Consecuencias de un aborto

5 consecuencias psicológicas del aborto

Consecuencias de un aborto

Toda mujer queda marcada tras pasar por un aborto. No es una experiencia agradable, independientemente de si se trata de un aborto inducido o un aborto natural.

No solo hay consecuencias físicas y emocionales que afectaránde forma importante a la mujer, sino que además influirán significativamente en su mente.

Las consecuencias psicológicas del aborto pueden llevar desde a una depresión a conductas autodestructivas. Un aborto es una pérdida importante y dolorosa.

Cuanto más tarde se produzca, las consecuencias psicológicas serán aún más graves, si cabe.

“Hasta un 15 por ciento de los embarazos confirmados terminan en aborto antes de que finalice el primer trimestre. A estos, habría que sumar un tanto por ciento muy elevado que no se cuantifican porque se confunden con reglas muy abundantes”

-Ángel Ruiz-

Las mujeres que han pasado por un aborto inducido dicen que es mucho más doloroso y sufren más que si se produce un aborto natural. Esto tiene sus razones. En un aborto natural el factor sorpresa es importante. No te lo esperas y quizás te quedes en shock sin poder creer cómo ha podido ocurrir esto.

Pero, ¿qué ocurre cuando tienes que realizar (por el motivo que sea) un aborto inducido? Tú sabes lo que te están haciendo y tienes que forzar un parto, pero el niño que saldrá no va a llorar.

 La situación es muy diferente. Quizás, incluso podemos atrever a afirmar que sufrir un aborto inducido puede potenciar las consecuencias psicológicas que provoca un aborto.

¿Quieres saber cuáles son?

1. Culpabilidad

A pesar de que el aborto esté totalmente justificado, incluso siendo un aborto natural, la mujer que lo sufre puede pensar que ha sido culpa suya. Los pensamientos de “quizás debería haber tenido más cuidado” o “no me he preocupado por mi bebé” pueden rondar por su mente, aunque estos no estén justificados.

¿Qué decir de si un aborto en inducido? Aunque sea porque la salud del bebé y de la madre se encuentren en peligro, el sentimiento de culpabilidad aflorará cuando menos te lo esperes. Tú tenías que cuidar de tu bebé y, por la causa que sea, este no ha podido seguir adelante.

2. Sensación de pérdida tras el aborto

Seguramente te ha ocurrido ante la muerte de un familiar o el abandono de un ser querido que te queda una sensación de pérdida que, verdaderamente, te entristece. Es algo difícil de superar, sobre todo cuando esta se sucede por causa de un aborto. Saber que ha perdido al bebé y que no lo recuperará es algo que hará que la mujer se sienta vacía.

La sensación de vacío puede durar tanto como la persona necesite para superar esta gran pérdida. Quizás nunca logre superarla. Quizás esa sensación de pérdida la persiga toda su vida.

“Nadie me dijo nunca que viviría con esta decisión durante el resto de mi vida… Han pasado varios años, pero mi pena continua”

-Anónimo-

3. Pérdida de confianza

Cuando una mujer sufre un aborto pierde la confianza en sí mismapara poder volver a tener otro hijo.

Bien es cierto que necesitará un tiempo, pero pensará que no será capaz de llevarlo hasta el final.

 Esto sugiere una falta de autoestima que provocará que en su mente aparezcan frases tales como “eres una inútil”, “no sirves para nada”, “no eres capaz de mantener a un hijo en el vientre”, etc.

Es algo natural que te sientas insegura cuando acabas de pasar por un aborto. Por eso, necesitarás un tiempo para eliminar la culpabilidad que sientes y recuperar la confianza en ti misma.

4. Intenso interés por los bebés

Tras un aborto la mujer puede adquirir un gran interés por los bebés. Pero es un interés excesivo que puede llevar incluso a desarrollar la idea de adquirir un muñeco bebé para tratarlo como si fuese real.

Esto sucede mucho en embarazos psicológicos u otros trastornos en los cuales manifestamos la necesidad de cuidar a alguien o sentirnos madres con algo que no es real. Este interés excesivo puede llevar a situaciones extremas e incómodas que puede requerir de ayuda profesional para poder llevar, de nuevo, una vida normal, pues los bebés se convierten en una obsesión.

5. Apetito sexual disminuido

Es resultado del sentimiento de culpabilidad y la pérdida de confianza. Esto provoca que el temor a quedarse embarazada de nuevo y que este embarazo resulte frustrado cause un alejamiento de todo contacto sexual.

Es por esto por lo que muchas parejas tras un aborto se rompen, debido a que la intimidad se termina. Es algo normal y que debemos comprender. El miedo, el trauma, es una reacción a todo ese proceso doloroso que ha sido el aborto.

“Sentí a mi niña moverse de aquí para allá durante una hora y media. Tuve un parto difícil durante más de 12 horas y yo misma di a luz a mi hija. Era hermosa, tenía cinco meses y medio…, pero estaba muerta”

-Anónimo-

El miedo a la muerte, la frustración, la ira, la rabia, el sentimiento de luto y las pesadillas son otros de los síntomas que pueden perseguir a la mujer que ha sufrido un aborto.

Nadie sabe lo que es realmente hasta que lo sufren en sus propias carnes. La situación puede tornarse insostenible y provocar muchos problemas difíciles de solucionar. Lo importante es saber detectarlos y buscar ayuda. Aunque sea duro, aunque aún duela, ten la esperanza de que algún día lo superarás.

Imágenes cortesía de Tran Nguyen

Источник: https://lamenteesmaravillosa.com/5-consecuencias-psicologicas-del-aborto/

Consecuencias del aborto

Consecuencias de un aborto

El aborto es la finalización de forma brusca de un embarazo por la muerte del embrión o del feto. El procedimiento del aborto provocado o inducido no está exento de riesgos físicos para la mujer que se somete al mismo, riesgos que pueden desencadenar además en problemas para concebir y para mantener un nuevo embarazo en el futuro.

El aborto inducido, además, al ser un acontecimiento dramático en la vida afectiva tanto de la mujer como del hombre, puede afectar a la relación de pareja. Por otro lado, hay estudios médicos que señalan posibles riesgos psíquicos para la mujer.

Por todo ello, debes conocer las consecuencias que puede tener para tí.

Riesgos físicos del aborto

Sea cual sea la técnica utilizada, el aborto provocado es un procedimiento quirúrgico o químico, que siempre se acompaña de un riesgo para la salud. A continuación te describimos las complicaciones más frecuentes según el método utilizado:

Aborto por Succión, legrado o aspiración

Puede provocar infección, trauma del cérvix, peritonitis, endometritis, laceración o perforación del útero, hemorragia, trauma renal, inflamación pélvica, embolismo, trombosis, esterilidad.

Aborto por dilatación y curetaje (D y C)

Los mismos riesgos que el de succión o aspiración, y además puede haber complicaciones adicionales: perforación uterina, hemorragia, infección del tracto genital, laceración intestinal, absceso pélvico y tromboembolismo.

Aborto por dilatación y evacuación (D y E)

Los mismos riesgos que el método de dilatación y curetaje (D y C), ya mencionados, además de los siguientes: infección pélvica, renal, del cérvix y peritoneal. También puede causar que la mujer tenga en futuros embarazos implantación ectópica (fuera del útero), bebés de bajo peso o que nacen muertos.

Aborto mediante inyección salina

Puede provocar embolismo (coágulo) pulmonar, y formación de coágulos intravasculares que pueden afectar a distintos órganos.

Aborto mediante administración de prostaglandinas

Los riesgos más comunes son los siguientes: ruptura del útero, sepsis, hemorragias, paro cardíaco, vómito y aspiración de éste, embolia cerebral y fallo renal agudo.

Administración de mifeprex o mifepristone (RU-486)

La RU-486 puede provocar grave infección bacteriológica, sepsis (infección en la sangre), sangrado prolongado y abundante que podría requerir una cirugía,e incluso muerte.

El fármaco que se usa con la RU-486, misoprostol (Cytotec), puede causar sangrado excesivo, pérdidas de sangre, calambres, etc.

Aunque algunos seres humanos en estado embrionario o fetal han sobrevivido a pesar de que su madre los ha tomado, hay riesgo de que nazcan con discapacidades físicas y/o psíquicas.

Aborto por nacimiento parcial

Riesgo de ruptura o perforación del útero que podría causar una hemorragia y terminar en una histerectomía.

En relación a los riesgos físicos que se corren al someterse a un aborto inducido y las posibles complicaciones, puedes encontrar más información en: http://www.health.state.mn.us/wrtk/handbookspa.html (Fuentes: D. Barklay, A. Forsythe, and T. L. Parker, «Abortion Methodologies: Frequency and Risk,» The Medical Life-Line,marzo de 1986, pp. 12-19; J. C.

Wilke, Abortion: Questions and Answers (Cincinnatti: Hayes Publishing Co.,1985), pp. 83-131; The Boston Women's Collective, The New Our Bodies, Ourselves (New York: Simon and Schuster, 1984), pp. 291-316; «Abortion: Some Medical Facts,» National Right to Life Trust Fund, 1986; «Questions and Answers About Abortion,» Planned Parenthood League of Massachusetts,1986.

Todos fueron citados en George Grant, Grand Illusions: The Legacy of Planned Parenthood, Brentwood, Tennessee: Wolgemuth & Hyatt, Publishers, Inc.,1988,68. Sallie Tisdale,»We Do Abortions Here: A Nurse's Story,» Harper's Magazine, octubre del 1987,:66-70.

«Partial Birth Abortion is Bad Medicine», The Wall Street Journal, septiembre 19, 1996; «Why Defend Partial Birth Abortion?», The New York Times, septiembre 26, 1996.)

Aumento del riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer

Recientemente se ha publicado un artículo médico donde se expresa la necesidad de que en los futuros estudios se tenga en cuenta que tanto el uso de anticonceptivos como el recurso al aborto inducido puedan ser factores de riesgo de cáncer de mama. Los autores Patrick S. Carroll, M.A. Jean S. Utshudiema y B.Sc.

Julian Rodrigues dicen en el artículoThe British Breast Cancer Epidemic: Trends, Patterns, Risk Factors, and Forecasting que: «Aunque todavía es controvertido, hay literatura significativa que demuestra que el aborto inducido, sobre todo en el primer embarazo, así como los anticonceptivos hormonales y terapia hormonal sustitutoria, también eleva el riesgo de desarrollar cáncer de mama.»

El autor Adamek, Raymond J. en su artículo 'Legal Abortion Threatens Health and Fertility: Why Aren't Women Informed?' (publicado en Human Life Review Fall2017, Vol. 43 Issue 4, p27-37. 11p.) también hace refencia a estudios donde se habla del posible vínculo entre el aborto y una mayor incidencia de cáncer de mama. 

Complicaciones en futuros embarazos

Tras un aborto inducido, en general no tienes por qué tener problemas para concebir y llevar una gestación a término.

Pero debes tener en cuenta que se trata, generalmente, de una cirugía sobre el útero y, por tanto, no está exenta de consecuencias físicas potencialmente severas: perforación uterina, inflamación pélvica, cicatrices uterinas, adherencias, etc. Se podría poner en peligro tu fertilidad futura.

Los ginecólogos se encuentran a menudo con mujeres que después de un aborto, y sobre todo después de varios, no pueden quedarse embarazadas o bien tienen abortos espontáneos.

En casos más extremos, como hemorragias o infecciones graves, puede llegar a ser necesaria una histerectomía, es decir, la extirpación del útero o parte de éste.

Otras veces, si se daña el cérvix (cuello del útero), debes saber que en embarazos futuros habrá riesgo de perder el hijo por tener un parto extremadamente prematuro, es lo que se llama incompetencia cervical.

Toda esta información relativa a las consecuencias del aborto deberías encontrarla en el consentimiento informado previo a la intervención.

Si no la encuentras, debes exigir que te lo expliquen y, sobre todo, que te indiquen cuáles serían los riesgos específicos en tu caso concreto, ya que por las características propias del cuerpo de cada mujer el riesgo podría incrementarse, por ejemplo si tienes útero miomatoso, hibrosalponx, estenosis cervical, útero biconre, etc.

Problemas en tu relación de pareja

Someterte a un aborto inducido podría afectar a tu relación de pareja. Hay estudios que indican una incidencia de ruptura de parejas entre el 60% y el 70% (Dra. Burke) tras un aborto provocado.

Las razones son los conflictos surgidos al tomar la decisión sobre el aborto: porque la mujer se ha sentido presionada a abortar por la pareja, alguno de los dos sufre en mayor medida la pérdida del hijo y no encuentra en el otro el apoyo emocional que necesita, uno de los dos deseaba tener el hijo, o porque aparecen problemas derivados de las secuelas que podría sufrir la mujer tras el aborto: disfunciones sexuales, dificultades para superar el trauma del aborto, etc.

También puede ocurrir el efecto contrario, y una vez superadas las dificultades surgidas ante un embarazo imprevisto, la pareja puede experimentar que su relación se fortalece. 

Источник: http://www.redmadre.es/consecuencias-del-aborto

Consecuencias psicológicas tras un aborto

Consecuencias de un aborto

⌚ 5 Min de lectura | El embarazo no sólo se gesta en el cuerpo, sino también en la mente de la mujer. El aborto es un tema incómodo, habitualmente silenciado. ¿Qué efecto tiene y cómo podemos superar?

El aborto es un tema incómodo, habitualmente silenciado. Hay muchos elementos a nivel social y/o personal que justifican esto: potentes emociones, ideologías, posturas dentro de la familia, ética médica, derechos fundamentales, etc.

Sea como fuere, el embarazo no sólo se gesta en el cuerpo, sino también en la mente de la mujer, por lo que es importante tener en cuenta qué supone para ella tanto estar embarazada como dejar de estarlo.

Hay tantas subjetividades como personas.

Efectos psicológicos y síntomas habituales

“Cada persona es un mundo”, y vive las cosas a su manera.

La experiencia del aborto tendrá efectos muy diferentes según características de personalidad de la mujer, habilidades de afrontamiento, objetivos o deseos vitales, elementos situacionales, si es un aborto inducido o involuntario, si es un embarazo prematuro o está avanzado, etc.

La intensidad y la duración de los efectos también es muy variable en cada caso. Existen dos síntomas psicológicos que suelen darse en la mayoría de los abortos (voluntarios o involuntarios).

Por un lado, la ansiedad en diferentes grados (desde leve hasta ataques de pánico).

Y, por otro lado, sentimiento de culpabilidad y creencia (más o menos irracional) de que podrían haber hecho las cosas de forma diferente.

Otros síntomas que pueden aparecer son:

  • Negación o incredulidad.
  • Confusión.
  • Oscilaciones en el estado de ánimo.
  • Tristeza y sensación de vacío.
  • Enfado o rabia.
  • Falta de energía.
  • Irritabilidad.
  • Miedos (a no recuperarse nunca de la pérdida, a no poder reproducirse, a problemas familiares…).
  • Sentimientos de incapacidad y afectación de la autoestima.
  • Desconexión de los propios sentimientos.
  • Aislamiento social.
  • Falta de lívido o disfunciones sexuales.
  • Miedo a la muerte (tanofobia).
  • Insomnio o pesadillas recurrentes.
  • Evitación de todo lo relacionado con bebés o, todo lo contrario, obsesión.
  • Problemas de pareja (modelos de afrontamiento diferentes a la pérdida, falta de intimidad, problemas de comunicación…).

¿Cómo superarlo?

En los casos en que existan efectos psicológicos, ¿es posible la recuperación? Recuperar significa “recibir algo que fue quitado”, por lo que difícilmente habrá sensación de recuperación. Es más adecuado hablar de reconciliación. Puede tardar meses o años, pero, aunque parezca imposible, llega. Algunas de las cosas que ayudan en el proceso de reconciliación son:

  • El apoyo externo, sentir el arrope del entorno, sobre todo de la pareja.
  • Poder hablar de la pérdida e integrarla progresivamente dentro de la propia experiencia vital.
  • No evitar las emociones negativas ni apresurarse por “pasar página”. Es un proceso.
  • Crear un conjunto de recuerdos, un espacio con significado para el no-nacido.
  • Recibir información adecuada (si es necesario, psicoterapia) o participar en grupos de ayuda mutua.

Alcance a nivel psicológico: embarazo deseado y no deseado

Para poder entender el alcance del aborto a nivel psicológico es preciso tener en cuenta si ha sido voluntario o espontáneo.

Embarazo deseado

Si ha sido un embarazo deseado (es decir, se ha buscado activamente o no se ha buscado, pero se ha aceptado con ilusión después), es necesario poder entender el aborto como un duelo. Es un proyecto truncado.

En muchas ocasiones, desde el punto de vista social no se reconoce la pérdida puesto que el feto no se ha llegado a formar y a nacer. Es importante visibilizar este hecho y poder abordarlo en toda su profundidad.

Es esperable que los síntomas sean más graves cuanto más avanzada esté la gestación.

Embarazo no deseado

Si el embarazo no ha sido deseado, puede haber múltiples reacciones a nivel psicológico. Hay mujeres que deciden abortar, pero igualmente les parece muy duro.

En estos casos, los efectos del aborto pueden ser similares a si el aborto hubiera sido espontáneo (algunas investigaciones incluso dicen que incluso más, porque al impacto del aborto hay que añadir las emociones que supone decidir interrumpirlo -por ejemplo, sentimientos acusados de culpabilidad, auto rechazo, etc.).

Interrupción del embarazo no deseado sin secuelas psicológicas

Estudios recientes están mostrando que hay un número importante de mujeres que interrumpen voluntariamente el embarazo y no tienen secuelas ni a medio ni a largo plazo, llegándose incluso a cuestionar lo que algunos han llamado el “síndrome postaborto” como conjunto de efectos incuestionables tras un aborto. Según las investigaciones científicas actuales, con instrumentos de medida más afinados y más parámetros estadísticos, no existen pruebas fehacientes que aseguren que tras un aborto haya efectos psicológicos seguros.
Dependerá de muchos otros factores: el momento vital de la persona y sus prioridades, la valoración del hipotético futuro padre, creencias religiosas, factores situacionales, económicos, profesionales, y un largo etcétera.

Por otro lado, se están analizando los efectos psicológicos de no poder abortar, aun cuando la mujer tiene claro que lo quiere, pero que por múltiples causas no puede practicarse. Estas mujeres sufren más problemas de autoestima, más ansiedad y malestar en general y tienen más probabilidades de padecer trastornos mentales en el futuro.

Lo que debes saber…

  • La experiencia del aborto tendrá efectos muy diferentes según características de personalidad de la mujer, habilidades de afrontamiento, objetivos o deseos vitales, elementos situacionales, si es un aborto inducido o involuntario, si es un embarazo prematuro o está avanzado, etc.
  • También la intensidad y duración de los efectos (los dos más comunes son ansiedad -en diferentes grados- y sentimiento de culpabilidad) también pueden ser muy variables en función de cada caso.
  • Cuando sucede, ayuda sentir el arrope del entorno, sobre todo de la pareja; poder hablar de la pérdida; no evitar las emociones negativas ni apresurarse por “pasar página”, así como recibir información adecuada (si es necesario, psicoterapia) o participar en grupos de ayuda mutua.

Sin explicación

    Se estima que un tercio de los embarazos acaban en aborto y, en la mayoría de los casos, no hay una explicación médica concreta o causa identificable. En España, en 1.000 de cada 300.000 partos, el bebé muere o nace muerto.

Cristina Agud Especialista en Psicología Clínica

Psicóloga consultora de Advance Medical

Источник: https://www.salud.mapfre.es/salud-familiar/mujer/reportajes-mujer/consecuencias-psicologicas-aborto/

Embarazo no planeado y aborto inducido en México: causas y consecuencias

Consecuencias de un aborto

Resulta muy difícil estudiar el aborto inducido por ser una práctica clandestina y estigmatizada. En todos los estados de la República Mexicana, el aborto inducido está fuertemente restringido.

(La excepción es la entidad federativa del Distrito Federal.) Este informe presenta estimaciones del aborto inducido por entidad federativa y grupos de edad de las mujeres para el año 2009.

También examina el embarazo no planeado—motivo principal por el cual las mujeres recurren a un aborto.

Se ha avanzado en muchos frentes

• A partir de 2009, una elevada proporción de las mujeres mexicanas casadas/unidas practican la anticoncepción: 67% usa algún método moderno; y otro 5% depende de algún método tradicional menos efectivo.

• El uso generalizado de anticonceptivos ha sido un factor esencial en la rápida reducción de la fecundidad: el tamaño de la familia, que ha venido disminuyendo continuamente en las últimas dos décadas, está ahora cercano al nivel de reemplazo de dos hijos por mujer.

• En 2007, se dio un gran paso cuando la ley del Distrito Federal permitió la interrupción legal del embarazo (ILE) en el primer trimestre. Gracias a los estrictos protocolos de seguridad, las mujeres que usaron los servicios públicos de ILE casi no tuvieron riesgo de complicaciones en el año que corresponde aproximadamente al de nuestras estimaciones.

El embarazo no planeado está generalizado

• Detrás de casi cada aborto inducido hay un embarazo no planeado. Para 2009, se estima que más de la mitad—55%—del total de embarazos en México fueron no planeados.

• Al clasificar las 32 entidades federativas del país en seis regiones por nivel de desarrollo, se observa que México se ajusta al patrón delineado en otros países en el cual el nivel del embarazo no planeado es mayor en las áreas más desarrolladas y urbanas: se estima que 70% de los embarazos son no planeados en la región más desarrollada (Distrito Federal; Región 1), en comparación con 45% en la región menos desarrollada (Chiapas, Guerrero y Oaxaca; Región 6).

• En general, en México cada año ocurren 71 embarazos no planeados por 1,000 mujeres en edad reproductiva, tasa que es muy similar a la estimada para toda América Latina y el Caribe (72 por 1,000).

Muchos embarazos no planeados terminan en abortos inducidos

• La penalización del aborto no evita su práctica. Se estima que la mitad (54%) del total de embarazos no planeados en México se resuelve mediante un aborto inducido, a pesar de las restricciones legales en 31 de las 32 entidades.

• Esto se traduce en alrededor de un millón (1,026,000) de abortos inducidos cada año, lo que representa una tasa estimada de 38 por 1,000 mujeres de 15–44 años en 2009. La tasa incrementa uniformemente conforme aumenta el nivel de desarrollo, de 26 por 1,000 mujeres en la Región 6, hasta 54 por 1,000 en la Región 1.

• La tasa de aborto ha aumentado más del 50% con respecto a 1990, la cual era 25 por 1,000. Este aumento en la tasa (indicador que aísla el efecto del crecimiento de la población) sugiere que ahora las mujeres están enfrentando mayor dificultad para prevenir los embarazos no planeados y que están más motivadas para evitar tener nacimientos no planeados.

• Las estimaciones de aborto por edad (que por primera vez se generan para el caso de México) muestran el patrón esperado: la tasa más elevada se observa entre las mujeres de 20–24 años (55 por 1,000 mujeres en ese grupo de edad); y desciende gradualmente con la edad. Desafortunadamente, las adolescentes de 15–19 años presentan la segunda tasa más alta, a la par con las mujeres de 25–29 años (44 por 1,000 mujeres).

• No sorprende que, por entidad federativa, el Distrito Federal tenga una de las tasas de aborto más altas (54 por 1,000).

Por otra parte, el estado norteño de Nuevo León tiene la tasa más baja (17 por 1,000), lo que posiblemente refleja tanto un bajo nivel de necesidades no satisfechas de anticoncepción como el hecho de que muchas mujeres cruzan la frontera con Estados Unidos para buscar procedimientos legales y seguros.

Los abortos clandestinos ponen en riesgo la salud de las mujeres y consumen recursos escasos

• Un aborto clandestino generalmente es inseguro. Las cifras de atención hospitalaria revelan la carga que representan los abortos para la salud de las mujeres y para las instituciones: en 2009, solamente en los hospitales públicos, unas 159,000 mujeres mexicanas fueron atendidas por complicaciones derivadas de abortos inducidos.

• Se estima que más de un tercio (36%) de las mujeres que tienen abortos inducidos desarrollan complicaciones que requieren atención médica. La proporción más alta con complicaciones asociadas al aborto inducido—45%—corresponde a las mujeres rurales pobres.

• Una de cada cuatro mujeres mexicanas que sufren complicaciones no reciben la debida atención, lo que las hace especialmente vulnerables a sufrir consecuencias debilitantes para su salud.

El riesgo de complicaciones del aborto está asociado al método utilizado y quién lo realiza

• Se estima que casi el 30% del total de abortos son inducidos con el medicamento misoprostol. La estimación de que 39% de estos procedimientos requirieron atención médica, se debe al inadecuado conocimiento y uso del medicamento entre los proveedores de servicios y las propias mujeres.

• En cuanto a los abortos no inducidos con misoprostol, los más seguros probablemente son los procedimientos quirúrgicos realizados por médicos (23% del total de los abortos); los menos seguros son los abortos autoinducidos con un método distinto al misoprostol, que representan el 16% del total (pero corresponden al 24% de los abortos de mujeres rurales pobres).

Es necesario actuar para proteger la salud y la vida de las mujeres

El aumento en la tasa de aborto enfatiza la necesidad de esfuerzos concertados, con el fin de ayudar a las mujeres mexicanas a evitar los embarazos no planeados que derivan en la práctica del aborto.

Enseguida presentamos algunas sugerencias para ayudar a aliviar la carga que representa el aborto inseguro para las mujeres y el sector salud; también proponemos recomendaciones para mejorar la provisión de procedimientos legales y reducir el embarazo no planeado.

Fortalecer los servicios anticonceptivos. Las mujeres necesitan mejor información sobre el uso correcto y consistente de los métodos anticonceptivos.

Con el fin de evitar los embarazos no planeados y los abortos, se recomienda que el 12% de las mujeres unidas con necesidades no satisfechas de anticoncepción, más el 5% que usan métodos tradicionales, elijan algún método altamente eficaz acorde a su situación personal.

Se necesitan intervenciones diseñadas específicamente para las mujeres con alto riesgo de presentar embarazos no deseados—las jóvenes de 15–24 años, tanto unidas como no unidas (con experiencia sexual y sexualmente activas).

Estas incluyen una alta proporción de mujeres que no usan un método a pesar de no querer un embarazo pronto, lo que indica la necesidad a un mejor acceso de información y servicios de anticoncepción efectiva. Un mejor conocimiento de los métodos temporales y un mejor suministro de ellos entre estas mujeres jóvenes, podrían mejorar la prevención del embarazo no planeado y lograr la planeación adecuada de sus nacimientos.

Mejorar los servicios de atención postaborto. Es necesario extender la cobertura de los servicios postaborto y mejorar su calidad.

Los proveedores necesitan información más precisa sobre cómo atender a las mujeres que han usado misoprostol, así como capacitación formal para atender complicaciones por aspiración manual endouterina, técnica menos invasiva y menos dependiente de infraestructura que la de legrado.

Los servicios anticonceptivos, incluida la consejería, deben convertirse en una práctica estándar de la atención postaborto para evitar el aborto repetido.

Mejorar la provisión de abortos legales. Las campañas masivas educativas son esenciales para concientizar a la población sobre las causales legales de aborto en cada entidad federativa.

Es también imprescindible contar con mecanismos que aseguren que las mujeres que cumplan con los criterios reciban los servicios correspondientes, para lo cual la voluntad política es fundamental.

Además, es importante que todas las Secretarías de Salud del país, instituciones directamente responsables de brindar y financiar los servicios de salud en sus respectivas entidades, pueden hacer uso de los datos aquí presentados para llevar a cabo mejoras en sus servicios anticonceptivos y de atención postaborto.

Источник: https://www.guttmacher.org/es/report/embarazo-no-planeado-y-aborto-inducido-en-mexico-causas-y-consecuencias

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: