Consejos para comprar un cojín de lactancia

Los mejores cojines de lactancia y almohadas para embarazada · CompraMejor.es

Consejos para comprar un cojín de lactancia

En CompraMejor.es realizamos comparativas y análisis de productos para ayudarte a tomar la mejor decisión de compra. No tenemos interés en ningún producto concreto, y no publicamos contenidos de pago. Nuestros ingresos proceden de una comisión del vendedor sea cual sea tu compra, lo que nos permite ser realmente independientes.

En CompraMejor.es realizamos comparativas y análisis de productos para ayudarte a tomar la mejor decisión de compra. No tenemos interés en ningún producto concreto, y no publicamos contenidos de pago. Nuestros ingresos proceden de una comisión del vendedor sea cual sea tu compra, lo que nos permite ser realmente independientes.

(7 votos: 5,00 de 5)
Cargando…

El mejor cojín de lactancia facilita el proceso de amamantar al bebé haciendo que se convierta en un momento agradable entre madre e hijo, y evita las malas posturas que pueden acarrear dolores de espalda, brazos y cuello.

Ver las mejores ofertas, actualizadas a diario →Ver las mejores ofertas, actualizadas a diario →

En este análisis, bajo los criterios de los expertos, hay un claro modelo que destaca notablemente por encima de los demás: el Boppy. Su forma de herradura ofrece un extraordinario confort para la madre o la persona que alimente al bebé y, sobre todo, para el niño.

Almohadas de embarazo: un artículo útil desde los últimos meses de embarazo

Los últimos meses de embarazo y los primeros meses de lactancia resultan duros y cansados para una mujer. Y si a esto se añade un parto con cesárea, este complemento de lactancia será ideal para evitar esfuerzos innecesarios. Por eso existen estos cojines y almohadas con diferentes formas y texturas que se adaptan a cada momento.

En este artículo se explica qué aspectos se deben tener en cuenta a la hora de elegir un cojín o almohada de este tipo, ya que debe acomodarse a las necesidades de la persona para realizar una compra satisfactoria.

Forma: Se recomienda un modelo anatómico que se ajuste a la fisonomía de la madre. También hay que fijarse en el tamaño y la forma, que dependerá de si se quiere utilizar en la última etapa del embarazo para descansar mejor (forma de cilindro largo), o si se va a utilizar para la lactancia y posterior (forma de herradura).

Existen, además, diseños novedosos con formas diferentes a las dos tradicionales y que sirven para partos gemelares.

El material con el que están confeccionados también es un aspecto importante. Los mejores modelos cuentan con elementos hipoalergénicos que evitan la aparición de alergias.

Exteriormente, suelen estar confeccionados con fundas desmontables transpirables y lavables, hechas de algodón o poliéster. En su interior, van rellenos de ‘microperlas’ de poliestireno, goma espuma o fibras sintéticas y de algodón que le aportan una consistencia suave y agradable.

Son muchas las ventajas que supone adquirir uno de estos productos, pero los expertos también han encontrado inconvenientes que se mencionan a continuación.

Dependiendo de su tamaño pueden ser difíciles de transportar. Se debe elegir el modelo que mejor se adapte a la complexión de la persona ya que debe quedar a la altura adecuada para prevenir una mala postura.

Pero hay modelos que solo ofrecen un tamaño estándar.

También hay que acostumbrarse porque al principio resulta algo incómodo, aunque todo cambia con el paso de los días, cuando se encuentra la forma adecuada de colocarlo.

En referencia al precio, suelen estar en una media de entre 40€ y 60€ pero se encuentran modelos en el mercado que se ajustan a todos los presupuestos.

Después de identificar todas estas características que ayudarán al consumidor a elegir la opción deseada, se presentan los mejores 5 modelos de cojines y almohadas de lactancia, analizados en profundidad por los expertos.

El favorito: cojín de lactancia ‘Boppy’

El cojín de lactancia Boppy, de 0 a 12 meses, fue lanzado al mercado en 1989 como un producto de calidad y con un diseño diferente en forma de herradura, con fundas originales y un relleno de silicona confortable y cómodo.

Testado y recomendado por la marca Chicco, a lo largo de todos estos años ha sido premiado en Europa y Estados Unidos por sus diseños y alta calidad. Es por eso que aparece el primero en esta comparativa, como el favorito de los especialistas.

Lo primero que destaca en este cojín es su material de relleno indeformable gracias a su exclusiva fibra interior. Así consigue que el aumento de peso del bebé no influya en su uso y favorezca a la mamá para poder mantener una posición cómoda y relajada.

Se puede desenfundar y tanto la funda como el relleno pueden lavarse a máquina y meterse en la secadora. Además, su diseño ofrece varios colores y estampados a elegir. Es compacto y ligero, y como solo pesa un kilo, se puede transportar con bastante facilidad.

Es versátil ya que su uso se adapta a la edad de crecimiento del bebé y no se limita solo a la lactancia, por lo que puede utilizarse en varias etapas: Desde el nacimiento, para dar de mamar. A partir de los 3 meses, como apoyo para mejorar la digestión del niño. A los 6 meses, para ayudarle a colocarse boca abajo. Y a los 9 meses, como soporte para que se mantenga sentado.

En conclusión, el cojín de lactancia Boppy es el complemento ideal para la madre y su bebé durante el periodo de lactancia.

Una buena alternativa: Cojín de lactancia Nou Futur

Nou Futur es una empresa familiar ubicada en Valencia que lleva más de 40 años dedicados a sistemas de descanso. Tras el análisis realizado, los expertos proponen el cojín de lactancia de esta marca como una buena opción de compra.

Con un diseño unisex en color gris claro con topitos, se presenta como un modelo discreto y con líneas suaves. Además, su relleno compuesto por fibra hueca de silicona le aporta una firmeza media-alta que beneficia la posición correcta del bebé.

La funda es de un tejido suave, de piqué, y con una práctica cremallera lateral que facilita quitarla para su lavado en la lavadora.

Puede utilizarse desde el tercer trimestre del embarazo para dormir, colocándolo en la espalda o entre las piernas y, de esta manera, favorecer el descanso de la futura mamá.

Sin ser una marca muy popular, resulta una opción cómoda, práctica y a un buen precio, que además se distingue por su bonito diseño y su sencillez.

La más versátil Flexofill Midi

Cuando se busca una almohada de lactancia para descansar lo mejor posible durante los 3 últimos meses de embarazo, la marca alemana Joyfill ofrece el modelo Flexofill Midi. Con una medida de 170 x 34 centímetros, hace que se pueda adaptar a lo largo del cuerpo, sirviendo de apoyo para la incipiente tripita y consiguiendo aliviar el exceso de peso cuando se está en el sofá o en la cama.

Como cojín de lactancia, con sus grandes medidas, puede adaptarse como se quiera ya que su relleno de microperlas de poliestireno permite ajustar la forma y firmeza, ofreciendo un cómodo apoyo para el bebé y asegurando una postura adecuada de la madre o de la persona que lo esté utilizando.

Los analistas lo definen como un producto de marca y calidad, unido a su buen precio. Destaca las cualidades de sus materiales textiles transpirables e hipoalergénicos, fabricados en algodón 100% y con un cierre de cremallera que facilita el lavado de la funda en caso de ensuciarse.

El modelo analizado tiene una bonita funda beige con búhos de colores, pero, se pueden elegir otros estampados. El catálogo de colores y diseños es amplísimo. Así, dependiendo del gusto, cada consumidor podrá elegir el que prefiera.

Además de elegir entre la variedad del estampado, también se puede comprar en una medida superior de 109 x 40 centímetros, adecuado a personas más altas o que necesiten un tamaño mayor.

Finalmente, se recomienda atención al desenfundarlo porque en muchos casos se abre por error la cremallera interior y esto puede ocasionar que las microperlas se salgan y la almohada vaya perdiendo volumen con el tiempo.

La mejor para dos bebés cojín lactancia gemelar Best Purchase

Tal como cita el Instituto Nacional de Estadística, los partos múltiples han aumentado un 70% en los últimos 10 años. Este dato sitúa a España a la cabeza de Europa con casi un 28% de partos gemelares y casi un 5% de trillizos por cada mil embarazadas.

La situación hace que los fabricantes ideen productos que llenen el vacío existente en el mercado para partos gemelares y demás y consigan aliviar la vida de estas familias.

Para estos casos, los analistas han encontrado el modelo vendido por Best Purchase SL, una almohada perfecta para amamantar a más de un bebé bien sea con leche de fórmula o con lactancia materna.

Asimismo, se convierte en un buen aliado para facilitar el descanso de las futuras mamás durante el embarazo por medio de un respaldo que recoge la zona lumbar y que posibilita su uso sentada en un sofá o en la cama.

Y es que, inevitablemente, el peso que soporta una mujer con un embarazo múltiple habitualmente provoca dolores de espalda y contracturas que hacen más difícil y cansada esa etapa.

Sus medidas de 130 x 80 son ideales para amamantar a dos bebés a la vez ya que tiene un relleno de poliéster compacto que la hace consistente, flexible e indeformable. También ayuda su funda confeccionada en algodón 100% con un tejido suave, de tacto agradable y libre de alérgenos que podrían ocasionar irritaciones en la delicada piel de los bebés.

Tiene una cremallera que facilita desenfundarla para su lavado a mano o a máquina, a una temperatura de 40º.

Los especialistas describen esta almohada como multifuncional para su uso en el embarazo, en la lactancia y como apoyo para los bebés evitando que vuelquen o se caigan.

La única pega que observan es que el color es muy claro y se mancha con mayor facilidad.

El mejor precio: cojín de lactancia de Cambrass

Cambrass, con una trayectoria de 30 años en el mundo del bebé, es una marca cuya identidad y filosofía es fabricar productos 100% Made in Spain. Con su buen servicio y calidad se ha ganado el reconocimiento nacional e internacional.

Por eso en el top 5 de este estudio se incluye el cojín de lactancia de Cambrass. Siendo la opción más económica, garantiza una gran calidad con un precio muy asequible para todos los bolsillos.
Ayuda a la comodidad de la madre y del bebé adecuando la postura de ambos y aliviando posibles tensiones de la espalda y brazo.

Además de su uso en el embarazo y durante la lactancia, puede ser utilizado por cualquier persona ya que es muy ergonómico y resulta muy útil como cojín cervical si se va a realizar un viaje, por ejemplo.

Se puede encontrar en múltiples estampados para todos los gustos, que van desde los tonos pasteles hasta los modelos más multicolores.

Pero hay puntos menos favorables que conviene saber y que los expertos han descubierto en su análisis. Este cojín, con unas medidas de 58 x 45 x 20 centímetros, puede resultar algo pequeño si la talla de la persona que lo vaya a utilizar es grande.

Y el mayor inconveniente que presenta y que justifica su reducido precio es que, aunque puede meterse en la lavadora gracias a su pequeño tamaño, no se desenfunda para lavar.

Última actualización el 2021-03-22 at 02:39 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Si desea saber más de CompraMejor.es, estamos recopilando correos electrónicos para un próximo boletín informativo. Serás el primero en recibir actualizaciones. Suscríbete a nuestro boletín de ofertas. Si desea saber más de CompraMejor.es, estamos recopilando correos electrónicos para un próximo boletín informativo. Serás el primero en recibir actualizaciones. Suscríbete a nuestro boletín de ofertas.

Источник: https://www.compramejor.es/mejores-cojines-y-almohadas-de-lactancia/

¿Cómo elegir el cojín de lactancia?

Consejos para comprar un cojín de lactancia

En el embarazo y la maternidad te conseguirás con una serie de accesorios, diseñados para facilitar un poco el trabajo. Este es el caso del cojín de lactancia, uno de los más usados en los últimos años.

Existen muchos tipos particulares en el mercado, todos ellos pensados para satisfacer en gran medida las necesidades de las madres y sus hijos.

Por lo que elegir el mejor para ti podría resultar difícil sino se conocen algunos puntos específicos de gran importancia.

Un cojín de lactancia es un accesorio que está diseñado primeramente para posicionar al bebé de la forma correcta al momento de amamantarlo.

La idea es que el niño quede completamente frente a su madre y de esta forma poder establecer la lactancia materna de manera idónea.

Siempre conservando el agarre apropiado y la postura más cómoda o eficiente para ambos.

Lo mejor es que la lactancia no es la única función que puede desempeñar este cojín. De hecho si eliges el correcto puedes usarlo desde el embarazo, lo que se considera una gran ventaja.

La idea es que no se vuelva un accesorio molesto, sino que valga la pena en todos los aspectos.

Por lo que la inversión se debe hacer de la forma más consciente posible, teniendo presente hasta los detalles más pequeños.

Un buen cojín de lactancia es garantía de un descanso sano para la mujer embarazada, una buena lactancia y un lugar seguro para recostar al bebé. Puede parecer imposible que todas estas ventajas provengan de un solo accesorio, pero cada una de ellas son ciertas y comprobables. Por lo que solo es cuestión de hacer la elección lo antes posible y comenzar a disfrutarlo.

¿Que debes buscar en un buen cojín de lactancia?

Para hacer la elección del cojín de lactancia lo primero es establecer lo que estás buscando. Son particularidades específicas que dividen una buena almohada, de otra que durará mucho tiempo contigo y en constante empleo.

Al ser un cojín de lactancia se debe procurar entonces la correcta postura del bebé al momento de alimentarlo con el pecho. El pequeño debería quedar justo a la altura de tu pecho con el uso de este accesorio. De esta forma estas promoviendo el correcto agarre y succión, eliminando las conocidas molestias que forman parte de amamantar cuando no hay la correcta información.

Es importante que la limpieza también sea fácil de realizar, debido a que con los bebés siempre hay riesgo de accidentes, como el reflujo o vómito. Por ello hay que conseguir un cojín de lactancia con funda que se pueda quitar con facilidad para ser lavada. De esta manera el trabajo será mucho más sencillo, ya que si eliges alguno sin esta característica podría ser molesto a corto plazo.

Los cojines de lactancia también deben ser transpirables. Cuando los bebés se alimentan hacen un gran esfuerzo físico, por lo que necesitan estar lo más frescos posible. En esto juega un papel fundamental este accesoria ya que no le debe generar calor al pequeño o hacerlos sudar cuando este recostado sobre él.

Por último y que une todo lo anterior es la comodidad que te de este objeto. El mismo está pensado para prevenir malas posturas al dar pecho o cualquier tipo de molestia. Por lo que si esto no ocurre quiere decir que no es el indicado. De hecho para las mujeres con cesárea supone una mayor ventaja porque evitan que el bebé quede recostado en la herida ocasionándoles dolor.

¿Cuantos tipos hay?

Existen una gran variedad de cojines de lactancia en el mercado, unos más útiles que otros. Aquí te diremos los que tienen una forma realmente favorable y que cumplen con las características anteriores. De esta manera será mucho más fácil que puedas elegir de la manera correcta, sumando por supuesto cada una de tus necesidades.

  • Los de forma de U: Estos son los más comunes y también son llamados en forma de herradura. Son firmes y se adaptan a la cintura de la madre, para poder situarlos sin ningún problema. La idea es que el bebé no pueda moverse cuando este colocado en la posición adecuada. Su única dificultad es que a veces pueden ser rígidos, pero en la actualidad existen modelos más fáciles de manejar debido a que tienen mayor suavidad.
  • Alargados: este tipo también es conocido como en forma de “S” o de “serpiente”. Es un cojín muy manejable, que se adapta a diferentes posiciones. Esto lo hace un gran aliado para amamantar y para otras funciones que vienen con la maternidad. Es un gran accesorio de soporte para el bebé y evita cualquier tipo de riesgos debido a su firmeza, pero sin dejar de ser lo suficientemente confortable.
  • Multiusos: Existen cojines de lactancia que vienen equipados para cumplir diversas funciones desde el momento de su compra. Se trata de diferentes accesorios que lo acompañan para mejorar la seguridad del bebé. Igualmente que garantizan su descanso y que le brinda una gran versatilidad a una almohada que en principio puede parecer tradicional.

¿Servirán solo para la lactancia?

Puede que se llame cojín o almohada de lactancia pero esta no es su única finalidad. La comodidad que el mismo brinda se puede aprovechar de diversas maneras, no todas asociadas a amamantar.

Una de ellas es que puede ser una base muy segura igualmente para los niños que se alimentan por medio del biberón. Por lo que no va dirigido exclusivamente a los que toman leche materna, sino a todos los bebés.

Igualmente sirve para acomodar al bebé más adelante y que este no tenga que sentarse antes del tiempo adecuado. De esta forma puede visualizar su entorno y hasta jugar, sin que haya ningún riesgo para su columna.

Incluso un buen cojín de lactancia puede ser de ayuda para el descanso de mamá, sobre todo durante el embarazo donde es tan difícil dormir.

Esto último porque puede colocarlo en diferentes posiciones que le permitan sentirse más estable y descansar mucho mejor.

Elegir un cojín de lactancia adecuado es una forma de garantizar un buen inicio al mundo de la maternidad. La idea es que todos puedan sentirse cómodos, descansen apropiadamente y pasen por cada etapa de forma tranquila. Por lo que este accesorio es ideal para conseguir estas metas y vencer algunos obstáculos que se presenten más adelante.

Источник: https://noufutur.es/como-elegir-el-cojin-de-lactancia/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: