¿Con cuántos meses un bebé puede viajar en avión?

Viajar con niños en avión: cosas que debes tener en cuenta

¿Con cuántos meses un bebé puede viajar en avión?
Viajar con niños y bebés en avión: consejos

Nadie dijo que viajar con niños, e incluso bebés, fuera misión imposible. De hecho, hay quienes acostumbran a los más pequeños a volar en avión desde una edad temprana. Así, no abandonan sus sueños de conocer mundo por el simple hecho de ser papás.

Sin embargo, a la hora de planear una escapada con los más chiquitines, pueden surgir algunas dudas.

¿A partir de qué edad deben pagar el billete de avión? ¿Se deben facturar los carritos de bebé? ¿Cómo se hace? ¿Puedo reclamar una indemnización por retraso o cancelación por ellos? ¡Tranquilo! Hoy vamos a darte una serie de consejos para que volar con niños o con bebés no se convierta en un quebradero de cabeza. ¡Toma nota!

1. Guía para viajar en avión con bebés

Antes de comenzar, hay que tener en cuenta que se consideran bebés a aquellos menores que no superen los dos años de edad.

Y aunque cada aerolínea cuente con su propia normativa al respecto, la mayoría de ellas actúan de manera similar ante vuelos en los que hay menores de este tipo.

En el siguiente apartado, vamos a despejarte algunas de las principales dudas que pueden surgirte a la hora de subirte en una aeronave con tu bebé.

1.a. ¿A partir de cuántos meses puedo volar con mi bebé en avión?

Como norma general, un bebé puede viajar en avión en cualquier momento. No obstante, y según recomendaciones médicas, es aconsejable esperar a que el pequeño tenga, al menos, dos meses de vida para realizar su primer vuelo.

1.b. ¿Tengo que comprarle un billete de avión a mi bebé?

Generalmente, para que un bebé viaje en avión, no necesita comprar un billete.  Esto es, un pasaje que lleve asociado su nombre.

En estos casos, lo que hacen las compañías aéreas, es cobrar al adulto que viaja con el menor el 10% del precio del trayecto, aunque este recargo puede variar en función de la aerolínea con la que se viaje.

Es por este motivo por lo que el bebé no tiene derecho a un asiento propio, y deberá ir sentado sobre las piernas del responsable que viaje con él, que tendrá que superar, en cualquier caso, la mayoría de edad.

Es importante recordar, además, que las compañías aéreas permiten llevar, por cada pasajero registrado, un único menor.

1.c. ¿Puede llevar equipaje mi bebé? ¿Cuál?

De la misma manera que un bebé no tiene derecho a ocupar un asiento, sí lo tendrá para llevar equipaje. Al menos, en cierto modo.

Pues, a su acompañante, se le permitirá embarcar en el avión con la sillita o el carrito del menor sin que cuente como equipaje propio. Esa sillita o carro, que deberán ser plegables, podrá utilizarse hasta el momento previo a embarcar.

Llegado el momento, deberá ser entregado al personal de la aerolínea para que se encargue de su transporte a la aeronave.

No obstante, aunque prácticamente todas las aerolíneas permiten el transporte de este tipo de objetos de manera gratuita, es aconsejable consultarlo con la propia compañía para evitar sorpresas en el último momento.

En cuanto al equipaje de mano, el bebé no tiene derecho a llevar una maleta propia. Por tanto, debe ser el acompañante quien utilice su propio equipaje de mano para portar aquellas cosas que pueda necesitar el menor durante el vuelo. Ropa limpia, baberos o pañales, por ejemplo.

1.d. ¿Puedo llevar en el avión alimentos o bebidas para mi bebé?

Por lo general, las aerolíneas permiten llevar a bordo aquellos alimentos y bebidas infantiles que el bebé pueda necesitar durante el vuelo. Incluso, permiten llevar en cabina botellas de agua y leche en polvo. No obstante, desde reclamador.

es, te recomendamos que lleves contigo lo necesario para la duración del trayecto para evitar problemas en el control de seguridad.

En algunas ocasiones, el personal hace a los responsables del bebé probar los alimentos que llevan consigo para asegurarse de que no son sustancias tóxicas o peligrosas.

1.e. Viajar con bebés en avión documentación necesaria

La documentación necesaria a la hora de volar con un bebé variará en función del destino al que se viaje. De esta manera, cuando se vuela en territorio nacional, esto es, sin salir de España, bastará con presentar el libro de familia en el que esté incluido el menor o el registro civil de su nacimiento. Aún así, es aconsejable llevar también el DNI del pequeño.

Para vuelos internacionales, será necesario que el responsable del menor lleve consigo el pasaporte del mismo. De nuevo, es recomendable llevar el DNI del bebé, aunque no es obligatorio.

2. Guía para viajar en avión con niños a partir de 2 años

Es probable que, en vez de volar con un menor de 2 años, lo hagas con un niño que supere esta edad. En este caso, la normativa cambia y el niño en cuestión sí está obligado a tener un billete de avión a su nombre.

De esta manera, tendrá derecho a ocupar un asiento y a llevar su propio equipaje de mano. Así mismo, se verá protegido por el Reglamento Europeo 261.

De esta manera, el menor sí podría reclamar una indemnización en caso de que su vuelo se viese cancelado o sufriera un retraso de más de 3 horas.

2.a. Viajar con niños en avión documentación necesaria

El procedimiento para subir al avión será el mismo que el que debe realizar un adulto.

Es decir, pasar por el control de seguridad y embarcar en la aeronave presentando su billete de avión y DNI o pasaporte, en función del destino del vuelo.

También podrá viajar utilizando únicamente el libro de familia en vuelos internos en España, siempre y cuando el menor no supere los 14 años.

Si precisa de carrito o sillita especial, ocurrirá lo mismo que en el caso de los menores de dos años. Se entregará en el momento de embarcar en el avión y se le devolverá una vez se haya aterrizado.

¿Necesitas ayuda para hacer una reclamación de vuelo?

Si te ha parecido interesante este artículo con consejos para viajar con niños en avión ¡compártelo!

Источник: https://www.reclamador.es/blog/viajar-ninos-avion/

Viajar con un recién nacido, 5 claves para disfrutar sin estrés

¿Con cuántos meses un bebé puede viajar en avión?

¿Dónde ir de vacaciones con un bebé de 3 meses? ¡Se puede ir a cualquier destino, o a casi todos! Exceptuando los viajes de aventura, las rutas se senderismo a grandes alturas y los destinos de climas extremos, los padres no deben renunciar a sus vacaciones habituales. Viajar con un recién nacido es posible. Solo hay que saber organizarse. ¿Quieres saber cómo? ¡Continúa leyendo!

La primera pregunta para todos los padres primerizos es: ¿pero un viaje tan largo no será malo para el bebé? Lo cierto es que viajar con un recién nacido, aunque el viaje sea largo, no tiene por qué ser malo. Si el bebé goza de buena salud y no necesita vacunas especiales para el país de destino, puede viajar sin problemas.

¿Incluso en avión? Sí, incluso en avión. Después del primer mes, no hay contraindicaciones para volar. Para comprobarlo, puedes leer las políticas de las líneas aéreas al respecto: hay quienes aceptan a los niños tras solo dos días de vida, algunos a partir de una semana, y otros después de 15 días del nacimiento.

Es decir, se puede viajar con niños en avión sin riesgos.

Y por increíble que parezca, viajar con un bebé puede ser, paradójicamente, menos agotador que viajar con niños mayores. No sólo duermen más horas, tampoco hay que inventar actividades para entretenerles durante el trayecto. El recién nacido, tanto en un viaje en coche, como en avión o en tren simplemente disfrutará del placer de estar en brazos de su madre.

A los tres meses, de hecho, es probable que tu bebé ya haya consolidado una rutina de sueño y cambio de pañal (con un poco de suerte). Será así lo suficientemente fuerte como para enfrentarse a un nuevo entorno y nuevas condiciones.

5 Consejos de oro para viajar con un recién nacido

Planificar un viaje con un recién nacido necesita siempre de algunas precauciones y un mínimo de programación. En primer lugar: para viajar, para salir de España, los menores necesitan documentación.

Una vez cuentes con los documentos necesarios, lee nuestros consejos para viajar con un recién nacido y verás que tus temores desaparecerán.

¡Podrás disfrutar a tope de las primeras vacaciones con tu hijo!

1. Adapta tus expectativas

La regla de oro: acepta la realidad de tus nuevas circunstancias familiares. Por lo tanto, adapta tu idea de vacaciones a tu recién nacido.

¿Has dado a luz hace unos meses? No puedes pensar que saldrás de copas todas las noches y que además de tomar el sol, daréis largos paseos con una moto acuática por la costa.

Este año, tu verano estará compuesto de placeres más íntimos, de menos horas de sueño, pero de nuevos descubrimientos. Si aceptas la idea y dejas de comparar estas vacaciones con las de hace dos años con tu pareja, ya has dado un gran paso.

Una buena estrategia es también organizar tus vacaciones con parejas de amigos que tengan niños pequeños. De esta manera, será más divertido compartir experiencias y podrás tener algo de ayuda extra.

De hecho, tal vez juntos podéis buscar una niñera compartida que os permitirá desconectar de vez en cuando.

Para ayudarte a elegir a la profesional adecuada, lee nuestros consejos para elegir una niñera para recién nacidos.

Si estás buscando niñera para salir con tu pareja en tu ciudad de destino o para cuando volváis a casa, regístrate sin compromiso en Sitly. Hay cuidadoras infantiles en toda España y puedes consultar otros 8 países en el mundo. ¡Tanto el registro como el acceso a todos los perfiles disponibles es gratuito!

¿Prefieres hacerlo desde tu móvil o tablet? Descarga la APP de Sitly pinchando en los iconos y forma parte de la mayor red social de familias y canguros de España. Te explicamos cómo funciona la app en el siguiente vídeo:                                                           

2. Elije bien el destino y el alojamiento

En primer lugar,  con un niño muy pequeño, es mejor alquilar una casa, apartamento o bungalow, en vez de reservar un hotel. Estas opciones ofrecen una mayor flexibilidad de horarios, el uso de una cocina y de un mayor espacio.

Si crees que supondrá demasiado trabajo, otra opción es llevaros a vuestra propia niñera de vacaciones.

¿Cuáles son las funciones de las niñeras o cuidadoras? Además de ayudarte con el bebé, podrá echarte una mano con las pequeñas tareas domésticas.

Por último, pero no por eso menos importante: es mejor ir a lugares donde tengas acceso a una lavadora. La alternativa es meter en una maleta toda la ropa posible, pero además de ser poco práctico, sería imposible con el ritmo de un recién nacido. Los bebés a esta edad no paran de ensuciarse.

¿Dónde ir de vacaciones con un bebé de 3 meses? Si vas al mar, que sea una playa de fácil acceso, y mejor de arena que de rocas. Los sitios de costa con clima templado suelen ser preferibles. Si optas por un destino de montaña, cualquier lugar es bueno. El único requisito es que la altitud sea la correcta para un recién nacido.

Pero, sobre todo, si te gusta viajar, aprovecha el hecho de que las compañías aéreas no cobran a los niños hasta los dos años de edad (siempre que no ocupen un asiento). Aprovecha para volar a destinos que estén lejos. Entre otras cosas, porque viajar en avión con un recién nacido es mucho más fácil y más relajante que viajar con niños de un año o mayores.

3. Viaja ligero, usa maletas «inteligentes»

Que no cunda el pánico, ¡no tienes que meter toda la casa en la maleta! Procura ahorrar espacio planificando todo con tiempo. La clave para hacer «maletas inteligentes» es confeccionar una lista alrededor de las principales áreas de cuidado del bebé:

  • alimentación,
  • sueño,
  • cambios de ropa,
  • entretenimiento.

Prepara con antelación todo lo que puedas llevar y echa un vistazo a estos increíbles gadgets para viajar con niños pequeños. Un consejo práctico es no llevarte todo aquello que puedas comprar en el lugar de destino (pañales, toallitas, leche en polvo si no toma pecho, etc.). Evitarás cargar peso innecesariamente. 

Cambios de ropa

Lleva un cambio completo en tu equipaje de mano. En caso de accidentes, te vendrá genial llevar un cambio de emergencia. Mete en la maleta todo lo demás, teniendo en cuenta si podrás tener lavadora o no en el lugar de destino.

Pañales y productos de limpieza

Lleva solo los pañales necesarios para el viaje, siempre unos cuantos de más. El resto es mejor comprarlo cuando lleguéis. No tiene sentido viajar con un paquete completo de pañales, cuando puedes comprarlos en cualquier supermercado en tu lugar de destino. 

Leche en polvo

Si tu bebé no toma leche materna, mete en el equipaje de mano el biberón y la leche en polvo junto con una botella de agua mineral. Los calienta biberones eléctricos son muy prácticos para llevarlos de viaje. Los puedes utilizar tanto si vas en coche como en tren. Si viajas en avión, siempre puedes pedir ayuda a los auxiliares de vuelo. 

En el caso de biberones con leche de fórmula, siempre te recomendamos que utilices agua mineral para su preparación. Por otro lado, puedes utilizar pastillas de desinfección para los biberones en vez de tener que hervirlos en agua constantemente. 

Chupetes

Sí, chupetes en plural. Ya sabemos que los niños se pueden llegar a acostumbrar a una sola marca, con un determinado tipo de tetina. Así que no está de más, que lleves varios contigo (también para posibles pérdidas). Por cierto: no olvides la cadena especial.

Toquilla o mantita de casa

Viajar con un recién nacido siempre es más fácil si el bebé lleva una mantita o toquilla que le recuerde a casa. El olor a su hogar servirá para tranquilizar al niño y hacer que duerma más fácilmente. Otra ventaja: puedes usarlo para tener algo más de privacidad mientras amamantas en el tren o en el avión.

Cambiador de viaje

Un cambiador de viaje pequeño, plegable, ligero y lavable: esencial para viajar con un recién nacido.

Juguetes ligeros

Trae de casa los sonajeros, los peluches, todos aquellos juguetes que puedan entretener a tu hijo. Sin embargo, procura que no sean especialmente ruidosos, sobre todo por no molestar al resto de pasajeros del tren o el avión.

Medicación

Además de la medicación específica si tu hijo tiene alguna enfermedad, no olvides viajar con:

  • ibuprofeno
  • paracetamol 
  • suero hiposódico en sobres

No olvides llevar contigo el certificado de vacunas, nunca se sabe lo que puede ocurrir. 

4. Haz que el viaje sea cómodo

Un viejo truco para hacer frente a largos viajes con un recién nacido: trata de viajar durante las horas en que tu hijo suele dormir. Recuerda además llevar algunos parasoles con ventosas; se adaptan a cualquier ventanilla (tren, coche, autobús) y evitarán que al niño le moleste el sol.

Por último, recuerda vestirle de manera que cambiar el pañal sea fácil al máximo. Cada dos horas parar el coche o levántate del asiento si vas en avión o en tren, para que pueda entretenerse un poco.

5. Distraer, distraer, distraer

De vez en cuando, habla un poco con tu hijo, bromea con él, canta una pequeña canción.

Otra cosa importante al viajar con un bebé, sea cual sea el medio de transporte: tómalo en tus brazos, y date un paseo de vez en cuando. El cambio de escenario distrae al niño, le divierte y le calma.

Evidentemente, en el coche esto implica paradas frecuentes; no está mal, ¡puedes recuperarte cuando el bebé duerma!

Recomendaciones para viajar con un recién nacido en coche

En primer lugar, asegúrate de llevar una silla de seguridad homologada adecuada para su edad. Puedes leer todo lo relativo a los sistemas de retención infantil en la siguiente guía de la DGT.

 El recién nacido debe viajar en el grupo cero apropiado, mirando hacia atrás. Recuerda desactivar el airbag en el asiento del niño.

  Si el bebé viaja a contramarcha, no olvides colgar algo que pueda distraerle un poco.

Otros consejos útiles para viajar con bebés recién nacidos en coche:

  • Coloca parasoles con ventosa o cristales tintados
  • Pon música relajante, a bajo volumen
  • Respeta sus horarios de sueño, así como su rutina habitual de alimentación
  • Saca al niño del coche cuando el vehículo esté parado

Como recomendación general, al viajar con un bebé en coche, no olvides parar para cambiarle de pañal, haz que estire las piernas y procura entretenerle. Recuerda que debe llevar ropa cómoda para cambiar fácilmente los pañales. 

Y lo más importante, el niño nunca, pero nunca, debe quedarse sólo en el coche, ni siquiera durante cinco minutos.

Si sigues estas sencillas reglas, viajar en coche con un recién nacido será mucho más sencillo. 

Recomendaciones para viajar con un recién nacido en tren

Viajar con un recién nacido en tren requiere, como para otros medios de transporte, un poco de tiempo de planificación.

Sobre todo, asegúrate de haber puesto todo lo que necesitas en tu bolsa de viaje (consulta nuestros consejos sobre «maletas inteligentes»).

Si toma biberón y el tren no tiene enchufes eléctricos para el calienta biberones, pregunta en el vagón cafetería o a los auxiliares. Para todo lo demás, sigue estas 4 sencillas reglas para viajar con un recién nacido en tren:

  • intenta reservar espacio extra para tu hijo: lo necesitarás para el cambio de pañal o que se estire un poco;
  • viste al niño con varias capas, para que se sienta bien a diferentes temperaturas;
  • llega a tiempo a la estación: es esencial para reducir el estrés;
  • si el bebé comienza a llorar, comienza a caminar con él en brazos, se distraerá y acabará calmándose.

Recomendaciones para viajar con un recién nacido en avión

Viajar con un recién nacido en avión es mucho menos dramático de lo que piensas. De hecho, las aerolíneas generalmente están bien equipadas para acomodar a las familias que viajan con bebés.

Por ejemplo, si realizas la reserva anticipadamente y estás bien informado, puedes aprovechar características especiales como la cuna que se engancha a la pared frente a los asientos.

Las sillas de paseo no se consideran equipaje de mano, por lo que puedes llevarla a la cabina y luego sacarla cuando el avión aterrice.

Toma nota de los principales consejos para viajar con un recién nacido en avión:

  • no embarques primero, incluso si tenéis prioridad las familias. No ayuda mucho, solo para alargar el viaje y el tiempo de espera;
  • durante las fases de despegue y aterrizaje dale el chupete o de mamar al bebé: servirá para evitar las molestias en los oídos por el cambio de presión;
  • para viajes largos con recién nacidos, mejor comprar lo necesario en el lugar de destino. Gastarás un poco más, pero podrás contar con más espacio en el asiento o estirar las piernas mientras sostienes al bebé en tus brazos. En resumen, cuanto más ligero vueles, más cómodo te sentirás;
  • no olvides llevar una toquilla para proteger del aire acondicionado al bebé, o para amamantarle con algo más de privacidad;
  • Evita viajar en época de gripe, el avión es un excelente vehículo de contagio.

Después de leer el artículo, ¿todavía te preguntas si es malo viajar con un recién nacido? ¡Disfruta del viaje y cuéntanos tu experiencia en la sección de comentarios!

Comentarios

comentarios

Источник: https://www.sitly.es/blog/viajar-con-un-recien-nacido/

VOLAR con un BEBÉ [consejos de una mamá ex AZAFATA]

¿Con cuántos meses un bebé puede viajar en avión?

Se acerca el momento de volar con tu pequeño bebé y esto te produce ciertos temores. No me extraña. Ya de por sí la vida con un bebé no es fácil para por encima enfrentarse a un viaje en avión.

La mayoría de las mamás con las que hablo me cuentan que su miedo es a volar cuando los bebés son muy pequeñitos,  de semanas o pocos meses. Aunque la mayoría piensan lo contrario, es más fácil que cuando son más mayorcitos que no hay manera de que se estén quietos.

Antes de volar, debes consultar a la compañía con que edad mínima admiten bebés. Normalmente es sobre un par de semanas.

La mayoría de las empresas dicen que los niños hasta dos años vuelan gratis pero en realidad tienes que pagar cierta cantidad tanto por la ida como por la vuelta, tenlo en cuenta.

El niño no tendrá derecho a asiento ni equipaje de mano pero si a llevar un carrito o una cuna de viaje. Todo esto debes consultarlo en la compañía con la que vas a volar ya que varía de unas a otras. Infórmate de si puedes llevar su comida y sus pañales en una bolsita a parte de tu equipaje o debe ir con el tuyo de mano.

Foto original «Landing Runway 18», Flickr. CC by 2.0

Para que tanto en el aeropuerto como en el avión todo vaya bien y no tengas nada de que preocuparte tendrás que organizarte bien.

He de decir que por mi experiencia como azafata de vuelo (una que ha hecho de todo jajaja) sabía bastante bien a lo que atenerme por eso la cosa salió siempre bien y pudimos disfrutar de los vuelos.»Llevé» a muchos bebés en el avión. Pero muchos, muchos.

Tips para viajar en avión con un bebé pequeño

  1. Outfit cómodo para mamá:
    • Evita pantalones muy ceñidos y más si hace calor o sentirás las piernas hinchadas o cansadas.
    • La parte de arriba mejor que se abra por delante. Con el portabebés subir la camiseta es un poco rollo, al menos para mí.
    • Lleva un calzado que sepas que no te hará daño.

      No sabes cuantas horas llevarás puesto ese calzado o si tendrás que pegarte alguna carrerita.

    • Chaquetita de punto que con el aire acondicionado nunca se sabe. Mejor que no sea muy ceñida y te la podrás poner por encima del portabebés.
  2. Portabebés.

    Con un fular o mochila ergonómica el bebé irá la mar de cómodo y tendrás siempre las manos libres. Personalmente prefiero el fular que proteje más al bebé de los aires acondicionados, del sol o lo que sea y sirve de manta y hasta de almohada. Con la mochila necesitaras una mantita fina extra pero algunas son superligeras y fáciles de poner y sacar.

    De todas formas, va en gusto tanto de quien portea como de los bebés que a veces no quieren una de las dos cosas o tiene preferencia por una de ellas (abajo tienes una tabla para comparar precios ;D).

  3. Outfit cómodo para el bebé. No le pongas mucha ropa ni muy aparatosa. El portabebés también lo proteje, sobre todo el fular.

    No te olvides de un gorrito para volar con los bebés más peques. El aire acondicionado es muy traicionero, hay gorritos finitos y aunque tu bebé ya no sea tan peque si no tiene pelo le vendrá bien.

  4. Tu maleta de mano (de las de ruedas) será la maleta del bebé. No sabes si tendrás que cambiarle una o cuatro veces.

    Organízala con tiempo:

    • Ropa del bebé: organiza por conjuntos, bodys, calcetines, chaquetas, gorro y toallas o baberos.
    • Si no le das pecho, lleva lo necesario para alimentarlo. Muy posiblemente tendrás que sacarlo en el aeropuerto así que mejor que esté todo junto en una bolsita.
    • Pañales, toallitas y cambiador.

      Si tu bebé hace cacas muy líquidas prueba con una talla más de pañal y quizá consigas evitar que manche siempre el body o todo lo que lleva puesto (a nosotros alguna vez nos funcionó).

    • Si no llevas fular portabebés deberás llevar una mantita.

    • En una bolsa mete todos los dispositivos electrónicos: el intercomunicador, el cargador del móvil, tu libro eléctronico (mi favorito el Kindle con luz, lo amo mucho)… En el control tendrás que sacar los dispositivos electrónicos y mejor que tengas todo junto. Ponla situada en al parte de arriba para que sea más fácil de sacar y meter.
    • Uno o dos juguetitos dependiendo de la edad de tu bebé. Si es muy pequeño no lleves nada, preferirá tu cara. Silenciosos o acabará todo el pasaje (y tripulación de cabina) hasta los mismísimos de la musiquita del juguete, ¡incluida tú!
    • Snack sano para ti.  A mí me gusta llevar una manzana, algunas tortitas de arroz, frutos secos o crackers.

      Me los como mientras espero para embarcar y encaro el vuelo con más energía. Así evito estar hambrienta y acabar comiendo cualquier chuche o bollo industrial.

    • En el bolsillo exterior mete la documentación (pasaportes, tarjeta sanitaria, billetes, otra documentación requerida según a donde viajes), cartera, tu móvil, pañuelos de papel, 1 babero o toallita,
    • No metas cremas o líquidos que superen las cantidades permitidas.
  5. Ve con tiempo extra al aeropuerto tardarás más en pasar el control de seguridad. Te recomiendo al menos veinte minutos antes de lo que irías sin el bebé. Sí vas tu sola con el bebé, añade otros veinte minutos más. Se quedarán en nada, créeme.
  6. Compra agua al pasar el control de seguridad y bebe.

    Es esencial que te mantengas bien hidratada.

  7. En el avión te darán un cinturón para el bebé que va enganchado al tuyo. Póntelo y estudia la mejor postura para amamantar o darle el bibe. Normalmente esa postura les resulta ya cómoda para dormir.
  8. Al bebé puede que le duelan los oídos por la presión sobretodo en el despeje y aterrizaje. Dale pecho, funciona bastante bien. Si no amamantas prueba con el chupete, leche de fórmula o agua.

Ya ves que son unos tips muy sencillos pero que dan muy buen resultado. Se trata de que la mamá ( y acompañantes) estén bien para hacer sentir bien al bebé.

Volar con un bebé: paciencia y economización de energía

Se trata de no perder la paciencia ni gastar energía con cosas vanales.

Si vas con un pantalón ultraceñido que te tienes que estar subiendo cada cinco minutos, se te pega al cuerpo con el calor y  hace que se te hinchen los pies y las piernas, la cosa no puede salir bien. Demasiada atención en un pantalón.

Si además llevas unos monísimos zapatos en los que los pies no dejan de sudarte a mares y además te hacen daño, peor. Cómodo es cuando no le prestas atención en horas y para volar con un bebé es justo lo que buscas.

Organiza con tiempo la maleta. Dos días antes debería estar todo dentro menos el móbil y tu cartera que podrás meter justo ante de salir de la puerta. Si vas a llevar cuna de viaje o carrito, revisa una semana antes que todo está en orden.

No lleves ningún bolso de mano más sin asegurarte que la compañía lo permite. Normalmente sólo permiten un bulto como equipaje de mano. El bebé no suele tener derecho a equipaje de mano. Pero te repito que debes de consultarlo para la compañía o compañías con las que vuelas.

Si no tienes mochila o fular portabebes o si necesitas calzado cómodo aquí te dejo algunas ideas. De todo tienes varios colores. Otra cosa más, los portabebés tienen un peso mínimo y máximo que debe tener el bebé. Recuerda mirarlo bien ante de comprar. ¡Buen vuelo!

¿Cómo te organizas o te has organizado para viajar en avión con un bebé? 

Última actualización el 2021-03-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Источник: https://www.trucosdefamilia.com/volar-bebes-pequenos-sin-estres-tips-una-mama-ex-azafata/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: