitaminas-y-minerales-se-deben-tomar-con-mayor-cantidad-durante-el-embarazo.html

Nutrición durante el embarazo

Complementos alimenticios: ¿deben tomarlos las embarazadas?
Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/pregnancyandnutrition.

html

Otros nombres: Alimentación durante el embarazo, Dieta durante el embarazo, Embarazo y nutrición

La nutrición consiste en consumir una dieta saludable y equilibrada para que su cuerpo obtenga los nutrientes que necesita.

Los nutrientes son sustancias en los alimentos que el cuerpo necesita para poder funcionar y crecer. Estos incluyen proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y el agua.

Cuando está embarazada, la nutrición es más importante que nunca. Necesita una mayor cantidad de muchos nutrientes importantes que antes del embarazo. Preferir alimentos saludables a diario le ayudará a darle a su bebé lo que necesita para desarrollarse. También ayudará para que usted y su bebé ganen la cantidad adecuada de peso.

¿Tengo alguna necesidad especial de nutrición ahora que estoy embarazada?

Necesita más ácido fólico, hierro, calcio y vitamina D que lo que necesitaba antes del embarazo:

  • El ácido fólico es una vitamina B que puede ayudar a prevenir ciertos defectos congénitos. Antes del embarazo, necesita 400 microgramos por día. Durante el embarazo y la lactancia, necesita 600 microgramos por día proveniente de alimentos o vitaminas. Es difícil obtener esta cantidad solo de los alimentos, por lo que debe tomar un suplemento que contenga ácido fólico
  • El hierro es importante para el crecimiento y desarrollo cerebral de su bebé. Durante el embarazo, la cantidad de sangre en su cuerpo aumenta, por lo que necesita más hierro para usted y su bebé en crecimiento. Debe recibir 27 miligramos de hierro al día
  • El calcio durante el embarazo puede reducir su riesgo de preeclampsia, una condición médica grave que causa un aumento repentino de la presión arterial. El calcio también se acumula en los huesos y futuros dientes de su bebé.
    • Las embarazadas adultas deben recibir 1,000 miligramos de calcio al día
    • Las embarazadas adolescentes (entre 14 y 18 años) necesitan 1,300 miligramos de calcio al día
  • La vitamina D ayuda al calcio a formar los huesos y dientes del bebé. Todas las mujeres, embarazadas o no, deben recibir 600 unidades internacionales de vitamina D al día

Tenga en cuenta que tomar demasiado de un suplemento puede ser perjudicial. Por ejemplo, niveles muy altos de vitamina A pueden causar defectos congénitos. Solo tome vitaminas y suplementos minerales que su profesional de la salud le recomiende.

También necesita más proteínas cuando está embarazada. Las fuentes saludables de proteínas incluyen frijoles, guisantes, huevos, carnes magras, mariscos y nueces y semillas sin sal.

La hidratación es otra necesidad nutricional especial durante el embarazo. Cuando está embarazada, su cuerpo necesita más agua para mantenerse usted y su bebé hidratada. Por eso es importante tomar suficientes líquidos todos los días.

¿Cuánto peso debo subir durante el embarazo?

La cantidad de peso que debe subir depende de su salud y de cuánto pesaba antes de embarazarse:

  • Si tenía un peso normal antes del embarazo, debería aumentar entre 25 y 30 libras
  • Si tenía bajo peso antes del embarazo, debería ganar más
  • Si tenía sobrepeso u obesidad antes de quedar embarazada, debería aumentar menos de peso

Consulte con su profesional de la salud cuánto aumento de peso es saludable para usted. Debe aumentar de peso en forma gradual durante el embarazo, con la mayor parte del peso ganado en el último trimestre.

¿Necesito consumir más calorías al estar embarazada?

La cantidad de calorías que necesita depende de cuánto debe subir de peso. Su profesional de la salud puede decirle cuál debe ser su meta, en función de su peso antes del embarazo, su edad y la rapidez con la que aumenta de peso. Las recomendaciones generales son:

  • En el primer trimestre de embarazo, es probable que no necesite calorías adicionales
  • En el segundo trimestre, por lo general necesita cerca de 340 calorías extra
  • En el último trimestre, usted puede necesitar cerca de 450 calorías extra al día
  • Durante las últimas semanas de embarazo, es posible que no necesite calorías adicionales

Tenga en cuenta que no todas las calorías son iguales. Debe comer alimentos saludables que contengan nutrientes, no las llamadas «calorías vacías», como las que se encuentran en los refrescos, dulces y postres.

¿Qué alimentos debo evitar durante el embarazo?

Durante el embarazo, debe evitar:

  • Alcohol: No hay una cantidad conocida de alcohol que sea seguro para una mujer durante el embarazo
  • Pescado que puede tener altos niveles de mercurio: Limite el atún blanco (albacora) a 6 onzas por semana. No coma blanquillo (lofolátilo), tiburón, pez espada o macarela rey (caballa)
  • Productos que pueden tener gérmenes que causen enfermedades transmitidas por alimentos, incluyendo:
    • Productos del mar ahumados refrigerados como pescado blanco, salmón y caballa
    • Hot dogs o fiambres a menos que se sirvan calientes
    • Productos untables de carne refrigerada
    • Leche o zumos sin pasteurizar
    • Ensaladas preparadas en la tienda, como de pollo, huevo o de atún
    • Quesos blandos sin pasteurizar, como el queso feta sin pasteurizar, queso Brie, queso blanco, queso fresco y quesos azules
    • Brotes crudos de cualquier tipo (incluyendo alfalfa, trébol, rábano y frijol mungo)
  • Demasiada cafeína: Beber grandes cantidades de cafeína puede ser perjudicial para su bebé. Las cantidades pequeñas o moderadas de cafeína (menos de 200 miligramos por día) parecen ser seguras durante el embarazo. Esta es la cantidad en unas 12 onzas de café. Pero es necesario investigar el tema. Consulte con su profesional de la salud si está bien consumir una cantidad limitada de cafeína

Источник: https://medlineplus.gov/spanish/pregnancyandnutrition.html

Por qué tomar suplementos antes y durante el embarazo

Complementos alimenticios: ¿deben tomarlos las embarazadas?

No es extraño encontrarse con embarazadas poco dispuestas o incluso reticentes ante la perspectiva de tomar cualquier tipo de fármaco durante la gestación.

Incluso aún podemos escuchar preguntas del estilo: ¿Por qué tengo que tomar suplementos vitamínicos? o ¿Por qué es tan importante el ácido fólico? No obstante, actualmente existe evidencia científica sobre la utilidad de las vitaminas para la embarazada y futura madre.

Justificado está, por tanto, que se prescriban dichos complementos alimenticios en esta etapa tan importante en la vida de la mujer.

Además, el principio médico «primun non nocere» (lo primero es no hacer daño) es un pilar básico en el quehacer diario de cualquier médico. Y más aún en el caso del obstetra, ya que en toda su prescripción médica no se encuentra ante un solo paciente sino ante dos: gestante y feto.

La toma de vitaminas antes y durante el embarazo es un hecho que se ha universalizado, con todas las precauciones propias de este estado. Por ello, toda prescripción realizada por un ginecólogo ha de ser respaldada por el conocimiento científico existente en ese momento.

Recomendaciones Europeas

A partir de 1999 quedaba demostrada la utilidad del ácido fólico como preventivo de los llamados defectos del tubo neural (DTN).

La primera revisión europea al respecto se publicó en 2003.

El informe sobre los DTN del Eurocat del European Surveillance of Congenital Anomalies en 2003 contiene las recomendaciones oficiales de 17 países europeos. Dichas recomendaciones incluyen:

  • Suplementación 0.4-0.5 mg/día de ácido fólico en mujeres que estén planificando un embarazo. Se recomienda el comienzo de la suplementación al menos un mes antes de la concepción, en el preembarazo.
  • Suplementación con 4-5 mg/día en antecedentes de hijo con defectos del tubo neural o tratamiento con anticonvulsivantes.
  • Promover una dieta rica en folatos.
  • Impulsar la creación de alimentos fortificados. Consiste en aumentar de forma artificial la cantidad de folatos contenida en los alimentos. Se han  empleado sobre todo en cereales, pan y leche. En países como Canadá, EEUU y Chile  la fortificación de alimentos ha supuesto un descenso de la prevalencia de los defectos del tubo neural entre un 30 y un 50 por ciento. Esta política puede ser muy útil en países con situaciones económicas difíciles. Existen estudios que defienden que las concentraciones de fólico que se obtienen son las mismas, ya sea por la administración de suplementos o por ingesta de alimentos fortificados.
  • Realizar campañas de educación sanitaria, lo que significa promover la concienciación ciudadana en materia de preembarazo.

Recomendaciones en España

El programa desuplementación preconcepcional comenzó de forma oficial en España en 2001. La recomendación es de 0.4 miligramos de ácido fólico en mujeres de bajo riesgo y 4 miligramos en población de alto riesgo. En nuestro país no se lleva a cabo una política de educación sanitaria al respecto.

Se han realizado algunas campañas informativas sobre la preparación del embarazo en atención primaria, cuya efectividad ha sido limitada, ya que en un estudio publicado por la investigadora Martínez-Frías en 2008 confirma que en España la toma preconcepcional -antes del embarazo- de ácido fólico la cumplen menos del 5 por ciento de las mujeres.

Artículos Relacionados La importancia del yodo en el embarazo y la necesidad de tomar suplementos vitamínicos con yodo meses antes de la concepción es el tema central de la tesis realizada por Mayte Murillo. Decana de la facultad de Enfermería de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir, Murillo ha… Cada vitamina tiene una función específica y de cada una de ellas existe una cantidad o ingesta recomendada por las autoridades sanitarias en función del sexo, la edad y determinadas situaciones fisiológicas como el embarazo y la lactancia. Estas recomendaciones son las que una persona… La vitamina K o naftoquinona es la vitamina de la coagulación sanguínea: se acumula en el hígado y allí forma parte de la síntesis de algunos de los factores de la cascada de coagulación. Durante el embarazo, la vitamina K es importante porque previene hemorragias en el feto. ¿Dónde se… La vitamina E o tocoferol es conocida también como la vitamina de la fecundación: regula el sistema hormonal y puede mejorar en el hombre la calidad de los espermatozoides. Además ayuda a la maduración de los óvulos femeninos. ¿Dónde se encuentra? Germen de trigo, maíz, aceites vegetales…

Источник: https://www.natalben.com/antes-del-embarazo/porque-tomar-suplementos-vitaminicos-antes-y-durante-el-embarazo

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: