¿Con cuántos meses empiezan a salir los dientes en tu bebé?

Contents
  1. ¿Cuándo salen los primeros dientes de leche?
  2. Erupción de la dentición temporal (dientes de leche)
  3. ¿Cómo puedo saber si le están saliendo los dientes a mi bebé? ¿Qué síntomas puede tener?
  4. ¿Cómo aliviar las molestias de la erupción?
  5. Mordedores
  6. Alimentos no muy calientes
  7. Masajear la zona
  8. Higiene
  9. Medicamentos
  10. ¿Cuando empezamos con el cepillado de los dientes del bebé?
  11. Le están saliendo los dientes a mi bebé
  12. ¿Cuáles son los síntomas?
  13. ¿Por qué se mete las manos en la boca a los 3 meses? ¿Ya le van a salir los dientes?
  14. ¿Qué puedo hacer? ¿Cuándo debo consultar?
  15. ¿Cómo se trata?
  16. ¿Cuándo le salen los dientes a los bebés?
  17. ¿A qué edad le salen los dientes al bebé?
  18. ¿Qué mes es clave para la salida de los dientes del bebé?
  19. Cómo saber que le están saliendo los dientes: síntomas
  20. Dolor en el bebé por la dentición, ¿qué hacer?
  21. Cómo aliviar el dolor de dientes en bebés
  22. Los primeros dientes, ¿cómo son?
  23. Qué son los dientes de leche
  24. El orden de los dientes del bebé
  25. ¿Qué puede masticar con sus dientes?
  26. Alimentos para que aprenda a masticar el bebé
  27. La dentición en los niños
  28. ¿Cuándo empieza la dentición?
  29. ¿Cuáles son los signos de la dentición?
  30. ¿Cómo puedo hacer más llevadera la de dentición?
  31. ¿Cómo debería cuidar de los dientes del bebé?
  32. Cuando los bebés echan los dientes: primeros síntomas, remedios y cuidados
  33. ¿Cuándo empiezan a aparecer los dientes y en qué orden?
  34. Síntomas típicos de la dentición
  35. Recomendados Bebitus
  36. Remedios que alivian la dentición
  37. 1. Mordedor
  38. 2. Collar de ámbar
  39. 3. Manopla para baño fría
  40. 4. Alimentos duros
  41. Remedios homeopáticos
  42. La raíz de violeta como mordedor en tela de juicio
  43. El primer diente ya requiere cuidados

¿Cuándo salen los primeros dientes de leche?

¿Con cuántos meses empiezan a salir los dientes en tu bebé?

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen los papás cuando vienen con sus bebés a la clínica dental es, ¿Cuándo empiezan a salir los dientes de leche? ¿Cuándo debemos empezar a cepillar los dientes? ¿Se debe de usar pasta dental? ¿Cuánto tardan en caerse los dientes de leche y salir los definitivos?… en este artículo intentaremos solventar algunas de estas dudas tan frecuentes. ¡Empezamos!

Erupción de la dentición temporal (dientes de leche)

En la mayoría de los bebés, los dientes temporales de leche empiezan a erupcionar alrededor de los 6 meses de edad, sin embargo hay casos en los que el primer diente aparece de forma más precoz (sobre los 4 meses de vida) y otros en los que se retrasa incluso hasta cerca del primer año de vida.

El proceso de aparición de los dientes se realiza en tres períodos ininterrumpidamente, y que corresponden a la salida de distintos grupos dentarios de la siguiente manera:

En un primer grupo hacen erupción los centrales inferiores a los 6 meses, centrales, laterales superiores y finalmente, laterales inferiores. Una vez que han hecho aparición los incisivos hay un periodo de descanso en la salida dentaria de 4 a 6 meses.

En un segundo grupo aparecerán los primeros molares hacia los 16 meses y a los 20 meses los caninos.

Durante ésta fase de desarrollo de la dentición primaria, la boca se prepara para el cambio de dieta líquida a sólida, y así queda lista para la erupción de las piezas posteriores.

En un tercer grupo aparecen los cuatro segundos molares, que tardan unos 4 meses.

Aproximadamente a los dos años y medio ya se debería haber completado la dentición primaria.

Se considera dentro de los límites normales, que la dentición primaria se encuentra completa en cualquier momento comprendido entre los 2 a 3 años de edad.

En general hay acuerdo en que los niños de un año de edad tengan seis a ocho dientes presentes y que la mayoría completan la primera entre los dos y medio y tres años.

Sin embargo no deben ser motivo de preocupación aquellos en los que los dientes brotan algún tiempo después, siempre que estos sigan un orden normal en desarrollo.

A continuación mostramos una imagen en la que podemos ver la edad de erupción de cada uno de los dientes de leche.

Salida de los dientes del bebé.

Aquí te contamos cuándo se debe empezar a llevar a los niños al dentista.

¿Cómo puedo saber si le están saliendo los dientes a mi bebé? ¿Qué síntomas puede tener?

La salida de los dientes produce dolor de encías en el bebé, por lo que es lógico que llore y se comporte con irritabilidad.

Pero lo que realmente pone sobre la pista de la salida de los dientes es la salivación excesiva, el babeo constante que se produce por esta razón.

Otro signo inequívoco es que lo muerde todo, hasta el punto de que se lleva continuamente las manos a la boca, incrementando así la generación de saliva.

Estos dos signos son suficientes para que los padres exploren las encías del bebé y comprueben si éstas están enrojecidas o inflamadas o si se puede apreciar un pequeño punto blanco y duro en la parte superior de la misma. Todo ello permitirá confirmar que se trata un diente que está erupcionando y va a salir.  

Los signos y síntomas de la dentición pueden no ser las mismas en todos los bebés. Esto varía de un bebé a otro.

Aunque las madres creen que el babeo a menudo está asociado y los bebés que pone los dedos en la boca ya que los síntomas de la dentición, estos síntomas pueden no ser necesariamente las de la dentición y puede ser sólo una parte del proceso de desarrollo normal y la coincidencia con la dentición. El signo específico de la dentición incluyen:

  • La erupción de los dientes en sí
  • Inflamación de las encías

Los otros síntomas que se pueden ver durante la dentición y que a veces puede ser una mera coincidencia son:

  • Babeo
  • Aumento de morder
  • Disminución del apetito
  • Poner los dedos en la boca
  • Frotar las encías
  • Irritabilidad
  • La falta de sueño

A los bebés les molestan más las encías por la noche por dos motivos: porque se trata de un dolor pulsátil (se agudiza con el latido cardíaco, que se nota más en posición horizontal) y porque por la noche los niños no están entretenidos y sí más cansados, factores que les llevan a centrarse en la zona que tienen más vulnerable.

Los síntomas pueden ser vistos cerca de 3-4 días antes de la erupción de los dientes y pueden persistir unos días después de que ha entrado en erupción. Estos no persisten durante semanas como se cree erróneamente. Estos síntomas pueden reaparecer cuando un nuevo diente entra en erupción.

La dentición puede ir acompañada de otros síntomas como fiebre de bajo grado. Aunque puede ocurrir fiebre baja durante la dentición la mayoría de las veces puede ser debido a otra causa y evaluación adecuado que se debe hacer. Del mismo modo la diarrea también se cree erróneamente que ser un síntoma de la dentición.

La diarrea, aunque puede ocurrir durante la dentición no es un síntoma de la dentición, pero sólo una coincidencia. Alrededor de la misma época en que se ve la dentición, la coordinación mano boca se produce. Esto nos lleva a otro hito del desarrollo llamado pronunciando. El bebé comienza a poner en la boca lo que él / ella capaz de captar con las manos.

Esto expone al bebé a los gérmenes que pueden provocar diarrea.

¿Cómo aliviar las molestias de la erupción?

La erupción de los dientes de leche es un proceso delicado y duradero. Se trata de tener paciencia con el pequeño y observar que en efecto no se trata de nada más grave que la dentición.

Podemos ayudar a aliviar las molestias que siente el bebé durante este periodo de las siguientes formas:

Mordedores

Son, gracias a la presión que se ejerce sobre las encías al morderlos, el principal alivio a la dentición. Calman más aún cuando están fríos, por lo que es recomendable introducirlos un tiempo en la nevera antes de dárselos al bebé.

Ponerlos en el congelador puede ser contraproducente, ya que el frío tan intenso los endurecería demasiado, y con su uso provocarían el mismo efecto en las encías del bebé.

Si el mordedor está relleno de algún líquido, hay que asegurarse de que sólo es agua; otra sustancia podría ser perjudicial.

Alimentos no muy calientes

Hay que tener en cuenta que, por el dolor y la fricción de estar constantemente mordiendo objetos para aliviarse, las encías del bebé pueden estar especialmente sensibles durante este periodo.

Masajear la zona

Podemos contribuir a aliviar las molestias de la dentición dando un suave masaje en las encías del bebé con la punta del dedo envuelta en una gasa estéril. Si el niño tiene más de seis meses podremos acompañar el masaje con algún gel farmacológico indicado para ello.

Higiene

Es importante mantener la barbilla y cara del bebé siempre secas, pues la humedad de la saliva en la zona podría provocar la salida de un sarpullido.

Medicamentos

Para una ayuda extra, siempre se podrá acudir a la farmacia a por algún tratamiento recomendado para las molestias de la erupción dental. Como remedio homeopático contamos con preparados como el Chamodent o fármacos como el paracetamol o el ibuprofeno.

¿Cuando empezamos con el cepillado de los dientes del bebé?

En cuanto a la higiene oral de los más bebés recomendamos empezar con la estimulación de las encías alrededor de los 4 meses, para ello podemos utilizar una gasita mojada en agua o bien un dedal de silicona.

En cuanto empiecen a erupcionar los primeros dientes temporales se recomienda utilizar un cepillo dental adecuado a la edad del bebé y pasta dental de 1000 ppm en cantidad raspado para proteger contra la caries dental.

Mientras solo hayan erupcionado los incisivos podemos seguir utilizando el dedil pero cuando erupcionen los molares hay que cambiar al cepillo para asegurarse que realizamos una buena limpieza. El cepillado ha de ser rápido y efectivo y se deben de limpiar las tres caras del diente.

Desde la erupción del primer diente hasta los 3 años se recomienda aplicar pasta dental de 1000 ppm en cantidad raspado y utilizar el cepillo en seco, es decir, no mojarlo en agua para evitar que se cree una cantidad excesiva de espuma y reducir así la probabilidad de que el niño pueda tragar la pasta. En los cepillos dentales suele haber una fanja de otro color que nos indica cual es la cantidad de pasta que hay que aplicar.Después del cepillado podemos retirar los restos de pasta que queden en la boca mientras el niño no sepa escupir. Debemos de tener en cuenta que a muchos bebés no les gusta el momento del cepillado y es probable que llore.El cepillado debe de ser realizado por los padre a la mañana y a la noche hasta los 8 años.

Cantidad de pasta dental para un bebé.

Источник: https://www.caballerodentalclinic.com/cuando-salen-primeros-dientes-bebe/

Le están saliendo los dientes a mi bebé

¿Con cuántos meses empiezan a salir los dientes en tu bebé?

Los primeros dientes suelen salir entre los 6 y los 12 meses y, casi siempre, son los incisivos inferiores (los de delante y en el centro, abajo).

No hay reglas fijas, como en tantas otras cosas del desarrollo del niño. A algunos les salen antes (incluso hay niños que nacen con dientes) y a otros les tardan más en salir. Eso sí, el tardío también lo será a la hora de cambiar los dientes “de leche” por la dentición definitiva. Antes de los 3 años suele completarse la erupción de la dentición infantil.

¿Cuáles son los síntomas?

Hay muchos niños que no notan ninguna molestia con la salida de los dientes, es una sorpresa para los padres notar que algo “raspa” en la encía.

Pero otros niños están más inquietos y llorones, babean más y muerden todo lo que alcanzan cuando la encía está hinchada, algo enrojecida y el diente está a punto de brotar.

En algunos niños la pieza dental produce un pequeño hematoma en la encía antes de salir; esto no es importante, el diente (o más frecuentemente la muela de leche) termina saliendo sin problemas.

Si hay fiebre o los padres notan al niño enfermo o decaído, deben acudir al pediatra, porque estos síntomas no son debidos a la erupción de los dientes.

¿Por qué se mete las manos en la boca a los 3 meses? ¿Ya le van a salir los dientes?

Es muy frecuente que en torno al tercer mes el niño se meta las manitas en la boca, incluso muerda los puñitos. Los padres suelen atribuirlo a la salida de los dientes, incluso utilizan términos populares tales como “está cuajando o enhuesando”.

Es posible que al niño le salgan los dientes a tan temprana edad, pero lo más habitual es que este comportamiento se deba a que bebé reconoce el entorno metiendo en su boca todo lo que alcanza, y… lo más a mano que tiene son precisamente sus manos, las mira y las mete en la boca.

Sus dientes ya están formados dentro de las encías, pero no van a salir probablemente hasta 3 o 4 meses más tarde.

¿Qué puedo hacer? ¿Cuándo debo consultar?

La salida de los dientes es un hecho normal en el ser humano y en muchas otras especies. No se debe medicalizar la normalidad, hay que ser muy prudentes con las medidas que aplicamos y es mejor abstenerse que tratar en exceso este pequeño problema.

No es necesario tratar la salida de los dientes, ni es necesario acudir al médico por este motivo.

Pero, por otro lado, no se debe atribuir a la dentición y restar importancia a síntomas tales como fiebre alta, malestar importante, diarrea, vómitos… porque el niño podría tener una enfermedad no relacionada con la dentición.

¿Cómo se trata?

Como hemos dicho, la salida de los dientes no se debe tratar. No obstante, si el niño está muy incómodo por la noche, las encías están en ese momento de preerupción inminente y esto le perturba el sueño, se le puede administrar un analgésico a las dosis habituales (paracetamol o ibuprofeno) en forma de jarabe. No se deben aplicar sobre las encías.

Durante el día, sin embargo, el niño no suele llorar por este motivo (recordemos que todo duele y pica más por la noche), por lo que sería excesivo tratarle durante las 24 horas.

Se le pueden facilitar mordedores o enfriarle el chupete en la nevera, dándoselo a morder cuando está frío o simplemente frotarle la encía con el dedo limpio o con una cucharilla fría. En esos días el niño estará ansioso por morder cosas, dejemos que lo haga sin problemas, pero que sean objetos seguros.

Nunca se le debe dejar morder objetos que puedan desprender fragmentos, como por ejemplo una zanahoria cruda, ya que podría producirle asfixia por atragantamiento.

Los tratamientos para aplicar sobre la encía son muy populares, pero  se ha visto que los geles que contienen benzocaína pueden producir una enfermedad de la sangre llamada metahemoglobinemia, que puede ser peligrosa, por lo que no son aconsejables. Otro remedio popular son los collares de ambar, que no producen ningún beneficio sobre la dentición y que tienen peligro de poder producir estrangulamiento, como cualquier otro objeto colocado alrededor del cuello.

Los estudios fiables sobre este problema concluyen que lo que realmente calma el posible dolor en la encía es la presión ejercida al aplicar el producto.

Por lo tanto y ante el riesgo de que estos medicamentos, aunque sean “naturales”, puedan producir toxicidad, lo mejor es utilizar solo métodos físicos (presión, frío, etc.

) y en algún caso administrar paracetamol o ibuprofeno a la dosis adecuada para el peso del niño.

Artículo elaborado por el grupo PrevInfad.

Источник: https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/le-estan-saliendo-dientes-mi-bebe

¿Cuándo le salen los dientes a los bebés?

¿Con cuántos meses empiezan a salir los dientes en tu bebé?

Los papás y las mamás damos una gran importancia a la aparición de la dentición de los bebés, ya que amplía las posibilidades a nivel nutricional debido a que pueden comenzar a masticar.

Asimismo, este proceso puede provocar algunos dolores y molestias en los pequeños.

Por ello, es importante hacer un seguimiento de cómo se desarrolla la dentadura del bebé para comprobar que todo está correcto. 

Como sabemos que quieres que tu bebé crezca sano en todo momento, te explicamos a continuación con detalle todo lo que tienes que saber sobre cuándo o a qué edad salen los dientes del bebé y otros síntomas.

¿A qué edad le salen los dientes al bebé?

La edad en la que aparece el primer diente es muy cambiante, ya que cada pequeño tiene su propio ritmo de crecimiento. Aun así, existe una generalización sobre la salida de los dientes.

Habitualmente, los primeros dientes comienzan a salir entre los 6 y los 12 meses, aunque a algunos bebés pueden aparecerles antes.

En algunos casos, incluso nacen con algún que otro diente, sin embargo, esto no es lo más habitual. 

La salida de los dientes del bebé, excepto de las muelas del juicio, suele acabar en torno a los 3 años, que es cuando también comenzarán a caerse los llamados dientes de leche. Esta etapa se prolongará durante toda su infancia.

¿Qué mes es clave para la salida de los dientes del bebé?

El mes clave para la salida de los dientes del bebé son los 6 meses. ¿Por qué? Porque a partir de esta edad, el organismo está capacitado para la recepción de otros alimentos que no sean simplemente la leche materna, es decir, surgen para adaptarse a la masticación.

Primero aparecerán los incisivos centrales inferiores y, más tardes, los molares y los caninos hasta completar la dentición.

Cómo saber que le están saliendo los dientes: síntomas

Existen algunas señales que nos indican que le están saliendo los dientes al bebé.

  • Hinchazón y enrojecimiento de las encías.
  • Aumento de salivación.
  • Irritabilidad.
  • Dolor y molestias a la hora de comer.
  • Si presentan fiebre, se recomienda llevar al bebé al pediatra, ya que no es un síntoma de la erupción de los dientes.

Dolor en el bebé por la dentición, ¿qué hacer?

La aparición de los dientes en el bebé puede causar cierto dolor. Esto es algo normal, por lo que no debemos preocuparnos por ello en exceso. Esta molestia es causada por la tensión que sucede en sus mandíbulas y por la ruptura de las encías. El hecho de tener las encías inflamadas también puede causar ciertas molestias, aunque existen algunos remedios para aliviarlas.

Cómo aliviar el dolor de dientes en bebés

Cuando salen los dientes del bebé y, por ende, siente algunas molestas, es recomendable ofrecerle un mordedor frío. El frío le ayuda a dormir la zona, por lo que se sentirá aliviado. 

Los masajes en las encías también son una buena opción para reducir esa molestia general del bebé en la aparición de sus primeros dientes. Puedes darle esos masajes con tu dedo limpio suavemente o con una cucharilla fría.

Los primeros dientes, ¿cómo son?

Los dientes del bebé, así como los de los adultos, están formados por el cemento, el esmalte, la dentina y la pulpa. Además, los primeros dientes del bebé son de un tamaño pequeño, por lo que no serían útiles en la vida de un adulto, de ahí que los primeros dientes se caigan para dejar paso a los dientes definitivos. 

Qué son los dientes de leche

Los dientes de leche, que son precisamente los primeros dientes del bebé, se caracterizan por su color, que es mucho más blanco que la dentadura de un adulto, y por su tamaño, ya que son más pequeños. Estos pequeños dientes ayudan a los bebés a comenzar a masticar y, aunque son fuertes, no presentan las características necesarias para una alimentación adulta.

Comenzarán a caerse cuando los dientes definitivos estén listos para salir, ya que estos últimos empujarán a los dientes de leche para ocupar su posición.

El orden de los dientes del bebé

Los primeros dientes en aparecer son los incisivos, puesto que son con los que comenzará a masticar verduras y otros alimentos blandos. Luego saldrán los molares y finalmente los caninos, que son los que se usan para masticar la carne.

¿Qué puede masticar con sus dientes?

Una vez resulta la duda de a qué edad salen los dientes del bebé, es habitual que la siguiente pregunta sea cuándo puede masticar el bebé.

Pues bien, fomentar la masticación es muy importante en el desarrollo del pequeño, es por eso por lo que se recomienda comenzar con la masticación desde la aparición de sus primeros dientes, pero siempre bajo la recomendación del pediatra, para que adapte su alimentación según su edad. Además, la masticación también dejará al bebé experimentar nuevas sensaciones con la comida.

Es importante que le demos alimentos que requieran un esfuerzo por su parte como, por ejemplo, fruta o verduras como primeros alimentos, pero como te comentábamos, siempre consultándolo antes con el pediatra. Con el paso del tiempo, podremos incluir la carne o el pescado, ya que tienen más trabajo de masticación.

Alimentos para que aprenda a masticar el bebé

Las frutas, como el plátano, la pera o la manzana, son ideales para que el bebé aprenda a masticar. También será importante introducir el pollo o pescados como la merluza, que también son alimentos de fácil masticación. Algunas verduras, como el brócoli, también son recomendables para enseñar a masticar al bebé

Eso sí, antes de ofrecer un alimento nuevo, no olvides consultarlo con el pediatra.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/desarrollo-de-mi-bebe/cuando-le-salen-los-dientes-a-los-bebes

La dentición en los niños

¿Con cuántos meses empiezan a salir los dientes en tu bebé?

  • Tamaño de texto más grande

La dentición es cuando los dientes empiezan a salir de las encías del bebé. Puede ser frustrante, tanto para el bebé como para sus padres. Pero saber qué esperar durante la dentición y cómo convertir este proceso en algo un poco menos doloroso puede ser de gran ayuda.

¿Cuándo empieza la dentición?

Aunque la dentición puede empezar tan pronto como a los 3 meses de edad, lo más probable es que usted vea que el primer diente de su hijo empieza a despuntar en el borde de sus encías cuando tiene entre 4 y 7 meses.

Los primeros dientes en aparecer suelen ser los incisivos inferiores, también conocidos como incisivos centrales. Al cabo de entre 4 y 8 semanas, les suelen seguir los cuatro dientes incisivos superiores (centrales y laterales). Aproximadamente un mes más tarde, aparecerán los incisivos inferiores laterales (los dos dientes ubicados a ambos lados de los incisivos inferiores centrales).

Los siguientes dientes que salen son los molares de leche (o muelas, ubicadas en la parte posterior de la boca y que utilizamos para triturar los alimentos) y, por último, salen los caninos superiores (los dientes puntiagudos de la mandíbula superior). La mayoría de los niños tienen sus 20 dientes de leche aproximadamente cuando cumplen tres años. (Si a su hijo le salen mucho más despacio, hable con su médico).

En contadas ocasiones, algunos bebés nacen con uno o dos dientes o les sale el primer diente durante las primeras semanas de vida. Salvo en aquellos casos en que estos dientes interfieran en la alimentación o estén demasiado sueltos y supongan un riesgo de atragantamiento y de asfixia por aspiración, no suele ser motivo de preocupación.

¿Cuáles son los signos de la dentición?

Cuando a los bebés les empiezan a salir los dientes de leche, es posible que babeen más y que quieran morder más objetos. Hay bebés, a quienes la dentición no les resulta dolorosa.

Otros experimentan breves períodos de irritabilidad, y hay otros que muestran una inquietud de varias semanas de duración, con episodios de llanto y alteraciones de los patrones de sueño y alimentación.

La dentición puede ser un proceso molesto, pero, si su bebé está muy irritable, hable con su médico.

A pesar de que unas encías sensibles, doloridas e inflamadas durante la dentición puedan hacer que la temperatura del bebé aumente ligeramente, la salida de los dientes no debería causar fiebre alta ni diarrea. Si su bebe tiene fiebre durante el período de dentición, lo más probable es que haya algo distinto que le está provocando la fiebre, y debería ponerse en contacto con su médico.

¿Cómo puedo hacer más llevadera la de dentición?

He aquí algunos consejos a tener en cuenta cuando a su bebé le estén saliendo los dientes:

  • Limpie a menudo la cara de su bebé con un pañito suave para quitarle el exceso de babas, a fin de evitar que se le irrite la piel y desarrolle erupciones.
  • Frote las encías del bebé con un dedo limpio.
  • Dé al bebé algo que pueda morder. Asegúrese de que sea lo bastante grande como para que no se lo pueda tragar ni atragantarse con él y de que no se pueda romper en fragmentos pequeños (riesgo de asfixia por aspiración). Una toallita húmeda que haya sido colocada en el congelador durante 30 minutos puede ser muy útil. Asegúrese de sacarla del congelador antes de que se ponga dura como una piedra (¡no le interesa amoratar o magullar unas encías hinchadas y doloridas!) y de lavarla después de que la utilice el bebé. Los aros de goma para la dentición también son buenos, pero evite los que contengan líquido en su interior, porque se podrían romper y perder líquido. Si utiliza este tipo de aros, enfríelos siempre en la nevera, nunca en el congelador. No hierva ni esterilice los aros para la dentición; los cambios extremos en la temperatura podrían dañar el plástico y provocar pérdidas de sustancias químicas.
  • Las galletas para la dentición y los alimentos helados o fríos solo son adecuados para niños que ya comen alimentos sólidos. No los use si su hijo no ha pasado todavía a este tipo de alimentación. Y asegúrese de observar atentamente a su bebé para comprobar que no se hayan roto en fragmentos de tamaño reducido que podrían suponer un riesgo de atragantamiento y de asfixia por aspiración.
  • Si su bebé parece irritable, pregunte a su médico si es adecuado darle una dosis de paracetamol o de ibuprofeno (siempre que supere los 6 meses de edad) para aliviarle las molestias.
  • No ponga nunca una aspirina sobre los dientes del bebé, ni le frote las encías con alcohol.
  • Nunca ate ni cuelgue del cuello del bebé, ni de otra parte de su cuerpo, un aro para la dentición, ya que podría engancharse en algún objeto y estrangular al bebé.
  • No use collares de dentición fabricados con ámbar. Facilitan la estrangulación, así como el atragantamiento y la asfixia por aspiración, al desprenderse las cuentas de ámbar.
  • Evite los geles de dentición y las pastillas para la dentición porque pueden ser inseguros para los bebés.

¿Cómo debería cuidar de los dientes del bebé?

El cuidado y la limpieza de los dientes de su bebé son muy importantes para su salud dental a largo plazo.

A pesar de que los dientes de leche se acabarán cayendo, las caries dentales pueden acelerar este proceso y dejar huecos en la dentadura antes de que los dientes permanentes estén preparados para salir.

Es posible que los dientes de leche que aún no se hayan caído se junten para intentar rellenar esos huecos, y consecuentemente, que los dientes permanentes salgan torcidos o en lugares donde no les corresponde.

El cuidado diario de la dentadura del bebé debe empezar antes de la salida del primer diente de leche. Limpie las encías de su bebé cada día con una gasa o pañito limpio y húmedo, o bien cepílleselas suavemente con un cepillo de cerdas suaves para lactantes, solo con agua (¡sin dentífrico!).

En cuanto aparezcan los primeros dientes, cepílleselos con agua y pasta de dientes que contenga flúor, utilizando una cantidad muy reducida de dentífrico.

Es adecuado utilizar un poco más de dentífrico cuando el niño ya sea lo bastante mayor como para escupirlo al lavarse los dientes, lo que suele ocurrir alrededor de los 3 años.

Escoja un dentífrico con flúor y utilice solamente una cantidad del tamaño aproximado de un guisante o menos.

No deje que su hijo se trague la pasta de dientes ni que se la coma directamente del tubo porque una sobredosis de flúor puede ser peligrosa para un niño pequeño.

Cuando ya le hayan salido todos los dientes de leche a su bebé, intente cepillárseos por lo menos dos veces al día, sobre todo después de las comidas. También es importante que su hijo se acostumbre a utilizar el hilo dental pronto.

Un buen momento para empezar a utilizar el hilo dental es cuando dos dientes se empiezan a tocar entre sí. Consulte a su dentista para que le aconseje sobre cómo utilizar el hilo dental con unos dientes tan pequeños.

Puede conseguir que su hijo se interese en la rutina de cepillarse los dientes y usar hilo dental dejando que le observe y le imite mientras usted se limpia los dientes.

Otro consejo importante para prevenir las caries dentales: no deje que su bebé se quede dormido con el biberón. La leche (o el jugo de frutas) podría provocarle caries y placa dental.

La Asociación Dental Norteamericana (ADA, por sus siglas en inglés) recomienda que los niños vayan al dentista cuando tengan en torno a un año de edad, o cuando haga unos 6 meses que les salió el primer diente de leche, para que les pueda detectar cualquier posible problema y aconsejar a sus padres sobre el cuidado preventivo de la dentadura del pequeño.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD

Fecha de revisión: enero de 2018

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/teething-esp.html

Cuando los bebés echan los dientes: primeros síntomas, remedios y cuidados

¿Con cuántos meses empiezan a salir los dientes en tu bebé?

Cuando los bebés echan los dientes: primeros síntomas, remedios y cuidados

La aparición de los dientes de leche empieza por un avance lento y es un proceso más largo que se conoce con el término «dentición».

La mayoría de padres aguardan la aparición de los primeros dientecitos blancos en la boca de su hijo con mucha emoción.

Cada niño experimenta este proceso de forma distinta: algunos solo sienten alguna molestia, mientras que otros sufren mucho dolor.

Este periodo también es agotador para los padres jóvenes. Al principio, muchos no saben de dónde vienen los lamentos de su hijo.

¿Será que le están saliendo los dientes? Justo en esta fase, muchos bebés sufren sus primeras infecciones, de manera que la fiebre o las diarreas se juntan con la aparición de los dientes.

Aunque probablemente sea una época estresante para la pequeña familia, también es muy importante.

Después de todo, con los primeros dientecitos, el niño se empezará a interesar por los alimentos sólidos, pero no todos son adecuados al principio como te explicamos en este artículo.

¿Cuándo empiezan a aparecer los dientes y en qué orden?

Antes del nacimiento, los dientes de leche están colocados en el hueso maxilar y, generalmente, empiezan a salir por partes a partir del sexto mes.

Los primeros dientes que suelen aparecer son los incisivos centrales del maxilar inferior. A continuación salen los superiores y, después, los incisivos laterales. Los colmillos y los molares son los últimos en aparecer.

La dentadura de leche no estará completa con los 20 dientes hasta el mes 20 o 30.

Este transcurso solo representa una orientación aproximada, ya que hay niños que ya empiezan a dentar a partir del cuarto mes, mientras que otros celebran su primer cumpleaños con solo cuatro dientecitos. No obstante, si no le ha salido ninguno después de los doces meses, es recomendable que visites al dentista.

Síntomas típicos de la dentición

Aunque muchos padres están algo inseguros con su primer hijo, los que tienen más experiencia suelen interpretar correctamente los signos inconfundibles de la aparición de los primeros dientes. No todos los bebés se comportan igual. En algunos casos, los primeros dientes se abren camino casi sin efectos secundarios, mientras que otros lo hacen acompañados de fuertes dolores.

Por lo tanto, los síntomas siguientes pueden aparecer individualmente o combinados, y con mayor o menor intensidad:

  • El bebé no para de meterse la mano u objetos que puede agarrar en la boca para masticarlos.
  • Al hacerlo, babea mucho y se acaba haciendo heridas alrededor de la boca.
  • Las mejillas están enrojecidas y calientes.
  • Las encías están hinchadas y rojas.
  • El bebé tiene menos hambre de lo normal.
  • Lloriquea, grita más a menudo que en los últimos meses y no duerme bien.
  • La búsqueda creciente de contacto físico también puede ser un indicio de la aparición de los primeros dientes.

Algunos bebés también tienen fiebre y diarrea. El culito se les pone colorado y escocido. Por otra parte, estos síntomas también pueden esconder una ligera infección, ya que, a medida que los dientes van saliendo, el sistema inmunológico del bebé está debilitado temporalmente. Así pues, las infecciones suelen aparecer junto con los dientes.

A esto se añade que el cambio de alimentación de la leche materna o de fórmula a la comida sólida suele coincidir con la época de la dentición, lo que puede causar problemas adicionales al pequeño organismo. Si el bebé tiene fiebre alta de forma permanente y diarreas muy intensas, los padres deberían llevarlo al pediatra.

Recomendados Bebitus

Para que el bebé sufra menos, la mayoría de padres quieren ayudarlo activamente, algo que se puede hacer en función del alcance de las molestias:

  • Con los dedos limpios o guantes de silicona especiales para los dedos (que se venden en la farmacia), los padres pueden masajear suavemente la envía del bebé. Según cómo reaccione el niño, sabrán rápidamente si le va bien o no.
  • A menudo también ayudan los masajes de reflexología podal. Amasando y acariciando suavemente las yemas de los dedos del pie del bebé se alivia el dolor.
  • A consecuencia del mayor flujo de babas durante la dentición, el pecho y el cuello del bebé se mojan enseguida. Especialmente cuando hace frío, esto puede provocar que se resfríe, por lo que es recomendable que le pongas pañales de gasa, baberos o pañuelos para mantener seca la ropita.
  • Si el bebé se hace daño en las comisuras de la boca y en las mejillas de tanto babear, hay cremas especiales para bebé que van muy bien.
  • Además, para evitar que se le escueza el culito, los padres pueden cambiarle el pañal más a menudo y aplicarle un poco más de crema de protección para la piel. También son muy adecuadas las cremas con extracto natural de caléndula.

El cariño y las distracciones afectuosas son una excelente manera de ayudar al bebé durante la difícil fase de la dentición. A los bebés inquietos y llorones les va muy bien que los acaricien mucho, que los acunen y que los lleven en brazos a menudo. Además, jugando y paseando durante más tiempo con él se puede olvidar del dolor durante un instante.

Remedios que alivian la dentición

Los objetos que el bebé muerde masajean las encías, algo que a la mayoría de niños les encanta. Por eso, los padres deberán ofrecerle diferentes recursos que lo puedan ayudar. Con el tiempo, el bebé descubrirá sus favoritos por sí solo.

1. Mordedor

En cuanto el bebé empiece a meterse el plástico del chupete en la boca en lugar de la tetina para morderlo, es hora de comprarle un mordedor. Los mordedores no tienen esquinas y son fáciles de lavar.

Los que están rellenos de agua para enfriarlos en la nevera son muy adecuados para la dentición, ya que el frío reduce la circulación sanguínea de la encía para que se desinflame y duela menos.

El bebé puede masticar el mordedor a placer sin peligro de hacerse daño.

Al elegir un mordedor, los padres deben priorizar ante todo la calidad probada. Los mordedores suaves no deben contener PVC y deben estar fabricados sin plastificantes. De esta manera no se pueden desprender sustancias nocivas del material ni existe el peligro de que el mordedor se rompa durante su uso. Los sellos de calidad, como el de TÜV, ofrecen seguridad en este aspecto.

2. Collar de ámbar

Muchas comadronas y madres confían en estos collares de material natural. Otros, por el contrario, no atribuyen al ámbar ninguna efectividad durante la dentición y la mayoría de científicos rechazan su uso como remedio para aliviar el dolor.

No obstante, se dice que el ámbar contiene muchos aceites etéreos que pueden ser beneficiosos para el organismo del bebé.

Por eso se usa tanto el aceite de ámbar para hacer masajes, ya que tiene un efecto positivo en la circulación sanguínea y es calmante.

Por lo tanto, el bebé no debe masticar el ámbar, sino sentir el efecto de los aceites que se liberan al llevar el collar. Además, los collares de ámbar son muy bonitos.

Como con tantas cosas en la vida, aquí también se puede decir que «a andar se aprende andando». No obstante, al comprar el collar de ámbar hay que elegir uno que sea adecuado para bebés.

Estos se encuentran en las tiendas especializadas para bebés y no en las joyerías.

Por desgracia, no hay ninguna ley al respecto, pero, por seguridad, un collar de ámbar para facilitar la dentición del bebé debe presentar las propiedades siguientes:

  • Debe tener un cierre, como el de clip, que se abra solo al tirar del collar.
  • Además, tiene que ser resistente (valor orientativo: 90 N como mínimo).
  • Asimismo, las piedras de ámbar deben estar ensartadas individualmente. Si el collar se rompe, solo queda una piedra suelta.

Otra opción son estos collares y pulseras de silicona libre de BPA PVC y ftalato para que tu bebé pueda morderla con total seguridad.

3. Manopla para baño fría

Algunos bebés prefieren masticar cosas blandas cuando les están saliendo los dientes. Por eso, los padres pueden darles tranquilamente una manopla para el baño bien estrujada. Por motivos de higiene, hay que cambiarla varias veces al día.

4. Alimentos duros

Especialmente los abuelos creen que lo mejor que puede morder el niño es pan duro, gajos de manzana o zanahorias.

Estos productos no presentan ningún problema, pero sí que es necesario vigilar al bebé en todo momento para que no se atragante.

Además, el pan, las verduras y la fruta contienen azúcar, por lo que, si el bebé los mastica continuamente, pueden salirle caries. Por eso, es mejor recurrir a estos alimentos como ayuda solo de vez en cuando.

Remedios homeopáticos

Muchos naturópatas e incluso algunos pediatras recomiendan remedios homeopáticos que pueden ser muy eficaces durante la dentición. Los glóbulos movilizan el poder de curación propio del niño. Estos son algunos preparados de glóbulos que han demostrado su eficacia en la dentición:

  • Manzanilla
  • Calcium phosphoricum
  • Magnesium phosphoricum
  • Kreosotum
  • Belladonna

Un médico especializado o un naturópata pueden darte más información sobre la indicación y la dosis adecuadas. Importante: En cuanto los dolores remitan se debe reducir la administración de glóbulos, a menos que el médico indique una aplicación más larga.

La raíz de violeta como mordedor en tela de juicio

Naturalmente, los papás y mamás siempre quieren lo mejor para su bebé, pero las raíces de violeta naturales no son necesariamente mejores que los mordedores industriales.

Las raíces podrían contaminarse con bacterias muy rápido y, aunque las esterilices regularmente, no es suficiente.

No obstante, si los padres quieren ayudar a su hijo durante la aparición de los dientes solamente con medios naturales y recurrir a las raíces de violeta, deberán prestar mucha atención a la higiene y consultar con un pediatra en cualquier caso antes de tomar una decisión.

El primer diente ya requiere cuidados

Al principio basta con limpiar el primer diente regularmente con un paño o un bastoncillo de algodón. También van muy bien los cepillos de dientes de dedo.

Estos tienen la ventaja de que los padres pueden seguir respaldando la dentición después de la aparición del primer dientecito masajeando suavemente las encías.

Antes de empezar a utilizar un cepillo de dientes infantil, al cabo de un tiempo puedes empezar a usar un cepillo de práctica para cuidar los primeros dientes del bebé.

¡Atención! Si la dentición provoca dolores muy intensos o los padres no están seguros de si el estado del niño tiene algo que ver con la aparición de los dientes, es mejor que vayan al pediatra.

Normalmente, la dentición se desarrolla sin complicaciones y la aparición de los primeros dientecitos del bebé se vive con alegría en la familia.

Consejo de la obstetra Christina Altmann

  • Cercanía: coge mucho al niño en brazos, abrázalo y ofrécele el pecho con frecuencia.
  • Acupresión: gracias a mi experiencia con la acupuntura, puedo mencionarte un punto de acupresión eficaz: presiona el punto 11 IG. Cuando el niño dobla el brazo, este se encuentra en el extremo exterior del pliegue del codo.
  • Geles analgésicos: suelen contener un anestésico local y extractos de manzanilla. Se pueden aplicar en pequeñas cantidades especialmente antes de las comidas y antes de acostarse.
  • Aceites etéreos: se utilizan los aceites de clavel, lavanda y manzanilla. Se aplican dando un masaje sobre la hilera de dientes por fuera, a través de la mejilla irritada.
  • Flores de Bach, homeopatía y sales de Schüssler: pueden ayudar mucho con los dolores provocados por la dentición. Aquí no te puedo dar ningún consejo general, ya que es importante tener en cuenta los síntomas exactos y la edad del niño. Acude a la obstetra, al naturópata o al pediatra.

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

¿Por qué los bebés tienen fiebre tan a menudo? En los lactantes, la fiebre puede aparecer relativamente deprisa. Aunque es posible … Siempre hay que operar. El dolor de barriga no es nada raro entre los niños: a veces es algo que han comido o preocupaciones y … Tras las primeras cuatro semanas, muchos padres se dan cuenta de que su bebé cada vez tiene más michelines y que crece aún más … El tercer mes de vida: es hora de empezar a leerle cosas. El desarrollo de un bebé ofrece muchos momentos emocionantes el tercer … Desarrollo del bebé: gatear hacia delante y hacia atrás. Gatear es uno de los mayores logros de los bebés en lo que se refiere a … Desarrollo del bebé: Comprender el mundo a través del juego: muchos psicólogos del desarrollo consideran que es la tarea principal …

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/bebe/desarrollo-del-bebe/cuando-los-bebes-echan-los-dientes-primeros-sintomas-remedios-y-cuidados

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: