Consecuencias de la triquinosis en el embarazo

Qué es la toxoplasmosis: Causas, síntomas y tratamiento

Consecuencias de la triquinosis en el embarazo

La toxoplasmosis es una enfermedad producida por un parásito diminuto llamado Toxoplasma gondii, que puede vivir dentro de las células de los seres humanos y de los animales, sobre todo de los gatos y de los animales de granja.

Se trata de una de las infecciones más comunes a nivel mundial, pero también es una de las más temidas por las mujeres embarazadas, pues de resultar afectadas durante la gestación, la salud del bebé puede correr serios riesgos.

También puede ocasionar la muerte por encefalitis en quienes tienen un sistema inmune comprometido.

Vías de transmisión de la toxoplasmosis

Los gatos juegan un papel importante en la propagación de la toxoplasmosis. Estos animales se infectan al comer roedores, aves u otros animales pequeños infectados.

Después, el parásito pasa a las heces de los gatos.

Uno puede exponerse sin querer a la enfermedad al tocarse la boca después de haber cambiado la arena de la caja sanitaria para gatos o al hacer trabajos de jardinería sin ponerse guantes.

También puede infectarse al beber agua contaminada; consumir frutas y verduras sin lavar ni pelar; comer carnes poco cocinadas y hasta por tocar la carne cruda sin lavarse las manos después. Asimismo, la comida puede resultar contaminada con cuchillos, tablas de cortar u otros alimentos que han estado en contacto con carne cruda.

Síntomas

La toxoplasmosis se trasmite de los animales a los seres humanos, normalmente sin ocasionar síntoma alguno. La infección activa solo ocurre una vez en la vida y, a partir de ese momento, se generan anticuerpos que nos vuelven inmunes a una nueva infección.

En personas con un sistema inmune normal, la fase aguda puede producir síntomas similares a los de una gripe (fiebre, nódulos linfáticos, dolores musculares, etcétera).

En el caso de las mujeres embarazadas que padecen la fase aguda durante el embarazo, el parásito puede pasar al feto vía placentaria y provocar abortos no deseados o graves malformaciones fetales.

En ocasiones, el feto no se ve afectado, pero este puede presentar problemas, fundamentalmente oculares, a lo largo de su vida. En personas inmunocomprometidas puede causar la muerte, generalmente por encefalitis.

Toxoplasmosis y embarazo

Como la mayoría de los casos de toxoplasmosis son asintomáticos, es muy importante vigilar la salud de la embarazada -si en las analíticas de control no se detectan anticuerpos, se mantiene la vigilancia en las siguientes-. Cuando hay sospecha de que una embarazada esté infectada, hay que realizar una analítica específica y controlada por un laboratorio especializado en el diagnóstico de la toxoplasmosis para evitar falsos resultados.

Si una embarazada se infecta, existe la posibilidad de que transmita el parásito al feto. El riesgo de infección y su gravedad dependerán del mes de gestación. Cuanto más avanzado esté el embarazo, más probabilidad de transmisión, aunque por el contrario, cuanto más temprano se produzca la infección, más graves serán las consecuencias para el bebé.

Tratamientos para la toxoplasmosis

En mujeres embarazadas o lactantes y personas inmunodeprimidas en fase aguda se emplean antiparasitarios como la espiramicina o la combinación de pirimetamina y sulfadiazina.

En las mujeres gestantes un tratamiento farmacológico temprano puede disminuir el riesgo de infección fetal o puede reducir la gravedad de la enfermedad si ya se ha transmitido el parásito al feto.

La mayoría de los pacientes inmunocompetentes con toxoplasmosis no requieren tratamiento, a menos que presenten síntomas graves persistentes.

Cómo evitar la toxoplasmosis

Prevenir la infección es posible siguiendo unas normas de higiene y limpieza rigurosas en la manipulación de alimentos y en la convivencia con los gatos.

Se recomienda a la población de riesgo el consumo de carne bien cocinada (67ºC), el lavado y la desinfección de frutas y verduras, poner especial atención a la ingesta de embutidos ahumados y curados, así como evitar el contacto con gatos y sus excrementos, sobre todo aquellos que circulan de forma libre entre la calle y las casas.

Источник: https://muysaludable.sanitas.es/padres/la-toxoplasmosis-causas-sintomas-tratamiento/

Consecuencias de la triquinosis en el embarazo

Consecuencias de la triquinosis en el embarazo

La triquinosis es una enfermedad infecciosa causada por las larvas de un pequeño parásito llamado Trichinella spiralis. Es muy poco frecuente en países desarrollados ya que la comidas pasa muchos controles sanitarios, por lo que es muy difícil que se contagie en el embarazo.

Indice

¿Qué es la triquinosis?

La triquinosis es una infestación que se produce tras el consumo de carnes contaminadas por el parásito Trichinella spiralis, habitual en animales como los cerdos, los jabalíes, los osos o los verracos.

Los síntomas principales de esta enfermedad son:

– Fiebre

– Dolores musculares

– Cansancio

– Rostro abotargado

– Náuseas

– Diarreas y vómitos

– Dolores abdominales

– Conjuntivitis

– Erupción cutánea

– Cefalea

Una vez que las larvas invaden el tejido muscular, se encierra en una especie de cápsulas protectoras denominadas quistes y, si un humano ingiere carne que contenga estos quistes, las larvas de su interior son liberadas por los ácidos gástricos, se alojan en la mucosa intestinal y, en unos dos días, se convierten en gusanos y se aparean. En una semana las hembras liberan nuevas larvas que van a parar al torrente sanguíneo y al sistema linfático, desde donde se distribuyen a los músculos. Allí crean nuevos quistes, empezando el proceso de nuevo.

Si las larvas llegan al corazón o los pulmones pueden llegar a ser mortales. En las infecciones graves, la inflamación puede provocar complicaciones cardíacas (miocarditis, insuficiencia cardíaca, arritmias), neurológicas (encefalitis, meningitis, trastornos visuales o auditivos, convulsiones) o pulmonares (neumonitis, pleuritis). La muerte puede ser secundaria a miocarditis o encefalitis.

El periodo de incubación dura entre 2 y 7 días y el diagnóstico se puede efectuar por medio de un análisis de sangre o una biopsia del tejido muscular.

Es una enfermedad muy poco frecuente habitualmente en los países desarrollados ya que los controles sanitarios impiden que se comercie y se consuma carne contraminada. No obstante, si esto pasar, el tratamiento requeriría la toma de un antihelmíntico para erradicar los gusanos intestinales y un antiinflamatorio para aliviar los síntomas producidos por los quistes.
 

¿Qué ocurre si me contagio de triquinosis en el embarazo?

Por lo tanto, es bastante extraño que una embarazada se contagie de triquinosis en países como España, pero, si esto pasara, habría que tratar a la mujer cuanto antes para eliminar la infestación y, si el feto está en peligro y es viable, provocar el parto.

Los antihelmínticos eliminan los gusanos adultos del tubo digestivo, pero una vez que las larvas se enquistan en el músculo esquelético, el tratamiento puede no erradicarlas ni a los síntomas asociados.

Una vez nacido, habría que hacerle una serie de pruebas para comprobar posibles daños en el bebé, los cuales dependerían de la semana de gestación en la que se hubiera producido el contagio, la gravedad del mismo, el tiempo que la mujer estuvo infectada, etc.

En muchos casos, el bebé podría nacer sin ninguna secuela.

Medidas de prevención en el embarazo

Aunque como decíamos es casi imposible contraer esta enfermedad en la mayoría de países desarrollados, puedes adoptar una serie de medidas de precaución:

– Nunca comas carne cruda, cocínalas hasta que alcancen los menos los 66º C. también puedes congelarla a menos 8 grados durante tres días. Así, matarás las larvas.

– No consumas carne de caza que no haya pasado una serie de controles previos sanitarios para asegurarse de que no está contaminada.

– No comas carnes saladas o ahumadas cuya procedencia no esté muy clara.

Cefalea

Definición:

Dolor originado en las estructuras del cráneo. Según sus características y su origen puede clasificarse en migraña, cefalea tensional, jaqueca, etc.

Síntomas:

Dolor de cabeza.

Tratamiento:

El tratamiento varía ampliamente según la causa y el tipo de cefalea. Los fármacos más empleados son los ergóticos y los analgésicos.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/consecuencias-de-la-triquinosis-en-el-embarazo-7947

Carne de caza. Cómo consumirla sin correr riesgos

Consecuencias de la triquinosis en el embarazo

La caza comenzó como una necesidad humana hace miles de años. Hoy día es una afición que practican 800.000 personas en España. La carne de las piezas abatidas se suele destinar a consumo humano, ya sea propio o para comercializar.

En general, podemos distinguir dos tipos de carne de caza: las de pluma (perdices, codornices, patos, tórtolas), y las de pelo, que se dividen a su vez en caza mayor (jabalíes, cueros…) y menor (liebres, conejos…).

Aunque se trata de carnes muy distintas entre sí, debido a sus propiedades nutricionales y su característico sabor, la caza tiene todavía muchos adeptos. Este tipo de carne se caracteriza por:

•Tener menor grasa. Los animales salvajes tienen, por lo general, menos grasa que los criados en granjas.

Más natural, ya que no contienen ningún tipo de químicos artificiales, como antibióticos, hormonas u otras sustancias derivadas de la cría en cautividad.

•Su sabor es mas intenso y ‘auténtico’, sobre todo en el caso de carnes rojas como el ciervo o el jabalí.

•Son ricos en proteínas de buena calidad.

Contienen más cantidad de algunos nutrientes, beneficios para el organismo, como vitamina B12, B6, B3, hierro, magnesio o zinc.

Aun así, no se recomienda consumir más de 150 gramos a la semana de carne de caza debido a la gran cantidad de ácido úrico y láctico que contienen y a la posibilidad de contener plomo debido a las balas con las que han sido abatidos. De hecho, su consumo está desaconsejado en niños menores de seis años y en mujeres embarazadas por este motivo.

¿Puede ser peligrosa?

Sí, pues la carne de caza, aunque no es frecuente, puede transmitir algunas enfermedades, sobre todo por el contagio de algunas bacterias o parásitos. Las más comunes son:

•Triquinelosis. Se transmite a través de un parásito llamado triquina que no se ve a simple vista y cuyo consumo puede ocasionar desde dolores musculares y vómitos hasta complicaciones neurológicas y cardiológicas. Está presente en caballos, cerdos y jabalíes.

•Tularemia. Se transmite a través de las liebres y los conejos y está causada por la bacteria Francisella tularensis. En humanos ataca a la piel, los ojos, los ganglios linfáticos y los pulmones. Es muy contagiosa y puede ser mortal.

•Otras enfermedades pueden ser toxoplasmosis, clamidiasis, botulismo, tuberculosis… pero son muchos menos frecuentes.

Por este motivo, la carne de caza tiene que ser sometida a controles sanitarios antes de su consumo, ya sea propio o para comercializar. 

Cada comunidad establece reglamentos para regular el consumo de carne de caza, en la Comunidad de Madrid, por ejemplo, tanto las piezas de caza menor como las de mayor tienen que ser inspeccionadas por un veterinario antes de ser consumidas, ya sea para consumo propio o para comercializarla. Y en Andalucía, desde 2018 un nuevo decreto establece unas medidas concretas que deben llevarse a cabo para manipular la carne de caza.

Precaciones a tomar antes de consumirla

Además de cumplir los distintos reglamentos, tanto consumidores como cazadores, tienen que llevar a cabo una serie de precauciones destinadas a garantizar la seguridad del consumo de la carne de caza. La Consejería de Salud de Castilla y León recomienda tomar las siguientes precauciones:

•No consumir carne que no haya pasado por el control de un veterinario, sobre todo si se va a tomar en embutido

Evitar la manipulación de animales muertos, enfermos o con comportamientos no naturales. Además, deberá ponerlo en conocimiento de la autoridad competente.

Usar guantes y mascarillas para manipular carne de liebres y aves hasta que se haya terminado de cocinar.

•Comer la carne de caza preferiblemente cocinada completamente, pues el calor higieniza el alimento. La congelación no disminuye el riesgo de contagio y el microondas no elimina completamente los posibles patógenos.

•Extremar las precauciones en la cocina para evitar la contaminación cruzada con otros alimentos.

No dar nunca de comer vísceras crudas a los perros, pues se podrían propagar enfermedades como la hidatidosis, causada por un parásito.

•Conservar en frío hasta su consumo.

Siguiendo estas recomendaciones, los amantes de la carne de caza podrán disfrutarla sin riesgos para su salud.

Источник: https://www.20minutos.es/noticia/4076152/0/carne-de-caza-consumirla-sin-riesgos/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: