Consejos para ir a la playa con un bebé

5 tips para ir a la playa con bebés

Consejos para ir a la playa con un bebé

Con la llegada del bebé, un día en la playa adquiere un significado completamente distinto. Por ello, este artículo pretende darte algunos tips para ir a la playa con bebés y disfrutar de una jornada sin problemas.

Lo primero que debes saber es que los días en los que solamente te tumbabas al sol y disfrutabas de la brisa fresca han terminado. A su vez, la llegada del bebé permite que puedas pasar tiempo viendo al pequeño disfrutar de los innumerables beneficios que la playa y su entorno pueden ofrecerle.

Sin embargo, no puedes relajarte del todo; entre otras cosas, deberás mantener los cuidados que provoca la exposición del sol en su piel sensible. Esto ejemplifica que llevar a los pequeños a la playa necesita planificación y organización.

Si has decidido ir a la playa por primera vez con el pequeño, te recomendamos echar un vistazo a la siguiente lista. ¡Esto es todo lo que debes saber!

1. Bolsa de playa

Si deseas ir a la playa con bebés, debes ir bien equipada para que nada te coja de imprevisto. Para ello, deberás llevar una bolsa de playa con los siguientes elementos para el cuidado del bebé:

  • Una toalla grande para cambiar pañales y permitir que el bebé juegue sobre ella.
  • Gafas para bebés con buena protección.
  • Camiseta y suéter liviano de manga larga.
  • Pantalones.
  • Sombrero.
  • Protector solar para bebés.
  • Agua.
  • Aperitivos.

2. Escoge las horas de menor exposición al sol

Una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta al ir a la playa con el bebé es escoger las horas de menor exposición al sol. Como los pequeños no pueden regular tanto sus temperaturas como los adultos, es mejor ir a la playa durante las horas más frescas y de menor intensidad de los rayos del sol.

Sin ninguna duda, los mejores momentos para ir a la playa con el bebé son las primeras cuatro horas después del amanecer y las últimas tres horas antes del atardecer.

3. Crema solar

El elemento indispensable cuando vas a la playa es la crema solar. Te recomendamos que los niños menores de 6 meses de edad eviten la exposición directa al sol con sombreros, trajes de manga larga y sombrillas.

Solamente se recomienda el uso de protector solar para bebés en cualquier parte de la piel que deba estar expuesta al sol, como puede ser la cara y el dorso de las manos.

Asimismo, para los bebés de 6 meses en adelante, se recomienda utilizar protector solar30 minutos antes de la exposición al sol y volver a aplicarlo cada 1-2 horas. Incluso puedes considerar el hábito cada mañana durante los meses de verano.

“Si vas a la playa con el bebé, no puedes relajarte del todo; entre otras cosas, deberás mantener los cuidados que provoca la exposición al sol y la arena en su piel sensible”

4. Cuidados con la arena

Otro de nuestros consejos es que debes tener cuidado con la arena. Esto implica el hecho de no dejar al bebé desnudo en la playa; la arena puede irritar la piel frágil del bebé. Para las niñas, la arena puede incluso causar vulvitis.

Además, la arena esconde multitud de bacterias que pueden causar infecciones. Por lo tanto, si notas que el bebé tiene algo de arena en el pañal, debes limpiarla con una toalla húmeda.

Por el contrario, si observas que el bebe come arena, no debes entrar en pánico, ya que es algo habitual. Haz que escupa y enjuaga su boca con un poco de agua.

5. Hazlo entretenido para él y fácil para ti

Si deseas que el bebé disfrute del agua y algo más de tranquilidad, puede ser una buena idea traer una piscina inflable a la playa, ponerla debajo de una sombrilla y agregar agua para que el bebé pueda divertirse con sus juguetes de arena favoritos.

Ciertamente, es una gran manera para que el bebé tenga un primer contacto con el agua salada, que te permite relajarte mientras el pequeño entra y sale de su piscina. No olvides situar al bebé debajo de una sombrilla para minimizar la exposición al sol.

Del mismo modo, para los bebés menores de 6 meses de edad, te recomendamos llevar una cuna de playa portátil con sombrilla. Este modelo proporciona protección contra el sol y buena ventilación para mantener al bebé fresco.

Para acabar, esperamos que nuestra lista con tips para ir a la playa con bebés te resulte interesante. Te animamos a poner en práctica estas precauciones para que puedas disfrutar de una de las experiencias más bonitas que pueden ofrecerte la llegada del verano y la maternidad.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/5-tips-para-ir-a-la-playa-con-bebes/

Consejos para ir a la playa con bebés

Consejos para ir a la playa con un bebé

Este artículo también está disponible en: Catalán

Ir a la playa es una cosa y otra cosa muy distinta es ir a la playa con un bebé. Son dos mundos aparte y hasta que no te ves de pleno en la tarea no te das cuenta hasta qué magnitud.

Para ayudar a los padres primerizos (lease mi hermano) a preparar su verano con el bebé, he decidido escribir algunos consejos basados en nuestra propia experiencia de ir a la playa con bebés.

2 sombrillas mejor que 1

No es recomendable que los bebés de menos de un año estén al sol, y menos a pleno sol de verano. Por eso, nosotros intentamos que estén el máximo de tiempo posible bajo la sombrilla. Y si es una sombrilla con protección UV (ultra violada), mejor!

Nos llevamos al menos una sombrilla a la playa y, si podemos, dos. Así, una sombrilla es para el bebé y su rato de juego (piscina, cochecito, toalla en el suelo,…) y la otra es para el resto de la familia. Puede parecer mucho pero si el bebé se mueve o lleváis el cochecito, una sombrilla para toda la familia os puede quedar pequeña.

Buscar playas con sombra natural

Si no queréis cargar con las sombrillas (o si sopla viento), lo mejor es buscar una playa que tenga sombra natural con pinos cerca de la arena para que podáis instalaros allí y que el bebé esté tranquilo en la sombra, donde incluso la temperatura será más agradable.

De sombras naturales saben muchísimo en Croacia. El verano pasado alucinamos con las playas de Croacia, llenas de pinares a dos metros del agua.

Si la arena es enemiga, solución: el carrito del bebé

Que no os sorprenda si a vuestro bebé no le gusta tocar la arena. Seguro que pondrá las manos en ella , pero quizás se ponga a llorar.

Mis dos hijos mientras han sido muy bebés han sido poco fans de la arena. No les gustaba tener las manos llenas de arena y les daba cosa.

Si les poníamos sobre la toalla, mejoraba solo por momentos; al intentar gatear fuera y tocar la arena otra vez, volvían a estar inquietos e inseguros.

La solución fue llevarnos el carrito a la playa. Arrastrarlo por la arena no es tarea fácil (de hecho cuesta lo suyo!) pero te asegura que el bebé estará lo suficientemente lejos de la arena (a dos o tres palmos sobre el suelo) para que esté tranquilo. El carrito bajo la sombrilla y el bebé tranquilo viendo la vida pasar

Источник: https://locaacademiafamiliar.com/2019/consejos-para-ir-a-la-playa-con-bebes/

Consejos imprescindibles para ir a la playa con tu bebé

Consejos para ir a la playa con un bebé

Источник: https://www.conmishijos.com/bebes/cuidados/consejos-imprescindibles-para-ir-a-la-playa-con-tu-bebe/

Ir a la playa con un bebé por primera vez

Consejos para ir a la playa con un bebé

Si el niño tiene menos de 6 meses, podéis ir a la playa con él, siempre que lo mantengáis en la sombra todo el tiempo, vestido y bien hidratado. Debéis tener mucho cuidado porque aunque esté bajo una sombrilla, el simple reflejo del sol puede provocarle quemaduras ya que su piel es muy sensible.

Para evitar las horas de mayor daño del sol, lo mejor es bajar a la playa antes de las 12 del mediodía o después de las 5 de la tarde. Nunca en las horas centrales del día, que es cuando más queman los rayos.

La ropa que le pongas es fundamental a la hora de protegerle del sol, recuerda que una camiseta blanca de algodón tiene un UPF (Factor de Protección Ultravioleta) de entre 5 y 7, pero si se moja, el UPF baja generalmente a menos de 3.

Esto significa que si tu piel normalmente se comienza a quemar en cinco minutos sin protección, la piel bajo una camiseta blanca comenzaría a quemarse tras 15 a 35 minutos bajo el sol.

E incluso si no se quema usando la camiseta, aún corre el riesgo de sufrir daños.

El color de la tela, su construcción, el contenido de fibra, el tipo de tejido y factores como si la tela ha sido preparada especialmente para protegerse del sol sirven para determinar lo eficaz que es una prenda en bloquear los nocivos rayos UV. Los colores oscuros funcionan mejor; una camiseta de algodón verde, por ejemplo, protege casi un 50% más que una blanca. Sin embargo, incluso una camiseta de color oscuro tiene un UPF de apenas 10.

Por eso, son muchas las marcas textiles que han creado una línea especial de ropa de verano hecha con un tejido que protege de los rayos del sol; algunas incluso con un factor de protección solar 50. Esta tela dispersa los rayos de sol de manera que no penetren en la materia textil, en cuyo caso la piel no entra en contacto con ellos.

Una vez cumplidos los 8 o 10 meses, siempre que vaya bien cubierto con una gorra, ropa y crema, puedes incluso probar a meterle los pies en el agua, aunque lo más probable es que la sensación de frío y las olas aún no le hagan mucha gracia.

La edad ideal para que el bebé empiece a disfrutar en la playa

A partir de esta edad es cuando los niños empiezan a disfrutar de verdad en la playa. Tienes que seguir protegiéndole del sol concienzudamente, ya que el 80% de la exposición solar que recibimos a lo largo de nuestra vida se produce en los primeros 18 años, y sus efectos se acumulan debido a que la piel tiene memoria solar, lo que puede generar problemas en la edad adulta.

Pero ya puedes pasear con él por la orilla, jugar con la arena, meterle en el agua… Verás como ya le encanta chapotear con sus papis entre las olas. Otra cosa que les chifla a los bebés es jugar con el cubo, la pala, hacer castillos, llenarse de arena…

Debes mantenerle muy bien hidratado, lleva agua en abundancia y alimentos ricos en agua como la fruta. No estéis mucho tiempo al sol, aunque esté bien protegido.

¿Qué hacer si el bebé se pierde en la playa?

En cuanto aprenda a andar solito, empezará una nueva preocupación para ti: no perderle de vista.

A los niños les encanta explorar el mundo a su alrededor, y una playa llena de gente de todas partes es para ellos el paraíso y para ti el infierno.

Debes mantenerle constantemente vigilado, para lo cual debes intentar entretenerle con diferentes juegos todo el tiempo que paséis en la playa.

Por si acaso, vístele con ropas llamativas –bañadores, gorros, manguitos- para que sea más fácil descubrirle entre la multitud.

Lo mejor es que lleve un papel con su nombre, dirección y un número de teléfono, pero resulta bastante difícil guardar esta nota entre el bañador, por lo habrá que conformarse con enseñarle su nombre completo para que pueda decírselo a la gente que le encuentre si se pierde.

También es una buena idea situarse cerca de los puestos de socorro, por si ocurre algún accidente. Y puedes colocar un globo encima de tu sombrilla, para que se vea desde lejos si tu niño se aleja de vosotros.

Si se pierde, mantén la calma: acude al puesto de socorro para solicitar auxilio, búscale con la ayuda de tus acompañantes y, sobre todo, no le regañes cuando lo encontréis, seguro que él lo ha pasado peor que tú.

¿Qué llevar a la playa cuando se va con el bebé?

– Protector solar (de factor alto, especial para niños)

– Pañales

– Toallitas húmedas

– Crema para el culito

– Ropa de repuesto (bañador, una camiseta…)

– Gorra

– Agua

– Chupete

– Juguetes (cubo, pala, etc.)

– Comida (bibe de leche o fruta si es mayor)

– Piscina hinchable por si el agua le asusta

– Toalla

– Cuna de viaje para que pueda descansar

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/cuidados-bebe/ir-a-la-playa-con-un-bebe-por-primera-vez-3231

15 Trucos para ir a la playa con los niños

Consejos para ir a la playa con un bebé

Seamos sinceros, ir a la playa con los niños será cómodo porque no hay que pensar el plan, pero no es lo más fácil del mundo. Entre llevar todo lo que se necesita, preparar la comida, vigilarlos y poner cremas, no hay mucho tiempo para disfrutar del paisaje.

En Sapos y Princesas os damos una lista de imprescindibles que harán que tu viaje en familia de este verano sea de lo más práctico y cómodo. ¡Muchos tienen truco!

1. Toalla con bolsillos

Guarda tus cosas a mano con esta genial idea. Todo lo que necesitas es una toalla grande y conocimientos básicos de costura y conseguirás tu toalla con bolsillos en un periquete. De esta forma tendrás cremas, relojes y móviles a mano y controlados y no tendrás que llevar tantas bolsas de playa.

2. Spray refrescante

Después de unas horas en la playa, el calor puede ser sofocante. Puedes refrescarte con un spray de aloe vera y aceites esenciales que, además, hidratará tu piel y es ideal para recuperarla de los daños del sol.

3. Los sándwiches más sencillos

Si eres de los que se lleva la comida a la playa, o un aperitivo para que los niños no protesten, puedes hacer sándwiches con medias noches pequeñas y llevarlos preparados de antemano. De hecho, una buena idea es que los hagas con tus hijos la noche de antes y los metáis en la nevera. De esta manera, todos estaréis implicados.

4. Alivio para las quemaduras

Si algún miembro de la familia se quema con el sol, puedes usar este remedio casero poniendo la misma cantidad de vinagre de sidra de manzana y agua en un spray para aliviar el dolor en el área afectada.

5. Haz divertida la crema del sol

Hacer que los niños se pongan crema solar cada dos horas puede ser muy duro, así que ¿por qué no lo conviertes en un juego? Ponles puntitos por todo el cuerpo y déjales que los unan mientras lo extiendes.

Una vez que hayas embadurnado a tus hijos, mete la crema en la nevera de la comida o déjala a la sombra para que se mantenga fría para la siguiente vez. ¡Además de protegerlos del sol, mantendrás a los niños fresquitos!

6. Mantén seguros tus objetos de valor

Utiliza un bote de plástico para mantener tus objetos de valor seguros y secos. No tendrás que buscar las llaves en tu bolsa ni preocuparte por que se te caiga el móvil en la arena. Eso sí, intenta no meter la mano en el bote llena de arena o mojada.

7. Mantén la arena fuera de tu sitio

Sobre todo si tienes bebés, crear un espacio limpio para ellos, a menudo se convierte en un problema.

Puedes intentarlo llevando una sábana bajera vieja, ponerla boca abajo y estirar las esquinas ajustables con la nevera, las bolsas de la playa o una sombrilla para que no entre la arena. De esta forma quedará un suelo con barandilla y los bebés no se comerán toda la arena.

8. Lleva una cesta para los juguetes de la playa

Ir a la playa conlleva tener todo el equipo para hacer castillos y otras construcciones en la arena, que pueden ir desde casas hasta circuitos para la pelota de las palas. El problema es que al recoger, se lleva uno media playa en los juguetes.

Por eso, en lugar de guardarlos en una bolsa, puedes llevarlo en una cesta de rejilla con agujeros grandes, que permitirá que la arena se vaya escapando antes de llegar a casa o al coche.

Y si es de plástico, puedes incluso meterla en las duchas públicas y dejar que se seque por el camino.

9. Excava un sitio para dormir la siesta

Si tienes niños muy pequeños, llegará un momento donde necesiten dormir un rato. Antes de que empieces a pensar en arrastrar un moisés por la arena, considera hacerle un agujero. Excava uno ancho y poco profundo, pon una toalla encima y la sombrilla cerca. Tu bebé podrá dormir cómodamente y si tienes otro niño un poco mayor, podrá ayudar a hacer el agujero.

10. Bolsas de arena

Para los días en los que haya mucho viento, puedes llevar bolsas pequeñas (de farmacia) a la playa, llenarlas de arena, cerrarlas bien, y utilizarlas para sujetar las esquinas de las toallas. De esta manera, las toallas no se moverán y no habrá que perseguirlas cada vez que vuelvas del agua.

11. Botellas de agua congeladas

El día anterior, llena las botellas de agua a la mitad y mételas en el congelador. Cuando vayas a ir a la playa, sácalas, llénalas de agua y mételas en la nevera.

El agua nueva estará fría y la otra se irá descongelando poco a poco, así tendrás agua fría durante más tiempo.

No intentes este truco con botellas de metal o cristal porque pueden explotar al expandirse el agua.

12. Barco en la playa

Si vas a la playa con niños de menos de un año, jugar en la orilla puede ser peligroso y aburrido. Para tener a tus niños controlados, lleva una barca hinchable o piscina, llénala de agua y sus juguetes favoritos y ¡listo! Otra opción que te permite llevar menos cosas es excavar una piscina en la orilla que se vaya llenando de agua con las olas.

13. Posavasos a la altura

Si no quieres dejar tus vasos y botellas en la arena, puedes hacer una manualidad con latas de comida decoradas y ponerles un palo en la parte de abajo para crear un sujeta-vasos que puedes clavar en la arena.

14. Polvos de talco

Todos los niños disfrutan jugando en la playa, pero para los padres es una pesadilla limpiar la arena al marcharse. Sin embargo, con polvos de talco, se caerá sola y no habrá de qué preocuparse porque la casa (o el coche) se llenen de arena.

15. Cuidado post-playa

A pesar de tus mejores esfuerzos, los más pequeños a veces reciben demasiado sol. Alivia sus quemaduras añadiendo unas gotas de vinagre de sidra de manzana al baño post-playa.

Viajar con niñosConsejos para viajarVerano

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/viajar-con-ninos/consejos-para-viajar/trucos-para-ir-a-la-playa/

Haz un único bolso para ir a la playa con tu bebé [sin que te falte nada]

Consejos para ir a la playa con un bebé

Me gusta mucho ir al lago, a la playa y a la piscina con mi niña pero paso de llevarme media casa a cuestas. Por suerte, me va mucho eso de planificar y en un bolso de deportes meto lo que nos hace falta.

Ni más ni menos.

Llevo lo que necesito para pasar un buen rato en la playa el lago o la piscina con mi bebé pero sin partirme la espalda cargando con mil cosas en la bolsa, la sombrilla y la niña a cuestas.

Ok, si tu tienes un maxibolso superchulo no hay problema. Procura que sea cómodo de llevar y ligero. Cuando estoy en España lo cierto es que uso un bolso de lona superchulo que tiene bolsillos.

Los bolsillos los uso para las llaves, el dinero, el móvil, pañuelos de papel y una o dos bolsas de plástico. Si tu bolso no tiene ningún bolsillo mete todo esto en una bolsita de tela (si eres manitas te la puedes hacer tú) o un neceser ligero. No uses de esos pesados y voluminosos. El objetivo es llevar el mínimo peso y volumen.

Para empezar a meter cosas dentro tenemos que tener claro que necesitamos y que no. Vacía el bolso si tiene algo dentro antes de empezar. Siempre nos dejamos cosas olvidadas por los bolsillos . Si están olvidadas normalmente es por que no las necesitamos.

Foto original Eduardo Merille «Luke Discovers the Beach»,  Flickr. CC by 2.0

Tu peque se va a mojar y no puede volver a casa ni jugar en la arena con la ropa mojada. Tendremos que llevar una muda para jugar fuera del agua pero que también nos servirá para el regreso a casa.

Tal y como sale de casa es como mi pequeña se mete en el agua. Normalmente solemos jugar un rato fuera y ella decide cuando quiere ir al agua. Mi hija sale de casa con el pañal bañador puesto pero solo tardo quince minutos desde casa.

Si no te fías si hará caquita o no, ponle un pañal normal y le pones el bañador pañal (o lo que uses en el agua) en el lago, la piscina o la playa.

Si no sabes que tipo de pañal ponerle en el agua, pincha para ir al post donde explico los tipos de bañador-pañal.

Otra cosa que tenemos que tener en cuenta es que no necesita mil juguetes. Con tres o cuatro cosas llega de sobra. Con pocos juguetes buscará formas de jugar con ellos y le dará usos que quizá a ti no se te ocurran. Si llevas muchos irá pasando de uno a otro y los irá dejando por ahí. Además, preferirá mil veces jugar contigo a lo que sea.

EL BEBÉ (O NO TAN BEBÉ) LLEVARÁ PUESTO

  1. Camiseta manga larga «para mojar» (mejor con protección solar)
  2. Bañador pañal
  3. Zapatos o sandalias si ya camina
  4. Gorro o bisera
  5. Crema protectora solar
  6. Gafas de sol si ya es mayorcito para llevarlas

EN EL BOLSO

  1. Crema solar para darle de nuevo después del baño
  2. 2-3 pañales limpios
  3. Toallitas
  4. Camiseta para después del baño y para jugar «en seco»
  5. Pantaloncito o bañador normal para poner sobre el pañal (le entrarán menos arenas, hierbas… dentro del pañal)
  6. Toalla para secar al bebé
  7. Colcha o maxitoalla para tumbarse (de las que cogen varias personas, menos trabajo para recoger)
  8. Móvil, por si pasa algo mejor no olvidarlo. Ponlo en la lista.
  9. Cartera: documentación y algo de dinero. Nunca se sabe.
  10. Un paquete de pañuelos de papel.
  11. Agua + snack (le llevo compota que viene como si fuera yogurt + snack de paseo)
  12. 3 juguetes. Por ejemplo: regadera, pala y cubo
  13. 2 Bolsas de plástico: una para meter la ropa y los juguetes mojados y la otra bolsa para el pañal y la basura si no hay donde cubos de basura donde vais.

Esto coge perfectamente en un bolso. Nosotros vamos los tres con un solo bolso y no echamos nada en falta. Pero sobretodo cuando voy yo sola con la peque me interesa aligerar al máximo el bolso.

Debes tener en cuenta cúanto tiempo estaréis fuera de casa para llevar agua y comida suficientes. Lo demás dará igual que estés fuera dos horas que cuatro.

No te olvides de ponerte crema tú también y de llevarte una gorra o sombrero y unas buenas gafas de sol y de coger la sombrilla. No veas lo que se puede chamuscar una persiguiendo al peque.

¿Qué es lo imprescindible para ti cuando vais a la playa, la piscina o el lago? ¿Qué metes en el bolso siempre pero que nunca usas?

Источник: https://www.trucosdefamilia.com/que-llevo-para-ir-a-la-playa-lago-o-piscina-con-el-bebe/

BEBÉ en la PLAYA: edad, cuidados y consejos

Consejos para ir a la playa con un bebé

Si tienes un bebé y estás pensando en ir a la playa con él en verano, seguramente te preguntes a partir de qué edad puedes llevarle o qué cosas necesitas para convertir el día de playa en una experiencia fantástica. A parte de las horas de sol, debemos tener en cuenta otros aspectos como la protección solar, la hidratación o los sistemas anti ahogo para que lo único de lo que tengamos preocuparnos sea de disfrutar.

Por eso, en este artículo de paraBebés vamos a ver la edad, los cuidados y los consejos para llevar a un bebé a la playa, cuándo podemos ir con él, los beneficios que tiene la playa y todas aquellas cosas que tenemos que llevar.

Los bebés son muy sensibles a la radiación solar, por lo que no deberían ir a la playa mínimo hasta los 6 meses de edad. Si tienes un bebé menor de esa edad, puedes dar un paseo a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, pero no a pasar el día ni un largo rato allí ya que son muy susceptibles a sufrir golpes de calor o deshidrataciones.

A partir de los 6 meses de edad puedes ir en ratitos cortos, evitando las horas centrales del día (12h – 17h), mojando su cuerpo de forma habitual y ofreciéndole bebida y comida con bastante frecuencia.

Para poder llevarlos con seguridad, a lo largo del artículo veremos los cuidados que debemos seguir y las cosas recomendables que debemos llevar para evitar cualquier tipo de peligro.

Todos sabemos que el agua del mar, por su alto contenido en sal, es muy beneficiosa para la piel, pero, ¿esto es igual para los bebés? Los beneficios de la playa para los bebés a partir de los 6 meses de edad son los siguientes:

  • Aumenta las defensas. Aquí encontrarás información sobre cómo fortalecer el sistema inmunológico en niños.
  • Fortalece el cuerpo
  • Promueve un estilo de vida más saludable reduciendo el sedentarismo
  • Ambiente lleno de estímulos
  • Mejora los vínculos familiares
  • Contribuye a la mejora de su piel, sobre todo para aquellos que tienen dermatitis

Pero para que esto sea así, debemos seguir ciertas precauciones y cuidados que vamos a ver a continuación.

Cuando vamos con un bebé a la playa, debemos tener en cuenta una serie de factores para evitar cualquier tipo de riesgo. Los cuidados básicos que tenemos que tener son los siguientes:

Horas de calor

No debemos llevar a un bebé a la playa de 12 horas a 17 horas aproximadamente, ya que son las horas centrales del día donde mayores temperaturas se registran. Podemos exponer a nuestro hijo o hija a una insolación o deshidratación en cuestión de minutos.

Protección solar

Nunca debemos exponer a nuestro bebé a la luz solar directamente. Debemos buscar sombras y usar parasoles, ropa y protecciones solares para evitar que su piel se queme. Podemos usar gorros, bañadores integrales con protección solar y camisetas.

Hidratación y alimentación

Ofrecerle agua, pecho o leche de fórmula frecuentemente para mantener su hidratación. Si ya ha comenzado la alimentación complementaria, podemos darle también fruta fresca o cualquier snack saludable. En este artículo hablamos sobre la fruta que puede comer un bebé de 6 meses y cómo ofrecérsela.

Chalecos salvavidas

Son un elemento de seguridad recomendado durante el baño, aunque bajo ninguna circunstancia debemos separarnos de ellos por llevarlo. Debemos extremar las precauciones en este sentido.

Como vemos, son varias las cosas que debemos llevar para nuestro bebé. Vamos a ver un listado de aquellas básicas que pueden hacernos falta.

Ahora que conocemos las recomendaciones y los beneficios que tiene la playa para los bebés, vamos a ver qué cosas nos van a facilitar su estancia y su baño allí:

Flotador antivuelco

Estos flotadores tienen forma cuadrada o rectangular y llevan una especie de braguita incorporada donde el bebé se queda sentado. Van en función de los kilos que pese el bebé.

Pero a pesar de lo que su nombre indica, los flotadores antivuelco no son seguros para los bebés en la playa. El oleaje y la falsa sensación de seguridad que da a los adultos, puede desembocar en un accidente.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social los desaconseja.

Flotadores para bebé

Al igual que los anteriores, ningún tipo de flotador para bebé está aconsejado. Ni los manguitos, ni los flotadores, ni las tortugas a la espalda. Con ellos, se incrementan las probabilidades de ahogamiento ya que los adultos podemos confiarnos más y sufrir algún percance. Solo hacen falta unos segundos para que un niño o niña se ahogue.

Chaleco salvavidas

Es el sistema anti-ahogo más recomendado. Al ir sujeto al cuerpo y envolver el tronco por completo, evita que la cabeza se sumerja en el agua en cualquier posición, por lo que es seguro. Aun así, en ningún momento debemos perder de vista al bebé y mucho menos soltarle. Siempre deben estar en contacto con el adulto que debe sostener y sujetar.

Toalla o poncho

Los ponchos son un elemento estrella para los bebés. Cubren su cuerpo y su cabeza dejando libertad de movimientos, por lo que es un producto ideal para secarles. También podemos hacer uso de las toallas y llevar un par de ellas por si una está muy mojada.

Esterilla

Es recomendable usar una toalla o esterilla en el suelo, para poder tumbar o sentar al bebé para descansar o comer. La diferencia es que la esterilla “repele” mejor la arena y se mantendrá limpia por más tiempo.

Hamaca

Si tu bebé aún no se mantiene sentado por sí mismo, puedes llevar una hamaca para que se eche la siesta o descanse.

Parasol

Es uno de los elementos esenciales para proteger al bebé del sol. Hay algunos que incluso llevar protección solar añadida y evitarán que expongamos al bebé directamente a los rayos UVA.

Tienda de campaña

Otra opción para proteger al bebé del sol es una tienda de campaña. Con esto también se evitará el viento (que también puede afectar a su piel) y, además, no permitirá la entrada de arena. Incluso puedes meter la hamaca dentro para que descanse sin problemas.

Crema solar

La crema solar es un producto indispensable en la playa y más para los bebés.

Puede aplicarse a partir de los 6 meses de vida, que además es la edad recomendada para empezar a llevarles un ratito allí.

La mejor crema para el sol que puedes usar es un protector solar mineral con filtros físicos, que tienen menos toxicidad que los que contienen filtros químicos. Es decir, cuanto más natural sea, mejor.

Además de estas cosas y dependiendo de la edad de nuestro bebé, debemos llevar agua, leche de fórmula, fruta, etc., para asegurarnos de que está hidratado y alimentado en todo momento. Siguiendo estas recomendaciones y teniendo las precauciones necesarias con el sol y el agua, principalmente, pasaréis un día estupendo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bebé en la playa: edad, cuidados y consejos , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Actividades con bebés.

Bibliografía

  • Galán Bertrand, L. (2017). Protección solar ¿Qué debo saber? ¿Los bebés pueden ir a la playa?
  • Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (2019).

    El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recomienda algunas medidas para prevenir ahogamientos y lesiones graves en medios acuáticos.

  • Ciencia y cosmética. (2016).

    Filtros físicos: nanopartículas en cremas solares ¿tóxicas?

Источник: https://www.parabebes.com/bebe-en-la-playa-edad-cuidados-y-consejos-4770.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: